El Cielo y el Infierno Testimonios
cielovisita.com

Sori Park 1

¡Jesús Viene Pronto en las Nubes!

Pastor Sori Park

 

Primera vez tomada, Diciembre 7, 2006

 

Rey David

 

En el momento de la oración en la madrugada. De repente, mi cuerpo se sentía caliente y tenia ganas de acostarme. Después que me acosté empecé a ver una visión en frente de mis ojos. Al principio no sabía donde estaba. Pero poco después, supe que estaba mirando el trono de Dios.

 

En el templo enorme, desde un extremo había una persona. Allí estaba el trono de Dios a la izquierda de el. La persona que se encontraba era Jesús. Yo sabía a ciencia cierta que el Dios Padre se sentó en el trono.

 

Solo pude reconocer el contorno de la cara de Jesús. Se veía más delgado. Yo pensé: “OH, esto es probablemente lo que Esteban vio”.

 

Pero Esteban, lleno del Espíritu Santo, miró a cielo y vió la gloria de Dios, Ya Jesús que estaba a la diestra de Dios. “Mira”, dijo, “Veo los cielos abiertos y al Hijo del hombre de pie a la diestra de Dios.”

Hechos 7:55-56

 

En ese momento, Jesús se me acercó  lentamente por la  derecha  y tocó mi cabeza. Me convertí en un niño pequeño y se quedó en silencio. Después de esto, Jesús tomo mi mano y me llevo a alguna parte. A ambos lados de la carretera, las flores estaban floreciendo hermosamente y la carretera era de color dorado. Me sentí abrumado y lleno de alegría , con  felicidad  rebozante en mi corazón. Y me di cuenta que no debería perder el tiempo y ver todo lo que tengo que ver. Yo rápidamente le pregunté a Jesús.

 

“¿Jesús, tengo una casa aquí? ¿Si la tengo podrías mostrármela?

 

Por alguna razón, sentí que estaba indeciso de mostrármela a mí. En el cielo se puede leer la mente de las personas, sin hablar. Me di cuenta de que es el poder de Dios Todopoderoso, que domina todo.

 

Pocos momentos más tarde, le pregunté de nuevo.

 

“¿por favor, muéstrame mi casa?”

 

Yo estaba rogando como un niño pequeño. Eventualmente, Jesús me abrió el camino para mostrarme. Al final de la carretera había una pequeña casa de un piso. En conjunto, era de color dorado sin brillar. Había una pequeña puerta y una ventana grande que parecía ser toda la casa.

 

Entré en la casa el escenario era lamentable frente a  mi. Era una sala de estudio con muebles desparramados alrededor. No había cortina en la ventana, por lo que se veía vacío y  la atmosfera misteriosa. Estaba tan avergonzado que le rogué para no ver mi casa jamás en esta condición. Puse mi cabeza hacia abajo ya que no podía ocultar. Mientras Jesús estaba mirándome a mi, podía sentir su corazón comunicarse conmigo.

 

“Es por eso que no quería mostrártela".

 

El empezó a consolarme.

 

Se puede construir tus recompensas a partir de ahora. Puedes hacerlo y yo te ayudare”.

 

Entonces Jesús levantó su mano y tomó el corazón del  pecho . Era algo que nunca has visto en el mundo, un corazón rojo brillante! El corazón de Jesús era el amor mismo. A pesar de que yo lo describo como de color rojo brillante,  el color era tan hermoso, nada que comparar con el color terrenal. Jesús tomó ese corazón rojo hermoso y lo puso en mi corazón. En ese momento, comencé a sollozar,  había una hermosa voz de tenor cantando la canción de alabanza. Al abrir los ojos y mirar a mí alrededor, vi un carruaje de oro. Estaba siendo llevado por dos caballos.

 

En el carruaje había un hombre apuesto, que tiene un personaje similar en la película Ben-Hur. El traje era igual que el personaje de la película. Llevaba una falda forrada, zapatos de cordón hasta las rodillas. Lo único diferente era la corona sobre su cabeza. El era de baja estatura, con un rostro lindo y sostenía un cabestro en una mano y estaba alabando con su mano izquierda levantada hacia arriba. Tan pronto como me pregunté quien era esa persona, Jesús respondió a mi pregunta.

 

“¡Es David!” OH, el rey ¡David! ¡Realmente vi el rey David de la Biblia!

 

Fui enviado a la tierra sin tener el tiempo para ser feliz. Y sentí mi cuerpo físico. Pero yo no me atreví a levantarme, me acosté allí   un momento. Yo no podía creer lo que realmente estaba experimentando. Momentos más tarde, me levanté y conduje a casa. Mientras conducía seguí sollozando. Incluso después de estacionar mi vehiculo me senté en el vehiculo sollozando por mucho tiempo.

 

Fueron las lágrimas de Jesús. Mas tarde me di cuenta que era la lágrima de amor de Jesús que derramó sangre por mí. Ėl me dio su corazón al  derramar lágrimas por las almas. Su corazón era para que yo me ayude a reconstruir aquella  hermosa casa, porque   estaba en condiciones lamentables. Con sus lágrimas de corazón y  de amor me han salvado. Me habló hoy, te he salvado con mis lagrimas por lo que esas lagrimas son para  mi pueblo,  para salvarlos.

 

 

 

 

 

25 de Enero, 2007

 

Madre, la primera vez que vi. El infierno

 

Fuí a la iglesia para una oración temprano en la mañana. Era un estado de ánimo espiritual segura de  que algo iba a suceder. Después de una serie de experiencias espirituales recientes, me preparé para dedicarme por completo al señor. Escuche al señor que me dijo que debería ir a casa y acostarme allí. Salté a mi vehiculo y regresé a casa, donde mi boca empezó a hablar en lenguas, sin mi conocimiento. Sentí fuertemente que Dios me mostraría el infierno hoy.

 

Finalmente, Jesús se acercó y me dijo: “Hija mía, Te quiero. Te quiero”.

 

“Señor, te amo, también”, le respondí con amor.

 

Estaba caminando junto a Jesús y parecía una virgen. Jesús se pone a mi  alrededor, sosteniendo ambas manos. Jugando con una sonrisa en su cara, dijo: “tengo algo que mostrarte hoy. Ven conmigo”.

 

“Hija mía, no tengas miedo.”

 

Jesús abrió sus brazos, me dió la bienvenida  y me sostuvo en sus brazos doblando mi cuerpo.  Ven entra es bueno que hayas venido. “El me hizo saber que la gente necesita la fe como de un niño para ir al cielo.

 

Yo era muy felíz en sus brazos, cuando escuché canciones de alabanza en alguna parte:

 

“El mundo del señor es tan hermoso. Los lirios son mas bellos que las ropas de Salomón”.

 

Una exclamación salió de mi boca sin mi conocimiento. ¡No hay palabras para describir el paisaje delante de mí! Vi  corrientes de las aguas, flores silvestres, flores hermosas  a lo largo de la carretera de oro brillante y una colina poco profunda de  todos los colores espléndidos y me hizo muy feliz. Eran pueblos pintorescos castillos como en la tierra de Disney sobre la colina distante. Ellos estaban hermosamente decorados con joyas brillantes. ¡Fue Tercer Cielo! “¡Wow!” seguí haciendo exclamaciones sobre las ciudades y los castillos  indescriptiblemente hermosas.

 

Yo quería ir allí, pero Jesús dijo que no se me  permitiría  ir en ese momento. Entonces vi a mi mamá de pie a su lado y me sonreía. ¡Ah, mamá…! Ella era una bella dama y se veía más hermosa que nunca. Ella estaba con un vestido color rosa  coreano tradicional llamado hanbok, radiante de juventud y belleza. La gente que conocí en el cielo entre ellos David, Pedro, Pablo y todos llevaban varios tipos de ropa.

 

Me di cuenta de que la gente en el cielo vestía ropa de acuerdo a sus gustos. Mi mamá siempre le encantó Hanbok y se veía bien en él, lo que explica porqué llevaba Hanbok incluso en el Cielo. A diferencia de los datos bibliográficos que conocí, ella no dijo nada y solo sonreía. Más tarde Jesús me dio una explicación al respecto. Mis sentimientos hacia ella no eran de  amor humano como antes, sino del amor entre los santos. Me encantaban esos sentimientos.

 

Yo estaba transitando por un  camino dorado,  con mis manos sostenidas por las manos de Jesús y mi mamá. Troté por el camino con ellos, yo estaba muy alegre y feliz de tener mis manos en su poder. Nos encontramos con un charco. Nos sentamos en una piedra en el charco, yo estaba   en el medio de ellos. El con una sonrisa en su rostro, Jesús me pregunto: “¿Eres feliz?” “Si, lo soy.”

 

Me estaba divirtiendo, cuando el tomó un sorbo de agua y lo puso en mi boca, diciendo: “bebe esta agua, es muy dulce”. “Fue muy dulce, de hecho. Sentí que mi cuerpo estaba en  movimiento y giró suave en el mundo. Al igual que Jesús, mamá también tomo un sorbo de agua y lo puso en mi boca. Al beberlo me sentí muy  emocionada . Pronto me dí cuenta de que estaba flotando sobre el cielo en realidad! La gente suele decir “me siento como si estuviera volando” cuando están extremadamente felices.

En el cielo,  en realidad  se puede volar, la gente  se siente como tal.  Después de tomar un vuelo por el cielo por mi  y mirando las ciudades, castillos  y  hermosas llanuras, regresé a mi casa. Entonces Jesús me llevó a un lugar donde me muestra algunos otros sitios. Mamá no estaba allí. Debe de haber regresado a su casa, fué lo que yo pensé. Pero no me molesté en salir a buscarla. Llegué a una puerta con Jesús. Era un enorme pasillo. Era una sala enorme. Más tarde me enteré de que era un gran edificio blanco como un santuario. El interior fue decorado bellamente con joyas. Yo estaba tan sorprendido y no dejaba de mirar  alrededor.

 Nos guió hasta una habitación grande a la derecha.

Luego un niño hermoso con el pelo rizado como ángel con una túnica blanca me dió la bienvenida con una sonrisa. Había filas de hermosos vestidos colgados en la pared larga y ancha detrás de el y hermosas coronas en los estantes.

 

El ángel me llevo un vestido rosa. Una vez que me puse el vestido veo extrañamente que aquel atuendo me entalló en forma esbelta y hermosa. El me trajo una corona también. Cuando me la puse sentí felicidad extrema. Jesús también se cambió de ropa y llevaba una corona, mirando como un rey. El volvió a preguntar:”¿Eres feliz?” “Si,  lo soy.¡ Muy feliz!” Respondí.

 

De hecho, estaba tan contento que me sonreí con una gran sonrisa sin saber. Regresamos de nuevo a la entrada. Un grupo de gente hermosa se encuentra en la esquina derecha de la sala al igual que todos los funcionarios de la corte. Jesús subió las escaleras en el centro y se sentó en el trono. Las personas adoran a Jesús.

 

“Adoramos el cordero de Dios.” Le hicieron  una reverencia a Jesús. Jesús nos bendijo a todos , levantando ambas manos y diciendo: “Os bendigo a todos.”

 

Todos le dijeron:”Amen”. Jesús salió de la habitación y me llevó de nuevo al charco, donde me dijo al respecto: “Es un charco especial. Cuando usted bebe esta agua, va a vivir para siempre. Cuando usted es lavado por esta agua, sus pecados serán borrados.”

 

Estábamos saliendo del lugar y me sentí que estábamos saliendo de la puerta del cielo. Tanto Jesús como yo teníamos la ropa cambiada. El estaba en una túnica casual sin corona y yo estaba en un vestido casual también.

 

Caminamos un rato y llegamos al lugar de gritos agónicos. ¡Era el infierno! El  hizo que me diera  cuenta de que el infierno no estaba lejos del cielo, porque el mundo espiritual es trascendido en tiempo y en espacio. Cuando Abraham sostenía a Lázaro y hablaba con un hombre rico en el infierno, había un pozo enorme. Me sentí casi a la misma distancia que el.

 

Entrando en el infierno vi una pequeña prisión delante de mi había uno de mis familiares que habían muerto sin creer en Jesús. El estaba estirando sus manos hacia mi y me pedía ayuda desesperadamente.  Los gusanos se arrastraban en su cuerpo y estaban comiendo una parte de su cara en el lado izquierdo. A pesar de todo eso yo intuitivamente sabía que era mi pariente.

 

“¡Sáquenme de aquí!” no había nada que yo pudiera hacer por el.

 

“No tengo el poder. ¡Lo siento! “Respondí con tristeza”.

 

A pesar de que estabamos  relacionados con la sangre, no pude salvarlo, sentí pena pero su vida había terminado. Debemos hacer todo lo que podamos  para ayudar a otras almas a que se salven cuando aun están vivos. ¡Una vez que se deja de respirar, no hay nada que puedas hacer por ellos!

 

“¿Que clase de personas  están llegando al infierno Jesús?”

 

“Son  aquellos que no creen en mi, me traicionan, o no me quieren. No quiero que una sola persona sea enviada  al infierno. Yo real y sinceramente tengo esperanza que no vayan todas las almas al infierno. ¡Ve y dile a la gente que yo no quiero que la gente venga al infierno!”

 

El estaba tan triste que  dejó caer la cabeza hacia un lado y gimió. Pude  ver un pozo de fuego debajo del lugar donde él  estaba hablando conmigo. Había gente que se sostenían de la mano y gritando entre si.

 

“¡Sálvanos de aquí, señor!

 

¡Allí estaban chillando porque había tanto calor! Las palabras no son suficientes para describir su dolor y desesperación. Mi alma comenzó a gritar,  había una larga fila de pequeñas prisiones al igual que vi antes sobre la fosa. Estaba lleno de gente,  eran solo esqueletos  extendiendo los brazos huesudos a través de los barrotes de hierro.

 

Yo estaba llorando y muy sorprendido de ver eso.

 

“¿Que clase de personas son arrojados a las cárceles?”, le pregunté a Jesús.

 

“Son mis siervos que me traicionaron. Les dí un regalo real para extender la palabra del Señor, pero se llevaron mi gloria como la gloria de ellos y su codicia”.

 

Entonces comencé a llorar de  nuevo. Mi llanto se hizo más y más fuerte hasta que se convirtió en gemidos. No podía soportar el dolor. Era el dolor de Jesús. Me dejó sentir su dolor. Yo estaba cansado de llorar sosteniéndome de su ropa.

 

El me dió una palmadita en la cabeza y dijo en un tono triste con lágrimas en los ojos, “No llores hija mía.” Siguió dándome palmaditas en la cabeza.

 

Me llevó y lloraba sin cesar, luego  me llevó  a otro lugar :  Fue al  Cielo.

 

Era bastante extraño que mi dolor fuera  desapareciendo gradualmente en el cielo y pronto fuí olvidando todo aquello.  Entramos en el santuario blanco, en el que todos los funcionarios de la corte estaban en línea. Jesús subió las escaleras y se puso a la derecha del trono de Dios Padre.

 

 

Cuando Dios el Padre entró, mi cuerpo estaba completamente tumbado en el suelo, mi naríz estaba tocando el piso y mis brazos estaban estirados hacia arriba. Las personas que se reunieron allí comenzaron  a alabar a Dios y a mostrar su respeto de manera humilde ante el. El santuario donde el Santo Padre estaba sentado en el trono se llenó de respeto indescriptible. El respeto se basa en el amor profundo por Dios en lugar de miedo.

 

El Dios Padre dijo con voz resonante: “Yo quiero que mi gente sea salva rápidamente. ¿Quién va a tomar la misión por nosotros?”

 

La gente que estaban en línea se volvieron hacia mi, así como Jesús, que me tendió un brazo y apuntando hacia mi, dijo:”Creo que ella es la persona adecuada”.

 

Me tomó  por sorpresa enorme a tal punto de decir que no podía hacerlo porque no me atrevía. Sin embargo, palabras completamente diferentes  salieron  de mi boca:” Aunque creo que  no puedo hacerlo  y que  no me atrevería,  voy a ser capaz de  hacerlo con el poder de Jesús.”

 

 

Después de escuchar mi confesión, Dios me dió una placa de oro con un bastón corto colgando de ella. Mas tarde,   el bastón se hizo  invisible solo quedó  la placa dorada.  Estaba tan brillante como un trozo de oro. Tenía dos surcos verticales y oro al final. Tenía 5 cm de ancho y 7 cm de llargo.

 

Dios Padre dijo: “Te doy esto y el poder del mal no te hará daño. Te enfrentarás a dificultades, pero te ayudaré  a superar y vencer aquello.”

 

Sentí enormes temblores dentro de mí en ese momento.. Lo sostuve en mi mano y lo levanté en  alto. Entonces los ángeles empezaron a volar y cantar alabando al Señor.

 

Jesús era felíz. El me tomó y dijo:”Vamos a ir a tu casa y mi casa.”

 

¡El dijo:” tu y mi casa” en lugar de “mi casa” Yo estaba contento con la idea de la casa de Jesús y yo. Yo estaba feliz después de ver mi hogar en el cielo, que se hizo más grande y más bella!.

 

Me quedé sorprendido al ver mi casa que había sido cambiada en  un par de días. Hubo un pequeño arroyo corriendo delante de la casa. La hierba del campo era verde y hermosa. Vi árboles que no los había visto antes. Lo que es más sorprendente fué que el segundo piso ya estaba en construcción. Al ver eso  no podía cerrar mi  boca, Jesús dijo:” “Vuestra obediencia  ha acelerado la construcción”.

 

La decoración interior era  aun más esplendida. Las paredes que estaban vacías, esta  vez estaban decoradas con joyas. El suelo una vez vacío estaba amoblado con una alfombra roja. Los sofás fueron reemplazados por otros más esplendidos. Una lámpara colgaba del techo. Corrí a una  cama preciosa y salté sobre ella. Yo estaba feliz rodando en esa  cama. Jesús se acercó a mí y se acostó a mi lado con una sonrisa en su rostro.

 

“¿Eres Feliz?”

 

Jesús continuó y dijo: “Igual que yo estoy contigo ahora estoy con toda la gente en sus casas al mismo tiempo. Pero ellos no parecen saberlo. Me alegro de que tu si  te des cuenta.”

 

El me levantó y me llevó al sofá. Se sentó en el sofá de tres personas y yo en el sofá de dos personas. Había una cesta llena de frutas sobre la mesa. Cogió una fruta como uva verde y lo puso en mi boca. Yo le devolví el mismo favor a el. El estaba feliz de recibir una y disfrutar de ella. También le di una fruta como la granada y lo vi disfrutar de ella también.
Jesús y yo estábamos disfrutando de frutas y sonriendo el uno al otro. Al salir de la casa jugábamos alrededor felices ,  él  se echó a reír ruidosamente jugando al escondite yo lo fuí  a buscar y aplaudí mucho para encontrarlo.

 

 

 

En el Cielo me sentía  feliz  y   allí aplaudiría  a menudo, pensaba yo.  Incluso en el mundo, yo levanto mis manos en alto y aplaudo por la apreciación y elogio cuando estoy feliz o agradecido. Cuando volvemos la gloria a Dios en el mundo, él es muy feliz. A menudo yo experimento la unción en mis manos que transforman la gloria de Dios.

 

Estábamos jugando tan felices, cuando de repente  volví la cabeza y vi a un grupo de personas en línea que iba  a alguna parte “¿A donde van?” “Ellos van para el servicio de adoración.” Jesús me respondió y  lluego  me llevó allí.

 

La gente estaba entrando en el santuario blanco. Dos  ángeles estaban parados en ambos lados de la puerta como guardias y les daba la bienvenida con una sonrisa. Entré en el edificio, me senté en el segundo piso y miré hacia abajo gracias a Jesús, que preparó el asiento. La gente estaba de pie hacia el trono y se llenó todo el interior del edificio. Pronto empezaron a adorar a Dios. Los santos del Cielo participaron en la verdadera adoración y el espíritu. Mirando la escena hermosa y magnifica, tomé una respiración profunda y me encontré de nuevo en este cuerpo.

 

Una visita por Jesús/ Por la noche en 25 de Enero 2007

 

Sobre el Tiempo del Fin

 

Jesús se acercó a mí y se sentó al lado de mi cama.

 

“Quiero hablar contigo

 

Yo, naturalmente me di cuenta de que era sobre el tiempo del fin “¿Se acerca el final?” Le pregunté “Si. Voy a hablar sobre el fin de los tiempos contigo.”

 

En Diciembre de 2006, Jesús me mostró el rapto en una visión. Cuando estaba orando, de repente ví un cielo azul. Entonces ví a la gente abajo en la tierra en pequeña silueta. De repente, las nubes comenzaron a subir aquí y allá al mismo tiempo. Al principio, yo estaba desconcertado y ponto me di cuenta “¡Es el Rapto!” Mire a la escena con sorpresa, la alegría y la emoción profunda. Dios me dijo que escribiera algo después de la escena.

 

Habrá enorme hambre y terremotos antes de la gran tribulación. El cielo y la tierra se convertirán en oscuridad. Los que fueron a buscarme me van a entregar, pensaba yo.  Los hombres perseguian  a los hombres y las mujeres perseguirán a las mujeres a un grado extremo. Permanezcan despiertos y sigan orando. Escucha mis palabras y practíquenlas. Sobre todo, practiquen el amor. El amor supera todo. Satanás será derrotado por el amor.

 

Los servidores que están despiertos y orando cuando yo venga sabrán cuando vendré y harán los preparativos con anticipación. Yo los reuniré en un lugar. Intenta convencerlos  y orar. Los que están solos se van a caer. Tengan miedo de mí y hagan un esfuerzo para orar. Yo te ayudaré. Yo te ayudaré a otorgarles un gran poder y la fe para que ya no sean  como antes. Alzaré mi pueblo sin mucha tribulación.

 

Jesús también me mostró otra escena. Vi a un soldado con una gorra militar en mi lado derecho. Yo pensaba que era un soldado chino. El estaba en guerra. Vi también  otro escenario en mi lado izquierdo. El ejercito estaba en formación y disparando cañones. Se sentían como misiles. Los dos lados se encontraban en un enfrentamiento feroz.

 

Dios me dijo recientemente algo sobre China. El dijo que China estaba siendo utilizada para la misión a Israel  y también es utilizada por la herramienta de Satanás. En otras palabras, los cristianos chinos participaran en la misión para Israel, mientras que el gobierno chino estará en una confrontación política con Israel.

 

Después de ver la escena, Jesús me dijo “habrá una alianza formada entre China y los Emiratos Árabes Unidos en el extremo ,  justo antes del   Rapto. Van a luchar en la guerra contra Israel. Esa es una señal  del fin.”

 

En la mañana del 29 de Enero 2007

 

La salvación vergonzosa, el fruto del bien y del mal, y advertencias contra la herejía

 

Yo estaba orando en casa en la mañana y pronto encontré a Jesús a mi lado. Hacía días desde que lo ví  la última vez. Yo estaba ansioso de él durante varios días, como si estuviera sufriendo de mal de amores. Yo estaba tan feliz y emocionada de volver a verlo y lo mantuve apretado en la cintura.

 

“Señor, te extrañe tanto…” “Lo se. Es por eso que regresé”, dijo.

 

“Vamos, vamos. Tengo algo que mostrarte.”

 

El me estimuló y me llevó al Cielo. Entramos en una habitación enorme en la derecha por una puerta blanca. Me cambié de ropa y llevaba una corona. Elegí un traje blanco ese día. Jesús llevaba una túnica hermosa y brillante y la corona.

 

Entramos en el templo enorme. Jesús me puso allí y se sentó en el trono. Había muchos santos en el templo con coronas en la cabeza. Empezaron a cantar “¡Alabado sea Jesús, alabado sea Jesús” con palmadas. En el momento que la alabanza terminó, empecé a bailar y alabar con alegría. Levanté los brazos en alto en forma de V y di vueltas en un circulo con una pierna levantada. También estaban aplaudiendo alegremente. Vi a Jesús feliz. Estaba contento y encontró belleza en las formas en que alabábamos y bailábamos con todo el corazón y el espíritu, independientemente de lo fuerte que nuestras voces eran o lo bien que nuestras danzas eran.

 

Jesús vino y me llevó afuera. Nos abrazamos y cogidos de las manos caminamos a lo largo de la carretera de oro. En la colina baja al final del camino, Jesús se sentó y dijo: “Eso es lo que quería mostrarte.”

 

 

Mire hacia abajo a la derecha de la colina, sentado junto a el. Había  pequeñas casas en mal estado a diferencia de otras casas en el cielo. Eran como casas de la ciudad en un bloque prevista para el subdesarrollo. No eran  brillantes . Me pareció muy extraño. Era una escena tan opuesta a todos esos lugares luminosos y esplendidos hermosos que vi en el cielo. Jesús dijo: Ahí  es donde vive tu madre. “ “¿Qué? ¿Mi mamá vive ahí?”.

 

No era como mi casa.  Al verme en un choque, el dijo, “Si. Ella me aceptó justo antes de morir, por eso ella vive allí. Las personas que viven en ese lugar tienen limitaciones con sus acciones. No llegan a disfrutar de todas las cosas hermosas en el cielo para siempre. Ellos también tienen que bajar y quedarse para siempre humildes porque se sienten avergonzados de si mismos”.

 

¡Jesús quiere que todos nosotros podamos disfrutar de todo lo que  hay en el cielo! El quiere que todos nosotros alabemos a Dios al máximo y vivamos en un lugar luminoso y bello para siempre! ¡El siente lastima por aquellos que no pueden hacerlo, es por eso que me muestra el lugar hoy! Pude sentir su corazón.

 

“¿Puedo Visitar el lugar?”

 

“Usted puede ir a cualquier lugar que desee. Usted puede visitar a su madre, pero ella no puede llegar a la Nueva Jerusalén donde esta tu casa. Ya que tienes tu cuerpo ahora,  sentirás lastima por ella pero una vez que entres en el Cielo ya no te sentirás así. En el cielo,  mantendrás una relación de santos con ella, que es más hermoso que una relación madre-hija, para siempre”

 

No hay nadie para limitar o restringirla en el Cielo. Es solo que ella se avergüenza de sí misma y no irá a un lugar   brillante. Como la gente suele decir los que llegan al cielo con salvación vergonzosa, se darán cuenta de todo y estarán muy avergonzados.

 

Estan avergonzados de que ellos ignoraron a Jesús y sienten  lastima y pena  de ellos mismos,   van a restringir sus palabras y acciones, además  limitan el alcance de su acción a sí mismos. Fué el caso de mi madre, que recibió a Jesús justo antes de su muerte. Es por eso que ella se limito a sonreír sin decir una palabra cuando me vió por primera vez con Jesús. La llamó allí para que yo pudiera conocerla. No era su voluntad. Es por eso que desapareció tan rápidamente.

 

Jesús estaba a punto de levantarse.

 

“No Hay tiempo que perder. Vamos a visitar a otro lugar.”

 

“Espera, Jesús. Me encanta hablar contigo aquí”.

 

“Vamos a hablar más en tu casa. Tienes un columpio nuevo”.

 

Me encantan los columpios y estaba feliz de oír eso. El segundo piso de la casa ya estaba casi terminado. Abrí mi boca sin saber. El me trajo aquí porque sabía que yo estaría encantado de verlo.

 

“Estoy feliz de ver que tu me obedeces. Estoy feliz de ver que la construcción de tu casa va rápido debido a tu obediencia.”, me dijo Jesús!

 

Estando feliz, entré y encontré un estante que contenía  solo un par de libros, incluyendo la Biblia. El me dijo: mirándola “sabia que te gustaban los libros y te traje uno aquí”.

 

Exprese mi gratitud en alegría con mis manos juntas como cuando en la oración. Luego me dió la noticia más feliz: “Cuando una persona lee este libro y tiene su alma salvada, yo le permitiré tener un libro adicional.

 

Encontrar la felicidad en las  recompensas, sabia que me encantaban  mucho los  libros e hizo un arreglo para darme más recompensas.

 

Había un columpio de dos personas enfrente de la casa. Me senté al lado de la casa y Jesús en el lado del arroyo. Nuestra conversación se reanudo al  final.

 

“La Biblia dice que debemos estar despiertos y orar  porque el fin de todas las cosas este cerca. ¿Que significa “estar despierto” que significa exactamente?”

 

“Esto significa dedicarse a las palabras de Dios  y las oraciones. Los que me aman me van a encontrar a través de oraciones. Los que quieran escuchar mi voz lo hará mediante la lectura de mi palabra. Me reuniré con los que me aman. Ellos escucharán mi voz,   los que quieran, escucharán  mi voz.”

 

“Alguien me preguntó:  Los que recibieron el Espíritu Santo pudieran ser arrojados al infierno? Él dijo , que los que recibieron el Espíritu Santo una vez no tendrían  nada que ver con el infierno.”

 

 “Es por eso que sigo diciendo que usted debe estar despierto. Estar despierto requiere fe equilibrada. La devoción solo a la oración te llevara a la arrogancia espiritual. La devoción solo a las palabras de Dios conducirá a la arrogancia intelectual. Lo deseable es  balancear entre los términos de fe.

Especialmente arrogancia intelectual puede derivar fácilmente en la herejía. Buenos ejemplos son los Testigos de Jehová y los mormones. Tienes la oportunidad de caer en la herejía al tratar de desplegar las palabras de la Biblia con fuerza.”

 

Balanceándome en el columpio, me volví hacia el y le pregunté: Siempre me he preguntado por que Dios puso gente en el sufrimiento mediante la creación del Árbol de la Vida y fruto del bien y del mal. No hubiera sido mejor si Él no los hubiera creado?

 

Jesús dijo, “Árbol de la Vida y fruto del bien y del mal son las líneas que distingue la naturaleza divina de la naturaleza humana. Dios intento creando a hombre y ordenó a la gente a comer solo los frutos del Árbol de la Vida. Eso es lo que Dios intentó creando al hombre y hacerlos sus hijos. Dios quería que comieran los frutos del Árbol de la vida y vivir con El para siempre. Mientras que los que comieron los frutos del árbol de la vida se llenaran  con la naturaleza divina, se convierten en hijos de Dios y vivirán una vida eterna Los que comen los frutos del mal se llenarán con la naturaleza humana y se convertirán  en hijos del  hombre, criticarán a los demás y serán odiados  y maldecidos por Dios”.

 

“Dios creo el bien y el mal, porque él es justo. El siempre pone bien con el mal para hacer el bien, incluso mejor. Esa es la razón por la coexistencia. El hombre tiene el libre albedrío y siempre hace una elección entre el bien y el mal. Dios le concedió carácter a los hombres y quería que ellos eligieran el bien por si mismos.

Sin embargo, escucharon la voz de Satanás, eligieron el mal y fueron maldecidos. Escucha bien, los frutos del árbol de  la vida y las de bien y el mal están siempre presentes en la vida humana, así como en el Edén. Aquellos que están llenos de naturaleza divina serán  guiados  por el Espíritu Santo y eligirán los frutos del árbol de la vida en lugar de las del Bien y del mal. Cuando la situación llega,  poseerán el cielo en su vida. Por otro lado, los que están llenos de la naturaleza humana se sentirán atraídos por el Espíritu Maligno como Imán, comerán los frutos del bien y del mal, el fruto de la carne en la vida y cometerán adulterio espiritual con Satanás.

Incluso aquellos que recibieron el Espíritu Santo pueden escuchar la voz de Satanás, se sienten tentados por el  y serán maldecidos siempre y cuando estén en la carne. Por eso les pido que reciban  el Espíritu Santo en su totalidad. Yo no quiero que nadie se sienta tentado por Satanás ni que  cometan adulterio espiritual con el  Satanás sabe bien porque Dios creo tanto los frutos del árbol de la vida y los del Bien y del Mal, así constantemente anda tentando a los hijos de Dios a comer los frutos del bien y del mal, y de cometer pecados, lo que les impide obtener una vida eterna finalmente se enfrentarán a la muerte.”

 

Entonces el se levantó del columpio y me llevó sin decir una palabra. Lo seguí sin decir una palabra llegamos al infierno y vi a la gente en la hoguera gritando. Habiendo sido testigo de su dolor por varias veces ya no  sentía que la escena era desconocida  por mi. Solo tristeza se reunieron en un rincón de mi corazón. Era un estado de la mente que formé después de que Jesús me dió consuelo y valentía a través de la respiración cuando tenía miedo en el infierno. Pasando el fuego del infierno, nos fuimos a la prisión donde Judas Iscariote estaba. Allí me mostró a una persona, que tenia los brazos huesudos a través de los barrotes de hierro y pidiendo desesperadamente la salvación.

 

“Perteneció a la herejía. Al igual que los Testigos de Jehová y los Mormones, esos que distorsionan e interpretan la palabra de Dios o añaden o restan algo de ellos caerá herejía debido a su arrogancia intelectual.

 

Por encima de todo, hay que entender que ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada, el profeta de las cosas. 2 Pedro 1:20.

 

Sus letras contienen algunas cosas que son difíciles de entender, las  cuales las personas  ignorantes e inconstantes tuercen, como también hacen con las otras Escrituras, para su propia perdición. 2 pedro 3:16.

 

En la madrugada del 03 de Febrero 2007

 

Jesús y yo estábamos caminando lentamente y se sentó  para iniciar una conversación en un lugar. Nuestras conversaciones eran sobre todo de libros.

 

“Voy a escribir este libro tomando tu mano prestada. Yo soy el escritor, diseñador, editor y distribuidor. Haré que todos los  niños del mundo  lean este libro a través de ti.”

 

Sus palabras confirmaron una vez más que yo no era más que un escritor.

 

“Señor, yo sospecho que algunos van a honrar el libro con argumentos teológicos. Sin embargo, algunas piezas no tienen ningún fundamento en la biblia.”

 

El respondió en tono serio: “Yo soy Dios. La teología es una ciencia de conocer a Dios y acumular conocimiento acerca de Dios. El orden debe llegar a conocer acerca de Dios primero y luego acumular conocimiento acerca de Dios. Esas personas, sin embargo, en primer lugar me analizan antes de llegar a conocerme y desarrollan arrogancia intelectual. Quiero que mis siervos a quienes yo amo inviertan tiempo en conocer de mí y el Cielo.
El añadió, “Los que me escuchan y creen en mi  son bendecidos. Los que me escuchan y no creen en mi, son mas malignos que los que no me escuchan “.

 

Después de las conversaciones durante un tiempo, se puso de pie.

 

“Ahora, ve a dormir. Debes estar cansado.”

 

“¡Señor! Una gran cantidad de personas  están esperando a que yo regrese de mi visita al Cielo.¡Será mejor que visite el cielo hoy y ver un montón de cosas para describirles a ellos. Por favor lléveme al cielo hoy!”

 

Le insté aguantando su ropa. El me miró y sonrió. Entonces  me pellizcó  la mejilla de forma especial  “usted tiene codicia por la fe y eso me hace feliz. Por  tu codicia es que yo te utilizo. El Cielo es para los que lo conquistan”.

 

Los que critican  la palabra de Dios

 

De pronto vi las llamas en frente de mí. Estaban ardiendo justo en frente de mis ojos. Vi a la gente gritando de dolor en las llamas. Era como una versión cercana del infierno de fuego que ví antes. Luego otra escena,   no estaba seguro de si era un pozo de fuego o una prisión.  Oí la voz de Jesús, pero él no estaba allí para ser encontrado.

 

“El escucho mis palabras, pero el optó por no creer en ellas y solo lo criticaron”.

 

Había sin fin de pequeñas serpientes,  eran tan gruesas como un dedo y salían de sus ojos, nariz,  oídos, la boca y otras partes de su cuerpo. Siguió gritando de dolor con la boca bien abierta.

 

Bajé la cabeza porque era demasiado doloroso verle sufrir . Entonces le insté de nuevo, diciendo: “Yo no quiero ver más. Es Demasiado doloroso. Por favor, llévame al cielo ahora mismo”.

 

Pensaba en el Cielo, tenía curiosidad por mi casa. Entonces Jesús me llevó al cielo enfrente de la casa. ¡La segunda planta estaba terminada! Todo estaba bien, ya que fueron incluidos los arroyos enfrente de la casa, el campo de hierba verde y el columpio.

 

Vi un conejo blanco saltando a través del campo. De repente se detuvo y me miró fijamente. “Hmmm…el debe ser el propietario de la casa. “Con una expresión facial que supuse, el  conejo saltó lejos y se alejó.

 

Jesús se veia allí  siempre alegre. Por  un momento   me dí cuenta de lo que él estaba pensando. Jesús  me dijo: “Las recompensas deben ser acumuladas con el corazón en lugar de tiempo. “ Debes estar satisfecho con las recompensas del Cielo que estan siendo acumuladas por tu corazón. Entonces, ¿Quien me dió ese corazón? Fue el Señor.  

 

Siendo tomado por séptima vez en la tarde del 03 de Febrero 2007

 

Bendición de compartir

 

Uno de mis amigas me visitó con su esposo (Deacon L). Empezamos a orar. Sentí la plenitud del Espíritu Santo. Después de un choque potente él esposo quería conocer a Jesús

Le dije a Jesús: “Señor, Deacon  dice que desea visitar el cielo.”

 

El se rió  y dijo que la gente tenía diferentes misiones. Yo también me reí junto con mi cuerpo en el mundo. Jesús se alegró del hecho de que  Deacon  tenía ansias del cielo.

 

Jesús dijo algo sobre la esposa del Diacono: “Dile que ore. Si ella  ora, yo le daré más fe. Si ella quiere, le daré mas amor.”

 

Jesús me llevo de nuevo al cielo. La primera persona que ví fue Abraham. Era la tercera vez que lo veía. Yo estaba feliz de verlo y grite fuerte:”¡Abuelo Abraham!” llamándole abuelo sin siquiera darme cuenta. Jesús me hizo saber que todos lo llamaban “el abuelo” en el cielo a diferencia del mundo donde se le llamo “Abraham, Abraham.”Es porque el es él de la fe.
El abuelo Abraham amablemente me dió la bienvenida. El me llevó al santuario grande. Entré en una habitación  y llevaba un vestido rosa y una corona. Jesús ya estaba con su  traje brillante y una espléndida corona.

 

Entró en el santuario de un modo diferente al anterior, Jesús caminó al trono sosteniendo mi mano. Había gente linda por la derecha con hermosas túnicas y coronas. Se inclinaron e hicieron una reverencia a Jesús. Se sentó en el trono  y yo antes estaba solo cerca del trono. La primera vez que me llevó al cielo yo estaba de pie cerca de la puerta del santuario. Cuando yo estaba bailando por última vez, ya  estaba en el centro. Pero ese se día ya  yo estaba parada muy cerca del trono.

 

Jesús llenó mi espíritu con el conocimiento de Dios e hizo que mi cuerpo estuviera cada vez mas cerca de Dios y mi conocimiento creció. Fue lo mismo con la  iglesia en el mundo. Mientras más gracia recibo mas quiero sentarme mas cerca del pulpito. La gente comenzó a alabar a Dios en una sola voz.

 

¡Alabado sea el Cordero de Dios para siempre y más!

 

Después de mi danza y alabanza habían terminado, el bajó de la plataforma y me llevó a la casa de recompensa. De momento me sentí como mirando al segundo piso, yo estaba justo ahí. Recordé el evento de Jesús resucitado reunido con sus discípulos que se escondían tras cerrar la puerta. Hay tiempo y espacio transcendental en el Cielo..

 

El segundo piso parecía una sala de descanso. Había un largo sofá en el que podía sentarse a leer un libro y equipos de ejercicio de entrenamiento ligero. Jesús estaba mirando hacia abajo, parado junto a mí en el segundo piso. ¡Yo también miré hacia abajo para verme a mi mismo y las parejas de diáconos en la tierra con sorpresa! Estaba en mi sala de estar. Ellos estaban en el medio de la oración conmigo que yacía a su lado. Era como ver miniaturas. Fue muy extraño y curioso.

Me instaron  a preguntarle a Jesús sobre Diacono L: “¿Como quieres que Diacono L ore?”.

 

“Dile que ore por grupo de jóvenes.”

 

Fue en ese momento cuando el Diacono varón estaba orando en lenguas y  Jesús se echó a reír por  ser complacido. Me estaba riendo también. Me reí un rato sin saber porque. Después me desperté, le pregunté Diacon L, “Usted estaba orando y Jesús se alegro y se río. ¿Que estaba orando?”.

 

“Yo estaba orando por el grupo de jóvenes, porque habrá un evento en un par de días.”

 

Me dijo eso y de repente me eche a reír duro. El Señor estaba tan contento porque Diacono L oró lo que Jesús pidió. Jesús quiere  saber que las personas oran  por lo que Dios quiere que oren, eso  hace a Dios muy contento.

 

Mirando hacia abajo a las parejas Diacono orando en el Cielo, le pregunte a Jesús: “Señor, espero que les pueda ungir”.

 

 

Jesús ordenó al ángel que los ungiera. Los ángeles estaban sosteniendo un pomo redondo verde  como una botella. Ellos nos ungieron,  varias parejas de diáconos oraron apasionadamente después de la unción de los ángeles. Los intercesores de oración generan varios efectos. Dios quiere bendecir más a sus hijos. Cuando digo una oración de intercesión por la salud de alguien, voy a estar saludable también, cuando digo una oración por el alma de alguien, mi alma será bendecida también y cuando digo una oración por la bendición financiera de una persona, también serán bendecidos financieramente. Ese es el Reino de Dios y una manera de salvar  su virtud.

 

En la madrugada del 07 de Febrero 2007

 

Una Nación que va a ir a través de la fe

 

Jesús se acercó a mí y me habló. Le dí la bienvenida con una sonrisa brillante. A pesar de que el no dijo que me  quería en voz alta, yo era capaz de sentir su amor suave. Era como la confianza entre la pareja en un matrimonio duradero. El dijo, “Usted va al cielo a través de la fe.”

 

He hecho una confesión de fe a el; “Señor, yo creo en ti como mi Salvador y también creo que hay un Cielo”.

 

En ese momento, yo estaba de pie delante de la puerta del cielo como un niño. Jesús me dió la bienvenida y  me sostuvo en sus brazos, me esperaba con un ángel a cada lado. Corrí hacia el y me sostuvo en sus brazos apretado como un niño. Se inclinó y me abrazó fuertemente. Dándome una palmada en al espalda, dijo: Bienvenido. Usted ha venido aquí a través de su fe”.

 

Debo  estar  dándole las gracias desde que llegue al cielo debido a la fe que el me concedió. Y curioso, le pregunté: “¿No me vas a llevar en algún lugar hoy, Jesús?”.

 

“Usted puede ir a cualquier lugar en el Cielo por la fe. Ahora, ve”.

 

En la tarde del 09 de Febrero 2007

 

Sacrificio en la Cruz

 

Jesús dijo: “Yo te mostraré algunos lugares”. “Estoy ya dispuesto sabia que había infierno y  no dudo que fuera como antes.

 

“Señor, ahora sé las dificultades que sufrió y el dolor que soportó. Yo te acompañaré dondequiera que sea”.

 

 

 

Cuando me arrodillé  delante de él ,  vi heridas en una de sus rodillas y me mostró sus pies con las heridas de los clavos. Sus pies con la herida del clavo brillaban blancos. Los agujeros eran blancos. Me incline a sus pies, los besé y lloré al pensar en su sacrificio por mí.

 

No eran lágrimas de tristeza sino lagrimas de agradecimiento. El primero entrenó mi mente y luego me mostró sus pies. El me sostuvo mientras yo  lloraba.

 

Ví la gente en la hoguera otra vez, pero el número aumento mucho más allá. El pozo estaba abarrotado. Yo estaba un poco sorprendido del aumento de personas en tan corto tiempo, pero no revelé mi sorpresa. Sus gritos parecían crecer más fuerte.

 

Jesús dijo en una voz muy triste con llanto: Mi sacrificio en la cruz fué en vano. Mucha gente me ha traicionado y están aquí…”

 

En sus palabras, mi corazón se hundió pesadamente.

 

¡Los demonios estaban haciendo heridas  profunda con una lanza afilada sin fin! Las almas  estaban tratando de moverse para evitar sus ataques de lanza. Pero había tanta gente en el hoyo, que no había espacio para moverse. Tenían que estar allí y gritar de dolor con la boca bien abierta. Había otro grupo de personas que estaban desnudos y acostados. Los demonios le golpeaban la espalda con un látigo todos ellos   eran huesos.  Los demonios estaban usando un látigo con ganchos de colgar en la punta como la que solía usa para herir a Jesús en época romana. Cada vez que el látigo les golpeaba en la espalda, varias líneas rojas estallaban con la carne arrancada. No fueron capaces de sentarse, simplemente gritando horriblemente  y acostados . El ataque con el látigo continúo.

 

La escena era tan trágica que me eche a llorar. Jesús en un tono muy triste dijo: “Ellos, una vez más me clavaron en una cruz. Sal y diles que no me claven en la cruz…nunca…”

 

Es imposible que los que una vez fueron iluminados, que han saboreado el don celestial, que han compartido en el Espíritu Santo, que han experimentado la buena palabra de Dios y los poderes del siglo venidero y que se han alejado, puedan ser devueltos al arrepentimiento. Para su perdida han crucificado al hijo de Dios de nuevo y someterlo al la vergüenza publica. Hebreos 6:4-6

 

El 03 de Diciembre 2007

 

La gente que conocí en el Cielo

 

Bajo la guía de Dios, me quedé en la casa de la hermana L en Nueva York por una semana a finales de Noviembre de 2007. Hermana L recibió a Jesús solo hace un tiempo. Estábamos sentados en  la mesa hablando sobre el Cielo y el Infierno y fué  cuando empezó a hablar de sus padres, que están fallecidos.

 

“ Mi padre no creía en él. Debe estar en el infierno, me decía!  Oí a mi madre que si creyó  en él justo antes de morir. Yo estaba en los Estados Unidos y no podía estar con ellá en el último momento de sus  vida. Por lo tanto, no puedo estar seguro ¿Crees que mi padre podrá ser transferido?

 

A pesar de que me dolía, tenía que decirle la verdad.

 

“Una vez que la respiración se detiene, no hay nada mas por hacer. Por eso es importante que se arrepientan cuando se vive. Es la única manera de ir al cielo. Una vez que son arrojados al infierno, no hay otra manera. Queda claro con la metáfora del hombre rico y Lázaro en la Biblia”.

 

Yo no podía dejar de mirarla pues ella  se sentía mal por su difunto padre, sin decir una palabra, sentí que el Señor me estaba llevando al cielo de repente. Yo estaba desconcertado porque yo no estaba en el medio de la oración, pero Dios lo había hecho muchas veces antes. Siguiendo el espíritu de obediencia que me dió, le dije a la hermana: “El Señor esta a punto de llevarme al cielo. Oremos a Dios”.

 

Ella comenzó a orar. Me llevaron al Cielo después de algunas oraciones. Jesús me llevó y me presentó a algunas personas. Un hombre y una mujer estaban de pie en la carretera de Oro, tomados de la mano y mirándome. Tenía curiosidad acerca de ellos, que me miraban con una sonrisa en sus rostros y cogidos de la mano afectuosamente. Jesús dijo: “Ellos son los padres de la hermana L’s”.

 

El hombre que estaba sonriendo sin decir palabras era su padre. Tuve la oportunidad de comunicarme con su  mamá en el interior, pero no había forma de que pudiera  leer sus pensamientos. El no estaba diciendo nada en su interior. Yo estaba muy sorprendido y curioso, pidiendo a Jesús “¡Jesús!  ¿Como puede estar en el cielo a pesar de que el no creía en ti?”

 

“Cuando el estaba en un estado de coma, me encontré con el y creyó en mi y lo traje aquí”.

 

“¡Oh, ya veo, ya veo!

 

Jesús me dijo una vez que nunca se echa de menos a sus hijos. Jesús debe haber visitado al padre de L en el ultimo momento, predicó el evangelio a él  y lo llevo al Cielo. El hombre recibió al Señor.  Entonces me di cuenta de que el Señor escucho mi oración, visite a su papá que había estado en un estado de coma durante mucho tiempo, le dio la fe, y la llevó al cielo!

 

La madre de la hermana L, que fué de la mano de su marido, tenía el pelo recogido en Hanbok. A diferencia de su marido, que no podía decir ni una palabra, incluso espiritualmente, ella era capaz de hablar espiritualmente a pesar de que no era a través de la boca. Ella me pidió que le entregara algunos mensajes a su hija en el mundo. Ambos parecían tan felices que me sentía feliz.

 

Entonces el Señor me trajo al mundo. Al despertar, le pregunte a la hermana L “Hermana, ¿Su padre estuvo en un estado de coma?”

 

“¡Si! He oído que murió después de estar en un estado de coma en el hospital”.

 

“¿Y tu madre les encanta usar Hanbok con el pelo recogido hacia arriba?

 

“¡Si! “ Ella se sorprendió y se puso a llorar.

 

Después de comprobar un par de cosas, le hablé de sus padres que Dios me presentó. Ella estaba tan sorprendida y feliz que se echó a llorar. Yo también estaba muy agradecido por el gran amor de Dios y lloraba mientras la sostenía en mis brazos. Fue el momento más gratificante. ¡Cuan agradecido estaba! Dios me dió otra realización a través de esta visita. Nadie puede estar seguro acerca de si una persona esta en el cielo o no. Alguien que piensa que no podría estar en el Cielo podría estar en el Cielo. Otras personas que usted está seguro de ver en el Cielo no podrán estar allí . Nadie puede garantizar que irá  al Cielo, porque solo se va allí por la soberanía de Dios. Por tanto, debemos ser humildes ante el Señor en vez de ser arrogante. Constantemente debemos orar de que el nos dará la fe sin cambios hasta que estemos delante de él. No debemos ser descuidados y engreídos.

 

Muchos me dirán en aquel día: ¿Señor, no profetizamos en tu nombre y en tu nombre echamos fuera demonios  y en tu nombre hicimos "muchos milagros" Entonces les diré claramente:” Jamás los conocí. Aléjense de mi, hacedores de maldad!

Mateo 7:22-23

 

No todo el que dice “Señor, Señor”, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en en los cielos.

 

Mateo 7:21

 

 

En la noche del 13 de Febrero 2007

 

El catolicismo romano1

 

“¿Jesús, donde esta María”?

 

Yo estaba pensando en decir “Sagrada Madre María” como la gente solía decir en el mundo, pero “María” fué lo que salió de mi boca. Fue la intención de Dios que María no era Madre Santa, sino un ser humano y que no podía ser objeto de culto.

 

“Ella cuida de los niños allí.” Me conmovió el lugar pronto me encontré de pie frente a un edificio escolar.

 

El edificio cuadrado blanco contenía muchos niños en diferentes habitaciones. Un par de mujeres que estaban de pie delante de la puerta. Cuando ví a la señora que llevaba un bebé en brazos,  yo sabía que era María. Tenía un rostro elegante, delgado y hermoso.

 

Levanté  las manos y dije: ¡Aleluya a ella sin siquiera darse cuenta. Ella me contestó Hallé luja mirándome con una sonrisa en su rostro. Luego dobló las rodillas y mostró su respeto a Jesús. Explico: “Ella es la que cuida los niños abortados”.

 

Le pregunte a María: “¿María, la gente le ora a usted? ¿Que piensas acerca de de este modo de orar?

 

Nunca pensé en esa pregunta. Fué Dios el que me llevá a hacerla.  Quería tener la respuesta a la pregunta por lo que me instó  que se la hicera   directamente a   ella. Tenía una expresión facial perpleja, como si nos arrepintieramos de Jesús. “siempre estoy arrepentido con  Señor por ello. Se han equivocado. Ellos sabrán la verdad si van al Cielo”.

 

“Si ellos van al Cielo”

 

Esto significa que no todos los creyentes de la religión católica van a entrar en el reino de los cielos según el Señor. Solo aquellos que pertenecen al Señor Irán al Cielo. Entonces me dí cuenta de porque el Señor me hizo ver un rey del Antiguo Testamento y a mi mamá antes de que viera a María. El rey del Antiguo Testamento sirve a un ídolo mientras dice que sirve a Dios y fue arrojado al infierno. María es otro ídolo  y servirle a ella al mismo tiempo que  se dice que se sirve a Dios es pecado. Es decir, Dios advierte que si servimos a otro ser humano, vamos a ir al infierno en vez de los Cielos. No hay necesidad de orar a María o decir Ave María.

 

Tan pronto como María terminó sus palabras, Jesús puso su mano sobre su cabeza. Puse el otro lado de Jesús en mi cabeza sin darse cuenta le dijo al arrodillarse, “Bendíceme también”. Jesús puso su mano sobre su cabeza y me dijo que estaba  contento, “tu codicia me hace feliz. Tu  serás bendecido doble”.

 

Mi corazón se lleno de felicidad enorme en este momento. No hay titulo llamado santa Madre en el Cielo. María es otra persona en el mismo nivel que nosotros en vez de la Santa Madre o el objeto de la adoración.

 

Fue en en ese momento que ví a la Madre Teresa detrás de María con la que ella caminaba. La recuerdo por su arrugada cara en este mundo, pero allá tenía una manera justa ,  libre de arrugas en la cara. Llevaba una hermosa corona. Ella estaba ayudando a un bebé a caminar con la cintura doblada hacia abajo. Ella me decía “Yo solía pedirle un favor a María porque yo no sabía. Una vez que llegamos al cielo me di cuenta que hice mal”.

 

Mirando a los niños, me picó la curiosidad: “Señor, ¿Hasta cuando van a ser traídos aquí? ¿Es que  crecieron en el cielo también?”.

 

María contesto: “Los niños llegan a ser 33 en el cielo, que era la edad de Jesús cuando fué crucificado. Después de eso, van a ir a los lugares de su elección”.

 

No se porque, pero de repente yo estaba pensando en el señor Maeng. Recordando su estilo de pelo corto, le hice otra pregunta: “¿Cómo recortan el pelo en el cielo? ¿Tienen una tienda de barbero,  también?

 

Todo el mundo se echo a reír y  Jesús me dijo dijo “Hay una peluquería en el cielo, también. Pero fue diseñado para dar comodidad para la gente que acaba de morir y llega al cielo. Una vez que llegue al Cielo, no hay necesidad de cortar el pelo o utilizar el servicio de peluquería. Fué un acto de bondad de Dios para ayudar a las personas a que se acostumbren al Cielo”.

 

El Catolicismo Romano11

 

Cuando oré a Dios,  sentía que el cuerpo me estaba temblando. Sabía que era el mismo síntoma antes de que Jesús me llevara al cielo. El Señor me llevó al cielo de inmediato. Jesús me dió  la bienvenida. Caminó un par de pasos sosteniendo mi mano. Luego me sostuvo en su brazo izquierdo y subió las escaleras del santuario enorme.

 

“¿Jesús, ¿por  que me has traído aquí hoy?”

 

Envolviendo mi hombro con su brazo y caminando, me dijo “¡Tienes que escribir sobre el error del catolicismo romano. Como he dicho antes, te he traído aquí para que te mudes”!.

 

“¿Jesús, dime acerca de la escritura de la Madre Teresa?”.

 

“Puedes preguntarle  tu mismo. Vamos a ir alla”.

 

Tan pronto como terminó estas palabras, estábamos enfrente del edificio de la escuela donde vi a la Madre Teresa´,  estaba haciendo algo con ella de nuevo mostrando a nosotros. Yo estaba frente a ella con Jesús que estaba un poco lejos y nos mira sin decir una palabra.

 

Estaba a punto de decir “hola”, pero “¡Alabado sea el Señor”, sonriendo. Ese día, ella llevaba un vestido de monja (hábito). A todo el mundo se le permite vivir su vida de la manera que el o ella quiere en el cielo. Al igual que Pedro que encuentra una corona molesta y se niega a usar alguna, la Madre Teresa sigue amando usar un vestido de monja que solía llevar en este mundo. Ahora que lo pienso, mi mamá siempre estaba en Hanbok ella amaba  este   mundo.

 

“Leí un articulo acerca de la ausencia de Dios. ¿Le gustaría hablar de ello?. Habla la Madre Teresa:

 

 

“Como ustedes saben, yo había servido gente. Sin embargo, siempre me sentí vacío espiritual que no se llena con mi trabajo. A menudo  sentía un riesgo de que la gente de servicio no me garantizara ir al cielo o conocer a Dios. Anoté lo que estaba pensando sobre esos temas, pero la gente lo interpreta de diferentes maneras de acuerdo a su entendimiento. Ahora que estoy en el cielo, me doy cuenta de porque me sentía tan vacía. Yo solía rezar a María por un lado y Jesús en la otra mano. El vacío que sentía provenía del Espíritu Santo de sentir lastima por mi cuando llamé a María. También se deriva del hecho de que María ocupa el espacio que debería haber sido llenado con Jesús. El Señor sabia de mi amor por el, es la gracia que me permite estar aquí hoy”.

 

Volviendo la cabeza hacia la izquierda y mirando a Jesús, le pregunto: “Jesús, ¿No te parece que María debía decir algo en este momento?”

 

Seguía cuidando los niños abortados en el interior del edificio. Había algunos niños que yacen en filas y  otros niños que se levantan de la tierra. Ella se inclinaba para coger el último ,  acomodándolos  uno a uno. Podía sentir lo que ella sentía.  A ella le dolía profundamente. A medida que me acercaba a ella se dio la vuelta y me sonrió.

 

Me viste en una discusión con una hermana que va a una iglesia católica, ¿Ella me dijo que María fue resucitada y ascendió al cielo. ¿Puede explicar eso?”

 

Ella tenia una expresión perpleja facial que no había visto antes, una vez más y luego dijo: “Mi cuerpo murió en el  mundo, y mi alma resucito y subió al Cielo. Sin embargo, no se concierne a mí, pero a todo a todos, incluyendo a Pedro y a Pablo, que  sirvieron  a Jesús en el mundo. La misma experiencia se compartirá entre los que recibieron a Jesucristo en el mundo y fallecieron. Sus cuerpos morirán y sus almas serán resucitadas y ascenderán al cielo como Jesús.

 

“Entonces, ¿Cómo es que el catolicismo romano habla acerca de la resurrección y ascensión de María y ella es endiosada ?”

 

“Esa es la estrategia de Satanás. El sentía la necesidad de presentar un ídolo como una

estrategia después de anti-Cristo. La  utilizan para servir  a un ser humano para que pudiera lavar el cerebro y engañar a las personas para servir a un ser humano en lugar de dios”.

 

En ese momento, volví la cabeza y pregunté a Jesús: Señor hable sobre lo que dijo el Papa hace un tiempo. ¿Por qué hacer tal afirmación?”

 

Mi pregunta se refería a la afirmación de que solo el catolicismo romano es la verdadera iglesia por el Papa Benedicto XVI. En cuanto al tema, Jesús dijo en un tono firme: “Es una de las estrategias de Satanás para establecer un gobierno mundial. El catolicismo romano está mostrando su verdadera cara para defender y ayudar a él antes que el anti-cristo aparezca. Llamar a María era una práctica para prestar servicios anti-cristo como un ídolo. Ahora declaro que solo el catolicismo romano es la única iglesia con el fin de reunir la fuerza y la fuerza para establecer un gobierno mundial”.

 

“Señor, salva  a las almas en el catolicismo romano…!

 

“Jesús dijo:” ¿No te lo dije? Nunca pierdo un alma que me pertenece. Es tu papel difundir el libro entre ellos diligentemente. Voy a hacer el reclamo a las almas de  mi pueblo que leen el texto y los salve”.

 

Las almas que decían “Ave María, Santa Madre” en el catolicismo romano Irán al infierno después de morir. El corazón del señor es para la oveja perdida. Me dejó saber lo que el pastor siente cuando se busca una oveja perdida, dejando atrás 99 corderos. Espero sinceramente en que ván a escuchar la voz de Dios, deshacer lo que han hecho y entrar en el reino de los cielos en el nombre de Jesucristo.

 

15 de Febrero 2007

 

Juan el Apóstol

 

“Ah, Juan el Aposto! Yo quiero verlo! ¿Donde estas ahora?”

 

En el momento en que esas palabras salieron de mi boca he adquirido conocimientos. Se alojaba en su casa de Tercer Cielo.

 

“Puedo pedirle que venga por aquí, pero ¿que hay de nosotros si lo visitamos a él?”

 

Jesús me elevó al tercer cielo que era el lugar más hermoso en el cielo. Durante el tiempo de vuelo, vi el campo, colinas y   las largas paredes blancas que había visto el día anterior. La casa de Juan el Apóstol  estaba situada en un valle profundo. Al igual que en el Cielo primero o el segundo, había muchas casas de diferente brillo, tamaños y formas de acuerdo a la recompensa. Como he aprendido de Jesús, mayor será la recompensa de obtener, la casa se encuentra en el interior mas profundo de los cielos. La gente que tiene más el amor de Dios en el alma como Juan el Apóstol. Su naturaleza divina iluminó la casa aun más brillante. El castillo entero era su casa!

Estaba decorado con joyas preciosas por todas partes! Un rayo poderoso y brillante de luz que salía de la casa! Fue sublimidad misma. Me detuve ante la vista de tal sublimidad, sin saber que hacer. Jesús a mi lado dijo de forma clara y profunda: “La luz sale de su espiritualidad ”.

 

Yo no le pedí que me dejara entrar. No me atrevería a pedir tal  favor. Ahora me doy cuenta de que no tenía la fe y la espiritualidad que me permitiera soportar tal luz o mirar en el interior. También me dí cuenta del  porque mi mamá no me dijo ni una palabra a mi y por que las personas que viven en Primer Cielo como mi madre  no quería venir. 
A diferencia de mi, dejaron sus cuerpos de carne en el mundo y se convirtieron en los habitantes del cielo como seres espirituales. La humildad es el primer mérito que es automáticamente dado por Dios cuando uno se convierte en residente del  Cielo .  Es la mentalidad básica de los gobernados por Dios en el Reino de los Cielos.

 

Los que no mostraron  respeto a Dios debido a su arrogancia, ignorancia o  necedad, murieron y vinieron al Reino de los Cielos gracias a Dios. Ellos tienden a ser mudos. Dios hizo tales preparaciones fantásticas para ellos sin su conocimiento a pesar de  que fue ignorado y abandonado por ellos. ¿Que tan avergonzados y lamentados ellos estaban?

 

Además, no tenían acumulación de conocimiento de Dios en el mundo, era natural que su espiritualidad no brillara . Era su humildad como los residentes del Cielo que no iban a ir a lugares con mucha luz. Este es el cielo de las recompensas en el que  uno es calificado por  siempre. También es la justicia de Dios darles de nuevo de acuerdo con sus obras.

 

Bienaventurados seréis cuando os insulten y os persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros por mi causa. Alegraos y regocijaos, porque vuestra recompensa es grande en los cielos, pues así persiguieron a los profetas que fueron antes de vosotros. Mateo 5:11-12.

 

Jesús lo llamo en voz baja “Juan”. Juan el  Apóstol saldría corriendo y se arrodilló delante de Jesús con respeto y amor. Luego dió un beso en la mano de Jesús y los pies. Entre las personas que conocí, no había nadie quien expresara su amor por Jesús con tanta pasión como sea posible como el. El era muy activo y me hizo darme cuenta de que el amor debe expresarse de esta manera. Jesús activamente expreso su amor por la humanidad y voluntariamente sacrificado en la cruz dolorosa. Yo estaba aprendiendo sobre un nuevo aspecto diferente de amor por el. Al darse cuenta del amor, el continuó hablando sobre el amor con el Evangelio según San Juan y las Cartas de Juan.

 

Porque de tal manera amo Dios al mundo que dio a su Hijo unigénito, para que todo el cree en él  no se perezca mas tenga vida eterna. Juan 3:16.

 

Así es como conocemos el amor: Jesucristo entregó su vida por nosotros. Así también  nosotros debemos poner nuestras vidas por nuestros hermanos y hermanas.

1 Juan 3:16

 

Queridos hijos, no amemos de palabra ni de lengua,  sino de obra y en  verdad. 1 Juan 3:18.

 

Juan el  Apóstol se le acercó se inclinó y lo besó en la mano. Lo abracé.

 

“Estabas en la Isla de Patmos al escribir el libro de Apocalipsis, ¿verdad? Yo estaba felíz con la descripción del  Cielo al final del libro y muy asustado  de la tribulación en las   partes en el medio del libro”

 

“Cuando vi por primera vez que, también estaba muy asustada y temblando fuerte”.

 

“¿Aquellos que recibieron el Espíritu Santo pasarán por la tribulación?”.

 

“Aquellos que aman a Dios y los que son amados por el Señor sufrirán penurias muy a la ligera si entran. No van a pasar por los siete años de la gran tribulación. El señor les llamará antes de la tribulación de siete años. Estarán  listos como novias y difundirán el Evangelio pasado con el amor dado por el Señor. Luego van a ser levantados en una nube simultáneamente.”

 

“Entonces, ¿Qué tipo de personas se quedarán en la gran tribulación ¿ ¿se incluyen los que recibieron el Espíritu Santo?”

 

“Hay pocos creyentes que se quedan también con el fin de ayudar a otros con el permiso de Dios.”

 

¿Qué clase de gente se quedara atrás en general?”

 

“Ellos son los que escucharon la voz de Dios y lo consideraron como una broma, o se negaban a creerlo. Estarán sujetos a las penas más duras y graves, de profundo sufrimiento de  la Gran Tribulación.”.

 

En la tarde del 18 de Febrero 2007

 

Mártires durante la tribulación

 

Yo estaba teniendo una conversación con los creyentes. Sentí un temblor enorme. Se hizo más fuerte hasta que no pude soportarlo. Toda la energía se deslizó fuera de mi cuerpo y el señor me llevó al cielo una vez mas.

 

Jesús dijo: “Yo te mostraré el castigo que se aplica a aquellos que son dejados atrás durante la tribulación.”

 

Pronto ví una escena delante de mi. La gente se  estaba rascando en todas  partes  del cuerpo con una expresión facial dolorosa. Estaban cubiertos de insectos negros en todas partes. Los insectos estaban unidos a sus cuerpos y les mordían dolorosamente. Se rascaban de las dolorosas picaduras que se convirtieron en erupciones rojizas, que a su vez hinchaban sus rostros como globos.

 

¿“Señor, los que fueron escogidos se quedaran atrás y obtendrán el castigo?”.

 

“todos aquellos que no pudieron estar preparado como novias se quedarán atrás y entraran en la tribulación. Pero voy a darles fe sólida para superar la tribulación. Al final, van a superar la tribulación a través de la fe que les he dado.”

 

¿“Entonces los que no fueron escogidos por ti irán al infierno?”

 

“¿Qué te parece? ¿Qué crees que voy a hacer con ellos?”

 

“Creo que los salvaras a ellos, también”.

 

Sonriendo ante mi, encantado dijo: “Estoy lleno de amor y misericordia. Le daré mi gracia de la salvación a los que escuchan mi voz a pesar de que no son elegidos por mi”.

 

Me recordó la parábola del banquete de bodas en Mateo 22:1-14. Las personas que fueron invitadas no llegaron. El rey le preguntó a su sirviente para invitar a todos en la calle. Los que llegan tarde no fueron invitados originalmente, pero tenían el honor de estar en el banquete.

 

La siguiente escena se llevó a cabo en algún lugar como una prisión. El edificio de la prisión estaba en forma de una “L”. Yo estaba mirando hacia abajo en el patio al aire y vi a los prisioneros de pie en un circulo. Había un hombre tendido como en forma de una   cruz en el centro del pueblo con las manos y los pies atados. Los hombres malos trataron de cortarlo a la mitad en el estomago y matarlo. Los presos en los alrededores también estaban temblando de miedo.

 

“Voy a hacer que  algunos de ellos crezcan en la fe mas allá y morirán como mártires. Les daré la gloria del martirio. La fe  se hará mas fuerte a través del martirio”.

 

El Señor derramará fe para el  que muera como mártir cuando comience el aserrado. El entonces les abrirá los ojos espirituales y gritará fuerte ¡Veo al Señor parado en gloria, el Señor está esperándome de pie junto al trono! Las personas que se quedan en el mundo, miran que el señor esta tratando de salvarlos y espera por nosotros. ¡Aleluya!.

 

A continuación, se enfrentó a su muerte en medio de gran alegría y alabanza. Había un carro de oro en modo de espera al lado de el ya. Los mensajeros de la muerte se sentaban con los brazos cruzados y los pies lejos de la cruz y se limitó a mirar la escena como si no tuviera nada que hacer. Fué en ese momento que los prisioneros se hacian mas fuertes  en la fe y empezaron  a animarse unos a otros. El Señor guía a muchos mártires al martirio .  Ellos, por supuesto van a recibir recompensas por la gloria y la nobleza como los vi en el lugar de martirio.

 

“¿Por qué no son ellos tirados en la cárcel?”

 

“Ellos están en la cárcel por negarse a recibir una marca en la frente. Los creyentes se rehusaron a recibir una marca en la frente”.

 

“¿Eso significa que es el 666?”

 

No respondiendo a la pregunta, dijo: “una placa de computadora micro se instalaran en sus frentes. Los que no tienen la marca tendrán un momento difícil para comer, vestirse y beber. Sin embargo, los que fueron escogidos por mi lo sabrán con anticipación y se negarán a aceptar la marca, pasando por una dificultad difícil en cuanto a comer, vestirse y beber”.

 

Se me mostró una visión acerca de las personas que reciben la señal en la frente. Se veía como un dispositivo para escanear códigos de barras en el mostrador y era mas pequeño que el. El dispositivo en la frente de alguien no muestra  indicios en la superficie. Un poco mas tarde, la gente malvada empezó a identificar a aquellos que no fueron marcados de los que se negaron a recibir la marca, algunos escaparán a los campos y montañas para evitar los malos hombres, mientras que otros seran capturados y enviados a prisión.

 

“Mis hijos que me eligieron nunca serán tomados por la fuerza del mal, ni siquiera una sola persona”.

 

En ese momento, me arrodillé ante él y lo elogié como sigue:

 

“Señor, tu misericordia es para siempre! Gloria sea con vosotros para siempre”.

 

Que se están tomando por decimonovena vez de la noche del 19 de Febrero 2007.

 

Dr. Luke

 

El Señor vino a mi cuando yo estaba orando al acostarme. Mi espíritu fue tomado pronto al Cielo. Pensé que llegamos al cielo solo para encontrarme con perplejidad. Las cosas delante de mí no se parecen a nada al Cielo. Pensé que se me mostraron  algunas escenas en lugares distintos de los Cielos porque parecía una calle que no tiene nada que ver con el cielo. Había edificios de gran altura a lo largo de la carretera de cuatro carriles con  autobuses y taxis.   El  edificio tenía un cartel de promoción como de un dentista o salón de belleza.

 

Entonces oí la voz de Dios diciendo:”Es la zona mas baja en El segundo Cielo.”

 

Yo sabía que automáticamente la zona que estaba viendo era un lugar de mayor grado que en el lugar donde vive mi mamá. Entonces oí la voz de Dios otra vez.

 

“Es el lugar de  los que tuvieron  muerte súbita. Ellos recibieron el Espíritu Santo, pero tenían  poco conocimiento espiritual, siendo así  el cielo perplejo al principio. Este lugar  ofrece una oportunidad para ellos para seguir haciendo el trabajo que han hecho en el mundo ,  poco a poco llegarán  a conocer el Cielo. Una vez que se llenan con el conocimiento de Dios y del Cielo,  voluntariamente abandonaran el lugar.”

 

Mirando por la calle, me recordó la época en que le pedí a Jesús acerca de una peluquería enfrente de la guardería. Me dí cuenta de que era el lugar en el que dijo que no iría, después de algún tiempo en el Cielo. Mirando hacia debajo de la calle, tuve esta repentina urgencia de ver al Dr. Luke.
El Dr. Luke en efecto se apareció  ante mi, era calvo y con barba negra en la barbilla. Su nariz era larga y delgada. Sus parpados eran finos y largos

 

El Dr. Luke salió a la calle que yo  estaba mirando. Me tendió la mano para un apretón de manos. Sosteniendo su mano, le  pregunte: “Me gusta el evangelio de Lucas mejor. ¿Qué estas haciendo aquí?”.

 

“Fui allí para tratar a las personas.”

 

¿Tratar a las personas? Me preguntaba si era realmente el Cielo.

 

“¿Que quiere decir con tratar personas? Entiendo que no hay una persona enferma en el Cielo. Entonces, ¿por que necesita tratamiento y hospital?”

 

“Por supuesto, que no.”

 

El continuo con sus explicaciones:”Las personas que viven en esa área en el cielo a veces van al hospital  no a curarse de enfermedades pero a curarse  sus almas”.

 

He oído que todos en el Cielo hacen lo que quieren . El Dr. Lucas, que era médico en el mundo, sirvió como médico, incluso en el cielo y estaba divirtiéndose haciendo ese trabajo. El apóstol Pablo estaba escribiendo un libro en la biblioteca…

 

Me Preguntaba sobre lo que yo disfruto hacer en el cielo con los ojos cerrados. Yo, naturalmente, sonrío No puedo esperar hasta llegar al cielo!

 

Después de terminar las palabras, el Dr. Lucas me dio una jeringa. No tenia ni idea de que hacer con la jeringa. ¿Por  que hay una jeringuilla en el cielo?

 

“¿que es esto jeringa?

 

Dr. Lucas saco un rollo de papel del bolsillo de su cadera derecha. Cuando se pliega el rollo negro, jeringas pequeñas aparecían  en el. El rollo era ancho . Alguien tiene que ser que lo lleva por lo general. El sacará la jeringa y escribirá un nombre en el, que contiene un liquido amarillo. Lo recuerdo que “La inyección de alegría”, “Inyección de alabanza”, “Inyección de paz”, la inyección de sabiduría” y la “inyección de conocimiento” fueron escritos en las jeringas. Me dispararon por la jeringa con la inyección de Paz escrita en el.

 

 

Los que acaban de llegar al  cielo y han recibido educación, sus almas se convierten poco a poco.  Quieren regocijarse en Dios, lo alaban, y aprender mas acerca de el. Cuando vienen a mí y piden alegría les daré inyección de alegría. Cuando vienen a mi y piden alabanza, les daré inyección de alabanza”.

 

 

 

 

 

Febrero 21 2007

 

Fue poco después de que estaba volando en el cielo que ví un paseo largo de piedra blanca debajo en el tercer cielo era un castillo de gran apariencia como la casa de Juan el apóstol.  Mi nueva casa estaba situada en el interior a la izquierda. Estaba originalmente terminada, pero yo quería una remodelación. Al final de la azotea en el lado izquierdo, había una casa de tres pisos con una imagen que vi en la casa de Juan el Apóstol.

 

Pertenecía a alguien, que renunció  al derecho de la propiedad de la casa. Y  como medida que el o ella se había negado al señor., tengo que tener la casa. “Hay muchas personas que se les pide pero pocas personas que  eligen.” Uno puede servir como una hija, reina, o criado. Si el o ella se niega el trabajo, el o ella puede enfrentar un resultado trágicoide y perder todos los beneficios.

 

Porque todo el que tiene, se le dará más, y tendrá en abundancia. Al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado.

 

Mateo 25:29

 

Como Jesús me mostró la nueva casa, mi estado de ánimo se iluminó. El Señor y yo estábamos volando en el cielo y teníamos un espectáculo aéreo. Mirando alrededor, vi a la zona donde vivía mi mamá  y la pared del Cielo junto a él. De repente, una extraña escena desplegada: Ví a un grupo de personas de pie como los de la línea antes de  la vivienda para los pobres. Estaban en ropa amarilla ramio y cáñamo. Tengo mucha curiosidad como yo estaba mirando la situación en el cielo con Jesús.

 

“Jesús, ¿Quiénes son?”

 

“Ellos son los que recibieron el espíritu Santo, pero no han funcionado ha recibido un regalo real y lo han enterrado en el suelo.

 

Me acorde de un siervo que enterró el talento en la tierra y se reprochó

 

Y al siervo inútil echadle afuera, a la oscuridad, donde habrá llanto y rechinar de dientes, Mateo 25:30

 

Jesus dijo: “Yo edificaré mi iglesia alta aquí y reuniré a los creyentes de todo el mundo”.

 

Al decir estas palabras, se levanto y miro muy grande con los brazos extendidos como una cruz. El era tan grande que yo no podía levantar la cabeza y mirarlo. Ángeles con alas tocaban la corneta larga tanto a su derecha e izquierda como en la pintura. No tenia ni idea de cuando hicieron los preparativos. Los ángeles estaban en línea de derecha a izquierda tocando la corneta. Estaban equipados definitivamente con un cinturón alrededor de la cintura. El tiempo casi se estaba acabando y me pareció muy urgente. Todos comenzaron a alabar a Dios juntos.

 

El Señor vendrá en una nube.

 

El Señor vendrá rápidamente.

 

Amen, amen, y aleluya.

 

El 21 de Febrero 2007

 

El infierno

 

Después de terminar los ángeles de alabar, el señor me llevo al infierno inmediatamente. Primero me mostró donde estaban aquellos obsesionados con el sexo. Había gentes desnudas enredadas juntas en un recipiente grande y redondo, gritando fuerte. El recipiente estaba abarrotado con tanta gente gritando constantemente. Un disco de hierro negro, que parecía la cuchara para hacer un panqueque rellenos chino, se les pegaba al dejarlo caer sobre ellos. La barra de hierro en el centro del disco estaba en funcionamiento, moviéndose arriba y abajo. El disco de hierro fundido les golpeaba duro. La velocidad sorprendente fue lenta al principio y muy rápido después más aún. Todo golpe dio lugar a la explosión de carne en todas direcciones y sus gritos. La carne luego regresaría a los cuerpos y mantendría unido a ellos hasta que otro golpe le diera de nuevo. El sonido repetitivo llenaba el lugar junto con sus gritos…!

 

Por lo tanto Dios entregó a los malos los deseos de sus corazones a la impureza sexual de modo que degradaron sus cuerpos entre si.

 

Romanos 1:24

 

Con los ojos llenos de adulterio, no cesan de pecar, seducen  a la inestabilidad, son expertos en la avaricia hijos de maldición! 11 Pedro 2:14

 

Lo que el me mostró siguiente era un homosexual masculino. Había una barra de hierro de espesor pegado en el ano del hombre desnudo. La varilla de hierro era tan larga que saldría fuera de su boca. Parecía que se doblaba. Fue sorprendente,  colgando en el aire y fue torturado en esa posición. Estaba fuera de si a causa del dolor. Los demonios se reían de el, sosteniendo una lanza por debajo de el. Uno de ellos le corto el pene con una lanza de inmediato, grito de dolor tan horrible y se retorció todo el cuerpo. Un pene de nuevo crecerá en el viejo lugar. Los demonios estaban jugando con el pene cortado, se burlaban de el y jugando  malas  pasadas entre sí.

 

De la misma manera también los hombres, dejaron el uso natural de la mujer, se encendieron en su lascivia unos con otros. Los hombres cometieron actos vergonzosos. Romanos 1:27.

 

De manera similar, Sodoma y Gomorra y las ciudades vecinas se entregaron a la inmoralidad sexual y la perversión. Ellos sirven como un ejemplo. Judas 1:7

 

Lo que el me mostró después  eran homosexuales femeninas. Vi a dos mujeres desnudas: una de ellas obligada a una silla de interrogación con cuatro extremidades extendidas y la otra  colgando de un alambre de hierro con cuatro extremidades también extendido hacia fuera. Cortándole los bustos y la vagina de la mujer tendida, los diablos dijeron “Ustedes lesbianas no los necesita, ¿verdad?” Ellos cortaron a la mujer en una línea vertical desde la boca hasta la vagina.

 

Ella gritaba mucho y  se desmayó. La mujer fue torturada y colgada de una manera similar. Tenia los bustos y la vagina cortada y su estomago cortado a la mitad. Los demonios le sacaron los intestinos que estallan fuera de su estomago cortado, lo masticaban y los volvían a colocar en su estomago en el proceso de tener diversión.

 

Por eso Dios las  entregó a pasiones vergonzosas, pues aun sus mujeres cambiaron el uso natural al uso que es en contra de la naturaleza.

 

Romanos 1:26

 

Lo que el me mostró siguiente era niños que no creían en Jesús.

 

“¿Jesús, a que edad deben los niños empezar a creer en usted con el fin de evitar el infierno?”

 

“una vez se lo dije, “Entonces Vagamente recordó un episodio en el banco el día anterior. Yo estaba esperando en la fila del banco y pensando en los niños que estaban en el cielo. De repente me pregunte ¿Qué edad deben los niños ser para entrar en el reino de los cielos? “mi respuesta fue ‘siete’ entonces. Pensé que era solo mi curiosidad. Nunca me imagine que era un guía del Espíritu Santo. Jesús me recordó el día en el banco. Es la prueba de que Dios mantiene sus ojos en cada movimiento nuestro, comprueba cada idea, y responde a ellos.

 

Jesús me dijo que los niños menores de siete años entraran en el reino de los cielos, independientemente de si  creen  en el o no. Una vez que estén mayores de siete años, serán arrojados al infierno si ellos no creen en Jesús. Puesto que él no dio ninguna explicación de porque el criterio se fijo en siete anos, no tengo ni idea. Solo digo lo que escuché. Los niños mayores de siete eran abarrotados en un hoyo. Estaban suplicando frotando las manos, llorando duro con sus rodillas dobladas. “yo estaba equivocado…yo era malo…por favor, perdóname…! “Bolas de fuego Enormes fueron lanzadas en la pared detrás de ellos como un lanzallamas. Los niños entonces se moverían alrededor para evitar el calor del fuego y sufrir por el calor mientras les rogaba de rodillas.

 

 

 

 

 

 

Los niños de entre 13 y 14 estaban sujetos a otro tipo de castigo. Una sierra cortaría la cabeza encima de la línea del oído. Los chicos gritan y suplican diciendo que eran malos.  La cabeza cortada crecería de nuevo y el que los puso bajo la misma pena lo repetirá. Los niños mayores tuvieron que recibir esos castigos dobles.

 

Hijitos no os engañe ninguno el que hace justicia es justo como el es justo, el también es justo. El que practica pecado el del diablo porque el diablo peca desde el principio.  Para esto apareció el hijo de Dios para deshacer las obras del diablo.

Juan 3:7-8

Queridos hijos, guardaos de los ídolos, 1 Juan 5:21

 

 

Lo que él  me mostró después era a los que amaban el dinero y tenían  una lengua aduladora. Me dijo que renegaban de Jesús, ocultaban que lo amaban por el dinero en el mundo. Le habían sacado la lengua larga.

 

Estaban sentados en una forma tan incomoda con el cuello que sobresale mucho. Sus lenguas fueron haladas hacia abajo y la colocaron en una placa en la que el herrero le golpeo con el hierro. Los demonios le martillaban la lengua hacia abajo con pinchos de hierro clavadas en ellos. No podían  gritar, solo derramando lagrimas calientes.

 

El  me mostró después  un grupo de personas, que caminaban alrededor de los que estaban siendo torturados en una línea. Se veían como muestras de esqueletos en una fila. Seguían caminando sin energía, sus manos hacia abajo, sus cuellos estirados, y sus piernas un poco dobladas. “¿Por qué están en tal estado?” “Son como zombies que odian trabajar”.

 

Porque aun estando con vosotros os ordenábamos  esto. Que si alguno no quisiere trabajar tampoco coma... “2 Tesalonicenses 3:10

 

El 21 de Febrero 2007

 

El Fin

 

¡Un hombre se me  apareció a mí, era José, el Primer Ministro de Egipto! José, hijo de Jacob, vestía ropas coloridas, me  saludó y  agitaba un abanico con su mano izquierda y me miró sonriendo como si fuera un niño de 17 anos de edad. Hizo un gesto con la mano derecha, diciendo:”Hola” a mi. Un par de personas pasaban por allí como si estuvieran en una escalera mecánica las  que se encuentran comúnmente en un aeropuerto. Ellos fueron los que conocí antes incluyendo a

Abraham, Pedro, David, Pablo, Lucas, y así sucesivamente.

 

Por tanto nosotros también,  teniendo en derredor nuestro una tan grande nube de testigos, dejando todo el peso del pecado que nos rodea, corramos con paciencia la carrera que nos es propuesta.

Hebreos 12:1

 

He oído que algunos recitación fuerte en alguna parte.

 

No selles las palabras de la profecía de este libro, porque el tiempo esta cerca

 

Apocalipsis 22:10

 

El sonido alabanzas y trompetas resonaron en todo el cielo.

 

¡Voy  a venir en las nubes, yo vengo pronto!








Website Builder