El Cielo y el Infierno Testimonios
cielovisita.com

Yong Doo Kim 3

Baptized by Blazing Fire 3BAUTIZADO POR FUEGO ARDIENTE

 

 

LIBRO # 3

Por

Pastor Yong-Doo Kim

 

Este libro #3 fue traducido recientemente del Coreano y ha sido revisado una vez, pero no está todavía abreviado, o ilustrado.

 

 

CAPITULO 1:

Caminando a través de las 12 puertas de perlas

 

===  Febrero 9,2005 (Miércoles) ==

 “Logrando bendiciones en el Nuevo Año”

 

Sermón de las escrituras: “Así ha dicho el Señor, que hizo la tierra, el Señor que la formó para afirmarla; el Señor es su nombre: Clama a mí y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces.” (Jeremías 33:2-3).

 

1. DIOS y nuestra relación

Cuando DIOS habla, Su palabra tiene un frente y un revés. Justo como está la palma y la parte de atrás de la mano y lo mismo que la cara y el sello de una moneda, así hay dobles significados en Su palabra. Aquellos quienes reciben la palabra del Señor con fe recibirán la promesa de salvación y serán bendecidos con la vida eterna. Pero, si usted está lleno de incredulidad y lo desobedece a Él, usted afrontará muchos períodos de prueba y tribulaciones. Justo como los israelitas que a menudo se olvidaban acerca de DIOS, y cuando ellos rechazaron Su invitación de ser la nación escogida, sufrieron muchas guerras y fueron tomados como prisioneros de sus enemigos. Sus vidas estuvieron llenas de miseria y experimentaron muchos sufrimientos devastadores. Por lo tanto, los creyentes deben de estar seguros que su relación está totalmente unida con DIOS específicamente durante los tiempos de sufrimiento y adversidad. También, en nuestro caminar con Cristo debemos ser devotos con todos nuestros corazones, con seguridad y con una actitud positiva para traer gozo a nuestro Señor. Nuestro DIOS el Padre nunca supervisa regañando los defectos de sus hijos. Como si se jugara con un trompo girando, entre más uno cuidadosamente lanza el trompo, este gira correctamente y se balancea. De tal forma, es imperativo para nosotros saber si la relación con Dios es de salvación y vida eterna o de maldición y juicio.

 

2. DIOS realiza y completa Su trabajo

DIOS es un planificador y diseñador de un plan divino. Él está preocupado acerca de nosotros, la humanidad, y está constantemente pensando y trabajando por nuestro bienestar. Por lo tanto, la Biblia describe a nuestro DIOS como un alfarero quien fabrica varias vasijas a partir de la arcilla. (Isaías 45:9).

Antes de crear una vasija de barro, un alfarero planea por adelantado y moldea la arcilla con sus manos desnudas y un alfarero nunca hace nada sin prepararlo. Un alfarero es profundamente dedicado y se concentra sobre el proyecto hasta que éste es perfectamente completado. Luego cuando el proyecto se convierte en una obra maestra, todos se llenan de admiración y deleite.

“Yo que formo la luz, y creo las tinieblas, que hago la paz y creo la adversidad. Yo el Señor soy el que hago todo esto”. (Isaías 45:7).

Usted y yo somos las preciosas obras maestras que DIOS ha creado personalmente. Las diversas apariencias de nuestros rostros y personalidades son todas diferentes y somos enviados dentro de este mundo siendo totalmente únicos. Nadie puede atreverse a imitar tal creación y somos las más preciadas almas en este mundo. Consecuentemente, es erróneo subestimarnos a sí mismos, pero también es un error levantarnos a sí mismos por encima de nuestro creador, y convertirnos en arrogantes. Debemos siempre dar gracias y la gloria a el Señor.

 

3. Clama a Dios y Ora

Podemos decir que uno de los aspectos más importantes de la vida humana es el intercambio de palabras entre las personas. Comunicación es un paso importante en la compresión de los pensamientos internos de otros. DIOS dijo que si queremos conocer Sus pensamientos, Él nos apremia a abrir nuestras bocas, clamar y orar. Entonces Él promete compartir el secreto que nadie más sabe. El nuevo y antiguo testamento están llenos con los clamores de personas y oraciones, al igual que las respuestas de DIOS a aquellas sinceras oraciones. Sin importar si es un grupo, una familia, o individualmente, cuando oramos con fuerza y clamamos a DIOS, siempre recibiremos las respuestas propias al asunto, al alcance de la mano. DIOS toma la oportunidad para intervenir personalmente cuando clamamos fervientemente a Él. La Biblia declara que cuando clamamos a DIOS, Él dirá “Aquí estoy” (Isaías 58:9) y el Señor nunca está lejos, pero está siempre cerca.

Jeremías, como profeta, pasó toda su vida clamando a DIOS y su gente y su nación. Pero, si no hubiera sido Jeremías quien oraba a DIOS, DIOS hubiera escogido a alguien más para ocupar el lugar de Jeremías.

Cuando estudiamos los profetas y sus obras en la Biblia, vemos que sus vidas fueron vividas exclusivamente como siervos de DIOS.

DIOS está siempre buscando personas que encajen apropiadamente en el marco de tiempo en el cual vivimos. Cuando Él encuentra el siervo adecuado, Él le dará el poder, y el Espíritu Santo verterá el aceite de unción a la persona poderosamente. La forma en la cual cada uno es usado depende del tamaño de su copa espiritual, pero debemos de estar agradecidos de que somos llamados por DIOS para ser usados; por lo tanto, debemos de ser fieles devotos nosotros mismos a este llamado.

En esta vida podemos ser usados por DIOS por un momento corto o nuestras vidas pueden ser usadas completamente hasta la muerte. Teniendo eso en consideración, si queremos ser usados por un largo período de tiempo debemos de vivir de acuerdo a su plan sin cambiarlo. “Pero en una gran casa no hay solamente vasijas de oro y plata, pero también de madera y barro; algunas para los usos más nobles y otras para los usos más bajos. Si un hombre por lo tanto se purifica así mismo, él deberá ser una vasija de honor, santificada, y útil para el uso del maestro y preparado para toda obra buena.” (“2 Timoteo 2:20-21).

 

4. Yo revelaré Mis secretos

“En verdad, nada hace el Señor omnipotente sin antes revelar sus designios a sus siervos los profetas. Ruge el león; ¿quién no temblará de miedo? Habla el Señor omnipotente; ¿quien no profetizará?” (Amos 3:7-8)

Nuestro DIOS el Padre revela Sus secretos a aquellos quienes diligentemente buscan y tocan a la puerta. El secreto de DIOS puede ser tomado por aquellos quienes fielmente y apasionadamente lo buscan, lo cual agita nuestra curiosidad y al mismo tiempo nos motiva. Con la fe, junto con la palabra, la oración y el deseo diligente de estar en la presencia de el Señor, es como a usted se revela el secreto.

Esta verdad ciertamente muestra una enorme gracia por parte de nuestro Señor. Pueden haber muchas interpretaciones de lo que significa revelar los secretos, pero desviándose del significado original, también hay que “pasar el test a través de una profunda, y afligida oración,” interpretando el misterio, que “este será revelado con mucha información,” y esto es lo que significa.

Actualmente, el Señor me mostró muchos sucesos que todavía están ocurriendo. “Y el SEÑOR le respondió: Voy a darte pruebas de mi bondad y te daré a conocer mi nombre. Y verás que tengo clemencia de quien quiero tenerla, y soy compasivo con quien quiero serlo.” (Éxodo 33:19).

 

DIOS el Padre no nos da simplemente el enorme volumen de secretos espirituales, sino que a través de diversas pruebas tanto pequeñas como grandes, ellos nos son revelados. La inspección del Señor acerca de nuestra buena disposición es experimentada cada día en nuestra vida espiritual al igual que en nuestra vida física. Sin embargo, lo que es más doloroso y difícil es el hecho de que DIOS no nos da advertencias por adelantado y no tenemos una pista en absoluto acerca de cuándo, dónde, y con qué métodos el test progresará. Esto es por lo cuál no podemos ser libres de la tensión y debemos siempre de orar sin cesar.  “Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el reino de los cielos sufre violencia, y los violentos lo arrebatan.” (Mateo 11:12).

DIOS está buscando por almas quienes se acerquen al reino de los cielos, y revelen los secretos espirituales. Luego en el final de los tiempos, Él los usará como sus trabajadores para la recolección de la cosecha de los frutos. Para éste trabajo debemos resistir hasta la aprobación del Señor sobre nuestra buena disposición y buscar más profundo y orar a través de continua, incontable, humilde y poderosa fe.

La forma en que DIOS está actualmente tratando con nuestra iglesia es excepcionalmente poco común comparado con otras iglesias. La razón es porque esto tiene que ver con lo que tomará lugar en el final de los tiempos; habrán consideraciones que se afirmen fuertemente y habrá aquellos quienes permanecerán inciertos. Cuando miramos hacia atrás en nuestra nación a las experiencias traumáticas del pasado, es más probable que la mayoría de las opiniones serán negativas. Esta es la razón por la cual el sujeto es manejado cautelosamente y seriamente.

Hoy en día, estamos ciegos espiritualmente y entre más avanzamos, más incierto el mundo se vuelve. Esta es la razón por la cual el Señor nos bautiza con el Espíritu Santo y fuego -- revelando el poder del Señor para salvar las almas perdidas. “Yo a la verdad os bautizo en agua para arrepentimiento; pero el que viene tras mí, cuyo calzado yo no soy digno de llevar, es más poderoso que yo, él los bautizará en Espíritu Santo y fuego.” (Mateo 3:11).

Estamos experimentando el bautismo de fuego del Santo Espíritu en bases diarias. No importa en el lugar en el que nos encontremos, el poder del Señor está sobre nosotros cuando dos o más de nosotros se reúnen. “Y esta es la confianza que tenemos en él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye” ( 1ra. De Juan 5:14), y esta es Su promesa. Estamos seguros de que podemos ser renovados diariamente a través de la oración. ¡Aleluya!.

 

* Acerca de los Angeles Guardianes

En la Biblia no hay mención sobre ángeles “guardianes”. En lugar de ello,  el apóstol Pedro menciona brevemente en Hechos 12:15  como un ángel. El concepto de los ángeles guardianes a menudo despierta nuestra curiosidad en la Biblia. “Lo cual también hablamos, no con palabras enseñadas por sabiduría humana, sino con las que enseña el Espíritu, acomodando lo espiritual a lo espiritual.” (1ra. de Corintios 2:13)

Aquellos de nosotros quienes somos Cristianos nos gustaría saber si los ángeles guardianes realmente existen. Generalmente, aquellos con el don espiritual de discernimiento quienes han pisado en el reino espiritual conocen la verdad, y nosotros estamos compartiendo la experiencia verdadera con el mundo. Los eventos espirituales pueden ser distinguidos solamente espiritualmente, y Jesús ordenó que informemos a los Cristianos desprevenidos con certeza y con un registro exacto de lo que fue revelado.

 

 

Kim, Joo-Eun: * Kim, Joo-Eun conoce el  ángel guardián

Una semana después de Año Nuevo fui a la casa de mis abuelos maternos. Mi abuelo y mi abuela me saludaron gozosamente. Mi pastor y padre dijo, “Joo-Eun, ahora mismo tu abuelito y abuelita recitarán la oración del pecador arrepentido, entonces observa cuidadosamente con tus ojos espirituales,” y luego él comenzó a prepararse para la oración. Mi padre le pidió a mis abuelos arrodillarse y repetir la oración después de él. Ambos repitieron, “Nuestro Padre Celestial, yo soy un pecador. Yo no te conocía y vivía hasta ahora adorando un ídolo. Por favor perdóname de mis pecados! A partir de ahora aceptaré y adoraré a tu hijo Jesucristo como mi salvador,” y cuando ellos oraron, DIOS envió dos ángeles para descender desde el cielo quienes tomaron sus lugares al lado de mis abuelos. Los dos ángeles fueron los ángeles guardianes de mis abuelos quienes los protegerán a ellos hasta el final.

Tan pronto como los ángeles descendieron desde el cielo, ellos respetuosamente inclinaron sus cabezas ante Jesús, y levantando una mano ellos mostraron lo que parecía como un gesto de tomar un juramento. Esta escena se veía como un acto heroico y a la vez humilde. Jesús habló a ellos con su gloriosa y majestuosa voz. “Ustedes han sido confiados con el deber de proteger el hermano Kang, Soo-Yong, y la hermana, Haam, Oak-Boon hasta que ellos departan de éste mundo. ¿Comprenden?” Tan pronto como la orden fue dada, los ángeles inclinaron sus cabezas y se arrodillaron ligeramente y respetuosamente respondieron, “¡Sí, mi santo Señor! Haremos conforme a lo que has dicho.”

Pero lo que fue peculiar fue que tan pronto ellos respondieron, las alas de los ángeles desaparecieron, entonces no pude hacer más que preguntarle a Jesús respecto a esto. “¡Jesús! Cuando los ángeles vinieron del cielo ellos tenían alas, pero ¿por qué sus alas desaparecieron repentinamente?”

Jesús explicó, “Mi querida Sésamo, ¿no tienes tú una mente muy curiosa? Las alas de los ángeles no desaparecieron.”

*Las alas de los ángeles y sus plumas

Las alas de los ángeles guardianes y sus plumas tienen una conexión cercana a la fe del creyente. Cuando el creyente vive devotamente y fielmente para mí, las alas de los ángeles comenzarán a crecer y más tarde estas se convertirán en unas alas grandes. También, las plumas sobre las alas crecerán hermosamente.” “¡Oh ya veo, Señor! Gracias por explicarme eso.” Cuando mostré mi gratitud hacia Jesús, Él sonrió y estuvo muy complacido.

Jesús me dijo que en el cielo las abuelas paterna y materna de mi madre estaban con nosotros hoy celebrando que mis abuelos maternos habían aceptado la salvación, y el Señor prometió llevarlas a ellas, las abuelas de mi madre al servicio de la Iglesia del Señor.

Cuando transmití esta información al pastor, él emocionado dijo, “¡Joo-Eun! Eso es un suceso delicado, debemos de ser cautelosos al hablar acerca de ello. Esto puede traer enorme criticismo en contra por parte de muchas iglesias alrededor de nuestra nación.” Tan pronto como el pastor terminó sus pensamientos, Jesús, quien estaba parado junto a mí dijo, “¿Hay algo que Yo no pueda hacer? ¡Pastor Kim, no te preocupes hasta enfermarte! He invitado a varias almas desde el Cielo para que se unan al servicio en la Iglesia del Señor, y esto es hecho porque su servicio está enfocado en mí y es espiritualmente vivo. En el futuro cercano planeo tomar varios de mis bien conocidos siervos de la Biblia para que sean testigos personalmente de el sermón en la Iglesia del Señor, y aquellos miembros con el don de vista espiritual verán claramente y tendrán conversaciones con ellos.”

 

Llena con sobrecogedora emoción, miré fijamente a Jesús gritando, “¡Guau! ¡Jesús! ¿Eso significa que nuestros antepasados padres de fe, Abraham, Moisés y Elías estarán atendiendo nuestro servicio de la iglesia?” Jesús respondió, “¡Sí, sí. Por supuesto, sí! Ahora mismo todos ellos están esperando visitar la Iglesia del Señor.”

Tan pronto como llegué a casa compartí esto con mi hermano, Joseph, y él inmediatamente respondió, “¡Guau! Entonces me gustaría conocer y hablar con las hijas de Job primero.” Cuando escuché eso me puse celosa. Jesús una vez más me dio Su palabra de recordarle a mi padre de registrar exactamente lo que pasó hoy.

*El proceso de recibir a Jesús

“Que si confesares con tu boca de que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación.” (Romanos 10:9-10).                                                                                                                                                                             

Jesús explicó, “¡Sésamo! Para que alguien pueda ser salvo, ellos deben de creer y recibirme sinceramente muy profundo dentro de sus corazones, pero lo más importante, es crucial tener un corazón y una mente sincera. Muchos de los que me han recibido terminan en el infierno, porque durante la oración de confesión ellos simplemente recitan la oración sin sinceridad!”. Jesús también dijo, “Muchos profesan que ellos me han aceptado y proclamado dentro de sus corazones, y con sus bocas creen que ellos son salvos, ya que han creído en mí por un largo tiempo, pero, no es la longitud de tiempo lo que determina la salvación. Es el proceso de dar frutos en tu carácter lo que te conduce cerca a lograr la salvación. Muchos creen ciegamente la incorrecta enseñanza de que simplemente recitando con sus bocas garantizará su salvación -- y están bajo la ilusión de que ellos irán al Cielo. La salvación debería de ser realizada a través de temer y temblar y cada individuo debe crecer en fe sincera.” Jesús está desconsolado y frustrado de que muchas almas terminan en el infierno porque ellas creen erróneamente.

Le pregunté a Jesús, “¡Jesús! ¿Qué hago? ¿Puedo recibir la salvación?” y Jesús lleno de gracia, respondió, “Sí, por supuesto. ¿Por qué no recibiría mi Sésamo la salvación? Pero, tú también debes de obedecer diligentemente y vivir fielmente. ¿Comprendes?” Yo hice una promesa y dije “Sí, Señor! Viviré como tú digas.”

“Por lo tanto, amados míos, como siempre habéis obedecido, no como en mi presencia solamente, sino mucho más ahora en mi ausencia, ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor” (Filipenses 2:12).

“Obteniendo el fin de vuestra fe, que es la salvación de vuestras almas.”(1 Pedro 1:9)

 

Kim, Joseph: Joseph finalmente  se enfrenta a la Demonio mujer

Estaba concentrado implorando al Señor por el don de vista espiritual y estaba en fuego orando en lenguas cuando aproximadamente a 3 pies enfrente de mí había una persona que llevaba puesto un traje blanco sentada de espaldas hacia mí. Mientras estaba orando pensé, “¿Quién es ésta persona sentada con su espalda hacia mí?” no se veía como si la persona fuera un hombre porque el cabello liso largo estaba amarrado hacia  abajo, y estaba temblando un poco. Me dio mucha curiosidad y mi miedo comenzó a crecer también.

Yo estaba seguro de que era un demonio, pero sin moverse, este  se sentó con su espalda hacia mí. Mi miedo se hizo aún más grande. Repentinamente, en ese momento con un grito, “ Ahhhh!” la cabeza del demonio giró hacia atrás mirándome, y yo estaba seguro de que mi corazón pararía de latir. La mujer demonio retorció su cabeza con su ancha boca abierta al tiempo que sangre brotaba profusamente desde los protuberantes colmillos en la parte de arriba y debajo de su boca. El borde de los ojos de la demonio sangraban al estrecharse sus ojos y me miraba fijamente, hablando, “¡Te enviaré al infierno!” Cuando escuché esto estuve aterrorizado y no sabía que hacer, entonces comencé a orar para pelear de vuelta. “¡Ey, inmundo demonio! ¡En el nombre de Jesús apártate de mí!” Pero el demonio no se retiraba tan fácilmente. En su lugar, ella me atacaba con su filosas uñas para arañarme. A menudo memorizaba versos de la Biblia para estar preparado para los ataques de los demonios, entonces grité, “Sométanse ustedes por lo tanto a Dios. Resistan al diablo, y él huirá de ustedes” (Santiago 4:7).

Aún con esto, la mujer demonio no huyó porque era de un tipo de demonios muy malévolo. Comencé a recitar en voz alta Mateo 16:17 lleno de autoridad. “Y estas señales deberán seguir aquellos que creen, en Mí nombre echarán fuera demonios y hablarán nuevas lenguas.” En ese momento la demonio huyó de mí por primera vez. Continué orando después de este incidente cuando incontables mujeres demonios continuamente  se acercaron a mí una vez más.  Hasta ahora, antes de mi don de vista espiritual, a menudo lloraba y me preocupaba de que nunca recibiría el don. Cuando escuché por primera vez que tan rápido la hermana Baek, Bong-Nyo, Haak-Sung y Joo-Eun habían recibido su don de vista espiritual y acerca de sus batallas con los demonios, yo nunca soñé que experimentaría eso por mí mismo. De la misma forma en que podemos ver con nuestros ojos y hablar, los demonios estaban claros y ciertamente visibles a nuestros ojos. Podemos percibirlos a ellos con todos nuestros sentidos. Demonios sin ojos y algunas veces solo los globos oculares giraban hacia mí, al igual que demonios azules con ojos como de gato, y muchas mujeres demonios continuaron atacándome, pero excavé cada uno de sus ojos sacándolos y tirándolos lejos de mí. Luego repentinamente estuvo en silencio y no podía ver nada, entonces continué orando en lenguas. Un gigantesco jabalí salvaje con afilados colmillos a ambos lados envistió hacia mí, graznando con gran volumen, “¡honk!”. Al pegarme el caliente vapor que salía de la nariz y la boca del jabalí, el desagradable hedor me hizo dar nauseas. Sin ninguna advertencia, cuando estaba totalmente desprevenido, el jabalí trató de embestirme por atrás, entonces Haak-Sung quien estaba orando a mi lado gritó, “Joseph, cuidado- ese es peligroso! Protégete y muévete!” y  con esa advertencia, él lo confrontó y se paró cara a cara con el jabalí. El hermano Haak-Sung tomó el jabalí por el cuello y lo doblegó al suelo, luego el jabalí chilló “¡honk!” y desapareció. Dejé escapar un suspiro, “¡Uy!” para aliviar mi tensión y comencé a orar en lenguas continuamente. Esta vez observé una gran roca; estaba intensamente oscuro en todo lugar. Comencé a ver algo que parecían como lobos, y uno por uno aullaban, llorando “¡Auuuu! ¡Auuuu! ¡Auuuu!” Se me puso la piel de gallina otra vez. Al mismo tiempo, sin darme cuenta, una anaconda se deslizaba a mi lado y comenzó a enrollarse y a sofocarme -- lo cual pasó literalmente en un parpadear de ojos.

Cuando se me hizo difícil  respirar, en ese momento pensé que solo sería cuestión de tiempo antes de que muriera, entonces pateé y batallé, pero no me quedaba energía para gritar. No obstante, junté todas mis fuerzas: “¡Señor, Señor! ¡Fortaléceme! Dame la fortaleza” e inmediatamente estuve lleno con poderosa fortaleza. Agarré de anaconda con mis manos y la avente lejos. Finalmente, después de vencer los ataques de los demonios, sentí como si mi oración repentinamente ganó alas y voló a una velocidad increíble hacia el cielo. Sentí aquello muy claramente. La atmósfera rodeando la Tierra estaba ligeramente amarillo enrojecida y era muy hermosa.

 

Kim, Joo-Eun:* El demonio del jabalí salvaje

El demonio del jabalí salvaje que apareció violentamente ante mi hermano, Joseph, comenzó a arremeter hacia mí y éste mostraba un color gris cenizo. Estaba tan aterrorizada que abrí mis ojos y el jabalí desapareció. Cerré mis ojos de nuevo y continué orando. Allí frente a mí había un bosque profundo y estaba caminando sola. Luego el jabalí que acababa de ver poco tiempo atrás, reapareció repentinamente, arremetiendo contra mí con total velocidad, tratando de colisionar dentro de mí. Corrí frenéticamente alejándome del jabalí salvaje que estaba persiguiéndome sin cesar, cuando vi adelante un amplio camino, y allí vi a Jesús parado.

Grité a Él, “´¡Jesús, Jesús! Por  favor sálvame. ¡El jabalí salvaje me está atacando!” y corrí hacia los brazos del Señor. El Señor me confortó y dijo “Mi muy querida Joo-Eun, no te preocupes.” Jesús entonces agarró el jabalí salvaje embestidor, arrancó toda su piel, lo golpeó y el jabalí lloraba en dolor. Jesús luego lanzó el jabalí salvaje lejos de mí.

 

*Mi casa en el Cielo

Yo dije, “¡Mi muy amado Jesús! Quiero ver mi casa en el Cielo. Me gustaría verla. Por favor déjame verla solo una vez!” y le supliqué al Señor. En ese  instante, un escenario diferente  se desplegó ante mis ojos a una vista increíble donde mucha luz irradiaba, de tal forma que no podía mantener mis ojos abiertos. La gran casa a la distancia estaba revestida en varias tonalidades de rosado brillante. Pensé para mí, “me gusta el color rosado, también…¡guau! No se quien sea el dueño de esta casa, pero estoy muy envidiosa, tan envidiosa.” Jesús tomó mi mano y me guió más cerca a la casa y dijo que debería de conocer de quien era esa casa, entonces despreocupadamente lo seguí a Él. Estuve tan feliz que pensé que me iba a desmayar. Esa casa no era otra que mi propia casa, y había un letrero en un lado que decía “La Casa de Sésamo” -- mi sobrenombre. Desde la distancia, la casa se veía rosada, pero cuando tuve una mirada más de cerca eran en realidad muchos colores diferentes mezclados en la brillantez. Mi casa en el cielo era tan magnifica, grande y alta, que cuando me paré en la puerta de enfrente me sentí como una partícula de polvo. El ancho era significativamente amplio también. Jesús ya sabía que mi color favorito era el rosado y en consecuencia había preparado mi casa con color rosado brillante. En la entrada de mi casa estaban parados dos ángeles llevando espadas, y cuando me vieron, ellos respetuosamente  se inclinaron diciendo, “¡Bienvenida, hermana Joo-Eun!” No entré en la casa pero disfruté solamente el exterior.

Habían muchas gemas preciosas y diamantes que nunca antes había visto, estaban incrustadas en la puerta y en las paredes, y cuando la luz brillaba sobre ellas, no podía  pensar coherentemente. Algunas áreas de la casa estaban modeladas como bloques de lego, y entre más alta se hacía la casa, florecía como una mañana de gloria. No se por qué, pero tal vez era por lo que era mi casa que todas las demás se veían más pequeñas que la mía.

Le agradecía a Jesús una y otra vez. “Jesús, mi amado Jesús! Muchísimas gracias. Esto es magnifico y hermoso!” Luego Jesús respondió, “Con mucho gusto, Joo-Eun! La próxima vez te llevaré dentro de tu casa, así que ora diligentemente.” También, Jesús prometió que la próxima vez cuando yo haga algo con fe, cualquier cosa que sea, Él construirá mi casa más grande y más alta.

 

Lee, Haak-Sung: * Una oración que remonta vuelo más alto hacia el Cielo

Mientras estaba orando, Jesús vino a mí y Él pasó entre todas las personas que oraban, y sonreía, mientras susurraba bajo Su respiración. “Quiero ver especialmente aquellas oraciones que volaran más alto hacia el Cielo, así que veamos,” y tan pronto como Él dijo esto, cada uno de nosotros simultáneamente comenzó a orar, tratando de ser lleno con el fuego ardiente del Santo Espíritu. Sentí como si estuviéramos disparando una pistola de oraciones.

Jesús dijo en voz alta, “Veamos. Eso está bien, correcto! Como era esperado, ¡el Pastor Kim lo está haciendo muy bien! Sí, sí, lo estás haciendo grandioso. Habla más fuerte, más fuego, mucho más ferviente! Oh si, lo estás haciendo grandioso. Asombroso… Hermana Kang, Hyun-Ja, ¿y está mi futura novia de bodas también orando en voz fuerte? Si, eso es!” Luego Jesús se concentró en escuchar a Joseph, Joo-Eun, a mi, a Yoo-Kyung, a mi madre, y a la diacona Shin. Jesús se paseaba de adelante hacia atrás entre nosotros para examinar que tan alto nuestras oraciones estaban viajando. Yo pude ver visualmente que nuestras oraciones estaban como en una carrera y de la forma en la que las ejecutamos era intensamente mostrada como barras sobre una gráfica.

 

===== Febrero 10, 2005 (Jueves) =====

Sección del Sermón: “Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe como está escrito: Mas el justo por la fe vivirá. (Romanos 1:17).

 

Kim, Joo-Eun: *Joo-Eun ve la entrada del infierno

Estaba orando en voz alta cuando el resplandor, luminiscente de Jesús se estaba acercando hacia mí.  Jesús tomó mi mano y dijo, “¡Mi Sésamo! Tienes que venir conmigo, sígueme.” Yo contesté, “Sí, Jesús.” Tan pronto como me aferré a la mano del Señor, estaba viajando a lo largo de un oscuro y largo túnel, y percibí inmediatamente que estaba en el infierno.

Como era usual, el camino en el infierno era siempre oscuro y me daban escalofríos. Caminamos por un rato y cuando caminamos, hacia el lado izquierdo del camino vi claramente una gran flecha ante mí. Al principio, me pareció que la flecha estaba simplemente apuntando hacia cierta dirección, pero pronto me dí cuenta de que no había otro camino para seguir aparte de la dirección que la flecha estaba apuntando. Cuando nos adentramos más profundo, un letrero limpio decía, “La Entrada al Infierno” atrajo mi mirada y en ese momento mi cuerpo comenzó a encogerse hacia atrás. El Señor rápidamente leyó mi mente y dijo, “Joo-Eun, no te preocupes. Yo te protegeré.” Y Él me tranquilizó.

Entrando aún más allá en el infierno, el camino era rojo brillante, y yo no podía soportar el calor ardiente. Me parecía que todo estaba hecho caliente por el tremendo calor. Soporté esto lo más que pude, pero me fui poniendo mucho más asustada y aterrorizada, entonces clamé, “¡Jesús, Jesús! Está muy caliente y tengo miedo.” El Señor me confortó recordándome que no me asustara.

Finalmente, cuando la puerta del infierno se abrió con el llameante calor, los gritos de incontables personas podían ser escuchados todos a la vez. Muchos caminos estrechos se ensanchaban, divididos y conectados con muchos otros caminos,  y sobre ambos lados del camino había abismos sin fondo. Las llamas pequeñas y grandes de fuego estaban vivas y subían a ambos lados del abismo. Sobre la izquierda habían gigantescos sartenes de freír con agarraderas a ambos lados. Había visto mucha gente ser cocinada viva antes en los sartenes, pero había una enorme diferencia en tamaño con los que había visto anteriormente. El sartén era diez veces más grande que mi campo atlético de enseñanza primaria.

El sartén estaba lleno con cuerpos desnudos y había mucho humo. Los demonios empezaron a derramar una sustancia aceitosa sobre los cuerpos los cuales comenzaron a gritar y a correr frenéticamente tratando de evitar la grasa. Debajo de sus pies el sartén se hizo rojo vivo por el fuego, y desde abajo los demonios los golpeaban y les derramaban aceite por todo lado. La gente  se veía como si estuviera vestida de harapos, pero era su carne pelándose mientras ellos rechinaban sus dientes. También, sobre el otro lado, había una montaña sobre una pared y cada una de las paredes estaba cubierta de incontables agujeros. Estos agujeros estaban conectados hacia la parte de abajo del infierno. Y dentro de los huecos oscuros habían sonidos de muchas personas gritando continuamente. El hedor era horrible entonces dije, “¡Jesús! Me siento enferma de mi estómago, y esto es insoportable,” entonces el Señor respondió, “¡Por supuesto, Joo-Eun! Me aseguraré de que no puedas oler nada.” Él entonces tocó mi nariz, permitiéndome solo ver y sentir las cosas a mi alrededor.

A un lado del sartén hirviendo, pude ver muchos demonios diferentes rodeándolo. Habían demonios que se asemejaban a una mujer mayor, de cabello corto, canosa, varias especies de serpientes, y demonios con cabezas de animales, aquellos con alas de murciélagos que estaban volando alrededor, al igual que otros incontables demonios. Cada uno de estos demonios llevaba consigo una arma letal.

Habían también mucho demonios que lucían muy extraños y sujetaban una hoja de cuchillo muy larga. Cuando las personas que están en terrible dolor muestran resistencia mediante gritos o intentando escalar, estos demonios tienen el trabajo de repetidamente acuchillar a la gente con la navaja, desquebrajando sus cuerpos, y arrojándolos en el fuego.

 

* Brochetas humanas en el infierno asemejándose a Brochetas de pollo

Jesús me guió hacia otro lugar donde casi me desmayo por lo que presencié. En mi camino a casa desde la escuela a menudo disfrutaba comprando brochetas, huevos cocinados de codorniz y broquetas de pollo para comer en la tienda. Pero, cuando vi una imagen que se asemejaba con estas broquetas de pollo en el infierno, estuve temblando con miedo sobrecogedor. Fue una visión tan aterrorizante y escalofriante que no me dí cuenta que Jesús estaba parado a mi lado.

Un hombre, luego una mujer, luego otro hombre y en esa forma ordenada ellos fueron apilados, y no se desparramaban ni siquiera un poco, tal vez porque los demonios gigantes estaban agarrándolos a ellos desde un costado. Todas las personas estaban desnudas y fueron amontonadas hacia arriba en mucho niveles. Algunas pilas eran de 130 pies de alto aproximadamente, algunas eran de 328 pies de alto, y aún algunas eran de 492 pies de alto. El terror en la gente era tan vívido, y parecía que ellos no tenían forma de resistir lo que estaba pasando. Cuando las pilas humanas ya estaban listas, los demonios tomaban un largo y afilado instrumento semejante a un sacacorchos, el cual era mucho más largo que la pila humana, y la perforaba a través del pecho. Pronto el sacacorchos había penetrado a través del pecho de la última persona en la parte de debajo de la pila humana. En ese momento los agonizantes y simultáneos gritos resonaban como si ellos fueran a desgarrar el firmamento: “¡Ahhhh! Por favor, ¡ayúdenme! Por favor, por favor! Paren!”

Los gigantescos demonios acomodaron a los humanos en su lugar, y tomaron otro largo sacacorchos, y esta vez, perforaron el área baja del abdomen, y luego sujetaron la brocheta humana toda a la vez. La gente continuó llorando, suplicando por misericordia. Algunos otros demonios se acercaron, sonriendo abiertamente, cada uno sujetando un largo instrumento metálico de pinchar carne y comenzaban a ensartar y pinchar la gente. “¡Sálvenme! Por favor, ¡paren de hacer esto! ¡Paren, solo paren! ¡Ustedes malditos demonios!” y la gente lanzaba maldiciones -- pero no había caso. La sangre comenzó a brotar de la gente. Esto se veía parecido cuando mi madre estaba hirviendo papa dulces. Ella usaba un palillo metálico para ensartarlas para ver si estaban completamente cocidas.

Lo que era confuso que aunque la gente batallaba con todo su poder, pateando y gritando, ellos no se caían. Los demonios eran tan gigantescos que casi tocaban el firmamento, y su pelo era ondulado y las cejas y pestañas eran retorcidas como desagradables gusanos. “¡Oh! Esto es horrible.¡ Oh, esto es horrendo!” Involuntariamente expresé mi total disgusto. Los demonios continuaron gritando y riéndose audiblemente, “¡Guau! Esto es grandioso. Es realmente grandioso” y ellos gritaban una y otra vez.

El gran sacacorchos con el cual los demonios pinchaban la pila de personas tenía una gran agarradera para sujetarlo, y los otros demonios venían y levantaban a las personas hacia el fuego ardiente. Luego ellos lo ponían en el fuego llameante y comenzaron a girarlos. En ese momento la gente en el sacacorchos comenzó a gritar aún más fuerte del dolor. “Ahhhh, ¡sálvenme! El dolor me está matando. Ay, esto está muy caliente!”.

Los demonio no tenían cuidado de los agonizantes gritos de las personas y continuaron cocinándolos a ellos vivos en el fuego. Los humanos estaban obteniendo la prueba de ambos del dolor infligido por el sujetador de brochetas al igual que el ser cocinados vivos al mismo tiempo. Le pregunté a Jesús: “¿Cómo pueden ellos sentir estos dolores tan horribles? Estoy tan aterrorizada,” y luego el Señor respondió, “¡Joo-Eun! No importa que tan dolorosos sean los castigos impuestos sobre las personas aquí en el infierno, todos sus sentidos están todavía vivos -- como lo es para la gente viviendo en la Tierra. Escuchemos lo que los demonios están diciendo ahora.”

Los demonios sacaron del fuego los parrillados humanos sobre el sujetador de brochetas y dijeron, “Esto se ve delicioso. ¿ A cuál de estos tontos debería comer primero, en orden o desde la mitad?” Los humanos parrillados no estaban muertos, en lugar de eso estaban chamuscados y todavía vivos pero completamente exhaustos.

Cada demonio tomó un sujetador de brochetas diciendo, “Oh, no importa. ¡Los comeré a ellos en orden!” y luego comenzó a rasgar la carne como carne de barbacoa, ellos  croaban como si estuvieran masticando los cartílagos y huesos. El sonido crocante, cada vez que el demonio masticaba los huesos triturados de las personas, rodaban dentro de la boca del demonio. La gente gritaba en dolor y pronto ellos desaparecieron de la boca del demonio.

La siguiente persona esperando en el sujetador de brochetas, se aterrorizó y empezó a patear y a gritar, pero fue inútil. Todos ellos fueron chamuscados y temblaban violentamente en terror. Uno a uno, yo fui testigo de las personas ser comidas vivas por los demonios, y yo estaba inundada de tristeza y lágrimas corrían bajando sobre mi rostro. “Jesús, ¡Jesús! Siento lástima por aquellas personas. ¿Qué hago? No puedo soportar verlos más,” y yo sollozaba.

Aquellos chamuscados en el fuego y comidos por los demonios comenzaban a regenerar sus carnes y huesos. Luego ellos eran guiados en grupos y algunos individualmente por varios demonios para ser transferidos a otras partes del infierno. Los demonios no les decían a ellos donde iban a ser tomados, pero cuando un sufrimiento terminaba, sin consideración todos ellos eran reacomodados en otro lugar.

La gente gritaba, ¿A dónde nos llevan ahora? Por favor, por favor, déjenos en paz. Tengan misericordia, ¿la tendrán?” y cuando ellos preguntaban, los demonios contestaban, “¡Cállense ustedes tontos! ¿No pueden solo callar sus bocas y seguir?” y ellos comenzaban a acuchillarlos con una hoz azulada y los golpeaban severamente. Fue entonces cuando Jesús me llevó a otro sitio.

* Una enorme pila de herramientas de tortura

¡Jesús! ¿A dónde me estás llevando ahora?” Cuando le pregunté al Señor, Él respondió que me daría cuenta cuando llegara allá y fui llevada una vez más donde el demonio líder, Satanás, estaba. Satanás estaba sentado en su trono. Pero, había algo peculiar, porque en la larga mesa que estaba puesta ante Satanás había incontable cantidades de horribles, afiladas y pavorosas herramientas y armas apiladas sobre la mesa. Luego un interminable desfile de personas vino. Había un masivo número de personas, no tengo idea de la proporción de cuantas personas estaban allí.

En un acercamiento más detallado de las herramientas sobre la mesa, habían muchas herramientas que yo reconocí porque las podemos ver diariamente en la Tierra. Había hoces de color azul brillante, azadones,  hachas, diversas cuchillas de varios tamaños, garfios que eran más largos que un humano, látigos, rastrillos afilados, destornilladores, brocas, taladros, perforadoras, lanzas, armas de fuego, y muchas otras herramientas que pueden ser usadas para golpear y acuchillar.

Los rostros de las personas en la fila se empalidecieron al pensar acerca de lo que aguardaba adelante.

Mientras Jesús y yo estábamos observando al demonio rey, Satanás, que estaba en un gran abismo, Jesús dijo “Vayamos un poco más adelante,” y Él me haló sujetando mi mano. Una parte de mí estaba asustada, pero me sentía segura porque Jesús estaba a mi lado. Antes de que llegáramos donde el rey demonio estaba y sus seguidores alrededor de Satanás, comenzamos a ver muchas almas más de cerca.

*Joo-Eun enfrenta a Satanás otra vez

En el infierno, Satán lanzaba maldiciones a las almas mientras las preparaba para torturarlas. Nuestros ojos se encontraron. Cuando nuestros ojos se encontraron, él me dio la mirada fija espantosa y repentinamente gritó fuertemente.

¡Tú! ¿Por qué estás aquí otra vez? ¡Vete! ¿Por qué, por qué otra vez? Huh, ¿por qué sigues viniendo aquí? ¿estás tratando de extraer mis ojos y rasgar mis alas otra vez como la vez pasada? ¡Ey! No hay alas esta vez. No las hice. ¡Ey tu pequeña cerda! ¡Ey tu hija de perra¡ ¿Por qué estás continuamente molestándome?” Habían malas palabras que no me atrevo a repetir que él continuaba vomitando sobre mí. El rey demonio definitivamente maquinaba profunda rabia hacia mí, pero él estaba a la defensiva contra mí porque él tenía miedo de que yo usara la autoridad de Jesús para tomar represalias.

Satanás no me veía como a una menor de edad; en su lugar él me insultaba sin cesar como cuando los adultos ignorantes e inconscientes entablan una pelea fuera de control. Todo el tiempo él estaba cauteloso de la expresión de Jesús, él empezó a hablar en  contra pero sin maldecir, porque él tenía miedo de Jesús quien estaba parado a mí lado, y él gritó al límite de sus pulmones “¡Ahhhhh, hombre, ahhhh, hombre!” En ese momento Jesús le dio a él una firme y fija mirada, y Satán se puso tímido y colgó su cabeza hacia  abajo, cayéndose hacia adelante, incapaz de hablar, y luego cayó plano sobre su cara.

Yo no quise desaprovechar esta oportunidad y grité de regreso al rey demonio. “¡Ey! ¡Tú maldito, Satanás! ¿Quieres un pedazo de mí? ¡Maldito!” Cuando respondí sin miedo, Jesús estalló en risa en voz alta. Como lo hice antes, quise escalar sobre Satanás y despedazarlo, pero Jesús me persuadió, “¡Joo-Eun! Es suficiente.” Él continuó, “¡Mi querida Sésamo! Si tú continuamente provocas a estos demonios inmundos, ellos se disfrazarán y te atacarán y te causarán gran dolor. Entonces por esta vez deja así.”

Después de esto, el rey demonio continuó escupiendo impensables insultos contra mí, y puedo decir honestamente de que nunca he sido insultada tanto en mi vida. Yo estaba tan furiosa, y para contraatacar comencé a insultarlo a él, pero me di cuenta de que yo no quería llenar mi boca con esa inmundicia entonces paré. Luego le supliqué a Jesús: “¡Jesús! Ese inmundo Satanás está insultándome mucho. Estoy muy enojada y esto me está matando por dentro.” Y justo entonces Jesús ordenó en voz alta, “¿A quién crees que estás insultando ahora mismo? Tú solo eres un espíritu inmundo y te atreves a insultar a mi hija, Joo-Eun?” Ante eso Satanás respondió con voz temblorosa y prometió, “Sí, por supuesto. No haré eso más. Lo siento. Nunca haré eso otra vez.”

Yo estaba tan alborozada que comencé otra ronda de ataques contra Satanás bombardeándolo con abusivas difamaciones. Satanás me miraba fijamente impotentemente, pero la mirada estaba comunicando que él se vengaría más tarde. Él entonces repitió en una voz baja, “Estás muerta. ¡Te tendré más tarde!” Mientras estaba prevenido por las expresiones de Jesús, provoqué a Satanás sacando mi lengua, diciendo, “¿No estás muy enojado? ¡Ja-ja!?” y continué burlándome de él. El demonio estaba a punto de explotar de rabia. Le dije a Jesús, “¡Jesús! Creo que me quiero ir ahora, ¡Porque no quiero ver esa inmunda cara de él!”. Entonces el rey demonio, lleno de ira, ferozmente dijo, “Mierda, ¿Qué dijiste?”

Jesús me dijo, “Joo-Eun, el infierno es donde tú vas a sufrir por toda la eternidad. También, todas las almas en el infierno están aquí porque ellas rehusaron a aceptarme en la Tierra -- y este es un pecado imperdonable. Yo quiero perdonarlos, pero ellos han perdido el derecho a esa oportunidad. Ellos son pecadores, por lo tanto, ellos tienen que soportar y sufrir cualesquiera que sean los castigos por la eternidad. En el infierno algunos castigos son arreglados para un individuo, y para algunos no lo son, pero sin importar, cada uno sufrirá varias calamidades y vivirá eternamente con su maldición.” 

Después de esto Jesús quiso llevarme a otro lugar, entonces yo lo seguí.

*Cuarto con insectos venenosos

Jesús y yo entramos en un cuarto lleno con diferentes insectos rastreros venenosos cuando repentinamente me di cuenta de que estaba atrapada sola. “¡Señor, Señor! ¿Dónde estás?” y no importaba cuanto llamara, el Señor no estaba allí. Ahora comprendo como se sintió la hermana Baek, Bong-Nyo. Este consternarte, desagradable y escalofriante escenario se hizo una realidad con la cual tenía que tratar. Estuve atrapada en un pequeño, oscuro cuarto y el denso, húmedo aire penetraba a través de mi nariz. Momentos después extraños insectos se enjambraron alrededor mío, y estuve inadvertida de donde venían ellos.

Eran bichos que lucían como orugas de pino, larvas, gusanos, ciempiés, y muchas otras especies con las cuales no soy familiar, y ellos comenzaron a escalar sobre mi. Pensé que me iba a desmayar y grité desesperadamente, “¡Que asco! ¿Señor, dónde estás? ¡Ey ustedes desagradables insectos! ¡Fuego del Espíritu Santo! ¡Con el  fuego del Espíritu Santo los quemo a ellos!” y aparté a los insectos de mí.

Acto seguido el fuego del Espíritu Santo vino de mi cuerpo y en un instante incineró a todos los bichos que se arrastraban sobre mi cuerpo.

Pero, los insectos sobre el piso continuaron arrastrándose sobre mi cuerpo. “¡Jesús, Jesús! Por favor sálvame! ¿Dónde estás?” y clamé por Jesús, pero Él todavía no estaba en ningún lugar que pudiera ser visto. “¡Oh, Jesús! ¿Por qué vinimos a este lugar?” Lloré y grité. Finalmente Jesús apareció y tomó mi mano y me guió de regreso a la iglesia.

Jesús me preguntó como me encontraba, y yo contesté que nunca quería regresar a ese cuarto otra vez. Después de mi respuesta, el Señor contestó, “¡Estarás bien! Tú eres una niña con una fuerte fe, por lo tanto, puedes sobreponer cualquier cosa. Te usaré poderosamente.” El Señor prometió tomarme de regreso al infierno más a menudo, porque esta es la mejor forma de despertar el don de vista espiritual y estar seguro del discernimiento y a través de las visitas al infierno, las cosas se harán pronto más claras.

 

==== Febrero 11, 2005 (Viernes) ====

 

Sermón de la Escritura: “ Les he escrito a ustedes, padres, porque han conocido al que es desde el principio. Les he escrito a ustedes jóvenes, porque son fuertes, y la palabra de Dios permanece en ustedes, y han vencido al maligno. No amen al mundo ni nada de lo que hay en él. Si alguien ama al mundo no tiene el amor del Padre. Porque nada de lo que hay en el mundo -los malos deseos del cuerpo, la codicia de los ojos y la arrogancia de la vida -proviene del Padre sino del mundo.” (1 de Juan 2:14-16)

 

*Pastor Kim, Yong-Doo: Un demonio militar entra en la hermana Baek, Bong-Nyo

Durante toda la vigilia de oración, por una fracción de tiempo, la hermana Baek, Bong-Nyo parecía ausente de mente, y en ese momento los demonios entraron en ella como un enjambre de abejas. Después de orar aproximadamente por tres horas, y entregar el sermón, tuve que ser excusado para usar el baño, y cuando regresé, pude ver a los demonios continuar entrando en la hermana Baek, Bong-Nyo. Ella se estaba revolcando en el piso quejándose de severo dolor, y no podía soportar verla así. Reuní al equipo de oración para una oración de emergencia y urgentemente comenzamos a orar como si nuestras vidas dependieran de ello. ¿Por qué? No tenía idea de porque los demonios entraron en la hermana Baek, Bong-Nyo, pero no sabía con certeza las razones. Eso comenzó en la noche. Estábamos desesperadamente echando demonios hasta la mañana siguiente. Aún con mis poderosas capacidades espirituales, junto con mi fortaleza física, estaba gradualmente empezando a fatigarme, y los otros miembros del equipo de oración estaban agotados de energía, y uno a uno comenzaron a colapsar hasta llegar al agotamiento. Como lo había hecho antes, Jesús estuvo parado pero sin decir una palabra y en mucho silencio Él nos observaba. Concerniente a nosotros, estamos constantemente a prisa y urgentemente le pedimos Su ayuda y necesitamos soluciones, pero como Jesús estaba en control, Él se aseguró de que nosotros resistiéramos cada paso desde el comienzo. Cuando observé a través de mis ojos espirituales, fue confirmado de que este era el proceso.

Toda la noche nosotros clamamos y continuó la batalla espiritual de ahuyentar los demonios -- también como ser perseguidos por los demonios. Estuvimos en modo de ataque y retirada, y mientras entablamos batallas defensivas y ofensivas, Jesús estaba siempre en observación, en profundo pensamiento. Jesús estaba midiendo nuestra fe, y Él quería que nosotros mismos hiciéramos el trabajo con fe. Pero cuando alcanzábamos nuestro límite en una situación, Él personalmente  se adentraba e intervenía. Justo como asumí, Jesús estaba probando nuestras limitaciones. Me di cuenta después de que Jesús estaba permitiendo a dos ángeles echar los demonios después de un tiempo predeterminado.

Cuando se enfrentan demonios, que fueron los planes defensivos y ofensivos de batalla que el Pastor Kim y los miembros de la Iglesia del Señor utilizaron, y también, cuando la fortaleza física y espiritual estaban exhaustas, ¿qué pasaría si usted pelea hasta el final, en fe, sin rendirse..? El Señor alberga muy altas expectativas sobre nosotros; por lo tanto, debemos tratar de trabajar duro para llenar suficientemente las altas expectativas del Señor en todo momento.

En una batalla espiritual especialmente, el único plan de ataque y de victoria puede ser obtenido a través de la oración y confiar en Jesús. No hay otro camino. Además, nuestros humanistas, temporales pensamientos de descansar o retirarnos de la estrategia de batalla no pueden entrar en nuestras mentes. Cuando pensamos acerca de esto, nuestros miembros de la familia de la Iglesia del Señor estaban todos envueltos apasionadamente en nuestra oración y parecíamos dementes.

Los demonios malignos que entraron en el cuerpo de la hermana Baek, Bong-Nyo fueron exorcizados a lo largo de toda la noche, y a duras penas los echamos uno a uno. Yo debí de haber gritado, “¡en el nombre de Jesús!” y “¡el fuego del Santo Espíritu!” miles de veces. Las fuerzas demoníacas resistieron hasta el final, aunque ellos estaban ardiendo por el fuego del Espíritu Santo, pero al final solo las cenizas quedaron. Entonces pensé, “ya que están todos incinerados por el fuego y se convirtieron en cenizas, ya esto está terminado,” algo totalmente inesperado e incomprensible pasó. Las cenizas se restauraron de regreso a la vida y se transformaron en un demonio diferente. No tuvimos éxito en extraer las cenizas más allá y con nuestra mira todavía puesta en un nuestro victorioso desenlace, la situación se volvió aún peor.

Esto pasó innumerables veces. Por lo tanto, aunque las fuerzas demoníacas eran incineradas en cenizas por el fuego del Espíritu Santo, nosotros debemos de sacar todas las cenizas completamente para tener certeza. Los sonidos de los demonios al ser expulsados fueron muy similares a los sonidos de la película “El Exorcista,” entonces yo grabé los sonidos como evidencia para documentarlo propiamente.

*El Señor corta los demonios con una gran tijera

La cantidad de fuerzas demoníacas que estaban dentro de la hermana Baek, Bong-Nyo sobrepasó cualquier cosa que pudiera haber imaginado. Eso fue algo que no podíamos entender con nuestra mente. Cada uno de nosotros cayó sobre el piso en completo agotamiento, y yo me atreví a estar un poco molesto con Jesús. Los demonios fueron dispersados sobre el cuerpo de la hermana Baek como bandas de caucho. “¡Jesús! ¡No nos ayudarás por favor! ¡no podemos hacer esto por más tiempo! ¿Qué clase de demonios son estos, tan obstinadamente fuertes y  por favor ayúdanos a salir de esta situación! ¿qué hora es de cualquier modo?” Yo me quejaba ante Jesús demandando de que Él nos ayudara, y después de un largo rato finalmente Jesús intervino -- porque supongo que nos veíamos muy imposibilitados.

Jesús estaba sujetando una tijera muy afilada en una mano, y con esa tijera Él comenzó sin misericordia a cortar los demonios que estaban cubriendo el cuerpo de la hermana Baek como bandas de cauchos. En ese momento los espíritus demoníacos gritaban, rogando por misericordia y se transformaron en cenizas y luego se hicieron humo y desaparecieron. Con una severa expresión, Jesús empezó a regañarnos. “Ustedes deben terminar la pelea con su fe hasta el final, ¿pero por qué su fe se fue debilitando? Cuando ustedes oran en fe, no hay nada que ustedes no puedan hacer. ¿Por qué tienen tanto miedo de los demonios?” Nos reunimos con nuestras mentes y nuestros cuerpos para reagruparnos y sinceramente arrepentirnos ante Jesús. Entonces después de que Jesús recibió todas nuestras oraciones, Él hizo una petición diciendo, “Vamos a bailar y a celebrar gozosamente para mí,” entonces nos levantamos de donde nos encontrábamos y bailamos con todo nuestros corazones.

Jesús luego cambió la atmósfera y nos tranquilizó, y Él habló con sentimiento y con cálida voz. “A las ovejas quienes aman la Iglesia del Señor: a partir de ahora cuando los demonios y sus fuerzas demoníacas entren sus cuerpos, no tengan miedo! En lugar de ello derrótenlos con poder y autoridad porque nada es imposible con fe, entonces permanezcan firmes y fuertes!” Jesús deseaba que nosotros obtuviéramos victoria y aguantáramos la pelea con fe -- no importa que tan fuerte esta sea -- sin expresar tristeza o derrota. En lugar de ello, Él nos quería ver gozosos y victoriosos.

Nuestro Dios la Trinidad nos ha creado a nosotros personalmente, y Él utiliza cada una de nuestras particularidades para su plenitud.

A pesar de la situación, a un niño no le interesa o le da vergüenza acerca de su reputación o de su apariencia exterior, de la misma forma, nosotros como una congregación bailamos y nos divertimos durante el servicio. Jesús desea que nosotros seamos puros como niños pequeños.

Muchos creyentes hoy son conscientes de tal verdad, pero en realidad su actitud durante el servicio es muy diferente de la clase de servicio que Jesús quiere. Hay áreas en la que necesitamos ser puros como un niño, pero también maduros como un adulto.

“Entonces dijo: les aseguro que a menos que ustedes cambien y se vuelvan como niños, no entrarán en el reino de los cielos.” (Mateo 18:3).

“Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, razonaba como niño; cuando llegué a ser adulto dejé atrás las cosas de niño.” (1ra. De Corintios 13:11).

El Señor no es alguien quien responde nuestras oraciones en el momento en que nosotros queremos, no importa cuando o qué es esto. Aún cuando los demonios entran en nuestro cuerpo sin advertencia, Jesús no resuelve el problema inmediatamente; en lugar de ello, Él nos entrenaba para pelear los demonios con nuestra fe. El Señor permitía cualquier situación que nutriera nuestra fe para madurarla.

 

Hermana Baek, Bong-Nyo: *El león espiritual del infierno

Tan pronto como llegué a la iglesia los demonios arremetieron contra mi cuerpo mientras mi mente estaba distraída. Cuando el pastor Kim fue al baño y regresó después del sermón, en un parpadear de ojos los demonios entraron a través de mis brazos y piernas. Sin darme cuenta, bajé mi guardia y me distraje, y esto resultó en un serio error.  Grité para mis adentros, “¡Oh no, Señor! Una vez más hoy, el pastor y la congregación no serán capaces de orar por culpa mía. ¿Qué debería de hacer?”. El Pastor Kim, especialmente usó toda su fortaleza para echar a los demonios fuera de mí, y esto no es solo uno o dos días, pero aquellos días los demonios eran ahuyentados diariamente. Me estoy sintiendo muy mal, y yo no se como expresar mi apreciación por él. Nunca me imaginé que tan difícil era el proceso de abrir la vista espiritual, y eso fue horrible tratar con la interferencia y los ataques de los demonios. Cuando comencé a recibir uno, dos y más dones espirituales, yo palidecí llena de sorpresa. Los demonios que el pastor comenzó a sacar uno por uno lucían desagradables para mí. Aquellos espíritus inmundos se esparcieron sobre todo mi cuerpo, luego se unieron en una masa conglomerada la cual infligía un horrible dolor físico, y ellos repetían este proceso.

No podía tolerar por más tiempo el dolor sobre mi espalda, y pronto recurrí a rodar sobre el piso de la iglesia. Podía ver claramente los demonios que estaban dentro de mí, y aquellos bastardos se estaban riendo, y repetidamente  se transformaban en repetidas imágenes. En medio de la locura, un león del infierno con apariencia extrañamente peculiar, llevando puesto un abrigo negro tradicional Coreano y un sombrero Coreano cilíndrico (hecho de bambú o pelo de caballo) apareció ante mí. Estaba aterrorizada con miedo y tenía la piel de gallina sobre todo mi cuerpo.

Este demonio inmundo me miró fijamente de manera intencional con su cara tan pálida como una hoja de papel en blanco y comenzó a hablar. En sus manos, había un retrato mío, y en una amenazante y enérgica voz dijo, “¡Tú! Te voy a arrastrar hasta el infierno esta noche, así que aquí estoy. Acabaré contigo esta noche, así es que puedes rendirte de igual forma.” Esta plaga estaba determinada a tomarme al infierno, y se aferró a mi lado, y no importaba cuanto orara, no lo podía sacudir de mí. En ese momento pensé para mí, “¡Oh! Este león que viene desde el infierno viene por aquellos que están en su lecho de muerte y no creen en Jesucristo.” No puedo comprender lo que la gente pensaría de esta realidad de lo que existe en el reino espiritual.

Yo, en cambio, con el poder del Espíritu Santo dado a mí por Jesús, grité, “¡Ey, ustedes demonios inmundos! Les ordeno en el nombre de DIOS la Trinidad que se vayan de regreso al abismo del infierno de donde vinieron!” y agarré este demonio pestilente por su garganta y lo aventé lejos de mí.

 

==== Febrero 14, 2005 (Lunes) ====

“En verdad nada hace el Señor omnipotente sin antes revelar sus designios a sus siervos los profetas. Ruge el león;¿quién no temblará de miedo? Habla el Señor omnipotente; ¿quién no profetizará?.” (Amós 3:7-8).

 

Joseph Kim: * Joseph finalmente recibe su don de vista espiritual

Justo comencé a orar en la iglesia cuando vi las estrellas en el cielo de la noche y el universo ante mis ojos, en medio del interminable espacio abierto de la galaxia. El reino espiritual sobre el cual había escuchado estaba ahora claramente visible a mí, y pude ver que todavía estaba sobre mis rodillas orando en lenguas y sin caerme.

Mi cuerpo físico el cual estaba en oración también sintió el reino espiritual, y mi alma estaba definitivamente experimentando cada sensación y yo estaba siendo absorbido dentro del mundo espiritual.  Aún al estar entrando en el reino espiritual, cuando miré atrás, pude ver claramente la congregación de la iglesia en oración.

*Angeles y sus alas

Por primera vez en mi vida entera estaba viendo los ángeles aún más claramente, y yo realmente estaba asombrado y fuera de la realidad. El cuerpo del Pastor estaba parado detrás del altar orando continuamente en lenguas, y sobre el otro lado a la izquierda del altar un ángel con tres pares de alas se paró firmemente. Las alas eran triangulares y la longitud era muy larga. También vi otros ángeles vagamente.

También, el ángel parado sobre el lado derecho del pastor estaba sujetando una vasija dorada y con esa vasija el ángel reunió las oraciones del pastor como recogiendo agua cayendo de la lluvia.

 

“Se acercó  otro ángel y se puso de pie frente al altar. Tenía un incensario de oro, y se le entregó mucho incienso para ofrecerlo, junto con las oraciones de todo el pueblo de Dios, sobre el altar de oro que está delante del trono. Y junto con esas oraciones, subió el humo del incienso desde la mano del ángel hasta la presencia de Dios.” (Apocalipsis 8:3-4)

 

*La Galaxia

Me di la vuelta y continué yendo más lejos y profundo dentro de la galaxia como si estuviera viajando en una máquina del tiempo. A medida que viajaba más adentro sentí un asombroso aumento de velocidad. Las incontables estrellas en la galaxia pasaron por mi lado derecho e izquierdo con un  sonido de zumbido, y con el fuerte zumbido, muchas estrellas comenzaron a moverse, dando la ilusión de que ellas estaban viniendo hacia mí rodeándome en círculo.

Inicialmente pensé que allí había solamente cielos oscuros y estrellas en la galaxia, pero a medida que viajé más lejos, el color del cielo se hizo azul pálido, y pronto éste comenzó a destellar, irradiando, brillantes arco iris de colores. La luz del arco iris era magnificente, como una fantasía.

==== Febrero 2, 2005 (Martes) ====

Sermón de la Escritura:

“¡Voy a hacer algo nuevo! Ya está sucediendo, ¿no se dan cuenta? Estoy abriendo un camino en el desierto, y ríos en lugares desolados. Me honran los animales salvajes, los chacales y los avestruces; yo hago brotar agua en el desierto, ríos en lugares desolados, para dar de beber a mi pueblo escogido, al pueblo que formé para mí mismo, para que proclame mi alabanza.” (Isaías 43:19-21).

 

Joseph Kim: * Entrando a través de las doce puertas de perlas

El pastor sugirió que oráramos primero. Decidimos hacer el sermón después de la oración; ya que era solo nuestra familia, él quiso hacer las cosas un poco más fácil y libres de casillas. Yo estuve de acuerdo y grité con emoción, “Sí, me gustaría eso. Comencemos con la oración primero.” Ayer, casi al final, mi oración fue interrumpida prematuramente y me sentí insatisfecho como si hubiera fallado. Comencé orando lleno de determinación para entrar en el Cielo otra vez. Solamente el pastor estaba detrás del altar orando, mientras mamá, Joo-Eun y yo estábamos arrodillados bajo el altar, cada uno concentrado en oración. Tan pronto como lloré con oración sincera en lenguas, justo como ayer, mi vista espiritual se abrió, y desde la distancia vi el cielo brillando resplandecientemente hacia mi. Entre más me acercaba a la luz brillante, más rápido latía mi corazón, y estaba lleno de ansias. No sabía por qué mi cuerpo y corazón estaban temblando incontrolablemente.

Finalmente, estaba parado ante las doce puertas de perla de el cielo. Había una enorme y larga puerta, redonda, y a cada lado había altos ángeles custodiando la puerta. Aquellos ángeles me saludaron como si ellos supieran quien era yo diciendo, “¡Bienvenido, hermano! Hermano, usted necesita un tiquete de admisión para entrar a través de aquí. ¡Me gustaría ver su tiquete por favor!” y en ese momento, no sabiendo cómo, en mi mano había una pequeña tarjeta, y estuve en shock.

*El tiquete de admisión al Cielo y su descripción

Yo no se cuándo, dónde o cómo esta hermosa tarjeta la cual representa el tiquete de admisión al cielo llegó allí, pero a pesar de todo, la tarjeta estaba claramente en mi mano. Yo orgullosamente mostré esta tarjeta a los ángeles. La circunferencia exterior del tiquete de admisión estaba adornada con oro, diamantes y joyas. En el medio había una cruz teñida con sangre carmesí, y esta era pegajosa como si hubiera sido acabado de ser teñida instantes atrás. Justo abajo, en un espacio vacío, el símbolo de alfa y omega estaban grabados en vocablos helénicos, y mi nombre estaba escrito en vocablos celestiales. También, en el espacio vacío de arriba en la cruz había un dibujo de dos ángeles, cara a cara, y la parte de atrás del tiquete estaba cubierta con oro y las palabras “Jesús Cristo” distintivamente escritas sobre éste.

Jesús explicó que normalmente el tiquete al cielo no es visible, y solamente cuando llegas a las puertas del cielo para entrar el tiquete aparecerá en tus manos. A través de la gracia de Jesús yo fui capaz de experimentar un espectáculo único enfrente de la entrada del cielo. Jesús dijo, “¡Mi querido, Cerdito!” iremos a través de las entradas pronto y no extrañaras nada, pero ahora mismo presta especial atención por solo un momento a algo especial que está a punto de desplegarse ante tus ojos.”

Entonces, Jesús y yo nos paramos en frente de las entradas del cielo esperando.

Allí se paró un alma ante mí por la cual tuve compasión porque se veía muy patética. Yo quise alcanzarlo y brindarle a él una mano de ayuda, pero Jesús dijo, “Espera, y solo observa,” entonces no hice nada más que sólo observar. Este individuo estaba completamente exhausto y a duras penas podía pronunciar palabra porque no tenía aliento. “Oh menos mal, finalmente he llegado a la entrada al cielo. Guau, ya estoy bien ahora.” Tan pronto como él terminó su oración, el enorme ángel quien es el guardián de las puertas de perlas al cielo le dio una intensa mirada y gritó, “¡Ey, tú! ¿Quién eres tú y como te atreves a pararte ante la entrada al cielo? ¡Mejor vete de aquí ahora!”. La conducta del ángel fue severa y llena de dignidad pero también espantosa.

Este individuo estaba llevando puesto un traje oscuro y comenzó a hablar: “Por favor, señor ángel! Esta es la entrada al cielo, ¿verdad? Usted no comprende que tan difícil fue llegar hasta aquí finalmente, entonces ¡por favor! Tengo que entrar a través de esta entrada. ¿no tendrá usted misericordia de mí, por favor?” y el ángel respondió, “¿Es eso todo? Entonces permítame ver su tiquete de admisión!” “¿Ah? ¿Qué tiquete de admisión? ¿qué debo de hacer porque no tengo nada como eso?” Luego el ángel replicó, “¡Eso pensé! Cómo se atreve usted a venir aquí sin un tiquete de admisión y actuar tan frívolamente! Fuera de mi vista!” Con eso dicho, el ángel golpeó al individuo con sus dedos con si jugara con una canica. Con un grito, la persona voló a una velocidad más rápida que un misil y cayó dentro del infierno. Este individuo cayó precisamente dentro de la mitad del abismo de fuego del infierno y pronto lloró por misericordia.

Al observar lo que estaba pasando, Jesús me habló: “¡Joseph! ¿comprendes ahora? Tú nunca puedes entrar a través de la entrada al cielo si tu no tienes el tiquete. Tú también debes estar alerta y vivir fielmente. ¿Comprendes?” Yo respondí, “Sí, Jesús!. Comprendo muy claramente.” Las expresiones de los ángeles retornaron de regreso del terror a la delicadeza y calidez, y ellos inclinaron sus cabezas.

Jesús dijo, “ Está bien, vamos a entrar a través de la puerta. Se está haciendo tarde,” entonces seguí detrás de Jesús. Parecía como si la perla redonda estuviera ligeramente rodando, cuando repentinamente me di cuenta de que estaba ya adentro del mundo iluminado. Mis ojos y boca se cayeron hacia el piso en asombro y especialmente no podía cerrar mi boca. “¡Guau! ¡Esto es maravilloso! ¡Guau!” estaba repentinamente parado ante un gigantesco….alguien.

* Joseph ve el trono de DIOS

Un gigantesco…¿gigante? …. Estaba llevando puesto un traje que era más blanco que la nieve. Él estaba sentado sobre el trono. Habían arco iris rodeando y brillaba todo alrededor, y no había palabras para describir lo que yo estaba viendo. También, el área arriba del pecho estaba cubierta por neblina parecidas a nubes. Tan pronto como intenté levantar mi cabeza, ésta automáticamente   se inclinó, y la majestuosidad, gloria y luz pesaban sobre mí.

Pensé por dentro, “Este es Jehová DIOS,” y levanté mi cabeza para ver. La figura de DIOS era como nosotros los humanos, y Él alcanzaba la cima del firmamento estando sentado. Él era tremendamente grande y parecía incomprensible.

“Al instante vino sobre mí el Espíritu y vi un trono en el cielo, y a alguien sentado en el trono. El que estaba sentado tenía un aspecto semejante a una piedra de jaspe y de coralina. Alrededor del trono había un arco iris que se asemejaba a una esmeralda.” (Apocalipsis 4:2-3).

Una intensa luz brotaba desde el área facial de DIOS Padre, y mi cabeza automáticamente  se inclinaba una vez más. DIOS habló con una fuerte, voz de trueno, “Oh, Joseph, mi pequeño cerdito has venido. Pasaste por mucho para llegar aquí. Te daré poderosas habilidades, ¡continúa orando diligentemente!” Tan pronto como escuché la voz de nuestro Padre DIOS, mi cuerpo se congeló en el lugar como si hubiera sido golpeado por un corriente eléctrica, y no me pude mover en absoluto.

Después de eso, seguí a Jesús para viajar alrededor del cielo, visitando muchos lugares que eran como el Jardín del Edén. Este era un asombroso lugar. Habían columnas de joyas desconocidas que nunca antes había visto y  las luces reflejadas en ellas brillaban aún mucho más brillantes. Pude ver el arcángel Miguel montando un caballo blanco en la distancia.

*Joseph recibe un rollo de pergamino

Ese día nosotros comenzamos con oración primero y luego más tarde el pastor siguió con adoración y un sermón. Mientras estaba orando, pude ver claramente el trono de DIOS. Lo pude ver con mis ojos cerrados al igual que con los ojos abiertos. Vi un enorme rollo de pergamino y DIOS el Padre estaba sujetando un lado con Su majestuosa mano. Repentinamente, el otro lado del rollo comenzó a desenrollarse y rodó y rodó hasta que este alcanzó hasta donde yo estaba adorando. Estire ambos de mis brazos tan lejos como pude y respetuosamente acepté el rollo. La magnitud de su peso fue sentida inmediatamente.

Cuando observé el rollo con mis ojos, no pude reconocer, deje a un lado el entendimiento porque este estaba escrito en un extraño lenguaje celestial, y para mí, lucía como un jeroglífico. Dejaba la mente atónita el mirar fijamente el rollo lleno y grabado con pequeñas y largas escrituras celestiales. El rollo no terminaba, pero estaba conectado desde el cielo, y en ese momento DIOS el Padre habló a mis oídos resonando claramente. “¡Joseph! ¡Tú te convertirás especialmente en un gran pastor, y este es mi regalo para ti!” salté de arriba debajo desde donde estaba sentado. DIOS el Padre, continuó para prometer en una profunda y resonante voz para derramar grandes poderes y muchas habilidades sobre mí. Mi padre, quien era también un pastor, parecía mirar sobre mí con una enorme envidia. Por algún tiempo estuve soportando privaciones porque no recibía el don espiritual de vista. Cuando los otros miembros de la congregación estaban recibiendo el don de vista espiritual al igual que otros dones espirituales, me sentí solo y herido por dentro, pero finalmente el sueño de recibir el don de despertar mi vista espiritual se estaba haciendo una realidad para mí. Yo no sabía como mostrar mi gratitud para mi DIOS la Trinidad. Continué orando en lenguas y fui tomado inmediatamente ante el trono de DIOS. Me sentí más insignificante que una partícula de polvo ante la presencia de DIOS.

DIOS me recordó nuevamente de que tengo un llamado para ser un pastor en el futuro, y Él me dio  otro regalo especial, y este fue una caja de tesoro.

Luego, mientras estaba todavía en el trono de DIOS, vi precisamente cuatro bestias: una era un león, un becerro, una bestia con la cara de un humano, y un águila sobrevolando con sus alas -- justo como es mencionado en el libro de Apocalipsis 4:7. Allí habían seis alas unidas a estos, con incontables ojos en el frente al igual que por atrás, y ellos miraban de cerca y observaban qué estaba pasando en la Tierra donde vivimos. Al los ángeles abrir el libro de la vida ante el trono de DIOS, DIOS volteaba las páginas de el libro una por una buscando por algo.

*Una botella llena con lágrimas

Poco tiempo después la enorme mano de DIOS halló y confirmó el asunto que Él tenía en mente en el libro de la vida. Entonces, después de que Él lo halló, Él apuntó hacia mí diciendo, “¡Joseph Kim!” y luego ordenó, “Traigan la botella de Joseph con sus lágrimas, al igual que la botella de lágrimas de la hermana Shin, Sung-Kyung para mí.”

“Toma en cuenta mis lamentos; registra mi llanto en tu libro. ¿Acaso no lo tienes anotado?” (Salmo 56:8)

Inmediatamente después que la orden fue dada, en un parpadear de ojos, un ángel trajo las botellas, pero alguna eran grandes y otras eran pequeñas. Yo no sabía la razón por la cual DIOS había pedido la botella de la Diacona Shin y mi botella de lágrimas, pero últimamente ella había estado llorando a menudo mientras ella oraba, entonces pensé que DIOS quería que yo lo verificara con mis ojos.

Después de ver las botellas de lágrimas, fui capaz de disfrutar la vista de muchas casas en el cielo, pero usted no puede hacer más que quedar en asombro de sus enormes tamaños y planos. Similares a vástagos de bambú después de una lluvia, las casas brotaban en cada lugar y eran de varias formas y tamaños. También, DIOS me dio una corona para mi cabeza, y esta era una corona brillante resplandeciente que encajaba perfectamente sobre mi cabeza. Tan pronto como recibí esta corona sobre mi cabeza, un sobrecogedor gozo fluía dentro de mí y corrí por todo lugar para continuar mirando.

 

 

Capítulo 2:

La Espina Venenosa del Espíritu Santo

====  Febrero 17, 2005 (Jueves) ====

Sermón de la Escritura: “ La tierra da fruto por sí sola; primero el tallo, luego la espiga, y después el grano lleno en la espiga. Tan pronto como el grano está maduro, se le mete la hoz, pues ha llegado el tiempo de la cosecha.” (Marcos 4:28-29).

Kim, Joo-Eun: *Durmiendo en los brazos de Jesús

Mientras estaba orando, Jesús vino y se paró ante mí. “¡Jesús, Jesús! Finalmente me gradué de la escuela primaria hoy. Jesús como mi regalo de graduación, por favor llévame a visitar el cielo,” y a mi petición el Señor respondió: “¿De verdad? Cuando ores diligentemente te llevaré a el cielo. Entonces ora sin cesar.” Comencé a llamar al Señor en oración, y Él me aplaudió diciendo, “Mi Sésamo, tú estás orando especialmente duro hoy. ¡Oh, lo estás haciendo muy bien!” Comencé a arrepentirme ante Jesús por todos los pecados que había cometido, y lloré a Él hasta que estaba completamente exhausta. En ese momento Jesús se sentó enfrente de mí y dijo, “¡Sésamo! ¿Estás cansada? Ven a mí” y luego Él me abrazó. El recostó mi cabeza suavemente sobre Su rodilla y dijo “¡Sésamo! Ya que estás tan exhausta hoy, pospongamos la visita al cielo para la próxima vez; en lugar de ello, descansa en mis brazos” y Él comenzó a darme palmaditas sobre mi espalda. Le pregunté a Jesús, “¡Jesús! Si me quedo dormida mientras estoy orando los demonios me atacarán. ¿Tú crees que estará bien?” El Señor contestó, “Yo te protegeré, no te preocupes. Ahora mi querida Sésamo, duerme. Duerme…”

Caí en un profundo sueño en el cálido abrazo de Jesús.

 

Joseph Kim: *El demonio de la película “El fantasma de una escuela secundaria”

Mientras la música estaba tocando la canción de alabanza “Recibe el Espíritu Santo,” mi cuerpo se convirtió en una bola de fuego,  y cuando la música gradualmente  se fue haciendo más lenta en una suave canción de adoración, mi oración también se hizo relajada. Sentí que estaba parado en un pasillo oscuro de una escuela como en la película “El Fantasma de una Secundaria.” Repentinamente, desde una distante, oscura esquina, un demonio que llevaba puesto un traje blanco se paró inmóvil con su cabello largo ondeándose por el viento.  Al ver al demonio, un helado escalofrío recorrió todo mi cuerpo, e inmediatamente este comenzó a arremeter contra mi en un movimiento de zigzag con un fuerte sonido: “Bang, bang, bang y bang,” y luego ella me inmovilizó. La cara de la demonio mujer estaba cubierta con su largo cabello, y yo estaba absolutamente petrificado y pensé que me iba a desmayar, pero me esforcé mucho por no expresar mi miedo en mi rostro. La demonio empujó bruscamente su cara justo en la punta de mi nariz, y ella abrió su boca que lucía similar como drácula con sus afilados y protuberantes colmillos, y con sus ojos y su boca sangrando, ella vino hacia a mí para intimidarme. Yo grité, “¡En el nombre de Jesús, huye de mí! ¡Tú espíritu  inmundo!” y justo entonces el demonio chilló y se desvaneció.

Continué orando cuando el trono de DIOS comenzó a aparecer ante mis ojos, y parecía como si DIOS estuviera preparando para darme algo. Yo pensé, “¿qué me dará Él esta vez?” y estuve lleno de curiosidad, entonces me concentré en orar más diligentemente.

*Masivos rollos de pergaminos descendiendo desde el Cielo

Pude ver incontables rollos en una gran pila tan alta como una montaña ante el trono de DIOS, y entre ellos el más largo rollo rodaba dando vueltas y vueltas, descendiendo hasta donde yo estaba. El grosor del rollo era aproximadamente 3 pies y alrededor de 6 pies de ancho, y este  se veía muy largo y pesado. Yo no sabía como iba a atrapar este rollo que se estaba acercando hacia mi a una enorme velocidad. Las cuatro bestias en frente del trono de DIOS observaban cuidadosamente con sus ojos fijos en lo que estaba pasando.

Al fin, extendí mis brazos para recibir este largo rollo, pero no importaba que tan largo fuera, a duras penas lo pude agarrar porque estaba tan pesado que casi me caigo hacia atrás. El rollo era blanco, pero destellando con oro, y este naturalmente entró en mi cuerpo. La escritura sobre este parecía similar al Hebreo.  Mientras yo estaba orando y escuchando el sermón, incontables rollos de todos los tamaños descendían continuamente hacia mí. Después, los rollos se traslaparon en una larga pila, entonces no sabía a veces que hacer. Los rollos entraron en mi cabeza, pecho, boca al igual que en mis manos. “¡Guau! ¡Vaya! ¿qué está pasando?” y estaba hablando en voz alta sin darme cuenta. “¡Pastor! ¡Pastor! Hay innumerables rollos descendiendo desde el trono de DIOS hacia mi cuerpo ahora mismo!”

Cuando el pastor escuchó mi voz, él vino hacia mí y con una curiosidad como de niño dijo, “¿De verdad? ¡Ey! No solo los recibas para ti solo -- compártelos conmigo.” El luego se paró directamente en frente de mí y comenzó a recibir los rollos que estaban previstos para mí. Pero extrañamente, los rollos rebotaban del pastor y cada uno de ellos entraba a mi cuerpo. Yo dije, “¡Pastor! No interesa que estés parado en frente de mí. Estos rollos me han sido dados por DIOS para mí,” y  me reí, pero el pastor expresó decepción.

En ese momento Jesús dijo, “El Pastor Kim ya los ha recibido todos.”

 

Lee, Yoo-Kyung: *Abuela prisionera en una botella de cristal en el infierno

Solamente el pastor y su familia estaban en la iglesia teniendo su propio servicio y orando, pero tuve un fuerte deseo de ir y orar también. Entonces, fui a la iglesia para adorar y mientras estaba orando, Jesús vino a mi y repentinamente me tomó al infierno. Jesús me llevó a un lugar con muchas botellas de cristal, y adentro estaban muchas personas quienes estaban corriendo alrededor. Las pude escuchar gritando pidiendo ayuda. Debajo de las botellas había flamas rojas ardientes que eran de un rojo brillante, y las personas en ellas parecían locas.

Escuché una voz familiar entre ellas que sonaba como mi abuela, y pensé que me iba a desmayar. “¿Yoo-Kyung? ¡Querida Yoo-Kyung! ¡Está muy caliente aquí.! Por favor sálvame. ¡no ayudarás a tu abuela a salir de este lugar! Apresúrate y pídele a Jesús por ayuda, ¡apresúrate!” Mi abuela me gritaba desde el interior de la botella. Yo la miré y respondí “Abuela, abuela! ¿qué hago? ¡oh mi corazón! ¡ustedes demonios inmundos! ¿por qué están ustedes torturando a mi abuela con fuego? ¡abuela!” Le supliqué a Jesús: “¡Jesús! Por favor, salva a mi abuela, ¿no lo harías, por favor?” y Él dijo: “¡Yoo-Kyung! Es peligroso, no te acerques a la botella. No estés cerca. Es peligroso, ¡aún para ti!” Jesús agarró mis manos fuertemente para que no me acercara hacia la botella.

No importaba cuanto suplicaba, Jesús no hacía lo que yo le pedía, entonces comencé a gritar a DIOS. “¡Padre DIOS! ¡Oh mi Padre DIOS! Por favor salva a mi abuela, ¡por favor!” pero DIOS el Padre no decía ni una palabra. Mi abuela comenzó a correr alrededor frenéticamente a medida que la botella se hacía más caliente, y pronto sus pies se derritieron en el fondo de la botella, gradualmente volviéndola a mi abuela negra porque se estaba muriendo. Su voz se fue apagando a un tono muy bajo. Repentinamente ella gritó fuertemente porque el calor era tan intenso, y luego ella colapsó otra vez. Mi abuela corría alrededor en círculos hasta que todas sus piernas se derritieron y ella se veía completamente fuera de sus cabales.

A un lado de la botella había un demonio cornudo custodiando y diciendo, “¡Jajajajá! Hoy tenemos deliciosa carne para comer una vez más. ¡Estoy muy feliz. Jajajajá!” y éste continuaba riendo. Este mismo demonio acuchillaba con sus cuernos a la gente en la fila para entrar en la botella y ellos caían adentro con llantos y gritos.

El demonio comenzó a lamer la sangre salpicada sobre su cuerpo diciendo, “Delicioso, realmente delicioso!” y continuó lamiendo la sangre. Los demonios infligían cortadas y comenzaban a succionar la sangre, y cuando la sangre se terminaba ellos cortaban más heridas, permitiendo a más sangre salir y otra vez procedían a lamerla. Fue una escena tan terrorífica, y yo no quería verla, pero no podía esconderme de ella. Continuamente sollozaba por mi abuela. Estaba sepultada en dolor, entonces Jesús trató de confortarme diciendo, “Chsss, ahora, allí, allí!” y el trató de confortarme cuatro veces. “¡Yoo-Kyung! ¡Ven ahora y para tu llanto, Para de llorar!”

Pero los demonios se pararon delante de la botella y bailaban felizmente en frente de las personas que estaban sufriendo para que los vieran. Jesús dijo, “¡Yoo-Kyung! Vamos al cielo ahora,” y entonces yo seguí a Jesús al cielo y dejé atrás las horribles imágenes de mi abuela sufriendo y los dolorosos gritos. Cuando llegué al cielo, comí hasta satisfacer mi corazón con todas las frutas que Jesús me dio para comer y luego retorné a la iglesia.

 

==== Febrero 18, 2005 (Viernes) ====

Sermón de la Escritura:

“Que el Señor te responda cuando estés angustiado; que el nombre del Dios de Jacobo te proteja. Que te envíe ayuda desde el santuario; que desde Sión te dé su apoyo. Que se acuerde de todas tus ofrendas; que acepte tus holocaustos.” (Salmo 20:1-3).

Joseph Kim: *El descenso de la armadura completa de DIOS

Al comenzar la adoración, comencé alabando cuando repentinamente mi vista espiritual se abrió, y en un principio el trono de DIOS estaba vagamente visible, pero pronto se hizo totalmente cristalino y claro. Escuché una voz del Padre DIOS diciendo, “Tú serás mi siervo y harás mi obra; por lo tanto, te posibilitaré para que veas claramente el reino espiritual con tus ojos. No te vuelvas arrogante, siempre mantente humilde hasta el final.”

También, nuestro Padre Celestial tenía algo en Su poderosa mano, y esta era una corona de oro con varias joyas adornándola -- la cual DIOS mismo puso sobre mi cabeza. Tan pronto como la corona estaba en mi cabeza sentí un fluir de electricidad, y porque la corona estaba resplandeciendo muy brillante,  no podía ver apropiadamente. Una enorme brillantez estaba irradiando desde el trono de DIOS cuando el resplandor dorado de la espada del Espíritu Santo comenzó lentamente a descender, y yo instintivamente pensé para mí, “¡Oh! Esta debe ser la espada del Espíritu de la cual solamente he escuchado.”  Recordé haber leído Efesios 6 algún tiempo atrás y deseando recibir la espada del Espíritu, entonces de todo corazón oraba por eso. Y ahora la espada del Espíritu estaba descendiendo hacia mí! La escena que imaginé estaba pasando justo enfrente de mis ojos. Si eso era posible, yo quería poseer la armadura completa de DIOS.  “Vestíos de toda la armadura de DIOS, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo.” (Efesios 6:11).

La resplandeciente espada de oro del Espíritu Santo continuó descendiendo directamente hacia mí, y repentinamente un pensamiento me dijo que necesitaba tragar la espada, entonces abrí ancho mi boca. La espada entró a través de mi boca y fue situada en mi estómago. Sorprendentemente, no me enfermé o fui atacado por el dolor.

Algo más comenzó a descender, y fue un maravilloso escudo el cual se veía como si estuviera hecho de oro, y estaba resplandeciendo tan brillantemente a medida que entró en también en mi cuerpo. Otras pocas espadas del Espíritu descendieron desde arriba y una vez más yo las tragué. También vi los cascos que los generales de nuestra historia llevaron puestos en guerra. Yo pensé, “¡Oh! este debe ser el casco de salvación.” Este casco de salvación entró en mi cuerpo.

Siguiendo esto, el escudo de fe descendió con varias luces armoniosamente brillando de él -- muchas luces doradas iluminando aún más brillante. Los zapatos para ser calzados con la buena disposición que viene del evangelio de paz fueron similares a botas hechas de oro, al igual que la coraza de pecho de la rectitud y el cinturón de la verdad estaban hechos de oro.

Poco rato después un objeto viviente estaba corriendo alrededor y arremetió contra mí, y me di cuenta de que era un enorme caballo blanco. Sin ningún temor o vacilación, en un instante salté sobre el lomo del caballo blanco que arremetía y el caballo comenzó a volar por todo el firmamento. Me sentí con regocijo absoluto, y no puedo describir en palabras lo que esa felicidad se sentía. Mientras estaba todavía volando sobre el caballo blanco, algo continuamente descendía de el trono de DIOS a mí. Vi  un saco dorado y dentro estaba lleno con comida y bebidas. También, un símbolo Chino descendía lentamente, y yo estiré mis manos para agarrarlo y sujetarlo seguro sobre mi pecho. “Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno“ (Efesios 16:6).

Como mencioné, estaba siendo preparado para el futuro con fieras batallas con demonios. Había también muchas banderas victoriosas descendiendo desde el cielo, las cuales entraron en mi cuerpo, al igual que un mapa de el mundo que inmediatamente fue dentro de mi boca. La trompeta, la cual significa las nuevas noticias de el Evangelio, hecha de oro, también entró dentro de mi boca.

Después, para atacar a los demonios malignos en la batalla, toda clase de armas comenzaron a descender desde el cielo, y habían espadas y lanzas de cada tamaño, hachas, espadas de doble filo, martillos de hierro, insignias de general, medallas de placas, lanzas de tres puntas, tijeras, rifles de aire, instrumentos de corriente eléctrica, arco y flecha, un ventilador de mano, libros, águilas, binoculares, misiles, cañones, un lanzallamas, avión, barcos de guerra, cucharas, palillos, canicas, e incontables otros objetos -- incesablemente descendían.

Yo quería conocer y confirmar la razón por la cual el Padre Celestial estaba dándome todas estas armas, y entonces pregunté una vez más: “¡Mi Padre celestial! ¿Por qué me has dado tantas diferentes armas?”. A esto DIOS respondió, “Tú estarás viajando alrededor del mundo para salvar muchas almas perdidas. Esta es la razón por la cual te estoy dando todas estas armas. También, en un corto período estarás peleando al rey demonio, Satanás, y cuando pelees contra los demonios necesitarás tales armas, y te daré armas más poderosas. Tú recibirás el fuego ardiente del Espíritu Santo y electricidad. Pero si te vuelves arrogante y te corrompes, Yo retiraré de ti todas tus habilidades que te he dado, y perderás tus dones para ser dados a alguien más, entonces permanece humilde hasta el final y no te vayas a convertir en arrogante! ¿Comprendes?” . Me incliné con respeto ante DIOS el Padre y respondí, “Sí, DIOS.”

Adicionalmente, DIOS prometió derramar todos los dones que yo necesitaré en el futuro en mi ministerio como pastor.

Poco después, 12 ángeles desde el cielo descendieron con un carruaje guiado por el caballo blanco, y ellos proclamaron que los dones especiales que ellos traían venían directamente de DIOS, y luego los dones entraron directamente dentro de mi cuerpo. Estos dones representaron las palabras de DIOS más que cualquier otros dones que yo haya recibido, y muchos, variados tamaños de espadas de el Espíritu especialmente entraron dentro de mi cuerpo esta vez.

También, una alfombra enrollada resplandeciente rojiza descendió en frente de mí, pero inmediatamente cuando la alfombra se extendió, toneladas de joyas comenzaron a brotar de esta. Me sentí como si yo fuera el personaje principal en un libro de cuentos. Había un valioso joyero que llamó mi atención, entonces cuando lo abrí, una luz enceguecedora brotó y pensé que me iba a desmayar.

Todas estas cosas fueron claramente visibles para mí, y me sentí como si estuviera en trance porque lo que vi era tan hermoso, que estaba a punto de perder la conciencia.

 

Hermana Baek, Bong-Nyo * Las advertencias de Jesús acerca de los sufrimientos que tendremos que soportar en el infierno

 

Jesús dijo, “Para transformar al Pastor Kim antes que nada, lo traeré a él al infierno y por un período de 3 ½ años, él estará prisionero allí y él experimentará los sufrimientos del infierno de primera mano.” Pastor Kim respondió en shock : “¡No Señor! ¡Por favor no! ¡Tú sabes que yo soy un cobarde por dentro!” A diferencia de lo que refleja mi exterior, yo soy tierno, suave por dentro, y fácilmente de asustar!” Justo entonces Jesús estalló en risa, diciendo, “Tú eres más fuerte de lo que piensas, y Yo lo sé.” El Pastor Kim y su familia son muy divertidos algunas veces. El nunca revela cuan cansado está; en su lugar, cuando yo presencio la desbordante felicidad que él emana, he estado envidiosa de él en más de una ocasión. Últimamente he notado que Jesús es un constante huésped invitado a la casa del pastor. Cuando yo le preguntó al Señor donde está Él, Él a menudo me dice que está en la casa del pastor y yo solamente lo escucho a Él hablarme.

 

La esposa del Pastor Kang, Hyun-Ja:

*La súplica del Pastor Kim

 

 Jesús le dijo al Pastor Kim, “Tú eres un Pastor, pero tú también tienes la responsabilidad de escribir los libros para que el mundo los lea; por lo tanto, tú tienes que experimentar cómo es el infierno. También, esto te permitirá poner más atención y darte cuenta de las cosas que tienes que corregir, entonces de este momento en adelante estad solidamente preparado y listo. Tienes que visitar especialmente el lugar donde mis sirvientes caídos terminan, y sufrirás grandemente en varios lugares del infierno, comenzando desde abajo.” Con aquello dicho, el Pastor Kim estaba temblando violentamente en miedo.

Jesús nos permitió darnos cuenta y saber el porque Él había demorado los dones del Pastor Kim y mis dones de vista espiritual, y fue porque nosotros habíamos pecado por revelar el secreto.

El Pastor Kim habló en un desafiante tono de voz diciendo, “¡Jesús! Por favor no. ¿Por qué debo de sufrir el dolor solo por el hecho de que soy un pastor? Eso no es justo. Jesús, si tú realmente me tratas en esa forma, yo pararé de escribir el libro. ¡Yo realmente no quiero ir al infierno!” y él gritó. Entonces Jesús replicó con firme voz, “¡Pastor Kim! Se fuerte. ¿Por qué tienes tanto miedo?” Y Jesús lo tranquilizó a él.

Joseph y Joo-Eun estaban escuchando detrás de mí, y respondieron, “¡Papá! ¿realmente eres un pastor? ¿Por qué estás diciendo todas estas cosas tan débiles? Realmente…” Cuando nuestros niños dieron sus opiniones, el orgullo del pastor fue herido, y su rostro se vio triste. Nuestro Jesús expresó compasión y amor y lo confortó a él. “¡Pastor Kim! Yo te daré la fortaleza, entonces no te preocupes tanto! Yo disminuiré el dolor que tendrás que sufrir.”

Por el momento no verás y los sentidos de tu cuerpo sentirán solamente como una picadura de abeja, y Él hará seguro de que ambos el pastor y yo experimentemos sensaciones similares. Ambos de nosotros estuvimos tremendamente aliviados y dejamos escapar un suspiro.

 

*La naturaleza humanística de Jesús

El Jesús que nosotros experimentamos mostraba más humanidad de la que nosotros esperábamos, mostraba calidez, y a pesar de ser un espíritu, Él es muy sentimental. Aún cuando nosotros no aferrábamos firmemente la Biblia para ir a atestiguar, y cada vez que encontramos dificultades y sufrimos de agotamiento, Él siente compasión amorosa por nosotros y nos conforta abundantemente. Como el hijo de DIOS, Él gobierna sobre toda la creación con autoridad, pero cada palabra que Él habla derrite nuestros corazones. No hay ni siquiera una persona quien no se movería por tan gran amor que puede ser sentido adentro muy profundo. Jesús es muy sensible a las emociones y Su humanidad desborda.

 

A menudo tenemos la tendencia de ver a Jesús solamente como un juez y conocerlo a Él como un Santo Señor. Esto no significa que estoy sugiriendo concerniente a nuestro Santo Señor descuido o ligereza.

Para la mayoría de nosotros, Cristianos ordinarios o la iglesia puede no saberlo, pero Jesús tiene un gran sentido del humor. También, cuando estamos disgustados y llorando, Él llorará con nosotros, y se entristecerá con nosotros, y cuando estamos felices, Él se regocija con nosotros. Él es Santo, pero me gustaría expresar que nuestro Señor es extremadamente celoso cuando Él es reemplazado por nuestra excesiva preocupación por las cosas de este mundo.

Por lo tanto, nuestras familias viven diariamente y son especialmente cautelosas de que nosotros no desilusionemos o hiramos a nuestro DIOS Trinidad.

Cuando estamos llevando a cabo una conversación, hacemos seguro de que no dejamos fuera de nuestra conversación a nuestro Padre Celestial, a Jesús o al Espíritu Santo. Jesús y el Espíritu Santo -- viendo nuestra devoción están siempre de nuestro lado y nos permiten a ellos verlos, y ellos derraman todo el fuego y energía sobre nuestros cuerpos. Adicionalmente, después de que recibimos el regalo de vista espiritual, nosotros comenzamos a experimentar muchas cosas sorprendentes, impactantes e inimaginables cada día.

 

*El Humor de Jesús

Nuestra familia estaba sentada en círculo  y compartía una conversación acerca del Cielo, compartiendo nuestras opiniones acerca de Jesús y el Espíritu Santo, cuando nos dimos cuenta de que el cuarto pronto estuvo lleno con Jesús, el Espíritu Santo y los ángeles disfrutando de nuestra conversación. Jesús se veía especialmente en el estado de ánimo para bromear con mi esposo, el Pastor Kim, y comenzó a hablar. “¡Pastor Kim! Tú eres un pastor y tienes gran fe, por lo tanto tú tienes que sufrir gran dolor de tal forma que tu vista espiritual sea abierta rápidamente -- entonces ¿qué piensas? ¿Estás listo para ir ahora mismo?” Jesús le pidió a Joo-Eun que le entregara este mensaje a él.

A esto, mi esposo saltó en shock, gritando, “¡Oh, Señor! ¿Vas a comenzar eso otra vez? ¿Por qué mantienes asustándome?” y todos nos reímos de su respuesta. Aunque lo que Jesús estaba preguntando parecía como una broma, había una verdad escondida en lo que Él estaba diciendo.

Jesús explicó que había una enorme diferencia en simplemente visitar el infierno y actualmente experimentar el infierno, y la única manera de escribir los libros sin comprometerlos a ellos era sentir el dolor y personalmente experimentar la realidad de el sufrimiento. Esta es la única forma en que el contenido de los libros serían auténticos, y el pastor Kim estaría listo para ser utilizado poderosamente en el futuro. Después de esta explicación el Pastor Kim comenzó a ponerse aterrorizado. El Señor continuó, ésta vez directamente a mí, “Ya que tú eres la esposa del Pastor y estás en la misma embarcación, por lo tanto, ¿No tendría sentido de que también te unieras a él para experimentar el infierno?” Yo estuve sorprendida y grité, “¡Jesús! Yo soy realmente alguien quien se asusta fácilmente. Yo soy especialmente aterrorizada por el infierno. Soy una sirviente débil y no duraría ni un minuto, aún ni un segundo,” y justo entonces Jesús estalló en risa, diciendo, “Oh, no, no -- no lo creo así! Tú eres fuerte.” Pronto, el Pastor Kim estuvo a mi lado riendo y encantadamente de acuerdo con el Señor para bromear conmigo. “¡Jajajaja! Señor tú tienes mucha razón. La hermana Kang, Hyun-Ja es mucho mas fuerte de lo que se ve. Solo mira su antebrazos. ¿No se ve como si ella pudiera causar algún daño serio con ellos a esos demonios?.” Yo traté de usar una voz infantil y convencer y suplicar, “¡Oh Jesús! Esto no es correcto. Ya que yo estoy muy asustada, me gustaría solo observar si puedo, ¿por favor?!” Entonces Jesús respondió, “¡Está bien, está bien, como desees! Te dejaré observar solamente.” Yo estaba gritando de gozo. Entonces el Pastor se sentó a mi lado y con sus pequeños ojos me miraba fijamente y dijo, “¡Ey! ¿dónde está tu lealtad? Mientras tu amado esposo está sufriendo en el infierno, todos los años de amor y lealtad deberían permitirte a ti decir, ‘¡Cariño! ¡Estaré justo a tu lado, entonces no te preocupes! Nosotros viviremos y moriremos juntos,’ pero ¿qué? ¿Tú estás muy feliz de que no estarás sufriendo el dolor en el infierno? ¡Hombre!.. Qué puedo decir,” y él se rió entre dientes.

“¡Pastor Kim! ¡No te preocupes. Jesús estará contigo y te protegerá, entonces la mejor de las suertes para ti en el infierno!” y tan pronto como dije esto, Jesús estalló en una audible carcajada, “¡Jajajajaja!” Los niños dijeron al unísono, “¡Papá! ¡estás en gran problema!” y comenzaron a reír.

Repentinamente, fue evidente de que el Pastor estaba terriblemente preocupado de las experiencias que él soportaría en el infierno. Jesús fue un paso más allá y dijo, “A partir de ahora, Pastor Kim debe preparar completamente su mente e ir aún más profundo en oración.” El Pastor hizo una pregunta: “¡Jesús! Cuando yo esté prisionero en el infierno y sufra mucho dolor, ¿mi recompensa en el cielo será más grande?” Jesús explicó que las razones para el sufrimiento no eran las recompensas, sino escribir correctamente los libros a partir de esa experiencia.

La batalla física que el pastor tenía que aguantar mientras que peleaba con los demonios era su porción de fe que él debía completar. Cuando esto sea hecho, él recibirá una recompensa.

Jesús alentó al Pastor Kim por los sufrimiento físicos que él tenía que experimentar en el infierno en el futuro cercano y Él le mostró a Joo-Eun la casa del pastor en el cielo. Joo-Eun reportó que la casa del pastor Kim era ya de 900 pisos de alto y la mía era de 700 pisos e incontables ángeles estaban ocupados en la construcción de la casa.

 

*El celular espiritual y los mensajes de texto

El pastor Kim suplicó, “¡Jesús! Por favor revive nuestra iglesia,” y repentinamente el celular espiritual del pastor comenzó a timbrar. El celular espiritual del pastor Kim tenía un mensaje de texto espiritual de Jesús concerniente a su petición, y este decía simplemente que salir a evangelizar a la gente no era fácil, por lo tanto, debíamos de salir equipándonos con mucha oración y con el poder dado a nosotros desde lo alto. Los niños también verificaron esto con sus ojos espirituales. Jesús gritó en voz alta de que la iglesia del Señor sería reavivada y crecería, por lo tanto debemos de orar y evangelizar diligentemente.

 

==== Febrero 19, 2005 (Sábado) ====

Sermón de la Escritura: “Yo a la verdad os bautizo en agua para arrepentimiento; pero el que viene tras mí, cuyo calzado yo no soy digno de llevar, es más poderoso que yo; el los bautizará en Espíritu Santo y fuego.” (Mateo 3:11-12).

Kim, Joseph:

Cuando cierro mis ojos o cuando estoy en oración puedo ver el trono de DIOS siempre muy claro ante mí. Justo pocos días antes yo estaba frustrado cuando escuché las experiencias de aquellos con vista espiritual, porque todavía no recibía el regalo de vista espiritual, y con envidia y tristeza a menudo me sentaba solo en una esquina en la iglesia con lágrimas en los ojos. Ahora soy capaz de ver el tono del DIOS envuelto en brillante majestuosidad ante mis ojos. Era mucho más enceguecedor que la luz del sol, diez mil veces más brillante.

Traté de ver el trono de DIOS más claramente con mis ojos, pero cada vez que levantaba mi cabeza para mirar la iluminada brillantez y su majestuosidad involuntariamente inclinaba mi cabeza y era capaz de verlo claramente. Puede ver un poco de las enormes rodillas y los pies. DIOS es poderoso y tremendamente gigantesco. Ante el trono de DIOS las cuatro bestias estaban allí con sus intensas miradas, y ellas miraron hacia donde yo estaba y sus ojos rodaban alrededor. (Apocalipsis 4:6).

También, habían varias luces brillando desde el trono y sus colores no eran claros, sino que lucían como tonos  no comunes del arco iris.

 

*Un camino dorado conectado a el Cielo

Una especial luz dorada un poco familiar, comenzó a aparecer brillantemente sobre mí, entonces puse más atención a lo que estaba siendo revelado. Sin pensar, grité “¡Guau, es el camino al cielo!” Desde donde yo estaba sentado, nunca había visto nada como el interminable camino guiando hacia el cielo. Aún aquellos en la iglesia con el don de vista espiritual no han visto este camino guiando al cielo, pero DIOS me lo mostró a mi clara y precisamente.

La anchura del camino no era muy amplia, pero esta lleva directamente al trono de DIOS, y el camino dorado comenzaba justo debajo de mi nariz. Las luces doradas continuaron brillando, y desde la distancia algún objeto estaba viniendo hacia mi dirección.

*Los tesoros celestiales necesarios en el Ministerio

Cualquier cosa descendiendo desde el cielo, no importa qué es, resplandece tan brillantemente y cuando trato de mirar con mis ojos difícilmente puedo abrir mis ojos debido al resplandor, y supongo que esto dañará mi visión.  Los objetos que ví desde la distancia estaban todavía en carrera hacia mí, y entre más cerca ellos se aproximaban, sus identidades eran claramente reveladas. Allí habían tres o cuatro ángeles celestiales remolcando  el carruaje dorado, y en la cabeza estaba liderando un caballo tan blanco como la nieve al tiempo que los ángeles sujetaban el cabestro como un jinete y guiaban el carruaje hacia abajo.

Dentro del carruaje dorado habían muchas envolturas de telas de color rojo, y yo estaba ansioso por ver qué había dentro de las telas. Tan pronto como ellos llegaron, los ángeles trajeron los paquetes desde el carruaje y educadamente hablaron. “¡Saludos, Hermano Joseph! DIOS nos ordenó entregarle esto a usted, por lo tanto aquí estamos. Hermano Joseph, usted estará involucrado en ministerio como un pastor y DIOS dijo que todas las cosas necesarias para usted en su ministerio están aquí. Por favor utilícelas apropiadamente.”

Comencé a abrir cada paquete uno por uno cuando los ángeles los traían hacia mí, y dentro, rebosando, habían toda cantidad de joyas tesoros preciosos en cantidades impensables y cada uno de ellos eran brillantemente resplandeciente. Aún después de que los ángeles y el carruaje ascendieron de regreso al cielo, los paquetes continuaron desbordándose. DIOS continuamente los derramaba sobre mí.

Le pregunté al Padre Celestial: “¡Padre Celestial! ¿Por qué estás dándome tales regalos tan preciados? No sé que decir.” Jesús se paró a mi lado y tiernamente pidió, “¡Joseph! ¡Tú estarás de pie ante el mundo entero como el sirviente del Señor y tú serás usado en gran manera! Por lo tanto, no te vuelvas arrogante, sino se humilde hasta el final. No te descarríes ni te corrompas. Estos son dados de tal forma que tú puedas hacer mucho más en mi nombre entonces tómalos y úsalos sabiamente.¡Tú serás una figura prominente y serás una gran influencia en el mundo!”

Después de eso, muchos otros paquetes conteniendo regalos desconocidos continuaron descendiendo hacia mí. Comencé a abrir mi boca como si estuviera comiendo comida y tragué todos los regalos los cuales entraron dentro de mi estómago uno por uno. Cuando me vi a mi mismo con los ojos espirituales, estaba enormemente inflado y gordo porque había tragado muchas cosas.

 

Hermana Kang, Hyun-Ja:

*Tocada por Jesús

Hoy fui atacada repentinamente por la tristeza, entonces comencé a llorar en oración, y como si una luz de cámara estuviera iluminando, una luz comenzó a destellar y a apagarse un par de veces. Fui repentinamente sorprendida, entonces decidí preguntar a mí hija quien estaba orando al lado mío.

Poco tiempo después sentí a alguien concentrándose y continuamente tocándome sobre mi cabeza, espalda y manos. Joseph y Joo-Eun sarcásticamente dijeron, “¡Mami! ¿estás tratando de burlarte de alguien? Ahora mismo es Jesús el que te está tocando. ¿no sabes eso?” y ellos me regañaron. Entonces decidí preguntarle a Jesús y el Señor me dijo que no me preocupara y continuara orando.

 

Lee, Haak-Sung: *Haak-Sung conoce Moisés

Mientras estaba orando Jesús vino y me tomó al Cielo, y finalmente conocí a  Moisés a quien había ansiado conocer. Tan pronto como conocí a Moisés grité al tope de mis pulmones: “¡Moisés, señor!¡Moisés señor! Yo quería conocerlo mucho!” Moisés replicó, “Ah-ja, ¡hermano Haak-Sung! Es agradable conocerlo,” y él tomó mi mano. Moisés continuó: “Actualmente en el cielo hay una plática esparcida acerca de la Iglesia del Señor. Yo quería conocer especialmente al Pastor Kim, Yong-Doo, pero ¿por qué no está él aquí?” En lugar de ello, ¿por qué ha  venido usted a conocerme, hermano Lee?” Me sentí humillado por su comentario y no sabía que hacer.  Moisés dijo que muchos famosos, sirvientes fieles de la Biblia están esperando conocer al Pastor Kim y me fue pedido entregar este mensaje para urgir a él rápidamente recibir el don espiritual, para que así se puedan conocer en el cielo.

En ese momento, como Jesús estaba escuchando esta conversación, Él repentinamente habló en voz alta diciendo, “¡Yo Soy el más grande!” y ambos Moisés y yo inclinamos nuestras cabezas instantáneamente.

Regresé a la iglesia, y después de que terminé de orar, entregué el mensaje de lo que Moisés dijo, y el pastor dijo: “¡Haak-Sung! Soy un pastor de una iglesia pequeña que está comenzando y no soy nadie significante, entonces, ¿por qué querían los grandes sirvientes de DIOS conocerme? No puedo entender eso.” Y en ese momento Jesús se paró a mi lado y una vez más repitió lo que había dicho en el cielo: “¡Yo Soy más grande que cualquiera de los prominentes siervos de la Biblia!”

 

==== Febrero 21, 2005 (Lunes) ====

Sermón de la Escritura:

“Queridos hermanos, no se extrañen del fuego de la prueba que están soportando, como si fuera algo insólito. Al contrario, alégrense de tener parte de los sufrimientos de Cristo, para que también sea inmensa su alegría cuando se revele la gloria de Cristo.” (1ra. De Pedro 4:12-13).

 

Pastor Kim, Yong Doo: * Sra. Kang, Hyun-Ja y hermana Baek, Bong-Nyu, incursión de espíritus malos

Mi esposa y la hermana Baek, Bong-Nyu oraron por el don de tener sus ojos espirituales abiertos. Ellas comenzaron a orar la noche anterior y terminaron esta mañana a las 9 AM. El pensamiento de ir a casa debe haberse escabullido de sus mentes; ellas continuaron conversando una con otra. Ellas oraron toda la noche sin dormir. Debieron de haber dormido y descansado, pero no se veían exhaustas. Ellas solo continuaron conversando una con otra.

Les advertí a ellas que el Señor les concedería abrir sus ojos espirituales y con todos los otros dones en el momento apropiado. Les dije a ellas que pararan de hablar acerca del asunto. Entre más uno habla, mayor es el chance de vulnerabilidad para los espíritus malos atacar. Por lo tanto, les había advertido a ellas parar e ir a casa a descansar. Sin embargo, ellas continuaron sentadas una junto a otra y conversaban incontrolablemente. No había una señal de que ellas iban a parar. A regañadientes las dejé y me fui a casa y dormí. Mi esposa llegó a casa después de un largo tiempo. Luego el accidente ocurrió.

“Nunca le des lugar al diablo.” (Efesios 4:27)

“Deja que todas las cosas sean hechas decentemente y en orden.” (1ra. De Corintios 14:40)

“..obedecer vale más que el sacrificio, y el prestar atención más que la grasa de carneros.” (1ra. De Samuel 15:22)

Después de que la hermana Baek, Bong-Nyu había dejado a mi esposa, era alrededor del medio día cuando ella se dirigió a casa. A partir de ese momento, al ella estar bajando las escaleras, un no identificado grupo de fuerzas demoníacas oscuras la atacaron a ella. Ellos se envolvieron alrededor de su cuerpo y la hicieron caer. Inicialmente los espíritus malos habían esperado y sobrevolaban alrededor de ella. Cuando ellos encontraron una vulnerabilidad, ellos rápidamente giraron como un remolino de tornado a gran velocidad. Ellos la marearon a ella. Aunque ella estaba muy mareada y tuvo que sentarse en las escaleras, ella intentó agarrar su estabilidad, apretando sus dientes. Con fuerza total, los espíritus malos la empujaron, y ella rodó hacia el final de la escalera. Como resultado, ella se quebró la espalda y fue llevada al hospital. Tuvo que tener una operación que aseguró su hueso de la espalda con acero. Este accidente fue causado por desobediencia y un poco de complacencia.

Jesús no la sanó a ella personalmente, pero Él le dijo a ella que tuviera una operación. Cuando le preguntamos al Señor por qué no la sanaba a ella en lugar de ir al hospital, Él dijo que eso dependía de la fe de la persona. Algunas veces el Señor personalmente sana la persona, pero Él también usa doctores para atención médica. Los doctores son usados por Él como medios para tratar y sanar la gente. “La santa Bong-Nyu tiene algunas áreas que necesitan ser evaluadas. Hay algunas áreas donde la desobediencia es un problema. Esta vez las fuerzas del mal han hallado y capturado muchas vulnerabilidades. Cuando el pastor habla a la congregación, ellos tienen que obedecer. Pastor Kim, no te preocupes, pero visítala a ella y entrégale mi mensaje es mi voluntad para ella. Además, dile a ella que se humille aún más.”

El Señor reprochó a mi esposa. “Cuando el tiempo llegue, tus ojos espirituales van a ser de seguro abiertos. ¿Por qué estás tan impaciente? Tus ojos espirituales no se han abierto porque hay asuntos espirituales de los cuales no estás consciente. Más tarde, tú sabrás naturalmente la respuesta a lo cual me estoy refiriendo.”

La hermana Baek, Bong-Nyu es realmente una persona imparable. Generalmente, otros creyentes quienes se encuentran con Satanás se congelan e intimidan. Ellos se asustan y no se atreverían a desafiar al enemigo. Sin embargo, la hermana Baek Bong es muy fuerte y ella ni siquiera parpadea sus ojos en ningún lugar del infierno. Ella es muy fuerte y valiente. Ella gradualmente ha influenciado a otros miembros de la congregación para que se vuelvan fuertes para el ejército de Jesús. Todos los miembros se han convertido en soldados valientes. Fui al hospital para visitar a la hermana Baek, Bong-Nyu. Cuando llegué, ella inmediatamente dijo, “Pastor, siento mucho haberle desobedecido.” Ella también me dijo que la operación había salido bien. Cuando ella cayó, su espina vertebral se fracturó. Dos de sus vértebras se quebraron y rompieron a través de la carne. Ella justo recibió una operación que sujetó su espalda con barras de acero. Tenía seis barras de acero insertadas en su espalda, tres barras de acero por cada vértebra.

Yo tuve mucha curiosidad de por qué esto había sido permitido de que ocurriera por una desobediencia. Ella vivía en pobreza y sentí lástima por ella. ¿Cómo cubriría las cuentas médicas y la cirugía? Ella era muy digna de lástima.

El Señor observaba silenciosamente en medio de nosotros.  Después de un largo tiempo, Él comenzó a explicar. Meticulosamente, Él comenzó a explicar que cada evento que le ocurre a alguien tiene una cierta razón y una causa subyacente.

 

Sra. Kang, Hyun-Ja: *Las formas del Señor, Cómo Jesús mueve

Mi corazón estaba en tormento por largo tiempo después de que la hermana Baek, Bong-Nyu se había accidentado severamente por el ataque de las fuerzas demoníacas. Una tristeza insoportable había  venido sobre mí. Me sentía responsable por el accidente. Estaba impaciente y yo fui la que nos apuró. Deseaba tanto que nuestros ojos espirituales fueran abiertos. Me arrepentí continuamente una y otra vez. Jesús ya sabía que mi corazón estaba en tormento. Él me confortaba acariciándome mi cabeza y espalda.

En la tarde, silenciosamente oré en nuestro pequeño cuarto y a través de la ventana un extremadamente rápido haz de luz irradió. En el medio de la luz, Jesús había llegado. Siempre que Jesús hace su entrada, un rayo de luz irradia. Este es como un rayo de láser. Pareciera como si Él viajara instantáneamente a velocidades inimaginables. No hay otras entidades que puedan viajar como Jesús. Jesús es más rápido que ningún tipo de luz,  tal como los rayos del sol o la iluminación de un flash. Él no solo es rápido, pero Él viaja con precisión.

A través de toda mi vida, Jesús siempre ha estado conmigo. Cuando Él me toca, yo puedo sentir claramente su toque a través de mis sentidos. Hoy, Él me mostró una escena muy especial. Finalmente me di cuenta como el Señor viaja a través del mundo tan rápido. Él viaja tan rápido como una linterna. Antes, había pensado vagamente acerca de la idea. Pero ahora, verdaderamente comprendo con certeza y lo creo con mi corazón. Comprendo cómo Él conoce los eventos del mundo. Jesús supervisa y observa a los santos a través del mundo. Él no tiene que viajar a través del mundo para saber lo que está ocurriendo con los santos. Él ya sabe sobre ellos. Ni siquiera le toma un segundo para que Jesús sepa la información de Sus santos. El Señor dijo, “Te muestro esto porque te amo.” Yo esperaría que Jesús le mostraría a otros santos creyentes los secretos especiales o varios eventos porque Él ama a todo el mundo. “¿Quién es el que me ama? El que hace suyos mis mandamientos y los obedece. Y al que me ama, mi Padre lo amará, y yo también lo amaré y me manifestaré a él.” (Juan 14:21)

Cualquiera que sea el momento en que Jesús aparece junto a mí, mi alrededor se vuelve luminoso y brillante.  Esto parece como si un pilar brillante de luz está enfrente a mí. Yo siempre siento que Jesús está conmigo y está siempre acompañándome. El pastor estaba deleitando al Señor. “¡Oh Jesús! ¡Te amo!.” El Señor dijo, “¡Pastor Kim! Ya que has orado toda la noche, ve y duerme un poco.” El pastor replicó con una única y humorosa expresión en su rostro. “Te amo,” Todos los miembros de nuestra familia se rieron en voz alta.

De la Biblia, entendemos las características de nuestro Jesús como santo, serio, y lleno de gracia. Pudiera parecer que Él es siempre discreto y no sería capaz de bromear o ser juguetón. Mucha gente piensa que el Señor está lejos de ser humorístico, alegre , o juguetón. Sin embargo, cuando nuestros ojos espirituales se abrieron, nos dimos cuenta de que Él es grandioso mucho más allá de nuestra imaginación. Entre más nos acercamos a Él y al abrirse nuestros ojos espirituales más allá, encontramos de que Él es humorístico.  Pero cada vez que pecamos, se aflige y se lamenta.

 

*Pastor Kim, Tú eres mi verdadera novia de bodas

Hoy, cuando mi esposo se fue a dormir, el Señor apareció con una especie de costal. Joseph, Joo Eun, y yo estuvimos muy sorprendidos de ver al Señor con un costal. “¿qué es eso? ¿qué va a ser Jesús?” todos observamos cuidadosamente. Es usual que sea el pastor quien agasaja al Señor. Ahora, El Señor deseaba tener una ceremonia de bodas en el cielo. El Señor dijo, “Yo repentinamente desee tomar al pastor y tener una ceremonia.” El Señor luego puso el espíritu del pastor en el saco y volvió de regreso al cielo con el espíritu del pastor. Yo no sabía si el pastor estaba consciente de lo que había acabado de pasar. Él estaba en un profundo sueño. Comenzamos a reírnos entre los dientes para sí mismos.

El Señor tenía una muy única y humorosa expresión facial al tiempo que tomó el espíritu del pastor dentro del saco. No nos pudimos aguantar de reírnos. En el cielo, los santos de la iglesia del cielo vinieron en grupos para observar y reír al divisar el Señor trayendo al Pastor en una forma tan única. Casi pareciera que el Señor lo estaba secuestrando. Jesús ordenó a los ángeles vestir y adornar a el pastor. Los ángeles entonces tomaron el pastor al otro cuarto. Ellos lo vistieron y adornaron a él con piedras preciosas y accesorios. Él se veía grandioso. La espléndida ceremonia de bodas finalmente comenzó. Una vez la ceremonia terminó, la recepción comenzó. La recepción de bodas comenzó al pastor y a Jesús bailar en una forma humorística. Ellos estaban usando sus caderas y se movía de lado a lado. Todos  los santos estaban entretenidos. De hecho, ellos estuvieron encantados de que el Padre DIOS se riera fuerte con Su profunda voz.

El Pastor y Jesús danzaron por largo tiempo. El Señor proclamó, “¡Desde hoy, el Pastor Kim, Yong-Doo es mi verdadera novia!” Cuando el Señor proclamó, todos los santos gritaron y aplaudieron. Los ángeles tocaron sus trompetas y agregaron alegría a la celebración. Cuando el Señor bailó cadera a cadera con el Pastor, parecía como si ellos estuvieran compitiendo de quien estaba bailando mejor. Los movimientos del Pastor se hicieron progresivamente raros y extraños. El Señor humorísticamente dijo que era duro agarrar los movimientos de baile del pastor y que Él tendría que practicar más.

El Señor luego regresó a nuestra casa. Le pregunté al Señor: “¡Señor! ¿disfrutaste la ceremonia de bodas con el pastor Kim?” El Señor contestó, “Por supuesto, ¡me gustó! Yo he expuesto completamente las partes más internas de mi corazón a la Iglesia del Señor! Sin embargo, deseo que las otras iglesias me adoraren libremente, con más interés y gracia.” Jesús dijo que le encantaría ver a todas las iglesias adorar y servir en el Espíritu más libremente. En lugar de ser rígidas y formales, a Él le gustaría verlas más flexible, entretenidas y bendecidas.

 

Kim Joseph: * Lloviendo bolas de fuego del Espíritu Santo

Al orar, grandes y pequeñas bolas de fuego comenzaron a moverse alrededor del trono del Padre Dios. Las bolas de fuego comenzaron a llover sobre mí. Inicialmente, pequeñas bolas de fuego llovían, pero al pasar el tiempo, el tamaño de las bolas de fuego se hizo gradualmente más grande. Eventualmente, el tamaño de las bolas de fuego se hicieron del tamaño de casas y penetraron incesantemente dentro de mi cuerpo. Al entrar las bolas de fuego en mi cuerpo, estas eran tan calientes que no podía soportar el calor. “¡Oh, caliente! ¡Oh! Caliente!” yo gritaba continuamente. Pude ver las entradas del cielo abiertas ampliamente, especialmente hoy. Jesús dijo que hoy era un día especial para los santos del cielo para ser testigos de los eventos en la Iglesia del Señor. Los santos celestiales presenciaron la adoración, servicio, y el encuentro de oración. Ellos estuvieron observando con gran curiosidad.

 

 

*Los santos en el cielo bajan a visitar

Jesús ha mantenido su palabra. Durante la mitad del servicio, un extraordinario impactante evento tuvo lugar. Fui capaz de ver varios santos celestiales bajar desde el cielo. Con la orden del Señor, ellos fueron capaces de visitarnos. Grité en voz alta al pastor: “¡Pastor! !Pastor! El profeta Elías ha descendido desde el cielo montado en un carruaje rojo con caballos de fuego. ¡Guau!¡ Esto es asombroso! ¡Mira la escena! Ellos están sobrevolando alrededor del cielo raso de la iglesia. Siguiendo a Elías está Daniel y sus tres amigos. Yo veo a Noé y a Abraham viniendo también! El Pastor se encogió y sobresaltó.

El Pastor dijo, “¡Joseph! Este evento es muy impactante y extraordinario. También puede crear mucho de controversia. Este evento es enorme y no está en la Biblia. Hay un caso similar, pero no como este evento. No involucraba a tantas almas celestiales.” El Pastor luego me pidió que buscara por eventos similares en la Biblia. El Pastor encontró Lucas 9:28-31. Fue acerca de Jesús orando en la montaña y Su apariencia había cambiado. Luego Elías y Moisés habían aparecido. Ellos tuvieron una conversación concerniente a Su partida. El Pastor estaba un poco dudoso. Sin embargo, mi pequeña hermana Joo-Eun ciertamente presenció la escena. La hermana Baek, Bong-Nyu y el hermano Haak Sung estuvieron ocupados presenciando a los santos celestiales.

Jesús luego gritó en una voz audible, “¿hay algo que Yo no pueda hacer? Esto es sólo el comienzo. Desde ahora en adelante, le permitiré a los santos venir y visitarlos tanto como yo deseé. ¡Pastor Kim, tienes que creerme!” Durante nuestro servicio de oración, todos nosotros bailamos, cantamos y adoramos parados de nuestros asientos tanto como deseamos. El Señor imitaba también nuestras danzas.

 

 

* La apariencia de Dios Padre al recibir nuestra oración

Padre DIOS, y el Espíritu Santo estuvieron impresionados con nuestra oración y servicio. Cuando nuestra iglesia adora en servicio, parecemos estar celebrando y entreteniéndonos. DIOS estaba muy agradado con nuestro servicio de oración. DIOS siempre acepta nuestro servicio placenteramente. Al Dios observar nuestro servicio de oración, Él está muy satisfecho.

“Y David danzaba con todas su fuerza delante de Jehová y estaba David vestido con un efod de lino. Así David y toda la casa de Israel conducían el arca de Jehová con júbilo y sonido de trompeta. Cuando el arca de Jehová llegó  a la ciudad de David, aconteció que Mical hija de Saúl miró desde una ventana y vio al rey David que saltaba y danzaba delante de Jehová; y le menospreció en su corazón.” (2da.Samuel 6:14-16).

El Señor hizo a Joo-Eun expresar movimientos en un baile. Jesús dijo a Joo-Eun moverse exactamente como Él se movía y la instruía. Nosotros seguimos los movimientos de Jesús y nos movimos al ritmo para adorar con la música que estaba siendo tocada por el piano mecánico. El Señor nos dirigió en danza y nosotros libremente adoramos mucho. Una multitud de ángeles llegaron desde el cielo para sentarse en los asientos de la iglesia y ellos llenaron la iglesia. Los ángeles estaban también volando, ocupando el espacio aéreo al ellos observar. Generalmente, en cualquier otro día, espíritus malos se escondían en las esquinas oscuras de la iglesia, pero hoy no habían ninguno.

Repentinamente me puse curioso acerca de DIOS observándonos. Yo quise saber cómo Él estaba reaccionando. Al yo estar bailando, miré hacia el cielo.

Padre DIOS rebotaba Su pie y brevemente  se movía de lado a lado. Cuando DIOS Padre se movía, un enorme destello o haz de luz irradiaba. Podía darme cuenta y sentir que el Padre DIOS estaba muy complacido. Padre DIOS se movía en una forma única. Con su enorme mano, Él saludaba de izquierda a derecha. Él luego levantó Su otra mano y la movía lentamente de derecha a izquierda. Padre DIOS continuaba moviendo sus grandes, majestuosas manos en el aire. Él luego se sentó en Su trono. Él luego pisoteaba Su pie derecho al ritmo de la canción que estaba sonando en nuestra iglesia.

Él se reía con una profunda, sonora voz. Él luego nos concedió un muy especial regalo desde el trono. Una gran bola que era más grande que nuestra casa comenzó a rodar hacia mí. La bola repentinamente  se convirtió en una bola de fuego y ésta entró en mi cuerpo. Esta estaba tan caliente que casi me desmayo instantáneamente. Bolas de fuego ardientes entraron dentro de todos los miembros de nuestra iglesia. Al entrar las bolas en nuestros cuerpos, los miembros de la iglesia lloraron y gritaron, “¡Caliente!”

*Viendo el Reino Espiritual con nuestros ojos físicos

Después de nuestro servicio de la iglesia, regresé a casa y presencié espíritus malos en nuestro hogar. Cuando había abierto la entrada principal para entrar, grupos de espíritus malos que lucían como ratones corrieron desde el cuarto principal al otro cuarto más pequeño. Al entrar los miembros de mi familia, los espíritus malos se apresuraron para moverse y esconderse en las esquinas. Cuando presencié este evento, lo estaba viendo con mis ojos físicos y era muy vívido. Yo también vi vividamente a Jesús con mis ojos, los cuales fueron abiertos en la iglesia. El Señor nos había acompañado al nosotros regresar a casa. Él estaba con nosotros. El Señor estaba irradiando un color dorado. Él tenía cabello café. Él estaba vestido en un lino radiante que brillaba y Su estructura facial era fantástica.

Nos sentimos muy confortables y apacibles al mirar al Señor quien se ve muy benevolente y bondadoso. Su apariencia nos daba sentido de seguridad.

Sin importar si mis ojos estaban abiertos o cerrados, yo era capaz de ver a Jesús y al trono del Padre DIOS. Con mis ojos cerrados, la vista estaba un poquito borrosa, pero ahora con mis ojos abiertos, era muy clara y vívida. Jesús dijo, “Joseph, te escojo como el hombre quien hará grandes obras para mí en un tiempo postrero. Por lo tanto, te he otorgado la habilidad de ver el reino espiritual con tus ojos físicos al igual que con tus ojos espirituales.”

Algunas veces converso con el Señor y lo veo claramente con mis ojos físicos. Algunas veces Jesús se ve como un hombre físico, pero Él también viene como una luz para hablar conmigo. Jesús dijo, “Iré a la casa de oración de Hwa Sung para observar a mis siervos orar. Mis siervos se reúnen allí para orar juntos.” Él luego desapareció instantáneamente y regresó más tarde conmigo.

 

*Evangelizando a un alma perdida

En la tarde brevemente oré en la iglesia y salí a evangelizar. Conocí a un hombre y comencé a evangelizarlo. El parecía muy impresionado al yo evangelizarlo. El escuchó mi mensaje muy claramente mientras sujetaba el tratado en su mano. El se veía mucho más mayor que yo. Él entonces habló, “¿Sabes qué? He estado mentalmente deambulando al tiempo que varios incidentes han hecho parte de mi vida. Todos ellos han sido malos. Muchísimas gracia por compartir tu mensaje.” El estuvo determinado a atender nuestra iglesia. Determinado, él mantuvo su palabra y está actualmente llevando bien su fe.

Jesús dijo que la recompensa por evangelizar es la más alta. Mientras Él hablaba, Él añadió 150 pisos a mi casa en el cielo.  Yo estaba curioso por saber si mi casa se estaba haciendo más alta a medida que estaba ganado recompensas. Fui capaz de confirmar que mi casa se estaba haciendo más alta en el cielo.

 

==== Febrero 25, 2005 (Viernes) ====

Sermón de la Escritura: “Jehová está en medio de ti, poderoso, él salvará; se gozará sobre ti con alegría, callará de amor, se regocijará de ti con cánticos.”

(Sofonías 3:17).

 

Sra. Kang, Hyun Ja: *El servicio es arruinado y el Señor se va

Aún antes de que comenzara el servicio, mi hija, Joo-Eun, estaba en un extremado mal estado de ánimo y disturbando la paz. Ella tiene un temperamento encendido. Un encendido espíritu maligno estaba en su cuerpo. Finalmente el servicio fue arruinado por Joo-Eun. Aún después de arruinar el servicio, Joo-Eun no paró sino que contrarió hasta el final. El servicio se había enfriado en un corto período de tiempo y el servicio gradualmente  se hizo discordante. La adoración se había hecho incomoda. El Pastor, quien también tiene un temperamento volado, finalmente explotó. Él había perdido su paciencia con ella. Antes de que el pastor estallara, yo le había dado la señal de ser paciente hasta el final. Pero el temperamento volado y encendido del pastor le dieron a los espíritus malos la ventaja. El sermón fue dejado sin finalizar y él había hablado solo por 5 minutos.

Parecía que no había final con el histérico temperamento de Joo-Eun. Ella estaba terca e insistía a su manera. El pastor finalmente, de forma ruda la regañó.

No se porque los miembros de mi familia y yo somos tan extremadamente tercos. Estoy teniendo momentos difíciles con el temperamento encendido y volado de nuestra familia.

Los miembros de la iglesia se congelaron y sus caras se endurecieron. Al pasar esto, mi hijo, Joseph, y otros miembros de la iglesia vieron el trono de DIOS. El Padre DIOS rebotaba sobre Sus pies y estaba caminando inquietamente de lado a lado. Jesús dijo, “ El servicio que ustedes están dando ahora mismo no será recibido. No importa cuantas veces, si son 100 o 1000 veces --Yo no lo recibiré.” Después de hablar, el Señor instantáneamente  desapareció. Los miembros de la iglesia quienes tenían sus ojos espirituales abiertos no pudieron hallar a Jesús o al Espíritu Santo. Ellos miraron por todos lados alrededor, pero no podían ver a nuestro Señor. Sin embargo, las fuerzas de espíritus malos se hicieron enjambre y se desbordaron en el lugar. Ellos gritaban y celebraban y se regocijaban mientras aplaudían. “¡Guau! ¡Bien! ¡haciendo bien! ¡Guau! Me siento bien!” Ellos estaban jubilosamente bailando y festejando. El Pastor, con todos los miembros de la iglesia y yo misma, sentimos como si nuestros ojos espirituales se hubiera cerrado. En ese momento, una insoportable tristeza vino sobre mí. El Señor no recibiría o se deleitaría en el servicio y sermón. El servicio y la prédica fue manchado con temperamento encendido por parte de los miembros de la iglesia. Esto fue muy repugnante para el Señor.

 

*La cólera de Padre DIOS

Al hermano Haak-Sung mirar el trono, DIOS Padre se balanceaba desde arriba de Su trono y parecía estar en ira total.

Además, una enorme, profunda y tremenda voz hizo eco. La voz de DIOS vividamente y sonoramente hizo eco alrededor de los oídos de Haak-Sung. La voz de Padre DIOS era como de rayo y trueno. Padre DIOS proclamó, “¡Después de haber abierto tus ojos espirituales, te has vuelto arrogante y presumido que ahora diriges tu servicio muy descuidadamente! ¡Si vuelves a llevar a cabo algún servicio de aquella manera, retiraré todos los dones de ti!” El hermano Haak-Sung dijo que nunca se había sentido tan asustado por DIOS. De hecho, esta era la primera vez que se había sentido asustado. Yo pude sentir vividamente la ira de DIOS. Ya que hemos venido a un reino espiritual profundo, debemos ser de verdad cuidadosos acerca de lo que DIOS pensará.

Gracia más eterna ha sido concedida a nosotros, y necesitamos humillarnos a nosotros mismos aún más. Necesitamos vivir nuestras vidas en santidad. Un poquito de complacencia y descuido puede darle a los espíritus malos la fuerza para manifestar sus explotaciones. Los espíritus malos explotarán una situación en la cual ellos pueden continuar escalando un problema o evento.

Pensé para mí mismo con duda, “seguramente no…un servicio que fue arruinado no resultará en la pérdida de todos los dones santos, ¿o sí?” Yo sentí que DIOS estaba tratando de enseñarnos la importancia de la adoración y el servicio.

Todas la iglesia tienen un poco diferente la adoración y el servicio. Sin embargo, ellas tienen mucho de lo mismo. Los servicios son indiferentes y mezclados con la palabra de DIOS y tradición.

Además, sus tracciones han sido traídas de generación en generación. No obstante, con el apropiado entrenamiento, enseñanza y estudio bíblico, los Cristianos deberían saber la importancia de adorar y servir. Ellos deberían de darse cuenta y reconocer la esencia del servicio.

 

*Arrepintiéndose mediante abofetear las mejillas

Al la congregación de la Iglesia del Señor arrepentirse en una sola fuerte voz, escuché a alguien continuamente abofetearse a sí mismo. Yo, por lo tanto, abrí mis ojos para investigar. Era el pastor quien estaba arrepintiéndose con lágrimas y abofeteándose así mismo en las mejillas. “¡Señor! ¡He criado erróneamente a mi hija! No la he disciplinado o educado propiamente. Como resultado, he pecado ante ti.” “No corregir al hijo es no quererlo; amarlo es disciplinarlo.” (Proverbios 13:24)

El Pastor dijo, “Por favor, perdóname, Señor” mientras él continuamente  se abofetearse así mismo en las mejillas. El Pastor se abofeteaba sus mejillas sin misericordia. Pensé para mí mismo, “¿qué, cómo puede él abofetear sus mejillas tan fuerte?” Mientras pensaba para mí, Joo-Eun corrió hacia el altar y se arrodilló junto al Pastor. Ella era la culpable quien había creado el caos. Joo-Eun luego comenzó a arrepentirse y a llorar. Ella luego también comenzó a abofetearse sus propias mejillas. Joo-Eun tiene una personalidad difícil y complicada. En algunos asuntos, ella es tan testaruda que una vez ella está decidida a hacer algo, lo hará a cualquier costo. Ella es extremadamente terca. Ahora yo no soy capaz de comprender como un padre y una hija pueden arrepentirse en la misma forma tan extraordinaria. Al Joo-Eun arrepentirse y abofetearse así misma, ella lloró: “¡DIOS! ¡Jesús! He hecho mal. ¡Por favor perdónenme. Es mi culpa que mi padre se esté abofeteando así mismo en las mejillas. ¡Por favor, hagan que se detenga!” El pastor continuaba sin misericordia abofeteándose sus propias mejillas mientras lloraba: “¡Señor! Por favor perdóname! También es mi culpa. Yo también tengo un temperamento encendido.” Me estaba preocupando al ver al pastor continuar abofeteándose sin misericordia. La congregación observó al Pastor y a Joo-Eun arrepentirse y abofetearse así mismos. Como resultado, la congregación oró más agresivamente. Jesús se había  ido por un momento, pero Él había regresado de nuevo.  Él silenciosamente  se paró desde la distancia y nos observaba arrepentirnos. Él estaba observando al pastor y a Joo-Eun con cuidadosa atención. Varios días después, el Señor bondadosamente  nos habló. El Señor dijo que el Padre DIOS estaba muy enojado. El Señor luego nos advirtió con un mensaje de que si alguna vez volvíamos a dar otro servicio de adoración en tal irresponsable o mala manera, el Padre iba a tratar con nosotros severamente.

Al Joo-Eun escuchar directamente las palabras de Jesús, ella confesó, “¡Jesús! ¡Jesús! Lo siento mucho. He hecho mal! Por favor perdóname.” El Señor habló a ella y la abrazó fuertemente. “Está bien, no te vuelvas a comportar en tal forma jamás.” Jesús también abrazó al Pastor y le aconsejó al pastor no reprender a sus niños por cada detalle, sino educarlos con amor.  Jesús dijo que para aliviar el enojo del Padre DIOS y arrepentirnos completamente, tendríamos que orar en arrepentimiento un poco más. Después de que pasó algún momento, abordándonos de mañana, el Señor nos dijo que tuviéramos un descanso y que comiéramos un refrigerio. Él nos ordenó gozosamente adorar también.

 

Kim, Joseph: * Un cuarto lleno de armas mortíferas

Mientras estaba en oración, Jesús regresó. A diferencia de los otros días, las expresiones faciales del Señor eran de enojo. De hecho, eran un poco atemorizantes. Yo estaba inquieto y asustado. Nunca había  visto al Señor con aquellas expresiones faciales antes. Creo que era probablemente por Joo-Eun y el temperamento del pastor que habían arruinado el servicio.

Jesús dijo, “¡Joseph, vamos al infierno!” Tan pronto como Jesús agarró mi mano, estaba instantáneamente en el infierno. El Señor algunas veces me tomaba instantáneamente al centro del infierno o Él me tomaba a través de un viaje meticulosamente para experimentar el viaje. Cuando nosotros alcanzamos el centro del infierno, miré constantemente para localizar el asiento donde Satanás se sentaba. Me concentré para observar los eventos y alrededores. Al observar, no pude mirar con mis ojos por más tiempo. La escena era terrorífica y cruel.

El rey de los diablos, Satán, estaba sentado en su trono y dirigía a sus subordinados. Los subordinados de Satanás se estaban moviendo ocupadamente, ejecutando sus órdenes. Algunos estaban caminando y algunos estaban volando en el aire. Sus números eran incontables y la operación era sofisticada; yo era incapaz de comprender que estaba pasando. Los espíritus malos estaban organizados dentro de un sistema de jerarquías. Uno daba una orden y otro la recibía y ejecutaba. Todos los niveles incorporaban rangos.

Allí había una mesa enfrente de Satanás. La mesa estaba cubierta con varias armas de muerte. De hecho, había tantas que se veían como montañas. Las armas incluían equipo de granjas desgastado, armas convencionales, y armamentos. Otras variadas armas estaban también incluidas.

Los subordinados de Satanás tomaban una arma de la mesa para clavar, lacerar, y despedazar a sus víctimas. Sin embargo, los espíritus malos no estaban satisfechos. Ellos iban a otro lugar en el infierno para traer más diferentes tipos de armas de muerte.

Yo estaba en un cuarto enorme con muchas paredes divisorias. Allí habían varias armas brutales colgando sobre las paredes. Tales armas eran armas que uno solo puede ver en las películas, libros, ciencia ficción, e historias de ficción. Ellas eran armas de la imaginación de la Tierra. Al observar la variedad de armas colgando sobre la pared, me sentí como si estuviera mirando una exhibición de herramientas. Al los espíritus malos tomar una arma letal para partir las piernas de la gente,  esto me recordó cuando mis amigos y yo habíamos despreocupadamente atormentado hormigas e insectos. Los espíritus malos encontraban esto alegre y entretenido, al ellos picar las piernas de la gente para observarlos a ellos en tormento.

Al Jesús señalar a las personas que estaban en fila para ser atormentadas, Él dijo, “Entre aquellas almas hay algunas quienes participaron en un culto. Allí hay algunos quienes eran alcohólicos y algunos quienes guardaban el Sabbath o Domingo descuidadamente. En los Domingos ellos gastaban dinero para sus placeres. Mucha de estas personas están aquí por no guardar los Domingos como día Santo. Habían algunos quienes corrían negocios y asumieron que el Señor los perdonaría. Ellos estaban engañados.”

El Señor continuó explicando que entre el grupo había dirigentes de la iglesia y diáconos. De hecho, hay números incontables de diáconos, diaconisas, y pastores. Él me mostró esto a mí de una forma muy claramente. Habían también diversos grupos étnicos, todos de diferente raza. Habían negros, blancos, y gente de mi país. Estaba muy sorprendido de ver mucha gente que se veía similar a mí. Una gran mayoría eran asiáticos. Estuve asombrado de darme cuenta como yo era capaz de distinguir los diferentes grupos étnicos.

Repentinamente, me asusté y sobresalté. Grité en voz alta, “¡Jesús! ¡Jesús! Yo realmente odio el infierno. Por favor, no dejes que los espíritus malos vengan hacia mí!” Jesús entonces agarró mi mano. Regresé a la iglesia,  y continué orando.

Ya que nosotros no complacimos al Señor en su servicio de adoración, empezamos un segundo servicio de adoración. Antes del segundo servicio, nos arrepentimos y luego comenzamos la alabanza.  Con arrepentimiento, nuestro segundo servicio de adoración fue ferviente y armonioso. Nosotros habíamos restaurado nuestra adoración y servicio. DIOS Trinidad estaba muy complacido.

*El periódico y una fotografía en el cielo

Pensando en Jesús, bailé y adoré. Dancé libremente. Todos los miembros quienes tuvieron sus ojos espirituales abiertos pronto gritaron. Algo había  bajado desde el cielo. “¡Guau! ¿qué es esto? ¿es esto un periódico? ¡qué! ¿el cielo tiene un periódico? ¡Guau! Periódicos están bajando desde el cielo.” Yo fui el primero en gritar. Una luz de color dorado irradió desde los bordes del periódico. Los bordes estaban también decorados con piedras preciosas. Las palabras estaban impresas con perlas. El centro del periódico tenía fotografías vívidas de la congregación de la Iglesia del Señor adorando, dando servicio, y bailando en el espíritu.

Al observar la escena estaba asombrado de lo que estaba pasando. Esto era subreal. Los miembros que no tenían sus ojos espirituales abiertos estaban perplejos. Ellos tenían un momento difícil tratando de comprender lo que les estábamos describiendo. El evento era excepcional y demasiado bueno para perdérselo. Este era un poco triste porque aquellos sin los ojos espirituales abiertos se estaban perdiendo algo grande.

Al observar las fotografías, me di cuenta de que cada miembro tenía una apariencia única y sus expresiones propias.

El encabezado del periódico celestial citaba: “La Iglesia del Señor orando.” El tamaño de las letras del encabezado era gigantesco. Una de las fotografías tenía el rostro del Pastor en el centro. Las fotografías eran muy similares a aquellas que tomaríamos aquí en la tierra. Nosotros estábamos sonriendo, mientras decíamos “whisky.”

 

*Jesús promocionando la Iglesia del Señor

Jesús dijo, “¡Joseph! ¿Qué piensas? Tú nunca has visto esto, ¿verdad?” Jesús había ordenado personalmente a los ángeles imprimir el periódico y Él le había ordenado a los santos en el cielo que lo distribuyeran para leerlo. Jesús dijo que si Él le ordenaba a los santos celestiales leer, ellos no tenían otra elección que leer. Él también dijo que era muy extraño que una iglesia de la Tierra estuviera en los periódicos celestiales. Sin embargo, La Iglesia del Señor aparecía frecuentemente en el periódico del cielo.

Jesús  me pidió una vez más, “Observa detenidamente. ¿Crees que las fotografías salieron bien?”  Al yo mirar detenidamente otra vez, me reí por largo tiempo. Noté las expresiones faciales de los miembros de la iglesia quienes tenían sus ojos espirituales abiertos; ellas eran únicas. Las fotografías eran asombrosas. Los miembros quienes tenían sus ojos espirituales abiertos estaban ocupados con gran emoción explicando a los miembros que no tenían los ojos espirituales abiertos.

Él fue alrededor de el cielo para anunciar y promocionar a mi padre, el pastor. “Hay una nueva, pequeña iglesia, en la ciudad de Suh, Incheon. El nombre de la iglesia es la Iglesia del Señor. La iglesia está liderada por un pastor. Cada vez que él predica o alaba, él hace muchas humorosas expresiones faciales o gestos.” Yo mismo, estuve de acuerdo que mi padre hace muchas expresiones faciales o gestos cómicos.

 

Pastor Kim, Yong-Doo: fuego del Espíritu Santo

Mientras estaba en el momento de oración, me enfoqué en el Señor para ir más profundo. Grité y lloré al Señor. Previamente, corto tiempo atrás, me había arrepentido abofeteándome mis mejillas. Como resultado, mis mejillas estaban inflamadas y calientes. Ellas se sentían como si estuvieran en fuego.

 

Sin el Espíritu Santo, mis mejillas ya estaban calientes. Pero cuando el Fuego Santo entró en mi cuerpo, mis mejillas se comenzaron a cocinar. Se sentía como si mi cuerpo estuviera puesto sobre una estufa caliente con tremendo poder de calentar. Los gestos de mano de sanación se hicieron más fuertes y rápidos. Mis manos producían varios movimientos. Después de que dos horas habían pasado, enormes, calientes bolas de fuego repentinamente entraron en mi cuerpo a través de la punta de mis dedos. No lo podía soportar. El fuego gradualmente  se esparció a través de mi cuerpo.

 

Mi cuerpo estaba tan caliente que tuve que gritar. Mis piernas pateaban y se iban hacia adelante debido al intenso calor. Había alcanzado mi límite; estaba ardiendo con sed.

“¡Agua! ¡Agua! ¿alguien tiene agua?” luego yo bebí como alguien quien no ha tomado agua por días.

 

Kim, Joseph: *Espinas venenosas del Espíritu Santo

Una vez mis ojos espirituales fueron abiertos, y mientras continuaba yendo espiritualmente más profundo, los espíritus malos ponían obstáculos no convencionales ante mí. Los obstáculos eran poco familiares y tan numerosos que no podían ser contados. Comparado a los otros miembros de la iglesia, me tomó largo tiempo ir espiritualmente más profundo. El Señor explicó de que fui llamado a ser un pastor. Tuve que darme cuenta de que un enorme precio es pagado para tener los ojos espirituales abiertos. Cada vez que anhelaba y deseaba ir más profundo espiritualmente, era atacado sin misericordia. Los espíritus malos buscarían por cualquier debilidad o vacíos para atacar. Y a través de mis debilidades y vacíos, yo era ocasionalmente derrotado a través de sus ataques.

Los espíritus malos frecuentemente entraban en mi cuerpo. Los otros miembros de nuestra iglesia también eran blancos continuamente por los espíritus malos. Una vez las fuerzas malignas entraban nuestros cuerpos, el dolor y tormento insoportable comenzaban. Le pregunté al Señor, “¡Jesús! Cada vez que los espíritus malos entran nuestros cuerpos, estamos en tormento y dolor. ¿Otros miembros de otras iglesias experimentan el mismo dolor como nosotros lo hacemos?” El Señor replicó, “algunos pueden experimentar dolor y tormento, pero no al nivel que los miembros de la Iglesia del Señor experimentan. Generalmente, la mayoría de la gente no experimenta dolor y tormento. Los espíritus malos secretamente  se esconden dentro de sus cuerpos y clandestinamente conspiran.”

Yo pregunté una vez más: “¡Señor! Concédenos las santas espinas venenosas para que así los espíritus malos no puedan entrar en nuestros cuerpos. ¿Las podemos usar para prevenir que ellos entren en nosotros?”. Jesús entonces nos ordenó gritar al unísono: “¡Espinas venenosas de el Espíritu Santo! Por favor concédenos las espinas venenosas del Espíritu Santo!”

Cuando le pregunté al Señor por las espinas venenosas del Espíritu Santo, solo estaba jugando y no era en serio. Pero me di cuenta de es realmente un don o poder.  Nunca lo hubiera podido imaginar en mis sueños. “¡Pastor! ¡Pastor! ¿Existe tal palabra de ‘las espinas venenosas del Espíritu Santo’ mencionada en la Biblia? El Pastor replicó, “¡Joseph! No hay tales palabras como esas mencionadas en la Biblia.” Sin embargo, el Señor no solo nos la ha mostrado, pero Él dijo, que aunque no se mencionaba en la Biblia, las espinas venenosas del Espíritu Santo existían.

Jesús nos concedió las espinas venenosas del Espíritu Santo. Las espinas venenosas salían de nuestros cuerpos con puntas afiladas. El Pastor dijo, “¡Joseph, ¿por qué está mi cuerpo sintiéndose con hormigueo? Al chequear el cuerpo del pastor, su cuerpo estaba cubierto con muchas espinas. El me recordó a un erizo.  Le expliqué al Pastor que sus espinas eran mucho más grandes y fuertes. De hecho, sus espinas eran más venenosas que la de los otros miembros de la congregación.”

El Señor siempre le había concedido al Pastor dones más fuertes y poderosos.

Los otros miembros de nuestra iglesia también poseían las espinas venenosas de el Santo Espíritu en nuestro cuerpo. Cada vez que gritábamos “Espinas venenosas del Espíritu Santo” numerosas espinas desde dentro de nuestro cuerpo aparecían.

 

Pastor Kim, Yong Doo: *Pinchado por las espinas venenosas

Sin los ojos espirituales abiertos, no era capaz de ver las espinas venenosas del Espíritu Santo.

Sin embargo, quise investigar y ver de que se trataba todo aquello de las espinas venenosas en mi cuerpo. No existe la palabra “espina venenosa de el Espíritu Santo” en ninguno de los 66 libros de la Biblia. Quise verificar las palabras de Joseph y de los otros miembros de la congregación. Mis sentido físicos estaban diciéndome de que estaba experimentando una sensación de hormigueo. Pero yo soy un personaje que necesita ver, sentir y experimentar para estar seguro. Mi mente estaba llena de determinación para verificar este evento.

Al atacar los espíritus malos, nosotros experimentábamos diariamente el poder de las espinas venenosas sobre nuestro cuerpo. Los espíritus malos eran convertidos en cenizas. Al los espíritus malos ser punzados, ellos se convertían en cenizas. En un momento, le pedí a los más pequeños  que cerraran sus ojos. Con sus ojos cerrados, ligeramente toqué  la mano de mi hija, Joo-Eun con la punta de mi dedo. En el momento que yo la toqué a ella, Joo-Eun gritó en voz alta y cayó sobre el piso. “¡Ay! ¡Pastor! ¡Papá! ¿por qué me estas pinchando con las espinas venenosas?” Ella lloró y gritó.

Después de ser levantada Joo-Eun, seguida por Yoo-Kyung, Haak-Sung y Joseph, fueron pinchados por mi. Sin embargo, a duras penas rocé sus cuerpos, pero cada uno de ellos cayó sobre el piso. El área donde los había pinchado con mi dedo comenzó a inflamarse y el veneno comenzó gradualmente a esparcirse a través de sus cuerpos. Ellos se paralizaron. Yo personalmente fui testigo de este suceso. “¡Pastor, Pastor! ¡apresúrese! Ore por nosotros, ¡ahora! ¡Por favor pare el veneno de esparcirse en todo nuestros cuerpos!” Yo contesté: “¿Qué? ¿cómo se supone que yo lo voy a detener?” Ellos gritaron, “¡deténgalo! ¡Tóquenos con sus manos!” Yo grité de regreso, “¡No! Si los toco otra vez, el veneno volverá a entrar otra vez y tal vez se esparcirá más rápido. ¿No lo creen así?” Los más jóvenes lloraron y cayeron sobre el piso uno a la vez. Ellos dijeron, “ ¡no! ¡Está bien. Imponga sus manos sobre nosotros con el corazón de oración!” Al yo orar, justo había a duras penas prevenido el veneno de esparcirse a través de todos los cuerpos y ellos fueron aliviados de su dolor.

Al pensar para mi mismo, yo no sabía como aceptar este suceso. No era capaz de explicar lo que había acabado de suceder. Estaba perplejo y la situación se sintió absurda. Después de este incidente, los más jóvenes me evitaban y no se atrevían a venir cerca de mí.

Al estar orando, nuestros cuerpos se cubrieron con espinas venenosas. Los espíritus malos, no sabiendo, atacaron y se convirtieron en cenizas al ellos ser punzados por las espinas. Ellos se habían convertido en cenizas y desaparecieron.

Sin embargo, los espíritus malos más fuertes no se convirtieron en cenizas tan fácilmente. Ellos fueron capaces de hacer numerosos intentos para entrar en nuestros cuerpos-- aún después de ser punzados por las espinas. El Señor había quitado algunas veces las espinas para asegurarse de que no nos volviéramos complacientes con nuestras oraciones. No podíamos depender solamente del veneno de las espinas del Espíritu Santo, pero las habíamos combinado con oración: “¡Gente de la Iglesia del Señor! Las espinas venenosas no son tan poderosas. Ustedes no pueden depender de ellas completamente. Las espinas venenosas fueron un recurso temporal para luchar contra los espíritus malos. Yo se las concedí a ustedes ya que son atacados repetidamente. Derroten a los espíritus malos con su fuerte fe, más bien que depender de las espinas venenosas.”

 

Sra. Kang, Hyun-Ja: *La Santa Kang, Hyun-Ja es una prometida especial en el Señor

Muchos años atrás, por la gracia del Señor, fui llevada al cielo. En ese momento, al mirarme a mí misma, no había mucho a que mirar. Sin embargo, incontables hermosas novias de bodas aparecían y se acercaban hacia mí.

El estatus de Jesús es el de un prometido quien se convertirá en el novio de bodas. Mi estatus es el de una prometida. Nosotros tenemos una relación que nadie puede separarnos en lo posible. Estamos tan enamorados. Mi amor físico por mi esposo no es nada comparado al amor que yo tengo con el Señor.

Con las preocupaciones diarias de la vida, había olvidado la visita celestial. Más tarde me enteré de que el Señor no se había olvidado de mí. Mi amado Señor había estado siempre acompañándome. Además, Él algunas veces me había observado dormir. Cada vez que dormía demasiado, Él decía, “Mi prometida, ¿por qué estás durmiendo tanto tiempo? ¿por qué me dejas sólo?” Cuando Él expresa Su celoso amor, yo instantáneamente navego en felicidad. Es una felicidad que no puedo expresar o describir en palabras. Mi amado Señor siempre acompaña a todos los creyentes. Con mis ojos espirituales, yo he visto claramente que Él acompaña a todos los creyentes. Cuando le dije a mi esposo lo que había experimentado, Él dijo que el Señor amaba a todos los creyente por igual.

Al Señor silenciosamente escuchar nuestra conversación, Él tocó mi cabeza y me envió una señal. El Espíritu Santo numerosamente acompaña al Pastor. Él toca la cabeza y el rostro del Pastor muchas veces. El Señor me acompaña muchas veces también. Estoy gradualmente yendo más profundo mientras mis ojos espirituales están ahora parcialmente abiertos.

Cada vez que el pastor es cómico y un poco discordante con sus bromas, el Señor siempre interviene. “Pastor Kim, no trate a mi prometida tan severamente.” Al Señor comentar, mi esposo vacilantemente decía, “Estoy viviendo con una esposa cuyo corazón está lejos de mí.” El  pastor rió en voz alta. El Señor y yo entonces reímos juntos. Al todos reír juntos, me di cuenta de que un día no es tiempo suficiente para pasar con el Señor.

 

 

 

 

Capítulo 3:

Electricidad Santa

 

====  Febrero 28, 2005  (Lunes) ====

 

Sermón de la Escritura:  “Les daré un nuevo corazón, y les infundiré un espíritu nuevo; les quitaré ese corazón de piedra que ahora tienen, y les pondré un corazón de carne. Infundiré mi espíritu en ustedes, y haré que sigan mis preceptos y obedezcan mis leyes.” (Ezequiel 36:26-27)

 

Kim, Joseph: *Burbujas rosadas en forma de corazón expresando el corazón del amor

Al yo estar ansiosamente anhelando,  por Jesús, algunos seres extraordinarios salieron de mi cuerpo. Estuve muy sorprendido. Fuertemente cerré mis ojos y oré, pero el fenómeno no se desaparecía. Burbujas rosadas salían de mi cuerpo. Ellas estaban brillando e irradiando. Al ellas continuamente salir de mi cuerpo, las burbujas rosadas se transformaron en forma de corazón. Ellas volaron a el cielo hacia el trono de DIOS. Al ellas pasar el espacio, viajaron por la galaxia y finalmente alcanzaron el trono de DIOS. Ellas parecían frágiles, como burbujas estándares de aire, y parecían como si se fueran a reventar fácilmente con el más ligero impacto. Mientras observaba, me sentí nervioso de que se estallaran. Pero afortunadamente, ellas no se reventaron.

Con una resonante, profunda voz de eco, el Padre DIOS impactadamente dijo, “¡hummm…, el corazón de Joseph está ascendiendo alto! Muy bien, gracias!” Él luego recibió las burbujas en forma de corazón. DIOS estaba muy complacido y satisfecho mientras reía. Los corazones rosados representan mi corazón hacia DIOS. Una vez ellos alcanzaron al Padre DIOS,  de ellos salía una fantástica luz ante DIOS. Dentro de un corto período de tiempo, burbujas similares a forma de corazón comenzaron a venir hacia adelante desde DIOS hacia mí. “¡Ya que tú me has dado tu amoroso corazón, yo te daré también mi corazón!” Desde el seno de DIOS, hermosos corazones en forma de corazón iluminados de color rosado bajaban interminablemente.

Ellos eran incomparables a mis burbujas de forma de corazón. Cuando las burbujas de forma de corazón entraban interminablemente en mi cuerpo, mi corazón se aceleraba de emoción y se desbordaba de felicidad.

Dije al Padre DIOS: “¡Padre DIOS! Gracias por amarme tanto. Yo solía ser codicioso y quejumbroso. Era impaciente y quería mis ojos espirituales abiertos rápidamente.”

Antes de que pudiera terminar mi oración, Padre DIOS dijo, “¡Todo está bien! Hoy este fenómeno prueba que tú y YO tenemos el mismo corazón amoroso y la manifestación de fe.” Después de esta experiencia, yo siempre pienso acerca de DIOS y siempre estoy en oración.

 

Sra. Kang, Hyung-Ja: *El Señor quien da sueño a los santos

“Señor, en estos días, estoy teniendo momentos difíciles para dormirme después de toda una noche de oración. Yo quiero dormir,  pero estoy en tormento y no puedo dormirme. Señor, necesito dormir bien para deshacerme de la fatiga. ¡Por favor, ayúdame a dormir bien!” Mi hija quien estaba cerca a mí gritó: “¡Madre! Jesús está dándote un abrazo.” Tan pronto como Él me sujetó en sus brazos, yo suavemente me quedé dormida. Me dormí como si estuviera embriagada con somníferos o anestésicos. Al caer más profundo en sueño, el Espíritu Santo era una caliente, suave energía que inundaba y calentaba en mi cuerpo.

“Por demás es que os levantéis de madrugada, y vayáis tarde a reposar; Y que comáis pan de dolores; pues que a su amado dará Dios el sueño.” (Salmos 127:2)

Jesús continúa diciendo a los miembros de la Iglesia del Señor que su corazón se ha abierto ampliamente a la Iglesia del Señor. El Señor ha hecho especialmente a mis niños y a mí muy felices. Él es algunas veces bromista y viene alegremente. El Señor algunas veces lleva puesto un traje que luce extraordinario o viene en una apariencia cómica. El propósito de Su visita teatral era hacernos felices. Algunas veces estoy confundida sobre quien va a hacer a quien sentir feliz. El Señor amaba nuestro servicio y adoración muchísimo. Él dijo que siempre espera por nuestra iglesia para el servicio y adoración.

Ya que la Iglesia del Señor y mi familia relevantemente  se centra en la Trinidad de DIOS, nuestra risa nunca termina. Nuestros corazones hablan al Señor.

Nuestros tópicos importantes para discutir son siempre el Señor. Todas nuestras conversaciones están centradas en DIOS. Notamos siempre al Señor y siempre está acompañado por el Espíritu Santo, pero algunas veces Él opera solo.

 

==== Marzo 4, 2005 (Viernes) ====

Sermón de Escritura:

“Después llamó a los doce, y comenzó a enviarlos de dos en dos; y les dio autoridad sobre los espíritus inmundos. Y les mandó que no llevasen nada para el camino, sino solamente bordón; ni alforja, ni pan, ni dinero en el cinto, sino que calzasen sandalias, y no vistiesen dos túnicas. Y les dijo: dondequiera que entréis en una casa, posad en ella hasta que salgáis de aquel lugar. Y si en algún lugar no os recibieren ni os oyeren, salid de allí y sacudí el polvo que está debajo de vuestros pies, para testimonio a ellos. De cierto os digo que en el día del juicio, será más tolerable el castigo para los de Sodoma y Gomorra, que para aquella ciudad. Y saliendo, predicaban que los hombres se arrepintiesen. Y echaban fuera muchos demonios, y ungían con aceite a muchos enfermos, y los sanaban.” (Marcos 6:7-13).

 

Sra. Kang, Hyung-Ja: *La lengua del Diablo

Durante el encuentro temprano de la mañana, al orar fervientemente en lenguas, un sonido extraño comenzó a salir de mi boca. Dos horas habían pasado. Inicialmente, estaba emocionada con el nuevo y diferente sonido en lenguas. Yo pensé que el Señor me había concedido otra lengua. El sonido de la nueva lengua gradualmente  se hizo extraño. Mi intuición me estaba diciendo de que algo estaba mal.

Mi cuerpo se comenzó a cubrir con piel de gallina. Finalmente, una risa malévola de una mujer joven salió. “Oh, jojojojo, eeheeeheeeeheee, ehehehehe.” Toda variedad de risas diabólicas surgieron. Al mismo tiempo, la Hermana Baek, Bong-Nyu también comenzó a hablar con las lenguas del diablo. Ella se escuchaba exactamente como la niña quien estaba endemoniada en la popular película, “El Exorcista”.

Yo pensé para mí. “¿Cómo pueden las lenguas del diablo salir de mi boca?” no importaba cuanto pensara acerca de ello, no lo podía comprender. El sonido de las lenguas del diablo no se detenía. Dentro de un poco período de tiempo, mi cabeza comenzó gradualmente a moverse de lado a lado. Luego la velocidad aceleró. Mi cabeza comenzó a sacudirse violentamente y no lo podía parar. Abrí mis ojos y vi a la hermana Baek, Bong-Nyu también sacudiéndose violentamente. Finalmente, nuestro Pastor, quien estaba orando, de alguna forma sintió lo que estaba pasando e inmediatamente vino a nosotras. Él luego comenzó a echar los demonios. “¡Satanás! ¡Vete! Espíritu de confusión -- ¡fuera en el nombre de Jesús!”

Ante esta manifestación, yo no me estaba concentrando durante mi oración en lenguas. De hecho, yo estaba pensando en otras cosas. Durante esos momentos de debilidad, los demonios usaron esa oportunidad para entrar en mi cuerpo. Este es el por qué mis lenguas se convirtieron en las lenguas del demonio. Cada vez que los demonios vienen a mi cuerpo siempre estoy en tormento. No soy sólo físicamente afectada, pero me vuelvo mentalmente confundida y me pongo muy cansada.  Al pastor caminar hacia adelante y hacia atrás entre la hermana Baek, Bong-Nyu y yo, él oró sobre nosotras. Y cada vez que el pastor ora sobre mí, me pongo normal. Sin embargo, cuando él se alejó hacia Baek, Bong-Nyu para orar sobre ella, la lengua o lenguaje del diablo comenzó a salir de mi boca otra vez.

 

 

*Las fuerzas de los espíritus malos entran en el cuerpo de la Sra. Kang, Hyun Ja

“¡Jesús! ¡Jesús! ¿Por qué se están manifestando las lenguas del diablo continuamente?” Pero el Señor guardó silencio. El Señor es dulce y bondadoso, pero Él no hablaba palabra esta vez. Él estuvo parado silenciosamente y nos observaba.

Una vez más, rompí mi concentración y pensé en algo más. En ese momento, los espíritus malos regresaron dentro de mi cuerpo como un grupo. Casi me desmayo. Mi cuerpo comenzó a entumecerse. Comencé a tambalear en el piso de dolor. No importaba cuanto llorara y suplicara, el Señor no respondía. Era en vano.

La hermana Baek, Bong-Nyu estaba también tambaleando sobre el piso y llorando de dolor. El pastor se puso nervioso y su rostro empalideció. Él continuó caminando hacia adelante y hacia atrás entre nosotras mientras él oraba. Su fuerza física estaba en su límite. Él estaba totalmente exhausto. El Pastor por lo general es muy seguro cuando se trata de su resistencia. Sin embargo, al él echar malos espíritus, gritando y gritando, él estaba muy cansado ya que tenía que ir hacia enfrente y hacia atrás a donde la hermana Baek, Bong-Nyu y yo.

Además, las heridas del Pastor hechas por los espíritus malos en batallas previas no estaban completamente sanadas. Como resultado, él sufrió más y estaba en agonía adicional.

Sin embargo, a pesar de sus heridas, él continuó orando incesantemente por nosotras. Sentí pena por el pastor, y yo quería que él descansara, pero no antes de ayudarme. Le pedí a él orar por mí ya que mi dolor era intolerable. Los ataques habían sido continuos. Ya habían sido 4 o 5 días. Yo había sido atacada sin descanso. Fui acosada día y noche. No era capaz de comer, beber o dormir en absoluto. Había sido la víctima de incesantes ataques más que los otros. No podía descansar.

 

*El anuncio preliminar del Señor acerca de el ministerio del santo fuego y la salvación

Jesús estaba a punto de explicar por qué Él estuvo de pie en silencio mientras nosotros suplicábamos y lastimosamente le gritamos a Él. Estuvimos gritando y pidiendo por ayuda cuando echábamos los espíritus malos.

Le pregunté al Señor por qué Él había permitido que los Espíritus malos entraran en mi cuerpo continuamente. Le dije a Él que el dolor que estaba experimentando era insoportable. El Señor comenzó a explicar. “Existen muchas razones por las cuales estoy permitiendo estas cosas. La primera razón es para enmendar sus malos hábitos de hablar compulsivamente hablando y divulgando información. ¡Santa Kang, Hyun-Ja! Tú eres mi prometida amada. Cuando el tiempo apropiado sea permitido, todo será revelado. Los secretos espirituales deben mantenerse en secreto, pero tú vas diciéndole a todas las personas en todos los lugares. ¿no crees que debes de cambiar tus caminos? Tú definitivamente no cambiarás solo con mis palabras! Esta es la razón por la que estoy permitiendo estos eventos para disciplinarte. A través de estas dolorosas experiencias, serás cambiada!”

Cuando rememoro sobre mí misma, veo que estoy lejos de cambiar. Me pregunto cuan deplorable aparezco ante los ojos del Señor. Una vez fui conciente de esto, estuve tan avergonzada que me quería esconder. Jesús continuó: “En el futuro, habrá un tiempo cuando la gente experimentará el Santo Fuego Ardiente a lo ancho del mundo. La Iglesia del Señor liderará el momento de la obra del Fuego Santo. Dejaré que ustedes lideren y ejecuten el ministerio del Fuego Santo. Sin embargo, Ustedes tendrán que recibir y experimentar muchas pruebas para ser entrenados. Pero no tengan miedo cuando enfrenten muchas pruebas. Con audacia soporten esto!”

El Señor añadió, “Ustedes deben saber y comprender las conspiraciones y estrategias de los espíritus malos para desalojarlos y echarlos a ellos. Ustedes deben conocer sus planes en profundidad. Tendrán que experimentar el tormento y la opresión de primera mano para que puedan entender el dolor y el tormento de otras personas quienes están oprimidas por las fuerzas de la oscuridad. Sentirán genuinamente pena por ellas ya que conocerán su dolor. Estarán motivados para sanar y liberarlos a ellos. Este es el motivo por el que he permitido sus experiencias!”

 

“Pero a vosotros y a los demás que están en Tiatira, a cuantos no tienen esa doctrina, y  no han conocido lo que ellos llaman de Satanás, yo os digo: No os impondré otra carga; pero lo que tenéis, retenedlo hasta que yo venga.” (Apocalipsis 2:24-25).

Todas las acciones que ocurren en esta Tierra requieren de algún sacrificio. Generalmente, situaciones o asuntos no se van con facilidad sin un sacrificio. En el reino espiritual, un enorme precio debe ser pagado para aprender o ganar algo. La Iglesia del Señor ha especialmente encontrado muchos malos espíritus con los cuales hemos batallado interminablemente. Si no estamos preparados para batallar contra las fuerzas del mal, seremos derrotados eventualmente. He llegado a darme cuenta de que la congregación de nuestra iglesia ha sido nominada en alguna forma como un experimento. Cada día nosotros peleamos contra los espíritus malos en el reino espiritual. Y cada día nosotros somos bautizados también por el Santo Fuego. No fuimos solo un experimento, sino que este experimento nos entrenó en discernimiento e inmunidad.

Sin embargo, por el otro lado, las batallas espirituales han sido algo inesperado y más allá de nuestra imaginación. Al las batallas ser continúas e interminables, nuestros cuerpos físicos se ponen exhaustos. Ahora envidio a las personas quienes viven una vida Cristiana normal. Ellos parecen felices. Al nosotros recibir muchos dones, más cada día, y al nuestros ojos espirituales estar continuamente abiertos, nos convertimos en el centro de los ataques del diablo. Nosotros nos convertimos en su objetivo. Con eso dicho, también nos convertimos en el centro de criticismos para otros. Somos incomprendidos y la gente  se siente celosa de nosotros. Somos el centro de todas las batallas espirituales y con otras personas. Las batallas son sin tregua: son diariamente.

Sin embargo, ahora, nos hemos acostumbrado a tales asuntos.

Generalmente, la gente pensaría que el tener los ojos espirituales abiertos sería grandioso y gozoso. Pudiera parecer de alguna forma bueno, pero en realidad, es totalmente lo opuesto. Cuando uno está en el reino espiritual, uno debe ser mucho más fuerte que cuando está en el reino físico. En el reino espiritual, uno puede solamente ser aprobado si uno gana la batalla en bases diarias. Sin embargo, es muy difícil vivir espiritualmente en todas las áreas. Es más difícil y pesado cuando el cuerpo físico no puede mantener el compás en los sucesos en el espíritu. A pesar de las dificultades, sin embargo, es todavía grandioso tener especial favor y atención. Todos nosotros estamos aprobados por Él. Somos capaces de probar la sensación placentera de victoria y gozo. Además, abundantemente emocionante. La emoción no puede ser experimentada desde el mundo. De hecho, es felicidad eterna.

Antes de que mis ojos espirituales fueran abiertos, yo era ignorante de todos los eventos y experiencias que había encarado. Mi fe estaba basada en teoría y cátedras. Una cosa es seguro, uno no puede concluir que los ojos espirituales están abiertos solo porque uno ha recibido un don santo. Cuando usted pelea contra espíritus malos, usted tiene que derrotarlos, de otra forma, usted será inmediatamente derrotado. Si usted no le hace daño a su oponente, ellos le harán daño a usted enormemente. La guerra espiritual ha resultado en muchos pastores y sus esposas ser burlados. Como resultado, su decepción y falla los ha conducido a ellos al infierno. Estamos siendo testigos y experimentando la batalla espiritual. Yo también soy la esposa de un pastor. Y como la esposa de un pastor, yo quise apoyar y servir a mi pastor mucho más que cualquier esposa de otro pastor. Actualmente, la meta fue muy difícil de lograr. Antes hubo muchos momentos donde había presentado o juzgado situaciones a través de mis experiencias y mi carne. Antes, el humanismo absorbía mi corazón; por lo tanto, solía juzgar todos los asuntos desde mi punto de vista.

En cualquier momento en el que estuve oprimida y desesperanzadamente atacada por las fuerzas del mal por varios días, yo fui derrotada. No era capaz de comer y la condición de mi miseria continuaría. Justo como una persona demente, perdía mi mente y mi cuerpo se agitaba violentamente. Al experimentar estas situaciones dolorosas, ahora soy capaz de relatar el dolor y la miseria de multitudes de personas quienes están afligidas y oprimidas por fuerzas malignas alrededor del mundo.

Al estar en insoportable tormento, supliqué al Señor. Vi el rostro del Señor; Él estaba observándome con la expresión de una roca. Me trajo mucha tristeza ser testigo de su expresión. Tal vez, Jesús me está permitiendo experimentar varias pruebas para algún futuro evento o eventos.

*150 espíritus malos entran a la misma vez

¿Cuánto más el Señor nos continuará probando y hasta cuándo? Durante el segundo encuentro de oración, alrededor de 150 espíritus malos entraron a mi cuerpo a la misma vez. El hablar, lenguaje del diablo comenzó incesantemente a salir de mi boca. Los espíritus malos comenzaron a entumecer mi cuerpo entero, incluyendo todas mis coyunturas y huesos. Esto comenzó a las 9 p.m. y el Pastor y yo luchamos hasta el medio día del siguiente día, lo cual fue a las 12 p.m..

Grité y lloré a el Señor. Al darme cuenta de que no tenía suficiente fe para echarlos de mi cuerpo, lloré y lloré. Fue vergonzoso. Como la esposa del pastor, mi fe estaba solo al nivel de mediocre. Este es el por qué yo debo ser continuamente asediada por espíritus malos. Al reflexionar sobre estos pensamientos, lloré aún más. ¿Por qué estaban estos espíritus malos atacándome, especialmente a mí? ¿Por qué no soy capaz de echar a las fuerzas del mal con mi fe? Me puse emocional sin reservas y me estaba derrumbando.  Mi alma/espíritu se agitaba con incertidumbre. Debido al agotamiento, los otros miembros de la iglesia se fueron a casa. El Pastor y yo fuimos los únicos que permanecimos. El pastor tomó unos pocos pasos hacia atrás y dijo, “¡Ah! ¡ellos son terribles! Yo he hecho muchas liberaciones, pero nunca había experimentado antes tales espíritus malos tan tenaces como estos-- ¡muy testarudos!”

Mientras lloraba, supliqué al Pastor: “¡Cariño! ¿qué debería yo hacer? Tú debes de sacarlos.” El pastor contestó: “¡Correcto, ya comprendo! Sin embargo, déjame descansar un poco y puedo hacerlo de nuevo.” Después de que el pastor tomó aliento, él me sentó sobre una banca mientras el sentaba detrás de mi en la barra de atrás con sus piernas sobre mis hombros. El Pastor luego impuso su mano sobre mi y empezó a orar. Mientras oraba, él abrió mi boca con sus dedos y toda clase de espíritus malos comenzaron a salir a chorros hacia adelante, uno a la vez.

El pastor y yo nos agotamos gradualmente. Estuvimos a un paso de desmayarnos. Además, el Señor continuó solo observándonos. Creo que Él quería observar y esperar hasta que nuestro límite fuera alcanzado. Los inmundos, feos espíritus no tenían en absoluto señal de fatiga. De hecho, ellos gradualmente gritaban más fuerte. Ahora, ellos estaban atacándonos como las bestias salvajes atacan a sus presas.

No podíamos soportarlo por más tiempo, habíamos agotado toda nuestra fortaleza física y espiritual. Cuando el Pastor gritaba, “¡Fuego Santo!” escuchábamos a los espíritus malos constantemente gritar, “¡Ah, caliente! ¡Ah caliente! ¡Ah caliente!”. Sin embargo cuando la voz del Pastor se debilitaba, los espíritus malos se hacán más violentos en mi cuerpo. Durante la mitad de la batalla, nosotros grabamos los sonidos para dejar evidencia.

Mientras el Señor observaba, Él pudo haber sentido lástima por nosotros porque finalmente intervino. Jesús entró en el cuerpo del Pastor. Tan pronto como el Señor entró a su cuerpo, el pastor ganó fortaleza una vez más y fue lleno en totalidad con el Espíritu Santo. El pastor luego reprendió todos los espíritus malos echándolos. Fui finalmente capaz de descansar. El Señor dijo, “Todas estas experiencias son necesarias para que ustedes puedan ser usados globalmente en un tiempo más tarde.” El Señor luego explicó esto en más detalle.

Sin la ayuda del Señor, somos débiles recipientes que no somos capaces de ejecutar nada en un tiempo dado. Solamente podemos ejecutar propiamente cuando el Señor interviene o trabaja en nuestro beneficio. Nuestros cuerpos estuvieron muy cansados y exhaustos. Pero agradecimos al Señor. Finalmente llegamos a casa alrededor de las 3 p.m.

 

 

Pastor Kim, Yong-Doo: *Nominados experimentales.

Mi esposa y la hermana Baek, Bong-Nyu fueron grandes blancos para el ataque de las fuerzas satánicas. Casi sobre bases diarias, yo desesperadamente batallaba con los espíritus malos al ellos entrar en nuestros cuerpos. Usualmente, cuando los espíritus malos se infiltran dentro de los cuerpos de las personas, solo toma breves momentos para fácil y rápidamente entrar en ellos. Sin embargo, una vez ellos han entrado el cuerpo de alguien, nunca fue fácil para ellos irse.

Algunos espíritus malos son muy fuertes y ellos tienen sus propias estrategias para defenderse a ellos mismos. Ellos rigurosamente resisten y gritan durante el ardor del Santo Fuego Ardiente. Cada vez que los espíritus malos son forzados para dejar nuestros cuerpos, ellos pueden herir nuestros cuerpos y dejar varios efectos laterales o consecuencias posteriores.

Porque por la gracia del Señor, fui capaz de contar claramente el número de las fuerzas malignas. Joseph, Joo-Eun, Haak-Sung, y el poder espiritual de Yoo-Kyung escalado al más alto nivel y ahora ellos fueron capaces de pelear contra espíritus malos. El Señor había protegido especialmente a los más jóvenes, pero los adultos como mi esposa, la hermana Baek, Bong-Nyu, y yo fuimos dejados para manejar situaciones difíciles. Después de pelear con espíritus malos cada día, me pongo muy exhausto y me siento como que cada pulgada de mi cuerpo se había agotado. Todavía, el Señor solamente observó sin asistir.

De la boca de mi esposa, toda clase de horripilantes sonidos salían: varios sonidos de gemidos de una joven niña y el sonido de bestias salvajes. Nunca hubiera podido imaginar que toda esa clase de espíritus malos pudiera existir, especialmente, cuando presencié a mi esposa haciendo el sonido de una serpiente con su lengua. Cuando vi eso, mi cuerpo estaba cubierto con piel de gallina y mis vellos se erizaron. “Shhhhh… shhhhh! Ohohohoh!”  Cuando escuché el sonido de una joven entristecida llorando, temblé de miedo -- era muy espeluznante y extraño.

Me dí cuenta después de que todos los miembros de nuestra iglesia eran experimentos. El Señor nos explicó más tarde en detalle. Él Señor nos explicó esto más vividamente para ayudarnos a comprender.

*Las cenizas quemadas de los espíritus malos revivieron

Los espíritus malos tenían la habilidad de revivir ellos mismos aún después de que los habíamos quemados a ellos con fuego -- el fuego del Espíritu Santo. Yo había reprendido y quemado todos los espíritus malos de los cuerpos de mi esposa y hermana Baek, Bong-Nyu.  Sin embargo, en lugar de ser quemados y desaparecer, ellos comenzaron a gritar.

Ellos gritaron con las características voces humanas. “¡No, No! ¡Yo no me iré! ¿Por qué me iría cuando estoy tan agradable aquí? ¿Por qué me iría? ¡Ay, ay! ¡caliente! ¡caliente! E Fuego Santo está viniendo una vez más. ¡No puedo soportarlo! Pastor Kim, usted @#%@%$! ¡Quite sus manos! ¡De acuerdo, de acuerdo! Saldré. ¡Estoy saliendo!” Ellos decían que iban a salir muchas veces. De hecho, ciento de veces ellos lo dijeron. Más tarde, ellos se convirtieron en cenizas.

Cuando ellos se convirtieron en cenizas, yo bajé mi guardia y pensé, “Esto debe estar realmente terminado.” Sin embargo, las cenizas comenzaron a reformarse en otra clase de espíritu malo. “¡Esta revivió! “¿qué?! ¡¿cómo puede pasar esto? Estoy enfermo y cansado!” Mis niños también comenzaron a gritar, “¡Pastor! ¡tenemos un serio problema! Los espíritus malos habían revivido. ¡Gran problema! ¿qué deberíamos de hacer?”

En voz audible, hablé algo para dar ánimo. “¿Qué quieren decir, con qué deberíamos de hacer? Estamos comenzando de nuevo. Repréndanlos a todos!” Luego comencé a pelear a todos los espíritus malos que estaban en la hermana Baek, Bong-Nyu y mi esposa. Sentí como si la batalla fuera interminable. “¡Ey muchachos! No sean sorprendidos con la guardia en bajo. Recójanse así mismos y no se pongan en el camino donde los espíritus malos están saliendo! Manténganse muy cerca detrás de mi y oren.”

Cada vez que los espíritus malos dejan a alguien, los otros santos con débil fe no deberían de estar cerca.

De otro modo, ellos tienen que estar en guardia y listos. Al continuar atacando los espíritus malos incinerados que no eran otra cosa que una pila de cenizas, ellos eventualmente  se convirtieron en humo oscuro. El humo se retorcía y finalmente desaparecieron para el infierno. Mi esposa sufrió alrededor de cuatro días después de las afecciones. Ella se quejaba de dolor también. La hermana Baek, Bong-Nyo estaba también en la misma condición. Sin embargo, cuando los servicios de la noche estaban a punto de comenzar, el Señor siempre les había concedido la gracia a ellos para recobrarse. Con la gracia del Señor para recobrarse, los dos se veían muy aplacibles y llenos de gracia cuando danzaron en el Espíritu Santo.

 

Lee, Haak-Sung: *Dios danza

Después que habíamos reprendido a todos los espíritus malos de la Sra. Kang, Hyun-Ja y mi madre, nosotros fervientemente cantamos canciones de adoración una vez más. Después comenzamos nuestras oraciones individuales. Una visión comenzó a aparecer en frente de mis ojos. Vi una visión del trono de Dios. Joseph y yo estuvimos mirando el trono de DIOS en el mismo momento.

DIOS Padre se levantó de Su trono y reconstruyó la danza que habíamos bailado en nuestro servicio de adoración. Debido al brillo de la luz, todavía no podíamos ver el rostro del Padre. Sin embargo, fuimos capaces de verlo a Él bailar. El Padre desplegó Su enorme dedo índice y lo sacudió de lado a lado. Él se movió alrededor y bailó. Él entonces desplegó Su dedo izquierdo y lo sacudió de lado a lado. El Padre balanceó Sus piernas y cada vez que las balanceaba, toda clase de diferentes formas y colores del arco iris brotaron. Moisés vino al trono de DIOS y dijo para sí mismo. “Oh, DIOS Padre no actúa en tal forma. ¿por qué está Él bailando?” Padre DIOS instantáneamente habló y le ordenó a Moisés: “¡Moisés!  ¡Moisés! Estoy muy complacido por la adoración de la Iglesia del Señor. ¡Estoy muy gozoso! ¿Por qué no danzas también?” Tan pronto como DIOS habló, Moisés bailó ante DIOS por largo tiempo.

DIOS dijo, “Me siento muy bien hoy!” DIOS estaba gozoso y complacido. Moisés bailó desmañadamente al principio, pero luego comenzó a bailar de manera encantadora. Yo pensé que Padre DIOS solamente recibía nuestros servicios, adoración y oraciones. Sin embargo, Él expresa su complacencia y baila. La visión era realmente increíble.

Aún después de presenciar tan maravillosa experiencia, DIOS Padre continúa danzando cada vez que tenemos adoración en la iglesia.

DIOS Padre también mueve Su pie hacia arriba y abajo en regocijo y alegría. El sonido de la pisoteada hacia eco alrededor de todo el firmamento y la luz de gozo se dispersaba en todas direcciones. Cada , vez que DIOS estaba complacido, los veinticuatro mayores en frente de DIOS, los santos en el cielo, y los ángeles estaban también deleitados. Los ángeles hacían sonar las trompetas.

 

==== Marzo 6, 2005 (Domingo) =====

Sermón de la Escritura: “El Espíritu del Señor omnipotente está sobre mí, por cuanto me ha ungido para anunciar buenas nuevas a los pobres. Me ha enviado a sanar los corazones heridos, a proclamar liberación a los cautivos y libertar los prisioneros,” (Isaías 61:1)

Kim, Joo-Eun: *La grabadora y video grabadora del Cielo

Yo fervientemente adoré durante el servicio de adoración. En el medio de la adoración, una luz irradió repentinamente. Vi una procesión de luces con multitud de ángeles descendiendo. “¡Guau! Pastor, hermanas, hermanos, muchos ángeles están bajando!” grité. Los ángeles traían algunos objetos con ellos. Los objetos más pequeños estaban en sus manos mientras los más grandes estaban sobre sus hombros. Los objetos eran grabadoras y videograbadoras. Las grabadoras y video grabadoras estaban decoradas con piedras preciosas y estaban hechas de oro. En honor a la verdad, eran de muy buena apariencia. En el momento que las vi, quise tener cada una de las dos cámaras. Los ángeles estaban grabando cada evento que estaba ocurriendo en nuestra iglesia. “¡Guau! ¿Cómo debería estar esto ocurriendo? Yo nunca hubiera imaginado que el Cielo hubiera tomado fotografías y grabado lo que nosotros hacemos aquí en la Tierra.” Yo estaba asombrada y pensé que esto era novedoso. Yo continué dando gritos. Yo nunca había visto nada como esto en su vida. “¡Hermano Joseph! Hermano Haak-Sung, hermana Yoo-Kung! Mire eso! ¡Guau! ¡Asombroso!”

Hubo algunos ángeles que grabaron las cómicas expresiones faciales del Pastor y gestos durante su sermón y adoración. Parecía como si personas de una emisora estuvieran filmando escenas. Al Jesús seguir al Pastor, Él imitaba las expresiones faciales únicas y humorísticas. Los ángeles estaban muy ocupados caminando alrededor y filmando las expresiones faciales y los gestos de la congregación.

Las cámaras, video grabadoras y grabadoras se veían muy similares a la que nosotros tenemos aquí, excepto que estaban hechas de oro y decoradas con piedras preciosas de el Cielo. Sin embargo, no sabíamos cual era el propósito de estar grabando y filmando todos  los eventos. Algunos ángeles grabaron los sermones audibles del Pastor y escribieron las palabras de la predicación. Ellos estuvieron diligentemente documentando y filmando las actividades de la iglesia.

El Pastor estaba muy exhausto de pelear y reprender espíritus malos por varias semanas. El Pastor no podía dormir. Su agotamiento le evitó de comer, excepto de beber agua. Además, sus labios estaban severamente ampollados y se veían muy mal. Finalmente, el Pastor cayó sobre el piso cerca del altar por el agotamiento. El no era capaz de pararse. Jesús se paró detrás del Pastor y estiró Sus brazos y manos para tocar la espalda del Pastor. Tan pronto como el Señor tocó su espalda, una luz intermitente transparente entró en el cuerpo del Pastor. Dos filas de luz de forma de pequeños círculos continuaron a para entrar en el cuerpo del Pastor.

De ese momento en adelante, el débil sermón del Pastor se energizó en un poderoso servicio. El Pastor predicó por cuatro horas. El servicio se convirtió en un festival.

 

*Probando el santo don de la profecía

Jesús dijo, “Reúnan a los miembros de la iglesia quienes poseen el don de la profecía para enseñarles a ellos. Es el trabajo del Pastor instruirles.” Él dijo que habían más profecías falsas en estos días. Por lo tanto, tenemos que ser más cautelosos y estar más completamente armados con la Palabra de Dios para poner a prueba las profecías. Él más adelante dijo que las personas quienes poseen el don de profecía no deben de ser arrogantes y hablar descuidadamente. Todos ellos deben continuar siendo humildes. No deben de ir por ahí y presumir acerca de su don a las otras personas.

Pero principalmente, ellos deben de orar más frecuente y no deben de ser perezosos acerca de leer la Biblia. Los espíritus malos engañan a las personas hablando falsas profecías. Por lo tanto, cada vez que ellos profetizan, ellos deben de hacerlo muy cuidadosamente.

Le pregunté al Señor, “¡Jesús! ¡Jesús! ¿Qué pasa si te pruebo gritando: ‘diablo, vete’?” El Señor contestó, “Eso sería correcto. Es más importante que tú no seas engañada. Tú debes de ponerlo a prueba con la palabra. Aún si soy Yo. ¿Comprendes?” Yo contesté, “¡Sí, Señor!”. El Señor habló a mí y dijo, “¡Joo-Eun! Hoy, tu madre, Kang, Hyun-Ja apenas escapó de una mala situación. El demonio de tercer más alto rango entró en su cuerpo con sus subordinados. Ella debió de experimentar gran dolor. Por lo tanto, se muy cautelosa por la ocasión de hoy. Las personas quienes han recibido el don de profecía tendrán más grandes pruebas y tentaciones. ¡Al uno gradualmente abrir sus dones, espíritus malos más fuertes vendrán y atacarán! Sin conocer la realidad de este peligro, hay muchos santos quienes con poco cuidado piden por los dones. No debes de profetizar imprudentemente o informalmente. ¿Entiendes?” yo estuve determinada a ser cuidadosa.

 

Sra. Kang, Hyun-Ja: * No usar el poder espiritual indiscretamente

Después del servicio, regresé a casa, pero las fuerzas de espíritus malos me habían seguido a mi casa. Luego alrededor de 50 espíritus malos entraron en mi cuerpo a la misma vez. Debido al gran dolor, comencé a rodar y tambalear sobre el piso. En fe yo gritaba, pero esto parecía limitado ya que los espíritus no eran tan fácilmente arrojados fuera.

En ese momento, Jesús dijo, “¡Tienes que echarlos con tu fe! Por lo tanto, tu eres capaz de ir espiritualmente más profundo y tener tu fe incrementada.” Yo pedí, “¡Joo-Eun! Por favor ora por tu madre! ¡Rápidamente…! Al Joo-Eun colocar sus manos sobre mi pecho y orar, el ardiente Fuego Santo salió de su cuerpo y el fuego quemó los espíritus malos. El Fuego Santo instantáneamente convirtió mi cuerpo en una bola de fuego. Joo-Eun repentinamente gimió y dijo, “¡Madre, madre! No puedo soportar el Santo Fuego saliendo de mi cuerpo! Mi brazos me están doliendo mucho y mi poder espiritual se está debilitando. ¿Qué debería de hacer?” ve y llama a tu padre -- él está escribiendo el libro en este momento.”

El Señor luego inmediatamente gritó, “¡No! El Pastor Kim está escribiendo el libro como una orden. Ya que él está concentrado y escribiendo el libro, ustedes no deben de dejarlo a él usar su poder espiritual para echar a los espíritus malos en este momento. Si él utiliza su poder espiritual para echar a los espíritus malos, él no será capaz de escribir el libro adecuadamente. ¡Joo-Eun, tendrás que retirar tus manos! Estarás también en una situación peligrosa si tu poder espiritual es debilitado! Santa Hyun-Ja, debes de arreglar este asunto con tu propia fe.”

Después de echar a todos los espíritus malos dolorosamente, Joo-Eun y yo fuimos al cuarto del Pastor donde él estaba ocupado escribiendo el libro. Con nuestros ojos espirituales, observamos a el Pastor gimiendo y apretando sus dientes mientras escribía el libro. El brazo derecho del pastor y la espalda estaban en tirones y partidas por los ataques de los espíritus malos. Habían unas pocas líneas en forma de surcos que estaban partidas y arañadas. Mientras el Pastor escribía, el dolor insoportable lo llevó a las lágrimas. Jesús confortó al Pastor al  acariciar su espalda. El Espíritu Santo y Jesús se pararon cerca de él para protegerlo. Ellos se convirtieron en su escudo y los espíritus malos no lo podían atacar a él más.

Después de observar la escena, nosotras estuvimos muy calladas mientras el Pastor escribía el libro. Nuestros miembros de la familia andaban en la punta de los pies cuando se movía alredor de la casa. Aún nosotras respirábamos los más calladamente posible. Para ayudarlo a él a concentrar, nos hicimos muy cuidadosas en todos los asuntos alrededor de la casa.

Además, el Señor nos había ordenado a nosotros andar muy cuidadosamente en nuestros caminos durante este tiempo. Tratábamos de no disturbar al Pastor y nos habíamos puesto inclusive nerviosos cuando descansábamos, comíamos o dormíamos.

 

Diacona Shin, Sung-Kyung: *arrepentimiento

Tan pronto como comencé a orar, chispas brillantes comenzaron a destellar. Inmediatamente, me comencé a arrepentir. Usualmente no lloro con facilidad, pero finalmente estaba fluyendo en lágrimas.

Durante todo este tiempo, había sido una indolente y perezosa. Me estaba arrepintiendo enteramente por todo. Hoy, mi oración estaba especialmente enfocada. Después de que algún tiempo había transcurrido, mi oración gradualmente  se aceleró. Luego repentinamente, un enorme objeto azul brillante irradió hacia mi y pasó por mi lado. Sentí como si mi oración estuviera continuamente volando hacia el cielo en el espacio interminable.

 

==== Marzo 9, 2005 (Miércoles) ===

“Yo me acuesto, me duermo y vuelvo a despertar, porque el Señor me sostiene. No me asustan los numerosos escuadrones que me acosan por doquier.” (Salmos 3:5-6).

 

Kim, Joo-Eun: *Poder eléctrico del Espíritu Santo

Durante el servicio de la noche, Jesús habló. “Hoy, les otorgaré a todos un poder especial. Por lo tanto, deséenlo recibirlo en fe!” Yo pregunté, “Qué nos está concediendo?  El Señor replicó, “El poder eléctrico del Espíritu Santo!” Volteé y le dije al Pastor, “Jesús dice que Él nos otorgará la Santa Electricidad. El Señor concederá el mayor poder a ti. El resto de nosotros recibiremos un poco menos del poder de electricidad.”

 El Pastor respondió, “La palabra electricidad o poder eléctrico en el Espíritu Santo no está en la Biblia.” Antes de que el Pastor fuera capaz de terminar su respuesta, el Señor interrumpió y dijo, “Hay mucho más poder que existe el cual no está mencionado en la Biblia. ¡Hay otros poderes inimaginables que existen!”

El Señor ordenó a los miembros de la Iglesia del Señor venir al frente y estirar sus manos. Toda la congregación fue al frente del altar. Formamos un círculo bajo la cruz la cual cuelga sobre el altar. Comenzamos a orar en lenguas y añoramos por gracia. Con mis ojos espirituales, vi la corriente eléctrica del Espíritu Santo venir enfrente. Primero comenzó a fluir en el Pastor e instantáneamente, grité, “¡Guau! ¡Impresionante!

Diferentes formas de la electricidad del Espíritu Santo descendieron desde lo alto. Una forma vino como un relámpago. La otra forma vino como un círculo redondo. Este continuó destellando y nos conmocionó. Me recordé de una película de ciencia ficción en la que estuvimos constantemente sobresaltados por la electricidad. La electricidad destellaba varios colores incluyendo dorado. Luego otras formas de electricidad aparecieron. Al estar constantemente en shock por la electricidad del Espíritu Santo, todos nosotros gritamos en una sola voz. El Espíritu Santo y Jesús continuaron dándonos electricidad. Ninguna persona de nuestra iglesia rechazó la electricidad. Todos la aceptamos. Jesús nos dijo que no estuviéramos cerca del Pastor ya que él recibió la electricidad del Espíritu Santo. El Señor explicó que la electricidad del Espíritu Santo era tan poderosa y grande que si nosotros accidentalmente la tocábamos, podíamos bien desmayarnos o quedar inmovilizados. Esta era peligrosa. El Pastor estaba recibiendo la electricidad en poder total ya que él era un siervo de DIOS.

Al nuestra fe y espiritualidad crecer más profundo y hacerse más fuerte, nosotros recibiríamos más poder eléctrico. El Señor dijo que llegaría el día en que los santos de la Iglesia del Señor serían usados internacionalmente y en una escala global. Le pregunté al Señor: “Jesús, ¿hay diferentes grados de electricidad del Espíritu Santo?” El Señor respondió, “Por supuesto, ya que tú eres curiosa y ansiosa, ¿por qué no lo pruebas por ti misma? Sin embargo, no coloques tu mano sobre el Pastor Kim. Pon tu mano sobre tu madre, Kang, Hyun-Ja. Pero tócala ligeramente.” Cautelosamente, ligeramente rocé la punta del dedo de mi madre. Comencé a experimentar entumecimiento sobre mi mano al esto comenzar a subir en mi brazo. Con el entumecimiento, empecé a sentir gran dolor. El entumecimiento y dolor comenzaron a esparcirse en todo mi cuerpo. “Ahhhhhh!” Instantáneamente, estaba gritando y el dolor no se iba. “¡Jesús! ¡Jesús! ¡Sálvame. Ayúdame!” Mientras gritaba el Señor me dijo: “¡Joo-Eun! ¡No seas tan codiciosa! Tu estas todavía muy débil y pequeña y necesitas crecer y madurar más.” Cuando el Señor tocó suavemente mi brazo y mi mano, el entumecimiento comenzó lentamente a desvanecerse y pronto me recobré.

Luego me dí cuenta del poder eléctrico del Espíritu Santo. La corriente eléctrica del Espíritu Santo de mi madre era enormemente fuerte. Sin embargo, la corriente eléctrica del Pastor era la más poderosa y fuerte.

Mi padre, la naturaleza bromista del pastor salió a relucir y nos tocó a todos nosotros y experimentamos el entumecimiento. Decidimos ser muy cautelosos cuando el Pastor se acercara a nosotros. Al orar, nos asegurábamos de que no estuviéramos cerca del pastor.

 

Pastor Kim, Yong Doo:

Cada vez que el Señor nos concede un nuevo tipo de poder, Él nos hacia ir más profundo en oración. Además, cada vez que oramos profundo en espíritu, experimentamos revelaciones especiales.  Esta noche fue especial. El Espíritu Santo nos concedió fuego y electricidad durante la mitad del servicio. Todos nuestros miembros de la iglesia habían venido a el frente del altar para recibir la nueva arma, el poder eléctrico del Espíritu  Santo. Una persona como yo que no merece recibir y fue bautizado por el más poderoso y fuerte poder eléctrico del Espíritu Santo. Mi corazón estaba latiendo muy rápidamente. Tal vez, eso fue causado por el poder de la electricidad del Espíritu Santo al correr por todo el cuerpo. No obstante, la electricidad estaba fluyendo profundo dentro de todos mis órganos. El Señor y el Espíritu Santo continuamente me bautizaron con el poder del fuego eléctrico hasta el punto de que no era capaz de tolerarlo. Antes de esto, habíamos enfrentado malos espíritus y peleado con ellos sin ningún poder de armas. Ahora, finalmente, el Señor nos ha concedido una arma que podemos usar absolutamente en el campo de batalla espiritual. El Santo Fuego Ardiente y la Santa Electricidad son enormemente, inimaginablemente poderosas y puede se usada como armas ofensivas. Nosotros no seremos capaces de usarlas en batalla en contra de los demonios.

Nuestros cuerpos fueron cubiertos con espinas poderosas las cuales fueron recubiertas con el Santo veneno. Las afiladas espinas sobresalían por todo nuestros cuerpos. Un leve roce con las espinas hubiera quemado instantáneamente cualquier demonio en cenizas. El veneno era así de poderoso. Los espíritus malos nos evitaban. Sin embargo, algunos de los espíritus malos intentaron penetrar las venenosas espinas. Ellos eran los espíritus malos más fuertes y había muchos de ellos. Yo me dí cuenta de que el grupo de espíritus malos no atacaban descuidadamente sin un plan. Ellos tenían organización y un orden. Yo, más adelante, me di cuenta de que ellos tenían jerarquía.

“Por último, fortalézcanse con el gran poder del Señor. Pónganse toda la armadura de Dios para que se puedan hacer frente a las artimañas del diablo. Por que nuestra lucha no es contra seres humanos, sino contra poderes, contra autoridades, contra potestades que dominan este mundo de tinieblas, contra fuerzas espirituales malignas en las regiones celestiales. Por lo tanto, pónganse toda la armadura de Dios, para que cuando llegue el día malo puedan resistir hasta el fin con firmeza.” (Efesios 6:10-13)

Nosotros comenzamos a orar individualmente y al unísono.  Luego recibimos el Santo Fuego y Electricidad por una segunda vez. Esta vez, el Fuego Santo y Electricidad eran mucho más poderosas y fuertes. El poder del Fuego Santo y Electricidad era tan grande, de que no éramos capaces de movernos. Después de esta experiencia, al levantar nuestras manos en lo alto y llamar el nombre del Señor, fuego y electricidad venían a nuestros cuerpos. Nuestros cuerpos temblaban al poder manifestarse en nosotros. Cada vez que recibíamos el fuego y electricidad, nuestra respiración sonaba pesado y nos convertíamos en una bola de fuego. Nuestra confianza se había incrementado dramáticamente contra las fuerzas del mal. Nos habíamos hecho mucho más poderosos.

 

==== Marzo 10, 2005 (Jueves) ====

Sermón de la Escritura: “Hermanos, no pienso que yo mismo lo haya logrado ya. Más bien, una cosa hago: olvidando lo que queda atrás y esforzándome por alcanzar lo que está delante, sigo avanzando hacia la meta para ganar el premio que Dios ofrece mediante su llamamiento celestial en Cristo Jesús.” (Filipenses 3:13-14)

 

 

Pastor Kim, Yong-Doo: * ¡Oh! Pastor Kim, Young Gun

El hospital general Sung Min está localizado en mi vecindario. El Pastor Kim, Young Gun, había evangelizado y ministrado en este hospital. Yo una vez fui recluido en el hospital Sung Min. Cuando fui paciente allí, el pastor y yo nos saludamos mutuamente y nos familiarizamos. Algunas veces lo invité a mi iglesia para que diera sermón como conferencista invitado.

El Pastor Kim, Young Gun una vez me contó una historia. Él estaba en sus tempranos años de sus 60 años de edad. Él siempre había evangelizado en los hospitales. Él siempre había sido conocido por evangelizar en las calles. Un día, él se enfermó y su hígado se inflamó. Mucha agua llenaba su hígado y estómago. Más que eso, él también tenía ictericia, una enfermedad que coloca el cuerpo de color amarillo. Él se internó así mismo en el hospital mientras estaba evangelizando.

El Pastor Kim, Young Gun fue una vez enviado por su iglesia a las Filipinas en un viaje misionero. Mientras él estaba en su viaje de misión, él se había sobrecargado así mismo y trabajaba más allá de su fuerza física. El Pastor estaba muy estresado por la presión  que él recibía de su iglesia. Ellos querían resultados y lo llamaban frecuentemente. “¿Cuántas personas ha evangelizado? ¿Cuántos nuevos registrados ha enlistado?” Ellos utilizaban varias tácticas para presionar e interrogarlo. La presión y el estrés eventualmente lo rebasaron y se enfermó físicamente. Él murió durante el tratamiento en Corea.

 

*Himnos que deberían ser cantados en un funeral

El Pastor Kim, Young Gun explicó la experiencia cuando su espíritu/alma partió de su cuerpo. Él dijo que cuando él respiró su último aliento, él experimentó su espíritu/alma separarse de su cuerpo físico. De hecho, su espíritu/alma se veía idéntica a su cuerpo físico.  El Pastor Kim, Young Gun fue capaz de ver al doctor usar el  desfibrilador sobre su cuerpo. Los doctores habían intentado resucitarle varias veces con el desfibrilador. Sin resultado, los doctores confirmaron la hora de su muerte y habían cubierto su cuerpo entero y cara con una tela blanca.

La familia del pastor y demás familiares habían llegado muy tarde y fueron informados de su muerte una vez que ellos llegaron al hospital. En el día del funeral, la gente que asistió cantó himnos. Los himnos que ellos cantaron fueron lentos y el ritmo lento hizo el día muy deprimente. El funeral fue más o menos una marcha lenta hacia el lugar de la sepultura. El pastor continuó y dijo que cuando la gente cantaba canciones lentas, su alma se debilitaba. Aunque él quería volar inmediatamente al Cielo, él no era capaz. Él necesitaba que la gente en su funeral cantara rápido, poderosos himnos de alta melodía. Él dijo que su alma no estaba ganando ninguna fortaleza y estaba por lo tanto frustrada y aburrida. Afortunadamente, alguien recomendó el himno 388 y ellos comenzaron a cantar un himno de ritmo alto. Tan pronto como la gente comenzó a cantar el poderoso y rápido himno, su alma voló a gran velocidad y llegó alas puertas del cielo. El pastor dijo que la entrada al cielo consistía de doce puertas de perla y eran magníficas a la vista. La primera impresión del pastor fue de asombro: “¡Literalmente fantástico!”

Al pastor Kim, Young Gun intentar entrar en las puertas de perla del cielo, dos ángeles parados custodiando le dieron a él una mirada que transmitía severidad y temor. El pastor se asustó y su corazón se llenó de miedo. Los dos ángeles tenían una gran espada a su lado. Ellos eran muy altos y él no podía propiamente ver todo de ellos con una sola mirada. Los ángeles le preguntaron al pastor: “¿Cómo te atreves a caminar cerca de la puerta? ¿Quién eres tú? ¿Cuál es tú título y que hacías cuando estaba en la Tierra?”  El pastor contestó, “Acabo de morir por una enfermedad; mi hígado se inflamó. Fui un pastor y trabajé como misionero.” Los ángeles pidieron un tiquete. “Muy bien, presente su tiquete de permiso para entrar en el Cielo. ¿Ahora!” Yo contesté en shock: “¡Qué! Usted necesita un tiquete de permiso para entrar en el cielo? Nunca escuché semejante cosa! No tengo uno.” Uno de los ángeles inmediatamente respondió: “¡Qué! ¿qué está diciendo? ¿cómo se atreve a caminar hacia las puertas sin un tiquete de permiso?!” al ángel regañarme, el otro ángel me pateó como si fuese una pelota de futbol. En ese momento, el pastor pensó que él fue pateado muy lejos. Luego el mismo ángel quien lo había pateado lo agarró y pateó una vez más por segunda vez y aún más lejos. El pastor fue repentinamente pateado hacia el infierno y estaba pendiendo del borde de un abismo. El pastor fue capaz de observar las miserables escenas del infierno. Mientras el pastor estaba colgando del abismo, él suplicaba a alguien que lo salvara. Luego el ángel señaló y dijo, “¡mira a aquellas almas! ¡Mira muy de cerca a esas almas yendo al infierno!  Todas aquellas almas asistían a la iglesia y vivían una vida devota pero los errores de las enseñanzas del pastor los llevó a ellos al infierno! Te estoy mostrando esta escena porque tu eres también un pastor quien lideró un ministerio. Tu no puedes ser perdonado porque tu has cometido la misma atrocidad. Ellos no guardaban los domingos como día santo y no mantenían su fe propiamente. Ellos se burlaron de DIOS y creían de acuerdo a lo que ellos querían creer y basado en su fe sobre lo que estaba en sus mente.”

Dentro del momento que el pastor Kim estaba a punto de ser enviado al infierno, dos almas vinieron inmediatamente y ansiosamente lo agarraron a él. El pastor se dio cuenta más tarde que las dos almas eran sus familiares quienes eran guerreros de oración. Debido a sus sinceras súplicas, el Señor le había concedido al pastor una extensión de siete años más para vivir. El pastor recibió gracia especial. A él se le había dado otra oportunidad y había escapado de ser arrogado al infierno. El pastor regresó a la Tierra para reunirse con su cuerpo muerto. Cuando él regresó, sus familiares todavía estaban cantando himnos. Las canciones que ellos estaban cantando una vez más eran lentas y tristes. Ellas sonaban como canciones de despedida, como si una pareja o amigos estuvieran partiendo para siempre. El pastor estaba muy molesto sobre las canciones que estaban siendo cantadas. Cada vez que los creyentes duermen y van al cielo, la gente en el funeral deberían de estar celebrando con rápidos, gozosos, alegres, y victoriosos himnos. Nosotros como creyentes debemos grabar esto en nuestros corazones.

Él había experimentado un evento sobrenatural. Con el poder de DIOS, el pastor había regresado a la vida. Ahora, este es el séptimo año y por causa del agotamiento y la enfermedad, él ha recaído una vez más. Su hígado se ha inflamado y el pastor ha sido admitido a cuidados intensivos. El pastor Kim, Young Gun, fervientemente apelaba, “Pastor Kim, Yong-Doo, yo estaba muy orgulloso de mí mismo. Hasta ahora, pensaba que había evangelizado propiamente a través de toda mi vida y en fe.  Más tarde me di cuenta de que había hecho todo con mi fortaleza y pasión en lugar de la guía de el Espíritu Santo. Por favor pastor Kim, Yong-Doo, usted debe de buscar ayuda del Espíritu Santo en cada caso. Quiero que guíe su ministerio con la ayuda y la fortaleza del Espíritu Santo.” Pastor Kim, Young Gun luego me pidió cantar varios himnos que son poderosos y fortalecientes. Joo-Eun, hermana Baek, Bong-Nyu, mi esposa, y yo nos reunimos alrededor del pastor Kim, Yong Gun. El Señor Jesús, nos acompañó también. Jesús, el Espíritu Santo, y los ángeles guardianes observaban y se preparaban para tomar el pastor al Cielo.

Hoy es Jueves y el Señor anunció que él estaría llevando al Pastor Kim, Young Gun al Cielo pronto. Cuando Joo-Eun y la hermana Baek, Bong-Nyu dieron una mirada al Cielo, la casa del pastor Kim estaba casi terminada. La última cosa fue para el alma del pastor llegar al cielo. Su casa estaba esperando. El pastor Kim, Young Gun y su esposa estuvieron muy gozosos una vez ellos escucharon las buenas noticias.

*Si yo muero, quiero morir durante la predicación de un sermón sobre la plataforma

Hay muchos pastores, incluyéndome a mí mismo, quienes desean algo sobre un determinado evento. Yo había estado curioso acerca de cómo el Señor puede responder y cuáles serían Sus pensamientos acerca de este determinado evento. “¡Mi amado Jesús! Hay muchos pastores en Corea y muchos son especialmente llenos con gracia. Ellos a menudo dicen que cuando ellos se vayan les gustaría que su último momento fuera en el altar durante la mitad de su sermón. Yo también deseo por eso. Ahora, Pastor Kim, Young Gun ha caído enfermo debido a la hinchazón de su hígado como resultado del sobre-agotamiento y esfuerzo. Él no se ha cuidado así mismo muy bien físicamente. ¿Cuáles son tus pensamientos acerca de eso, Señor?”

El Señor comenzó a explicar considerando este asunto usando al Pastor Kim, Young Gun como un ejemplo. “Es verdaderamente muy lamentable. ¡Es verdaderamente insensato pensar y actuar de esta forma! Pastor Kim, Young Gun es un siervo que Yo verdaderamente aprecio. Pero por el beneficio del evangelio, él fue a través de fuego y agua no teniendo cuidado de su salud. Por lo tanto, él se ha enfermado. Dios Padre, el Espíritu Santo y Yo estamos de acuerdo con este punto de vista. Desde tu percepción, esto pudiera parecer como una bendición. Podría parecer devoto colapsar de agotamiento o esfuerzo durante la mitad de una evangelización o predicación -- tal vez morir durante la evangelización o la prédica. Sin embargo, ¡eso no lo es todo! Ser fiel con todas tus fuerzas es muy  importante, pero no a expensas de sus cuerpos físicos. Ustedes deben cuidar de sus cuerpos para poder continuar y servirme por más largo tiempo. Tu cuerpo es dado a ti por el Padre Dios. Hay un tiempo para descansar y una cantidad apropiada es requerida y necesaria.

No es sabio para nadie hacer mi trabajo con solamente entusiasmo absoluto. Uno debe de hacer el trabajo con sabiduría. El Pastor Kim, Young Gun estaba solamente en sus tempranos 60 años y él pudo haber continuado mi obra por un período de tiempo más largo. Él fue muy necio y no muy sabio. ¡Él no se dio cuenta cómo lo estimo a él.! Sin embargo, ahora es muy tarde.”

Pensé que hubiera sido agradable si Jesús lo hubiera sanado a él. Sin embargo, parecía que el Señor había decidido llevárselo a casa al Cielo. El Señor dejó absolutamente en claro que hacer Su obra en fidelidad y con todo nuestro ser era muy  importante. Además, cuidar de nuestros cuerpos físicos continuamente era igual de importante. La mayoría verdaderamente piensan que es ciertamente buena fe si pasamos a través del fuego y agua por tratarse de un asunto del Señor, pero eso no lo es todo, aunque, esto es importante. El Señor dijo, “El cuerpo físico del pastor Kim, Young Gun se ha enfermado y agotado. Es su momento de descansar ahora.” El Señor luego me miró y dijo, “Pastor Kim, Yong-Doo, ¡tu debes de escuchar ahora cuidadosamente! ¿Comprendes? Para poder servir por un período más largo de tiempo, tu tienes que cuidar de tu salud.” Yo contesté, “Amén.”

Joo-Eun tuvo una visión del trono de DIOS. Padre Dios también dijo, “¡Mi amado siervo! ¿por qué te sobrecargaste de trabajo para llevar a tu cuerpo a este estado?” Al padre hablar, Él tuvo compasión de él. Él luego ordenó a los ángeles. “Preparen para recibir al pastor Kim, Young Gun.” Al pastor Kim, Young Gun estar acostado en su cama, Jesús lo acariciaba y le decía con palabras reconfortantes, “entrarás al Cielo pronto. En el Cielo, todas las almas y los ángeles están preparando un gran evento para darte la bienvenida. Aunque será un poco difícil por un momento, yo espero que resistas esto.” 

Al pastor Kim, Young Gun escuchar la conversación, su cara se iluminó. El ángel guardián del pastor Kim, tenía tres pares de alas. Él tenía una casa que lo estaba esperando a él en el cielo. La casa era tan alta como los firmamentos del cielo. Dentro de la casa, los ángeles estaban ocupados moviéndose alrededor, preparándose para su regreso. Joo-Eun quería saber cuando el pastor Kim, Young Gun estaba a punto de ir al Cielo y le preguntó a Jesús. El Señor le dijo que lo tomaría a él al cielo después de dos días.

Yo meticulosamente expliqué algunas de las revelaciones que estuvieron pasando en nuestra iglesia. El pastor respondió con una mirada de sorpresa. “¡qué! Cuando yo visité su iglesia para hablar, ninguna de esas experiencias o revelaciones estuvieron ocurriendo. Ahora tu iglesia está experimentando grandes revelaciones.” Yo le respondí a él, declarando que fue todo debido a la gracia del Señor. Yo continué y le pregunté al Pastor Kim, Young Gun:  “¡Pastor Kim! Antes de que usted deje la Tierra, me gustaría compartir Santa Comunión con usted la última vez.” El pastor Kim encantadamente aceptó. El Señor entonces habló a través de Joo-Eun: “En corto tiempo, tu entrarás al Cielo. Permitámonos celebrar.” Yo obedecí y dije, “¡Amén!”

 

==== Marzo 12, 2005 (Sábado) ====

Sermón de la Escritura: “Mejores son dos que uno; porque tienen mejor paga de su trabajo. Porque si cayeren, el uno levantará a su compañero: más ¡ay del solo! Que cuando cayere, no habrá segundo que lo levante. También si dos durmieren juntos, se calentarán; más ¿cómo se calentará uno solo? Y si alguno prevaleciere contra el uno, dos estarán contra él; y cordón de tres dobleces no presto se rompe.” (Eclesiastés 4:9-12)

Pastor Kim, Yong-Doo: *Pastor Kim, Young Gun en el Cielo

El hospital Sung Min me había contactado y notificado que el pastor Kim, Young Gun había acabado de morir. Estuvo lloviendo pesadamente durante todo el día. Para tarde en la noche, el cielo estaba cubierto con nubes negras. Relámpagos llenaron el firmamento al los sonidos de trueno agitarse a través de todo el firmamento. DIOS habló a Joo-Eun en voz audible. “¡Mi corazón está entristecido porque la vida de mi amado y estimado siervo ha terminado! No tengan temor de documentar esto. Ustedes deben documentar este tipo de eventos en el libro. La lluvia representa mis lágrimas. ¡Yo deseo que todos se den cuenta de ello!”

Jesús parado a mi lado habló suavemente. “Muchos santos y pastores no pueden ser usados porque ellos son perezosos y auto-indulgentes. Entonces hay algunos quienes físicamente  se sobre-esfuerzan a sí mismos y como resultado se enferman. ¡Este es también un problema! Además, innecesariamente idolatrar el cuerpo físico de uno también es un gran pecado.”

El Señor explicó como los santos disfrutaban actividades recreacionales deportivas. “Ellos se gratifican en sus recreaciones demasiado. Aquellas actividades se hacen más importantes que Yo. Estoy muy entristecido acerca de esto.”

En honor a la verdad, nos enredamos a nosotros mismos con varias clases de negocios y/o actividades recreacionales  y damos la excusa de que estamos muy ocupados para el Señor. Nosotros entonces a menudo olvidamos al Señor. En lugar de depender del reino de DIOS, descansamos en nuestro actual mundo físico. Como resultado, perdemos escuchar la voz de DIOS. Lentamente y gradualmente, cambiamos y seguimos la vida que es relevante al Señor.

Hoy, los miembros de la Iglesia del Señor viven una vida totalmente diferente de la que ellos tenían antes. Nuestra fe ha cambiado totalmente espiritualmente. Ya que sabemos la voluntad del Señor, los miembros de la iglesia, mi familia, y yo no podemos vivir en complacencia consigo mismo o en indolencia para el Señor nunca más.

Nosotros ahora ponemos al Señor y Sus asuntos primero.

 

Hermana Baek, Bong-Nyu: *Rey serpiente en la forma de un resorte enrollado

Mientras estaba en ferviente oración, el Señor me mostró una visión. En la visión, muchas pequeñas serpientes habían cubierto la Tierra. Estaba atemorizada y sentí como vomitar por la asquerosa apariencia de las serpientes. Las pequeñas serpientes habían formado un rollo con sus cuerpos para formar una línea. La línea continuaba interminablemente. Desde la distancia, la línea de pequeñas serpientes parecían ser una larga serpiente. La línea conectaba al infierno. Al mirar rápidamente las serpientes pequeñas, todas ellas formaban la apariencia de un resorte.

Al las serpientes estar enrolladas alrededor de la Tierra, pequeños insectos que parecían como gusanos salían de los cuerpos de las serpientes. Los insectos se sujetaban ellos mismos a las personas y las arrastraban al infierno a través del sendero de la línea. Los gusanos tenían cientos de diminutas patas las cuales se sujetaban a los cuerpos de las personas y no se caían. El Señor dio una explicación de la naturaleza de estas personas. Estas eran las almas que no creían en Jesús. El Señor les había dado a aquellas personas incontables oportunidades para creer en Él pero no lo hicieron.

 

 

Lee, Haak-Sung: *Encontrando al Pastor Kim, Young Gun en el Cielo

Después de que el hospital nos había notificado de que el pastor había fallecido, pensé para mi mismo. “¡Esta noche, es mi determinación encontrar al Pastor Kim, Young Gun en el Cielo!” Comenzamos a orar una vez el sermón del pastor había concluido. Cuando comencé a orar, entré al cielo con el Señor. Estuve muy emocionado y en éxtasis al pensar de que iba a encontrarme con el pastor Kim, Young Gun. Le pregunté al Señor, “¡Jesús! Por favor, permíteme reunirme con el pastor Kim, Young Gun. Él murió hoy pero yo ya lo extraño.” Jesús dijo, “Él ha acabado de llegar y está muy ocupado mirando y aventurando en todos los lugares del Cielo.” Al inclinar mi cabeza, pregunté de nuevo, “Señor, ¿puedes por favor conducirme hacia él?” El Señor contestó, “Muy bien.”

El Señor señaló a el jardín de flores. “Mira por allá.” Al Señor señalar, miré hacia el jardín de flores y vi al Pastor Kim, Young Gun corriendo alrededor como un niño pequeño. Corrí hacia el pastor y grité. “¡Pastor! ¡Pastor! Pastor Kim, Young Gun. Soy yo, Haak-Sung.”

Pero el pastor respondió, “¿Quién? No creo que te reconozco.” Yo de regreso contesté, “Yo asisto a la Iglesia del Señor y mi nombre es Lee, Haak-Sung. Lo conocí una vez cuando estuvo en el hospital. Mi pastor es Kim, Yong-Doo.” Él entonces me reconoció y dijo, “¡Sí, sí!” ¡eso es correcto! La Iglesia del Señor es muy conocida en el Cielo. Yo no sabía que tanto era conocida la Iglesia del Señor en la Tierra, pero ahora me doy cuenta de ello, después de que llegué aquí. Esa es una gran iglesia. ¡De mis mejores saludos al pastor Kim, Yong-Doo! Dígale a él que me gustaría encontrarme con él en el futuro cercano. Por lo tanto, espero que sus ojos espirituales sean abiertos lo más antes posible.” Al yo observar, el Pastor Kim, Young Gun se regocijaba como un pequeño niño. Él corrió por todo el lugar y estaba ocupado divisando.

 

Hermana Baek, Bong-Nyu:

Después de haber sido testigo de las horripilantes escenas en el infierno, fui al cielo. Después me reuní con el pastor Kim, Young Gun. Él había acabado de fallecer hoy pero él lucía ahora como un apuesto hombre joven.

Tan pronto como el pastor me vio, él aplaudió y dijo, “¡Bienvenida! Hermana Baek, Bong-Nyu. He escuchado acerca de usted y su iglesia muchas veces. ¡Estoy en tanto gozo que no se que hacer! Después de que fallecí, tu cantaste muchos grandes himnos y yo estuve muy agradecido.

Fervientemente camina en fe en la iglesia del Señor. Oh, y se me olvidó recomendar al pastor Kim, Yong-Doo como mi sucesor para Pastor superior. Me arrepiento grandemente en olvidar mis últimos deseos mientras estaba en el hospital. Después de que llegué al cielo y observé la Iglesia del Señor desde la pantalla gigante del cielo, me dí cuenta de que la iglesia del Señor era muy bien conocida.

El pastor y yo dijimos nuestras despedidas a cada uno y regresamos a la Iglesia del Señor. Luego comencé a orar. Le dije al pastor Kim, Yong-Doo acerca de mi encuentro con el pastor Kim, Yong Gun en el cielo.

 

==== Marzo 13, 2005 (Domingo) ====

Sermón de la Escritura: “Lo que pido de ustedes es amor y no sacrificios, conocimiento de Dios y no holocaustos. Son como Adán: han quebrado el pacto, ¡me han traicionado!” (Oseas 6: 6-7)

 

 

Pastor Kim, Yong-Doo: *Acerca de la carne de Perro

“¡Jesús! Mucha gente en Corea disfruta comiendo sopa compuesta de carne de perro. Yo he  comido carne de perro también muchas veces. Algunas personas han declarado que si la gente come carne de perro, ellos serán espiritualmente turbados y embriagados. Señor, ¿cuál es tu respuesta a esto?”

El Señor mantuvo silencio por un buen rato. Yo tenía curiosidad. Entonces Jesús dijo, “Tú no puedes comer cualquier cosa, aún si aquellas comidas pueden ser buenas para tu cuerpo. La carne de perro no es espiritualmente benéfica. Por lo tanto, trata de no comer ninguna carne de perro. Los perros son animales que llevan a cabo actos lascivos e impuros. Comerlos a ellos te harán espiritualmente débil.”

 

*Guardando los Domingos como días santos, no gastar dinero los Domingos

Decidí preguntarle al Señor acerca de los Domingos, el día Sabático: ¿cómo lo debemos de mantener santo y si vamos a gastar algún dinero los Domingos? Me preguntaba como Él pensaría acerca de ello. “¡Señor! Actualmente, veo muchas iglesias y santos que no guardan el Domingo como día santo. Los Domingos son utilizados por las familias para ir a comer afuera, como un día de recreación, y para pasar el tiempo en sus hobbies. Ellos dicen que si esas cosas son hechas por el bien del evangelio, esto es justificable. Su convicción de guardar los Domingos es indiferente en el mejor de los casos. Además, su fe no tiene convicción en la palabra de Dios. Los siervos de DIOS no están enfatizando la importancia de este tema en los sermones. También, los servicios del Domingo en la noche están gradualmente decreciendo y siendo eliminados. La mayoría tiene solamente servicios en el día. Por favor, dame tus pensamientos acerca de este tema.”

Tan pronto como pregunté, el Señor se puso rápidamente molesto. Su expresión cambió y su enojo se mostraba en su rostro. El Señor quiso que yo hiciera referencia y documentara las sagradas escrituras: escritura que describe bondadosamente un fuego para aquellos quienes no guardan el Domingo como día santo.

“Pero si no obedecen ustedes de observar mi mandato de observar el reposo del sábado y de no llevar carga al entrar en sábado por las puertas de Jerusalén, entonces les prenderé fuego a sus puertas, que no podrá ser apagado y que consumirá los palacios de Jerusalén.” (Jeremías 17:27)

“Si dejas de profanar el Sábado, y no haces negocios en mi día santo; si llamas al sábado ‘delicia’, y al día santo del Señor, ‘honorable’; si te abstienes de profanarlo, y lo honras no haciendo negocios ni profiriendo palabras inútiles, entonces hallarás tu gozo en el Señor; sobre las cumbres de la Tierra te haré cabalgar, y haré que te deleites en la herencia de tu padre Jacob.” (Isaías 58:13-14)

“Sepan que el hijo del hombre es Señor del sábado.” (Mateo12:8)

“¡Cuánto más vale un hombre que una oveja! Por lo tanto, está permitido hacer bien el sábado.” (Mateo 12:12)

El Señor ha ordenado que guardemos los Domingos como Santos en cada forma. Él reprendió el observar televisión, cenar con la familia por fuera, y otras actividades seculares. Además, el Señor no le permite a los Cristianos correr ninguna clase de negocios o ninguna clase de ganancias los Domingos. Él tampoco aprueba que los santos hagan ninguna compra los domingos.

En honor a la verdad, solo unos pocos santos que no mantienen los domingos santos propiamente, a duras penas llegan al cielo.

Y por el contrario, había un sobre-flujo en número de santos quienes fueron al infierno por no mantener los domingos como santos. Los santos en el infierno estaban gritando en angustia. Ellos estaban experimentando varios grados de tormento.

El Señor ordenó: “¡Mira a aquellas almas! Esas almas no consideraron mi día con mucha relevancia. Ellos hicieron mi día impuro. Mira muy de cerca.” La congregación de la iglesia y yo presenciamos una estridente escena. Estuvimos en shock total. Después de ser testigos de la escena, me concentré en arrepentirme por no mantener los domingos santos en cada forma.

Necesitamos ajustar nuestro concepto de Domingos. Hay numerosos santos quienes piensas que gastar dinero los Domingos está justificado si es por el bienestar del evangelio. Con ese pensamiento, ellos gastan dinero los domingos.

“El sábado se hizo para el hombre, y no el hombre para el sábado -añadió-. Así que el hijo del hombre es Señor incluso del Sábado.” (Marcos 2:27-28)

Si nosotros simplemente justificamos el gastar dinero por el bien del evangelio y por el bien de la gente, entonces cada uno validará con su propio razonamiento de gastar dinero los Domingos. Eventualmente, ellos continuamente crearán más casos especiales o razones para gastar dinero. Dentro del tiempo, la gente creará sus propias excusas para gastar dinero los Domingos.

El Señor ha propiamente dejado en claro la realidad de la decepción de la iglesia.

El Señor declaró: “La gente  se ofusca, hace mal uso y abusa del mandamiento del Domingo por el bien del evangelio. Ellos hacen esto consistentemente.  ¡No gasten dinero los Domingos! Una vez que los hombres han decidido hacer lo que está en sus corazones, ellos presentan sus razones o justificaciones para romper el mandamiento a cualquier costo.” El Señor se veía muy serio. Su majestad desbordaba. Su seriedad y majestad vividamente me tocaban.

Además, en los Domingos, Jesús no quiere que gastemos ningún dinero en la máquina de café antes o después de una comida en la iglesia.

El Señor desea que reunamos dinero para las misiones y los misioneros durante los días de la semana y no los Domingos. El Señor me dijo que documentara este problema. Actualmente, las personas  por todas partes en las iglesias claman por un reavivamiento y reformación pero los ministros y congregaciones de las iglesias deben primero ser cambiadas. Ellos se deben de arrepentir temerosamente. Ellos no enseñan propiamente o proclaman el guardar el Domingo como día santo. De hecho, ellos tratan este asunto con negligencia. El Señor ha dado una severa advertencia.

Cualquier clase de eventos llevados a cabo en la casa de DIOS debe ser libre de cobro. Muchas iglesias hoy venden tiquetes de comida ya que ellos tienen numerosos asistentes. Comprar tiquetes de comida no es mantener los Domingos como día santo. El Señor meticulosamente me mostró como las iglesias en Corea y los santos allí adentro no son aprobados por nuestro santo DIOS -- solo por no mantener los Domingos como santo. El Señor también quiere que la iglesia alimente a cualquier conferencista invitado ya sea a la casa del Pastor o a la casa de un santo si el evento especial es llevado a cabo los Domingos. El Señor no quiere que la iglesia lleve al conferencista invitado a comer afuera a un restaurante los Domingos. Si la iglesia tiene una cocina, los invitados podrían ser alimentados allí. El Señor terminó  su admonición declarando que Él nos prohíbe gastar dinero los Domingos.

Me gustaría revelar un evento que un miembro de la iglesia experimentó en la iglesia. Mi hijo, Joseph, evangelizó a su amigo Oh, Seung-Young. Él lo había invitado a la iglesia. Mientras nosotros imponíamos sus manos sobre él y orábamos, sus ojos espirituales se abrieron. Él  era inconsciente o ignorante acerca de mantener los Domingos como santo. Por costumbre, él continuó casualmente comprando goma de mascar los Domingos. Luego una noche el Domingo durante el servicio en la iglesia, él fue traído ante el trono de DIOS. DIOS inmediatamente dijo, “¡Seung-Young! ¿Por qué has hecho mi día impuro? ¿Por qué no has mantenido santo el día Domingo? Mi corazón está afligido y quebrantado.” DIOS luego lo puso a él sobre su estómago y le dio nalgadas seis veces. Seung-Young sintió los cosquilleos en sus nalgas mientras estaba acostado sobre su estómago. Luego DIOS le ordenó a él hacer flexiones o lagartijas.

Mientras Seung-Young estaba siendo castigado, los otros santos de la iglesia estaban orando. Seung-Young estaba también orando en su estado físico. Mientras todos nosotros orábamos, Seung-Young, como por arte de magia, jadeó. Yo pregunté, “¿Qué estás haciendo? ¿no deberías estar orando? Seung-Young gritó, “¡ Pastor! Compré una goma de mascar esta tarde y ahora DIOS me está castigando por romper Su mandamiento de mantener el Domingo como día santo. Estoy siendo castigado ahora mismo.”

Después de ser disciplinado, DIOS Padre dijo, “¡Seung-Young! Ya que mi corazón está afligido, anímame ahora. Apacíguame y gratifícame!” Seung-Young detuvo sus flexiones y comenzó a bailar en una forma muy humorística ante el Señor. DIOS estuvo muy complacido.

DIOS ordenó a Seung-Young nunca comprar ninguna goma de mascar o snack los Domingos. DIOS proclamó que los Domingos son santos y deben ser mantenidos santos. Seung-Young  continuamente decía, “¡Amén!” Él obedeció a DIOS.

Como pastor, nunca le he enseñado propiamente a mi congregación acerca de guardar los Domingos como días santos. Yo mismo, no he mantenido los domingos como día santo tampoco. Por lo tanto, me arrepentí. Ahora con un corazón temeroso y trémulo, yo completamente mantengo los Domingos como santo. Mi familia y yo, incluyendo la congregación de la Iglesia, evita ir a afuera por placeres personales de cualquier índole. Ahora en los domingos, nos congregamos juntos en la iglesia para tener servicio y evangelizar. Ganamos descanso de ello.

 

==== Marzo 15, 2005 (Martes) ====

Sermón de la Escritura: “ Ahora bien - afirma el Señor-, vuélvanse a mí de todo corazón, con ayuno, llantos y lamentos. Rásguense el corazón y no las vestiduras. Vuélvanse al Señor su Dios, porque Él es bondadoso y compasivo, lento para la ira y lleno de amor, cambia de parecer y no castiga.” (Joel 2:12-13)

Pastor Kim, Yong-Doo: *La salvación de mi familia y sus familiares

Mi esposa, Joseph, Joo-Eun y yo nos sentamos juntos en círculo. Había pasado mucho tiempo desde que los cuatro de nosotros habíamos pasado tiempo de calidad juntos. Jesús se sentó en el centro de nosotros. El Espíritu Santo rodeaba a nuestra familia con una luz protectora. Dentro de la luz protectora, fuimos capaces de conversar con el Señor y el Espíritu Santo. Hablamos acerca de la salvación de nuestros familiares. Discutimos acerca del estado espiritual de nuestros familiares. Nos preguntábamos si ellos murieran ahora mismo, ¿serían salvos?. Básicamente, la pregunta fue si su estado espiritual era aceptable. Mi familia y yo tuvimos una profunda conversación sobre este asunto.

Afuera de la luz protectora estaban parados un grupo de ángeles del cielo con nuestros ángeles guardianes. Ambos grupos de ángeles estaban confrontando las oscuras fuerzas de Satanás. Los espíritus malos no podían escuchar las conversaciones que estaban siendo discutidas dentro de la luz protectora. De hecho, los espíritus malos no podían acercarse a la luz.

Joo-Eun  fue la primera en hacer la gran pregunta a Jesús. “¡Mi amado Jesús! Como tu ya sabes, somos la familia pastoral. ¿estamos todos salvados? Por favor, permite que mi padre, madre, mi hermano mayor y yo todos entremos al Cielo, ¡sin importar lo que pase! ¿nuestra fe actual nos califica para entrar al Cielo?” El Señor respondió, “¡Por supuesto! Su fe son lo suficientemente buena para entrar al Cielo. Pero no se vuelvan arrogantes; ¡siempre sean humildes! Además, hagan más de mis obras -- ¿Comprenden?” Todos los miembros de nuestra familia dijimos en una voz, “¡Amén!”

El problema comenzó a surgir por la próxima pregunta. La respuesta a esa pregunta me puso muy dolido. Estuve muy curioso acerca de la salvación de nuestros parientes. ¿Cuántos de ellos serían salvos? Estaba curioso acerca de la perspectiva del Señor con mis hermanos. “¡Jesús, Jesús! Mi madre, mi hermano mayor de la familia, mi hermana mayor de la familia, sobrinos, y sobrinas todos asisten a sus propias iglesias. Me gustaría pedirte una respuesta de tu parte, Señor. Por favor, enseña y provee una respuesta que sea precisa y explícita. Si tú eres capaz de contestar, puedo visitarlos a ellos en persona para animarlos a todos ellos, ¿correcto?.” Al yo preguntar seriamente, el Señor guardó silencio por un momento.

Después de que un tiempo había pasado. El Señor finalmente habló: “¡Pastor Kim! Yo se que esto puede ser duro de aceptar y romper el corazón, pero tú debes de escucharme cuidadosamente. Lamentablemente, dentro de tu familia, hay solamente alrededor de tres o cuatro almas cuya fe las califica para ir al cielo.” Sorprendido, yo repliqué, “¿Qué? ¡Señor! ¿qué estás diciendo? Mis familiares han estudiado y han sido entrenados en disciplina. De hecho, cada mañana, algunos de ellos están estudiando y meditando sobre la palabra de DIOS diariamente. Ellos han comprometido su vida en estudiar la palabra con ferviente fe. Ellos parecen ser muy piadosos. Yo no puedo creer lo que acabo de escuchar. ¡Señor! Por favor revisa sus corazones una vez más y dame la respuesta otra vez. ¡Por favor Señor!”

 

*Una actitud desafiante ante el Señor

Jesús dijo, “Hay un problema más profundo más allá de tu entendimiento. Pastor Kim, escucha muy cuidadosamente lo que tengo que decir ahora. Yo no veo la apariencia de alguien como tú lo haces. Yo veo sus corazones. Yo veo el interior. Yo conozco cada pulgada del pensamiento y el corazón. Nadie nunca puede engañarme, ni al Padre, o al Espíritu Santo. ¡No te preocupes a ti mismo pensando que cuántos van a ir al Cielo! Tus hermanos y familiares creen que ellos me están sirviendo, pero ellos no tienen amor y carecen de sinceridad en sus corazones. Si ellos se arrepienten más tarde, serán capaces de entrar al Cielo. Pero ellos tendrán que arrepentirse sinceramente y vivir por Mis palabras. ¡No obstante, ellos continúan viviendo una vida con fe superficial y no tiemblan ante Mi palabra!. Ellos tienen muchas áreas para arrepentirse con remordimiento.”

(Isaías 66:2)

Hasta este momento, desde mi perspectiva, mis hermanos y familiares me parecían muy devotos. Yo nunca dudé de su fe. De hecho, yo estaba muy seguro acerca de su fe. Sin embargo, hay una gran diferencia entre mi perspectiva y la del Señor.

Tengo una madre con cuatro hermanos y una hermana. Yo soy el número cuatro entre mis hermanos. Mis otros tres hermanos son pastores también. El resto de mis familiares son parte de los laicos en otras iglesias. Todos ellos ponen el mejor de sus esfuerzos en servir sus iglesias.

Si yo incluyo todos mis sobrino y sobrinas, el número total de mis familiares sería igual alrededor de veinte. Pero, ¿solo hay 3 o 4 salvos? ¿cómo en el mundo puede el Señor decir eso? ¿cómo puedo aceptar esta realidad? Yo estaba muy agitado en mis adentros. Dentro de un corto período de tiempo, mi mal temperamento explotó.

Yo comencé a hablarle rudamente a Jesús. “¡Señor! Si ese es el caso, ¿cuántas personas crees que puedan entrar al cielo? ¿quién no querría ir al cielo? Si alguien vivía en certeza y confianza de su fe, pero no recibió la salvación después de su muerte, ¿no pensarían ellos que eso sería injusto? No puedo en lo posible entender esto. Mis hermanos, sobrinas, y sobrinos nunca tomaron o fumaron. Todos ellos atienden el servicio de la iglesia cada Domingo. Además, ellos sirven a la iglesia y son voluntarios y apoyan las funciones operacionales de la iglesia. Ellos están anhelando y valorando el día en que vayan al Cielo. ¿qué más tienen que hacer aparte de lo que actualmente están haciendo? ¡Señor! Desde hoy, pararé de escribir el libro. No escribiré el libro.”

Testarudamente, yo estaba en desafío. Por varios días, no continué con el libro.

El Señor habló a mi con una resonante, temible voz. “¡Pastor Kim! ¡No pares de escribir el libro! ¡Tú no puedes parar! Si te resistes, le darás la victoria al diablo. Rápidamente, toma tu bolígrafo y comienza a escribir. ¡Tú tienes que exponer las identidades de los demonios!”

Al Señor hablar, Él trató de calmarme. Sin embargo, yo estaba insoportablemente en shock por el hecho de que mis hermanos no estaban yendo al Cielo. Por varios días, mi corazón estuvo atribulado y severamente golpeado. Me resentí de este suceso y me convertí en un escombro de nervios. Me estaba comportando irracionalmente y el mal comenzó lentamente a moverse sigilosamente dentro de mi corazón. La salvación no era algo que pudiera negociar con el Señor. Pero estaba determinado a hacer un trato con el Señor. Aunque, sabía que esto era imposible, pensé en usar el libro como una influencia para negociar por la salvación de mis familiares. Yo iba a parar el libro si el Señor no me daba las respuestas que yo deseaba. ¿Saben mis familiares que estoy en tal tormento?

“Lo que pido de ustedes es amor y no sacrificios, conocimiento de Dios y no holocaustos.” (Oseas 6:6)

“Conozcamos al Señor; vayamos tras su conocimiento. Tan cierto como que sale el sol, él habrá de manifestarse; vendrá a nosotros como la lluvia de invierno, como la lluvia de primavera que riega la tierra.” (Oseas 6:3)

“¡Siembren para ustedes justicia! ¡Cosechen el fruto del amor, y pónganse a labrar el barbecho! ¡Ya es tiempo de buscar al Señor!, hasta que él venga y les envíe lluvia de justicia. Pero ustedes sembraron maldad y cosecharon crímenes y comieron el fruto de la mentira, porque confiaron en sus carros y en la multitud de sus guerreros.” (Oseas 10:12-13)

La palabra de Jesús continuó. “Muchas iglesias a lo largo del mundo, incluyendo las iglesias en Corea, están sobrecargadas con fariseos quienes están orgullosos y satisfechos con su propia rectitud. Sus corazones están satisfechos con su propia rectitud pero Yo quiero corazones quebrantados.”

“El Señor está cerca a los de corazón quebrantado y salva a aquellos que están abatidos de espíritu” (Salmo 34:18).

Durante la mitad del libro, me resistí y paré de escribir. En ese momento, mi ansiedad y nervios habían alcanzado un punto climático. No podía soportar más el pensamiento y dolor de mi hermano menor de no entrar en el Cielo. Yo solía observarlo y cuidarlo. Podía recordar las maravillosas memorias del lindo bebé. Y encima de esto, ¿aún mi madre? ¿mi madre también? El Señor dijo que muchos Cristianos están más preocupados acerca de la bendiciones materiales que el buscar la bendición y vida espiritual. Los deseos de su vista espiritual y necesidades se han convertido en su estilo de vida. Lamentablemente, el Señor dijo, “Los santos se han vuelto codiciosos por bendiciones materiales.” Ese fue su diagnóstico de la iglesia.

El Señor luego habló acerca de los ministros. Estuve en shock cuando Él describió los problemas. Los problemas fueron más severos. Había arreglado mi mente para documentarlo después. Quería dedicar algún tiempo en oración sobre esto. Antes que cualquier cosa, la salvación de mi familia era el asunto más importante. Aunque mis hermanos y sus miembros de familia estaban viviendo una vida de fe, el Señor dijo que sus actuales condiciones espirituales hacían difíciles para ellos entrar al cielo. Por lo tanto, resistiría de escribir este libro y sería desafiante hasta el final. Estaba incluso preparado para recibir el castigo del Señor. Aún si ese castigo era lo suficiente severo para morir, yo estaba determinado.

Comencé a protestar al tiempo que gritaba al Señor. Joseph y Joo-Eun se sentaron cerca a mi. Al mis niños entregarme el mensaje para mí, ellos también intentaron calmarme. Yo dije, “¡Señor! ¿cómo es eso correcto? ¿Por qué estás haciendo eso de esta forma? No puedo estar de acuerdo contigo. No lo puedo aceptar. ¿Cómo es esto capaz de ser verdad? Entre mis hermanos y sus familias, ¿cómo puede haber solamente un poco de ellos yendo al Cielo? ¿Por qué tal número tan pequeño?” Mi atroz pregunta hizo poner al Señor perplejo y triste. Yo no estaba preocupado acerca de los sentimientos del Señor y continué presionando al Señor con mis preguntas agresivamente. “Yo se que ellos estudian la Biblia fervientemente cada Domingo. Además, los Domingos, ellos no gastan ningún dinero para sus propios placeres o deseos. Ellos pasan el Domingo en Devoción. ¿No viven ellos sus vidas como la Biblia lo requiere? ¿entonces estás diciendo que la palabra de la Biblia está en un error? ¿Cuáles son las razones para ellos de no ser capaces de entrar al Cielo?”

Mientras estaba en desafío y continuaba haciendo eso por varios días, el Señor finalmente decidió ayudarme a comprender y a darme cuenta lo que necesitaba saber. El Señor me hizo instantáneamente desmayar. Al mi cuerpo estar en un estado de inconciencia, Él comenzó a trabajar y mostrarme las respuestas en las cuales yo pudiera comprender con claridad.

 

*El Pastor Kim finalmente  se para ante el trono de DIOS

El Señor mismo me llevó al Cielo. Jesús y yo caminamos hacia el trono donde DIOS Padre estaba sentado. No tenía idea de cómo o qué procedimiento, estadios, rutas, o procesos tenía que pasar cuando hubiera llegado al cielo. Sin saber como llegué allí, yo estaba en el cielo. Aunque mi cuerpo físico estaba en profundo sueño, mi espíritu tenía todos mis sentidos y yo estaba viendo las cosas como lo haría en mi estado físico.

Yo estaba localizado en un lugar donde una enorme luz irradiaba inimaginablemente brillante. Me di cuenta de que estaba parado en frente del Padre. Aquello era indescriptible; nunca mediría Su grandeza. Su voz era muy profunda, y hacia eco alrededor de mi cuerpo como un viento. La voz de DIOS Padre era la voz que yo siempre ansiosamente anhelé escuchar.

Al estar parado ante Él, no era nada más que un desvalido pecador. Lo tenía claramente y finalmente hallé la entidad de mí mismo. Mi cuerpo entero tembló. La santidad de DIOS y la majestad incesantemente brotaban en un arreglo de colores. Padre DIOS dijo, “¡Oh!, mi amado Pastor Kim. ¡Viniste! ¡Debes de estar cansado por venir todo el camino hasta aquí!” Cuando el Padre habló, me sobrecogí con conmoción extrema y emociones indescriptibles.

Yo había solo documentado las experiencias de otras personas a través de sus testimonios. Había sentido la palabra de DIOS a través de la lectura, hablando, o escuchando. Pero ahora, yo estaba realmente mirando a DIOS en persona y mi alma estaba en muchísima felicidad y gozo. Sentí como si fuera menos que un simple ser, más bajo que el polvo. Yo estaba parando en frente del Padre, totalmente desnudado y quebrantado. Yo era una creación herida. Estando parado en frente del Padre DIOS, me sentí como un pecador quien estaba esperando una sentencia de muerte. Mis rudos comportamientos de oración y desafío desaparecieron completamente -- lo cual fue muy evidente poco momento atrás para el Hijo de DIOS, Jesús.

Ahora, yo estaba en una situación en la que esperaba por la disciplina de DIOS y la compasión.

 

*El templo del Cielo

La enorme mano de DIOS vino hacia mí desde arriba para pampear mi cabeza. Su muy profunda, ondeante voz continuó. Al estar de pie en frente del trono de DIOS, fui testigo de los juicios hechos a las multitudes de almas. Ellos eran destinados al cielo o al infierno. También presencié seres espirituales en frente del trono de DIOS Padre dando respetuosas reverencias y adorando mientras tocaban trompetas. Los seres espirituales eran muy numerosos, fui incapaz de contar su número.

También presencié una vista especial. Al estar parado en frente del trono de DIOS Padre, hacia el lado izquierdo de Su asiento, sujeté la mano de Jesús y vi una escena que parecía ser una recreación de Job 1:6, Job 2:1-3.

Repentinamente, sentí una fría energía alrededor mío cuando un feo, abominable, ser de apariencia salvaje apareció en frente del trono de DIOS. Este lugar estaba fluyendo con la majestad de DIOS, santidad y gloria. Sin embargo, cuando el ser feo apareció, fui capaz de oler un hedor y sentir energía maligna.

El maligno se humillaba continuamente ante el Padre. ¿Cómo este ser maligno incesablemente refunfuñaba y se quejaba en contra de algo?. En ese momento, instantáneamente supe: ‘este ser es uno de los que ha conducido multitudes de almas a la perdición y ha seducido al mundo entero -- ¡Satanás!”

Yo no se cómo Satanás fue capaz de obtener una audiencia en frente del trono de DIOS.  ¿qué fue su procedimiento?

Tal vez, Job 1:6 es escritura Bíblica apropiada para esta situación. “Llegó el día en que los ángeles debían de hacer acto de presencia ante el Señor, y con ellos se presentó también Satanás.” Satanás parecía como un híbrido de humano y monstruo, tal vez, porque él estaba maldecido. Satanás tenía la cara de un animal deformado. En su cara salían muchos diferentes cuernos y horrorosos tumores. Su boca se asemejaba a la de un sapo. El cuerpo de Satanás estaba cubierto con repulsivos, pelos como en forma de aguja. También note una gruesa cola que me recordó a una cola larga de mico. Él gesticulaba molestamente con sus manos y pies. Además, él usaba una variedad de movimientos de su cuerpo para expresar su argumento con DIOS. Mi cuerpo temblaba al ver sus afiladas uñas de manos y pies. Ellas parecían como si fueran de una bestia salvaje.

Satanás estaba intentando obtener un tipo de permiso especial del Padre DIOS. Aunque el Padre DIOS y Jesús estaban a mi lado, yo todavía estaba muy nervioso. Estaba tan nervioso que pensé que iba a tener un ataque de pánico. El Señor notó mi ansiedad y fuertemente sujetó mi mano para confortarme. “No te preocupes.” Ante la autoridad y poder de DIOS Padre, Satanás se humillaba así mismo. Satanás con la cabeza inclinada,  me miraba con una mirada maligna. Él estaba haciendo rechinar sus diente en ira y yo era capaz de oír lo que él estaba pensando: “¡Pastor Kim! ¡Sólo espere y verá! Lo destrozaré. ¿Cómo se atreve a exponer mi identidad? No lo olvidaré a usted, a su iglesia o a su familia.” Yo casi caigo paralizado al escuchar sus amenazas.

Al yo comenzar a temblar de miedo, DIOS Padre reprendió a Satanás con una enorme voz. El diablo instantáneamente  se esfumó así mismo. Cuando DIOS Padre vociferó a Satanás, los firmamentos del Cielo vibraron como relámpago y trueno. La voz del Padre DIOS resonó a través de todo el Cielo, espacio y a la tierra.

Este breve evento me hizo temblar en miedo de Padre DIOS. Las almas esperando por juicio del Padre DIOS quienes estaban en frente del trono, todas agacharon sus cabezas en gran temor.

A partir de este momento, empecé a escuchar del Padre DIOS. Su voz era mucho más profunda que el sonido de un barítono; era suave y ondulante. Una vez escuché la voz del Padre, el sentir de miedo y aprehensión desapareció instantáneamente. Mi cuerpo cesó de temblar también. Una suave energía cobijó mi cuerpo mientras yo experimentaba Su compasión. Yo estaba ahora en completa tranquilidad. Padre DIOS habló: “Pastor Kim, Yong-Doo, pastor de la Iglesia del Señor, ya que tú no creías, Yo ordené que tú estuvieras aquí. Yo te mostraré claramente, de tal forma que puedas creer y comprender. ¡Mira muy cuidadosamente! Ahora,¡ llévenlo al cuarto secreto de el santuario! Tengo algo especial que mostrarte. ¡Personalmente te lo explicaré!” Con la orden del Padre, el Señor me condujo hacia el santuario celestial donde el cuarto secreto estaba localizado.

 

*El cuarto secreto

En el Cielo, ninguna alma es permitida acercarse al cuarto secreto. No soy capaz de revelar lo que presencié en el cuarto secreto. Inicialmente, no tenía idea de que hubiera un santuario celestial o un cuarto secreto. Yo erróneamente dije impulsivamente y hablé de este lugar a mis niños. Por varios meses, yo diligentemente pedí permiso para documentar y mencionar este cuarto secreto. El cuarto secreto es también usado como un cuarto de reuniones. Este cuarto es usado especialmente para reuniones con la Trinidad de DIOS y Moisés. El Señor explicó que ninguna  otra alma ha entrado aquí excepto Moisés. Él dijo que esta área era un área restringida. “Nunca nadie ha entrado aquí excepto Moisés. Y ahora tú eres solamente la otra persona permitida, Pastor Kim.” Al yo entrar en el cuarto, Moisés ya estaba esperando.

Jesús y Moisés fueron a la esquina del cuarto y se sentaron sobre brillantes resplandecientes sillas. Ellos se pusieron cara a cara y comenzaron a conversar el uno con el otro. Entre el Señor y Moisés estaba el arca del pacto. El arca se veía justo como esta es descrita en los cinco libros de Moisés. El arca estaba hecha de oro y parecía como si se mirara igual que cuando esta fue construida por primera vez.

Al mirar alrededor del cuarto, este no se veía muy grande. Sin embargo, el cuarto estaba decorado con muchas diferentes piedras preciosas y piedras extrañas. El cuarto estaba lleno con joyas, oro, y diamantes.

Inesperadamente, el piso estaba cubierto con azulejos de mármol de forma cuadrada similares a aquellos que he visto en la tierra. Una cruz estaba grabada en el centro del piso del azulejo de mármol. En un lado del cuarto, la pared era transparente. Al mirar en la pared transparente, fui capaz de ver el vigoroso ardiente Fuego Santo. No podía ver el final del cuarto donde el fuego ardiente estaba quemando. El otro lado del cuarto debería de estar a bastante distancia.

 

*DIOS hace una aparición especial

Mientras Jesús y Moisés estuvieron hablando el uno al otro, yo silenciosamente caminé alrededor sobre el piso de mármol. Jesús y Moisés ocasionalmente me daban una mirada y parecían tener una placentera, agradable conversación. Mi mente  se aceleró y tuve toda clase de preguntas. ‘¿Cómo llegué a este punto? ¿qué tendrá lugar aquí?’ yo tenía mucha curiosidad.

Yo estaba desafiante con DIOS por lo de la pregunta de la salvación de mi amada madre y hermanos. Este es el motivo por el que estoy aquí. Debo de prevenir a mi familia de ir al infierno, ya sea que use los métodos correctos o tal vez alguna clase de trampa. Ellos deben de ir al cielo conmigo. ¿por qué el Señor diría que solamente un par de ellos entrarían al cielo? ¿cuál sería la razón para ese enunciado? Al mi corazón acelerarse y todas estas preguntas y pensamientos entrar a mi mente, una enorme, luz brillante irradió cayendo sobre mí. No podía levantar mi cabeza al la luz irradiar sobre mí. Padre DIOS dijo, “Pastor Kim, mírame.” Con Su orden, yo levanté mi cabeza para mirarlo a Él. El Padre estaba dentro del glorioso haz de luz. El disminuyó un poco Su luz para que yo fuera capaz de ver Sus piernas y pies. En honor a la verdad, yo no fui capaz de ver nada más que Sus piernas y pies.

Entonces el Señor les habló desde el fuego, y ustedes oyeron el sonido de las palabras, pero no vieron forma alguna; solo se oía una voz. El Señor les dio a conocer su pacto, los Diez Mandamientos, los cuales escribió en dos tablas de piedra y les ordenó que los pusieran en práctica.” (Deuteronomio 4:12)

“Al único inmortal, que vive en luz inaccesible, a quien nadie ha  visto ni puede ver, a él sea el honor y el poder eternamente. Amén.” (1 Timoteo 6:16)

“A Dios nadie lo ha  visto nunca; el hijo unigénito, que es Dios y que vive en unión íntima con el Padre, nos lo ha dado a conocer.” (Juan 1:18)

“Pero debo aclararte que no podrás ver mi rostro, porque nadie puede verme y seguir con vida.” (Éxodo 33:20)

“Al Padre nadie lo ha  visto, excepto el que viene de DIOS; sólo él ha  visto al Padre.” (Juan 6:46)

 

Al usted haber leído las escrituras Bíblicas mencionadas arriba, podemos comprender que nadie puede ver todo de el Padre DIOS. Aún si yo hubiera pedido persistentemente, eso no hubiera hecho ninguna diferencia; yo no sería capaz de ver todo lo de el Padre DIOS. Yo se que lo que yo documento puede traer enorme criticismo, pero aún así yo debo de documentar lo que he visto y escuchado. Esto es otorgado por la gracia y compasión de DIOS. Yo no puedo decir realmente que vi todo lo de DIOS Padre. Solamente pude ver lo que Él me permitió ver de sí mismo.

DIOS es el DIOS de las eras. Él vive a través de toda la eternidad. Pecadores como yo no nos atrevemos a acercarnos a Él. Sin embargo, puedo ver y sentir al Padre DIOS y se que lo he hecho ya que la escritura me dicen que si he visto a Jesús, he visto al Padre DIOS.

Levanté mi cabeza para ver si el Padre DIOS que estaba sentado sobre Su trono podría ser Jesús. Pero Jesús estaba sentado en la esquina del cuarto todavía teniendo una placentera conversación con Moisés. Padre DIOS, conociendo mis pensamientos habló: “¡Yo Soy Jehová!” Él luego rió.

El Padre continuó hablando en una voz benevolente, “¡Mi amado siervo! ¡Póstrate sobre tu rostro!” Me postré en el centro del cuarto donde la cruz estaba grabada en el piso de mármol. Al acostarme, abrí mis brazos y mi cuerpo hizo la forma como de una cruz.

La gran mano de DIOS vino hacia mi y Él puso Su mano sobre mi espalda y oró. “¡Te estoy dando poder! Poseerás el poder del fuego. Tú y tu congregación llevarán a cabo un ministerio de fuego.”

Tan pronto como el Padre oró sobre mi, comencé a tambalear sobre el piso. Estaba ardiendo. Con la sensación de calor, también me puse emocional y la tristeza me sobrecogió. Ruidosamente grité, “¡Padre DIOS! Tú has derramado de todos tus poderes en mí. ¿qué pasará si el poder me corrompe con orgullo y lo uso incorrectamente? Por favor, ayúdame para que no me corrompa o engrandezca. Padre DIOS, tú conoces mi pasado, presente, y futuro. ¿verdad? ¿Cómo es mi futuro? ¡Por favor muéstrame! Ayúdame con este poder. Yo no quiero volverme corrupto. Quiero entrar al Cielo.” Al Padre DIOS observarme suplicar, Él dijo, “Muy bien, Yo estaré contigo.” Yo no estaba satisfecho con Su respuesta. Con esta oportunidad, yo persistentemente clamaba por la salvación de los miembros de mi familia. Comencé a llorar con toda mi fuerzas y tambalee sobre el piso de mármol.

Debido a mis acciones, en un instante, el estado de ánimo del cuarto secreto parcialmente  se llenó de energía triste. Lloré incesantemente con arrepentimiento y con oraciones de súplica. “¡Padre DIOS! Por favor, Te lo pido. ¿cuál es el resultado de la salvación de mi madre y mis hermanos? Muchos de los miembros de mi familia están creyendo y sirviéndote. ¿por qué están solamente tres o cuatro salvados? ¿por qué es eso? ¿qué hay acerca de mi hermano menor? Si él no está salvo, la alternativa es el infierno….por favor, sálvalo. ¡Por favor! Lo levanto a él como si fuera yo mismo. ¡Señor! ¡Padre DIOS! Yo lloraba continuamente. Al llorar, tambaleaba y rodaba sobre el piso.

Al continuar rodando, daba vueltas, y lloraba, Padre comenzó a confortarme. “¡Muy bien! ¡Muy bien! ¡Pastor Kim! Yo sé porque estás llorando. Conozco tú corazón muy bien. Le daré a tu familia una oportunidad. Por lo tanto, observa cuidadosamente lo que voy a mostrarte.”

 

*Las ramas y hojas del árbol de la vida se trasladan

Dentro del cuarto secreto, las hojas de un cierto árbol se estaban moviendo como si ellas estuvieran vivas. Las hojas se veía muy saludables, frescas, y vividamente verdes. Fue muy evidente como este árbol en particular se veía muy fresco. No tenía idea de que el árbol  que estaba mirando era el árbol de la vida. Las hojas empezaron a menearse hacia mí. Las ramas se veían similares como un tallo de hiedra.

Una vez las ramas me alcanzaron, ellas comenzaron a tocar mi cabeza y cuerpo.  Me dio cosquilleo hasta el punto del fastidio. Padre DIOS, Jesús, y Moisés observaron como yo reaccioné. Yo había estado llorando y adolorido acerca de la salvación de los miembros de mi familia y mis hermanos y ahora un árbol me hacia cosquillas. Dije, ¿qué clase de árbol es éste? ¿por qué me está molestando? ¿por qué me está tocando y exasperando?” Al hablar estaba irritado, agarré una de las ramas, la partí y la tiré en el piso. Padre DIOS estaba muy sorprendido de mi inesperado comportamiento y dijo, “¡Oh Pastor Kim! ¿Por qué hiciste eso? ¿¡por qué!? Yo estimo a este árbol y a sus ramas. Yo pienso en forma elevada y honorable acerca de este árbol. ¿por qué hiciste semejante cosa?” En ese momento, pensé para mí mismo, ‘¡ahhh! Este debe ser el árbol de la vida el cual Padre DIOS tan honorablemente piensa y cuida.’ Estuve en shock y avergonzado. Comencé a retroceder. Esto pasó en un segundo.

¿cómo es posible que un árbol se mueva así para irritarme? Yo instantáneamente lamenté mis acciones. Yo debí de haber preguntado a Padre DIOS primero acerca del árbol. Había hecho pública una muestra de impaciencia y mal temperamento en el santuario celestial.

Jesús murmuraba en desilusión. Este incidente fue debido a mi ignorancia. Rápidamente caí sobre mis rodillas y agaché mi cabeza y continuamente pedí por perdón.

Padre DIOS luego quitó mi nerviosismo. Él comenzó a explicar, “Pastor Kim, ¡escucha cuidadosamente! Debido a tu falta de cuidado, muchas hojas han caído del Arbol de la Vida. Todos los árboles y plantas en este cuarto son muy queridos para mí. Sin embargo, entre toda la vida vegetal, Yo especialmente estimo las hojas del árbol de la vida. Yo preciosamente tomo cuidado de ellas. Las hojas del árbol de la vida representan las almas de los hombres. De hecho, ellas están directamente conectadas a las almas de los hombres. Las hojas en el suelo que tú has hecho caer representan las almas de los hombres. ¡Mira!” Al Padre DIOS meticulosamente explicar, estuve muy apenado por mi acción. Yo estaba asombrado de Su bondad.

A pesar de la rama perder muchas hojas, el árbol continuamente  se movía hacia mí y parecía como si estuviera tratando de expresarme algo. Este intentaba expresarme algo tocando mi cabeza, cara, y mis otras partes del cuerpo. ¿qué significaba esto? ¿qué representaban las acciones del árbol? Yo estuve completamente perplejo y curioso.

 

*¿Es genuina la fe de los miembros de mi familia?

Con enorme amor, Padre DIOS me tocó y dijo, “Muy bien, ahora permitámonos distinguir la fe de tus hermanos, si ésta es genuina o no. Tú has importunamente preguntado y te será mostrada la fe de ellos.” Yo estaba muy inquieto con la respuesta que estaba a punto de serme mostrada. Mi corazón estaba acelerado, pero todavía tenía mucha curiosidad. Las hojas que habían caído en el piso comenzaron lentamente a moverse y a transformarse. Las hojas se transformaron en mis hermanos, sobrinos, y sobrinas. Al ser testigo de la escena, me puse en shock e instantáneamente grité. De todas la hojas, solamente tres permanecieron y el resto comenzó a desaparecer una por una. “¡Ah! ¡hermanos! ¡Mi pequeño hermano! ¿Cómo puede ser esto?” Me sentí sin esperanza y una vez más la ira comenzó a hacer estragos. Inmediatamente me desplomé sobre el piso de mármol y comencé a llorar histéricamente. Y otra vez, Rodé y di vueltas por todo el piso.

“¡DIOS! ¡Jesús! ¡DIOS Trinidad! ¿cómo me pueden hacer esto? ¡Hubiera sido mejor sino me mostraran esto a mí.! ¿Por qué razón me han traído aquí para darme esta angustia? Si no hubiera  visto esto, todavía hubiera podido creer que ellos han sido salvos. ¿qué me están haciendo a mí?” No fui capaz de controla mi tristeza y lloré incesantemente. No sabiendo cuánto tiempo había estado lamentándome, eventualmente me desmayé.

Cada vez que yo he animado a mis hermanos y a otras personas acerca de su fe, siempre he aconsejado o alentado a ellos en una forma despreocupada. Yo diría algo como: “Se fiel” Yo no iba más allá de esa oración porque estaba más preocupado acerca de sus sentimientos. Yo no quería pisar su pies, en otras palabras, su orgullo.

Sin embargo, después de haberme sido mostrada la verdadera naturaleza de su fe actual, estuve totalmente perdido. No sabía que hacer. Estaba totalmente perplejo.

Padre DIOS estaba suavemente acariciando mi espalda mientras yo estaba inconsciente. Cuando me recobré, Él dijo, “Pasto Kim, deja de llorar ahora. Tú bien sabes que este es un lugar donde no hay lágrimas o tristeza. ¿No lo sabes?” Pero una vez más, continué suplicando por la salvación de mis hermanos. Él dijo, “Muy bien, muy bien. Para tus sollozos y observa los pecados ocultos de tus hermanos. Observa cuidadosamente,” Padre DIOS me mostró una clara imagen. Además, Él dijo, “Tus hermanos se han arrepentido. De hecho, ellos saben que se han arrepentido, y aún, ellos no tienen frutos de arrepentimiento. Ellos se han arrepentido sin evidencia.¡ No hay corazón quebrantado, no hay sinceridad!” Acongojado, de todo corazón pregunté. “Padre, pero aún, ten lástima de ellos. Por favor, ten compasión hacia ellos.”

“Así dice el Señor: ‘Tu herida es incurable, tu llaga no tiene remedio. No hay quien defienda tu causa; no hay remedio para tu mal ni sanidad para tu enfermedad. (Jeremías 30:12-13)

“Nada hay tan engañoso como el corazón. No tiene remedio. ¿quién puede comprenderlo? ‘Yo, el Señor, sondeo el corazón y examino los pensamientos, para darle a cada uno según sus acciones y según el fruto de sus obras.” (Jeremías 17:9-10)

 

No se cuanto supliqué. Sentí como si hubiera suplicado por siempre. Tambalee y rodee cubierto en lágrimas sobre el piso. Mi cara y nariz estaban cubiertas con mucosidad. Padre DIOS luego finalmente prometió que Él estaría conmigo.

“Muy bien, ¡comprendo tu corazón! Se que te importan mucho tus hermanos. Contestaré tus oraciones. Pero Yo desprecio los medios religiosos de ellos y su fe religiosa. Lo odio totalmente.” DIOS Padre prometió que Él iba a salvar a mis hermanos y sus miembros de familia… Sin embargo, había una condición. Ellos tenían que aceptar la oportunidad en fe. Yo le agradecí a DIOS con una voz audible y luego lo adoré a Él y lloré.

Al pasar el tiempo, puse atención muy de cerca a la pared transparente que estaba a través del cuarto. Dentro de la pared transparente, el Fuego Santo vigorosamente ardió. Podía sentir el intenso calor desde donde estaba parado. Era muy caliente, mi cuerpo sintió la sensación de ardor. Al yo protagonizar aquello, Padre DIOS habló. “¡Pastor Kim! Tú estarás entrando pronto en ese cuarto. Por lo tanto, prepárate con suficientes oraciones. Tienes que prepararte seriamente, físicamente y espiritualmente. ¿Comprendes?” Sin vacilar, respondí en voz alta: “¡Amén!” Ya que el Padre DIOS habló personalmente a mí, yo decidí con todo con mi empeño: ‘Debo pasar a través del cuarto hasta el final.’ Luego le pregunté a DIOS. “¿Existen otros túneles de fuego o ardientes cuartos santos en el cielo?” El Padre respondió, “¡Sí, hay muchos otros cuartos como este! Pastor Kim, tú estarás entrando en un cuarto  del Santo Fuego Ardiente y luego en otro cuarto del Santo Fuego Ardiente y así sucesivamente. El primer cuarto al que entrarás será menos intenso y luego este  se hará más intenso a medida que atravieses cada cuarto. Derramaré todos mis poderes sobre ti. No debes de volverte arrogante u orgulloso. Incontables de mis siervos se han convertido en arrogantes debido al poder que les he dado a ellos. Como resultado, muchos de ellos han ido a parar al infierno. ¡Yo estoy muy adolorido! Pastor Kim, te tendrás que humillar más que nunca. Al milagros y poderes manifestarse e incrementarse dramáticamente, la gente te exaltará. Por lo tanto, debes de ser más cauteloso que nunca. Se muy cuidadoso con los poderes que obtienes.”

No tengo idea de por qué DIOS me ha concedido esta enorme tarea y gracia  a éste siervo que es débil e incompetente. No pensé que iba ser capaz de manejar la responsabilidad.

Antes de que algo ocurriera, ya estaba preocupado. No debía de volverme arrogante u orgulloso. Al tener en mi mente  pensamientos de preocupación, Padre DIOS habló a mí al preocuparse por mí. “¡Pastor Kim! ¡En conmemoración de tu visita al cuarto secreto, tú estarás visitando el infierno para observar lo que necesita ser observado.!”

Yo estaba en shock con la orden de Padre DIOS. “¡Padre DIOS! No puedo visitar el infierno. Yo no puedo manejarlo. Mi apariencia física no es lo que parece. Yo soy un hombre muy tímido. Tengo miedo de ir. De hecho, ¡yo no quiero ir!” Riendo en voz alta, DIOS Padre dijo, “¡Todo está bien! Tu fe actual es más que suficiente  para manejar la situación.” Pero yo persistentemente resistí y dije con un tono alto de voz. “¡DIOS! ¡De ninguna manera! Estoy muy asustado.” Al Jesús imponer Sus manos sobre mí y oró, Él dijo, “te concederé todos los poderes.” Aún con sus palabras de esperanza, yo me resistí hasta el final. Como resultado, yo no tenía que visitar el infierno. Padre DIOS y Jesús  dijeron, “¡Pastor Kim! ¿Ahora crees en todo lo que te hemos mostrado? De ahora en adelante, no te abstendrás de documentar todas las cosas que te he mostrado, y te mostraré del Cielo, infierno, y las identidades del diablo. Debes de completar tu tarea; muchas almas están estancadas. Ellas deben propiamente y correctamente creer en Mí. Si haces como ordeno, una bendición inimaginable será otorgada sobre ti. Obedece hasta el final!”

DIOS Padre y Jesús tomaron turnos mientras me acariciaban.

Por alguna razón, me había sido otorgada gracia especial. Yo solo me consideraba a mí mismo como un pecador y un sirviente insensato. La majestad de Padre DIOS es inimaginable. Es muy difícil para describir con los ojos físicos o con una mente finita. En alguna forma especial, DIOS Padre había tenido un encuentro con un pecador como yo. ¿Cómo podría expresar en palabras humanas mi experiencia con el DIOS Todopoderoso? Es imposible de describir, escribir, o definir a DIOS en términos humanos lo que necesito expresar acerca de Él.

DIOS me dijo que mantuviera este cuarto un secreto y no se lo divulgara a nadie. Me dí cuenta más tarde de que este cuarto secreto era un santuario celestial. Yo estaba muy ignorante acerca de este lugar. Fue después de algunos meses que el Señor meticulosamente me explicó acerca de su importancia. Él luego me ordenó revelar la información al público. Esta fue titulada, “El Cuarto Secreto.” Comencé a escribir el tercer libro el cual era acerca de el cuarto secreto.

Salí del santuario y me paré en frente del trono de DIOS por largo rato. Al estar parado en frente del trono de DIOS, miré sobre el espacio y la galaxia. Al Padre DIOS sentarse en Su trono, no había lugar donde Él no pudiera alcanzar:  ya fuera el cielo, la galaxia, el espacio o la tierra.  Parecía si como toda la creación en el universo estuviera bajo los pies de DIOS.

“Pero ahora, así dice el Señor, el que te creó, Jacob, el que te formó, Israel: “No temas que yo te he redimido; te he  llamado por tu nombre; tú eres mío.

Cuando cruces las aguas yo estaré contigo; cuando cruces los ríos, no te cubrirán sus aguas; cuando camines por el fuego, no te quemarás ni te abrasarán las llamas. Yo soy el Señor, tu Dios, el Santo de Israel, tu salvador; yo he entregado a Egipto como precio por tu rescate, a Cus y a Seba en tu lugar.” (Isaías 43:1-3)

Padre Dios había señalado y llamado a alguien como a mí. Me considero una persona muy incierta en cada asunto. Estoy muy agradecido de que DIOS me haya llamado, pero en la misma medida, estoy muy nervioso. Ya que ahora he sido testigo y experimentado la situación de mis familiares concerniente a la salvación, no puedo cuestionar más eso. A pesar de mi pecaminosa, ruda y quejumbrosa actitud, Él me ha mostrado bondadosamente y explicado en términos sobre los cuales yo podía comprender. Las formas de DIOS son más elevadas. Debido a mi nivel finito de entendimiento, Él tuvo que ilustrarme en una forma en la cual yo era capaz de comprenderlo. Nunca olvidaré el encuentro que tuve con la Trinidad DIOS en el santuario celestial. Siempre grabado en mi memoria estará la emoción y las impresiones que experimenté.

 

*Sra. Kang, Hyun-Ja - fastidiando al Señor

Sra. Kang, Hyun-Ja: La hermana Baek, Bong-Nyu fue admitida una vez más en el hospital por su dolor de espalda. Jesús me acompañó a visitar a la hermana Baek. El Señor caminó en frente de mí al nosotros entrar al hospital. Cuando llegamos, nos sentamos sobre su cama y comenzamos a hablar con ella. Le pregunté al Señor con insistencia. “¡Señor! La casa del Pastor está localizada en una de las mejores moradas del Cielo. ¿Por qué la mía está tan lejos de su casa? ¡Señor! Podrías mover mi casa a un vecindario más agradable en el cielo?” Jesús contestó, “Tú debes de ganar las recompensas para tener una casa localizada allí.”  La hermana Baek, Bong-Nyu se rió y dijo, “Sra. Kang, Hyun-Ja, usted tiene una casa muy alta. ¿qué más quiere?”. El Señor inclinó sus cejas y dijo, “Santa Bong-Nyu, ¡aún no comienza con mi novia de bodas Kang, Hyun-Ja!. Después de que le concedí a ella el don de la profecía y de abrir sus ojos espirituales, ella me ha hecho persistentemente preguntas y pedido favores todo el día. Yo no sé que hacer con ella!” Todos reímos por un buen rato. La hermana Baek, Bong-Nyu me preguntó sobre lo que yo estaba curiosa por preguntarle a Jesús durante todo el día. El Señor entonces dijo, “¡Eso es lo que Yo estoy diciendo!” Entonces le hice a Jesús otra pregunta: “¡Mi amado Jesús! La última vez tu dijiste que los ángeles celestiales podían bajar a la Tierra. ¿es esto verdad? ¿hay alguna escritura Bíblica que lo respalde? Yo se que los ángeles celestiales pueden bajar a la Tierra y proteger a los santos. Si bien recuerdo, hay escritura para justificar eso en la Biblia. Las almas de los que ya han muerto pueden regresar a la tierra? ¿es eso posible?”

Jesús dijo, “¿Qué es imposible para mí? Sin embargo, las almas que ya se han ido al infierno no pueden regresar a la Tierra. Una vez alguien va al infierno, esto es final. Si Yo concedo permiso, las almas en el cielo pueden venir a la tierra de visita. DIOS Padre supervisa la visita.” La  Hermana, Bong-Nyu y yo preguntamos, “¡Señor! Pueden traer a hombres de la Biblia desde el cielo ahora?” El Señor dijo, “¡Todavía no! Yo estimo los santos de la Iglesia del Señor. En estos días actuales, Yo hablo de ellos todo el tiempo. Los santos de la Iglesia del Señor celosamente oran y adoran a DIOS en una forma muy especial. Las almas celestiales desean ver y conocer los santos de la Iglesia del Señor. Ellos me preguntan que si puedo llevarlos conmigo cuando vaya a visitar la iglesia. En el Cielo, las almas solo son capaces de observar la Iglesia del Señor  a través de una pantalla, la cual los ángeles graban con video cámaras. Su servicio y alabanza deleita a DIOS mucho. La Iglesia del Señor está en la cúspide de las noticias.” 

Le pregunté al Señor, “Jesús, ¿tú publicas acerca de nosotros? El Señor contestó, “Por supuesto, Yo lo hago público personalmente. Por eso es que todas las almas en el cielo saben acerca de ti. Ellos están muy intrigados acerca de esto.”

Yo una vez más, mencioné el tema de mover mi casa al mejor vecindario en el cielo. Al yo pedir, el Señor respondió, “A partir de esta noche, tendrás que complacerme. Comienza haciendo tu confesión de amor que tienes por mí y a agradarme. ¿Puedes hacer eso?”

Con amorosos gestos corporales, yo respondí “Sí” para Él, en una suave, fascinante voz. Jesús dijo, “Santa Kang, Hyun-Ja, todo lo que conoces soy Yo! Si tú solamente me amas a Mí, ¿qué  hay acerca del Pastor Kim?”, el Señor entonces se rió. El Señor entonces movió mi casa al mejor vecindario en el cielo. Tal vez, esto fue debido a mi fe y persistentes súplicas. Con sólo un comando, el Señor había movido mi casa. Por lo tanto, yo decidí hacer más peticiones. Pedí por las casas de los miembros de nuestra iglesia para ser movidas al mejor vecindario en el cielo también. Sin embargo, el Señor requirió que ellos ganaran la recompensa y siguieran orando.

 

 

Hermana Baek Bong-Nyu: *Los  Espíritus malos son provocados.

Mi espalda estaba en dolor extremo y decidí chequear por mí misma en el hospital. Con terapia física una vez al día, el dolor fue eventualmente manejable. El Pastor y la Sra. Kang, Hyun-Ja me visitaron mientras estaba en el hospital. Con mis ojos espirituales, fui capaz de ver al Señor Jesús y el Espíritu Santo acompañándolos a ellos. Tan pronto como el Señor apareció, todos los espíritus malignos en el cuarto se asustaron y comenzaron a huir en todas direcciones. En poco tiempo, todos los espíritus malos habían salido del cuarto.

El Pastor y su esposa me confortaron mientras nosotros llevábamos a cabo el servicio. El Señor consideraba a la esposa del Pastor su prometida de bodas y Él especialmente la trataba a ella bien. Yo estuve muy envidiosa con el trato especial que ella recibía del Señor. La Sra. Kang, Hyung-Ja siempre expresaba su amor hacia Jesús. El Señor la amaba a ella por su expresividad. A ella ni siquiera le importaba si la gente en el hospital veía como ella actuaba por Jesús. Ella mostraba su amor por Jesús en todo momento.

Mientras el Pastor adoraba y cantaba, él miró alrededor para ver si otros estaban mirando. Él entonces comenzó a bailar en una forma cómica. Su esposa comenzó a bailar siguiendo el baile, pero ella estaba danzando en el Espíritu Santo. Jesús imitó al Pastor. Cuando Jesús  ríe, Él lo hace muy duro. Cada vez que Jesús  ríe, yo pienso para mí: “El Señor es espíritu. ¿Cómo puede el Espíritu quién es el Señor reír tanto como un humano?” Me dí cuenta de que el Padre Dios, Jesús y el Espíritu Santo también poseen atributos como nosotros.

DIOS Trinidad puede expresar ya sea gozo o tristeza.

 

*El Señor dijo que nosotros estamos creados a Su imagen

El período gozoso solamente duró un corto período de tiempo. Una vez el pastor y su esposa se fueron, los espíritus malos repentinamente regresaron. Habían otras siete camas en mi cuarto. Una mujer anciana que estaba enferma ocupaba cada una de esas camas. Un espíritu malo se paraba en cada cabecera y ocupaba una cama. Los espíritus malos se reían tontamente mientras ellos miraban alrededor con sus malignas miradas. “ ¡Ey! Tú puedes estar yendo al cielo pero estas personas están yendo al infierno conmigo. ¡Espero que te haya provocado! Evangeliza lo mejor que puedas; esto será muy difícil. ¡Jeje jeje!” Los espíritus malos se veían justo como aquellos que yo había  visto en la televisión que estaban en la películas de horror. Estos eran espíritus malos que escoltaban las almas de los condenados. Era muy espeluznante. Mi cuerpo estaba cubierto con piel de gallina.

Ya que yo me encontraba en el hospital, no me era permitido gritar o hablar en un tono audible alto. En lugar, oré en lenguas. Cada vez que yo veía un no creyente, podía ver sus cuerpos llenos de espíritus malos. Entre el grupo de espíritus, los que escoltaban a las almas de los condenados al infierno son responsable por la incredulidad. Ellos son quienes causan ceguera espiritual por el evangelio. Ellos también ponen al la gente no creyente a morir en accidentes para poder arrastrarlos a ellos al infierno. Otros creyentes quienes tienen los ojos espirituales tal como yo, pueden claramente ser testigos de estos eventos.

 

==== Marzo 25, 2005 (Viernes) ====

Sermón de la Escritura: “ Cuando se lo llevaban, echaron mano de un tal Simón de Cirene, que volvía del campo, y le cargaron la cruz para que la llevara detrás de Jesús.” (Lucas 23:26)

Kim Joseph: *La escena del sufrimiento de Jesús

Esta noche, nosotros conmemoramos el sufrimiento de nuestro Señor Jesús. Jesús tomó la cruz y caminó hacia el Gólgota. Él murió en la cruz y derramó Su sangre por nosotros.

Recordando a Jesús en la cruz, la congregación de los miembros de la iglesia y yo escuchamos la predicación de la Palabra.

El Pastor predicó acerca de Simón, el Cireniano quien estaba visitando desde el campo y acerca de cómo él había observado y luego tomado la cruz del Señor. Durante la mitad del sermón, al pastor hablar fervientemente, vi una visión. Vi una multitud de personas y escuché el balbuceo de las voces y este era fuerte. Vi a Jesús parado en el centro de la multitud y Él llevaba puesto una corona de espinas. El Señor estaba sangrando profusamente en todo su cuerpo.

La escena fue mostrada vividamente frente a mis ojos como si estuviera observando una película. Me di cuenta de que estaba parado en medio de la multitud. El Señor me estaba mirando a mi y nuestros ojos se encontraron. Varios días atrás al comenzar la semana de conmemorar el sufrimiento del Señor, me concentré en orar. Yo oré para ser como Simón y tomar la cruz. Yo oré para experimentar el llevar la pesada cruz y para experimentar el dolor de esta.

Jesús, estando en frente de mí, había sido golpeado tanto que Sus heridas eran profundas y en cada parte de su cuerpo. Él sangraba incesantemente y profusamente. La sangre goteaba hacia el piso y formaba pequeños charcos. Yo corrí histéricamente alrededor de la multitud gritando, “¿Por qué están haciendo esto? Por favor, no golpeen a mi Jesús. Por favor paren de hacer esto.” Yo continué gritando para persuadir a las personas de acosar y golpear a Jesús. Pero a ellos no les importaba; ellos continuaron golpeando al Señor y hallaban placer haciéndolo.

Lo peor fue cuando la gente escupía al ridiculizar a Jesús. Ellos escupían sucia, pegajosa flema sobre el Señor. El rostro y el cabello del Señor estaba embadurnado con esputo y flema. Al acercarme a Jesús, traté de apoyarlo mientras Él estaba en el suelo. Él Señor me agarró con Su mano que estaba mojada por sangre. Él me miró y dijo, “¡Oh, eres tú, Joseph! Estoy sufriendo. La gente  se burla de mí y me asalta. Todo esto es por ti! ¡Sígueme y mantén tus ojos solamente en mí!”

Al Señor estar de pie, llevando la cruz, Él dijo, ¨Los santos en la Iglesia del Señor, síganme,¡ ahora síganme!” al Jesús ordenar, el pastor paró de predicar y se bajó del altar. Todos nos alineamos en una fila. Al Jesús tomar Su cruz sobre Su espalda, Él caminó enfrente de la línea y declaró, “¡La Iglesia del Señor, mi congregación! Concéntrense solo en Mí, mantengan sus ojos en mí mientras me siguen. ¡Cuando me vean caer mientras camino tomando la cruz, ustedes deben de arrepentirse completamente en el lugar donde Yo caí! Yo estoy recreando la escena, especialmente para ustedes.” Una vez Él hizo Su afirmación, Él comenzó a caminar de primero en la línea, cargando Su cruz sobre Su espalda.

El Señor estaba ahora caminando entre los asientos de la iglesia y alrededor dentro de la Iglesia. Con mis ojos espirituales, puede ver claramente y vividamente la escena. Las escenas continuaron, una después de la otra. Seguí detrás de Jesús y el pastor seguía detrás de mi. La Sra. Kang, Hyun-Ja, la hermana Baek, Bong, la diacona  estaban siguiendo detrás, respectivamente. Nosotros continuamos siguiendo a Jesús en este orden. Todos estábamos cubiertos de lágrimas. Al Jesús llevar la cruz, Él cayó muchas veces ya que Él estaba debilitado por el peso de la cruz y las golpizas. Los miembros de la iglesia quienes tenía sus ojos espirituales abiertos presenciaron el evento entero del Señor sufriendo mientras nosotros lo seguíamos.

 

*Cayendo 14 veces

Con la cruz sobre Su espalda, el Señor caminó y se cayó. Nosotros también instantáneamente caímos sobre nuestras rodillas y nos arrepentimos en lágrimas en el punto exacto donde Jesús cayó. Nosotros con arrepentimiento nos lamentamos por largo tiempo. El Señor aguantaba con mucha dificultad a medida que Él se levantaba. Una vez más, el Señor tomó la cruz, acostándola sobre Su espalda y comenzó a retomar sus pasos. El Señor tambaleaba y se mecía mientras caminaba. Él tomaba un paso a la vez. Caminando detrás del Señor y observando de cerca la escena, no fui capaz de soportar el dolor en mi corazón. Al mirar arriba en el cielo y abajo en el suelo, lloré profusamente.

Me arrepentí con gran remordimiento. Además, todos los miembros de la congregación de la iglesia se arrepintieron con gran remordimiento también.

El Señor continuamente  se caía y levantaba a través de su caminar hacia el Gólgota. El Señor solo era capaz de tomar unos pocos pasos antes de que Él se cayera de nuevo. Cada vez que el Señor caía, el soldado Romano estaba allí para azotar a Jesús sin misericordia. El Señor gemía en dolor mientras la sangre se esparcía desde Su cuerpo. Las manchas de sangre sobre el suelo eran claramente visibles. Las voces de la malvada gente eran caóticas y alborotadas. El ruido fastidiaba mis oídos. La gente parecía como si ellos estuvieran disfrutando el sufrimiento de Jesús. Con los ojos físicos, uno solo vería los miembros de la Iglesia caminando en círculos dentro de la iglesia. Pero con los ojos espirituales, nosotros estábamos siendo testigos del Señor ser azotado y atormentado durante Su caminar.

Mi temperamento explotó; no podía más observar en silencio. “¡Ey! ¡Ustedes gente malvada! ¡no hagan eso! ¿Por qué están atormentado al Señor? ¿Por qué?” Mi súplica se desvaneció por el ruido de la multitud. El Señor continuó cayendo y levantándose. Al nosotros observarlo, el Señor se cayó en un total de catorce veces. En cada lugar donde se cayó Jesús, nosotros fervientemente nos arrepentíamos en lágrimas. El tiempo había transcurrido rápidamente -- de 3 a 4 horas habían ya pasado.

Jesús gemía más severamente. Esta vez el Señor parecía como  si no se fuera a levantar. Grité en voz alta, “¡Pastor, Hermanos y Hermanas! Jesús ha caído y Él se ve como si no se fuera a levantar. ¿Qué debería yo de hacer?”

 

*Joseph toma la cruz de Jesús

La compasión llenó mi corazón al ver al Señor caer sobre el suelo. Quise ayudar al Señor. Y cuando traté de ayudarlo, un soldado Romano usando su dedo índice me hizo un gesto de que viniera. “¡Ey! ¡tú! ¡Ven aquí!” Cuando el soldado Romano gritó, yo repentinamente me asusté. Yo estaba en shock. Pensé que mi corazón se iba a parar. Pensé dentro de mí, esta es solo una visión. Esto no era una situación real. Yo dudé y decidí no responder el comando de el soldado Romano. Luego el soldado Romano desenvainó su espada y se apresuró hacia mí. Yo me resistí, batallé y patee. “¡Ah! ¿qué está usted haciendo?” El soldado romano colocó la espada en mi cuello y me amenazó. “Usted, tome la cruz en este momento. ¡Ahora! Si no lo hace, ¡lo cortaré! Tome esta cruz ahora!”

Pensé para mí, “¿Cómo puede estar pasando esto?” Yo estaba muy confundido y atemorizado. Y comencé meticulosamente a explicar a mi padre, el pastor lo que estaba pasando. El pastor me dijo que obedeciera la orden de Jesús.

El sermón de esta noche fue acerca de Simón de Cirenia quien había llevado la cruz por Jesús. Como Simón, tuve que llevar la cruz y seguir a Jesús. Estaba en peligro de tener decapitada mi cabeza si cometía un error. Oré por la oportunidad así como Simón había llevado la cruz por el Señor. Yo nunca había esperado que esta oportunidad llegara, ni aún en mis sueños. No esperaba que mi oración fuera contestada tan rápidamente.  Yo estuve asombrado y en shock y no sabía como reaccionar.  Al desenvolverse la escena en frente de mi vista, no me atreví inicialmente a llevar la cruz. Perro ahora la situación era ineludible; tenía que llevar la cruz por Jesús. El peso de la cruz era inimaginable. Era muy pesada. Comencé a ver el Gólgota desde la distancia. Estaba todavía a una distancia lejana.

Mientras llevaba la cruz, mi hombro derecho se comenzó a inflamar. Estuve en dolor. No sabía que hacer. Hasta este punto, no sabía que tan pesada era la cruz. Llevarla requería mucha fortaleza y ejercicio. Dándome cuenta de este hecho, lloré y me arrepentí. Soportar el peso de la cruz era muy doloroso.

Esa misma noche, después de nuestro encuentro, revisé mi hombro derecho al llegar a la casa. Mi hombro derecho estaba inflamado y rojo. Me enfermé y mi cuerpo me dolía severamente. Casi pierdo la escuela debido a mi enfermedad. En la mañana, mi madre aplicó un ungüento de alivio muscular sobre mi hombro para ayudarme con la hinchazón. Sin embargo, el dolor era intenso y no desaparecía. Mi hinchazón y dolor continuaron por varios días.

Mientras estaba orando, Jesús vino y me dijo, “¡Mi amado Joseph! Yo he tomado y llevado la cruz. Eso fue muy difícil. ¿Lo fue?.. Por todos ustedes, Yo he derramado mi sangre y agua para morir en la cruz. Por lo tanto, Joseph, cuando tú te encuentres con situaciones duras o difíciles, siempre recuérdame. ¡No olvides! Si tú recuerdas, no importa que tan difícil la situación sea, tu la soportarás. ¿Comprendes?”

“¡Sí, Señor! Gracias. Fue un honor llevar la cruz. Gracias por darme la oportunidad de llevarla.” Al Señor suavemente tocar mi hombro inflamado, Él dijo, “En el futuro, tú serás mi siervo y yo te usaré grandemente a través del mundo. Tú recibirás un gran poder. Por lo tanto, humíllate a ti mismo para obedecer, aún hasta el final.”

 

Kim, Joo-Eun  *La última de las aldeas en el cielo

Mi madre me pidió que hallara en qué lugar del el cielo vivían los abuelos paternos de mi madre y mi bisabuela materna. Yo iba a chequear preguntándole al Señor. Las abuelas paterna y materna de mi madre aceptaron al Señor como su Rey y Salvador antes de que murieran. Por lo tanto, ellas estaban en el Cielo. Ellas no habían hecho mucho por el Señor, por lo tanto, ellas estaban viviendo en las orillas del cielo ahora. El lugar donde ellas estaban residiendo en el cielo tenían casas construidas como subdivisiones. Ellas tenían un nivel y todas se veían igual.

Jesús dijo que Él había construido la casa para la abuela materna de una sola  planta, después de que Él la había visto evangelizando a algunas personas en el parque por pocos días. Esto había pasado justo antes de que ella falleciera. Yo he visitado el cielo y fui donde residía mi abuela para chequear por mí misma.

En el cielo, recibir el amor del Señor es el mejor gozo que cualquier santo puede experimentar. Esta es la mejor felicidad. En el cielo, las abuelas no estaban recibiendo la llenura completa de DIOS, pero ellas eran honradas y muy felices estando en el Cielo. Parte de nuestra recompensa es recibir la llenura total del amor del Señor. Las abuelas estuvieron muy cerca de ir al infierno y sus últimos días hicieron la diferencia. En el cielo, ellas se veían muy jóvenes y ellas fueron transformadas bellamente. ¡Ellas se veían grandiosas!

Actualmente, el tema de conversación en el cielo era acerca de la Iglesia del Señor. La plática estaba resonando en todo lugar. Al llegar al cielo para conocer a las abuelas de mi mamá, el vecindario que estaba cerca a las casas de mis abuelas se apresuraron como un grupo y maravillosamente me observaban.

Me sentí como una clase de súper-estrella. Estaba emocionada y feliz. No sabía que hacer. “¡Santas abuelas! ¿son capaces de reconocer quién soy yo?” Ellas contestaron, “Por supuesto, te conocemos. No hay santos celestiales quienes no conozcan los santos de la iglesia del Señor. Nuestro amado Jesús habla acerca de la iglesia del Señor diariamente. Escuchamos noticias acerca de ustedes cada día. Jesús está muy complacido. El servicio en la Iglesia del Señor es extraordinario y el Señor presume alrededor del cielo, cómo el servicio se llevó a cabo encantadoramente y gozosamente. Pero por favor, deja de llamarnos abuela. Llámanos santas. Es un honor que nos visites.” Ellas fueron muy humildes.

Yo pregunte, “¿Ustedes conocen mi madre, ¿verdad? ¿La santa Kang, Hyuan-Ja? Ellas me pidió que cuando visitara el cielo chequeara y las conociera. Santas, ha pasado dos años desde que ustedes fallecieron. ¿Jesús las visita a ustedes muy a  menudo? Ellas contestaron, “Nosotras usualmente vemos a Jesús desde la distancia. De hecho, Jesús nunca nos ha visitado aquí en persona.” Yo pregunté por qué. Ellas dijeron que era por el hecho de que ellas nunca habían hecho realmente el trabajo del Señor en la Tierra. De hecho, ellas habían llegado a duras penas al cielo. Esto fue debido a que ellas aceptaron al Señor como Salvador y Rey antes de que murieran. Por lo tanto, ellas nunca recibieron una atención especial y amor del Señor. Ellas dijeron que eran ciudadanas promedio del cielo.

Ellas dijeron, “al tú continuar el trabajo del Señor, haz tanto como puedas. Tu casa y recompensa serán más grande basada en tu trabajo por Él. ¡Santa Joo-Eun! Haz la obra del Señor lo más que puedas. Uno recibe mucho amor de Jesús si uno tiene una casa muy alta. Entre más grande la casa, más es el amor que ellos reciben. Tú y los santos de la Iglesia del Señor deben estar muy felices, bendecidos.” Al ellas hablar, ellas débilmente hablaron. Y aún, ellas dijeron que el cielo es un gran lugar y ellas lo amaban mucho. Cada vez que yo preguntaba o quería discutir acerca de las cosas que les había pasado a ellas en la Tierra, ellas movían sus manos y decían que no querían discutir o pensar acerca de ello. Yo estaba solo curiosa.

Yo dije, “¡Abue-santas! Si se puede, ¿les gustaría que pidiera algún favor especial a Jesús acerca de que Él las visité más frecuentemente? Cuando yo pregunté eso, ellas saltaron de arriba a abajo y bailaron en gozo. ¿qué? ¿de verás? ¡Ah! ¡esa sería una cosa maravillosa! No desearíamos nada más.” Yo le pregunté a Jesús: “¡Mi amado Jesús! ¿podrías visitar las casas de mis abuelas maternas y paternas?” El Señor estuvo en silencio. Cuando yo pedí y supliqué la petición continuamente, Él respondió y dijo que Él haría eso. Ambas de mis dos abuelas estuvieron con gran gozo. Ellas estuvieron muy emocionadas. Ellas respetuosamente  se inclinaron ante Jesús.

Le dije a Jesús. “Señor, yo después le preguntaré a mis abuelas si tu las has visitado a ellas en sus lugares o no.” El Señor se rió y dijo, “Está bien, tú tienes la misma persistencia que tu madre.” Entonces yo contesté, “¡Eso es correcto Señor! Mi madre me educó a mí así, y ella me dio una misión especial la cual es pedirte a ti un favor muy especial.” El Señor y yo nos reímos fuerte.

Otras almas del vecindario de mis abuelas vinieron y presenciaron la visita del Señor a mis abuelas. Ellas estuvieron muy envidiosas de la visita. Gozosamente, les dije a mis abuelas, “¡Santas! Le pediré al Señor que las visite más a menudo.” Ambas abuelas saltaron de gozo cuando ellas escucharon mis palabras.

 

==== Abril 10, 2005 (Domingo en la Noche) ====

“Mi Padre me ha entregado todas las cosas. Nadie conoce al hijo sino el Padre, y nadie conoce la Padre sino el Hijo y aquel a quien el Hijo quiera revelarlo. (Mateo 11:27)

 

Kim, Joo-Eun: *Nadando en el océano de claro de cristal

Llamándome por mi sobrenombre, mi amado Jesús me llamó y preguntó. “Pecas, ¿te gustaría ir al cielo?” Yo instantáneamente pregunté, “Sí, Jesús.” Al tomar la mano del Señor, llegamos a las puertas del Cielo. Los ángeles que guardaban la entrada abrieron las puertas del Cielo al vernos llegar hacia nosotros. El Señor me llevó al océano claro de cristal. Yo estaba presenciando ahora lo que había escuchado antes solo por medio de otras personas. Ahora tenía la oportunidad de ver el océano de cristal en persona. El océano brillaba como una joya. Vi a la hermana Yoo-Kyung quien había llegado antes, salpicando y nadando en el océano. Ella estaba teniendo mucha diversión con Yeh Jee. Yeh Jee era la hija de la diacona Shin. Me encantó el agua pero no sabía realmente como nadar. Al principio, estaba un poco temerosa de entrar en el océano cristalino. Era muy novedoso para mí. El Señor se dio cuenta y dijo, “¡Pecas! No tengas miedo. Mira a Yeh Jee y a Joo-Kung. Ellas están nadando bien, ¿acaso no lo están? Para de preocuparte. ¿te gustaría nadar conmigo? Apresúrate.” Jesús agarró mi mano y me guió hacia el océano al tiempo que yo me resistía. Pero cuando el Señor tomó mi mano, mi miedo comenzó de alguna forma a desaparecer. Pero todavía estaba un poco nerviosa. Yo ganaba más confianza a medida que el Señor me enseñaba como nadar. Mientras aprendía lentamente, me estaba sintiendo grandiosa. Yo empujé mi brazo izquierdo y luego mi brazo derecho para nadar hacia adelante. El Señor agarró mis dos manos. Mientras yo agarraba fuertemente Su mano, pedaleé con ambos pies. Yo jugué y el agua estaba chapoteando a la vez que pedaleaba vigorosamente. El Señor me halagaba. “¡Muy Bien! ¡Estás haciendo un gran trabajo! ¡Buen trabajo!” Mientras yo nadaba con el Señor, Yoo-Kung y Yeh Jee dieron una mirada a lo que yo estaba haciendo. Ellas estuvieron riendo entretenidas por un rato. Mientras ellas estaban nadando, Yoo-Kyung gritó, “¡Joo-Eun! Estás un poco tarde. ¡pero todo está bien! No tengas miedo. ¡mantente así!” Yeh-Jee gritó, “¡Hermana, Joo-Eun! Soy yo, Yeh Jee!”

Yeh Jee se veía muy hermosa mientras nadaba. Ella siempre llevaba una banda brillante para el cabello alrededor de su cabeza. Cuando ella estaba en la Tierra, estaba terriblemente enferma. Su estómago estaba lleno de agua y su rostro siempre era muy pálido. Ella había perdido todo su cabello por la quimioterapia. Ella siempre estaba triste. Sin embargo, la apariencia de Jee en el cielo era muy hermosa, más hermosa que cualquier princesa de un cuento.

El mar del cristal era tan limpio que emulaba la luz en sí misma. Era absolutamente asombroso. Note un detalle único: en el fondo del océano yacía en el piso la forma de un hexágono formado por líneas. Cada marco de hexágono tenía el rostro de un miembro de la Iglesia del Señor. Las caras estaban grabadas dentro de los hexágonos. Durante nuestros tiempo de diversión, cuando nosotros expresamos nuestras más chistosas expresiones faciales, esa expresión fue capturada y grabada dentro del hexágono. Se veía muy real, como una fotografía real. Yo estaba muy sorprendida de la escena. Le pregunté al Señor, “Jesús, ¿por qué están las caras de los miembros de la iglesia grabadas en el fondo del océano?” El Señor contestó: “Yo las esculpí. Los miembros de la Iglesia del Señor me hacen muy felices. Yo las hice ya que me siento muy complacido. ¿cómo te sientes acerca de esto? ¿te hace feliz ver esto?” Yo contesté en fuerte voz, “¡Sí, Señor!”

Estuve ocupada nadando con el Señor. Yo nunca había experimentado esta clase de evento en toda mi vida. La hermana Yoo-Kyung visita el cielo cada día y cuando ella regresa, ella siempre hace alarde acerca de nadar en el mar de cristal. Ellas presume audiblemente por largo tiempo; yo estaba muy envidiosa de su viaje. Ahora mi deseo se ha convertido en realidad. Ahora comprendo lo que ella estaba describiéndonos en la Tierra. Es un sentimiento de bendición de lo más alto jugar en el océano. De hecho, fui capaz de hablar con todas clase de diferentes peces. Nunca olvidaré este momento, especialmente el hablar con peces.

 

Kim, Joseph: *Alcohol y cigarros

Desde que mis ojos están abiertos espiritualmente, yo estoy a menudo muy sorprendido con el estado espiritual de otras personas. En cualquier momento, yo soy capaz de ver su estado espiritual. Yo soy capaz de ver cuando yo camino con ellos o cuando hablo con ellos. No importa si mis ojos espirituales están cerrados o abiertos. El Señor me muestra el aspecto espiritual de otras personas.

El Señor también me enseñó cuándo hablar y cuándo no hablar. Él ha estrictamente distinguido la diferencia para mí. Cada vez que yo estaba desprevenido y hablaba libremente, el Señor me regañaba. Tenía que tener el permiso del Señor en cada pequeño asunto. Era muy difícil y agotador. Sin embargo, cuando se trataba de conversar con jóvenes de mi edad, el Señor nunca me dijo que no conversara con ellos.

El Señor me decía que yo podía conversar con ellos y divertirme pero ser muy cuidadoso de sus espíritus engañosos. Alrededor del mediodía, de camino a la iglesia, ocurrió que pasé por el bar de afuera que estaba abierto. La gente estaba tomando licor fuerte y cerveza. Ellos estaban teniendo un buen momento festejando. Me sentí con ganas de vomitar por el desagradable olor de licor y humo de cigarrillo. Yo pasé conteniendo mi respiración. Sin embargo, decidí regresar al bar de afuera y observar a las personas embriagadas. Yo quería saber con mis ojos espirituales qué podía haber en los vasos de licor y observar las circunstancias.

La gente ebria se aferraba a grandes vasos de cerveza. Yo estuve muy sorprendido al ver los vasos de cerveza con mis ojos espirituales. Yo no estaba seguro de lo que estaba viendo, entonces revisé doblemente abriendo mis ojos más ampliamente. En los vasos de cerveza, pude ver serpientes retorciéndose. Ellas se veían como cobras rey. Los pequeños vasos de licor fuerte estaban llenos con pequeñas serpientes fibrosas. La escena era muy desagradable. No podía mirar más. A la gente no le importaba nada excepto tomar más. De hecho, ellas parecían estar compitiendo entre sí para ver quien bebía más o más rápido. A ellos beber en parranda, las pequeñas serpientes fibrosas que lucían como cobras rey dijeron, “¡Oh, me siento grandioso!” Las serpientes agitaron sus colas y se deslizaron por las gargantas de los bebedores. Jesús apareció a mi lado y dijo, “¡Joseph! Observa esta escena muy cuidadosamente y recuérdala. Luego ve y dile al Pastor Kim escribir acerca de esta escena en el libro.” La gente  se animaba y gritaba mientras brindaban y bebían.

Además, en esta escena, al algunas personas sacar sus cigarrillos, y encenderlos, ellos inhalaron y espiraron el humo. Cuando ellos espiraron el humo, un humo oscuro continuamente soplaba de sus narices y bocas. Repentinamente, en un instante, el humo se transformó en una cobra rey. Las serpientes salían de las narices de los fumadores pero ellas iban de regreso cuando los fumadores inhalaban.

Extrañamente, cuando las serpientes volvían a entrar en el cuerpo de los fumadores, la apariencia de las serpientes se hacían más abominables que cuando ellas inicialmente salieron de la boca y narices de los fumadores. A las serpientes reingresar a los cuerpos de los fumadores, las serpientes tenían una expresión facial maligna. Mientras la celebración continuaba, el número de fumadores incrementaron. Los vasos de licor estaban todos llenos con diferentes, pequeñas serpientes fibrosas y las serpientes de los cigarrillos. La gente estaba realmente tomando y fumando serpientes. La fiesta era en realidad una fiesta de serpientes. Al acercarse la fiesta a un cierre, me di cuenta que no era una fiesta de gente tomando y fumando, pero era una fiesta de serpientes comiendo gente. La escena era asquerosa y me estaba enfermando al ser testigo del evento. Decidí salir.

Cada vez que veo gente ebria caminando inestablemente, soy capaz de ver las varias clases de largas y pequeñas serpientes enredadas alrededor de los cuerpos de los ebrios desde la coronilla hasta la punta de los pies. Ambos ojos de las personas ebrias están cubiertos con una serpiente sentada enrollada y siseando. Había también una serpiente sentada enrollada sobre la cabeza de la persona ebria, y me miraba diabólicamente al tiempo que siseaba a mí con su lengua.

Al las personas fumar cigarros y pasar a mi lado, el humo se quedaba en el aire y con nuestros ojos físicos, lo veíamos desvanecerse y disiparse en el aire. Pero en  y realidad, el humo se convierte en serpiente el cual sale de la boca de los fumadores y luego instantáneamente va de regreso a sus cuerpos. Cuando la serpiente entra en el cuerpo de los fumadores, estas no salen de los cuerpos de los fumadores por sus propios medios. Además, las serpientes colocan huevos adentro de los cuerpos de los fumadores y como resultado, más serpientes habitan dentro de sus cuerpo. Dentro de un tiempo enjambres de serpientes son albergadas dentro de los cuerpos de los fumadores.

Pensé que solamente sería testigo de estos eventos o de los demonios serpientes desde afuera de la iglesia.

Sin embargo, algunos Cristianos a través de toda Corea del Sur quienes visitaban nuestra iglesia para orar y ser bendecidos terminaban gritando. Ellos gritaban y caían en el piso mientras siseaban con su lengua cuando el pastor se acercaba a ellos para orar. Presencié incontables escenas de tales eventos y todavía continúo haciéndolo en el presente.

Cuando ebrios y fumadores hablan, yo podía oírlos a ellos hablar como si estuvieran hablando en un lenguaje soez.  Mientras yo los escuchaba a ellos hablar, con mis ojos espirituales podía ver que las serpientes estaban siseando y hablando en su lugar. Al yo presenciar estos acontecimientos, me sobresalto en todo momento. Cuando los ebrios vomitan sobre el suelo, soy capaz de ver serpientes enrolladas sobre el vómito. En las tiendas de supermercado, donde ellos venden toda clase de licor, puedo ver enjambres de fibrosas serpientes nadando y bailando en las botellas. Yo siempre soy capaz de ver eso.

 

Pastor Kim, Yong-Doo: *Espíritus malos constantemente atacan al Pastor Kim

Ha transcurrido un largo tiempo desde que comencé mi agitado esfuerzo por publicar este libro exponiendo las identidades del diablo. Solo no se porque mi progreso es tan lento. Sin embargo, se que Jesús y el Espíritu Santo están siempre protegiéndome. A pesar de su protección, las fuerzas del diablo continuamente buscan la oportunidad de atacarme sin cesar. En cualquier momento dado de debilidad y ausencia de mentalidad, soy atacado sin misericordia. Las fuerzas del mal me clavaban con objetos punzantes.

Sin el Espíritu Santo dentro de mí, no hubiera sido capaz de completar los libros.

Además, hubiera sido muy difícil escribir sin Su asistencia. Por momentos, el Señor permitiría que espíritus malos me atacaran como una prueba para mejorar y fomentar mi fe. No obstante, la cantidad correcta de presión y prueba ha resultado en muchos beneficios espirituales.

Por ejemplo, un día, estaba orando y escribiendo al mismo tiempo. Estaba en profunda concentración cuando fui apuñalado  por un espíritu malo en la parte de atrás de mi mano derecha con un objeto punzante. El espíritu malo me había clavado al pasar por mi lado. Esto pasó tan rápido que ni siquiera tuve la oportunidad de reaccionar. Por varias horas, estuve en dolor y el dolor era insoportable. Además, sangre comenzó a rezumar del área apuñalada. Se que personas quienes no han experimentado o visto tales ataque espirituales tendrán un momento difícil para creer en este evento.

Le pregunté al Señor, “¡Señor! Por qué están estos clases de ataques infligidos sobre mí cuando tú me estás protegiendo?” El Señor estuvo en silencio por un momento. Después de un largo silencio, el Señor luego me respondió. “Tales ataques son por el beneficio del Reino y tú serás recompensado. Tú no serás capaz de escribir acerca del varios ataques del enemigo sin primero haberlos experimentado.” El Señor luego tocó el área de mi dolor. Cada vez que estaba en el proceso de escribir el libro, el Señor se mostraba vividamente a mí. Él también me hablaba vividamente. Él lo hacía en ocasiones especiales también. Durante otros tiempos, Él no lo hacía.

El Señor también me dijo de que yo había pecado por revelar alguna información confidencial algún tiempo atrás. Por lo tanto, todavía tengo muchas cosas que aprender y realizar. Aún ahora, con mis ojos espirituales, soy capaz de ver algunas actividades de los espíritus malos. Cada vez que los espíritus malos me atacan, ellos usan tácticas de guerrilla. Ellos pasan cerca a mí, y al pasar, ellos atraviesan con una lanza perforando mi cuerpo. Si ellos se encuentran a una distancia, ellos continuamente avientan piedras. Yo siempre estaba en severo dolor y tormento por los ataques letales de los espíritus malos. En algunos casos severos, he gritado y caído en el suelo por el inaguantable dolor afligiendo mi cuerpo.

 

 

 

 

Capítulo 5:

Visitando el Cielo en grupo con el Señor

 

===== Abril 5, 2005 (Viernes)  =====

Sermón de la Escritura: “Así que ustedes, queridos hermanos, puesto que ya saben esto de antemano, manténganse alerta, no sea que, arrastrados por el error de esos libertinos, pierdan la estabilidad y caigan. Más bien, crezcan en la gracia y en el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. ¡A él sea la gloria ahora y para siempre! Amén.” (2da. De Pedro 3:17-18)

 

Kim, Joseph:

Cuando regresé a casa después de la escuela, escuché a mi madre y a mi padre argumentando sobre algo que yo consideré trivial. Cuidadosamente escuché desde el cuarto contiguo. Ellos estaban argumentando sobre el cambio de la hora del servicio.

Este puede que no sea mi lugar para comentar, pero pelear sobre tan trivial asunto es penoso y me da lástima por ellos. Los adultos son extraños. Generalmente mi madre y mi padre experimentan una gran relación, pero una mala semilla puede crecer. Ellos regaron la semilla mala con su impaciencia y pronto, ellos pelean como si se fueran a devorar el uno al otro. Yo no soy capaz de comprender. Me pregunto si otras parejas quienes están en el ministerio tienen el mismo problema. En un principio, ellos comentan con pocas palabras negativas el uno del otro y luego comienzan a discrepar. Al continuar la conversación, sus voces comienzan a levantarse. Aunque ellos tienen los ojos espirituales abiertos, supongo que peleas en la carne son inevitables. Mi pequeña hermana, Joo-Eun, y yo algunas veces argumentamos también. Yo instantáneamente corro hacia mi madre y padre y grito, “¡Por favor deténganse! ¿por qué están ustedes dos actuando como niños pequeños? Jesús los está mirando argumentar; Él está parado al lado de ustedes. El Señor se siente turbado. Si ustedes continúan argumentando, saldré de la casa en este instante!” Yo estaba al borde de explotar en enojo. Pero el Señor me guiñó el ojo como una señal de que fuera paciente. Caí sobre mis rodillas a un lado de mi cama y recosté mi cabeza contra la cama. Cerré mis ojos mientras mis padres se paraban cerca de mi observándome. Jesús ordenó a mi padre y a mi madre caer sobre sus rodillas y arrepentirse. Mis padres son siempre muy obedientes a la palabra del Señor. Ellos no tuvieron elección que obedecer Su orden. Por Su expresión facial, Jesús no estaba muy complacido. Él había llevado un largo poste el cual parecía alcanzar el firmamento. Era muy largo. Él luego le ordenó a mi padre acostarse bocabajo. Tan pronto como mi padre se recostó sobre su rostro, el Señor usó el poste para darle golpes en el cuello y espalda de mi padre. El Señor se concentró en dos áreas específicas. “¡Pastor Kim, arrepiéntete! ¡Pastor Kim, no seas testarudo, cambia tu carácter! Por favor no dejes que tu temperamento explote.” Yo dije, “¡Padre! Jesús está golpeándote. Necesitas arrepentirte mucho.” Mi padre gritó. “¡Señor! Yo merezco ser castigado: por favor golpéame continuamente. ¡Golpéame más fuerte!”

Jesús tenía en Su mente corregir los malos hábitos de el Pastor. Esta vez, el Señor azotó a mi padre con látigo de color dorado. Él lo azotó alrededor de diez veces. Sin embargo mi padre no estaba en ningún dolor en realidad. Después de haber sido azotado, el Señor trajo una larga vara y continuó pegándole a mi padre en la espalda. Mi padre lloró y gritó, “¡Señor! ¡lo lamento mucho! ¡Por favor perdóname! Trataré de corregir mis caminos pero es difícil. Señor, yo merezco ser extremadamente castigado. Por favor disciplíname más fuerte.”

Encontré una cosa extraña. Mi madre estaba también sobre sus rodillas arrepintiéndose. Sin embargo, Jesús estaba amonestando a mi madre en lugar de castigarla. El Señor había solamente castigado severamente a mi padre. Instantáneamente,  tuve curiosidad de lo que estaba haciendo el ángel guardián de mi padre. Miré al ángel guardián de mi padre y él estaba observando como disciplinaban a mi padre. El ángel guardián parecía estar un tanto perplejo al estar parado a pocos pies de la espalda de Jesús.

Padre DIOS estaba entristecido por el incidente de hoy. Él repentinamente extendió su enorme mano y señaló al pastor. En una profunda, voz de eco, Padre DIOS habló. “¡Pastor Kim! Tu tienes un mal temperamento.” Padre DIOS advirtió a mi padre. Ya que nuestra familia y la congregación de la iglesia estaban colocando especial atención por parte de DIOS, nuestros más pequeños pecados eran lo suficientemente sensitivos cuando DIOS reaccionaba.

Mi padre refugió su cabeza dentro de su cama y lloró. Jesús se sentó cerca de mi padre. Parecía como si la cabeza de mi padre estuviera entre las rodillas del Señor. Al yo llorar, supliqué. “¡Jesús! ¡Jesús! Por favor perdona a mi padre. Por favor para de golpearlo. Por favor perdónalo. Me disculpe de su parte.” El Señor entonces paró de castigarlo. El comenzó a darle palmaditas en la cabeza y cuerpo de mi padre. El tono de su voz cambió; se hizo suave y confortante. “¡Pastor Kim, atención! ¿por qué siempre tienes un temperamento tan encendido?”

En el otro lado del cuarto habían parados varios demonios en forma de cerdos. Ellos estaban parados y nos observaban. Ellos se regodeaban mientras gritaban, “¡Oh! ¡ahí va usted! ¿por qué está tratando de contener su enojo? Debería dejar salir su enojo más!” En un principio Padre DIOS estaba también enojado. Pero cuando Jesús se puso amigable, Padre DIOS se puso amigable y daba palmaditas a la cabeza del Pastor con Su grande mano y dijo, “¡No reacciones de semejante forma otra vez, nunca! Ve al templo de la iglesia y arrepiéntete por varias horas.” Jesús colocó la mano de mi madre sobre la mano de mi padre y Él los reconcilió a ellos. Mi padre y madre pidieron disculpas el uno al otro.

“La respuesta amable calma el enojo, pero la agresiva hecha leña al fuego.” (Proverbios 15:1)

“El que es iracundo provoca contiendas; el que es paciente las apacigua.” (Proverbios 15:18)

“ ‘Si se enojan, no pequen.’ No dejen que el sol se pongan aún estando enojados, ni den cabida al diablo.” (Efesios 4:26-27)

 

Kim, Joo-Eun: *Tropezados  por el cuerpo de una serpiente

Cuando observé mi padre y madre argumentando con mis ojos espirituales, vi a nuestra iglesia sobre la Tierra entre dos grandes criaturas que estaban meciendo una serpiente. Una criatura sujetaba la cabeza de la serpiente mientras la otra sujetaba la cola. Los ví meneando la serpiente con la Iglesia del Señor en el centro. Los miembros de la Iglesia del Señor estaban saltando cuando la serpiente era mecida entre ellos. Cada miembro saltaba; un salto representaba una prueba y ellos saltaban otra vez y otra vez. Mi padre y madre estaban saltando en el frente de la fila. Mientras saltaban, ellos fueron tropezados por la serpiente. Tan pronto como mis padres cayeron, las criaturas gritaron y se regocijaron. “¡Oh! Si, Pastor Kim finalmente cayó! Nuestra confianza está alta. ¡permitámonos columpiar más rápido! Ahora que el pastor ha caído, la congregación debería ser pan comido. Los miembros de la congregación caerán uno a uno.” Ellos luego comenzaron a columpiar la serpiente con mayor velocidad. Pero una vez mi padre y mi madre se arrepintieron, ellos comenzaron a saltar más rápido y con energías renovadas. De hecho, ellos tenían más energía de la que tenían antes. Si nosotros solo  nos arrepintiéramos de nuestros pecados, el Señor siempre nos restauraría. Además, Él nos concederá mayor poder. Después de mi visión, el Señor y mi familia se reunieron juntos y se sentaron en el cuarto principal. Jesús dio un toque a los labios de mi madre y dijo, “¡Mi querida prometida, Kang, Hyun-Ja!  Tu boca es un gran problema también.” El Señor luego tocó sus labios varias veces más. “Ya que tú tienes tus ojos espirituales abiertos, tú deberás de ser transformada. Tu personalidad no siendo transformada es un problema. Mi corazón está afligido. Necesitaré tomar nuevo aire fresco en el cielo.” Él luego desapareció.

 

Sra. Kang, Hyun-Ja: * El demonio de pubertad

Después de que me reconcilié con mi esposo, mi hija, Joo-Eun comenzó a estallar en temperamento. Yo no sabía la razón para eso. Tal vez, algo pasó en su escuela. Ella estaba muy malhumorada y no hablaba. Justo momentos atrás, nos sentimos muy bendecidos, pero ahora yo no podía comprender por qué somos tan fácilmente emocionales. “¡Joseph, ve y mira tu hermana, Joo-Eun! Ve y mira que hay dentro de ella…” Tan pronto como le pedí a Joseph, el pastor tentativamente habló. “El no necesita mirar por dentro; es el demonio de la pubertad dentro de ella.” Con duda, dije, “bueno, ¡eso es imposible! Yo no creo que exista tal cosa como el demonio de la pubertad. Realmente dudo eso!” Pero Joseph gritó en emoción. “¡Padre! ¡Pastor! ¿cómo sabías eso?  ¡tienes razón! Hay un demonio de la pubertad dentro de Joo-Eun. Ese demonio la está haciendo a ella

Malhumorada y caprichosa.” Joseph estuvo asombrado con esta revelación.

Una vez escuché esta nueva revelación, todavía no podía creerlo. Usualmente nosotros concebimos la pubertad como un estado normal del crecimiento hasta la adultez. Este es un período por el cual pasan los jóvenes. Es una época donde los jóvenes se interesan en el sexo opuesto y se preguntan acerca de encontrar sus amor. Yo solo asumía que este es un estado normal en el proceso de su crecimiento hacia la edad adulta. ¿Un demonio de pubertad? Realmente no lo puedo comprender.

Joseph miraba fijamente al cuerpo de Joo-Eun con intensidad. Cuando él miraba dentro de ella, un demonio vestido de blanco disfrazado de una joven muchacha con cabello corto  era el culpable de su capricho. De hecho, ella se veía similar a Joo-Eun- Este demonio causaba irritaciones y la hacia a ella quejarse acerca de todo.

Además, el demonio causaba que ella se volviera malhumorada, desobediente, y la hacia mirar en una forma maligna. Cada cosa que ella hacia, el demonio causaba cada situación ser un problema y obstáculo. Con un corazón unido, oramos y nos centramos en Joo-Eun. El espíritu malo departió y Joo-Eun volvió a ser ella misma.

 

==== Abril 16, 2005 (Sábado en la Noche) ====

“El corazón de la gente clama al Señor con angustia. Bella Sión amurallada, ¡deja que día y noche corran tus lágrimas como un río! ¡No te des un momento de descanso! ¡No retengas el llanto de tus ojos!

Levántate y clama por las noches, cuando empiece la vigilancia nocturna. Deja correr el llanto de tu corazón como ofrenda derramada ante el Señor. Eleva tus manos a Dios en la oración por la vida de tus hijos, que desfallecen de hambre y quedan tendidos en la calle.” (Lamentaciones 2:18-19)

 

Pastor Kim, Yoo-Doo:

*Visitando el infierno como grupo

Inesperadamente comenzamos el encuentro de oración, no fue planeado. Todos los santos vinieron a la iglesia para unirse en el encuentro. “Ya que todo lo que ustedes desean es tener sus ojos espirituales abiertos, los llevaré a todos como grupo hoy. La gente con los ojos espirituales abiertos será capaz de sentir y ver, pero aquellas que no tienen sus ojos espirituales abierto serán solo capaces de sentir. El infierno es un lugar muy peligroso, pero no tengan miedo o se sientan nerviosos. Síganme y concéntrense en mí.” El Señor estaba al frente con Joseph, yo mismo, la Sra. Kang, Hyung, Bong-Nyu, Haak-Sung, diacona Shin, y Lee, Kyung-Eun detrás del Señor, esperando en una línea. Todos lo seguíamos cautelosos.

Pasamos a través de la galaxia y entramos dentro de un túnel oscuro, en forma de espiral. Al entrar dentro del túnel oscuro, el Señor nos alineó y nos dijo que estuviéramos seguros de que no hubiera brechas entre nosotros. El Señor nos dijo que nos tomáramos de las manos con la persona enfrente de nosotros. Él dijo, “Llevar personas al infierno en un grupo no es un evento usual.” Él luego cuidadosamente nos guió. Después de que pasamos a través del túnel oscuro, pudimos ver claramente dos caminos separados. El camino de la derecha conducía al cielo y el de la izquierda al infierno. Caminamos hacia el camino que lideraba a el infierno. Era frío. Había una extraña energía que producía escalofríos. Era una sensación horrible.

“Entrada Del Infierno” enunciaba un letrero. Una vez que nos acercamos al letrero, Jesús nos dijo que no nos soltáramos de nuestras manos. Él continuó recordándonos que nos sujetáramos fuerte y no nos soltáramos. Al Señor hablar, los miembros de la iglesia quienes nunca habían visitado el infierno estaban muy nerviosos. Sus corazones estaban inquietos mientras caminaban más adelante. La hermana Baek, Bong-Nyu, Haak-Sung, Yoo-Kyung, y Joo-Eun ya habían estado allí y ellas parecían confortables con la visita. Ellas manejaron la situación con confianza.

 

Kim, Joseph: *El infierno visto por Joseph

El ancho del camino hacia el infierno era inimaginablemente amplio. Había un incontable número de personas caminando hacia el infierno. Parecía como si ellas no quisieran ir, pero alguna fuerza estaba haciéndole a ellas tomar el camino hacia el infierno. El enormemente ancho camino comenzó a hacerse más angosto gradualmente. De hecho, al hacerse más angosto, el camino se hizo muy difícil de transitar.

El camino se hizo tan estrecho que difícilmente había espacio para caminar. Como resultado, la mayoría de la gente comenzó a caer al precipicio. Mucha gente estaba cayendo al precipicio. Primero ellos gritaban mientras caían. Ellos hacían cada intento para no caer. Algunos se agarraban de otra persona, ya fuera enfrente o detrás de ellos mientras trataban de balancearse a ellos mismos. Sin embargo, todos caían eventualmente. Habían muchos cayendo desde ambos lados del camino estrecho. Mientras observaba la escena, me asusté y piel de gallina comenzó a cubrir todo mi cuerpo. Podía escuchar el sonido del fuego desde abajo del camino estrecho. Sonaba como una antorcha con llamas que tuvieran vida. Las llamas se levantaban todo el trayecto hacia arriba a ambos lados del camino estrecho. El mal olor de la carne quemándose era muy desagradable. Dentro de las llamas, podía escucha a la gente gritar, “¡sálvenme!! ¡Caliente! ¡Muy caliente!” Sus llantos pidiendo ayuda hacían eco claramente en nuestros oídos. Las llamas comenzaron a envolver el largo y angosto camino y nos asustamos. No éramos capaces de continuar más adelante. Escuchamos bombas explotando, pero más tarde presencié un volcán haciendo erupción. Los sonidos de explosión que había escuchado eran del volcán. Pude ver a mucha gente desnuda saltando de arriba abajo dentro del fuego ardiendo. Es muy difícil de describir el dolor en el que ellos se encontraban. El humo negro y el calor se levantaban y literalmente  se transferían a nuestros cuerpos. Al nuestra visión oscurecerse, vacilamos en seguir avanzando.

El Señor continuamente nos recordaba que debíamos de ser cuidadosos. Al Él guiarnos lentamente hacia adelante, Él meticulosamente explicó lo que estaba ocurriendo. Y en algunos casos, Él nos dejó experimentar los lugares en lugar de darnos alguna explicación.

 

*Un lugar en el infierno con numerosos gusanos

Al ir más adelante cautelosamente, un paso a la vez, alguien gritó, “ ¡Ahhhhh! ¿qué es esto?” La gente que tenían los ojos espirituales abiertos fueron capaces de ver todas las cosas mientras que los que no tenían sus ojos espirituales abiertos podían solamente sentir lo que estaba pasando. Estuvimos pasando a través de un área donde residían incontables número de gusanos. Habían pequeños y grandes gusanos por doquier. Ellos comenzaron a enrollarse alrededor de nuestras piernas como lo haría una serpiente. Ellos gradualmente  se movían hacia arriba de nuestros cuerpos. Habían muchos gusanos. Estaban apilados tan alto como una montaña. Ellos siempre estaban buscando un agujero. No importaba que tan pequeño fuera el agujero, ellos penetraban cualquier agujero. Los gusanos en el infierno eran de apariencia más repugnante que las serpientes. Al nosotros experimentar los gusanos, todos gritamos en terror. Todos nosotros habíamos hecho al menos un comentario o llorado. “¡Yo soy muy miedoso de los gusanos!! ¡Ahhhhh! De todas las cosas que odio, odio los gusanos…” dentro de ese momento, el Pastor dijo en voz fuerte, “¡Joseph! Mi recto repentinamente me pica. ¿puedes mirar?” Miré y dije, “¡Pastor! ¡Hay un enorme gusano escalando el orificio de su trasero!” El pastor contestó en terror. “¿qué? ¿Qué voy a hacer?” Yo dije, “No estoy seguro. ¿por qué no intentas agarrarlo con tu mano y jalarlo?” El Pastor replicó, “”Pero no puedo ver nada!”

Los otros miembros de la iglesia estaban también batallando con los gusanos mientras seguíamos al Señor. Después de que Jesús nos observó por un tiempo, Él dijo: “¡Santos de la Iglesia del Señor! Hay un Fuego Santo ardiente dentro de sus cuerpos. Entonces griten ‘Fuego Santo’ fuertemente. Cando griten por el Fuego Santo, todos los gusanos arderán.” Todos nosotros gritamos, “Fuego Santo”. Tan pronto como gritamos, todos los gusanos se convirtieron en polvo. Al gritar, nosotros algunas veces gritábamos a la misma vez en concierto. Pero todos nosotros gritábamos constantemente “Fuego Santo” mientras caminábamos. El fuego del Espíritu Santo salía de nuestros cuerpos y quemaba todos los gusanos alrededor de nosotros. Sin embargo, los gusanos no se daban por vencidos tan fácilmente; ellos incesantemente continuaban atacándonos. No tenía idea de donde salían todos los gusanos. No entendía por qué ellos estaban constantemente viniendo hacia nosotros. Estábamos cansados y enfermos de sus recurrentes ataques. Después de una hora, a duras penas habíamos escapado del lugar de los gusanos.

 

*Un lugar en el infierno con larvas y gusanos blancos

Una vez más, el Señor nos guió un poco más adentro. Todos nos veíamos nerviosos.  No puedo decir que tan lejos caminamos. Joo-Eun fue la primera en gritar. “¡Ahhhhhh! ¡Este lugar está lleno de larvas blancas y gusanos! ¡Oh! ¡que desagradable!.” Los números iban más allá de la imaginación. Me dí cuenta de que las larvas y los gusanos se habían amontonado en nuestra cintura.

Tan pronto como las larvas los gusanos nos notaron, ellos asumieron que éramos su comida. Ellos rápidamente  se juntaron alrededor de nosotros y comenzaron a clavarnos. Todos nosotros gritamos y remolineamos. Yo salté de arriba abajo, pisando los bichos. Aunque los estábamos pisando, ellos no cedían. “Hay muchos insectos.” Batallamos con los insectos por largo rato, pero al final, nos rendimos ya que nos fatigamos. Al mirarnos los unos a los otros, los enjambres de gusanos comenzaron a clavarnos en nuestras cabeza.

La sensación de las larvas y los gusanos retorciéndose sobre nuestros cuerpos fue horrible. Además, ellos nos mordían mientras se arrastraban. Sus dientes eran afilados como una rueda dentada. Ellos eran afilados y pequeños. Al atacarnos, ellos mordían nuestra carne. Estuvimos arañando nuestros cuerpos mientras ellos nos clavaban dolorosamente. El calor debido a sus mordidas era insoportable; esto nos hacia arañarnos a nosotros aún más.

Mi madre sintió repulsión por los insectos. Al yo mirar hacia mi madre, ella estaba gritando histéricamente. “¡Oh! Insectos, ¡lo que yo más odio! Odio a las lombrices, pero a los gusanos es lo que más odio! ¿qué debo de hacer?” Parecía como si mi madre estuviera más asustada de los insectos en general. Pasamos varias horas quitando las larvas y gusanos de nuestros cuerpos.

 

*Un lugar en el infierno con serpientes y ciempiés

Mientras gritábamos y batallábamos con los gusanos, Jesús caminó hacia otro lugar. Nosotros seguimos atrás mientras Él guiaba. Nuestra mente estaba curiosa por saber a donde Él nos llevaría. Sin embargo, estábamos asustados. En el filo del camino no había nada que un largo declive. Podíamos haber estado caminando a lo largo de un precipicio. Fieras llamas ardían desde abajo. Las llamas eran tan grandes, que sentíamos que seríamos tragadas por ellas.

Cautelosamente, mirando alrededor, nosotros continuamos yendo hacia adelante. Caminamos por un rato hasta que sentimos algo rápidamente enrollándose alrededor de nuestros cuerpos. Esto luego sin misericordia perforó mi cuello.

Este lugar estaba lleno de serpientes y ciempiés. Pilas de diferentes variedades de serpientes y ciempiés estaban por todo lugar. Estuvimos tan asustados que comenzamos a caminar hacia atrás, pero las serpientes y ciempiés se acercaban a nosotros. Las serpientes y ciempiés se enrollaron sobre nuestros brazos, piernas y cuellos. Cuando una serpiente  se enrolló ajustadamente alrededor del cuello de una de los miembros de nuestra iglesia, ella comenzó a sofocarse. Luchamos con las serpientes y ciempiés. Ellos nos mordían y atormentaban. Nosotros estábamos totalmente exhaustos por la batalla. Aunque nosotros no teníamos energía y estábamos exhaustos, continuamos gritando, “Fuego Santo” una y otra vez.

 

*El segundo demonio de más alto rango arrebata al pastor

Mientras el Señor miraba sobre nosotros notó que estábamos muy cansados, Él nos dio ánimo. “¡Afiáncesen a sí mismos, mi precioso rebaño!”  Él luego nos llevó a otro lugar. Mientras Jesús nos guiaba a través de otros lugares en el infierno, el demonio de segundo más lato rango apareció e instantáneamente  arrebató al Pastor. Todos estuvimos sorprendidos. “¡Jesús! ¡Jesús! ¡Algo terrible ha pasado! El rey demonio ha arrebatado al Pastor. ¡Apresúrate, sálvalo! Nada es imposible para ti, ¡Señor!” Después de que le suplicamos al Señor, Él dijo, “No se preocupen. Solo permitámonos observar por un momento. Veamos lo que el diablo va a hacer…” Al diablo gritar, “¡Finalmente, has venido al infierno! ¿sabes cuánto tiempo he esperado por ti? Tomaré mi venganza por los días que nos derrotases. Hoy es el día de mi venganza. ¡Pastor Kim, usted es un problema!” El diablo luego le quitó todas sus ropas. El diablo luego trajo un amenazador cuchillo afilado y luego comenzó a despellejar al pastor. A los miembros de la iglesia con sus ojos espirituales ver lo que estaba pasando, ellos gritaron en terror. “¡Ahhh! ¡Jesús! Salva al Pastor rápidamente, por favor!” 

Jesús calladamente observaba el evento. El diablo no era consciente de nuestra presencia. Él pinchó y despellejó la carne del cuerpo del pastor, el diablo habló para sí mismo, murmurando en lenguaje abusivo. El Pastor gritó, “¡Ey! ¡diablo! El Señor está protegiéndome y no soy capaz de sentir ningún dolor. ¡Tu tortura es inútil y en vano!” Yo estaba perplejo y le pregunté al Pastor. “¡Padre! ¡Pastor! ¿no estás en dolor?” El pastor respondió, “Joseph, me están haciendo cosquillas. De hecho se siente bien desde la cabeza hasta los dedos de los pies.”

El Pastor continuó gritando. “¡Ey! ¡Diablo! Tú estás aliviando las áreas donde tenía escozor. ¿eso es lo mejor que puedes hacer? Yo tengo a la Trinidad de DIOS dentro de mí. No importa cuantas veces intentes inducirme dolor; eso no me afecta para nada en absoluto. ¡Diablo! ¡Jajajajaja! No tengo dolor en absoluto. De hecho, me siento más bien refrescado.” Parecía como si el Pastor estuviera en realidad disfrutando esta experiencia.

 

Hermana Baek, Bong-Nyu:

El demonio de segundo más alto rango estaba despellejando vivo al pastor. El diablo aún le quitó el cuero cabelludo al pastor. Yo solamente fui capaz de ver su cráneo y huesos. Cuando ví la apariencia del pastor, pensé para mí misma, que escena tan atroz. Pero la escena era también muy divertida y comencé a reír incontrolablemente. Aunque el pastor estaba despellejado vivo y sin cuero cabelludo, él estaba aún riendo y haciendo bromas al diablo. “¡Jesús! ¿cómo me veo? Hermana Baek, Bong-Nyu! ¿me estoy viendo apuesto?” Yo pregunté, “¿qué hay acerca de usted? ¿cómo se siente, pastor?”, como un esqueleto, el pastor contestó, “¡Mi cuerpo entero se siente muy refrescado! No estoy en dolor. De hecho, tengo cosquillas.” El Pastor comenzó a reír fuertemente. Jesús se rió y dijo, “Pastor Kim, tú eres todavía capaz de entretener aún en el infierno.” Después del encuentro de oración, le dije al Pastor: “¡Pastor! Yo no miré para  abajo hacia sus partes privadas.” El pastor respondió, “¡Ey! ¡no digas eso!” La Sra. Kang, Hyun-Ja y los otros, todos rieron histéricamente.

 

Kim, Joseph: *El monstruo Planta Carnívora

Durante la mitad del tormento del pastor, Jesús señaló al otro lado y nos ordenó mirar. Lucía como el filo de un precipicio. Sobre el precipicio estaban parados hombres y mujeres desnudos todos apretados juntos. Había mucha gente conglomerada y no existía espacio entre ella. Ellos no podían ni dar un paso. La gente parada a lo largo del precipicio comenzó a caer una por una. Ellos estaban gritando mientras caían. En terror, ellos se agarraban del uno al otro, luchando por no caer. Yo no pude más observar la escena; tuve que voltearme.

Jesús explicó que esa gente no sirvió a DIOS fielmente o propiamente. Ellos habían cometido adulterio numerosas veces. En la parte de abajo del precipicio esperaba una gigantesca almeja que era más grande que una montaña. Esta estaba constantemente abriendo y cerrando su boca mientras la gente caía. Cuando la gente caía dentro de la boca de la almeja, esta los tragaba. Cuando esta abría su boca yo podía ver numerosos dientes afilados. Ellos eran pequeños en naturaleza y compactos y estaban por toda la boca. Los dientes de arriba y abajo estaban sincronizados en alineamiento cuando la boca se cerrada ajustadamente. Al la gente caer en la boca y los dientes cerrarse en ellos, los afilados dientes trituraban los cuerpos de las personas. Parecía como si ellos estuvieran siendo machacados por un ablandador de carne. Los sonidos de dolor desde el interior de la boca de la almeja eran más horrorosos que los sonidos de la gente cayendo. Recuerdo que algún tiempo atrás vi una planta carnívora en la televisión llamada “Sundew”. La planta caza por moscas y las devora. Lo que vi en la televisión fue similar a lo que estaba presenciando ahora.

Me consumí del miedo al observar la impactante escena. Jesús dijo, “Mi amado rebaño de la Iglesia del Señor, ¿cómo se siente presenciar el infierno? Ustedes han persistido e insistido en visitar el infierno. Yo personalmente los he guiado y mostrado el infierno. Desde este momento, los llevaré más a menudo. A través de todo el mundo, es una rara ocasión llevar a un grupo a visitar el infierno. Nos iremos ahora, entonces júntense y síganme cautelosamente.” Una vez Jesús terminó de hablar, el cuerpo del pastor retornó a la normalidad. Seguimos al Señor y comenzamos a salir del infierno. El Señor dijo, “Si sus mentes divagan y ustedes quitan sus ojos sobre Mí, estarán en gran peligro. ¡No pierdan su vista de Mí.! Júntense entre sí y síganme.” Caminamos tensamente con precaución mientras salíamos del infierno. Nosotros dejamos el infierno.

 

 

===== Abril 17, 2005 (Domingo en la Noche) =====

Sermón de la Escritura: “Porque de adentro, del corazón humano, salen los malos pensamientos, la inmoralidad sexual, los robos, los homicidios, los adulterios, la avaricia, la maldad, el engaño, el libertinaje, la envidia, la calumnia, la arrogancia y la necedad. Todos estos males vienen de adentro y contaminan a la persona.” (Marcos 7:21-23)

 

Pastor Kim, Yong-Doo: *Visitando el cielo en grupo con el Señor

Durante estos días, el Señor me habla frecuentemente en sueños y a través de visiones. “Pastor Kim, ¡te falta oración es estos días! Debes de orar un poco más frecuente y más fervientemente!” El Señor nunca nos permite que tengamos falta de oración. No importa qué vamos a hacer, debemos siempre tener la oración como nuestro fundamento -- el Señor me enfatizaba esto. Yo estaba planeando finalizar mi sermón un poco más temprano hoy e ir a descansar, pero el Señor me guió en una dirección totalmente diferente. Aunque mi cuerpo físico estaba insoportablemente cansado, el Señor había venido a nosotros en un plan muy especial. Siempre estamos muy agradecidos y emocionados cuando el Señor nos sorprende con presentes. El Señor lidera o trae circunstancias que son impredecibles y Él lo hace continuamente para mantenernos en un estado de sorpresa. Con la oración y la confesión del “Credo de los Apóstoles” en el principio del servicio y a través de la poderosa adoración, el Señor nos pone dentro de bolas de fuego. Adorando en el fuego trae indescriptible gozo y el Señor observa con más emoción. Jesús de manera maravillosa danza cuando nosotros cantamos canciones de alabanza. Él baila alrededor de una hora. El Señor luego dijo en voz fuerte, “Les concederé dones especiales. Todos pasen al frente y alinéense. ¡Permitámonos ir al cielo como un grupo hoy!” Cada uno gritó y celebró. “¡Sí! ¡regocijémonos!”

Le pregunté al Señor: “Señor, recuerdo cuando dijiste que tú podías tomar solamente una persona a la vez al cielo.” El Señor respondió, “Sí, lo hice. Pero ustedes me han hecho muy feliz hoy. Quiero llevarlos a todos ustedes al cielo como grupo hoy. ¿por qué están ustedes reclamando?” Yo contesté, “¡No, no en absoluto! Yo no estoy reclamando! Más bien, te agradezco. Sin embargo, hay algunos que no tienen sus ojos espirituales abiertos -- ¿Cómo serán ellos capaces de ver?” El Señor respondió, “No se preocupen acerca de eso porque los santos con los ojos espirituales abiertos pueden alinearse con los otros santos quienes no tienen sus ojos espirituales abiertos. Ellos se alinearán en el orden de cada otro con los ojos espirituales no abiertos. De esta forma, los santos con ojos espirituales pueden explicar acerca del cielo.” Con esa pregunta, continué orando y preguntando mucho más, señalando cosas en las cuales tenía curiosidad. El Señor replicó, “Pastor Kim, ¿por qué estás siendo tan religioso? Tú te has vuelto tan religioso y ahora te has acostumbrado a eso. ¿por qué no te sales de esa rutina y estado religioso y me das un verdadero servicio y alabanza?” No fui capaz de decir nada. Lo seguí a Él en silencio.

El Señor pidió, “Yo amo la alabanza que tu iglesia me da, estoy muy complacido, gozoso y asombrado en tu alabanza. Paremos de hablar y sígueme. Hoy, el Pastor Kim experimentará un evento especial. Él estará predicando en la Iglesia del Cielo. Predica con humor y lleva al Padre y a Mí en júbilo. Ahora, los espíritus celestiales están muy emocionados. Ellos conocen a un grupo de santos de la Iglesia del Señor y están viniendo a visitar el cielo. Ellos están a punto de celebrar. Ellos están clamando por verte. ¡Están preparando una gran celebración! El Pastor Kim predicará impresionantemente. Hasta ahora, Yo era el único que te visitaba y presenciaba. Hoy, incontable número de grandes ángeles y espíritus celestiales estarán escuchando tu sermón, en persona. Ellos lo disfrutarán. Pastor Kim, por favor, predica como tú predicas en la tierra. No te pongas nervioso ni te paralices, compórtate libremente, como tú eres. Has al Padre, al Espíritu Santo, y a Mí muy gozosos.!”, me fue recordado nuevamente. Le pregunté a Jesús, “Señor, no tengo abierto completamente los ojos espirituales. ¿qué clase de sermón quieres que yo predique?” El Señor sonrió y dijo que todo estaría bien.

 

Kim, Joseph:

Continuamos avanzando hacia el cielo con Jesús liderando. Pasamos la atmósfera y a través del espacio, y luego llegamos a la galaxia. Joo-Eun gritó desde el final de la fila, “¡Guau! ¡Pastor! ¡Estamos en la galaxia!”

Esta vez la hermana Baek, Bong-Nyu gritó, “¡Es la galaxia!” No importaba cuantas veces la hubiera  visto, la galaxia es siempre una vista asombrosa. Es magnificente y espectacular.

Jesús dijo, “¡Todos, sujétense de las manos fuertemente! A partir de ahora, iremos por un túnel oscuro.” Cada vez que paso a través de este oscuro túnel, se siente muy frío y sobrio. También se me pone la piel de gallina por todo mi cuerpo y comienzo a temblar. No me gusta esta clase de sensación en absoluto.

El Señor gritó, “Mi precioso rebaño de ovejas de la Iglesia del Señor, ustedes son verdaderamente humildes y pobres. Aún en su estado de dificultad, todos son devotos en oración. Por lo tanto, les mostraré el cielo y tanto como deseen conocer del cielo. Casi llegamos!” Llegamos a las puertas del Cielo. Había un número inimaginable de poderosos ángeles y santos celestiales dándonos la bienvenida.

“¡Aleluya! ¡Guau! ¡Bienvenidos al Cielo! Debe haber sido un viaje agotador venir todo el camino hasta aquí al Cielo. Oh, esta santa es Pecas; siempre he escuchado acerca de ti. ¡Señorita lunares! La veo otra vez.” Entre la fiesta de Bienvenida, pude ver algunos que ya había conocido a menudo en el cielo y otros que nunca había visto antes y estaba conociéndolos por primera vez. Ellos nos dieron la Bienvenida y nos abrazaron. Ellos estaba ocupados saludándonos a todos nosotros. Primero, nosotros entramos dentro del trono del Padre y nos inclinamos reverentemente. El Pastor dijo, “DIOS Padre, nosotros que estamos llenos de pecados estamos aquí. Por favor perdona nuestros pecados.” El Padre dijo, “Tú debes estar cansado por tu viaje. ¡Jajá jajá!” Con Su profunda voz, Él se rió en complacencia.

Tan pronto como DIOS Padre y Jesús nos permitieron conversar con los santos celestiales, una multitud de santos convergía sobre nosotros para hablar con nosotros. En el Cielo, para complacer a DIOS, cuatro diferentes eventos especiales habían sido planeados. Nosotros íbamos a liderar los eventos. Parecíamos haber sido muy populares. Pero el Pastor parecía ser el centro de atracción de todo nuestro grupo. Habían mucho más santos celestiales reunidos alrededor del pastor. Ellos estaban ansiosos por tocar la mano del pastor. En la Tierra, mucha gente persiguen estrellas de cine e intentan tener sus autógrafos. Ellos se vuelven muy felices y emocionados por los autógrafos. Me sentí que estábamos en un tipo de situación similar. Esta era una situación recreada en el cielo. Yo estaba muy sorprendido. Al yo observar mi padre hablar con Jesús, lágrimas empezaron a salir de mis ojos. “¡Mi amando Jesús! En la Tierra, yo no soy nadie. Yo soy meramente conocido solo como una pequeña iglesia, como un pastor. Yo soy un pastor que no estoy liderando un gran ministerio. No comprendo por qué los santos celestiales quieren conocernos y claman por nosotros. No comprendo este momento,” mi padre terrenal enunció. El Señor contestó, “Los ángeles ya han grabado tus servicios con una grabadora de video celestial y ha sido mostrado en el cielo. Además, sus caras y toda sus historias acerca de ustedes han sido escritas en los periódicos celestiales. Yo comparto el periódico celestial con todos los santos celestiales. Por lo tanto, todos ustedes se han vuelto populares.”

Al ser testigo de la escena, me sentí que estaba en un sueño más que en la realidad. Los espíritus celestiales nos dijeron que Jesús sabía cada uno de las acciones y las registraba. Él luego les explicó a los espíritus celestiales sobre nosotros. Había multitudes de personas de fe de la Biblia quienes estaban preparándose para conocernos. Fuimos capaces también de darnos la mano y abrazar a algunos de ellos. También me encontré al Pastor Kim, Young Gun quien había  ido a nuestra iglesia el día antes de ayer para predicar en nuestra iglesia. Él dijo, “¡Guau! Joseph, has venido hasta aquí. Antes de que yo viniera al cielo, no sabía que la Iglesia del Señor era tan grandemente conocida en el cielo.” Todos reímos juntos y nos abrazamos a cada uno. Estuvimos emocionados. Yo traduje la conversación del pastor Kim, Young Gun a mi padre. Fui a mirar como les estaba yendo a los otros miembros de la iglesia. Ellos estaban también ocupados conversando con incontables número de santos celestiales.

Yo especialmente quise hablar a Moisés más que a cualquier otro profeta o santo celestial. Yo había previamente preparado mi mente para conocerlo a él si alguna vez visitaba el cielo. Entonces yo grité, “¡Profeta Moisés!” tan pronto como grité, el profeta Moisés apareció y me saludó. “¡Bienvenido Santo Joseph!  Genuinamente le doy la bienvenida al cielo.” Moisés suavemente movió su cabeza de arriba abajo, diciendo sí, como un gesto de darme la bienvenida. Moisés continuó y pidió, “Por favor no me exaltes ni me llames profeta Moisés. Por favor llámame santo Moisés.”

El Pastor y Moisés se saludaron el uno al otro también. El Pastor dijo, “Moisés, nos conocimos una vez en el santuario de DIOS, ¿correcto?” Moisés replicó, “¡Ajá ! Eso es correcto.” El pastor añadió, “nos conocimos en un cuarto secreto donde el Arca del Pacto está localizada. El Señor estaba ahí también con nosotros. Recuerdo que había otras cosas allí, ¿estoy en lo correcto?” Tan pronto como el pastor habló acerca de ese tema, Moisés ondeo su mano con sorpresa y dijo, “Por favor, no debes de hablar acerca de ese lugar. De ese lugar está prohibido hablar -- ¡DIOS no lo permite! ¡por favor deja de hablar acerca de eso!” El pastor instantáneamente paró.

 

Pastor Kim, Yong-Doo:

A través de mi hijo, Joseph, fui capaz de saludar y hablar con el pastor Kim, Young Gun quien había fallecido varios días atrás. El pastor Kim, Young Gun suplicó, “ Yo sobre-esforcé mi cuerpo físico por el Señor. Mi deseo en mi vida era de que muriera en el altar durante mi sermón. Yo pensaba que si mi trabajo era por el Señor, mi sobre-esfuerzo era un acto grande. Sin embargo, estaba equivocado. Cuando cumplí 61 años, morí y llegué al cielo. Me di cuenta de que mi edad todavía era lo suficiente buena para continuar trabajando por el Señor. Manejé mi salud irresponsablemente y mi vida terminó a los 61 años. Me di cuenta de esto después de que había llegado al cielo.

Pastor Kim, Yong-Doo, no abuse de su salud como yo lo hice. Cuide muy bien su salud. Continúe el trabajo que le fue ordenado hacer; salve muchas almas y guíelas al cielo. Se lo ruego, no sea como yo, por favor!”

Un incontable número de santos celestiales tocaron mis manos y cuerpo. Cada vez que ellos me tocaban, mi cuerpo sentía su toque y mis manos se movían espontáneamente. Conocimos incontable número de personas en el cielo y conversamos con ellas. Nos dimos un apretón de manos y pasamos largo tiempo saludándonos el uno al otro, justo como lo haríamos en la Tierra. El Señor, personalmente, nos guió a diferente lugares en el cielo para mostrarnos los alrededores. Solamente las personas con los ojos abiertos espiritualmente fueron capaces de presenciar lo que estaba pasando. Los otros miembros solo fueron capaces de sentir parcialmente los lugares con sus sentidos corporales mientras nos movíamos por los alrededores. Por ejemplo, cuando los santos celestiales tomaban nuestras manos, jalaban nuestras ropas, o nos abrazaban, nosotros éramos capaces de sentir claramente aquellas cosas.

 

*Conversaciones con Moisés, Job, Samuel y Sansón

Moisés continuó a mi lado durante la visita, lo cual nos daba una oportunidad de discutir acerca de muchos eventos Bíblicos históricos.  Mi hijo Joseph era el enlace entre Moisés y yo. Yo pregunté, “Santo Moisés, yo tengo un temperamento rápido y soy fácilmente alterado. ¿cómo hizo para manejar tanta gente guiándola a Canaán? Cuando miramos en Éxodo 17:1-6, hubo un incidente en el cual golpeaste la roca y agua brotó. ¿Cómo se sintió acerca de eso?” Moisés respondió, “Yo tuve más problemas de lo que ustedes los pastores tienen ahora. Yo fui también una persona de temperamento rápido. De hecho, no quiero discutir nada de lo que pasó en la Tierra conmigo.”

Moisés es realmente un gran santo. El es siempre humilde, nunca exaltando sus buenas obras, De hecho, los otros santos celestiales eran también de la misma forma. Yo intenté y continué conversando con Moisés preguntándole a él que explicara algunas escrituras la cuales no comprendía completamente. Yo me estaba preguntando cómo el contestaría mis preguntas. Sin embargo, cada vez que le hacía una pregunta, él me decía que él no deseaba discutir cosas que habían pasado en la Tierra.

Después de que terminé con Moisés, conocía a Job. El es un hombre de fe. Nosotros tuvimos una buena conversación. Yo dije, “¡Santo Job! Las palabras en Job, capítulo 8 verso 7 son especialmente valoradas por los santos en la Tierra. “Modestas parecerán tus primeras riquezas, comparada con tu prosperidad futura.” Los otros miembros de la iglesia y yo usamos ese verso regularmente. Job respondió, “¿oh, de verdad?” yo dije, “¿cómo se sobrepuso a tantas pruebas y sufrimientos? Usted fue muy grande.” El respondió, “yo no hice nada. Cada cosa fue consumada a través de la gracia de Padre DIOS.”

Yo continué preguntando. “Santo Job, su vida fue muy dramática.  Su cuerpo fue cubierto con gusanos y costras (Job 7:5-6). Usted tuvo heridas dolorosas desde los pies hasta la cabeza. Usted aún tomó una pieza de cerámica de barro para rascarse con ella (Job 2:7-8).

Yo quiero escuchar como se sintió. Me gustaría confortar a los santos de la Tierra quienes están sufriendo con pruebas mediante sus palabras de aliento.”

Pero Job persistentemente dijo cada cosa era hecha por la gracia de DIOS. Una vez más, le pregunté a Job acerca del evento al final del capítulo. “Sus hijos todos murieron por la mano de Satanás, pero usted fue bendecido con más hijos. ¿fueron los próximos hijos de su esposa la que lo maldijo o fueron de otra esposa?” Job replicó como si él estuviera siendo molestado y preguntó que por qué eso era tan importante para mí hacer tales preguntas. Yo, por lo tanto, terminé mi conversación con él con una última frase, “Cuando Él me puso a prueba, vendré adelante como el oro.” Le expliqué a él que muchos ministerios valoraron ese verso en particular.

Después de Job, yo conversé con Samuel. “Santo Samuel, me gusta el verso que enuncia, ´En cuanto a mí, lejos está de mi que yo debería pecar contra el Señor por fallar en orarte. Y yo te enseñaré el camino que es bueno y correcto”. Yo traté de vivir en base de ese verso.”

Samuel replicó con gran gozo. “¡Ah! ¿es eso correcto? Gracias. Ora sin cesar. Cuando usted ora, una respuesta siempre viene. Conocí y conversé con muchas almas de la Biblia. Desafortunadamente, no pude sentir la realidad del cielo ya que no tenía los ojos espirituales abiertos y tuve que conversar a través de Joseph. Allí hubo una gran celebración en el cielo debido a que los miembros de nuestra iglesia estaban presentes. Jesús nos urgió, “Apresúrense, terminen sus conversaciones con los santos celestiales. Vamos a visitar los diferentes lugares en el cielo. Tengo muchos lugares que mostrarles.” Como resultado, no fui capaz de preguntar sobre todos los versos que tenía en mente. Había todavía versos que yo quería preguntar porque no los comprendía. Ellos eran versos difíciles y había más de una interpretación para ellos en la Tierra. Yo deseaba obtener una explicación sobre los desacuerdos al respecto. Yo fui solo capaz de saludar brevemente de mano a las personas de fe y decir mis despedidas a ellos. Al decir nuestros adioses, hicimos la promesa los unos a los otros de encontrarnos de nuevo. Durante nuestras despedidas, continué haciendo preguntas a Pablo, Enoc, Samuel, Moisés y Sansón. Con Sansón, yo curioseé con una pregunta acerca de su relación con Dalila. Yo le pregunté a él que tan hermosa fue Dalila que él tuvo que revelar su secreto. Sansón enunció que él no deseaba discutir este tema ya que era muy embarazoso. Me di cuenta de que toqué un suceso sensitivo y no tuve sus sentimientos en consideración. Cuando me di cuenta de ello, me arrepentí de mis acciones. Joseph dijo, “¡Pastor, por favor pare ahora! Sansón está avergonzado y perplejo.” Yo finalicé la conversación con un momento embarazoso.

 

*La puerta de entrada al fuego

Jesús dijo, “Síganme. Vamos a la entrada del túnel de fuego. El túnel está lleno con el Santo Fuego Ardiente.” Nosotros seguimos al Señor como Él lo ordenó. Yo le había pedido un favor personal al Señor para este viaje por el túnel. Mi petición había sido concedida ahora. El Señor dijo, “Pastor Kim, ya que te ha faltado oración, tienes que orar un poco más para ser conducido por el túnel. Hoy, a través de tus hijos y los miembros de la iglesia quienes tienen sus ojos espirituales abiertos, serás capaz de hacer preguntas acerca del túnel del fuego. Nosotros solo nos pararemos en frente de la entrada del túnel y luego regresaremos.”

El Señor se paró en frente de la entrada donde estaba el Fuego Santo. Me paré detrás del Señor. Todos sentimos el calor ardiendo como si este saliera a chorros desde el túnel. El calor irradió sobre nuestro cuerpo con tal fuerza que teníamos que alejarnos de este. Le pregunté al Señor, “Aún si solo estamos de pie en frente de la entrada, el calor es enorme. ¿cómo seré capaz de soportar el calor? No veo como seré capaz de aguantarlo.” El Señor contestó, “No te preocupes por eso. Yo haré posible para ti soportar el calor. Para que puedas ser trasformado en una bola de fuego, tendrás que entrar en el túnel de fuego. Solo entonces, serás capaz de obtener un ministerio de fuego. Hay muchas áreas llenas con el Santo Fuego Ardiente. Tendrás que ir a través de cada etapa una a la vez. Por lo tanto, estén seguros de prepararse a ustedes mismos con mucha oración. Manténganse así mismos en buena salud física y fortaleza. No olviden mis instrucciones.”

 

Kim, Joo-Eun: *La casa de los santos en el cielo están localizadas en el mismo vecindario.

Al Jesús mostrarnos nuestras casas en el cielo, Él explicó los detalles de cada una. La casa del Pastor era tan alta que yo no era capaz de ver la parte de arriba. La casa de la Sra. Kang, Hyun-Ja era ligeramente más corta que la casa del pastor. Pero su casa era asombrosamente alta y ancha. Yo también vi las casa del hermano Haak-Sung; la hermana Yoo-Kyung; el hermano Joseph; diacona Shin; Jung Min; Mina; Santa Lee, Kung-Eun y la mía.

Ya que la Santa Lee, Kyung-Eun se había justo arrepentido e ido al Señor, a su casa le habían colocar los cimientos los cuales eran hechos de oro. Parecía que Jesús había planeado en Su mente mostrarnos muchos lugares en el cielo. El Señor había movido las casas de la congregación de la Iglesia del Señor a una de las mejores áreas en el cielo. Ahora seríamos capaz de vivir cerca juntos y ser capaces de reunirnos fraternalmente más a menudo. Parecía como si las casas fueran más amplias cuando eran construidas más altas. La forma me recordaba de una flor llamada, “Mañana de Gloria.” Sin embargo, algunas de las casas tenían diferente forma también.

El Señor nos dio un tiempo libre para movernos alrededor. Tiempo libre también era concedido a los ángeles celestiales. Me senté en el prado y descansé. Luego jugamos y corrimos tanto como quisimos. Todos comenzamos a esparcirnos y visitar diferentes lugares en el cielo. La hora en la Tierra era pasada la media noche, pero en el cielo, parecía como si el tiempo se hubiera detenido. No había concepto del tiempo.

“Pero no olviden, queridos hermanos, que para el Señor un día es como mil años, y mil años como un día.” (“2da. De Pedro 3:8)

 

Hermana Baek, Bong-Nyu: *Predicando en la Iglesia en el Cielo

Jesús nos llamó y reunió a todos. Él nos alineó en una fila y nos guió hacia la iglesia en el cielo. Después de que caminamos por un espacio de tiempo, el Señor dijo, “¡De acuerdo, aquí está la iglesia en el cielo! La iglesia ya está llena con muchas almas. Los imponentes ángeles han venido. ¡Rápidamente, entren!” Nosotros rápidamente entramos en la iglesia.

La iglesia en el cielo era inimaginablemente grande y magnificente. Era asombrosa e indescriptible. Joseph y Joo-Eun estuvieron muy impresionados. Ellos exclamaban al mirar el asombroso tamaño de la iglesia. El Pastor y su esposa quienes no tenían sus ojos espirituales abiertos no podían ver lo que estaba ocurriendo. Le pregunté al Señor, “Señor, si tu completamente abres los ojos espirituales del pastor y su esposa y le das a ellos una oportunidad de predicar,  sería realmente grandioso. Es realmente lamentable que ellos no pudieran observar.”

El Señor dijo, “El Pastor Kim y la Sra. Kang, Hyun-Ja más adelante tendrán el más profundo y el más grande despertar espiritual. Aunque ellos no son capaces de ver actualmente con sus ojos. Ellos tendrán que predicar con entusiasmo e inspiración como es usual.”

 

Sentí como si la iglesia del cielo fuera más grande que toda la Tierra. La iglesia no solamente está llena con todos los santos celestiales pero con los ángeles que están participando también. Con ambas partes, una gran multitud es formada. Jesús fue al altar donde el trono del Padre está localizado y Él hizo que todos nosotros nos inclináramos ante al Padre. Nosotros respetuosamente nos inclinamos y adoramos. Nosotros luego nos inclinamos en el suelo.

Al Jesús pararse en frente de la cruz sobre el altar, Él nos presentó a cada uno de los santos celestiales. Jesús se paró en el centro del altar. La primera fila, en la izquierda,  fue tomada por Moisés. Los ángeles Gabriel y Miguel se pararon a cada lado, uno a la izquierda y otro a la derecha.

Ellos tenían fijos sus ojos en nosotros. El Pastor fue al altar y dio su saludo a los asistentes. Mientras canciones continuamente tocaban, la adoración comenzó. Justo como nuestra iglesia, la gente bailaba en el Espíritu Santo y se movía al frente. Al momento de la adoración, ellos bailaron. Las canciones que estaban cantando eran, “Recibe el Espíritu Santo”, “Gloria, Gloria, Aleluya” y otras más. Las canciones que continuaron eran acerca del Espíritu Santo y luego acerca de la Sangre de Jesús.

Parecía como si la danza santa de la Sra. Kang, Hyun-Ja hubiera alcanzado madurez total. Ella danzaba como tranquilamente el fluir del agua. Ella comenzó a bailar con poder en el cual sus emociones eran transformadas de la tranquilidad a la fortaleza como si el Espíritu Santo derramara el fuego sobre ella. Al ella ser calentada por el Fuego Santo, su rostro gradualmente  se puso rojo. Las almas celestiales tenían puesto sus ojos en la danza del Espíritu Santo de la Sra. Hyun-Ja. Al Jesús reír en voz alta en complacencia, Él estaba muy satisfecho. “La Santa Kang, Hyun-Ja se ha completamente rendido para mí.” Cuando tenemos servicio en la Tierra, el Señor ha llevado al profeta Elías varias veces a nuestro servicio. Después de nuestros servicios, Elías se acercaba a la Sra. Kang, Hyun-Ja y comentaba, “¿cómo puede danzar usted tan hermosamente en el Espíritu Santo? Me encanta ver sus manos.” Elías entonces tocó sus manos.

La Sra. Kang, Hyu-Ja bailó en el Espíritu Santo por un período de tiempo. Durante la mitad de la danza, las almas celestiales y los ángeles entusiastamente gritaron en alegría y todos gritaron juntos. El pastor luego vino al altar y comenzó a predicar mientras Jesús nos observaba en el otro lado. Cuando el Pastor predicó, las almas celestiales se reían o escuchaban seriamente basados en la expresión facial del Pastor. Él estaba predicando justo como predicaba en la tierra. Él era cómico como lo es usualmente. El aún usaba sus gestos corporales cuando predicaba. Cada vez que él hacia gestos con su cuerpo, había un explosivo sonido de risa.

 

 

==== Abril 20, 2005 (Miércoles) =====

 

Sermón de la Escritura: “Pues la visión se realizará en el tiempo señalado; marcha hacia su cumplimiento, y no dejará de cumplirse. Aunque parezca tardar, espérala; porque sin falta vendrá. El insolente no tiene el alma recta, pero el justo vivirá por su fe.” (Habacuc 2:3-4)

 

Pastor Kim, Yong-Doo:

Nuestra casa había sido vendida en la subasta. Ya que había sido vendida, recibíamos docenas de llamadas telefónicas a diario. Ellos nos querían fuera. Ellos nos hablaban irrespetuosamente y nos amenazaban con lenguaje severo. Estábamos rentando la casa y teníamos un depósito. Ahora estábamos en peligro de ser echados y perder nuestro depósito. Solo nos quedaba una opción -- teníamos que salir. Solo era cuestión de tiempo. Hoy fue el peor de todos los días peores: recibimos nuestra noticia final por teléfono. Ellos nos dijeron en una frase, “Fuera esta semana,” y luego colgaron. Mi corazón estaba en agonía y dolor. Me vestí en mi traje de gimnasia y fui al parque por algo de aire fresco. Sin embargo, mi corazón estaba todavía pesadamente sobrecargado. En la mesa de cenar, apelamos a el Señor. El Señor habló a través de Joo-Eun. “¡Pastor Kim! En esta situación, si tu fe se debilita, tendré que disciplinarte. Las pruebas difíciles que tu experimentas son nada comparadas con las bendiciones que recibirás en el futuro. Por lo tanto, se paciente y aguanta.” Después de que escuché las palabras del Señor, estuve grandemente fortalecido y confortado. Las palabras del Señor siempre me da un gozo inexplicable, esperanza y aliento.”

“Que nuestro Señor Jesucristo mismo y Dios nuestro Padre, que nos amó y por su gracia nos dio consuelo eterno y una buena esperanza, los anime y les fortalezca el corazón , para que tanto en palabra como en obra hagan todo lo que sea bueno.” (2da. De Tesalonicenses 2:16-17)

 

Kim, Joseph:* El diablo devora y mastica a una persona entera

El hermano Haak-Sung y yo nos tomamos de la mano y seguimos a Jesús al infierno. Jesús dijo, “¡Joseph y Haak-Sung, deben sujetarse fuertemente de mis manos! Les mostraré el otro lugar en el infierno.” Con Jesús en el centro, ambos tomamos Su mano a cada lado. Mientras caminábamos en un camino estrecho vimos hacia ambos lados del camino estrecho. Los gusanos comenzaron a incrementarse tan alto como montañas.

Aunque nos aferramos a las manos de Jesús, los gusanos comenzaron a atacarnos y perforarnos. Sujetando firmemente la mano del Señor, nosotros gritamos, “Fuego Santo” y luego los gusanos comenzaron a caer. Pero cuando nosotros no nos sujetábamos a las manos del Señor firmemente, los gusanos comenzaban a penetrarnos de regreso. Pasamos ese lugar y caminamos por algún tiempo cuando el Señor dijo, “¡Miren en esa dirección!” Cuando giré mis ojos a la dirección donde Jesús estaba señalando, casi los paso de vista. Habían unos pocos demonios que tenían enormes cuerpos. Sus tamaños parecían ser miles de veces más grande que los humanos. Había alrededor de cinco o seis de ellos,  estaban haciendo mucho ruido departiendo. Los sonidos de sus voces nos alcanzaron y pude claramente escuchar. Mi cuerpo entero se puso como piel de gallina.  Había también una vasija negra con sangre de la gente. Ellos habían exprimido las sangre de los humanos en la vasija. La sangre estaba llena con sangre hirviendo.  El color de la sangre era rojo  oscuro y estaba ebullendo en calor.

Había incontable número de personas, todas desnudas y amarradas. Ellos eran alineados cerca de los gigantes quienes estaban brutalmente torturando las personas. Mientras esperaban por su turno, ellos gritaban y temblaban en terror. Los demonios capturaban a pocas personas con sus enormes manos y luego con sus otras manos, ellos arañaban el cuerpo para rasgar la carne. La sangre drenaba mejor al ser más severa la herida. Primero, la sangre era drenada en la vasija y luego los demonios comenzarían a comer a las personas, comenzando con sus cabezas mientras ellas todavía estaban vivas. Los gritos de la gente remontaban vuelo en el firmamento del infierno. “¡Ah!, ¡ayúdenme! ¡Por favor, déjenme en paz! Diablos. Demonios. ¡Ah!” El diablo no estaba interesado en los gritos o súplicas de las personas. Cada vez que los demonios se comían a las personas vivas, podía escuchar el sonido el cual me recordaba cuando nosotros masticamos un cartílago de pollo. “¡Guau! ¡delicioso! ¡No puedo creer que tan delicioso es esto!” Ellos estaban comiendo como criaturas maleducadas, haciendo sonidos terribles mientras se comían a la gente viva. Después, de la vasija hirviendo, ellos vertían la sangre en copas de cristal. Ellos brindaban entre sí y tomaban. “¡Ey! Estos son días verdaderamente felices. ¡Bebamos todo cuanto queramos!” Ellos estaban embriagados por la sangre de sus víctimas. Brindando sus copas, ellos reían. Por algún tiempo, ellos disfrutaron y rieron.

En miedo, el hermano Haak-Sung y yo le dijimos al Señor, “¡Jesús! Estos demonios son muy miedosos. Nosotros no podemos aguantar el miedo. No somos capaces de observar más. ¿qué pasaría si ellos nos arrastran a nosotros también?” El Señor nos confortó, “Estará bien porque Yo estoy con ustedes.” Los demonios algunas veces daban una mirada hacia nosotros mientras hablaban entre ellos. Cada vez ellos nos miraban a nosotros, nos poníamos muy nerviosos, pero con el Señor al lado de nosotros, nos sentíamos seguros y éramos capaces de soportar la situación atemorizante.  La apariencia de los demonios parecía a los que son fácilmente hallados en los libros ilustrados.

Ellos tenían un cuerno en su cabeza con un gran ojo en el centro de su frente. Ellos se veían como un duende monstruo con un ojo. Después de que ellos comieron por un tiempo y se llenaron, parecían muy satisfechos y llenos. Ellos agarraban un garrote en su mano y recostaban su espalda sobre el piso. No parecían como si ellos se fueran a despertar en corto tiempo. Al hermano Haak-Sung y yo asustarnos mucho, no sabíamos que hacer. Entonces en la mitad del Miedo, refugiamos nuestros rostros en Jesús.

En poco momento, desde el trono de DIOS Padre vino un rollo. Tan pronto como Jesús miró aquello, Él instantáneamente nos llevó al cielo.

 

Santa Lee, Kyung-Eun:

Yo no había orado en lenguas por largo tiempo. Pero ahora yo estaba orando en lenguas, mi lengua repentinamente rodó hacia atrás y comenzó a sofocarme. Luego estuve toda cubierta con un frío fondillo y estaba empapada como si se vertiera lluvia sobre mi. Pensé para mí misma, “¡Ah! Así es como la gente muere por sofocación.” Mientras luchaba y me retorcía, fui capaz de apenas de respirar. Entonces me comencé a arrepentir. Yo no lo sabía, pero el pastor ya había sabido que yo estaba teniendo dificultad para respirar. Él vino e impuso sus manos sobre mí y oró. Tan pronto como el pastor oró, mi lengua se puso normal y había evitado la sofocación. La Sra. Kang, Hyun-Ja y la hermana Baek, Bong-Nyu se sentaron detrás de mí y ellas estuvieron intercediendo a mi favor. Yo no había asistido a la iglesia por largo tiempo. Había dejado al Señor por largo tiempo y ahora había regresado. Una vez yo había recibido toda clase de dones santos los cuales yo solía ejecutar. Ahora, regreso con todos los dones terminados. Por largo período, la perdida de los dones espirituales había sido el resultado de la decepción por espíritus malos. Mi voluntad y pensamientos estaban asociados con los demonios en muchas áreas y yo ahora lo estaba confesando. Hoy, estaba determinada a vivir mi vida en fe ante DIOS. Por lo tanto, los espíritus malos estaban persistentemente adhiriéndose sobre mí con toda su fuerza. Pero este incidente hizo mi fe más determinada y fuerte en desear estar lista para caminar con DIOS.

Los eventos que están siendo revelados en la Iglesia del Señor son difíciles de encontrar en otras iglesias. Estas experiencias me impactaron. Con los ojos espirituales de los miembros de la iglesia abriéndose uno a uno, pude ver que su enfoque era puramente en el Señor. Al mirar sobre ellos, me sentí muy avergonzada con mi fe. Yo pensaba que mi fe era fuerte y que estaba caminando apasionadamente. La primera cosa para mi fue restaurar mi primer amor. Entonces me arrepentí con lágrimas.

“Les digo que así es también en el cielo: habrá más alegría por un solo pecador que se arrepienta, que por noventa y nueve justos que no necesitan arrepentirse.” (Lucas 15:7).




Website Builder