El Cielo y el Infierno Testimonios
cielovisita.com

Jennifer Perez



Spanish
El infierno es verdadero. 
¡Fui allí! 
Hell is real, I went there!
by Jennifer Perez
PDF   DOC 
(WMV Video: High   Low )       MP3  10mb

(Transcribed from Audio, with help from Claudia Karlgård.)   MP3 Spanish 10mb


Que Dios los bendiga hermanos, quiero por favor que abran sus biblias y busquen en Joel capitulo 2 Versículo 28, “Y después de esto derramaré mi Espíritu sobre toda carne y profetizarán vuestros hijos y vuestras hijas, vuestros ancianos soñarán sueños y vuestros jovenes verán visiones”

Mi nombre es Jennifer Perez y tengo 15 anos, es duro como una joven como yo viene frente a ustedes  a contarles  sobre mis errores y reconocer que hice mal, pero con la ayuda del Espíritu Santo tendré la fortaleza para hacer esto.

Primeramente quiero decir que este testimonio es para la honra y gloria de mi Señor Jesucristo y que no  quiero hacer una doctrina de nada de lo que yo voy a decir. Les voy a contar lo que yo oí, sentí y ví:

Mis padres son cristianos y siempre me han enseñado a ir y vivir  en la forma y manera del Señor, a seguirlo en sus caminos.  Yo era cristiana hace 3 años, acepté al Señor Jesús en mi corazón con el hermano Nikki Cruz.  Yo caminé con el Señor por dos años, pero  me alejé de él cuando comence la escuela secundaria.

Yo pensé que como yo era cristiana yo iba a atraer a mis amigos para que pudieran ser  como yo, pero no fué asi. Ellos me atrajeron a mi para ser en el mundo como ellos, estos amigos me dieron drogas y me enseñaron como hacerlas.

Yo anduve en rebeldía con mis padres, les contestaba mal y ellos pensaban que esto era algo de jovenes y que yo cuando creciera ya no lo iba a hacer más.  La  verdad era otra, las drogas  me hacían actuar asi, porque cuando yo las consumía,  se abrian puertas en mi mente que no se debían abrir,  espíritus muy malos entraban a mi y me hacian actuar de esa manera.

Cuando yo estaba en la escuela mis amigos me hicieron meterme en problemas con la ley por el  alcohol. Ahora, es cuando  puedo  decir que el Señor me ha limpiado  de todo esto.
Mi testimonio ocurrió  en mayo 2 de 1997: Esto pasó con un amigo o al menos yo creía que era mi amigo. Esta persona me preguntó esa noche si yo podía salir pero  mis padres son bien estrictos y no me dejaban ir  a ninguna parte y menos con alguien que ellos no conocen,  tampoco me dejan ir a dormir a casas  ajenas, ellos no me alejaban de su vista.

 El Señor, siempre me tenía ahí cuidándome con las oraciones de mis padres y esa noche como todos los viernes se fueron para una oración, me invitaron pero  yo les dije que no quería ir porque me sentía enferma, pero la  verdad era que yo tenia otros planes.
También a mi me habían invitado a salir  esa noche,  había  “promnight”  que es una fiesta en ocasión a la culminacíon de clases de  las escuelas secundarias  y yo tenia planes para ir con un amigo, pero mis papás no me dejaron ir y  me enojé, pero lo disimule muy bien ante ellos.

Fué entonces cuando este  amigo me llamó por teléfono y me preguntó  que si yo podía salir.  Yo le conté que mis padres no me habían dado permiso,  pero le dije además,   que si yo me salía o  me escapaba en la noche cuando ellos estuvieran dormidos nunca iban a descubrirme. Eso fué exactamente lo que yo hice.

Cuando mis padres llegaron a  casa y se fueron a dormir, yo ya me habia alistado. Fuí a llamar a mi amigo y decirle que ya estaba arreglada  y que me esperára en la esquina de mi casa. Me regresé a mi cuarto y puse almohadas debajo de las cobijas, por si acaso mi mamá o mi papá se despertaban y fueran al cuarto a  verme, quería hacerles creer que yo estaba  ahí dormida.  Luego  me sali por la ventana,   nosotros vivimos en una casa de dos pisos, todas las ventanas de  la casa tienen tornillos aseguradores, menos las de mi cuarto porque  mis papás tenían plena confianza en mi y jamás pensaban de lo que yo sería capaz. Logré saltar  del segundo piso y gracias a Dios que nada me pasó, no me quebré una pierna o algo peor.   El Señor tenía todo planeado para esa noche.

Yo caminé hacia la calle y ya me estaban esperando en el sitio indicado por mí.  Cuando me subí al carro de mis amigos, mire que adentro había tres muchachos y una muchacha, es decir,  eramos dos muchachas y tres muchachos.  Yo pensé para mi misma que yo no iba a hacer ninguna cosa mala, como usar drogas o  tomar, ni nada que me pudiera hacer daño.  Cuando yo hablé con mi amigo, el me había dicho que solo  ibamos a dar una vuelta en el carro por la ciudad y yo tenía plena confianza en él.

Nos llevaron a un motel y nos bajaron a mi y a mi amigo,   nos dejaron a los dos en un cuarto, era como  una casita donde lavan la ropa y nos dijeron que nosotros esperarámos ahí hasta que ellos fueran y recogieran a otro amigo. Ahora que lo pienso  yo creo que ellos solo fueron a rentar el cuarto.  Cuando vinieron de regreso, nos llevaron justo al cuarto y me dijeron: “no , no, no te preocupes, ten confianza en nosotros, nada más vamos a esperar a los otros amigos que vengan y todos nos vamos juntos”. Y yo pensé para mi misma, está bien, son mis amigos, yo tenia confianza en ellos, yo no pensé  nada malo, no creí  que me pudieram  hacer ningun daño. La realidad era que yo creí conocer a mis amigos, pero no los conocía en lo absoluto. 

Ya en el cuarto, estába hablando con mi amigo   y   le dije: Que te parece si  vamos a una casita, o a un restaurante que estaba enfrente del motel, así compramos  unas sodas?  Mi amigo y yo fuimos  compramos tres sodas y nos  vinimos de regreso al cuarto. Los demás habían llegado ya.  Ellos tenian vasos y empezaron a poner las sodas en los vasos,  yo  vi que no traian nada  en las manos, y pensé ,  ellos no van a hacer nada!  No tenían siquiera una botella de alcohol  para que yo pudiera decir que me iban a poner algo en la bebida. Yo seguía confiada  en mis amigos  nunca pensé que iban a hacerme algo malo.

  Yo me salí del cuarto, fui al baño a arreglar mi pelo y a hacer cosas de muchachas y me regresé,   puse un chiclets sabor a  fresa en mi boca y me tomé lo que yo pensé que era mi soda.  Cuando regresé  y volvi en mi, yo  estaba en el hospital,   vi a  mi espíritu salir de mi cuerpo, tu te puedes ver en el espejo y te ves a ti mismo, pero  nunca has visto tu cuerpo en una camilla y tu afuera de tu cuerpo mirandote a ti mismo.

  Yo ví  los médicos y enfermeras alrededor de mi cuerpo,  yo en mi espíritu  veia claramente  mi cuerpo, cuando volteo   vi dos hombres vestidos de rojo que  vinieron y me tomaron uno de cada brazo y me estaban llevando a un lugar.

Cuando yo pude ver, yo estaba en el cielo, yo miré alrededor y lo primero que vi fue una pared grande y blanca que  no tenía final y  en medio de esa pared vi como una puerta larga, pero estaba cerrada.  En el Antiguo Testamento Moisés describió el tabernaculo en la palabra de Dios y cuando yo recordé esas palabras de Moisés yo pude ver el Tabernáculo o al menos yo pensaba que ese era el Tabernáculo.

Al lado de esa puerta había dos sillas,  una silla grande y una mas pequeña en el lado derecho, y en el lado izquierdo vi una puerta grande inmensa,   negra y  fea. La  única forma en que yo supe que esa era una puerta fue  porque tenía una manija.

A mi lado izquierdo yo ví un paraiso grande, había una fuente de agua cristalina, había árboles, era bello,  muy bello, pero no había nadie adentro. Entonces yo estaba en mis rodillas llorando y llorando ,  El Señor estaba enfrente de mi, no pude ver su rostro,  El era la luz y alumbraba todo el cielo, pero si pude ver su cuerpo.  En su cuerpo había alguien más dentro de Él, era El Padre y El Hijo, estaban uno dentro del otro, estaban juntos pero se podía ver la separacion y  a la vez se veía que estaban juntos.

A su lado  estaban dos Ángeles, el Ángel Gabriel y el Ángel Miguel, la forma en la que yo supe sus nombres era porque estaban escritos en sus frentes en oro. 

Cuando yo estaba enfrente del Señor me sentía sucia por dentro, como que no era digna de estar frente a El,  yo estaba en pecado y El era tan Santo que yo  sentía como si no debiera estar ahi .   El me enseño una pelicula de mi vida en mi mente, desde el principio hasta ahora y me dijo que lo más importante era lo que yo había hecho después de que había sido  salva.  Yo  les dije a mis amigos que yo era cristiana, pero yo me volví atrás. Y me volví atrás en el mundo,   anduve en drogas y cometí pecados.  Me dijo con poder, que yo estaba destinada a ir al infierno.

El Ángel Gabriel vino y me agarró del brazo me llevó para esa puerta donde yo no quería ir, la puerta estaba fea, ni queria voltear a verla.  Pero el Ángel me llevó a la fuerza y yo trate de pararme pero no pude y me fui a través de la puerta. Era tan oscuro,  tan negro, no me podía ver ni a mi misma ni al Ángel.  Entonces yo cerré mis ojos y comenzamos a bajar bien rapido, en  la medidaen  que bajabamos se ponía mas caliente y mas caliente, yo pude sentir el calor y  sufria mucho, cuando paramos el ángel me dijo que abriera mis ojos y que viera mi nuevo hogar.

Cuando yo abrí mis ojos lo primerito que  sentí fue mucha sed y  le dije al Ángel : “Tengo sed, tengo sed!”, pero como que el no me queria oir o no me oyó. Entonces  comencé a llorar y las lagrimas se me evaporaban,  había un olor a azufre y  cuando trataba de tapar mi nariz lo podía oler mas fuerte. Los pelos de mis brazos se me desaparecieron, todos mis sentidos se hicieron mas sensibles,  entonces yo comencé a mirar alrededor  y fue cuando ví demonios atormentando a la gente, había unos que me llamaron mucho la atencion. 

Había una señora y  uno de esos  demonios  la estaba atormentando,  le cortaba la cabeza y la picaba y la picaba con una lanza con mucho filo y la picaba en los ojos , en el cuerpo, en el pecho, en todas partes; no le importaba le ponía todo de regreso  a su cuerpo y la picaba y la picaba una y otra vez. Esta  mujer lloraba con agonía, yo queria tapar mi oidos pero no podía , porque lo oía aún mas, pero sabes, cuando le cortaba la cabeza, no salia sangre, por que?, porque ella estaba en espiritu y era eterno.

Entonces ví a otro demonio atormentando a un muchacho, tenía como 21, 22 o 23 años y tenía una cadena alrededor del cuello.  Estaba en un pozo de lumbre y llamas,  este demonio lo tiraba ahí adentro y cuando lo sacaba con el filo de la lanza  lo picaba por todas partes. No le importaba, lo agarraba del cabello y le daba golpes también, lo estaba picando,  lo volvía a meter de regreso y  volvía a hacer eso de nuevo muchas veces.

Este muchacho gritaba tan feo, me quería tapar los oidos otra vez pero yo podía oir todo,   solo cuando lo tiraba adentro de ese pozo no lo podía oir, pero cuando lo sacaba lloraba aun mas fuerte y escuchaba todo perfecto. Yo  comencé a mirar a otro demonio, los otros dos eran feos, pero este demonio era mucho más horrible y  tenía caracteristicas de muchos animales, tanto que con palabras no lo puedo describir.  Asustaba a la gente y la gente le tenía mucho miedo, pero también estaba un demonio bello, este demonio se miraba como un ángel de Jehová, pero no lo era.  La diferencia era que un ángel de Jehová tiene el nombre escrito en su frente en oro  y el demonio no lo tenía.

Ese demonio  nada más estaba mirando a la gente para ver si estaban haciendo lo que deberían de hacer.  Entonces yo miré para atrás, a donde estaba el Ángel Gabriel y el andaba mirando hacia arriba, como si no quisiera ver a la gente siendo atormentada.  Yo lo miré , yo  tenía mucha sed y  le gritaba: “tengo sed”, tengo sed!”, pero también me puse a pensar: “pero por que está todavia ahí el angel?, el se debería de ir, porque yo voy a ser atormentada”, pero yo creo que él supo lo que estaba pensando, porque me miró y me dijo :  Que Dios me iba a dar otra oportunidad, en ese momento me agarró la mano, e ibamos a comenzar a subir, cuando yo escuché mi nombre, se oía como una muchacha que me estaba diciendo: “Jennifer! Ayudame! , ayudame!!”
 

Yo tenía un deseo de ayudarla  y traté de mirar para  saber quien era, pero las llamas le cubrian la cara, nada más tenía su mano ahi , tratando de agarrar la mia. Yo tenia deseos de agarrarla, de agarrarle la mano y ayudarla, porque ella me conocía,  traté de hacerlo pero mi mano se fué a través de ella. Yo estaba muy  triste porque no veía esperanzas para ella.  Entonces, comencé a mirar alrededor y ví  gente de mi escuela, gente que yo conocía, gente que esta viva ahorita, gente que yo ví en la tiendas, cuando saliá con mi mamá , en realidad no sabía mucho sus vidas pero ahí estaban.  Yo ví  a mis amigos ahí  y  pensé para mi misma, a lo mejor tengo culpa de que estén aqui porque yo daba testimonio de ser cristiana y andaba en el mundo perdida, eso creí por un momento.

También  ví  que en el infierno no hay tiempo, no hay pasado , presente o futuro,  todo es lo mismo.  El Ángel me agarró de la mano y comenzamos a subir,   ya estabamos de regreso en la presencia del Señor.  El Señor estaba ahí mirándome, yo no quería mirarlo, no podía mirarle el rostro,  pero aunque yo hubiera podido no quise, porque yo estaba en pecado, estaba muy avergonzada de mi.

Yo estaba llorando y llorando y Él me dijo que me amaba, que me quería dar otra oportunidad, pero que era la última. Él me dijo que deseaba que yo  les dijera a todos los jovenes esto que   yo viví en el infierno y en el cielo. 

Eso es lo que yo quiero decirte  a ti ahora, a lo mejor esta es tu última oportunidad. Él Señor cuando yo estaba frente a él, me decía que me amaba , asi como te ama a ti también.  Él me dijo a mi, que me perdonaba por todas las veces que lo ofendi  y por todos los pecados que yo había cometido.  El tenía una voz de infiníta dulzura e  hizo sentir paz en mi corazon.  Él me enseño cosas, me enseño el mundo, me enseño algo que estaba alrededor del mundo, como la capa de ozono, algo así. Era algo muy suave, como terciopelo.

 Yo tenía un deseo  de tocarlo, yo quería tocarlo!, pero cuando  lo toqué me di cuenta de que era El Espiritu Santo, porque me bautizó.   Hablé en diferentes lenguas y en ese momento , los espíritus malignos estaban saliendo de mi, cuando miré para arriba los vi a todos salir de mi.

  Tu sabes que en Mateo 12:45, habla  la Palabra de Dios de  cuando tu tienes tu casa limpia y eso era lo que yo sentía , porque yo ya habia aceptado al Señor...  tenía mi casa limpia! Pero esos espíritus que habían salido viniéron de regreso cuando yo me aleje del Señor, pero con otros siete espiritus más  y eran tantos que yo ya no los podía contar.   El Señor me limpió de todo eso.

Quiero contarte que yo ví muchas cosas más,  cosas que van  a suceder en el futuro. La vision que el Señor me dió es desde ahora y hasta el rapto. No me enseño mucho del rapto, pero me enseño eventos que iban a pasar, me dijo que no le dijera a nadie algunas cosas y yo no quiero tentar a Dios, por eso no les voy a decir esta parte.

Lo que si les voy a decir es que si Él me enseño esta visión es porque  estamos cerca del rapto. Pienso que la  forma que él utilizó para mostrarme las cosas, era para que yo viera que cada día está más cerca el rapto y que va a ser peor cada dia que pasa.

Por eso te digo a ti que ya no esperes otro momento, a lo mejor esta puede ser tu oportunidad ,  la muerte viene cuando tu no lo sabes, de repente y debes arrepentirte antes.  El Señor  me enseño que  no sabemos cuando vamos a morir; yo jamás pensaba que a los 15 años  me iba a morir, “apenas tengo 15 años” fue lo que pensé y  “ tengo mucha vida para vivir”, pero en realidad no es verdad, porque tu vida no está comprada, tu vida es de Dios y nada más estamos aquí por un ratito.

Cuando él me termino de enseñar estas cosas yo me sentí de regreso en mi cuerpo, estaba en el hospital otra vez, me desperté y ví una aguja bien grande en mi brazo, tubos  y muchos aparatos chequeando mi corazon. Pude ver a  mis padres entrando al cuarto y fué cuando yo comencé a llorar.

  Ellos se veian triste y también enojados. Pero el Espíritu Santo del Señor me dijo: “diles todo lo que paso” y yo lloré y les conté todo.  En ese momento una enfermera entró y les dijo a mis padres que estaban bien preocupados por mi, porque yo me morí y reviví tres veces y una de esas veces era como que  yo no queria revivir más. Ellos dicen que espuma salía de mi boca y que yo decía palabras que ellos no entendían. No sabían lo que yo estaba diciendo o tratando de decir.

Esa noche también mi mamá tuvo sueños malos y  el perrito que estaba en mi cuarto y que  dormía siempre conmigo fué y la estaba rasguñando el brazo  tratando de despertarla.  Cuando ella se despertó fue a mirar a mi cuarto para ver que estaba pasando,  ella miró  y  creyó que yo estaba ahi en mi cama durmiendo  y se fué de regreso a su cuarto. 

Luego mi madre  vió la luz de un carro en la ventana  y se dió cuenta  que un  policía estaba caminando hacia la casa de nosotros. despertó a mi papá y  los dos fueron a hablar con el policia para ver que estaba pasando.  El policía le dijo a mi papá que yo estaba intoxicada en el hospital, que llamara al Departamento de Policía para que le pudieran decir exactamente  en cual hospital yo estaba. 

En ese momento El Señor le habló a mi papá y le dijo: “No te preocupes, todo esta en mi manos”. El llamó al Departamento de Policía y ellos le dijeron donde yo estaba y asi fué que ellos fueron al hospital a verme.  Yo estuve en el hospital por tres días. Una semana después hablamos con una detective que estaba a cargo del caso, ella nos dijo a todos  que lo mio había sido  un milagro de Dios.

Esta fué su historia:  Ella dijo que esa noche, la muchacha con quien yo andaba o la que estaba con nosotros,  también se había ido escapada de su casa, ella tampoco  tenia permiso para salir.   Su padre estaba muy preocupado y fué al Departamento de la Policía y les dió los datos del  carro en que ella se había ido.  La policía lo anuncio a  todos los carros de patrulla. Cuenta que  había un oficial que estaba fuera de servicio y estaba justo enfrente del motel viendo unos  carros usados que se estaban vendiendo ahí  y el quería comprar uno. 

Entonces el nada más miró hacia un lado y vió el carro que estaban describiendo en la  radio y se comunicó de inmediato y fue cuando mandaron polícias a investigar. Cuando ellos llegaron y  vieron el carro estacionado, no sabían exactamente en que cuarto estaban las personas que viajaban en el, ni donde estaba la muchacha que buscaban, ellos  querian saber de quién era el carro que estaba estacionado ahí  afuera y logicamente en donde estaba la gente. 

Los policías al fín dieron con el  cuarto de nosotros , que estaba en el segundo piso en la esquina  y cuando tocaron la puerta y les abrieron,  me vieron a mi en el suelo.
No sabían que me pasaba y salieron a llamar una ambulancia. Uno de los chicos, el que   yo pensaba que era mi amigo,  creyó que los policías ya se habian ido y que ya no iban a regresar, pero gracias al Señor se equivocó porque fue entonces cuando vinieron otros policias de regreso al cuarto y cuando abrieron la puerta este amigo en quien yo confiaba tanto  estaba a punto de violarme.

Pero el Señor uso a los policias para entrar en ese preciso momento y evitar todo aquello. El Señor tenia todo eso planeado, por eso les  digo a ustedes papás: Si sus hijos estan perdidos, oren por ellos no paren nunca de orar por ellos!, mis padres siempre oraron por mí y miren como estoy ahora predicando la palabra de Dios, las oraciones de mis padres trabajaron y el   El Señor escucha las oraciones del siervo fiel.  Yo hoy puedo decirte con propiedad que nunca pares de orar por tu hijo o hija, porque  El Señor  a lo mejor está  en este momento a punto de contestarte. Sigue orando al Señor, tu Dios! 

Yo  quiero dar  un mensaje a todos los jovenes, yo se que la iglesia para ti es aburrida, porque yo era así también, pero El Señor me esta dando los motivos y el deseo para volver ,   yo le pedí a él que pusiera en mi ese fervor  de ir a la iglesia para oir la palabra de Dios.  Hoy día si  me gusta ir, es algo que yo busco hacer voluntariamente , algo que deseo hacer siempre, cada momento, cada día.  También  quiero decirles  que a muchos de tus amigos no le importas tu,  aquella vez a mis amigos  no les importaba si yo me moría, o vivía, ellos nada mas querían usarme y  yo puse toda mi confianza en ellos.

El único amigo que tu debes  tener es el Señor Jesus, porque Él nunca, nunca te va a dejar solo, siempre va a estar ahi contigo, ayudandote.
Cuando tu estés enfrente del Señor tu vas a estar ahí solo, tus amigos, tus padres, tu pastor, la iglesia, nadie más va a estar ahí para ayudarte, tu vas a estar ahí a solas  tratando de ayudarte a ti mismo y  si tu estas en el pecado, tu vas a estar destinado para ir al infierno, pero el infierno no es para ti.

El Señor dijo en su palabra, que el infierno esta hecho para satanás y sus demonios , El no quiere que tu vayas ahí, por eso él mandó a su Hijo, para que muriera en la cruz, para que tu puedas tener vida eterna. Si, el mundo tiene muchas cosas para ofrecer, pero el Señor tiene la vida eterna, todas esas cosas del mundo te van a llevar a la muerte, para el infierno, pero El Señor te va a dar vida y vida en abundancia, te va a dar vida eterna para que vivas para siempre, sin sufrimiento.
 
Yo te digo que si tu te has alejado de Dios o si quieres aceptar al Señor, porque este testimonio ha tocado tu vida, a lo mejor no vas a tener otra oportunidad, quizás esta va a ser la unica , por eso es que  te quiero decir, que si tu necesitas aceptar al Señor y  regresar a sus pasos, El Señor te quiere y va a estar ahí con sus brazos abiertos, esperando hasta que tu vengas a El.

Te digo ahora , si  quieres aceptar al Señor inclina tu rostro y voy a hacer una oracion , si te has alejado o si tienes problemas, si estas en drogas o algo parecido, El Señor te quiere así para restaurarte, El te quiere como estás y te va a dar otra vida, si tu crees que yendo a las drogas  es un gran placer momentaneo,  este placer que nosotros los cristianos tenemos es para siempre y nunca se acaba. Te  digo ahora, cierra tus ojos y voy a hacer una oracion, para los que quieren estar con Dios y tener vida eterna:

Padre eterno que estas en los cielos, Señor, ahora mismo en este momento venimos ante ti, entramos en tu presencia Señor, ven a mi, ven a mi corazon Señor, todos los pecados que yo tengo, todos los problemas que yo tengo te los doy a tí, Señor ya no puedo con ellos. Señor, toda la carga que yo tenga en mi,  te lo doy a ti Señor  y en este momento esta es la decision mas importante de mi vida y yo quiero tomar esta  decisión, quiero servirte, yo quiero que tu seas mi Salvador, yo quiero que vengas a mi corazon y te quedes ahi Señor.  Yo sé que tu nunca te alejas de mí, yo me he alejado de ti, Señor ahora yo vengo de regreso a ti y yo creo, con todo mi corazon, con toda mi mente , con toda mi fuerza , que tu moriste en la cruz por mi ,  que tu resucitaste al  tercer dia Señor por mí y cuando tu estabas en la cruz Señor, tu estabas pensando en mí, tu estabas pensando Señor que aunque  yo fuera la única persona en este mundo tu hubieras muerto en la cruz por mis pecados. Señor yo vengo a ti, con todo mi corazón y yo te voy a seguir, en el Nombre de Cristo Jesus, Amen!.

Si usted ha hecho esta oracion conmigo, usted ya es un cristiano, usted ya es bienvenido en la familia de Dios y ahora tienes vida eterna, El Señor te quiere usar a ti, El quiere hacer algo contigo y si este testimonio ha tocado tu Corazón, dáselo  a un amigo, a lo mejor también su corazón puede ser tocado y el también puede recibir al Señor Jesus en este momento, porque como te digo, ya estamos en los dias finales y esta profecía que digo, en Joel 2:28, ya todas están cumplídas. Esta es la única que se tiene que cumplir y yo no voy a ser la única predicando la palabra de Dios, se van a levantar muchos jovenes para predicar la palabra de Dios y te digo a ti joven o no importa si eres adulto, El Señor tiene algo contigo, El Señor te quiere y te ama y quiere que tu vengas a los pies de El.

ÉL te hizo a ti para que lo alabaras, no tengas verguenza de alabar al Señor, porque eso es lo que el Diablo te pone a ti para que permanezcas alejado,  tu nada más le tienes que decir: Te reprendo en el Nombre de Cristo Jesús y tu tienes toda la autoridad para eso.

Este fue mi testimonio y ojalá que con el mismo, aunque sea a un corazón yo logre tocar, ese fué el propósito de mi vida  y de mi experiencia,   para lo cual fuí encomendada  por  el Señor
Que  el  Señor los bendiga.

AMEN






Website Builder