El Cielo y el Infierno Testimonios
cielovisita.com

Anna Rountree


PARTE 2 - REVELANDO EL MISTERIO DE NUESTRO COMPROMISO CON DIOS

PREFACIO.

A menudo, los hombres se identifican con el sacerdocio de Cristo y la mujer, con la esposa de Cristo. Pero, en realidad, ni el sacerdocio ni la novia tiene algo que ver con nuestro propio género, femenino o masculino. Nuestro Padre celestial está buscando a Su Hijo en nosotros, sin distinción de género.

Él está mirando, si expresamos la Santidad y la Justicia que debe ser representada en la vida de Sus sacerdotes bíblicos, sus hijos.

Él está mirando, si demostramos o proyectamos a los ojos demás una devoción hacia a Él, una relación amorosa de una novia, que solo quiere vivir en la perfecta unión con su esposo, así como Cristo vive en perfecta Unión con Su Padre.

Puesto que sólo la Perfecta Unión satisfará a nuestro Padre, Él nos creó, para que sólo la Perfecta Unión, satisfaga a sus hijos.

El antiguo proceso de compromiso en la Biblia, es una guía espiritual, un rito con pasos para los creyentes, en esta intimidad con Dios que se consume en Cristo.

Todos los hijos adoptivos del Padre, conocerán la Unión Plena dentro de la familia de Dios, en la Nueva Jerusalén, en la Nueva Tierra, Apocalipsis 21:3. Todos se reunirán cerca del Padre, y vamos a contemplar de frente Su gozo inefable, Apocalipsis 22:3,4.

Cuando nacemos de nuevo, estamos Unidos a Cristo en Espíritu, y somos trasladados del reino de las tinieblas al Reino de Amor del Hijo, y nos hace sentar en los lugares celestiales y nos hace coherederos con Cristo Jesús, en Dios Padre.

Comenzamos tan alto como podemos, pero no tan profundo. La profundidad es un viaje.

Si en este viaje buscamos al Señor y su obediencia, si anhelamos conocerlo como Él nos conoce, entonces Él se acercará a nosotros en la realidad, sorprendentemente.

Él ratificará el pacto de compromiso en el que entramos, organizado por nuestro Padre celestial, en el momento de nuestro nuevo nacimiento.

El compromiso se produce en el nuevo nacimiento, pero uno es un bebé espiritual cuando esto sucede, 1 Corintios 3:1.

Apasionadamente, Él nos atraerá a Él y nos introducirá en esa etapa de nuestro crecimiento cristiano, que la Biblia describe, como el tiempo del amor, Ezequiel 16:8. La Nueva Versión Internacional dice esto: te miré y vi que tu tiempo era tiempo para el amor. Ezequiel 16:8, describe esta etapa como el cortejo.

Llega un momento en que cada cristiano acepta este pacto eterno. Cristo tomará la iniciativa de darnos el deseo ardiente de ser suyos.

Para los novios, este es un momento de intensa alegría y severas pruebas. Una añoranza aguda comienza a crecer dentro de tales creyentes. Se dan cuenta, de que nada va a satisfacer esta hambre, excepto, una Unión más profunda con Cristo mismo.

Si vamos a perseverar, en busca de consuelo para el corazón, sólo en Cristo, el Señor nos va a llevar a una Unidad Espiritual en Él.

Una vez que nos hemos puesto en una fusión más completa, sabremos, no como lo conoceremos más adelante, ni cómo vamos a conocerlo cuando tengamos la plena salvación, al recibir nuestros cuerpos resucitados. Pero nosotros le conoceremos como AQUEL que va a decir a nosotros, como le dijo a Abraham: Yo sé de él, Génesis 18:19. El significado hebreo de la palabra, se puede traducir: Estoy íntimo con él.

Uno de los significados de la palabra hebrea, (YADA) es conocer a la otra persona a través de las relaciones conyugales, Génesis 4:1.

Hay tres etapas distintas en el proceso de la novia. El individuo experimenta dos de ellas, y uno es colectivo.

Este libro, es un relato real de ese viaje, un viaje abierto a todos los creyentes, en una consumación de intimidad con Cristo. Estoy compartiendo mis cartas de amor con usted, porque Aquel que me las dio, me pidió compartirlas.

Sus visitas a mi lado en la tierra, así como las visiones y revelaciones particulares con experiencias en el cielo, ocurrieron entre el 5 de julio de 1995 y el 5 de julio de 1996, con dos visiones relacionadas, que se dan más adelante. Fueron registradas palabra por palabra en revistas. Estas relatan una imagen apasionada e incansable del Señor, que culminó en una Gloriosa Unión Espiritual.

Es mi gran esperanza, de que este testimonio será un estímulo para todos los que deseen vivir en Dios, tan profundamente, como sea posible mientras estén en la tierra, y conocerlo a Él, a Jesús, por encima de todo lo demás y sobre todas las cosas, tanto en la tierra como en el cielo.

Para ti, Cristo, tiene cartas de amor de Su Espera.

El cuadro de la página siguiente muestra cada etapa, el trabajo realizado y lo que se recibe en cada etapa. Muchos de nosotros tenemos un poco de comprensión de la primera y tercera etapas de este proceso. Pero algunos de nosotros no hemos comprendido la profundidad del compromiso apasionado por parte de Cristo hacia sus elegidos, ni la intimidad conmovedora con Él, que es posible en esta vida dentro de la segunda etapa:

ETAPAS QUE SE EXPERIMENTA

TRABAJOS REALIZADOS

REGALOS RECIBIDOS EN LA

EN LA SALVACIÓN

ETAPA DE LA SALVACIÓN

1.- INDIVIDUAL

a)      NUEVO NACIMIENTO/ DESPOSORIO

b)      PRECIO NUPCIAL

c)      DOTE

d)      REVESTIDO DE CRISTO

e)      LOS DONES ESPIRITUALES PARA LA

NOVIA

f)       CONTRAER MATRIMONIO

g)      ACEPTACIÓN FORMAL

h)      EL PACTO COPA/ PRIMERA COPA DE

VINO

  • Arrepentimiento y el perdón de los pecados.

(Hechos 11:18; 10:43)

  • Declarado justo en Cristo

(Romanos 10:4)

  • El Espíritu Santo

(Juan 7:39)

  • Nuevo corazón espiritual y nuevo  espíritu humano.

(Ezequiel 39:26)

  • Adopción como herederos

(Romanos 8:17)

  • Vida eterna (Romanos 6:23)

2.-INDIVIDUAL

a)      SANTIFICACIÓN EN CURSO.

b)      RATIFICACIÓN DE DESPOSORIO,

Con los regalos que la acompañan.

c)      PREPARACION/PRUEBAS COMO

ESTHER

d)      UNIÓN MÁS PROFUNDA CON

CRISTO

e)      FORMAL DESPOSORIO

(con la condición de estar casados: La esposa, es una mujer casada, el novio un hombre casado, Pero todavía no son una pareja casada).

  • Transformación de la vida del alma. (Mateo 16:24-25)
  • Consagración del cuerpo. (Romanos 12:1)

3.- TODOS UNIDOS

(Realizado después de pasar de esta vida)

a)      Cuerpo resucitado.

b)      Prendas de lino fino, de las buenas acciones.

c)      Todos formando la novia de

Cristo.

d)      La bendición del Padre

Celestial.

e)      La copa del nuevo vino/segunda copa de vino.

f)       Casados / la semana nupcial.

(estado civil completo)

g)      Cena de los bodas del Cordero.

h)      Reinar con Cristo en la Tierra.

  • Salvación del cuerpo.

(Filipenses 3:21) Salvación completa.

  • Casados.

COMENTARIOS BÍBLICOS DEL PREFACIO.

  1. Los deseos de Dios, son acercarnos a Sí Mismo, Números 16.9. El corazón del Padre anhela intimidad con sus muchos niños, como lo hace con Su Hijo Divino, 1 Juan 3.2. Él, el Padre, nos escogió en Él, en Cristo, antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de Él, el Padre, en amor, Efesios 1.4.
  2. Porque por gracia sois salvos, por medio de la fe, y esto, no de vosotros, pues es don de Dios, Efesios 2.8. Cada persona debe elegir recibir los dones del arrepentimiento, del perdón y de la fe salvadora, por el oír la Palabra acerca de Cristo, Romanos 10.17. Cada uno debe creer y confesarlo como Señor, Romanos 10.8,10. Esa es nuestra parte. Todo lo demás relacionado con nuestro nacimiento espiritual, es enteramente La obra de Dios, Ezequiel 36.26,27; Romanos 8.16,17; Efesio 2.5,6; Colosenses 1.13,14.
  3. Muchos, están conscientes de que han entrado en un pacto para compartir una vida con el Señor Jesús siempre, Oseas 2.19. Sin embargo, todos los cristianos, al final, tendrán que completar el entrenamiento por el Espíritu Santo, antes de que uno pueda ser presentado como parte de la novia santificada, Efesios 5.26,27. El Espíritu atraerá a cada uno, a ser santo y sin mancha, compartiendo el Corazón de Cristo, Su Alma y Su Espíritu, Colosenses 1.22,23.
  4. Dios declara: También yo te he jurado y entré en pacto contigo para que fueras mía, Ezequiel 16.8. Si respondemos con anhelos del corazón, hasta el punto de  que le digamos, dibújame y corramos juntos, entonces comenzará el cortejo. Más tarde dirá: Levántate y sígueme al lugar secreto del sendero empinado, cantar de los cantares 2.13,14.

Él está pidiendo a la prometida, elevarse por encima de sí misma, del mundo, y del pecado, y salir con Él. Si la prometida se aferra al Señor, Él comienza a ocultarla y a llevarla aparte, para hablar a su corazón como nunca antes, Oseas 2.14.

  1. David exclama: Anhela mi alma y aun anhelo la justicia, la Presencia Divina de Jehová, Salmo 84.2. Clamo por ti, oh Dios. Mi alma tiene sed del Dios Vivo, Salmo 42.1,2. Jesús dijo que las personas con este tipo de hambre y sed, serán completamente satisfechos, Mateo 5. 6.
  2. El Señor Jesús intercedió ante Su Padre, para que todos los que habrían de creer en Él, fuesen Perfectos en Unidad, con el Padre y el Hijo. Pidió que ellos, sean Uno, al igual que nosotros, el Padre y el Hijo, somos Uno, Juan 17.23, 22. El Padre tiene un gran propósito en la nueva creación de la raza humana, y es, que cada niño crezca y comparta la completa Unión con Él y la experiencia del Hijo, de modo que la revelación del Padre en el Hijo, se verá en todo.
  3. Dios nos conoce, como lo hizo con Abraham, de la manera más privada posible. Él sabe, lo interno del corazón, 1 Pedro 3.4; 2 Crónicas 6.30; 1 Corintios 8.3.
  4. Jesús dijo: el que no naciere de nuevo, de agua, ósea, de Su Palabra, y del Espíritu, no puede entrar al cielo, 1 Pedro 1.23; Juan 3.5. Creyendo en la Palabra, en el Evangelio acerca de Cristo, esto traerá la fe que salva a los que tienen sed, Romanos 10.17; Juan 7.37. Pablo dijo acerca de los que recibieron el evangelio que el predicaba: os he desposado con un solo Esposo, con Cristo, para presentaros como una virgen pura a Dios, 2 Corintios 11.2.
  5. En el antiguo Israel, el novio, o el padre del novio, pagaban un alto precio al padre de la novia, por el derecho del hijo, a casarse con ella.

El ejemplo más claro en las Escrituras, fueron los concernientes a Dina, hija de Jacob, Génesis 34.11,12. Otros ejemplos son, Rebeca en Génesis 24.51,53 y Lía y Raquel, en Génesis 29.18, 26,27. Este precio nupcial pagado al padre de la novia, es diferente de los regalos dados posteriormente a la novia. Nuestro Padre Celestial dio a Su único Hijo Divino, como el precio de la novia, Juan 3.16. El Hijo comparte el pago por el sacrificio de Su Vida en la Cruz, Hechos 20.28; 1 Corintios 7.23.

  1. La dote, es la suma de los elementos de valor, que la novia lleva al matrimonio. Faraón, rey de Egipto, hizo una ciudad capturada, como dote a su hija, quien se convirtió en la esposa de Salomón,  1 Reyes 9.16. ¿Qué riqueza puede alguien señalar a su Unión con Cristo Jesús? El Padre es dueño de todo en la tierra y ha hecho a Su Hijo, el Heredero de todo, Salmo 24.1;  Hebreos 1.2. Por lo tanto, los cristianos no traen nada de lo suyo, para el matrimonio.
  2. Porque todos los que habéis sido bautizados en Cristo, os habéis revestido de Cristo, Gálatas 3.27; Romanos 13.14. Esto significa que sólo Él, está para ser visto en sus discípulos.
  3. La novia, en la Persona de Cristo, recibe multitud de dones espirituales en el nuevo nacimiento, 2 Pedro 1.3,4. El regalo más grande de Dios, es Su Misma Vida Divina, por el Espíritu Santo, que viene a morar en la persona, Juan 10.28; 2 Corintios 1.21,22. Otros regalos principales de la Gracia dada, son el arrepentimiento, el perdón, la Justicia de Cristo, un nuevo corazón espiritual, un nuevo espíritu y la adopción como herederos. Por favor, consulte las referencias bíblicas en el cuadro de la página anterior.
  4. En la Biblia Jerusalén, Raquel dio a su hija, Sarah, como esposa a Tobías. Él redactó el contrato de matrimonio, de acuerdo con la ordenanza de la ley de Moisés, Tobías 7.14, en los apócrifos. El contrato nupcial judío, llamado en hebreo un ketubah, detalla las obligaciones mutuas de los socios en el matrimonio. El novio promete amar y mantener a su novia de su alimentación, el vestido y los derechos conyugales, excepto en el caso de un posible adulterio, Éxodo 21.10. Ella se obliga a sí misma, con amor fiel, a sus responsabilidades en el hogar. La nueva alianza sellada con la sangre de Cristo en la Cruz, es el contrato de matrimonio con sus discípulos, 1 Corintio 11.25. Nuestro Novio se compromete con cristianos desposados, y con el tiempo, cada uno se le conocerá íntimamente, con sus pecados perdonados y ya no recordados, Jeremías 31.31,34;  Hebreos 8.8,12.
  5. Entre los hijos de Israel, no puede haber compromiso válido, a menos que la novia consienta libremente el querer casarse. La familia de Rebeca le preguntó: ¿Quieres irte con este hombre, el siervo de Abraham? Y ella dijo: Yo iré, para ser la esposa de Isaac, Génesis 24.57,59. Así también, Jesús ofrece el Agua de la Vida Eterna, a través de la Unión con Él, a cualquiera que tenga sed, y es un regalo a todos los que lo deseen, Apocalipsis 22.17. Pero tenemos que llegar voluntariamente a Él y beber, Juan 7.37.
  6. En la ceremonia de esponsales judía tradicional, la novia y el novio beben de la misma taza de vino. El vino ha sido bendecido, dando alegres gracias y alabanzas a Dios, por la santidad de los derechos humanos en el Matrimonio. El Señor Jesús, habló de su compromiso con sus discípulos, en la última cena antes de morir. Ellos compartieron una copa común de vino, que había sido bendecida, Marcos 14.23. Él estaba instituyendo el nuevo pacto compromiso, y lo selló con Su Sangre en la Cruz, Lucas 22.20.
  7. Aarón fue apartado para ser consagrado como santísimo a Dios, 1

Crónicas 23.13. El cristiano es Santificado por el Espíritu y por la Fe en la

Verdad, la cual es, Cristo Jesús, 2 Tesalonicenses 2.13; Efesios 4.21. Esta consagración, se inicia con el don del arrepentimiento e incluye un nuevo corazón espiritual y un nuevo espíritu, Hechos 11.18; Ezequiel 36.26. El Espíritu Santo, también anhela presentar nuestros cuerpos, como sacrificio santo y salvar nuestras almas carnales en Cristo, Romanos 12.1; Lucas 9.24. Esto significa que estamos llamados a ser santificados por completo: el corazón, alma, espíritu y cuerpo, 1 Pedro 3.15; 1 Tesalonicenses 5.23.

  1. Una lista de los regalos de esponsales que Dios dio a su pueblo Israel, se encuentra en Ezequiel 16.8,14. El Señor Jesús ratifica o confirma su compromiso con un cristiano, cuando la persona ha madurado lo suficiente, como para abrazar el compromiso de Unión más profunda con Él. Cristo otorga dones para el discípulo en ese momento, y lo equipa para una participación en Su Ministerio con el Padre y con los demás. La Unción del Espíritu Santo y Fuego, es un don fundamental que Jesús desea hacer llegar a todos los que están comprometidos a obedecerlo, Mateo 3.11,12; Hechos 2.3,4; Hechos 5.32.
  2. Esther, fue preparada por primera vez y fue embellecida con aceite de mirra, Ester 2.12. Esto significa para los cristianos, el ser privados de las capacidades de la carne, por el Espíritu, con la sentencia de muerte aplicada a su operación, 2 Corintios 1.9; 2 Corintios 4.10,11. Después de seis meses, Esther se dio entonces, a las especias y cosméticos para hacerse conveniente para el rey. Estas especias representan, las virtudes y perfecciones de Jesús resucitado, y Su Vida, la cual se manifiesta en sus amados, comprometidos con Él, Romanos 6.5, 13. Las pruebas de Esther llegaron, cuando tuvo que enfrentarse a la posibilidad de la muerte, al acercarse al rey Asuero sin invitación, Esther 4.11,16. Más tarde un decreto de la ley irrevocable de los medos y los persas, condenó a los judíos a la muerte. Esther, arriesgó de nuevo su vida, al revelar que ella era judía, Daniel 6.8; Esther 7.3,6. Cada discípulo del Señor Jesús, debe negarse, y morir a sí mismo, es decir, morir a la expresión carnal de su alma, a través de su cuerpo, con el fin de manifestarlo sólo a Él, a Jesús, Mateo 16.24,25.
  3. Mayor unión con Cristo, significa compartir una vida con Él, en Dios Padre, Colosenses 3.3. La Vida de Jesús, comienza a fluir a través de la nueva capacidad del corazón nuevo, dado a cada persona que recibe al Señor resucitado, Jesús, Ezequiel 36.26; Romanos 10.9,10. Como este nuevo corazón espiritual se llena de Jesús, la propia vida del alma del cristiano, mente, emociones y voluntad, va a ser reemplazado gradualmente, por la Vida del Alma del Señor, Efesios 3.17,19; Mateo

16.24,25. La culminación de la Unión con Cristo en la tierra, es el espíritu humano santificado y que se hizo Uno, con el Espíritu Humano de Jesús. El que se une al Señor, un espíritu es con Él, 1 Corintios 6.17.

  1. María y José, estaban comprometidos oficialmente. Esto significaba que la gente de Nazaret, consideraban que ellos estaban para casarse, aunque todavía no vivían juntos, Mateo 1.18. Por lo tanto, al considerar alejarse el uno del otro, hubieran tenido que obtener el divorcio.

La ceremonia en el reino espiritual, de compromiso oficial de los cristianos con Jesús, significa, que ante los testigos en los cielos, son ahora considerados, para casarse entre sí, de corazón, alma y espíritu, Ezequiel 11.19; filipenses 1.27. La completa Unión con el Señor, tendrá lugar en Su boda, con su novia corporativa, con sus cuerpos resucitados, Apocalipsis 19.7. Así estaremos siempre con el Señor, 1 Tesalonicenses 4.17.

  1. Jesús dijo: Todos los que están en los sepulcros, oirán Su Voz, la Voz del Hijo de Dios, y saldrán, y los que hicieron lo bueno, saldrán a resurrección de vida; mas los que hicieron lo malo, a resurrección de condenación, Juan 5.28,29. Todo ser humano, con el tiempo, recibirá un cuerpo resucitado. Los hijos de Dios recibirán un cuerpo, como el Cuerpo Glorificado de Cristo, 1 Corintios 15,42,44; 1 Juan 3.2.
  2. En las bodas del Cordero, su novia sacerdotal corporativa, se entrega, con lino fino,  con su traje limpio y brillante: porque el lino fino son las acciones justas de los santos, Apocalipsis 19.7,8.

Cada novia, también viene como un sacerdote, en una ropa, como los sacerdotes del Antiguo Testamento, que vestían trajes blancos, tejidos de lino fino, Éxodo 39.27. La Gracia de la Justicia de Cristo, en cada uno de los creyentes, hará que sea posible, que ellos lleven a cabo estas acciones justas. Hacen los actos, porque se han Unido a Él, y no con el fin de unirse a Él, Efesios 2.10; 1 Corintios 15.10.

  1. Gocémonos y alegrémonos y démosle gloria a Él, a Dios Todopoderoso, porque el matrimonio del Cordero ha llegado, y su esposa corporativa, se ha preparado, Apocalipsis 19.7.
  2. En las Escrituras, la familia de Rebeca, en su casa, la bendijo cuando salía a casarse con Isaac, el hijo de Abraham, Génesis 24.60. Cada novia judía, a partir de entonces, ha sido bendecida en su boda. Es apropiado para los cristianos, que Dios, el Padre del Novio, bendiga a los miembros de la novia corporativa, para su matrimonio en el cielo, su verdadero hogar, Efesios 1.3. La primera bendición del Padre, para un esposo y una esposa, fue: creced y multiplicaos, Génesis 1.28.
  3. En las bodas judías, la novia y el novio, sorben de una copa de vino consagrado, después de la tradicional bendición matrimonial que habla sobre ellos. Jesús dijo: No beberé más del fruto de la vid ahora, hasta el día en que lo beba nuevo, con vosotros en el Reino de Mi Padre, Mateo 26.29. Esto era, refiriéndose a la ceremonia de la boda corporativa, que tendrá lugar en el cielo. Allí, Él y los cuerpos de la novia resucitada, compartirán una taza de vino nuevo, Apocalipsis 19.7; Juan 2.10,11. Esta copa representa una vida nueva de alegría con Él, nunca antes realizada por los seres humanos.
  4. En el antiguo Israel, la novia y el novio estarían solos en la cámaranupcial durante siete días, Génesis 29.27,28. Habrían de consumar el matrimonio y saldrían más tarde para el matrimonio con la cena y sus amigos. Después de la ceremonia de la boda corporativa de los resucitados, la novia sacerdotal de Cristo, también tendrá una semana de para los novios, posiblemente el período de siete años de la tribulación en la tierra. Ellos estarán a solas con el Señor Jesús, durante este tiempo. Entonces, todos se reunirán para celebrar la cena de la boda, antes de regresar con Cristo a la tierra, para compartir Su Reino, Apocalipsis 20.6.
  5. En la celebración de una boda judía en la tierra, hay un momento de fiesta y bailar con mucha alegría, Mateo 22.2. Los discípulos del Señor, renuevan su pacto de compromiso con Él, en cada celebración de su cena de comunión en la tierra, 1 corintios 11.20,25. En la realización de la unión corporativa con Cristo en el cielo, habrá una celebración gloriosa que incluye, la Cena de las Bodas del Cordero,  Apocalipsis 19.7, 9.
  6. Cristo establecerá Su Reino en este planeta, Apocalipsis 11.15; Apocalipsis 19.15,21. La esposa, en su voluntad social, servirá también, como sacerdote de Dios y de Cristo, y reinarán con Él, mil años,

Apocalipsis 20.6.

AQUÍ TERMINAN LOS COMENTARIOS BÍBLICOS DEL PREFACIO.

Capítulo Uno.

LA VISITACIÓN.

Los bordes del aire estaban en llamas. Levanté las manos para protegerme los ojos de la Luz ardiente. Las mismas moléculas del aire dentro de nuestro apartamento, ardían al rojo vivo desde un punto central.

Rápidamente el Espíritu Santo habló: Levántate, Anna.

En ese momento yo estaba de rodillas en oración pidiendo más de Dios. Ahora, sin embargo, había dejado de orar, porque yo estaba sorprendida por la maravilla que se estaba materializando ante mis ojos. El aire chirriaba y se juntaba.

Desde el centro de este fenómeno, la Gloria de Fuego del Señor, comenzó a escribirse a través de la pared de nuestro apartamento. El Espíritu Santo tenía que ponerme de pie, porque no podía soportarlo.

Ver la Gloria del Señor, mientras que se está en la tierra y en el cuerpo, es muy diferente a verlo en las alturas mientras que se está en espíritu. Su Gloria, es más de lo que el cuerpo físico puede soportar.

LOS ÁNGELES DE SU PRESENCIA.

Cuando me puse de pie, los ángeles señoriales de Su Presencia atravesaron el centro de la Luz resplandeciente, para entrar a la habitación. Vinieron en pares, separándose al tocar la atmósfera de la habitación.

Cuatro ángeles estaban en pie delante de mí en un semicírculo a mi izquierda, y cuatro ángeles en un semicírculo a mi derecha. Llevaban trajes lavanda pálido, bordados con color morado oscuro y oro en las mangas y en el dobladillo. Cintos de oro ceñían estas prendas a través de su pecho. Cada ángel llevaba algo en sus manos a la manera de un emisario.

Cristo Jesús lleva un cinto de oro como el Gran Sumo Sacerdote al Padre, Apocalipsis 1:13.

A continuación, cuatro ángeles adicionales, igualmente vestidos, entraron en la habitación a través del aire ardiente.

Cada uno de ellos, sostenía el extremo, en los cuatro lados de un dosel, del tipo que podría verse en una boda judía.

A medida que avanzaban, la palabra AMOR, se podía ver a veces en el dosel de tela. Dosel se llama, chuppah en hebreo, y significa, una cámara. Representa el lugar en la casa del padre, que el novio, en antiguas ceremonias judías, había preparado para él y su pareja, para empezar la vida en común.

Nota: Dosel: Pieza de madera o de tela que se coloca a modo de techo o como adorno sobre un asiento, un trono, o una cama.

REY JESÚS.

El Espíritu Santo se movió y creció en un torbellino, en respuesta a Aquel que ahora dio un paso por debajo del dosel. El Rey Jesús, más brillante que el sol, entró en la habitación.

A través de la impresión de la luz increíble, pude ver vagamente que llevaba un rico manto de púrpura abierto en la parte delantera y le colgaban pliegues hasta el suelo. Tenía manga larga y fue superado con un borde ancho, de brocado de oro. Debajo de esta prenda, tenía una túnica blanca, que también alcanzó a sus pies. La túnica era lidiada por el pecho con un cinto de oro. En su cabeza, tenía una corona de oro que era similar en algunos aspectos, a las coronas que se utilizan para la tapa de los rollos de la Torá.

Él era terrible en Majestad, impresionante en la Santidad, y espléndido en belleza.

El Espíritu Santo se arremolinaba a mí alrededor para fortalecerme, por la intensa Luz y el Poder que emana del Señor, que hizo difícil para mí estar de pie.

El Señor Jesús no sólo se presenta como Rey, sino también como Sacerdote, según el orden de Melquisedec, Hebreos 5:6.

REGALOS.

Entonces, como por alguna orden silenciosa de Jesús, el ángel más cercano en el semicírculo se acercó a mí. En sus manos sostenía una corona de oro, que colocó cuidadosamente sobre mi cabeza: Sabiduría, dijo con una sonrisa leve. Luego cruzó los brazos sobre el pecho, asintió con respeto y dio un paso atrás, en el semicírculo.

La sabiduría espiritual, es primordial entre los dones del Espíritu Santo, porque todas las cosas deseables no pueden compararse con ella, Proverbios 8:11; Isaías 11:2. Por lo tanto, se la representa con una corona de oro, Proverbios 4:8,9; Ezequiel 16:12.

El ángel frente a Él, en el semicírculo, se adelantó con el regalo que llevaba. Puso aretes de oro en mis orejas: Conocimiento, dijo. Entonces él también cruzó los brazos sobre el pecho y volvió para unirse a los otros ángeles.

Uno por uno, y cada uno de los demás ángeles de Su Presencia, trajeron el regalo que tenían en sus manos. Estos eran regalos físicos que fueron colocados sobre mí, y simbolizaban un don espiritual.

Los regalos de estos ángeles, incluían un corazón de oro que colgaba de una cadena, por encima de mi propio corazón, y simboliza la comprensión; pulseras de oro en cada muñeca, representa la discreción; un ornamento de oro en la nariz, el discernimiento; anillos de oro en cada dedo, la capacidad de comunicarse; y un collar de oro, el temor de Dios.

Anillos en todos los dedos, puede significar que la espada del Espíritu, la Palabra Viva de Dios, está plenamente captada y comunicada por escrito a los demás, Efesios 6:17; Apocalipsis 1:11, 19.

El octavo ángel se acercó y sopló una nube de oro por encima de mí. Esta me cubría como un velo, desde la cabeza hasta mis pies: el Favor, dijo mientras sonreía levemente. También él asintió con la cabeza y dio un paso atrás en el semicírculo.

LA RESPUESTA.

Me quedé de piedra. Nunca había recibido una respuesta tan inmediata y extravagante a mi oración. Miré hacia abajo, hacia los dones que yo era capaz de ver. Eran principescos, regalos de mi Padre. Pero ¿por qué el dosel?

Señor, le dije, que todos estos dones estén dentro de Tu placer.

Los ocho dones dados aquí, se manifiestan en forma de un círculo, simbolizando que son del Padre mismo y son Eternos, sin fin. Dios permite estos dones para operar en los cristianos, que siguen la dirección del Espíritu Santo, Hebreos 2:4; Romanos 11:29.

Él me sonrió. Porque has pedido que estos sean para Mi  placer, serán  de placer, y también serán experimentados por otros. Estos regalos se desbloquearán de Mi Corazón, para ti y para mi cuerpo. Todos estos misterios, están ligados y encerrados en Mí, Anna. Pero el misterio de Mi Amor, es la mayor revelación de todos. Avanza hacia Mí, dijo: Mí elegida, mi amor, rama fructífera, un huerto de fecundidad.

Los misterios de Dios, son aquellas verdades sobre la cual no se puede saber, excepto que Dios los revele.

Señor, le respondí: Yo soy estéril. Yo nunca he tenido hijos físicos.

Volvió a sonreír y entonces Él respondió: Darás a luz y serás más fructífera, como si hubieras dado a luz niños físicos. He rehusado tu apoyo. Pero ahora pongo Mis Manos sobre ti, y traerás buenos frutos, muchos niños, todos los herederos, reyes y sacerdotes para Tu Padre.

Él puso Sus Manos sobre mí. Fuego y Poder se apoderó de mí.

Él siguió hablando: Ya no sentirás vergüenza a causa de tu esterilidad.

Las mujeres en las Escrituras que no tenían hijos, sentían una gran desgracia, 1 Samuel 1:5-7, 10-11.

RATIFICACIÓN DEL COMPROMISO.

El Señor se apegó a mí, y dijo: Yo Soy tu Esposo. Deja que Mi Cobertura esté en tu cabeza.

Sus ojos ardían en mí, cuando Él continuó: Yo Soy el Señor, tu Dios, y no hay otro como Yo. Yo Soy el Principio y el Fin. Yo Soy tu Salud, tu Protección y tu Fecundidad. Miles y miles de herederos darás a luz, los que van a estar en pie a la derecha en Mi Reino, los que estarán en Casa en Mi despacho.

La Biblia habla del Señor, como el Esposo de Su Pueblo, Isaías 54:5, Apocalipsis 21:2. El Padre instituyó el matrimonio humano en la tierra, con el fin de preparar a Sus hijos para la Unión Eterna con Su Hijo.

Anna, dijo en un tono más íntimo, usted es más bella ahora que antes. Mi Corazón se vuelve hacia usted. Mi deseo es para usted. Usted ha capturado Mi Corazón. Encerrado está en su corazón, porque Mis Promesas son Verdaderas y Seguras.

Apenas podía respirar. Señor, dije en voz baja, que sea pronto.

Ya está cumplido, dijo. Dará sus frutos para el Reino. Huye del orgullo. No apuntes con el dedo.

Todo Juicio se ha entregado a Cristo Jesús, El Único que tiene la Autoridad para hacer justicia en un veredicto con Misericordia Divina, Juan 5:22; Santiago 2:13.

LA SALIDA.

El Señor se inclinó por la cintura, como una señal de Su salida y dio un paso atrás debajo del dosel. Una vez, bajo el dosel, dio la vuelta y caminó a través de la apertura de ardor en la pared del apartamento.

Los cuatro ángeles que sostenían los extremos del dosel, sobre la cabeza del Señor, también se inclinaron y salieron con Él, hasta que desapareció.

Los ángeles de Su Presencia, también realizaron su salida, de dos en dos siguiendo al Señor.

Entonces el Espíritu Santo, se arremolinaba ante mí de nuevo, esta vez recogiendo todo el Fuego y la Luz restante. Él también pasó a través de la pared del apartamento.

Al instante, los dones se convirtieron en internos y ya no me adornaron externamente. La pared quedó cerrada, y hubo un silencio.

Dios dice que cuando estamos comprometidos con Su Hijo, entramos en la Realeza, Ezequiel 16:13.

Padre, dije en voz baja, ¿quién soy yo para casarme con un Rey? Yo vengo con manos vacías. No tengo ninguna dote. Yo ni siquiera tengo algo de esperanza para tener ropa de cama y, antes de que pudiera continuar, mi Padre tronó audiblemente en la habitación: ¿No puedo proporcionar ropa de cama para mis hijos?

Inmediatamente, oí un golpe en la puerta principal de mi apartamento. Aunque absorta por todo lo que estaba ocurriendo, logré caminar hasta la puerta y abrirla.

LA CARAVANA.

Hola, Anna, dijo un ángel muy alto. Yo digo que era un ángel, porque él me llamó por el nombre que en esa época, sólo se conocía en el cielo.

Además, estaba vestido con traje beduino, ropa rara en este continente.

Más allá de él, en el estacionamiento, vi una caravana de veinticuatro camellos, atendidos por beduinos.

Lancé una mirada rápida alrededor del complejo de apartamentos. Mi esposo y yo vivíamos en una instalación de vivienda de bajo alquiler en Florida. Nos habíamos adaptado bastante bien a estas condiciones de vida ya que habíamos aprendido a agachar la cabeza cuando los vecinos se estaban disparando unos a otros. Sin embargo, yo no estaba segura de cómo podrían reaccionar a una caravana de camellos. Aunque por lo general el complejo estaba lleno de adultos y niños, no había nadie a la vista.

COFRES DE LA ESPERANZA.

El ángel continuó: Hemos traído esperanza a su corazón, dijo efusivamente: Veinticuatro cajas. ¿Dónde le gustaría que las coloquemos?

Mis manos fueron a mi cara de asombro. Yo estaba inundada con tantas emociones encontradas, que me eché a reír y a llorar, al mismo tiempo.

Está bien, Anna, dijo el ángel grande, confortablemente. No se angustie. Tu Padre te ama.

La esperanza en las cajas, es grande. Son como cofres con tapa, en la que una joven soltera, recoge prendas de vestir y ropa de cama, para un futuro casamiento, con la esperanza de utilizarlos en su vida matrimonial. Veinticuatro cajas, certifican que la Autoridad Celestial las envía.

En el estacionamiento, los asistentes señalaron a los beduinos para que los camellos se arrodillaran. Estos ángeles comenzaron a descargar los cofres.

Entre la risa y el llanto le dije: ¿Pueden apilar los cofres aquí, me refiero en el salón?

Podemos, y me animó. Silbó a los otros ángeles y señaló con la cabeza para traer los cofres.

Entonces él volvió su atención hacia mí: La esperanza es de Dios, Anna. Cada cofre que el Padre da a usted, es la esperanza de poder compartir.

Esto, es un regalo grande de Su Esposo: toallas bordadas con encajes, el ángel sonrió.

El diccionario define la esperanza humana, como la sensación de que se puede conseguir lo que uno desea.

Los asistentes comenzaron a llevar las cajas a la sala de estar, con dos ángeles que sostenían cada cofre.

Todos estos ángeles llevaban un traje de desierto, color arena.

Después de la entrega de los cofres, cada par de ángeles sonrió ampliamente, como aquellos que desean mostrarse muy agradables. Luego regresaron a la caravana.

Las cajas parecían estar cubiertas de piel de camello. Ellas eran grandes y se parecían a algo semejante a un cofre de tesoro. Las cinco correas que rodean cada cofre eran de oro, y las dos asas para llevarlos, eran de un intenso azul. La apertura de una tecla en cada cofre, estaba cubierto en oro, y el ojo de la cerradura, tenía la forma de una cruz. Sin embargo, nadie me dio una llave física.

Casi todos los capítulos de la Biblia, que llevan el número cinco o que contiene un número cinco, describe la humana debilidad y su incapacidad, y por lo tanto nuestra necesidad absoluta de la Gracia de Dios. Un ejemplo está en Juan 5:2,3.

EL RECIBO.

Debido a su tamaño, las cajas estaban apiladas hasta el techo del apartamento. El gran ángel se echaba hacia atrás y hacia adelante sobre sus talones, disfrutando de la vista.

Sí, sonrió, existe una gran esperanza aquí.

Luego tomó un lápiz detrás de su oreja y sacó un portapapeles, que contenía un recibo de entrega.

Firme aquí, por favor, dijo, extendiendo el portapapeles para mí.

¿Qué nombre debo usar?, Le pregunté. Anna estará bien.

Escribí, Anna, en el recibo que estaba en blanco, y luego le entregué el portapapeles de nuevo a él.

Está bien, dijo con un suspiro que denotaba el cierre de una misión.

Sacó la copia como constancia de haber recibido las cajas y me lo entregó. Aquí está tu recibo.

Veinticuatro cofres llenos de esperanza.

REBECA.

De repente, me acordé de Rebeca y cómo había dado de beber a los camellos, así como agua, al siervo de Abraham. ¿Quieres un poco de agua o algo así? le pregunté vacilante, porque no estaba segura de lo que debía decir.

Jesús dijo, que Él daría el Agua Viva del Espíritu Santo, a los que se convertirían en cristianos, y que sería en ellos, una fuente de agua que salte para Vida Eterna, Juan 4:10, 14; Juan 7:37,39.

Ooh, no, dijo riendo. Tenemos más agua de la que el sistema de agua de su ciudad puede ofrecer. Vamos a irnos ahora antes de que atraigamos una multitud de gente.

Gracias por traer los cofres, le dije.

Es nuestro placer, sonrió. Shalom.

Los asistentes silbaron y chasquearon con la lengua, para que los camellos se levantaran. El gran ángel agarró las riendas unidas al casco de plomo de los camellos y los guió de modo que la caravana pudiera revertir su dirección en el estacionamiento. Luego él y los camellos con sus asistentes, comenzaron a salir. De repente, desaparecieron.

Así de repente, la vida en el complejo de apartamentos, volvió a la normalidad. Cerré la puerta y me apoyé contra ella, mirando a los cofres apilados a través del techo. Gracias, Papá, le susurré. Mi Padre me habló audiblemente de nuevo. Hay una esperanza grande y mejor que cualquier princesa que lleva en su día de boda. Ahora, Él continuó, ven aquí. Sorprendentemente, en mi espíritu, comencé a subir.

Es por elección de Dios, que uno es tomado en espíritu al cielo desde la tierra. La persona experimenta lo que se le conceda ver y oír allí.

COMENTARIOS BÍBLICOS DEL CAPÍTULO UNO.

  1. El Señor Jesús visitó al apóstol Juan en una visión, cuando él estaba en la tierra en la isla de Patmos, Apocalipsis 1.9. Él estaba tan emocionado, que cayó a los pies de Cristo, como un hombre muerto, Hechos 9.3,5. Pero más tarde, Juan fue llevado al cielo en espíritu, donde fue capaz de mirar al

Señor Jesús, así como al Padre en Su Trono, sin estar físicamente, Apocalipsis 4.5.

  1. El apóstol Juan vio, siete de los ángeles que estaban delante de Dios, para cumplir las órdenes de Dios, apocalipsis 8.2. Sabemos que entre los ángeles de Su Presencia, Gabriel fue quien le dijo a Zacarías, que él, Gabriel, se encuentra en la Presencia de Dios, Lucas 1.19. Estos ángeles son elegidos para esta responsabilidad especial, 1 Timoteo 5.21.
  2. Los colores de sus ropas, significan que estos ángeles están en la Presencia de Cristo Rey, Juan 19.2,3. Las bandas de oro sobre el pecho, indican su servicio sacerdotal a Dios, Apocalipsis 15.6.
  3. Todo lo que el Padre me da, vendrá a mí, dijo Jesús, Juan 6.37. El Padre desposa a sus hijos adoptivos con Su Hijo, aquí en la tierra.

En el momento en que cada uno ha nacido de nuevo del Espíritu, entra en el Reino de Dios, Juan 3.3, 5,6. A sí mismo, para el cristiano, chuppah o dosel, es: en el Seno del Padre. El Señor llama a esto, La casa de Mi Padre, donde los suyos en la tierra, permanecen en espíritu, incluso ahora, Juan 1.18; Juan 14.2,3; Juan 17.24; Colosenses 3.3. La Presencia del dosel, simboliza el hecho de que Jesús viene, de la Casa de Su Padre en este caso. El propio chuppah, representa al Padre, según el significado de la palabra AMOR.

  1. Melquisedec, era rey de Salem y eternamente sacerdote del Dios Altísimo, Génesis 14.18; Hebreos 7.1,3. El manto de púrpura representa la realeza de Cristo, Juan 19.2,3. El manto blanco con la cinta de oro por el pecho, significa Su Sacerdocio. Jesús se apareció al apóstol Juan, en la misma túnica blanca y con la cinta de oro, Apocalipsis 1.13. La corona que llevaba puesta, cubre la parte superior de la cabeza. Está hecho en un trabajo de filigrana de oro, con hilos de oro. Es similar a las coronas decorativas colocadas en la parte superior de los rollos de la Torá, la Palabra escrita de Dios en las sinagogas. El Señor Jesús, es la Palabra de Dios, Juan 1.1.
  2. El diccionario da el significado, de sabiduría humana, como el conocimiento de lo que es verdad o que es recto, acoplado con el justo juicio en su aplicación, para obtener los resultados deseados.

Sin embargo, la sabiduría de este mundo es necedad ante Dios, la sabiduría natural irremediablemente, está viciada por el pecado, 1 Corintios 3.19; 1 Corintios 1.20. La sabiduría de Dios el Padre, desde el principio, se ha encapsulado en la Persona de Su Hijo, 1 Corintios 1.24; Juan 1.2. Los que reciben a Cristo Jesús, están en Él, por Dios, para que el Hijo se convierta para ellos, en todas las cosas, incluyendo la Sabiduría Divina, Juan 1.12; 1 Corintios 1.30, Romanos 8.32.

  1. El diccionario define el conocimiento humano, como conocimiento de información obtenida, del estudio o de la experiencia. Pendientes de oro significan, el Conocimiento Divino del Padre, que Jesús recibe para el cristiano. Cristo dijo: que Dios, Jehová el Señor, le dio lengua de sabios, para saber hablar palabras al cansado; despertará mañana tras mañana, despertará su oído para que oiga como los sabios. Jehová el Señor le abrió el oído, y Él no fui rebelde, ni se volvió atrás, Isaías 50.4,5. El Espíritu Santo, revela al discípulo, el conocimiento que el Señor Jesús ha dado a esa persona, 1 Corintios 2.10,11. Una de las categorías de este conocimiento, es el don espiritual llamado, la palabra de conocimiento, 1 Corintios 12.8. Se trata de una revelación directa del conocimiento que no fue visto, oído o pensado por el cristiano, 1 Corintios 2.9. Otra área de conocimiento sobrenatural es, la conciencia del discípulo, donde el Espíritu revela lo que está conforme o no está de acuerdo con la Vida de Cristo en la persona, Romanos 9.1.
  2. La definición de la comprensión humana, es tener una visión o comprensión con la mente, del significado de algo. Pero, la comprensión en el creyente, está en el corazón espiritual de Cristo. El corazón de oro, colgado de una cadena, sobre el corazón de un discípulo, representa el corazón espiritual de

Cristo, que se reproduce en esa persona, cantares 8.6. Respondió el rey Salomón a Dios, dame un corazón comprensivo para administrar justicia en el ámbito natural, 1 Reyes 3.9, 11. El Cristiano recibe el corazón del Espíritu, para entender las cosas de Dios, en una esfera sobrenatural, Ezequiel 11.19; 1 Corintios 2.14; Isaías 6.10.

El espíritu humano, es renovado para saber intuitivamente, en su conciencia, cuando algún pensamiento, palabra o acto es de Dios o no, pero el corazón entiende su significado. Lo que la mente o el espíritu no pueden entender, El corazón lo hace, porque es la sede de la fe, por la que entendemos las cosas espirituales que no se ven, Hebreos 11.1,3; Romanos 10.9,10.

  1. Uno de los significados de la palabra, discreción humana, es la capacidad de actuar con prudencia, siendo prudentes en el ejercicio de la sensibilidad, con respecto al efecto de la conducta.

La principal palabra hebrea para pulseras, se deriva de una raíz que significa, atar o unir. Pulseras en las muñecas de los cristianos, significan, estar ligados o unidos al Señor Jesús, 1 Corintios 6.15, 17.

En los tiempos del Nuevo Testamento, los prisioneros fueron atados con una cadena alrededor de sus muñecas, Hechos 12.6,7. Pablo consideró discípulos consagrados, a los presos voluntarios de Cristo Jesús, Romanos 16.7. Por lo tanto tenemos que ser contenidos por el Espíritu, para que no seamos capaces de hacer o decir lo que queramos, pero estamos para actuar con la guía del Espíritu, Gálatas 5.17,18.

  1. El diccionario define, el discernimiento, como la facultad de distinguir con precisión entre las cosas. El adorno de la nariz, es un símbolo del discernimiento espiritual, porque la nariz reconoce instantáneamente la presencia de un olor. La nariz, distingue entre los olores agradables y ofensivos, sin referencia a la mente o la vista, Ezequiel 16.12; 1 Samuel 3.8. El discernimiento, detecta el significado de la expresión común, es olfatear un asunto. Lo primero que debe determinarse en el discernimiento espiritual, es si el asunto en cuestión, es, o no es de Dios. Si no es de Dios, la siguiente distinción, es si se trata de la carne, si viene de la persona física o de Satanás, demoníaca. Este regalo espiritual, puede ser una manifestación del Espíritu Santo, llamado distinguiendo los espíritus. Capacita a los creyentes para identificar el tipo de espíritu que opera en una situación particular, grupo o individuo, 1 Corintios 12.7,10.
  2. En los antiguos esponsales judíos, por el derecho a casarse con la joven, la familia del novio daba dones llamados, el precio de novia, Génesis 24.53; Génesis 29.18, 26,27; Génesis 34.11,12. La entrega de dinero o algún otro regalo de valor, constituía el compromiso para casarse. En tiempos más recientes, en las ceremonias de esponsales judíos, el novio le da a la novia un anillo y dice: He aquí, usted está consagrada a mí con este anillo, de acuerdo a la Ley de Moisés y de Israel. Cuando la persona está desposada con el Señor Jesús, un anillo en el dedo espiritual, es un constante recordatorio de que uno está consagrado, apartado para Él. También representa Su Promesa de Fidelidad, al dotar a la persona, con Dones Espirituales y con la Gracia que sea preciso, para llevar a cabo el llamado del Padre, en esa persona.
  3. En la Biblia, un collar de oro, es un símbolo de la autoridad de una persona, que está bajo una autoridad mayor, Génesis 41.42; Ezequiel 16.11. Un ejemplo, es el rey Belsasar, quien dio órdenes y ellos pusieron un collar de oro en el cuello de Daniel y le dio autoridad como tercero en el reino, Daniel 5.29. El cuello representa la voluntad humana, ya sea en sumisión a la autoridad o siendo obstinado y de dura cerviz, Proverbios 1.8,9; Mateo 8.8,9; Hechos 7.51. El Padre dio a Su Hijo, Autoridad sobre todas las cosas, Mateo 28.18; Juan 3.35. Sin embargo, el Señor Jesús se humilló siempre a la Autoridad de la Voluntad del Padre, Juan 5.30. Debido a Su Amor y respeto por el Padre, Jesús temía actuar siempre de forma independiente de Él, pero halló placer en obedecerle, Salmo 40.8; Isaías 11.3; Juan 5.19,20. Cristianos encontrarán descanso sólo con el mismo yugo que llevó Jesús sobre Su Cuello, Mateo 11.28,30.
  4. La novia, Rebeca, le preguntó al siervo: ¿Quién es ese hombre que viene por el campo hacia nosotros? Él es a quien yo sirvo, dijo: Él, Isaac, es mi amo. Entonces ella tomó el velo y se cubrió, Génesis 24.65. Era una costumbre en los primeros tiempos, en el que una futura novia se cubriera con un velo, y estaba apartada hasta que estaba casada. Un discípulo de Cristo, acepta el velo espiritual, en todo su ser, en su consagración a Él, 1 Corintios 6.19,20. La palabra favor, se traduce generalmente en la Biblia, como Gracia. El Velo de la Gracia Divina, la Gracia, rodea a los que abrazan su consagración a Jesús. Cada uno puede decir, como David: Usted me rodea con Su Favor, como con un escudo, Salmo 5.12.
  5. A través de su siervo, Abraham le dio regalos a Rebeca, la prometida de su hijo Isaac, Génesis 24.53. Nuestro Padre Dios, da Dones de Su Esplendor, a través de Su Hijo, a los que acogen su compromiso con Cristo Jesús, Santiago 1.17. Estos regalos hacen que la novia sea extremadamente hermosa a los ojos de Dios. Dios dijo, que la belleza  es perfecta, por el esplendor que Él dispensó, Ezequiel 16.13,14.
  6. El autor del libro de Hebreos, dice que el Salmo 45, habla acerca del Hijo de Dios, Hebreos 1.8,9. Este salmo, es una canción de bodas del matrimonio de Cristo Rey con su novia. En el Salmo 45.13, la esposa, se describe como toda gloriosa. Esto se refiere a la persona interior del corazón, con el ornato incorruptible de un espíritu afable y apacible, que es de grande estima delante de Dios, 1 Pedro 3.4.
  7. El rey Salomón pidió a Dios, que le diera un corazón entendido para juzgar a su pueblo, para discernir entre el bien y el mal.

Dios le dijo: Porque has pedido esto y no pediste cosas para ti mismo, He hecho conforme a tus palabras y te he dado también lo que no has pedido, 1 Reyes 3.9,11,13.

  1. El misterio supremo de Dios, es Cristo Jesús, que incorpora todos los demás misterios divinos dentro Él, Colosenses 2.2,3. El misterio del amor siempre creciente, que se manifiesta en Cristo, es el mayor misterio de Dios. Esto nunca puede ser totalmente conocido, Efesios 3.17,19; Lucas 10.22.
  2. Alégrate, mujer estéril, la que no da a luz; prorrumpe y clama, tú que no tienes dolores de parto; porque más numerosos son los hijos de la desolada, que de la que tiene marido, Gálatas 4.27; Isaías 54.1.
  3. Adán era un tipo de Él, Cristo, que había de venir, romanos 5.14; Génesis 2.24. Los esposos y las esposas de la tierra, se convierten en una sola carne, lo que significa que los dos piensan y actúan como uno solo. En plena Unión con Cristo, la novia se convierte en un solo corazón, una sola alma y un solo espíritu con Él, Ezequiel 11.19; Hechos 4.32; 1 Corintios 6.17. La Biblia llama a José, el esposo de María. Después de su compromiso matrimonial, se consideraban casados, pero sin la consumación física, Mateo 1.19. Esto también es cierto con nuestro compromiso con el Señor Jesús, 2 Corintios 11.2.
  4. En dos casos de compromiso en las Escrituras, el novio pone su manto sobre la futura esposa, igual que Cristo:
  5. Dios extiende Su Manto sobre Su pueblo de Jerusalén, para que Su Amor pueda cubrir su desnudez, ósea, la exposición de su naturaleza pecaminosa, Ezequiel 16.8; 1 Pedro 4.8.
  6. Después de que Booz le preguntó a la viuda de Ruth, ¿quién eres?

él extendió su cobertura a través de ella, como una señal de su voluntad de ser su protector, y su redentor, Rut 3.9,12,13; Deuteronomio 25.5,7.

  1. Jesús, como nuestra cabeza, nos cubre en este compromiso, lo cual significa, que caminamos bajo Su Favor, Protección y Autoridad. Esto es para que nuestras mentes, no sean desviadas de la sencillez y pureza de devoción a Cristo, 2 Corintios 11.3.
  2. El Corazón apasionado de Cristo, por sus amados comprometidos, está representado, por el ardor del cuidado hacia la doncella, en el cantar de los cantares 4.9: Usted ha hecho que mi corazón lata más rápido, mi hermana, mi novia. Ha hecho que mi corazón lata más rápido con una sola mirada de sus ojos.
  3. La vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo, sistema regido por Satanás, 1 Juan 2.16. El orgullo está reclamando para sí, la gloria que pertenece a Dios, Juan 5.44. Toda la gloria pertenece a Dios. Él ha dicho: No daré Mi Gloria a otro, Isaías 42.8. El Hijo de Dios, es el Resplandor de la Gloria de Su Padre, pero Él no reclamó esa Gloria como propia, Hebreos 1.3. Sigue siendo el Padre, el Único.

La Luz de la Gloria de Dios, resplandece en los corazones de los discípulos, pero no es Su Poder, 2 Corintios 4.6. Ellos están reflejando a Dios, como dice 2 Corintios 3.18, donde el reflejo, en el mejor sentido de la palabra griega, se traduce generalmente con la palabra, mirando.

  1. Isaías habló, de abstenerse de amenazar con el dedo, lo que significa un juicio sobre otras personas, Isaías 58.9.
  2. David dijo a Saúl, cuando el rey le ofreció a su hija en matrimonio: ¿Quién soy yo para que yo sea yerno del rey?, 1 Samuel 18.18
  3. ¿Qué tienes que no hayas recibido? 1 Corintios 4.7. Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, desciende del Padre de las Luces, Santiago 1.17; Juan 3.27. Incluso nuestro propio ser, ahora es un regalo de Dios, porque Su Hijo, nos compró en la Cruz del Calvario, a nuestro antiguo amo, 1 Corintios 6.19,20; apocalipsis 5.9.
  4. Faraón, rey de Egipto, tenía  capturado a Gezer y la dio en dote a su hija, para que fuera la esposa de Salomón, 1 Reyes 9.16. La dote de una novia, es la riqueza material que lleva al matrimonio. No hay riquezas que cualquier persona puede dar al Hijo de Dios, a quien el Padre, hiso heredero de todas las cosas, Hebreos 1.2. Su Padre, Dios, es dueño de la tierra y todo cuanto hay en ella, Salmo 24.1.
  5. La ropa de cama a la que se refiere Dios, son las túnicas de lino blanco, finamente tejidas, tales como las usados por los Aarónicos sacerdotes, Levítico 6.10; Éxodo 39.27. Estas prendas representan la Justicia de Cristo, que se le dio a ella, la esposa de Cristo, para vestirse de lino fino, Apocalipsis 19.8; Isaías 61.10; Romanos 3.22.

Lino fino, simboliza actos de justicia que el Espíritu Santo lleva a cabo, a través de la santos, para glorificar al Señor Jesús, Juan 16.14; Romanos 15.18,19.

  1. Una de las promesas que Jesús hace a cada cristiano, cuando comparte en Cristo, si supera a todos los enemigos de Dios, es un nombre nuevo. Yo le daré una piedrecita blanca, y un nuevo nombre escrito en la piedra, que nadie conoce sino el que lo recibe, Apocalipsis 2.17.

El nombre es grabado en una piedra, para indicar que el creyente, se llamará definitivamente con este nombre en el cielo. Sólo la persona que recibe el nombre, conoce la base sobre la cual Dios le da el nuevo nombre.

  1. La raíz de la palabra hebrea para camello, es un verbo que significa, abordar plenamente. El Salmo 116.7, traduce este verbo, cuando el Señor ha colmado de bienes. Los camellos transportan las mercancías de algún tipo. Dios ha sido generoso en el envío de esta cantidad de animales. Veinticuatro camellos, implican que esta caravana está bajo la autoridad del cielo. Un ejemplo del número veinticuatro, que significa autoridad celestial, es el grupo de los veinticuatro ancianos que gobiernan desde sus tronos, alrededor del Trono de Dios, Apocalipsis 4.4.
  2. Cristo en vosotros, es, la Esperanza de Gloria, Colosenses 1.27; 1 Timoteo 1.1. Todo lo bueno que podríamos desear, se encuentra en Él. Porque no importa cuántas promesas ha hecho Dios, siempre son, sí, en Cristo, 2 Corintios 1.20; Colosenses 2.9,10; Colosenses 3.11.
  3. La ropa del desierto de color camel, ósea de color camello, de los asistentes, demuestra que no son de este mundo malo.

AQUÍ TERMINAN LOS COMENTARIOS BÍBLICOS DEL CAPÍTULO UNO.

Capítulo Dos.

EL ASCENSO.

Al elevarme, me di cuenta de que un escudo protector me rodeaba. Era claro y redondo. Me preguntaba, si este escudo estuvo presente en todo momento, aunque no lo viera. Me senté, llevando las rodillas hasta el pecho con los brazos abrazando las piernas.

LA VIDA MÁS PROFUNDA.

Me puse a reflexionar durante este ascenso, ¿Cómo todo esto comenzó? Ciertamente, cuando volví a nacer, me dije a mí misma. Pero yo quería pensar más allá de la infancia y la adolescencia cristiana. No, pensé, comenzó cuando decidí que quería vivir lo más profundamente posible, para tocar la esencia de la Vida misma. La única manera de hacerlo, era conocer verdaderamente la Vida en sí mismo.

Dios  es quien da vida y aliento a todas las cosas,  Hechos 17.25.

Había llegado a un punto en mi vida, donde yo no quería vivir como una piedra saltando a través del agua. Yo quería experimentar profundamente. Yo quería conocerlo.

Al reflexionar, me di cuenta que me había llevado veinte años como cristiana, para llegar a esta conclusión. Veinte años de ser persuadida de que conocer la comunión con Dios, es la búsqueda más noble de la humanidad.

Bueno, me exclamé, ¿cómo me ha llevado tanto tiempo?

El mandamiento más importante es, Amarás al Señor tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente, y con todas tus fuerzas, Marcos 12:30. Esto significa con todo nuestro ser.

LA EMBOSCADA.

Al acercarme al segundo cielo, tuve un mal presentimiento, de repente, a lo lejos, vi que la atmósfera se rasgó, y un enjambre negro, estaba vertiendo algo a través de la abertura. Desde mi perspectiva, el enjambre parecía langostas o abejas. Fuera lo que fuese, se dirigía rápidamente en mi dirección.

Demonios negros, con los ojos enrojecidos y olor pútrido, rodearon el escudo. Parecían gárgolas aladas. Comenzaron a gritar maldiciones contra mí. Me sentía atrapada, acorralada. Estos espíritus comenzaron a vomitar una bilis verde enfermizo, al escudo protector.

La bilis tiene que haber tenido las propiedades de ácido, por que comenzó a quemar la superficie, haciendo que se deformara y se pusiera delgada como plástico calentado. Luego, con fuertes garras, los demonios comenzaron a cavar a través de estas áreas debilitadas. Señor, ayúdame, le exclamé.

En Job 20:12,15, personas malvadas, son descritas como aquellas que se alimentan del mal, y luego vomitan encima, la bilis de cobras que llevan dentro, versículos 14  y 15, hebreos.

AYUDA ANGELICAL.

Inmediatamente, escuché gritos en el borde exterior, que provenían de varios de estos demonios de la manada, y rápidamente dirigieron su atención de mí, hacia dos ángeles guerreros vestidos con una armadura brillante y hacia el ángel Azar.

Yo estaba muy contenta de ver a Azar. Cuando lo vi anteriormente, me había dicho que él era el ángel de la  ayuda, asignado para protegerme. Bueno, yo necesitaba ayuda ahora.

Azar iba vestido con overol de trabajo sobre el que llevaba una túnica marrón fina. Una bolsa de herramientas blanca, colgaba del cinturón.

Dos máquinas de succión que tenían un mango entre ellos, también colgaban de este cinturón. Estas máquinas, eran de los tipos utilizados para mover grandes hojas de vidrio. Sumado a eso, tenía un tanque enganchado en su espalda.

Me alegré cuando lo vi.

Los guerreros iban vestidos con una armadura similar a la usada por los guardias centuriones, excepto que la armadura era traspasada por la luz.

En lugar de espadas, llevaban varillas largas que muestran la Palabra de Dios.

El arma que el Espíritu Santo usa contra el enemigo, es la Palabra de Dios, Efesios 6:17.

Los demonios retrocedieron con el toque de estas barras como si recibieran un golpe violento. Al igual que los animales salvajes, sin embargo, luchaban ferozmente como quien busca mantener a su presa.

Mientras los guerreros luchaban con el enemigo, Azar sacó una manguera que estaba al lado del tanque enganchado a su espalda. Rápidamente lavó la burbuja con la manguera, para detener la bilis que se comía la superficie. Así rápidamente, unió las dos copas de succión a la burbuja. Entonces agarró la manilla que estaba entre ellos. Con un gran tirón, empezó a tirar de la pantalla hacia arriba, lejos de la batalla.

Los demonios comenzaron a gritar cuando se dieron cuenta que estaban quedando fuera del área donde yo me encontraba.

Los ángeles guerreros mantuvieron a los demonios a raya, mientras hacíamos nuestro escape. Mientras subíamos más alto, vi que los guerreros estaban desviando al enemigo de mi ruta, llevándolos hacia el desgarró en la atmósfera. Suspiré de alivio.

EL CORREDOR.

A medida que nos elevábamos, el sonido del clamor demoníaco se fue desvaneciendo. Una gran sensación de paz se apoderó de mí.

Azar había retirado el escudo en un pasadizo invisible. A cada lado de la burbuja, miles de ángeles volaban en un lento espiral ascendente. Formaron un magnífico corredor brillante hacia el Paraíso.

Ellos nos sonrieron cuando pasamos. Rayas de rayos láser de luz, destellaban al rededor nuestro, subían y bajaban. Estos eran los ángeles que viajaban por el pasadizo.

En el sueño que tuvo Jacob, vio que una escalera estaba apoyada en la tierra, y su extremo tocaba el cielo: he aquí, los ángeles de Dios que subían y descendían por ella, Génesis 28:12.

La raíz de la Palabra hebrea para escalera, denota una autopista. Cristo Jesús es la carretera que une el cielo y la tierra, Hebreos 10:20; Juan 14:6.

PARAÍSO.

Antes de entrar en una mayor luz, al final de este pasillo, salió Azar para llevarme al Paraíso, de una diferente manera. De repente, la burbuja surgió a través de una abertura, en el césped del parque de Dios, la cual está perfectamente arreglada.

Lo siento, está a punto de estallar su burbuja, bromeó Azar. Tan pronto como el escudo tocó la hierba, la cual era color rosa, la ruptura fue tan fácil, como una burbuja de jabón frágil.

Gracias por ayudarme Azar, le dije con gran alivio.

Esta frase que me dijo Azar: está a punto de estallar su burbuja, es un juego de palabras, que significa, romper la impresión que se tiene de otra persona sobre aquello que es permanente.

Nuestro objetivo es satisfacerla, dijo Azar, arrastrando las palabras con un acento vaquero. Sacó algo de su ropa y comenzó a limpiar el polvo en mí. Supongo que había copos de burbujas en mí.

Miré a mí alrededor. Me sentí como en casa. A pesar de que yo había visitado el Paraíso muchas veces, la belleza y la grandeza del parque de Dios, siempre me abrumó.

Azar continuó hablando sobre los demonios, no son más que una molestia. No tienen poder real. Esa es la razón por la que viajan en manadas. Son una molestia, sin embargo. Pueden hacer perder tiempo.

¿Y los guerreros? Le pregunté. Bueno, sonrió, a veces necesito ayuda para mí. Esos son los vigilantes, que forman parte de la patrulla fronteriza. Se niegan a tomar cualquier tontería de aquellos que deseen intervenir.

Los ángeles malos están obligados a  mantener su propio dominio  y no abandonar  su propia morada, Judas 6. Los observadores angelicales, son guerreros en las fronteras del cielo, para asegurar que Satanás y sus huestes permanezcan dentro de sus límites, asignados por Dios.

Azar dio un paso atrás y me miró: Entonces, ¿cómo te sientes?

Me siento bien, le dije, ¿Vas a agradecer a los vigilantes que me ayudaron? Lo haré, sonrió. Comenzó a tomar sus armas fuera de las correas que sostenían el tanque en la espalda.

¿Va usted a ver a su papá?, me preguntó. Sí, le sonreí, dándole sus herramientas que habían caído al suelo, cuando la burbuja estalló.

ESCOLTA ANGÉLICA.

Dos ángeles que parecían hermosas mujeres jóvenes, vinieron volando. Vestían túnicas de color azul pálido y no tenían alas.

Ven a volar con nosotras, Anna, me llamaron.

Azar sonrió, Ellas le acompañarán hasta la Sala del Trono.

¿Quieres venir con nosotras? Le pregunté a Azar.

Tengo que probar el equipo antes de que lo guarde, dijo. Adelante, continuó. Usted disfrutará del vuelo.

Levanté mis brazos hacia los ángeles, indicando que quería unirme a ellas. Riendo, se abalanzaron y me recogieron, una a cada lado. Inmediatamente ejecutaron vueltas como haciendo dos bucles que me dejaron sin aliento.

Azar rió e hizo un llamamiento en pos de mí: que tenga un buen tiempo con su papá.

Volaron conmigo estando yo entre ellas. Eran como volantes dobles de precisión y ejecutaban acrobacias peligrosas sobre el terreno del Paraíso. Ellas volaban como palomas en el cielo con gran agilidad. Yo sabía que ellas estaban tratando de compartir conmigo, una experiencia de las que yo no podría tener en la tierra. Sin embargo, yo estaba empezando a estar agradecida por este hecho. Eran tan exuberantes como niños.

EL SALÓN DEL TRONO.

Llegamos muy alto en el Salón del Trono y bastante lejos del Trono. Sin embargo, desde esa altura tenía una vista panorámica del Glorioso Arco de colores que emana de mi Padre, los miles de redimidos en el mar de vidrio, los ángeles que iban y venían, los ancianos, los cuatro seres vivientes, y la actividad alrededor del Trono, la cual supuse que debía ser un asunto oficial del Reino.

¿Me preguntaba, si debería molestar a mi Padre? Me dije a mi misma.

Ven aquí, Anna. Mi Padre habló con esa Voz fuerte, pero suave que penetró hasta el núcleo de mí ser.

Los ángeles que me llevaban, respondieron inmediatamente a su solicitud. Ellos hicieron un viraje pronunciado y volaron hacia el área del Trono, con demasiada rapidez para mayor facilidad de aterrizaje, se podría decir. Justo antes de llegar al Trono, los ángeles hicieron un aterrizaje brusco a una distancia respetuosa de la actividad. Desafortunadamente me soltaron demasiado rápido, y el impulso me hizo deslizar en medio de los asuntos oficiales que mi Padre estaba ejecutando.

Yo estaba muy avergonzada, y los ángeles que me trajeron también se sintieron muy avergonzadas. Pero al igual que un poderoso jefe de gobierno cuyo hijo de dos años de edad, tropieza en su despacho, mi Padre celestial, estaba más preocupado por mis sentimientos que por los suyos.

No está mal, Él se rió entre dientes, al comentar sobre mi aterrizaje.

Acabo de salir del nido, papá, murmuré, tratando de ayudar a la situación.

Habló amablemente a los ángeles de escolta, tratando de aliviar su angustia. Gracias por traer a mi niña, dijo.

Ellas hicieron una profunda reverencia, moviendo la cabeza y mordiéndose los labios mientras se excusaron.

Me volví, para disculparme con los que habían estado en la conferencia. No me había dado cuenta de que eran muchos los que habían estado allí.

Miré a mi Padre, ¿Está usted ocupado? Hubo una pausa, entonces Dios se echó a reír. Los ancianos se rieron. Los redimidos y los ángeles se rieron. Yo reí. Fue una risa que rodó y continuó rodando por todo el cielo.

MI PADRE.

Después de que el sonido cesó, mi Padre dijo: Ven aquí, hija Mía. Él me recogió y me colocó en el apoyabrazos del Trono. Los que se habían reunido con Él, se inclinaron y se retiraron.

La Figura del Padre se compone de la Luz Divina, 1 Juan 1:5. Jesús habló a los demás acerca de la forma del Padre, Juan 5:37. Sólo el brillo del rostro del Padre, las personas que aún viven en sus cuerpos terrenales, no son capaces de mirar, Éxodo 33:20.

Miré hacia el área de Su Rostro.

Nuestro Padre es Luz Deslumbrante. Él tiene una forma y hasta se ve vestido con una Vestidura de Luz. De Su Pecho hacia arriba, es imposible ver Su Rostro debido a la brillantez. La Luz Blanca de Su Presencia, irradia hacia el exterior, para crear una aurora de colores como joyas resplandecientes.

A pesar de que Él encarna la Santidad y Majestad, estar cerca de Él, es tener el sentido más profundo de estar en casa. Me sentí completamente segura y me encantó absolutamente.

Debe de haber millones de personas que hablan a Ti en este momento, le dije a mi Padre.

Millones, afirmó, pero cada uno de mis hijos tiene una relación personal conmigo. Cada uno se siente como un único hijo, que recibe toda mi atención.

Dios ve a todos los seres humanos, Salmo 33:13,14. Él conoce cada corazón, Salmo 33:15. Él es consciente de lo que cada uno piensa, hace y dice, Salmo 139:2,4. Él está en todas partes, lo sabe todo, y es poderoso, Salmo 62:11; Salmo 139:7; Hebreos 4:13.

EL ÁGUILA REAL.

Así que Mi Padre continuó: ¿Cómo está mi águila real hoy en día?

Supuse que se refería a mí, como un águila juvenil, debido a mi aterrizaje sin gloria cerca del Trono.

Yo estoy bien, papá, le dije. ¿Cuánto tiempo se tarda un águila de oro para madurar?

Cuando sus plumas se vuelven de color blanco puro, usted está lista para anidar. Usted debe volar las montañas y valles del cielo, sin embargo, usted debe comer de Mi Mano.

No hay que buscar lo que las águilas abajo buscan. Ellos buscan carne fresca, nueva revelación, pero su juego está atado a la tierra, y también lo es su revelación de los tiempos, estaciones, señales naturales, y las consecuencias del pecado. Yo les he dado a ver en las almas humanas, en todo lo que se refiere a la revelación necesaria para el patio exterior. La mayor parte del trabajo de las águilas allí, es donde la necesidad es grande.

Y añadió: Hay águilas que vuelan en el Lugar Santo. Ellos ministran a Mí, más íntimamente. Vuelan entre los brazos del Candelabro de Oro. Ellos, al igual que David, están en Comunión con Mi Hijo, comen el Pan de la Proposición. Su revelación se utiliza para ayudar a los que sirven al Altar de Oro del Incienso. Menos ministran en el Lugar Santo.

Pero ¿quién ministra a Mí delante del Arca?

El Padre, compara el atrio exterior del tabernáculo  en el desierto, con el ministerio profético de Cristo, acerca de las necesidades y los problemas en la vida de las personas en la tierra, 1 Corintios 14:24,25.

EL SUMO SACERDOTE.

El Sumo Sacerdote, papá, yo le dije.

Sí, Mi Hijo. Él es el Gran Águila Blanca, así como el Gran Sumo Sacerdote. Él es el Sacrificio, y Suya es la Sangre Rociada. ¿Cuántos entran en ese lugar, es decir, quien es el Santo de los Santos?

UNO, yo le respondí a papá.

UNO, reiteró Él: Él es la Puerta, el Camino, la Verdad y la Vida. Él se acerca a ministrar a Mí. Y cuando, están Unido a Él, ustedes come de Mi Mano, cuando usted come de la Mano de Aquel que está sentado en el Trono, usted también se convierte en blanco. Más y más estrecho es el camino, Anna. Cada vez, menos son los que continuarán. Pero, para los que se han acercado a Mí, para aquellos que ponen sus manos sobre el arca y mueren al uso carnal de su propia alma, van a vivir entre los querubines y a llevar mucho fruto para el Reino.

El Ascendido Señor Jesús es el Gran Águila Blanca en la pureza absoluta de Su Ministerio como el Profeta predicho, Deuteronomio 18:18,19; Juan 7:40. Los creyentes mueren a su propia auto expresión, para vivir por Cristo, el Verdadero Maná, Marcos 8:34,35, Juan 6:32,33. Mientras llenan sus almas de Cristo Jesús, vaciados de sus propios pensamientos y deseos, Él se formará en ellos, Mateo 16:24,25.

Las águilas naturales tienen un tipo de baile al cortejar, en el cual, cierran las garras a gran altura por encima de la tierra. Luego comienzan a girar una y otra vez, como una rueda de la fortuna, y comienzan a caer hacia abajo.

De repente, me abrió los ojos en la visión y pude ver a dos águilas blancas con carros de ruedas.

Y continuó: Yo os elegí a vosotros, y vosotros me habéis elegido, y os he elegido.

Era como si la rueda del carro podía seguir y seguir, como una rueda eterna.

La visión terminó.

Mi Padre continuó: No dejes que nada te alimente, por muy sustancioso que parezca, aunque usted piense que sería útil para la humanidad. Come de Mi Mano y sueña entre los querubines.

MANÁ DE ORO.

Cuando la visión terminó, me di cuenta de que una lluvia de oro de luz caía sobre mí. Se amontonaban en mi cabeza, mis hombros, y luego mis manos; y volvía hacia arriba. Era suave como la nieve, pero no fría.

Maná de Oro, hija Mía. Alimento para el águila real.

Él sacudió el maná de mi cabeza, hombros y manos y lo tendió en Su mano de Luz.

Él quería que yo comiera.

Come de la Mano de Dios, Anna.

Comí maná de oro de Su Mano, y  añadió: Lo que pasa por su boca, se transmitirá a través de su mano, de modo que usted pueda escribir lo que ve y oye.

La lluvia de oro cesó.

COMPROMISOS.

Ahora, la razón por la que la llamé, Anna, mi Padre continuó: Usted debe estar lista. Desde su compromiso con Mi Hijo, ya que usted no es la misma. Usted pertenece a Él. Prepárese como lo hizo Esther. Te amamos y eres llamada y elegida. Por lo tanto, la necesidad para su formación, y lo que es más importante, se encuentra en la obediencia. Su obediencia debe surgir de un amor perfecto hacia Mí, no por coacción, sino por amor. Atrapa las zorras pequeñas, Anna, para que mi cosecha pueda ser llenada.

Y añadió: Queremos que atesores todo. El cortejo es un momento memorable, un tiempo suspendido. Es un momento en que los amantes caminan de la mano, un tiempo de crecer en el conocimiento y la comprensión sobre el otro. El tiempo del noviazgo en la tierra es dulce.

Pero usted, Anna, se encuentra en un noviazgo con Mi Hijo, el Príncipe, nada más Perfecto y Hermoso, ninguno más Poderoso y Glorioso: Mi Hijo. Abandónese a la experiencia del tiempo.

Las zorras pequeñas representan los hábitos y patrones de pensamiento, deseos, elecciones y conducta, de nuestra antigua vida egocéntrica. El Espíritu Santo, constantemente tiene un fuerte deseo de suprimir la antigua naturaleza malvada, así que, la vieja naturaleza, no puede hacer las cosas que desea hacer, Gálatas 5:17.

LA CARNE CONTRA EL ESPÍRITU.

Yo no quiero que usted viva por lo que sus ojos ven, o escuchan sus oídos o por la razón de sus pensamientos, dijo. Quiero que viva de toda Palabra que sale de Mi Boca, según sea el caso. El brazo de la carne nunca puede hacer Mi Voluntad. Trate con Mi Forma, Anna. Usted ha buscado su propia manera de ser principesca. A partir de aquí, tome el camino del Príncipe mismo, la Mente de Cristo, las Emociones de Cristo, la Voluntad de Cristo. Todo de Él. No es de su carne. Unión completa y total.

Él, no merece menos, ¿verdad?

Sí, papá, le dije en voz baja.

Esa es mi chica, dijo; dame la mano. Y me colocó en el mar de vidrio delante de Él.

La palabra, perfeccionado, significa, fin total e intencionado de un alcance, y que no le falta nada, Mateo 5:48; Santiago 1:4.

LA ESMERALDA.

Mi Padre puso una esmeralda grande para mí.

Para su corona, Anna, dijo.

La tomé. Ooh, papá, es hermosa, gracias, le contesté, aunque yo no sabía a qué se refería Él, sobre la corona. Se produjo una pausa. Entonces me preguntó: ¿le gustaría ver a Su Amado?

Me sentí avergonzada, porque Él había leído mi deseo más íntimo. Incliné la cabeza y saqué la llave de oro que cuelga de un cordón rojo alrededor de mi cuello. Jesús me había dado la llave. Que abre la cerradura de oro de la puerta del jardín cerrado de mi corazón en el Paraíso. El Señor me dijo que si quería verlo, me iba a encontrar allí. Levanté la llave de oro y sonreí a mi Padre.

Valla a Él, dijo mi Padre con ternura. Su Gloria procedía de Él y me besó la frente. Al instante, estaba ante el jardín amurallado.

La Gloria de Dios es el brillo impresionante de la Bondad de Su Amor, Éxodo 33:18,19; Éxodo 16:7,10. Por lo tanto, no es sorprendente presenciar la Gloria de Dios, al moverse hacia fuera desde el Trono y expresar el Tierno Afecto del Padre.

COMENTARIOS BÍBLICOS DEL CAPÍTULO DOS.

  1. En Job 1.10, Satanás dijo, que Dios había hecho una valla alrededor de Job para proteger su trabajo, su casa y todo lo que tenía, por todas partes.

David cantó, que Dios es escudo a todos los que en Él esperan, 2 Samuel 22.31.

  1. El cuerpo de Juan el Apóstol, permaneció en la tierra, sin embargo, fue llevado en el Espíritu, al cielo. Allí llegó y caminó con un cuerpo espiritual, Apocalipsis 4.1,2; Apocalipsis 10.8,10.
  2. 1 Juan 5.11 dice: Dios nos ha dado la Vida Eterna, y esta Vida está en Su Hijo. La Vida Eterna, es la Vida misma de Dios, que da a sus hijos, porque son herederos de Dios, en Cristo Jesús, Romanos 8.17. Para los cristianos, vivir la Vida de Dios, es conocer al Padre y al Hijo en el amor y compañerismo, como miembros de la familia celestial, Juan 17.3; 1 Juan 1.2,3; Efesios 2.19.
  3. El Padre siempre ha considerado, que amarlo, es querer estar con Él y esto es mayor que hacer obras para Él, Génesis 3.8; Levítico 26.11,12; Marcos 3.13,15. Una cosa primaria que Jesús desea de Su Padre es: que los cristianos estén con Él, donde Él está en el cielo, incluso, aún mientras están en la tierra, Juan 17.24; filipenses 3.20.
  4. Pablo dice, que fue arrebatado hasta el tercer cielo en el Paraíso en una ocasión, 2 Corintios 12.2, 4. El Trono del Señor, está en el más alto cielo, junto con los santos ángeles y redimidos que están allí, este es el tercer cielo, Salmo 11.4. El primero o el más bajo cielo, es la atmósfera celeste visible, sobre la tierra. La Biblia llama a este: La expansión  o firmamento, Génesis 1.8. Y hay un segundo cielo en el medio, la cual es la zona permitida por Dios para Satanás y sus huestes. Allí, el enemigo organiza y dirige sus estrategias malvadas, Efesios 6.12; Efesios 3.10.

El diablo y todos los que con él están, serán  arrojados a la tierra, en los últimos días, antes del regreso de Cristo, Apocalipsis 12.7,9.

  1. Eternamente criaturas enfermas, malditas, vomitan de lo que se han alimentado de los demonios, y subsisten exclusivamente en el mal, al igual que Satanás, y lo vomitan todo.
  2. Dios escucha el clamor de sus hijos en busca de ayuda. Él respondió a las súplicas de muchos cristianos que estaban reunidos y oraban por la liberación de Pedro en la prisión, Hechos 12.6,8,11,12. Dios envió un gran terremoto que abrió todas las puertas de la prisión en la medianoche, cuando Pablo y Silas estaban orando y cantando himnos de alabanza a Dios, Hechos 16. 25,26.
  3. Cuando el Altísimo haya realizado tu habitación, ósea, el que habita al abrigo del Altísimo, a sus ángeles mandará acerca de ti, que te guarden en todos tus caminos, Salmo 91.9,13. Esto se refiere a los ángeles de ayuda, que responden al grito de los discípulos. Estos ángeles están disponibles al instante, al igual que Azar, cuyo nombre es una palabra hebrea que significa, para ayudar o aliviar.
  4. Las varas o bastones esgrimidos por los dos ángeles guerreros, llevaban el mismo tipo de autoridad de la Palabra escrita de Dios, que Moisés ejerció con su cayado, cuando fue autorizado por las Palabras habladas de Dios. Moisés se convirtió así, en la vara de Dios, para derrotar al enemigo en Egipto y El pueblo de Dios, fue liberado, Éxodo 4.20; Éxodo 8.16,19.
  5. Mientras que Jesús estuvo en la tierra, y estuvo con sus discípulos, vivía como era en el cielo, porque, los ángeles de Dios, subían y descendían sobre el Hijo del Hombre, Juan 1.51.
  6. Es posible que los demonios ocasionalmente, obstaculicen a los ángeles que pasan por el territorio asignado al diablo, en el cielo intermedio. Los malos príncipes angélicos, estacionados allí, y Satanás, que controlaban el imperio persa, resistieron durante veintiún días, el paso del ángel de Dios, que fue enviado desde el cielo para Daniel en Persia. Y he aquí, Miguel, uno de los principales príncipes angélicos de Dios, vino a ayudar al ángel. En la escaramuza, otros gobernantes demoníacos de Persia, se unieron a la lucha, Daniel 10.12,13. En el camino de regreso al cielo, el ángel de Dios, que había venido a Daniel, iba a tener que luchar a través de los ángeles malos de Persia y Grecia.

Él volverá a tener la ayuda de Miguel, el cual es el ángel principal de Dios, asignado a la nación judía, Daniel 10.20,22; Daniel 12.1.

  1. Los ángeles guerreros observadores, no pierden de vista al enemigo, así están seguros de que no se excederán de los límites que les es permitido ir, hacia la gente en la tierra. Un observador angelical, un santo, descendió del cielo y anunció el decreto de Dios para permitir que el diablo afligiera al rey Nabucodonosor de una manera determinada y durante un tiempo determinado, Daniel 4.13,17.
  2. Algunos ángeles se ven, hablan y visten como los hombres, otros ángeles aparecen como mujeres.

Al menos, tres Escrituras apoyan esta diferenciación:

  1. En Mateo 22.30, Jesús dijo: Porque en la resurrección, ellos los santos cristianos y cristianas, ni se casan, ni se dan en casamiento, sino que serán como los ángeles en el cielo. Si los ángeles no son representativos de los hombres y las mujeres, la analogía o similitud que hace el Señor de ambos, no tendría sentido.
  2. En Hechos 12.12,15, Pedro es liberado milagrosamente de la cárcel y se va a una casa donde los creyentes están en oración por él. Una sirvienta no abrió la puerta a la llamada de Pedro, pero reconoció su voz. Cuando le dijo a los de la casa, que Pedro estaba fuera, dijeron:

Es su ángel. Sabían que la voz de un ángel suena como el cristiano a quien se asigna el ángel. El ángel de Pedro sonaba masculino.

  1. Zacarías 5.9, dice que dos mujeres salían con el viento en sus alas para levantar de la tierra al que es malo, para depositar en ella una tierra extranjera. Las dos mujeres aladas parecen ángeles malos. No obstante, es cierto, que a veces los espíritus, en el cielo más altos, parecen que tienen tareas desagradables, 1 Reyes 22.21,23. Sin embargo, Satanás no puede crear. Si hacían bien o mal, estas mujeres aladas se originaron con Dios.
  2. El apóstol Juan, da la mejor descripción de la grandeza de la escena en la Sala del Trono de Dios, con el desarrollo de los acontecimientos

Gloriosos allí, en los capítulos 4 y 5 del libro de Apocalipsis.

  1. Dios Padre se ríe. Dios en el cielo simplemente se ríe. Él se divierte con todos los planes insignificantes de las naciones paganas que piensan que son capaces de establecer sus propios reinos, en oposición al Señor y Su Mesías, Cristo Rey, Salmo 2.4,2. Nuestro Dios, incluso grita de alegría por su pueblo, Sofonías 3.17.
  2. Dios el Padre extendió Su Mano y tomó al profeta Ezequiel por el pelo: Ezequiel 8.2,3; Dios alimentó con su mano a Ezequiel, Ezequiel 2.3, 9. Dios el Padre, estaba sentado en Su Trono, y tenía un libro en Su Mano Derecha, apocalipsis 5.1.
  3. Los seres humanos tienen una forma exterior que se encuentra en lamisma forma como el Padre y el Hijo, siendo hechos a la imagen de los dos, Génesis1.26; Ezequiel 1.26,27.
  4. Como nuestro Padre Dios, es capaz de escuchar y responder a millones de personas al mismo tiempo, está más allá de nuestra comprensión. David dijo: tal conocimiento es demasiado maravilloso para mí. Es demasiado alto, no lo puedo alcanzar, Salmo 139.6; Job 9.10.
  5. El águila de oro cristiano, está en la etapa juvenil de aprender a participar en el ministerio de Cristo, el Gran Águila Blanca, ver nota 25. Uno de los oficios de Cristo Jesús, es el de profeta, que predijo Moisés en Deuteronomio 18.18,19; Juan 6.14. El vuelo del águila, simboliza el ministerio profético de Jesucristo desde el cielo, lo cual está representado por uno de los cuatro seres vivientes, que rodea el Trono de Dios, Apocalipsis 4.6,8. Las águilas, vuelan y están equipados para ver objetos en la tierra desde una gran altura, sus ojos ven desde lejos, Job 39.29. El Señor Jesús como el Profeta, discierne claramente desde la perspectiva de Dios, lo que el Padre habla a los de la tierra. Cristo revela Actos y Palabras del Padre, a ciertos cristianos águilas, en la tierra, que hablarán o escribirán para edificación, exhortación y consolación a otros, Juan 12.49,50; 2 Pedro 1.20,21; 1 Corintios 14.3.
  6. El Señor Jesús llama a las águilas de oro, a vivir en el espíritu y el corazón, con Él, en el cielo. Ellos son escondidos con Cristo en Dios, a pesar de que caminan sobre la tierra, Colosenses 3.3. Las revelaciones que se les referirán principalmente, es la vida en el cielo, donde nuestra familia eterna y el hogar son. El Padre les da de comer con el verdadero maná, que es Cristo, Oseas 11.4; Apocalipsis 2.17, Juan 6.32,35. Ellos se convertirán en blancos, como Jesús, el Gran Águila Blanca, Salmo 51.7; Lamentaciones 4.7; Mateo 28.3.
  7. El mayor número de cristianos águilas, son llamados y dotados para servir. El altar del holocausto ofrecido, representa la Sangre del Sacrificio de Cristo en la Cruz del Calvario, para liberar a las personas de la culpa y el poder del pecado. Esto, es llevarlos a la consagración y a la paz con Dios en Su Hijo, Levíticos 1.5. El Señor Ministra a través de un cristiano águila, en el patio exterior, todos los días de la vida adulta de ese cristiano. Sin embargo, Él puede pedir a esa águila, que esté en otra área del tabernáculo. Dondequiera que uno sirve, la ministración, es siempre primero a Dios y luego a las personas, en Su Nombre.
  8. Las revelaciones del Padre, a través del Señor Jesús, se dan para diferentes propósitos, en el área delante de la tienda del tabernáculo, llamado, el Lugar Santísimo, Éxodo 29.30. Con la lámpara de oro, Dios da la luz divina de Su Palabra escrita, a los cristianos águila, Éxodo 25.31; Éxodo 27.20; Salmo 119.105. En la mesa de los panes de la Presencia, revelaciones se conceden sobre la vida, en estrecha comunión con Cristo Jesús, Éxodo 25.30. La iluminación sobrenatural del candelabro, en la vida celestial de compañerismo con el Señor, se suministra para ayudar a los cristianos que están llamados a un ministerio de oración. La oración, es representada por el altar del incienso, situado antes del velo, en el lugar santo, Éxodo 30.1,7; apocalipsis 5.8; apocalipsis 8.3,4.
  9. Jesucristo, es también el Gran Sumo Sacerdote ante el Padre, según el orden de Melquisedec, Hebreos 4.14. Como Sumo Sacerdote, Jesucristo ofrece comida a Su Padre, en la forma de la grasa y la sangre; ambos estaban reservados a Dios en los sacrificios del Antiguo Testamento, Levítico 3.16,17; Ezequiel 44.7,15. En más profunda, amorosa comunión con el Padre, El Hijo, ofrece la grasa de acción de gracias, alabanza y adoración, como aroma agradable, Hebreos 2.11,12; Levíticos 1.3. También presenta la Sangre del Calvario en la intercesión, Hebreos 7.25; Hebreos 9.11,12. Los sacrificios del altar del sacerdocio del Antiguo Testamento, representaban a Cristo Jesús, el único que nutre al Padre, Levíticos 21.6; Números 28.2.
  10. Los que se acercan a Dios en Cristo, el Santo de los Santos, deben morir a su naturaleza pecaminosa. La Palabra de Dios, declaró, en cuanto a nuestra naturaleza humana, que la naturaleza humana que adquirimos al nacer, es carne, Génesis 6.3. La Biblia usa la palabra carne, de varias maneras. Puede significar, la cubierta suave de los huesos de toda la humanidad, el cual está dañado. Pablo dijo: yo soy carnal, vendido a la esclavitud del pecado, Romanos 7.14. No hay nada bueno que habite en mí, es decir, en mi carne, Romanos 7.18. Hay una ley irreversible de pecado, que está en mis miembros corporales, Romanos 7.23. Esta ley siempre ocasiona pecados, cada vez que usamos nuestro cuerpo o el alma, representada por la mente, emociones y voluntad, independientemente de la dirección del Espíritu Santo, Efesios 4.22. La salvación del alma y el control del cuerpo, al Señorío de Cristo, no significa la aniquilación de las facultades que Dios nos ha dado. Es sólo su uso carnal, centrado en sí mismo, que debe mantenerse inactivo. Cuando hemos continuamente escogido a Cristo Jesús, en lugar de nosotros, el Espíritu mantendrá a la carne, confinada como prisionero y se mantendrá en el corredor de la muerte. Sin libertad de hacer lo que agrada a la carne y sin la posibilidad de hacer cualquier cambio en nuestra carne, toda esperanza en nosotros mismos, se marchitará.

La carne es enemistad hacia Dios y no puede obedecerle, Romanos 8.7. Se encuentra bajo la maldición de Dios, Jeremías 17.5. Nosotros llegamos a odiar la carne que opera en nosotros, cuando el Espíritu Santo revela la fealdad de su corrupción, Juan 12.25; Colosenses 2.18. La impartición de la Vida del Alma de Cristo, permite que la Vida del Alma del Señor, se manifieste en nosotros. Esto es la salvación de nuestras almas, Hebreos 10.39; 1 Tesalonicenses 5.23; Santiago 1.21; 1 Pedro 1.9. Se trata de un proceso en marcha, Lucas 21.19. Aceptamos la cruz individual, y el Espíritu se encarga día a día de cada uno de nosotros, por lo cual no podemos hacer lo que deseamos, Gálatas 5.17. Cuando nuestra vida carnal, está sobre esta cruz espiritual, el Espíritu otorga gradualmente la Vida del Alma de Cristo, Su Mente, y Sus emociones, 2 Corintios 4.10,12. Este proceso, es lo que Jesús quiso decir cuando dijo: Deben ignorar sus propios intereses, y permitir de una vez por todas, tomar y llevar su cruz día tras día, y aceptar tomar el mismo camino Conmigo, como un hábito de vida. Porque el que quiera salvar su vida del alma, será su ruina, para el cielo. Pero el que se declare en sentencia de muerte sobre la vida del alma, por causa de Mi, éste la salvará, Lucas 9.23,24. Cristo tuvo Su Cruz personal desde la eternidad. Al aceptar nuestra cruz personal, seguimos al Señor, que desde la eternidad se negó a sí mismo en su propia expresión del alma, para que el Corazón y el Alma de Su Padre pudieran ser revelados a través de Él, Filipenses 2.5,7; Juan 5.30; Juan 12.44,45. Su cruz diaria, en curso, es diferente de la Cruz del Calvario. Allí murió una vez, para redimirnos del pecado y llevarnos a la Comunión con el Padre, Romanos 6.11. La Cruz de Su Vida del Alma, sin embargo, todavía continúa.

  1. El área en la tienda del tabernáculo, llamado, el Lugar Santísimo, representa lo profético sacerdotal del ministerio de Cristo Jesús a Su Padre, Éxodo 26.33,34. En ese ambiente, la Presencia Divina descansó sobre el Arca del Testimonio, donde Moisés se encontraba con Dios, Números 17.4. En el cielo, el Señor Jesús, como Sumo Sacerdote, sirve al el Santo de los Santos desde el Corazón de Su Padre. Junto a Él, están los que han respondido a la llamada a cumplir en espíritu, Juan 1.18; Juan 14.2,3; Juan 15.4. La noche antes de morir, Jesús le pidió al Padre que los que le había dado, que pudieran estar, donde Él estuviera, Juan 17.24.

Las revelaciones dadas allí, por el Águila Blanca, a cristianos, son principalmente concernientes al Corazón del Padre y a la Vida Celestial con Su Hijo, Juan 17.26. La gran fecundidad del Hijo, proviene de creyentes respetuosos, escondidos en Él, en el cielo, a través de Su Persona Espiritual, 1 Pedro 3.4. Como consecuencia, estos discípulos, ceden todo el curso de su existencia terrenal en las manos de Dios, y la Persona de la Trinidad, hará Su Hogar en ellos, en la tierra, y producirán mucho fruto, Juan 14.16,17,23; Juan 15.5.

  1. El Padre explica que esta rueda de carro, es un símbolo de Aquel elegir de un creyente, para recibir cierta gracia. Si esa persona responde a esa gracia, el Padre a continuación, lo elije y le da más gracia, y así sucesivamente Mateo 22.14.
  2. Al que venciere, Cristo le dará  del oculto maná espiritual, apocalipsis 2.17. El Señor Jesús es el maná de oro en el cielo, del cual los jóvenes águilas reales, son alimentados por el Padre, con el fin de madurar.
  3. Al comienzo de la preparación de la desposada, ella debe orar siempre al Señor Jesús, para pedirle el bautismo del Espíritu Santo, Hechos 1.4,5; Hechos 2.33; Hechos 19.2,6. El Espíritu, como el Hegai eunuco del rey en el Libro de Esther, sabe cómo preparar a cada uno, para que el Padre los elija, para la unión con el Rey Jesús, Esther 2.2,4; Apocalipsis 19.7. Esther encontró el favor de Hegai, quien le proporcionó la mejor ayuda posible para ser embellecida antes de ser llevada al rey Asuero, Esther 2.8,9. En el camino, Esther fue preparada, así como el Espíritu ofrece a los cristianos comprometidos, el aceite de mirra. Este representa la participación de los padecimientos  de Cristo, llegando a ser semejantes a su muerte, Filipenses 3.10, lo cual es compartir Su victoria sobre el pecado, el mundo, la carne, el diablo y la muerte, Romanos 6.6; 1 Juan 5.5; Gálatas 5.16,17; Apocalipsis 12.10,11; Juan 5.24. Después, el Espíritu aplica especias celestiales, de las virtudes del corazón del Señor Jesús, como Esther fue embellecida, Esther 2.12; Éxodo 30.23,24,34,35; Cantares 4.13,14. Debido al divino esplendor otorgado a cada uno de ellos, la belleza de una novia sacerdotal, se perfeccionará en el momento en que cada uno de ellos se presenta de forma individual a Cristo, 2 Corintios 11.2,3; Salmo 45.11,3,15; Ezequiel 16.14; cantar de los cantares 4.10.
  4. El Padre que ama la perfección, sólo estará satisfecho con el Perfecto Amor de Su Hijo Divino, Juan 17.1; Lucas 10.22. Vemos este Amor del Hijo, en la Perfecta Obediencia, que Jesús aprendió por las cosas que padeció en la tierra, Hebreos 5.8. Jesús, es la obediencia amorosa que el

Padre desea de Sus hijos. El Señor hizo  nada desde sí mismo, porque Él dijo: El Padre que está en MÍ, Él hace las obras, Juan 5.19; Juan 14.10. Él no pide a sus discípulos ser lo que nunca han sido. Por lo tanto, el Amor de Jesús por Su Padre, es el mismo amor de Su Padre hacia Él, y se vierte en nuestros nuevos corazones por el Espíritu Santo, Romanos 5.5, Juan 17.26. El Espíritu entonces quiere y trabaja la obediencia del Hijo Jesús, dentro de nosotros, la cual se expresa en nuestras almas y cuerpos, Filipenses 2.13.

  1. El Padre está citando Cantares 2.15. El Amado le pide a su novia atrapar a los zorros en nosotros, las zorras pequeñas que arruinan las viñas, y nuestras viñas están en flor. El joven zorro, roe los brotes tiernos que están en floración y les impiden dar fruto.
  2. En Mateo 4. 4, Jesús citó las Palabras del Padre dadas a Moisés, acerca de los israelitas errantes, durante cuarenta años en el desierto: El hombre no vive solamente de pan, sino de toda Palabra que sale de la Boca de Dios, Deuteronomio 8.2,3; Romanos 10.17; Romanos 1.17.

Jesús, no toma decisiones por los sentidos de su cuerpo ni por sus razonamientos, sino por la fe en el Padre, que le comunica Su Voluntad a Él en ese momento, Isaías 11.3; Juan 5.30; Juan 12.49,50. El Señor quiere seguir comunicando su forma de vida, por el Espíritu, en cada discípulo, Romanos 8.2; 2 Corintios 5.14,16; filipenses 3.9.

  1. Jesús dijo: La carne para nada aprovecha, Juan 6.63. Pablo dijo: No hay nada bueno que habita en mí, es decir, en mi carne, Romanos 7.18. No hay esperanza para que yo no seamos carnales, porque hay una ley del pecado y de la muerte en nuestro cuerpo, que siempre exige mantener este viejo hombre activo, Romanos 7.20; Gálatas 5.17. La vida del alma,

Puede ser renovada con la impartición gradual de la Vida del Alma de Cristo, aunque la ley del pecado en el cuerpo, permanece con nosotros, hasta la muerte, Mateo 16.24,25; Romanos 7.22,24.

  1. La unión entre el Padre y el Hijo, es completa y total, Juan 10.30. Ellos serán satisfechos con nada que sea menor a la relación que debe existir como herederos de Dios y coherederos con Cristo, Romanos 8.17. Jesús oró: Como tú, oh Padre, en mí y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros, que también ellos sean perfectos en unidad, con nosotros, Juan 17.21,23.
  2. El interno, el del corazón, en el incorruptible ornato de un afable y apacible espíritu humano, es precioso a los ojos de Dios, 1 Pedro 3.4. La nueva persona de corazón y espíritu del cristiano, está a la vez, dentro del discípulo en la tierra y está también dentro de Cristo en el cielo. Esto hace que sea posible para uno, la comunión con Cristo en el corazón de uno en la tierra y en los cielos. Ver Efesios 3.17; Colosenses 3.1,3. En el gran parque del paraíso en el cielo, el nuevo corazón, de cada uno, de la prometida del Señor, está representado por un jardín privado y cerrado, Cantar de los Cantares 4.12. Nadie más tiene la llave de la cerradura de la puerta. Cuanto más permanece en el amor con el Señor en el jardín del corazón en el cielo, más Él permanece, para llenar el jardín de nuestro corazón en la tierra, Juan 15.4; Efesios 3.16,19.
  3. El esplendor de esta gracia suprema, le rodea continuamente en el Trono en el cielo, Ezequiel 1.26,28; Efesios 1.5,6. Este magnífico brillo también es capaz de moverse y aparecer en otros lugares por la manifestación del Espíritu Santo, Ezequiel 10.4,18,19; Ezequiel 11.23; Ezequiel 43.2, 4.

AQUÍ TERMINAN LOS COMENTARIOS BÍBLICOS DEL CAPÍTULO DOS.

Capítulo Tres.

EL AMADO.

Rápidamente puse la llave en la cerradura y se abrió la puerta para el jardín cerrado. Se me cayó el cordón escarlata que llevaba alrededor de mi cuello mientras iba caminando en silencio al pasar por la puerta. En cuanto entré, la puerta se cerró detrás de mí.

EN EL JARDÍN.

La quietud y la paz estaban allí. Me paré frente a la fuente de tres niveles en el centro del jardín. El agua clara y fresca de la fuente, fluía desde su cima y descendía con suavidad hasta su cuenca, ampliamente bordeada.

El gran árbol florecido de albaricoque, estaba arqueado sobre la fuente, con un banco para dos personas en su base.

En el jardín del verdadero corazón de los cristianos en el cielo, la fuente de tres niveles, representa a la persona de la Trinidad de Dios, que están también, para ocupar el corazón de uno, en la tierra, Juan 14:23; 2 Corintios 1:22.

Dejé que mis ojos descansaran sobre los colores y variedades de las plantaciones en la zona amurallada. Todo tipo de hierbas aromáticas crecen entre los junquillos, los tulipanes y los narcisos. Los árboles frutales y las vides estaban cargados con flores, pero también tenían hojas y los rudimentos del verano y las frutas de otoño. Al igual que con los árboles y las vides, las flores estaban floreciendo en la primavera, el verano y el otoño al mismo tiempo.

El banco representa el descanso tranquilo de la propia fe de Cristo, que Él da a Su novia. En Su sombra, tomé gran placer y me senté, Cantares 2:3; Hebreos 4:1,3.

Una ligera brisa sopló a través del jardín que agitaba los aromas.

La fragancia es única. En la tierra no experimentamos las tres temporadas de crecimiento juntos. Me acordé de la vara de Aarón que brotó, floreció y dio frutos al mismo tiempo.

Me preguntaba si las tres temporadas que se representan en el jardín, tenía algo que ver con el sacerdocio de los creyentes. Pero yo no lo sabía. Respiré profundamente y exhale lentamente Paz.

En el jardín del corazón del discípulo, el crecimiento mostrado por los frutos, indica que Cristo está siendo formado, hasta el punto que se convierte en alguien abundante a través de esa persona, Juan 15:4,5.

NO ESTÁ SOLA.

De repente oí a alguien aclarándose la garganta con el fin de llamar la atención sobre su presencia. Miré hacia arriba. Jesús estaba sentado en el gran árbol de albaricoque. Mi Señor, le dije con asombro, ¿Qué estás haciendo ahí arriba?

Yo estoy en un árbol, Anna, dijo.

Me eché a reír. ¿Qué haces en un árbol?

Estar en un árbol, significa estar en una situación difícil.

Usted quiere que Yo esté aquí, respondió.

¿Quiero que estés en un árbol? Me reí, porque pensé que estaba bromeando.

Sí, respondió. Estoy localizado, y ya sabe dónde estoy. Usted puede venir a la base del árbol y me hace preguntas, y luego sigue con su vida. Estoy en una parte de su corazón, pero no tengo acceso libre a todo el jardín.

Yo estaba cortada en lo más vivo. Tragué saliva. Ven, mi Señor. Le dije: Perdóneme. Estos misterios son tan emocionantes, bueno, perdóname.

¿Has comenzado a usarme?, me preguntó Él, saltando del árbol.

Lo mismo que he odiado, lo estoy haciendo, le dije.

Caminó hacia mí. ¿Qué quieres de mí, Anna? ¿Información? Hay una gran oferta. ¿Es eso lo qué quieres?

No, por supuesto que no, le contesté. Estos misterios son grandes.

¿Excitantes?, me preguntó.

Bueno, lo son, le dije yo.

¿Son seductores?, Agregó Él.

Sí, afirmé yo.

Pero son parte de Mí y te lo he dado todo de mí. Me parece un intercambio pobre, dijo mi Señor.

Ooh, mi amigo, continué, perdóname. Te amo y quiero estar contigo. Yo quiero que usted tenga acceso a todo el jardín de mi corazón.

Ustedes están llamados a conocer mis misterios, Anna, pero no para usarme, dijo.

PARA CALMAR EL ALMA.

Me quedé sin palabras. Cuando años antes había decidido seguir al Señor sinceramente, retiré mis sentidos de la sobre estimulación de las cosas del mundo. Sentí que mi alma tenía que seguir insistiendo, si quería que Él viniera a llamar a mi corazón. La retirada de mantenerme entretenida con el mundo, era sumamente dolorosa. Pero ahora el Señor me estaba diciendo, que yo había sustituido al entretenimiento del mundo, por el entretenimiento de lo espiritual, deseando más y más el conocimiento espiritual, que a Él mismo. Esto es un sustituto sutil y menos objetable, pero sigue siendo un sustituto para Él.

Yo no sabía qué decir. Me quedé de piedra.

Me tomó del brazo y me guió suavemente hasta el borde de la fuente.

Siéntate, dijo en voz baja. Se sentó a mi lado. Me miró a la cara.

La belleza y la claridad de Sus ojos son más allá de comparación.

Me tomó la mano y la sostuvo.

UN VERDADERO AMIGO.

Mi Anna, dijo, se una verdadera amiga para mí, como Yo soy contigo. Quiero que desees Mi Compañía. Soy un Rey, pero yo quiero estar contigo, como cualquier amante quiere estar con la persona que ama, por  mucho tiempo. Yo no mando en tu amor, yo humildemente lo pido. Yo no ordeno que quieras estar Conmigo. Anhelo que me busques. Por lo tanto espero por ti, Anna.

Dejé caer mi cabeza. Señor, le dije, Yo soy egoísta. Estoy utilizándote para mi propio placer.

INCLUSO UN REY.

Levantó mi barbilla. Anna, mírame a mí, dijo. Incluso un rey quiere ser amado por su forma de ser, no por los dones que Él otorga. Él me sonrió. Si no te gusta estar conmigo ahora, ¿por qué tú crees que disfrutarás Mi compañía por toda la eternidad?  Él miró mi mano. El perseguidor quiere ser perseguido. También, dijo suavemente.

Miró hacia arriba y luego hacia la puerta. ¿Alguna vez has pensado estar de pie en la entrada del jardín con la puerta abierta, esperando por mí?

No, le contesté.

Tú has esperado que yo, que recorra la distancia hacia a ti. ¿No crees tú, que yo estaría contento de que me esperes, parte de la distancia recorrida para que podamos vernos pronto?

Sí,  dije en voz baja.

Él me sonrió. Ven, mi amor, vamos a caminar.

Él me ayudó a levantarme y puso su brazo alrededor de mi cintura. Comenzamos a caminar por el sendero que rodea el jardín.

Yo te he llamado a Mí mismo, dijo mirándome a mí. Pocos entienden lo que esto significa ¿Te gustaría saber, Anna?

Los levitas, incluidos los sacerdotes, fueron llamados por Dios y apartados para estar delante de él como un santo remanente. Ellos tenían que pertenecer a Él para que Él pueda bendecir al resto de los israelitas (Deuteronomio 10: 8; Números 1:53.). Dios los tomó para Sí mismo para ser entregados a él (Números 8:15-16).

"Sí", le dije tentativamente. "Lo digo con temor y temblor, porque yo no temo conseguir algo que quiero."

Él se echó a reír. "Sé que esto. ¿Qué dices es acerca de nuestra relación?" "Parece que yo no confío en ti", le dije.

"Eso es a lo que suena," Él estuvo de acuerdo. "¿Es cierto?" "Sí", contestó.

"Bueno, Señor, ayúdame" suplique. "Quiero confiar en ti."

Mi chica maravillosa, dijo, Mi amor. ¿No entiendes? Mi deseo es para usted. Mis pasiones arden con fuego eterno.

Ninguna simple lágrima podría apagarlo. Tomaría todas las lágrimas desde la eternidad, y ni aun así el fuego de mi pasión por ti no se apagará.

¿Por qué no confiar en Aquel que te ama como yo te amo?

Hay una palabra hebrea que se usa sólo tres veces en la Escritura que significa "deseo intenso", como el anhelo del Hijo por cada uno prometido y fue creado por él. Cuando la novia se da cuenta de esto, se utiliza esa palabra cuando dice: "Yo soy de mi amado, y su deseo [deseo] es para mí" (Cantar de los Cantares. 7:10).

Yo no podía responder. Yo no sé por qué no me abandono Dios. Negué con la cabeza. "¿Quién soy yo para merecer ese amor?"

Has sido elegida para mí por mi padre, dijo con seriedad. "Con la sabiduría que está más allá de la sabiduría, Él te ha elegido."

"Aumenta mi deseo de estar contigo", le dije, "desearte más que por una unción o conocimiento espiritual" yo No podía pensar lo suficientemente rápido como para enumerarlos. Negué con la cabeza en señal de frustración y luego dijo: "Te amo", me aferré a él, enterrando mi cara en su pecho. "Tú eres el amigo más querido que tengo, te amo"

Puso sus brazos alrededor de mí, con cariño.

Tú eres, de mi propiedad, dijo. Luego dejó caer la cabeza hacia atrás y soltó una sonrisa como de dolor mezclado con alegría.

Entonces, colocó su cabeza en la mía, y habló en voz baja, Anna, Anna. Hubo un gran dolor en su voz. Por favor, no hagas esto otra vez.  Él me abrazó temblando.  Anna, no hagas esto otra vez.

Yo le había herido profundamente al tratarlo con soberbia, casualmente, como si Él fuera alguien con quien he tenido que hacer frente con el fin de recibir lo que era mi principal interés.

Pero Él me amaba. Él quería mi compañía y quería que Él fuera el deseo mío. Lo que es el deseo más profundo de cada corazón humano, era mío, y yo estaba buscando recompensas secundarias.

Mi corazón empezó a romperse. El dolor era insoportable. El jardín también respondió. El olor de la mirra inundó la zona. Eché un vistazo al árbol de la mirra. Lágrimas rojas de la goma aromática, se deslizaban desde el corazón de la madera.

La corteza del árbol de la mirra, se perfora, de manera que la goma del duramen rezuma, se endurece en gotas rojas, llamadas lágrimas. Estas se trituran para hacer la especia de la mirra.

Me aparté, sosteniéndolo con el brazo extendido, mirándolo a los ojos. Dios mío, Dios mío, le dije. Yo no soy digna de ti. Ni siquiera puedo responder correctamente a la profundidad de tu amor. Ishi, esposo, si Tú no me das un amor que coincida con el tuyo con tal intensidad.

El dolor en mi corazón era tan fuerte que no pude terminar la frase. Con todo lo que en mí se abrió, sentí un dolor extremo y grité: Ooh, por favor, ayúdame a amarte como Tú me amas. Estoy dispuesta, Señor, pero yo no puedo hacer esto sola. Usted debe hacer esto a través de mí. Por favor.

Ishi es una palabra hebrea que significa, mi marido.

LA IMPARTICIÓN.

Me miró fijamente. Y tomando mi mano derecha en la suya, le dio la vuelta y besó tiernamente el centro de la misma. Recíbelo, dijo. Inmediatamente sentí el Espíritu surgir a través de mí.

No hay mayor cercanía que compartir una vida, Él dijo.

En el torbellino de luz y poder que siguió, vi mundos chocar y millones de personas que nacen. Vi la muerte y la vida. Ola tras ola, de éxtasis rodó sobre mí. Pensé que iba a estallar en mil pedazos, al no poder contener tales alturas de amor. Perdí la noción de dónde estaba, ni quién era yo. Perdí la noción del todo, sino el amor mismo.

¿Cuánto tiempo duró esta impartición? No lo sé, pero cuando el poder comenzó a disminuir, el jardín poco a poco volvió a entrar en foco para mí. Yo estaba confusa, sin embargo, borrosa e inestable. Tenía que ser estabilizada.

Él habló tranquilizadoramente, este lugar tranquilo es decir, el jardín, está dentro de ti, Anna, donde podrás reunirte conmigo en todo momento.

Mi visión se aclaró finalmente. Me miró a la cara. Él me sonrió. Mi Anna, Él dijo: Yo te mostraré otro jardín.

Al instante, se convirtió en el Águila Blanca. Ven, Anna, me exhortó.

Me subí a su espalda y me acosté con mis brazos alrededor de su cuello, como lo había hecho en el pasado. Luego, con un poderoso movimiento de sus alas, voló por encima del muro del jardín. Inmediatamente, estábamos en la tierra.

VISIÓN DE LA NOVIA.

Volamos sobre un vasto desierto. En la visión en la que nos acercábamos, vi lo que parecía ser un jardín en el centro de este desierto.

El Águila Blanca me habló, después de la pared te mostraré a la novia, Anna.

Espiritualmente, el vasto desierto, representa la expansión de toda la tierra de los sin vida, en el cual, Satanás es el autor intelectual del mal que hay en la tierra, Salmo 107:4,5,10; 1 Juan 5:19.

En el centro de este jardín, en el desierto, vi una hermosa mujer joven, la novia agrupada de Cristo. Estaba vestida con la gloria de Dios.

El Águila Blanca continuó hablando: El Espíritu Santo es la formación de la novia. Yo la he tenido en el desierto, para enseñarle a cantar. Ella es virgen, inmaculada, sin los ídolos. Ella ni los nombra ni considera sus camas. Sus ojos son sencillos, y me llena con toda su vista. Ella no va a la lujuria hacia los ídolos, ni les pica sus ojos para atraerlos. Mi amada me desea solo a Mí.

Virginidad espiritual, de los ídolos significa, no dar honor en el corazón de uno a lo que es de origen humano o satánico.

La joven comenzó a cantar:

Sol de la mañana,

Amanece ante nuestros ojos,

Levántate para que podamos ver tu rostro, Príncipe del paraíso.

Vístete con esplendor. Vístete de fortaleza.

Trae justicia suprema, Quinta esencia de toda luz.

El Señor continuó: El Espíritu Santo será un pilar de fuego y una columna de nube de la Gloria de Dios, al igual que con los hijos de Israel, Él la llevará al desierto,  y Él la protegerá. La gloria de Dios descansará sobre ella.

Jesucristo es la quinta esencia, porque Él es la luz que se hace visible en el mundo de Dios, Juan 3:19. Un pilar significa, lo que está establecido y fuerte en Dios, 1 Reyes 7:21; Apocalipsis 3:12. La gloria de Dios, es el esplendor de la bondad de su amor insondable, Éxodo 33:18,19; Efesios 1:6.

LA INTIMIDAD DEL JARDÍN.

Nuestro Padre, está restaurando la intimidad del jardín, Anna. Él me está dando una novia que va a caminar conmigo de la mano.

Y añadió: La columna de fuego, consumirá todo lo que no es de mí.

La columna de nube, la cubrirá. El Espíritu Santo desea apasionadamente que tenga una novia pura. Él la enseñará y la conducirá. Le dará los aceites y las especias perfumadas. Él la alimentará de su maná, desde arriba, así como Él alimentó a los hijos de Israel en el desierto, para que por dentro y por fuera de ella, pueda estar preparada.

Nutrida y cálida, ella va a crecer y florecer para mí solo. La fragancia de sus perfumes serán para mí solo, y ella va a cantar, cantar para mí solo. La gloria será un escudo para ella, cegando los ojos de los malvados. La nube les hará tropezar y caer. Ellos andan a ciegas como en la noche más oscura, pero no la encontrarán.

VEN AL JARDÍN.

La convocatoria ha salido de las salas mismas del cielo para venir al Jardín. Pero la mayoría se queda fuera. Yo, yo mismo, hago la llamada, Ven al jardín. Pero muchos de los que entran se contentan con comer la fruta más cercana a la puerta. Pocos me buscan en el centro del jardín. Sin embargo, para los pocos que hacen el viaje en busca de mí, se encuentran con una puerta abierta al corazón del Padre. Porque en el centro del jardín, se encuentra la entrada al corazón de mi Padre, y dentro de su corazón, vivo y me muevo.

Estar en nosotros, significa vivir con Cristo en el Padre, ya que es Su deseo de morar en nuestros corazones en la tierra, Colosenses 3:3; 1 Juan 2:24; Juan 14:23.

En cuanto a ti, Anna, él dijo, deja atrás todo lo que ha sido un ancla para el alma. Suelta la cuerda, ajusta las velas, y deja que te marque el rumbo. Entra en el desierto. Porque en el desierto hay un jardín secreto, y en el centro de ese jardín, la puerta a Dios.

Empezamos a volar lejos del jardín en el desierto.

LAS MONTAÑAS.

De repente, la visión terminó.

Descubrí que en realidad estábamos volando por una cadena montañosa en la tierra. Debajo de nosotros el valle estaba exuberante y verde.

En varias de las montañas, había huertos de manzana. Estos estaban colocados en filas ordenadas y se extendían con cuidado. El sol brillaba en lo que parecía ser un río que serpenteaba por el valle allá abajo. Sin embargo, a medida que nos acercábamos, me di cuenta de que se trataba de una carretera.

Ante nosotros, cerca de la cima de la montaña más alta, había una gran roca que sobresalía. Se formó una repisa.

El Águila Blanca me había llevado a esta peña.

Enterré mi cara en sus plumas perfumadas mientras me aferraba a su cuello. Él me llevaba a Su Nido.

COMENTARIOS BÍBLICOS DEL CAPÍTULO TRES.

  1. Todo lo que es bueno y verdadero viene de Dios, se origina en el cielo, y desciende a la tierra, Santiago 1.17. En las Escrituras, el agua que fluye, simboliza la vida divina, que viene del Padre, del Hijo, de la Palabra, y del Espíritu. Del Padre, porque lo dice apocalipsis 21.5,6; Del Hijo, porque lo dice Efesios 5.26; y Del Espíritu, porque lo dice Juan 7.38,39. Y Apocalipsis 22.1 dice: Después me mostró un río de agua de vida, resplandeciente como cristal, que salía del Trono de Dios y del Cordero,
  2. El Albaricoquero, no se menciona en la mayoría de las ediciones de la Biblia con ese nombre. La palabra hebrea, tappuach, generalmente se traduce como, manzana, pero probablemente se refiere al albaricoque. Las manzanas, en ese momento de la historia, eran de muy mala calidad. Deliciosos albaricoques fragantes estaban siendo cultivados en Israel a principios de su historia. El albaricoquero, es un recordatorio de la gracia celestial, que Pablo llama, la Jerusalén de arriba, nuestra madre, que llevó a la persona a un nuevo nacimiento en Cristo, gálatas 4.26,29; Efesios 2.4,5. Debajo del albaricoquero, Yo, Jesús, la desperté, a tu madre, la Jerusalén de arriba, estaba en trabajo de parto y te dio a luz, Cantar de los Cantares 8.5.
  3. Las plantas en la tierra producen hojas, flores y frutos solamente en determinadas épocas del año. En la eternidad del cielo, no hay estaciones atmosféricas. En el jardín del corazón del cristiano, en el Paraíso, hay crecimiento. Dios quiere que el jardín, continuamente produzca hierbas, flores y frutas, de acuerdo a la madurez espiritual en el corazón de ese cristiano. Estos tres, significan la fragancia, belleza y nutrición del carácter de Cristo, Juan 15.5; Gálatas 5.22,23. El corazón espiritual, en el discípulo en la tierra, da fruto, que es Jesús, y debería permanecer en todas las estaciones, como un corazón madura en el cielo, Juan 15.16.
  4. Levántate, Aquilón, y ven, Austro; Soplad en mi huerto, despréndanse sus aromas. Venga mi amado a su huerto, Y coma de su dulce fruta, Cantar 4.16. Si las circunstancias dispuestas por el Espíritu Santo en la tierra son muy duras o agradables, es el viento del norte o del sur, el corazón del discípulo en la tierra, sostiene el crecimiento de la fragancia de Cristo allí, 2 Corintios 2.14,15. Este jardín privado pertenece a la novia y a Cristo. Es sólo para el placer del Señor Jesús y sus amigos, el Padre, y el Espíritu Santo, cantares 5.1.
  5. Moisés, resolvió la cuestión de la autoridad de Dios que se confieren a Aarón de la tribu de Levi y a Moisés. Colocó las varas o bastones de Aarón y de los jefes de las otras once tribus, delante del arca del pacto, durante la noche. Al día siguiente, la vara de Aarón había brotado, y echado botones y producido flores, y dio a luz almendras, Números 17.6,8.
  6. Los sacerdotes en el antiguo pacto, alimentaron a la familia de Aarón, de la tribu de Leví. Bajo el orden de Melquisedec, todos los cristianos están incluidos en el sacerdocio de la Nueva Alianza, apocalipsis 1.6.

Cada uno de ellos, espiritualmente nace en este sacerdocio, pero cada uno debe madurar y compartir los deberes sacerdotales, bajo el Sumo Sacerdote, el Señor Jesús, 1 Pedro 2.5. Los cristianos representan la victoria del remanente del reino de sacerdotes, según el orden de Melquisedec, en la iglesia en Filadelfia, Apocalipsis 3.12. Se les llama pilares, ya que sirven en espíritu, en el templo del corazón de Dios el Padre, en la fuerza y la constancia del Espíritu, aunque sus cuerpos están en la tierra, Juan 14.2,3; 12.26. Con Cristo, Sumo Sacerdote, viven para bendecir al Padre en oración y alabanza, Hebreos 2.11,12. Ellos no viven por el sistema de este mundo, porque Dios los trae cerca de Sí Mismo, Números 16.9; Juan 17.16, 24.

  1. El Señor Jesús, llama a sus discípulos, para estar con él y compartir su vida, Marcos 3.14. Han de ser entregados a Cristo como Él es al Padre, 1 Corintios 3.23. Reclamando nada como propio, han de recibir solo de Él, Lucas 14.33; Romanos 8.17,32. Ellos saben la alegría sobrenatural de la bendición de Dios hacia otros en Su Nombre, 1 Pedro 3.9.
  2. Los sufrimientos de Cristo, son los fuegos espirituales puros de su amor, que se han quemado desde la eternidad, para el Padre y por aquellos que el Padre le ha dado, Lucas 10.22; Juan 6.39. Amo a mi pueblo, con un amor eterno, dice el Señor, Jeremías 31.3.
  3. Cristo ha derramado lágrimas, desde la eternidad. Ha conocido la angustia a causa de la rebelión de los ángeles. Desde el principio, el Señor se arrepintió de haber hecho al hombre en la tierra, y le dolió en Su corazón, Génesis 6.6. Hay dolor por aquellos, que Él sabe que no van a recibir el don de la salvación, Mateo 7.13,14. Ha continuado su tristeza, porque sabe que muchos de los que se unen a Él, son tibios en su respuesta hacia Él, apocalipsis 3.16. Su lamento por su pérdida no disminuye el ardor de su corazón que anhela a todos ellos, Jeremías 31.20.
  4. La sabiduría del Padre, es de la estatura de la plenitud de Su Hijo, la cual se muestra sucesivamente a través de su cuerpo, la iglesia, Efesios 4.13. Cada miembro de la novia, ha sido elegido y llamado a manifestar la parte del Hijo de Dios, que el Padre, en los designios inescrutables de su sabiduría ha dado. Hasta que lleguen a la estatura de la plenitud del Señor Jesús, un día, se refleja corporativamente en los hijos del Padre, Efesios 4.4,7,10; Gálatas 4.19.
  5. La raíz de la palabra hebrea, para mirra, significa, amargo.

Mirra significa, los amargos sufrimientos de Jesús en el Calvario.

El herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados, Isaías

53.5. También representa sus tribulaciones presentes, Filipenses 3.10; 2 Corintios 1.5. Cristo Jesús todavía está llevando su vergüenza y dolor, porque los cristianos lo niegan, al cooperar con sus enemigos, Hebreos 6.4,6; Hebreos 10.26,29. Es necesario que la iglesia, soporte la parte de sus aflicciones como Su cuerpo, como parte de Él. Ahora me gozo en lo que padezco por vosotros, y cumplo en mi carne lo que falta de las aflicciones de Cristo por su cuerpo, que es la iglesia, Colosenses 1.24.

  1. La otra palabra hebrea para, marido, es Baali, y se traduce como, mi señor. Es la misma palabra que se usa para el dios Baal. Oseas dice que esta palabra no se volverá a utilizar para el esposo de Israel, Oseas 2.16, 17.
  2. La raza humana, fue creada para reflejar la Vida, el Carácter y la Gloria del propio Hijo de Dios, que es el imagen del Padre, Romanos 8.29; Colosenses 1.15. Los cristianos no pueden manifestar en ninguna forma, la luz de este fruto divino. Sólo puede ser el Señor Jesús, quien se forme en ellos, por el Espíritu, Juan 15.5; Gálatas 4.19.
  3. Las tres personas de Dios, tienen una vida divina, llamado en la Escritura simplemente, vida, o la vida, Juan 5.26. Ellos son la fuente de todas las formas inferiores de existencia, Juan 6.63. Cuando Jesús dice: Yo y el Padre, somos uno, quiere decir que ellos tienen Una Vida Eterna Juntos, Juan 10.30.
  4. Por favor, consulte las notas 18, 19 y 22 del capítulo 2.
  5. El propósito de Satanás es exaltarse a sí mismo a través del serhumano y anular el amor a Dios, Mateo 4.8,10; 1 Juan 2.15,16.
  6. El desierto físico y espiritual que viene, va a ser causado por el amor a Dios y a las personas, y crecerá en la cara de las catástrofes mundiales, Mateo 24.7,12. Al igual que el primer Jardín del Edén en la tierra, este jardín es el corazón espiritual del Hijo de Dios. Su verdadero corazón se manifiesta en el huerto de Dios en el cielo, donde el árbol de la vida sigue creciendo, Ezequiel 28.13; Apocalipsis 2.7.
  7. La novia es representada como una mujer, para representar a la iglesia por la que Jesús se ofreció. Esto también se pide a los esposos humanos que han de proveer y amar a sus esposas, Efesios 5.28,32.

La novia se ve de pie, en el centro del jardín, del corazón de Cristo. Esto significa que ella busca ser un corazón con Él, para conocerlo tan íntimamente como sea posible, Jeremías 24.7; Oseas 2.19,20.

  1. La novia corporativa de Cristo, debe ser vestida con el resplandor de la gloria de Dios, como Adam y Eva eran, cuando entraron con Él en el Jardín del Edén, Génesis 3.8.
  2. Cuando nosotros nos hacemos hijos de Dios, somos disciplinados por Dios, porque nos ama y desea nuestra eternidad con Él, para que podemos compartir Su Santidad, Hebreos 12.5,6,10. Cuando somos disciplinados por el Espíritu Santo, en el área de nuestra carne, no es causa de gozo, sino de tristeza; pero los que han sido entrenados por ella, después dan fruto apacible de justicia, Hebreos 12.11.
  3. Por tanto, he aquí que yo la atraeré, a la iglesia, y la llevaré al desierto, y hablaré a su corazón Y allí cantará como en los días de su juventud. En aquel día, declara el Señor, que me llamará Ishi, mi esposo, Oseas 2.14,16.
  4. Idolatría es poner cualquier cosa delante de Dios:
  5. en los asuntos espirituales en los que uno, usa a Dios por razones egoístas, 1 Timoteo 6.5,6.
  6. en la exaltación de cualquier cosa de origen terrenal. Esto incluye el ser natural de uno, otras personas, moralidad carnal, la riqueza, la posición, la empresa financiera, el placer y similares, Lucas 8.14; Juan 12.25.
    1. Dios dijo a los israelitas en el desierto, que no mencionen el nombre de otros dioses, ni se oirá de sus bocas, Éxodo 23.13. No considerar sus camas, significa que los cristianos no se permiten a los ídolos en la cama de sus corazones.
    2. El ojo es la lámpara de tu cuerpo. Cuando tus ojos son buenos, y tu oír es puro, todo tu cuerpo, también está lleno de luz, Lucas 11.34. Los discípulos, centran sus ojos en una cosa: el Señor Jesús, Hebreos 12.2. El Señor Jesús, llega a ocupar el primer lugar en todas las cosas Colosenses 1.18.
    3. Dios el Padre en Su naturaleza, es luz, 1 Juan 1.5. La quinta esencia de toda la Luz, la realización más pura y perfecta de la luz divina.
    4. Jehová iba delante de ellos, con los israelitas en el desierto, en una columna de nube durante el día para guiarlos por el camino, y con columna de fuego de noche para alumbrarles, para que pudieran viajar de día y de noche, Éxodo 13.21.
    5. La Gloria de Dios, cuando se ve en la tierra, es una manifestación del Espíritu Santo, 2 Corintios 3.18, es llamado, el Espíritu de Gloria o de Dios, que puede descansar sobre los discípulos a veces, 1 Pedro 4.14. Como Espíritu de Gloria, Él se movía o se mantenía estacionario en la visión del nuevo templo, Ezequiel 43.2,4,5; Ezequiel 11.23.
    6. Adán y Eva tuvieron estrecha comunión con Cristo en su forma preencarnada, en el Jardín del Edén, como lo hizo con Moisés en el desierto Génesis 3.8; Éxodo 33.11.
    7. El Espíritu Santo, quemará la paja en Fuego que nunca se apagará en los cuales Jesús tiene bautiza con el Espíritu Santo y Fuego, Mateo 3.11; Mateo 12.30. Véase la nota 27 del capítulo 2. Para mayor información, vea Esther 2.8,13.
    8. Por favor, véase la nota 27 del capítulo 2. Para mayor información, veaEsther 2.8,13.
    9. El maná espiritual impartido por el Espíritu Santo es el alma, el corazón y el espíritu de los resucitados. El Señor Jesús en su naturaleza humana perfecta, se unió totalmente a su naturaleza divina, Hebreos 5.8,9; Colosenses 2.9. Cada novia sabe que: ya no soy yo quien vive, sino que Cristo vive en mí, Gálatas 2.20. El maná espiritual impartido por el
    10. Véase también la nota 10 de este capítulo.
    11. El Señor Jesús ora: que todos sean uno, como Tú, oh Padre, en Mí y Yo en Ti, que también ellos sean Uno en Nosotros, Juan 17.21.
    12. El corazón del Padre es: La casa de mi Padre, donde Voy a preparar lugar para vosotros para que donde yo estoy, vosotros también estéis, Juan 14.2,3. El Señor Jesús resucitado, vive dentro del corazón del Padre, pero también es capaz de caminar en el cielo, y aparecer en la tierra en tiempos, Apocalipsis 1.12,17; Hechos 26.16; Hechos 9.10.
    13. Para permanecer en la cuna de la Gran Águila Blanca en la tierra, significa vivir por medio del Santo Espíritu. Vivir interiormente por el Espíritu, es la forma de caminar en la conducta externa por el Espíritu, Gálatas.25. El nido representa un lugar o posición en el Reino del Espíritu Santo, en el Espíritu del cristiano, donde continuamente se unió como uno con el espíritu de Jesús, 1 Corintios 6.17. Se trata de un estado de reposo con las obras propias de la dependencia total de Cristo para todo, Hebreos 4.10; filipenses 4. 6. Es un continuo compartir del corazón de la persona con el Señor, Salmo 62.8. Se trata de una condición de alerta en el espíritu en la cual, el Espíritu Santo puede estar hablando de magnificar a Jesús, Juan 16.14; Apocalipsis 2.29. Es mantener los ojos espirituales abiertos, para percibir la Mano de Dios operando, Ezequiel 3.14. Es aprender a conocer la cosas de Dios por el Espíritu, 1 Corintios 2.12. Es permanecer en Cristo, donde uno se coloca, por el espiritual nacimiento, Juan 15.4; 1 Juan 2.27. Véase también la nota 10 de este capítulo.

AQUÍ TERMINAN LOS COMENTARIOS BÍBLICO DEL CAPÍTULO TRES.

Capítulo Cuatro.

LECCIÓN DE LOS PÁJAROS.

LOS BUITRES.

Continuamos volando más alto. Antes de que nos acercáramos a la montaña más alta, vi buitres circundando el valle debajo de nosotros. Sus cabezas calvas de apariencia amenazadora, sucia, y repugnantemente. El Águila Blanca me habló, no prestes atención a ellos. Ellos buscan lo que está muerto, no a los vivos.

Yo desvié mi mirada.

Jesús está diciendo que los cristianos no deben distraerse por los demonios o por aprender de ellos.

VENCEJOS DE CHIMENEAS.

De repente, miles de pájaros pequeños y oscuros, empezaron a pasarnos. El cielo se llenó de ellos. Ellos charlaban fuertemente entre sí. El sonido de sus alas, agregado a la conmoción de su vuelo, era tan ruidoso y locuaz, que no reconocieron al Águila Blanca volando entre ellos.

Ellos se gritaban por delante de nosotros para hablar entre ellos. Vencejos de chimenea, dijo el Águila Blanca. Ellos viven en el hollín. Se levantan, pero no de mi fuego. Están cubiertos con carbón de leña, se levantan de la oscuridad de su escondite entre lo que está carbonizado. Sus colas son como lenguas de serpientes. No vueles con ellos.

Vencejo de chimenea, son aves oscuras que aman la oscuridad de la antigüedad, chimeneas sucias donde se congregan en grandes colonias. Ellos viven tan juntos que se superponen entre sí. La anchura de sus picos abiertos, es enorme, y tienen una distintiva cola bifurcada.

Al oír su charla común, la palabra chisme vino a mi mente; el veneno está en sus cuentos, yo pensé.

Una corriente ascendente misericordiosamente nos llevó más alto que sus gritos penetrantes. Yo estaba preocupada por la advertencia del Señor y comencé a reflexionar sobre lo que Él había dicho.

A menudo, las conversaciones entre los hermanos parece ser más como un tabloide de demostración, que la amonestación que Pablo dijo:

Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, efesios 4:29.

De hecho, pensé, ¿cómo podemos volar más alto, si estamos atados a la tierra por nuestra fascinación de oír y hablar del pecado, no sólo los pecados del mundo, sino también el pecado entre los hermanos?

Nuestro enfoque ligado a la tierra nos ha conducido a un amarre en el suelo para que nuestro espíritu esté atado.

HALCONES DE ALAS CORTAS.

Parpadeé de nuevo, en el momento en que un pájaro oscuro de presa, pasó por debajo de nosotros. Halcón de halcón, el Señor dijo. No vueles con ellos.

Un halcón, se entiende como un vendedor que trabaja de manera astuta. Y estos halcones en la naturaleza son de vuelo bajo.

Pregonan sus mercancías, murmuré para mí misma. No había pensado en esa frase en años, y desde luego, no lo relacionaba con la Obra del Reino. Sin embargo, ahora que pensaba en ello, parecía que al tratar de alcanzar al mundo para Cristo, algunos de nosotros nos habíamos convertido en amigos del mundo. Estos halcones, rivalizaban con otros, a través de atracciones secundarias, como pregoneros de nuestro tráfico extravagante. ¿Podría ser que nosotros abaratáramos la profundidad del compromiso, al cual el Señor nos había llamado? ¿Es la sal que pierde su sabor?

Los halcones comen aves y conocen los patrones de vuelo de otras aves y reconocen rápidamente la manera en que los débiles están volando, con el fin de atacarlos.

HALCONES DE ALAS LARGAS.

Antes de que pudiera pensar en esto, a lo lejos, un halcón se abalanzó por encima de nosotros y nos pasó. Halcón de engaño, dijo el Águila Blanca. La mentira ejecuta su conflicto con la vida. No vueles con ellos.

¿Con quién puedo volar, Señor?, Le pregunté. ¿Con quién puedo volar, Señor?,

Vuela conmigo, Anna. Vuela conmigo.

El Nido de las águilas está alto. Las águilas, no viajan en bandadas como los patos, siguiéndose uno al otro, en lugar de seguir al Señor. Ellos no duermen juntos, como los pollos, que buscan la protección de los demás, en lugar de Cristo. No cazan insectos juntos, como los gansos, que buscan provisión de otro, que del Señor. Las águilas son de alta jerarquía. ¿Quieres volar conmigo, Anna?

Las águilas viven en un reino muy por encima de todos los confines de la tierra. Van sin esfuerzo en su impresionante vuelo en las corrientes ascendentes térmicas. Estos halcones en la naturaleza son de vuelo alto.

Sí, Señor, le dije.

Deja de tratar de ser parte del rebaño, que no sigue al Señor. Gira hacia el viento, y deja que la corriente te eleve a lo más alto.

LA ROCA.

Inmediatamente, el viento se acumuló debajo de Sus Alas. Vamos a volar, Anna. Vamos a volar, exclamó. Nos elevamos, más alto y más alto. Deja a tu padre y la casa de tu madre y el rey deseará tu compañía.

Con un fuerte aumento de energía del viento, el Gran Águila Blanca se elevó a la roca, cerca de la cima de la montaña.

Los discípulos deben ser controlados por la lealtad, incluso en las relaciones familiares más cercanas, deben ser regidos por la lealtad completa a Cristo.

El Gran Águila Blanca descendió suavemente. Se acomodó en el borde de su gran nido. Bajé de Su espalda y me senté cerca del centro del nido. El nido estaba hecho de fuertes ramas de los árboles. Cuando yo estaba sentada en su piso, el borde del nido me llegaba a la altura del pecho.

OLÍBANO.

Dentro de su circunferencia, estaba el penetrante aroma del olíbano.

Pureza, me dije a mí misma. Eso es lo que el Señor ha estado diciéndome a través de la lección de los pájaros. No es suficiente amarlo y querer estar con Él. Él quiere una novia que sea pura, una que esté libre del mundo, de la carne y del diablo. También una, que no participe en los pecados de los cristianos inmaduros, una, que esté dispuesta a ser transformada a Su Semejanza.

El olíbano es un ingrediente principal del incienso, que se quema ante el Señor, para representar las piadosas oraciones en aumento, de su pueblo, hasta el Trono, Éxodo 30:1,9, 34-35; Apocalipsis 5:8.

Crucé los brazos en la parte superior del nido y apoyé la cabeza en mis manos, mirando hacia afuera. Estábamos muy alto, sobre el valle. Se podía ver por millas. La tierra parecía fértil.

Me había dado cuenta de algunas plumas blancas en el nido cuando me senté. Al mirar hacia el valle ahora, me pregunté ¿cuántas de mis propias plumas juveniles, habían sido sustituidas por plumas blancas fuertes y maduras?

Un aprendizaje cristiano de volar como un águila juvenil, significa madurar en el movimiento del viento del Espíritu al escuchar y obedecer al Señor, Deuteronomio 32:11; Isaías 40:31.

LA PREGUNTA.

En mi primera experiencia, Mi Padre Celestial me había hecho una pregunta cuando me convertí en su canciller, en una secretaria de un rey. Yo contesté que estaba dispuesta. A veces, sin embargo, me parece que contesté, antes de saber el costo real.

Ahora quería hacerme la misma pregunta: ¿Estoy creciendo? ¿Estoy siendo transformada? ¿Estoy dispuesta a pagar el precio? ¿Realmente dispuesta? ¿Quiero renunciar a los hábitos que considero infracciones menores y que son las cosas sobre las que el diablo me susurra: Está todo bien esta vez? ¿Estoy dispuesta a dejar que el Espíritu Santo me lleve a una vida disciplinada, la vida de un discípulo?

Y de mis pensamientos, y motivos: ¿Quiero el éxito, o estoy dispuesta a permitir que Él trabaje a través de mí, y abrazar libremente el resultado visible o la falta de resultados visibles, lo que Él elija para mí? ¿Qué recompensa busco, a Él o a mi propia gloria?, ¿ser la novia que Él desea o convertirme en un producto comercializable? ¿Qué recompensa busco?

El Padre puede dar al Señor Jesús y a sus hijos adoptivos una mayor herencia, que es Él mismo, que incluye todo lo que es bueno,  1 Crónicas 29:14; 1 Corintios 3:22-23.

LA ROSA.

Me volví para mirar al Gran Águila Blanca. Se había tornado en Jesús. El Señor ahora estaba sentado en el borde del nido con sus pies en el suelo del nido. En su mano izquierda sostenía una gran rosa.

La carne puede parecer buena, dijo, pero las espinas de esta rosa pueden causar muchas heridas. De repente, apareció en su mano derecha un ramo de lo que parecía, tulipanes rojos. Esta es la rosa de Sharon, El continuó. Crece en medio de mi jardín. Yo quiero que seas como una rosa, Anna, una rosa sin espinas.

La rosa desapareció cuando Él continuó, rompa el agarre de la carne. Déjese verter de vaso en vaso, para que el sedimento agrietado pueda quedarse atrás. Él me entregó el ramo de la rosa roja de Sharon. Para ti, Anna, él dijo.

Mi Señor, son hermosas, le respondí. ¿Pero ellas no van a morir aquí en la tierra?

El Espíritu Santo nos pone a prueba, para ver si caminamos por la Palabra de Dios o por nuestra carne, Éxodo 16:4.

LA RECOMPENSA.

No van a morir, sonrió. Cuando uno es recompensado por Mi Recompensa, la vida, la vida en la tierra, es como eléctrica, misteriosa, palpitante con la verdadera, eterna vida. Te conviertes en un espíritu dador de vida, porque mi Espíritu toca a otros a través de ti.

Y continuó: Cuando en mayor medida Yo fluya a través de ti, Mi galardón está contigo. Las fortalezas caen se grietan y las paredes caen, más la vida está en tu espíritu y se desborda a otros. Pero tú también te beneficias. Tú también estás vigorizada por ser un canal de mi vida.

La elección fue clara, la vida o la muerte. Si quisiera más vida, más de Él, ¿qué me costaría? ¿Qué me va a costar? rápidamente me pregunté a mí misma.

Todo, rápidamente respondió. Todo lo demás. Pero ¿qué es ese todo lo demás? Me pregunté una vez más a mí misma. La muerte. Todo fuera de Él es la muerte, la muerte con una máscara, mera ilusión.

No, me dije a mí misma: Aunque los demás quieran más del mundo, yo quiero más de Dios. Me levanté del suelo del nido y me senté junto a Él. Miré a Sus ojos claros. Te quiero como mi recompensa, Señor. Puesto que Tú me has prometido ser mí recompensa, la única recompensa que aceptaré eres Tú.

Coloqué el ramo en mi regazo, y puse mis brazos alrededor de Él, apoyando mi cabeza en su pecho. Tú, Señor. Quiero que seas mi amante, mi amigo, yo quiero que seas mi marido y mi torre fuerte. Te quiero y no estaré satisfecha con nada más que contigo.

De una vez por todas, cada cristiano tiene que resolver este asunto de amor por las cosas de este mundo, o amar a Dios y estar comprometido con Él, 1 Juan 2:15.

Mi pequeña princesa, dijo, besándome suavemente en la frente, Te amo.

Incline la cabeza para mirarlo. Gracias por amarme, le dije. Entonces volví mi cabeza a su pecho. Tan segura me sentía con sus brazos alrededor de mí, qué feliz, completa y totalmente en paz.

Pregunté en silencio, ¿me viste crecer? Sí, me contestó con ternura. Ojalá yo hubiera podido verte crecer, le dije.

SOLOS Y JUNTOS.

Nos sentamos juntos en silencio, sosteniéndonos entre sí. No necesitamos palabras, Anna, ¿Verdad?

Dame tu mano Dijo. Tomó mi mano y la puso sobre su corazón. Podía sentir y escuchar los latidos de Su Corazón.

Miró Su mano cubriendo la mía. Mi Corazón late por ti, Anna. Cuando lo miré a la cara, tenía los ojos llenos de lágrimas. Te amo, dijo.

ESPÍRITUS AZULES.

De repente, delante de nosotros en el aire, había veinticuatro espíritus. Eran de color azul claro, como las piedras preciosas cristalinas. Yo podía ver a través de ellos.

Veinticuatro, es el número de la autoridad celestial, lo que indica que estos espíritus están actuando bajo la jurisdicción de Dios, Apocalipsis 4:4.

De una manera majestuosa, comenzaron a bailar al ritmo de la música celestial, que parecía surgir de la nada. Ellos bailaban en el aire, como si se tratara de un piso. Sin embargo, cuando hicieron un círculo, estaban verticalmente, como en una rueda. Su actitud era reverente.

Ellos comenzaron a cantar:

Oiga la tierra lo que los cielos declaran.

Escucha, ooh tierra, Su Voz.

El Paraíso exhala una oración.

Los árboles y las rocas se regocijan.

Cada minuto, cada hora,

Cantando canciones anónimas,

Alabando los misterios de Su Poder, Lenguas de hojas de hierba.

Maravilla sin fin, asombro sin fin,

Pura delicia sin fin,

La vida y el amor de la ley del Espíritu.

En el cielo, la tierra de luz.

Volver a ver, lo que no se ve,

Los espíritus se unen como uno solo,

Glorifican a Dios, nuestro Rey misericordioso, Elogios de Cristo, Su Hijo.

Oiga la tierra, como el cielo canta.

Declaran de nuevo su alabanza,

Silenciosos truenos alegres,

A Dios, el Anciano de los Días. Amén.

Después de que su canción terminó, el baile continuó con la música celestial. Me quedé con la cabeza apoyada en el hombro del Señor, mientras veía los espíritus completar su baile.

La mayoría de las aves tienen un compañero a la vez, y algunos se unen para toda la vida. Después de construir el nido en el territorio del macho, dan su atención al brote de los huevos y la alimentación a los jóvenes. Durante el período de noviazgo, el hombre se centra en atraer a la mujer.

Me pregunté si el Señor me estaría cortejando siempre, como lo estaba haciendo ahora. ¿Será siempre así? Le pregunté. Él sonrió, No, Anna. Es como en la tierra. La preparación para el matrimonio, no es el matrimonio.

Igual ocurre con las aves: una pareja en los rituales de apareamiento, no es la pareja después de la consumación ni es el comienzo de anidar. Sin embargo, cada periodo de tiempo es rico en sí mismo. ¿No te gusta la rutina estática? ¿Por qué debe importarte el cambio? Come lo que se os ponga delante. Disfruta el viaje de hoy.

Los espíritus completaron su exquisita oferta. La música terminó. Me senté. Ishi (que significa mi esposo) y yo aplaudimos en aprecio. Profundamente significativo, queridos amigos, dijo Jesús a los espíritus. Se volvió hacia mí: Extiende tu mano derecha. Yo lo hice. Al instante los espíritus volaron hacia mí.

SAL AZUL.

Cada espíritu vertió en mi mano, un pequeño depósito de sal azul. Luego, cada espíritu voló de regreso a comparecer ante nosotros.

Come, Anna, dijo el Señor. Me comí la sal azul. Fue buena. Y añadió: Esta alianza de sal es para el reino celestial.

Los espíritus parecían sumamente complacidos de haber representado al cielo para ayudar a hacer este pacto. Gracias, mis queridos amigos, dijo Jesús. Se inclinaron profundamente de la cintura, y luego desaparecieron.

La sal, es un compuesto químico formado por la reacción violenta entre un gas, el cloro, y un suave metal, el sodio. Esto hace, una sustancia totalmente diferente llamado cloruro de sodio o sal de cocina.

LA ESMERALDA.

Vamos, Anna, dijo el Señor, levantándose. Él me ayudó a ponerme de pie. Tome el ramo. Al instante el ramo se convirtió en una gran esmeralda. Solté una carcajada, porque me sobresaltó.

Para su corona, Anna, dijo. Gracias, Señor, le sonreí de vuelta, aunque, al igual que con mi Padre, yo no sabía a lo que se referencia con la corona.

¿Por qué pasas tanto tiempo conmigo?, Le pregunté. Es parte de mi trabajo, Él sonrió. Me extendió la mano y me dijo: Ven. Yo le di mi mano. Comenzamos a subir desde el nido.

La descripción del trabajo de un puesto en particular del empleo, es un análisis que describe las responsabilidades del trabajo.

RUEDA DEL EVANGELIO ETERNO.

Cuando nos levantamos, vi un pergamino desenrollado, con una Escritura en él. Se extendía desde el cielo a la tierra y luego iba de vuelta al cielo de nuevo. Se formó una enorme rueda que tocaba la tierra y el cielo. Nos levantamos justo al lado.

Nunca he visto esto, Señor, le dije. El evangelio eterno se hizo visible, Anna, él dijo. El Evangelio eterno, es proclamado en el cielo, cumplido en la tierra; proclamado en la tierra, cumplida en el cielo. Vamos.

Los cristianos proclaman el evangelio de Jesucristo aquí en la tierra, y Dios lo cumple en el cielo Hebreos 2:3-4.

COMENTARIOS BÍBLICOS DEL CAPÍTULO CUATRO.

  1. El Señor Jesús dijo: donde esté el cadáver, allí se juntarán los buitres, Mateo 24.28, estas aves de presa, se alimentan de carroña. Los ojos de un cadáver son las primeras cosas que comen. Los buitres aquí, representan a los demonios en la tierra, que se aprovechan de las personas que no son salvas por Cristo. El dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la Gloria de Cristo, 2 Corintios 4.4. Pablo advirtió a la iglesia primitiva de prestar atención al engaño de espíritus y doctrinas de demonios, 1 Timoteo 4.1.
  2. Los vencejos con sus grandes bocas, representa charlar en voz alta. No se levantan sobre las corrientes de aire caliente por el fuego del Espíritu.

Vienen acá, de las frías profundidades sin vida de una chimenea vacía. Con colas de horquilla, ejemplifican a las personas con lenguas bífidas que propagan cuentos acerca de los pecados o faltas de otros.  El que anda como calumniador, difama a los demás con informes maliciosos o revela secretos falsos, por lo tanto se asocian con el chisme, Proverbios 20.19; Levítico 19.16.

  1. Algunos gavilanes se alimentan de otras aves. El gavilán trata de dar la impresión de que son inofensivas. Pero en realidad están viendo desde una posición oculta para atrapar a su presa desprevenida.
  2. Hay algunas personas que se aprovechan de los demás al proclamar a

Cristo por ambición personal y no por motivos puros, trafican la Palabra de

Dios, como lo haría un vendedor ambulante, Filipenses 1.15,17; 2 Corintios 2.17.

  1. Los halcones son muy aéreos, y muchos de ellos capturan y matan a otros pájaros en el aire. Algunas personas, hay que considerarlos un ave rapaz final.
  2. Eva fue estafada, por creer la mentira. Ella actuó en esta mentira y se convirtió en la primera persona en pecar. Hay una gran mentira por la cual Satanás engaña a los seres humanos. Es la ilusión de que una persona puede llegar a ser lo que quiere ser, Génesis 3.5. Uno puede vivir para adaptarse a sí mismo. El enemigo, como el halcón, va contra el pensamiento de que puedan volar su propio camino en la seguridad. A continuación, los mata en el vuelo.
  3. Esto tipifica el descanso de Dios en los discípulos que confían en el viento del Espíritu, un poder que no es propio, para llevarlos a mayor altura en Cristo, proverbios 30.18,19; Hebreos 4.9,10; Juan 3.8. El majestuoso Águila, es conmemorado ante el Trono de Dios, como uno de los cuatro seres vivientes, apocalipsis 4.6,7.
  4. Hablando proféticamente a alguien que está desposada con CristoJesús, el Rey, el salmista dice: Escucha, hija, olvida tu pueblo y la casa de tu padre, Salmo 45.10; Mateo 19.29. La devoción humana terrenal, está por debajo de la fidelidad eterna del Señor, que es amor, y es diferente del odio, Lucas 14.26. Jesús dejó la pequeña la casa de su padre terrenal, por estar comprometido con la miembros de la familia de Su Padre Divino, Mateo 12.49,50; mateo 19.29.
  5. Una parte de este incienso prescrito, no se quema, pero simplemente se coloca delante del arca en el santo de los santos, ósea, el lugar santísimo. Dios dice que esto es: donde me encontraré contigo, porque  este incienso será santísimo y santo a vosotros, Éxodo 30.36. Es cosa muy sagrada porque representa las oraciones en el cielo, entre el Hijo y el Padre.

10. La palabra incienso, proviene de una raíz hebrea que significa, puro  o blanco. Esto es debido a las gotas de leche de color de resina aromática, que se desprende de la madera interior cortado del árbol. El puro y santo incienso bíblico, contiene el genuino incienso que arde con un humo blanco ascendente, Éxodo 30.34,35; Apocalipsis 8.3,4.

11. El águila natural, aprende a controlar todos los aspectos de su vuelocon ajustes fraccionarios de las alas y plumas. Desarrolla músculos grandes en las alas para mover las grandes ultra periféricas plumas de vuelo. Hay una continua renovación, ya que todo el plumaje se desprende poco a poco una y otra vez.

12. Desde la eternidad, el Hijo de Dios libremente escogió revelar sólo al Padre. Para ello, tuvo que poner de lado toda expresión de su propia vida del alma, Filipenses 2.5,7. Sabemos que esto es cierto, porque cuando Jesús estaba en Su cuerpo terrenal, Él estaba siempre en su forma divina. Jesucristo es el mismo ayer, hoy, y por los siglos, hebreos 13.8. Jesús en la tierra, reveló sólo las palabras y la obra de Su Padre, Juan 5.19,20,30; Juan 12.49,50. Ser discípulo de alguien, es llegar a ser como esa persona, Mateo 10.25. El Señor Jesús dice que cualquier persona que quiera ser su discípulo, debe contar el costo. Se trata de, abandonar todo lo que cuenta de su cuenta, a fin de que todo lo que tiene pueda ser de Cristo, Lucas 9.23,24; Lucas 14.28,33.

13. Dios es galardonador de los que le buscan, hebreos 11.6. Como hijos de nuestro Padre celestial, son los  herederos de Dios, de la misma manera que Su Hijo es divino, Romanos 8.17.

14. Plantas espinosas no eran, al parecer, una parte de la creación original de Dios, porque Él dio toda hierba verde como alimento, Génesis 1.30. Fue sólo después de que Dios maldijo la tierra por causa del pecado de Adán, que los espinos crecieron, Génesis 3.17,18. La naturaleza humana, con la ley del pecado inherente a ella, es lo que la Biblia llama la carne, Romanos 7.23, más las obras de la carne aparece en Gálatas 5.19,21, la cual, causa heridas a otras personas. Sólo el carácter de Cristo en los corazones de aquellos en la tierra, no causa daño a otros, efesios 3.17; romanos 13.10.

15. En la elaboración del vino, primero se trituran las uvas, hay pequeñas partículas en el jugo que deben ser eliminadas. Este sedimento se llama, lías. El vino se vierte varias veces fuera, y las lías quedan en la parte inferior. Así el vino se va aclarando. Espiritualmente hablando, esto se lleva a cabo, cuando el Espíritu Santo nos prueba y elimina la escoria de nuestra carne. Cuando nos negamos a permitir que Él desmantele una parte de nuestra carne, ponemos a prueba a Dios, Éxodo 17.7; Mateo 4.5,7. Dios describe a una nación que se negó a ser probada: Moab, la cual vivió a su gusto desde su juventud, y estuvo tranquilo, como el vino en sus heces, y no fue vaciado de vaso en vaso, Jeremías 48.11,12.

16. La única vida que tienen los cristianos, es Cristo, Colosenses 3.4. Vivimos por Su Resurrección, la vida humana está unida a Su Vida Divina. El Poder de Su Vida, está fluyendo a través y continuamente renovando los cuerpos mortales y las almas de los hijos de Dios, romanos 8.11; romanos 12.2; 2 corintios 4.10,11. Uno de los signos de ser lleno del Espíritu Santo, es la conciencia clara de que la vida dentro de usted no es suya, Gálatas 2.20. La Vida de Cristo en el discípulo, está cargada de Gloria, porque el Espíritu tiene el poder de exaltar al Señor en cada circunstancia en que se opta por Jesús, Filipenses 1.20.

17. Jesús dijo: mi galardón es conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra, Apocalipsis 22.12. El Señor Jesús mismo, es la recompensa. Es a Cristo el Señor que servís, Colosenses 3.24.

18. Pablo dijo: Considero todo, una pérdida, por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor, por amor del cual lo he perdido todo. Tengo por basura todo, para ganar a Cristo, Filipenses 3.8. Dios creó a los seres humanos para manifestar sólo a Su Hijo, así como el Hijo Manifiesta sólo al Padre, 2 corintios 4.10,11; Juan 17.6. Todo lo que no es de Cristo en una persona, es de peor valor, romanos 7.18; 2 Corintios 3.6.

19. La amistad con el mundo es enemistad contra Dios, Santiago 4.4. Jesús deliberadamente se negó a aceptar cualquier premio o el honor que la gente podría darle, Juan 5.4. Se negó a ninguna gloria, pero la Gloria de Su Padre, Juan 5.44; Mateo 4.8,10.

20. Cristo Jesús, ama a Sus amados comprometidos, con todo Su Corazón. Lo sabemos, porque Él dijo: Así como el Padre me ha amado, YO también os he amado, Juan 15.9. Sabemos que el Padre ama al Hijo, con todo Su Corazón, porque el Padre le hiso heredero de todo, lo que incluye todo Su Amor, Juan 3.35; romanos 8.17. Otra manera de entender esto, es que Dios nos ha mandado que le amemos con todo nuestro corazón, Mateo 22.37. No hay manera para nosotros hacer esto, a menos que Él y el Hijo nos amen primero con todo Su Corazón, 1 Juan 4.10.

21. Hay buenos espíritus en el cielo que tienen formas transparentes, etereos, en la forma de cuerpos humanos. Se diferencian en la manifestación de los ángeles, que tienen cuerpos más visible y tangibles, pero son todos espíritus, Hebreos 1.14. Dios a veces puede ceder estos espíritus, para realizar alguna tarea para Él, en la tierra, 1 Reyes 22.19,23; 2 Reyes 19.7.

22. El lugar central en el cielo, es el Trono de Dios. Directamente antes del pavimento que se llama, mar de vidrio, semejante al cristal, Apocalipsis 4.6. Hay dos tipos de azul zafiro joyas que son usados en las Escrituras, para describir el maravilloso color de estas dos áreas, Éxodo 24.10; Ezequiel 1.26; Ezequiel 10.1. Por lo tanto, el azul es el color bíblico que representa el cielo.

23. La razón de que estos espíritus, hacen círculos perfectos de baile, era porque estaban celebrando un evento que se encontraba entre el cielo y la tierra. Ellos estaban actuando como si fuera una pista de baile, y no podían ser entendidas hasta más tarde.

24. Durante el período de cortejo, el Señor y su esposa asisten a otra, cantar de los cantares 6.3. Después que se alcanza una unión más profunda, gran parte de su preocupación, es en el ministerio, junto con el Padre y con los demás, Apocalipsis 1.6; cantares 6.11,12.

25. La sal, sigue siendo una sustancia estable durante millones de años en las minas de sal. Se utiliza en la conservación de alimentos debido a que inhibe el crecimiento de microorganismos. Por lo tanto, la sal, es un símbolo bíblico de la permanencia en los pactos duraderos entre Dios y su pueblo, Levíticos 2.13; Números 18.19. El color azul significa el cielo, véase la nota 22 de este capítulo. Sal azul, representa un pacto con el reino del cielo.

26. La tercera piedra, en el pectoral del sumo sacerdote Aarón, era una esmeralda. Esta es una joya verde representando, al tercer hijo de Jacob, Leví, Éxodo 28.15,17. Algunos reyes de Israel, nombrados levitas, Ministraban al Señor, celebraban, agradecían y alababan a Él con alegría, 1 crónicas 16.4; 2 crónicas 29.30. Este fue un prototipo de servicio de la alabanza y la oración por los que Jesús, el Gran Sumo Sacerdote, asiste a Su Padre, hebreos 2.12; romanos 8.34. La alabanza y acción de gracias, en el nombre de Cristo, es una alta forma de sacrificio, por los que sus hijos son capaces de bendecir a Su Padre, hebreos 13.15; Salmo 50.23. El arco iris alrededor del Trono de Dios en el cielo, parecía ser principalmente, el verde esmeralda de Juan, en Apocalipsis 4.3. El Padre está entronizado sobre las alabanzas de Su pueblo, Salmo 22.3.

27. Por medio de Su Poder inconcebible, el Padre sabe y puede responder a todo lo que cada ser humano está pensando, diciendo y haciendo, Salmo 33.13; Salmo 139.2,4.  Cristo  es  el Poder de Dios, para actuar en nombre de Su Padre, de esta manera también, 1 corintios 1.24; Juan 5.19,20.

28. La Biblia habla del eterno Evangelio, en un solo lugar, Apocalipsis 14.6,7: Y Vi también a otro ángel que volaba en medio del cielo, que tenía el evangelio eterno para predicarlo a los que habitan literalmente, en la tierra y dijo a gran voz: Temed a Dios y dadle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado; y adorad a Aquel que hizo el cielo y la tierra y el mar y las fuentes de las aguas.

AQUÍ TERMINAN LOS COMENTARIOS BÍBLICOS DEL CAPÍTULO CUATRO.

Capítulo Cinco.

LA PISCINA DE LA REFLEXIÓN.

Después de que llegamos al Paraíso, me di cuenta de que estaba sentada sola, cerca de una piscina redonda de agua clara. Por el lado opuesto de la piscina, arbustos estaban creciendo en formas geométricas cuadradas, rectangulares, triangulares, y circulares. Estas formas se reflejaban perfectamente en la piscina.

Una planta de Stacte, estaba floreciendo tras los arbustos geométricos. Cada uno de estas abrazaderas se cubrió con flores blancas cerosas que dieron una fragancia suave, agradable.

Me acordé de que el stacte era una especia utilizada en el incienso sagrado. Pero no podía recordar el significado esencial a su nombre.

El nombre de la especia estacte, es de una palabra cuya raíz hebrea significa caer en gotas o profetizar.

Había una inusual quietud junto a la piscina, como estar en el ojo de un huracán. Levanté mis piernas, poniendo los pies en el agua. Apenas se hizo una ondulación. Extraño, pensé. ¿Dónde estoy?, pregunté en voz alta.

En la piscina de la reflexión, respondió la voz de un niño detrás de mí.

CRYSTAL CLEAR.

Uh oh, dije en mi interior, porque reconocí la voz. Crystal Clear, sonreí débilmente cuando me di vuelta para mirarla.

Allí estaba ella, con el pelo todavía despeinado como si fuera por los juegos. Llevaba el mismo traje pálido y delantal. Se veía como de cinco o seis años de edad. Sin embargo, ella tenía una mirada de adulta. A veces podía ver a través de su brazo o pierna. Ella era un espíritu.

Has vuelto a vernos, exclamó alegremente. Te amamos, continuó, deletreando la palabra amor como si fuera el canto de un niño.

Suspiré dolorosamente dentro de mí al recordar la última vez que la había visto. Pero, pensé, que tal vez esta vez sería diferente.

Decidí preguntarle sobre la piscina. ¿Qué es la piscina de la reflexión?

Es un lugar donde usted puede ver muy claramente, dijo ella.

La carne se entiende con la naturaleza humana porque es con lo que nacemos, Salmo 51:5; Efesios 2:3.

No estaba segura de que me gustara la idea. ¿Tienes deseos de reflexionar sobre ti misma? le pregunté fríamente, mi carne de repente se levanta y es tan astuta, legalista, y evasiva como la carne siempre es.

Ella continuó como si ella no se diera cuenta. Es posible que desee echar un vistazo para ver si usted está cooperando con Dios o se resiste a Él. ¿Quiere mirar en la piscina? preguntó ella alegremente.

LA DECISIÓN.

Por supuesto que no quería mirar a la piscina. Sin embargo, yo estaba empezando a escuchar a mi propia voz, así como en la dureza de mi corazón, mi resistencia a la corrección. Poco antes de llegar a la piscina estaba diciéndole al Señor que yo daría cualquier cosa y todo lo demás para obtener más de Él. Ahora, con la primera oportunidad para que esta declaración se convierta en una experiencia de vida, yo estaba poniendo obstáculos.

¿Crees que debo mirar?, Le pregunté sin fuerzas. Podría ayudar, respondió ella.

Con un suspiro saqué mis pies del agua y me acosté en mi estómago para mirar en la piscina. Estaba asombrada. Vi el rostro de Jesús que se reflejaba en el agua en lugar de mi rostro. Pero había objetos geométricos pegados en la cabeza y en la cara.

¿Qué son estos objetos?, Le pregunté.

Bloques, dijo. Usted lo está bloqueando. Ellos hacen que el rostro de Jesús se vea muy feo.

¿Cómo puedo quitarlos?, Le pregunté con alarma.

Ella se inclinó para mirar mi cara en la piscina. Hammm, dijo ella, como si estuviera haciendo un diagnóstico. Hay que despegar el pegamento.

¿Despegar el pegamento?, Le pregunté. ¿Cómo puedo hacer eso?

ARREPENTIMIENTO.

Arrepentimiento, dijo la niña con la mayor naturalidad. El Arrepentimiento despega el pegamento. Ella se apartó para mirarme directamente en lugar de a mi reflejo. Me senté a mirarla a la cara.

Ella sacudió la cabeza de lado a lado, como hacen los niños cuando se corrigen unos a otros. Hablando de una manera monótona y lenta, ella dijo: Eres demasiado vieja para jugar con bloques. Antes de que pudiera responderle, ella desapareció.

ESTACTE DE DONDE SE EXTRAE EL ACEITE DE MIRRA.

El fuerte olor a estacte inundó la zona. Miré a los matorrales. La goma fragante corría por las ramas. La verdad de la misericordia, dije con tristeza, recordando ahora el significado inherente en el nombre.

Uno de los significados de la palabra hebrea para la especia estacte, es caer en gotas suavemente. Un significado similar, es la Palabra de Dios, es decir, profetiza la Verdad, ya que la Verdad es Jesús, Efesios 4:21. Por lo tanto, estacte simboliza: decir la verdad de Cristo con misericordia, Mateo 18:33.

Con un suspiro, me di la vuelta a la piscina. Miré de nuevo al agua. La cara, y por lo tanto la Vida de Jesús, estaba definitivamente bloqueada y no fluía hacia los demás. Reuní el coraje de mirar a los bloques más de cerca. En cada uno había algo escrito. Entrecerré los ojos para descifrar las letras.

LOS BLOQUES.

Hipócrita, estaba escrito en un bloque.

Hipócrita, dije con indignación farisaica. Aunque indignada, no me atreví a tratar de refutar esto, porque yo sabía que era verdad. Lo que la gente en la tierra no podría ver, era claramente visible en el cielo. Tal vez yo podría ocultárselo a los demás, pero no pude ocultarlo de misma, ni de Dios. Yo soy una hipócrita, dije, y usted lo ve. Digo que estoy haciendo lo que hago por obediencia, y que no me preocupan los resultados, pero sí me importa. Me importa mucho. Deseo éxito. Quiero sentir que estoy logrando algo.

Yo no podía mirar a ese bloque por más tiempo.

La palabra griega para hipócrita, significa el que habla detrás de una máscara a uno que tiene en frente. El hipócrita, es como aquellos que desempeñan roles de personas, pero no son esa persona.

Me decidí a buscar en otro bloque. El dinero, estaba escrito en otro bloque.

Ooh, no,  me lamenté. Bueno, es cierto, digo que no me importa ser pobre, pero me importa mucho. No me gusta ser pobre. Sé que vivir por la fe le agrada a Dios, y quiero agradarle. Pero la verdad, es que es más fácil hablar de la fe que vivir por ella. A veces pienso, si tuviera dinero suficiente, yo nunca tendría que pensar en el dinero otra vez. Mi confesión me hizo sentir incómoda.

Me decidí a buscar en otro bloque. Ser una estrella, estaba escrito en este bloque.

Mis manos fueron a la cara de vergüenza. La verdad otra vez, confesé. Es difícil para mí, vivir una vida oculta. Quiero respeto. Quiero honor. Quiero ser conocida. Yo Quiero, casi dije, gloria. Cuando confesé este pecado, me llamó la atención la gravedad de la misma. Dios, ayúdame, le dije. Quiero tu Gloria. Negué con la cabeza. Esto es serio, muy serio.

¿Cómo me has llevado tan lejos y como me has tomado? ¿Cómo puede amarme? ¿Cómo puede Usted querer que yo sea la novia de Su Hijo? En mi alma, sé que quiero ser, en mi interior, igual como me presento en el exterior. Sé que quiero vivir por la fe. Sé que el orgullo es un gran pecado. Satanás quería tu gloria. ¿Cómo puedo ser mejor?

La palabra gloria, en la Biblia, por lo general significa, honor y respeto.

LA SANGRE.

Decidí que impulsaría mis pensamientos: Estoy en un lugar mejor ante Ti, Padre, porque mi Señor y Salvador murió para liberarme de la pena de muerte, del pecado. Y puedo abogar por la Sangre de Jesús, delante de ti y te pido que me perdones por todos los pecados, así como por toda transgresión. Puedo declarar que el Espíritu Santo fue enviado para aplicar la Cruz a todos los actos de la carne dentro de mí. Estoy en un lugar mejor.

Jesucristo en la cruz del Calvario pagó el precio por el perdón de toda forma de mal contra Dios, Efesios 1:7; Hebreos 8:12.

Entonces, papá, le grité: Le pido la corrección por el Espíritu Santo. Pido la Cruz. Pido que yo sea limpia por dentro y por fuera. Quiero que la vida de Jesús fluya a través de mí, sin obstáculos. Quiero decir, papá, que yo no quiero ser un obstáculo. Te doy permiso para que me lleves a un caminar puro delante de ti. Sé que va a doler. Yo lo sé. Pero te doy permiso para hacer caso omiso a mis quejas.

LÁGRIMAS.

Ooh Dios, no me dejes como una muerta. Comencé a llorar. Perdóname. Lávame, límpiame con la sangre de Jesús, El que pago el precio más alto con su sangre derramada y muerte en la cruz, para que yo pudiera estar de pie delante de Ti, limpia, en Tu justicia.

Continué: No conectes con mi carne. Anula mis protestas. Despoja mi gemido. Por favor, no me dejes ir alrededor de esta montaña una vez más. No quiero vivir una vida a medias, poniéndome en peligro a cada paso porque yo no quiera el dolor de la cruz. Lloré amargamente.

Y echo de menos a Jesús, exclamé. Estoy en el dolor cuando estamos separados.

Me di cuenta de repente, de que un ángel muy brillante estaba cerca y capturaba en un frasco de alabastro todas las lágrimas que lloré. Las lágrimas empezaron por mis mejillas y luego automáticamente, obedientes incluso, entraban en el frasco. Yo estaba fascinada.

EL ÁNGEL DE ALABANZA.

Yo estaba tan concentrada en lo que veía que me sobresalté un poco cuando mi nombre fue mencionado detrás de mí. Era Judy, el ángel de la alabanza.

El nombre Judy proviene de una de las tribus de Israel, Judá, una palabra que se deriva de la raíz del hebreo que significa alabanza, Génesis 29:35.

Iba vestida con una túnica verde de gasa, atada con una cinta de oro. Este era un manto verde muy profundo y tenía mangas largas y de gran tamaño. Estas fundas contenían bolsillos y tenían toda clase de instrumentos musicales de oro. Su cuello, manos y pies tenían un ligero tinte de oro. Su cabello castaño estaba trenzado en siete bucles entrelazados de oro. En su frente había una pequeña caja dorada de la Escritura.

Ella comenzó a hablar: Anna, me regocijo de que eres amada. Yo he sido enviada a consolarte con el manto de la alabanza.

¿Qué es eso?, Le pregunté, limpiándome los ojos con la mano. El ángel brillante con el frasco para las lágrimas desapareció.

El color verde representa la tribu de Leví, el tercer hijo de Jacob, representado por la tercera piedra del pectoral del sumo sacerdote, lo cual era una esmeralda verde, Génesis 29:34;  Éxodo 28:15-17.

Un manto bíblico es un empoderamiento espiritual y la autoridad concedida por el Padre a Su Hijo, ejercido por el Espíritu Santo en el discípulo.

HIMNO DE ALABANZA.

Silencio, dijo ella, poniendo su dedo en los labios. Deja que te ayude a calmar tu alma. Descansa. Ella se convirtió en un pequeño torbellino verde. El viento y el movimiento causaban que todos los instrumentos dentro de la bata jugaran juntos. El sonido de la alabanza era tan puro que parecía dibujar ángeles en el aire. Se reunieron en un gran círculo a su alrededor.

Ella comenzó a cantar:

Ooh, gran YO SOY, Eterno,

Fuente de la vida en el Hijo,

Manantial de bendición,

Manantial de luz,

Infinito misterio escondido de nuestra vista.

Buscado por el Espíritu,

Revelado por el Hijo,

Misterio desplegado, aunque alguna vez comenzado.

Comienzo y final, gran círculo de luz,

Eso rompe la oscuridad, la confusión de la noche.

Toda la belleza, toda la alegría, todo esplendor en uno,

Su gracia libremente compartida a través de la vida de Su Hijo.

Su vida y su muerte y su vida para siempre, Aunque crucificado nunca, nunca más morir.

Salve, Gran Redentor: Salve, Rey Poderoso,

De la Vida y de la Verdad y de la Luz es lo que te cantamos.

Toda la alabanza, adoración y acción de gracias,

a través del tiempo sin fin, nuestro homenaje vamos a traer. Amén.

GALBANUM y CASSIA.

Mientras cantaba, el aroma de galbanum y casia llenaba el aire. Galbanum nos habla de la adoración, la acción de gracias, y alabanza. Cassia insta al homenaje a Dios solamente. Yo necesitaba tanto las dos cosas. Necesitaba que los ídolos en mi corazón fueran abatidos y echados por tierra. Además, tenía que ser levantada de mí misma, a través de enfocar mi mirada hacia Él, en alabanza.

Su canción, era como un manto cayendo sobre mí, que levantó mi espíritu, para la solución de mi alma. Al final de la canción, los muchos ángeles que se habían reunido se retiraron discretamente.

Judy habló: Adora a Dios, Anna. Sólo Él es digno. Entonces ella también desapareció.

Los cristianos debemos ser humildes con toda la gente, 1 Pedro 5:5. Pero hemos de postrarnos, en homenaje Sólo a Dios, Filipenses 2:10.

DIOS TRABAJANDO.

Yo estaba sola de nuevo. Pero el silencio cerca de la piscina ya no era el vacío. Estaba en quietud, dentro de mi alma. El Señor había realizado una obra dentro de mí, aunque yo no sabía la naturaleza del funcionamiento o cómo lo había logrado. Pero sentí que podía ver con más claridad, que de alguna manera yo era diferente.

La respuesta parece simple. Jesús venció a la carne cuando Él estuvo en la tierra. Ahora podía vencer la carne en mí. Él iba a moverse, y me gustaba descansar en Él. Me sentí limpiada, lavada, con mi alma tan quieta, como la piscina redonda delante de mí.

Sin embargo, la quietud de mi alma dio cabida a un mayor anhelo por Él. El dolor dentro de mi espíritu, había crecido dolorosamente. Yo le echaba de menos. Quería estar con Él. El dolor estaba convirtiéndose en una desesperante hambre.

Jesús, como el hombre nuevo en la tierra, obtuvo la mayor victoria en aprender a obedecer a Su Padre siempre, Efesios 2:15; Hebreos 5:8-9.

DOS ÁNGELES.

De repente, dos ángeles llegaron paseando por el camino cerca de la piscina. Parecían hombres jóvenes de unos veinticinco años de edad. Uno tenía el pelo castaño y llevaba una túnica marrón. El otro tenía el pelo rubio y llevaba una túnica color dorado. Había algo cómico en ellos. Pero yo no sé por qué me sentí así.

Sal y Pimienta, me vino a la mente cuando miré. Estaban riendo y hablando.

Hola, le dije. ¿Quién eres tú?

Sentido, me llaman, hiso una reverencia el ángel de la túnica marrón. Sin Sentido, me llamo yo, e hiso una reverencia el ángel rubio. ¿Qué? Me reí. Dios no es sin sentido.

Ooh, sí, dijo Sin Sentido. Es más entendido el espíritu que la mente.

Tanto que la mente se da a entender como verdad, agregó Con Sentido.

Eso me recuerda a una canción, dijo Sin Sentido.

Ooh, querida Anna, dijo Sentido. Vamos a cantar para ti Anna, añadió Sin Sentido. ¿Nosotros?, preguntó Sentido.

¿Por qué no?, Respondió Sin Sentido. Siempre te gustan mis canciones. ¿Qué Hago? Sentido preguntó con incredulidad.

Sin duda es mejor que la tuya, bromeó Sin Sentido. Tú suenas como problemas de matemáticas.

Sentido estalló en carcajadas. Está bien, está bien, dijo. Empieza él. Sin Sentido cantó:

¿Qué se siente al vivir por encima?

¿Cómo es arriba?

Camina el ciego y ve, camina el sordo y escucha, Eso es lo que es arriba, arriba. Eso es lo que se siente arriba.

Hubo una larga pausa.

¿Eso es todo? Preguntó Con Sentido. Bueno, yo no voy a cantar un aria aquí, respondió Sin Sentido. Eso es todo.

Nota: Un aria es una pieza musical creada para ser cantada por una voz solista sin coro, habitualmente con acompañamiento orquestal y como parte de una ópera o de una zarzuela. Antiguamente, era cualquier melodía expresiva frecuentemente, aunque no siempre, ejecutada por un cantante. Un aria es similar al mundo de las Suite al ser una pieza de carácter cantable, de movimiento lento.

Hubo otra larga pausa. Me gusta, dijo Con Sentido de todo corazón.

Gracias, dijo Sin Sentido a regañadientes. ¿Vamos a cantar juntos?

Muy bien, asintió Con Sentido. ¿Quieres unirte a nosotros, Anna?

Si puedo recordarlo, le dije. Sólo salta en cuanto puedas, agregó Sin Sentido.

Sin Sentido comenzó a cantar la canción de nuevo. Nos unimos en cuanto pudimos. Cuando terminó la canción, Sin Sentido preguntó: ¿Vamos a cantar de nuevo?

Riendo, Con Sentido y yo le dijimos: Por supuesto. Con Sentido continuó: Vamos, Anna, vamos a caminar contigo hacia abajo en el camino.

Comenzamos a caminar y a cantar la canción de nuevo. Cantamos una y otra vez y otra vez. Cuanto más caminamos y cantábamos, todo parecía más divertido. Todos empezamos a reír a carcajadas. De hecho, nos reímos tanto que apenas podíamos soportar. A veces teníamos que esperarnos unos a otros, para poder permanecer en posición vertical.

Sus canciones son mejores de lo que recordaba, rugió Con Sentido. Casi nos caímos de la risa, porque la canción era cierta, pero era una absoluta tontería.

Caminamos y cantamos y reímos hasta que nos acercamos a un gran jardín verde, cuya entrada estaba custodiada por dos enormes querubines.

Tenemos que salir de aquí, dijo Con Sentido. Quería preguntarle: ¿A dónde?

Pero antes de que pudiera preguntarle, Sin Sentido, dijo, cada vez que necesite un poco de música para viajar, háganoslo saber.

Hicieron una reverencia riendo y desaparecieron.

Me quedé en el camino que conduce al jardín. Justo delante de mí había un cartel en la forma de una flecha apuntando a la entrada. Las letras en el cartel decía: EL JARDÍN DE DIOS.

COMENTARIOS BÍBLICOS DEL CAPÍTULO CINCO.

  1. El Stacte, se piensa que es una goma líquida que fluía en forma de gotas en las incisiones de la corteza del arbusto estoraque. La resina endurecida se combinó con otras especias dulces que Dios prescribió para hacer el incienso sagrado para ser quemado a diario en el tabernáculo, Éxodo 30.34,35.
  2. Crystal Clear, es el nombre de un espíritu ministrando en el cielo. Dios enseña la verdad a través de ella en términos muy puros y simples, inconfundibles e inevitables. Incluso su forma corporal es clara o transparente. Ella me enseñó una lección vital en la Parte 1, páginas 12 al 14.
  3. El cuerpo y alma carnal se opone rotundamente a Dios, romanos 8.7, 13.

Esta persona externa fue nacida y criada en la imagen de Satanás, Juan

8.41, 44. La naturaleza humana vive una mentira, sin ningún tipo de verdad, Juan 8.44. Se basa en sus propias normas y su propia razón, por lo tanto, es astuto, legalista, y evasivo, como Jacob era, Génesis 30.41,43; Génesis 31.36,41.

  1. Si nos juzgáramos a nosotros mismos, no seríamos juzgados, 1 Corintios 11.31. Nos oponemos al Santo Espíritu, al ser duros de cerviz, tercos y contrarios, e incircuncisos de corazón y de oídos de piedras, con un corazón que no quiere oír y obedecer a Dios, Hechos 7.51; Zacarías 7.12.
  2. La bondad de Dios te guía al arrepentimiento, romanos 2. 4. Él da a Sus discípulos arrepentidos:

(1)    un cambio de actitud, cuando ven sus pecados, profanar la vida de Cristo en nosotros, Juan 16.8,9.

(2)    tristeza piadosa por el pecado, 2 Corintios 7.9,10.

(3)    poder para renunciar al pecado y escoger a Cristo en su lugar, Isaías 55.7.

  1. Jesús castigó duramente a los líderes judíos, por ser hipócritas, que pretendían ser justos y no lo eran, Lucas 20.20.
  2. La carne sigue diciéndonos que tengamos muchas cosas de la tierra con el fin de ser felices y tener seguridad, Marcos 4.18,19; Lucas 10.41,42. Los creyentes confían en Cristo Jesús, como su verdadero tesoro, en el que se incluyen todas los tesoros menores, Colosenses 2.2,3; 1 Corintios 3.21,23. Nuestras necesidades más profundas son para Dios, en Su Gloriosa Presencia, Filipenses 4.19. Nosotros guardamos tesoros en el cielo cada vez que elegimos a Cristo Jesús, en vez de a nosotros mismos, Mateo 6.20. Con el tiempo lo principal por lo que oraremos no es por lo que se necesita, sino, para exaltarlo en cada situación, Filipenses 2.20,21; 1 Corintios 6.20.
  3. Si uno trata de ser honrado por la gente, no recibirá el honor de Dios, Mateo 6.1; Juan 5.44. Uno no puede amar a las cosas de este mundo y amar a Dios, también, 1 Juan 2.15. Mientras Jesús estuvo en la tierra, dijo que Él no recibía gloria de los hombres, Juan 5.4.
  4. Por tanto, como por un solo hombre, Adán, entró el pecado en el mundo, y la muerte entró por el pecado; así también la muerte se extendió a todos, por cuanto todos pecaron, romanos 5.12. Sabemos por experiencia, que nuestro viejo corazón, fue crucificado una vez por todas, con Jesús en la Cruz. De esta manera el poder del corazón de la naturaleza del pecado en nuestro cuerpo está roto y mantiene inoperante a esta naturaleza. En consecuencia, ya no debemos ser esclavos de nuestra naturaleza pecaminosa, porque la persona murió con Cristo con el corazón viejo. Así se libera del poder del pecado y de la muerte, romanos 6.6,7,

Parafraseando.

  1. Las tres categorías principales del mal moral, en las Escrituras, se les llama pecado, la transgresión y la iniquidad, Éxodo 34.7; Salmo 51.1,2. El pecado, es cuando no se está a la altura de la Gloria de Cristo que el Padre ha ofrecido a través de las Escrituras, romanos 3.23; 2 Corintios 4.4. La transgresión, es la rebelión contra la autoridad de Dios, es alinearse con el pecado principal de Satanás, 1 Samuel 15.23. La iniquidad, es cuando está desviándose de lo que es, sabiendo lo que es justo, romanos 1.18,21.
  2. Que el Espíritu Santo dirija sus vidas, y no satisfacer los deseos de la naturaleza humana de la carne. Nuestra naturaleza humana tiene siempre un fuerte deseo de suprimir al Espíritu, y el Espíritu siempre tiene un fuerte deseo de suprimir a la naturaleza humana. Estos dos son enemigos, y esto significa que usted no puede hacer lo que quiere hacer, Gálatas 5.16,17. Si el cristiano que está dispuesto, el Espíritu aplicará la cruz diariamente a las obras carnales del cuerpo y al egocéntrico uso de las facultades del alma, romanos 8.12,13; Mateo 16.24,25; 2 Corintios 4.11.
  3. Por tanto, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, los redimidos y los ángeles en el cielo, vamos y despojémonos de todo peso, el peso de la fe de Cristo en nosotros, y del pecado que nos asedia, y corramos con perseverancia, la  distancia larga, marcada para nosotros, hebreos 12.1; Lucas 15.7.
  4. Esto era como el grito de Aarón de su hermana, Miriam. Se habían disputado la autoridad de Moisés sólo escuchar a Dios. Luego fue golpeada con lepra, Números 12.1,2, 10. Aaron le rogó a Moisés: Oh, No dejes que ella sea como un muerto, cuya carne es medio comido cuando viene del vientre de su madre, Números 12.12. Rogó que no se quede como muerta en vida, que resulta del pecado.
  5. Cristo Jesús no conoció pecado, por nosotros se hiso pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en Él, Cristo Jesús, 2 Corintios 5.21.
  6. Pon mis lágrimas en tu redoma. ¿No están en tu libro?, Salmo 56.8. Las lágrimas de los que lloran a Dios se conservan en el cielo. El hecho de su llanto también se registra. Hay varios libros en el cielo, donde las cuestiones relativas a la vida de las personas en la tierra, son escritas, Apocalipsis 20.12. Un ejemplo de este tipo de libro, es el libro de memoria que está escrito delante de Él, para los que temen al Señor y piensan en Su Nombre, Malaquías 3.16.
  7. De los ángeles asignados mi, Judy es quien me ayuda a vivir una vida de alabanza a Dios, Salmo 34.1.
  8. Algunos de los levitas fueron apartados en la tierra, para servir al Señor con la acción de gracias y alabanza, 1 Crónicas 16.4. El vestido verde de Judy, muestra que ella está separada para ese ministerio en el cielo. Los ángeles que ministran en el templo en el cielo, usan cintos de oro, Apocalipsis 15.6.
  9. Dios instruyó a los israelitas a colocarse cajas pequeñas negras, en la frente y en la parte posterior de sus manos. Estos pequeños cubos contenían pergaminos en el que se escribieron algunas escrituras.

Esto les ayudaba a que la Palabra de Dios, quedará grabada en sus corazones, y alma, y les daba fuerza en lo que estaban haciendo, Deuteronomio 6.5,8.

  1. Estas palabras de la Escritura, el manto de alegría en lugar del espíritu angustiado, describen un aspecto de la unción del Espíritu Santo sobre el pueblo de Dios, Isaías 61.3. El manto de alabanza es dirigido a todos los cristianos a apartarse como santos, para que puedan bendecir a Dios, Salmo 34.1.
  2. Antes de la creación del mundo, Cristo fue asignado a morir por nuestros pecados. Los habitantes de la tierra que creen en Él, tienen sus nombres escritos en el libro de la vida del Cordero, que fue inmolado desde antes de la creación del mundo, Apocalipsis 13.8. Es posible que los cristianos,  crucifiquen de nuevo a Cristo, y rechacen así, al Hijo de Dios, y lo pongan en vituperio delante de sus enemigos, hebreos 6.4,6; 10.26,29. Pero Él murió una vez, nunca más morirá de nuevo, romanos 6.9.
  3. Galbanum, fue una de las especias utilizadas para hacer el santo incienso que se quemaba a diario en el tabernáculo del desierto, Éxodo 30.34; Éxodo 35.1,6,8. La palabra galbanum, viene de una raíz hebrea que significa, grasa, o la mejor parte. De los sacrificios de animales en las Escrituras, la grasa estaba reservado para Dios y era quemado como un aroma agradable a Él, Génesis 4.4; Levíticos 3.14,16. La grasa representaba el sacrificio de alabanza gozosa y acción de gracias en honor al Padre, por el Hijo y sus discípulos, Salmo 50.23; hebreos 2.12; hebreos 13.15.
  4. La palabra hebrea para la especia cassia, es similar a la palabra que significa,  inclinarse, para pagar homenaje. Homenaje en la Escritura significa, honrar a otro doblándose bajo un profundo respeto, 1 Crónicas 29.20. Jesús dijo: Yo honro a mi Padre. Yo no busco mi gloria, Juan 8.49,50. Cassia se considera inferior a otras plantas de la familia de los laureles. Dios, sin embargo, la honró al designarla como una de las especias que se utilizan en el aceite de la santa unción, Éxodo 30.24. Los líderes consideraron a Jesús, de poca importancia, porque Él vino de Nazaret, pero Su Padre lo glorificó, Juan 8.54.
  5. Jesús fue, perfeccionado, en todos los sentidos, incluyendo la negación de la carne, el uso meramente humano de su alma y el cuerpo, Lucas 9.23. Por lo tanto, también, Él es capaz de salvar completamente a los que se acercan a Dios, por medio de Él, hebreos 7.25.
  6. Martha era un alma distraída y preocupada, cuando Jesús vino a cenar en su casa, Lucas 10.38,42. Ella tenía un gran anhelo de ser aprobada por los demás, por eso, no podía disfrutar de tener allí a Jesús. Su hermana, María, estaba tranquila a sus pies y sólo deseaba a Él.
  7. Ningún ojo ha visto, ningún oído ha escuchado, ninguna mente humana ha concebido lo que Dios ha preparado para los que le aman, pero Dios se ha revelado a nosotros por su Espíritu. El Espíritu todo lo escudriña, aun las lo profundo de Dios. Nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que es de Dios, para que podamos entender lo que Dios nos ha concedido, 1 Corintios 2.9,10,12.
  8. La persona de mente física o terrenal, comprende las cosas del mundo. Pero la biblia dice: todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo digno de admiración, si algo digno de alabanza, en esto pensad, Filipenses 4.8.
  9. Jesús de Nazaret caminó y trabajó en la tierra, y vivía ante el Espíritu dentro del Padre, Juan 1.18; 14.20. En la tierra El no juzgaba por lo que vieron sus ojos, o por lo que sus oídos oían, Isaías 11.3. Se basó en lo que el Espíritu Santo le enseñará en todas las cosas, Juan 14.26.

AQUÍ TERMINAN LOS COMENYARIOS BÍBLICOS DEL CAPÍTULO CINCO.

Capítulo Seis.

EL JARDÍN DE DIOS.

El breve respiro de la risa había desaparecido de estar con Sentido y Sinsentido. El dolor sordo de la nostalgia regresó. Cada vez era más agudo, por lo alarmante. Se multiplican, galopando en intensidad.

Yo había pedido desear al Señor más que la vida misma. No me di cuenta, de que la recepción de este amor sería muy dolorosa. Era como si una lanza me había traspasado a través de mi estómago. No podía sacarla. Yo estaba ensartada con anhelos.

Pero este anhelo, me empujó hacia delante, hacia el jardín. Tal vez me gustaría ver a Jesús allí. Él y sólo Él es mi cura. Eso lo sabía muy bien.

EL ÁNGEL ELÍAS.

De repente, el venerable Ángel Elías se unió a mí, en el camino. Él era grande, viejo en su mirada, y ligeramente azul a causa de una luz azul que emana de él. Tenía una cabeza parcialmente calva y una barba blanca muy larga. Él llevaba una larga túnica, el manto era sin mangas, tejido con varios tonos de azul. Por debajo de esta capa había una túnica azul de color muy profundo. La luz brillaba en su manto como si una tormenta distante estaba en su apogeo dentro de la tela.

Al principio, mi Padre celestial había asignado a este ángel, para viajar conmigo por el resto de mi vida en la tierra. Y se había convertido en un amigo.

Elías, sonreí, reconociéndolo.

¿Puedo caminar con usted?, me preguntó.

Por favor, le contesté.

No abordó el dolor que estaba experimentando, por lo que me alegré mucho de eso.

A medida que caminábamos, Elías comenzó a hablarme: La vida en el Espíritu es conocer íntimamente y ser conocido íntimamente, confiando en el Amado, prefiriendo al Amado, pensando en el Amado, en honor al Amado, sosteniéndose del Amado, y que sea Uno en tu corazón.

Truenos y relámpagos son símbolos de Dios Padre cuando habla o actúa con un poder más allá del control humano o comprensión en la bendición o juicio, Apocalipsis 4:5; Apocalipsis 8:5. El color azul del ángel, significa la revelación divina que se le da a él.

Elías me miró, mientras continuó hablando: Vuestro Padre celestial ha proporcionado el matrimonio en la tierra para demostrar el vínculo del creciente amor entre los seres queridos, madurando en el amor. La profundización en el amor, no trata de exponer sino de nutrir, siendo vulnerable a la persona amada y tierno hacia los demás.

Él continuó: Porque nuestro Dios Grande y Poderoso ha creado todo, todo tiene dignidad. La persona que amas, es la misericordia de Dios que se vierte como el aceite caliente en las heridas del mundo, el bálsamo de Galaad. El Ungido se dio así Mismo para todos, porque Él tiene compasión de todos, aunque pocos se aferran a Él.

Nos acercamos a la entrada del jardín. No tenía paredes a su alrededor. Sin embargo, parecía que creció una pared invisible, y luego se detuvo.

QUERUBINES.

Nos detuvimos ante dos grandes querubines que escoltaban la entrada. Cada querubín tenía dos caras. Un querubín tenía la cara de un hombre en el frente y de un león en la parte de atrás. El otro tenía la cara de un águila en la parte delantera y de un buey en la parte de atrás. Cada querubín tenía dos alas y las manos debajo de las alas. Sus piernas eran rectas, como las de un hombre, pero terminaban en pezuñas. Plumas de color gris pardo, cubrían sus cuerpos, como escamas de pescado. Estaban llenos de ojos; alrededor de sus cuerpos y en sus alas. Eran criaturas de aspecto temible.

La primera mención en la Biblia, de los querubines, en plural, es Génesis 3:24. Dios los colocó en la entrada del Jardín del Edén, y una espada encendida se revolvía por todos lados, para guardar el camino del árbol de la vida. Las letras de la palabra raíz hebrea de querubín, significa, celebrar algo en su custodia.

Los querubines se inclinaron ante Elías. El rostro de hombre preguntó: ¿Cómo está en este bendito día en el reino de nuestro Dios?

Entonces las cuatro caras de los dos querubines, comenzaron a cantar:

Bendecid Su Nombre por siempre jamás.

Eran un cuarteto.

Elías les habló: Estoy acompañando a Anna en el jardín.

Bienvenidos, dijo el rostro de águila.

A continuación, el cuarteto cantó:

Alabadle, alabadle, todas sus obras.

Elías se volvió hacia mí, ¿Vamos, Anna? Sí, por favor, le contesté. Cantaron los querubines:

Gloria y majestad, la gloria y el honor son tuyos, ooh Dios.

Sus alas estaban levantadas y tocando la entrada. Los ojos de las cuatro caras se levantaron en alabanza a nuestro paso, por debajo de sus alas. Conmovedoramente levantaron sus alas sobre la entrada. Los ojos de las cuatro caras se levantaron en alabanza cuando pasamos por debajo de sus alas.

EDÉN.

Mi anhelo, se alivió ligeramente a medida que entramos en el jardín. La Presencia del Señor estaba allí. Empezamos a bajar por el camino. El sonido de la alabanza de los querubines se hizo más débil cuanto más profundo entramos en el jardín. La zona era abundante. Parecía como si todas las variedades de árboles, arbustos, flores, hierbas, crecían dentro de su circunferencia. Los árboles frutales tenían flores y hojas, y también estaban cargados de frutas.

Yo estaba en asombro. Estoy caminando en el original jardín que adornaba la tierra en los inicios de la creación, me dije a mí misma.

Y esta es la forma en que olía, añadí, debido a los deliciosamente y embriagadores aromas.

La Septuaginta, el hebreo del Antiguo Testamento en griego, traduce la palabra Edén, como el paraíso. Edén es una palabra relacionada con una palabra hebrea que significa, una delicia.

¿Todavía está el jardín en la tierra? Le pregunté a Elías.

No, respondió. Desapareció con la inundación.

¿Por qué están los querubines en la entrada?, Le pregunté.

Para participar en el himno de alabanza a Su Padre, dijo, escucha.

Era como si todo en el jardín se le dio una voz para cantar al unísono. El sonido no era ruidoso. Yo necesitaba escucharlo. Se mezclan como una música que viene, de todo lo que compone el jardín, y todo que refleja a Cristo.

La música es dulce, le dije. Más dulce aún porque viene del corazón de Aquel que no tiene comparación. Viene del corazón de Jesús, agregó.

El jardín es fresco, no es pegajoso como me hubiera imaginado por tener mucho follaje. Pasamos pequeñas cascadas y piscinas ocultas. La rosa de Sharon creció cerca del agua.

Las plantas con flores que Dios creó originalmente están en el jardín del Hijo de Dios. Todos ellos reflejan la belleza y el aroma del carácter de Su Corazón. La rosa sin espinas de Sharon, tiene un lugar prominente allí, ya que refleja muy bien su tierno amor, cantar de los cantares 2:1.

¿Jesús camina por aquí?, Le pregunté a Elías.

Sí, sonrió. Este es su jardín. Camina aquí. Es muy hermoso, le dije.

Sí, él estuvo de acuerdo, el aliento de vida de Dios, el jardín de Jesús.

Llegamos a un claro en qué se supone que debe ser el centro del jardín. La rosa de Sharon creció alrededor de su perímetro. En el centro de esta pradera, crecía un árbol grande y brillante. Era la forma de un árbol de roble muy ramificado o un árbol de manzana muy grande.

Las ramas estaban cargadas de frutas. Brillaba con tanta luz que no era del color de ningún árbol en la tierra.

Elías hizo un gesto hacia aquel Árbol, a medida que avanzábamos en el claro: El Árbol de la Vida, proclamó Elías.

Me despido de usted ahora, Anna.

Ooh, Elías,  exclamé. Se volvió hacia mí y me dijo: Recuerde, Anna, en lo que está por venir, recuerde que usted es muy amada, dijo.

En el pasado yo había descubierto que tales declaraciones hicieron más pararme los pelos de punta que consolarme. Esta vez no fue la excepción.

Recuerda, dijo de nuevo, besando mi mano. Y Desapareció.

Al parecer estaba sola en el jardín. Miré a mí alrededor en el claro. Una ligera brisa agitó las flores y los pastos en la pradera. Comencé a caminar hacia el Árbol de la Vida.

EL CRISTO SUFRIENTE.

Cuando iba a la mitad del camino hacia el árbol, el Señor se materializó ante mis ojos. Se puso de pie delante de mí, golpeado, magullado, sus prendas pegadas a sus heridas que aún estaban abiertas, agujeros en el cráneo, los dedos hinchados y la cara hinchada.

Grité de alarma. Yo no sabía qué hacer o cómo ayudarlo. Yo estaba en shock. Caí de rodillas, porque toda la fuerza me dejó. Mis manos cubrieron mi cara.

Anna, dijo,  este es su marido también. Todavía llevo las heridas de los infieles en el mundo.

El sufrimiento de Cristo se materializó en Su Jardín, en el cielo, porque este jardín, representa Su Corazón, donde se siente el dolor más profundo.

No podía mirarlo.

Está bien, Anna, él dijo.  Está bien. Él tomó mis manos en la suya y me ayudó a levantarme.

Mírame, Anna, continuó.

Él había cambiado y ahora parecía como por lo general lo veo.

Lo siento. Me duele lo que ves y lo que viste, pero usted necesita saber que está casado con dos, no uno, sino dos. No sé qué decir, le susurré.

No digas nada, dijo. ¿Qué hay que decir? Pero necesitas saber de mí, tanto como para que no te cases a ciegas conmigo. ¿Qué significa esto?, Le pregunté.

Aquello es compartir todo, dijo. Usted desea beber a fondo, compartir plenamente, y saber incluso mientras estas aprendiendo. Esto también es parte del saber, del intercambio, y del ser uno. No hay muchos que se alejan de sus propios intereses para buscar los intereses de Dios. Pero aquellos que son llamados y elegidos para vivir en Dios desean compartir los sufrimientos de la Deidad.

Era como si yo estuviera sin habla.

Y continuó: Me doy cuenta de que está en shock. Por lo tanto no voy a preguntarle ahora si usted está dispuesta a compartir Mis sufrimientos, y mis dolores.

Señor, le dije, tratando de enfrentar la realidad de lo que había visto.

Lo que vi, me hace quererte más. Quiero ser uno contigo. Yo no le negaré nada, tampoco me alejo de ti, porque hay dolores que soportar, siempre y cuando estemos juntos.

LA RUEDA DE FUEGO.

Un enorme anillo de oro comenzó a dar vueltas por delante. Era tan alto como las ruedas de la fortuna que se presentan en las ferias mundiales en la tierra.

La rueda giró rápidamente, estallando en llamas.

¿Te refieres a esto?, me preguntó.

Sí, Señor, le dije.

He aquí, exclamó, volviéndose hacia el Árbol de la Vida y haciendo un gesto en su dirección.

Me di cuenta de que en las llamas, había serafines de fuego, cientos, no miles, de ellos. Sus llamas eran intensas, como sopletes. Sin embargo, una figura similar a la de un hombre, estaba en el centro de cada antorcha.

Cada serafín tenía seis alas. Con dos cubrían sus ojos, con dos cubrían sus pies, y con dos volaban. Una música única y pura vino de su núcleo. ¿Quién va a montar la rueda de fuego? Clamaron los serafines.

Sus voces tenían un sonido extraño, como si sus palabras pasaran por algún medio al que no estamos acostumbrados en la tierra.

Me di cuenta de que iba a necesitar una mayor madurez espiritual que la que ahora poseía si yo deseaba compartir las cargas de Dios. Yo no sabía lo que esto significaría. Pero es evidente que este fuego, era un primer paso si quería tal madurez.

Miré a Jesús: Quiero montar la rueda, mi Señor. Sonrió. Vamos a andar juntos. Llamé a los serafines, Vamos a andar.

Jesús tomó mi mano derecha, y dio un paso adelante. Cuanto más nos acercábamos a la rueda, más caliente creció la llama con la que quema. El sonido de miles de sopletes era formidable.

Pero a través de las llamas, podía oír una adoración a Dios, que era de tal pureza que sobresaltó mis sentidos.

Cuando llegamos a la rueda de fuego, un serafín hizo señas para que pudiéramos entrar en las llamas. El serafín me habló. Pocos desean viajar en el anillo de fuego. Quieren el anillo de oro, pero no el anillo de fuego. Miré a Jesús y a continuación, Él me sostuvo fuertemente a su lado, y ambos entramos en el fuego. Hacía mucho calor entre estas llamas con serafines.

Un serafín hiso un gesto para que me sentara. Lo hicimos. La rueda comenzó a girar. Era como si el anillo de fuego, fuera en realidad, una enorme rueda de la fortuna.

El anillo de oro representa estar casada con Cristo. El anillo de fuego es un símbolo del proceso de santificación, que incluye compartir los sufrimientos de Cristo, Filipenses 3:10. No todos los cristianos quieren participar en este aspecto de la unión con Él.

EL MINISTERIO DE LOS SERAFINES.

Jesús dijo: Los serafines la entrenarán en una santidad que traerá luz pura de adoración, de santidad ardiente, como una antorcha intensa en su enfoque. Si vas a ceder ante el ministerio de estos servidores, tú también serás como fuego y arderás como una antorcha de amor y pureza para su Dios. Y añadió: El fuego es para todos. Aprende a vivir en el Fuego de Dios, permitiendo que se queme y salga todo lo que no es puramente de Mí. Aprende a amar el Fuego de Dios.

EL CARBÓN LLAMEANTE.

Cuando la rueda subió, parecía como si pudiera ver todo el universo más allá del más allá. Un serafín voló hacia mí, con un carbón encendido y lo puso en mis labios y lengua. El fuego ardía en mi cara y por mi garganta hasta mi corazón.

El serafín dijo: Que tus palabras sean menos y sólo aquellas que vienen del Trono.

CAÑA AROMÁTICA Y CANELA.

El olor de la caña aromática (calamus) y canela, era intensa entre las llamas. Yo sabía que Calamus, significa, tener la mirada fija en DIOS. La Canela de Dios, nos habla del olor de la santidad que viene de un corazón puro delante de Dios, la santidad de corazón.

El primer ejemplo bíblico de cálamus, en el sentido de rectitud moral, fue cuando Dios dijo lo que es correcto delante de Él, Éxodo 15:26. En el cantar de los cantares, la canela crece en el jardín cerrado de aquella a quien Jesús llama mi hermana, mi novia, cantar de los cantares 4:12-14.

EL CANTO DE LOS SERAFINES.

Los miles de serafines cantaban:

Vamos todos en el cielo,

Que todos en la tierra,

Proclamen Su Santo Nombre.

Vamos todos en el cielo,

Que todos en la tierra

Hablen de Su Gloria y de Su Fama.

Un muro de fuego alrededor de nuestros corazones,

Un muro de fuego alrededor de nuestras mentes, Un muro de fuego alrededor de nuestros pies, Santo es Su Nombre.

Miré a Jesús. Cuanto más cantaban, más luz se vierte a través de Su Piel. Tu piel, le dije, es tan, tan diferente. Es como si la luz viniera de Él.

Una pared se utiliza para separar y proteger lo que encierra.

LOS QUE SE ACERCAN.

La luz pasa a través de mi piel, dijo. Pero Anna, la luz también puede pasar a través de tu piel, y los que se acercan a Mí, son portadores de luz. Cuanto más vienen, más luz pasa a través de la piel hacia los demás.

La piel del rostro de Moisés resplandecía por estar en la Presencia de Dios y de Su Gloria, Éxodo 34:29-30,35.

¿Cómo Moisés?, me pregunté. Me dije a mí misma, por buscar la compañía de DIOS en su vida. Moisés iba solo a la tienda de reunión, iba solo a la cima de la montaña, y por estar a solas con Dios, tenía que estar con un velo sobre su rostro, debido a la Gloria de Dios en su rostro.

El Señor leyó mis pensamientos.

Hay una separación que se produce, Anna. Cuando uno se acerca a Dios, se produce un fuego que quita la oscuridad en los ojos de la mente y los ojos del corazón. Para ellos, el mundo pierde su brillo. El ingenio de la humanidad, se convierte en un espectáculo que pasa y sólo hace que la persona a su vez, con un suspiro de rechazo hacia el mundo, se vuelva de nuevo a Dios.

Y continuó: Cuando la verdad llega como una copia, como una migaja reelaborada de un todo magnífico, la persona no puede mantener el interés por mí. Sólo Dios puede capturar sus espíritus, corazones, almas y cuerpos.

ADORACIÓN.

Cuando la rueda de fuego alcanzó su cumbre, Jesús comenzó a alabar al Padre. Los serafines brillaron y ardieron en fuego, en respuesta a Su adoración.

Ooh Padre incomparable, ¿quién o qué es como Tu? El vasto universo se mantiene en la existencia con la fuerza de Tu poder. Cada cabello está numerado por su tierna compasión. ¿Quién como Tú, Padre? Cuán terrible en majestad, Cómo fieles en alianza, Insuperable en belleza, bendito son los que se acercan a ti. Bienaventurados los que habitan en ti. Ellos siempre te alabarán y tú los ayudas en los deseos de su corazón, y les das un amor especial, ardiendo en el celo de la santidad, apto para Dios solamente. Y los que se acercan, los que entran, nunca saldrán de nuevo.

CRISTO TRANSFORMADO.

Él se transformó en pura adoración delante de mí. Era como si no pudiera evitarlo. Una vez comenzado, sólo podía entrar más profundamente, y expresar su amor más apasionado, quemar más intensamente. La pasión de su ardor vino de la comprensión completa. Fue el amor y la alabanza que surgió del conocimiento, de tal manera que sólo la unión completa puede traer. Mientras miraba, había pasado a un éxtasis de amor y pasión que era incomprensible para mí. La intensidad y la pureza de su expresión, Su celo que todo lo consume por su Padre, estaba hasta ahora, más allá de mi entendimiento, de tal manera que era totalmente otro.

Quemaba con una luz láser blanca. Al estar con Él, me llevó más lejos en mi propia pasión y celo para Dios. Era como si el frasco de alabastro se había roto, por con el olor a nardos costoso, que acompañó esta espiral ascendente. Llegó a ser puro, luz increada.

Con el tiempo, la llama blanca de su ardor por su Padre disminuyó, al igual que la intensidad de una luz de gran alcance siendo reducido. Se convirtió en el Señor que podía comprender.

Ama a Dios, Anna, dijo. Él te ha invitado a su corazón. No trates esto como una invitación insignificante.

La luz divina se hizo visible en Jesús cuando Él fue transfigurado. Su blancura estaba más allá de cualquier blancura terrenal, Marcos 9:3. Dios invita a todas las personas que se acercan a Él, Mateo 11:28.

SALIENDO DEL JARDÍN.

La rueda de fuego se detuvo en la cumbre de su rotación. De pronto, Jesús se convirtió en el Águila Blanca. Sube a Mi espalda, dijo. Así lo hice, me acosté y puse mis brazos alrededor de su cuello, como lo había hecho muchas veces. Luego, desde la parte superior de la rueda, comenzó a volar. Ha llegado el momento, dijo.

COMENTARIOS BÍBLICOS DEL CAPÍTULO SEIS.

  1. David dijo de Dios, que Su misericordia es mejor, más que desear, su terrenal vida, Salmo 63.3. Su deseo de Dios era tan grande que era como sed, donde no hay agua. Este deseo puede llegar a ser tan intenso que los salmistas lo describen como, jadeando o incluso, ser aplastado de deseo, Salmo 42.1; Salmo 119.20. Así que la joven dice que está enferma de amor, enferma de amor, por su amado, cantar de los cantares 2.5; cantar de los cantares 5.8.
  2. El matrimonio de dos personas en la tierra que Dios ha unido, es un signode la unión de Cristo con la iglesia, la novia que el Padre le ha dado, Efesios 5.31,33; Juan 6.37,39.
  3. Dios nuestro Salvador, quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad. Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, el hombre Cristo Jesús, que se dio Sí mismo en rescate por todos, 1 Timoteo 2.3,6.
  4. Dos querubines también se sitúan por debajo de los brazos a amboslados del Trono de Dios en el cielo, como guardia de honor de Su gloria impresionante, Ezequiel 10.1,18,21. Algunos querubines tienen dos caras, mientras que otros tienen cuatro caras, y otros sólo uno, Ezequiel 41.18, 19; Ezequiel 1.10; Apocalipsis 4.7.
  5. Las figuras de los dos querubines de oro sobre el arca del pacto en el santo de los santos, representan el cielo, en honor a la Presencia del Dios Santo, en la tierra. Estos estaban frente a frente entre sí y sus alas extendidas hacia el centro, para cubrir el propiciatorio, Éxodo 25.18,20; Hebreos 9.5. De la misma forma las alas de los dos querubines vivos o reales, cubren la entrada al jardín de Cristo en el cielo. Significa el honor de la Vida y la Gloria del Unigénito del Padre, Hebreos 2.9.
  6. Los exquisitos olores en este jardín del corazón de Cristo, dantestimonio de la fragancia de su amor sacrificial a Su Padre, 2 Corintios 2.14,15. Su obediencia es como un holocausto, una ofrenda encendida de un calmante aroma a Jehová, Levíticos 1.9; Efesios 5.2.
  7. Todo lo que es bueno y perfecto se origina en Dios Padre, Santiago 1.17. Este es el caso del canto sagrado. Hay ejemplos de las cosas de la tierra cuando cantan o se regocijan ante Dios, Salmo 98.8; Salmo 96.12. En el Salmo 148, es bueno que toda la creación alabe al Señor.
  8. Todas las cosas fueron creadas para manifestar y para glorificar al Hijo,

Colosenses 1.16,18. El Padre canta de Su Amor por Su Hijo, Salmo 42.8;

Juan 17.26. El Corazón de Jesús canta de nuevo al Padre por medio de Su Jardín. Los santos en el cielo, cantan el cántico del Cordero, Apocalipsis 15.3.

  1. El árbol de la vida en el Jardín del Edén en la tierra era una representación física del Árbol de la vida de Dios, en el jardín de Cristo en el cielo, Génesis 2.9; Apocalipsis 2.7. El árbol terrenal, fue arrasado por el diluvio, Génesis 7.4, 23. Pero el verdadero Árbol de la Vida en el cielo estará disponible siempre. Esto se aplica incluso a los pueblos de las naciones que vivan fuera de los muros de la Nueva Jerusalén. Pueden visitar la ciudad y el árbol durante el día, Apocalipsis 21.24,26; Apocalipsis 22.1,2,14.

10.Hay por lo menos cinco categorías de causas, para continuar la angustia y el dolor del Señor Jesús:

(1)    Los cristianos que se convierten en parte de Él, y luego lo niegan o lo ignoran, Hebreos. 6.4,6; Hebreos 10.26,29; 1 Timoteo 5.11,12.

(2)    Los cristianos en Su cuerpo en la tierra, que causan sufrimiento a otros, Mateo 25.40; 1 Corintios 12.26.

(3)    Su propia carrera terrenal, los judíos, junto con los gentiles, que no son de Él y lo reciben, cuando son objeto de juicio, Oseas 11.8; Juan 3.18.

(4)    Los de sus discípulos, que son perseguidos por su fe y el evangelio, Hechos

9.4,5, 15,16; 2 Timoteo 3.12.

(5)    Sus discípulos que aprenden la obediencia por las cosas que tienen que sufrir, como Jesús tuvo que aprender en la tierra, Hebreos 2.10; Hebreos 5.8,9; 1 Pedro 4.1,2.

  1. Al convertirse en un discípulo del Señor Jesús, y comienza a ser su esposa, el cristiano debe saber lo que la decisión implica, Lucas 14.28,33. La cuestión es la intimidad de una vida compartida, Juan 17.21. Una vida juntamente con Cristo, incluye Su continuo sufrimiento causado por los pecados del mundo, Colosenses 1.24; Romanos 8.17.
  2. Pablo dijo de su hijo en el espíritu, Timoteo, que no tenía a nadie más de alma gemela que realmente se preocupe por su bienestar. Porque todos buscan sus propios intereses, no los de Cristo Jesús, Filipenses 2.20,21; Mateo 16.23.
  3. Para conocer verdaderamente al Señor Jesús en su vida resucitada, hay que saber la comunión con sus sufrimientos, Filipenses 3.10. Los cristianos tienen el Espíritu de descanso glorioso sobre ellos, cuando son vilipendiados por amor de Su Nombre, 1 Pedro 4.12,14. Nos alegramos, porque así como los sufrimientos de Cristo son nuestros, en abundancia, así también nuestro consuelo es abundante en Cristo, 2 Corintios 1.5
  4. La hueste celestial adora a Dios por su misericordia, lo alaba por su bondad, y lo adora por su santidad, como, totalmente otro, de todos los seres. Ninguno de los celestiales son más gloriosos en la santidad, en la quema de la adoración como los serafines estacionados sobre el Trono, Isaías 6.1,3. Ellos están vestidos de fuego impresionante, como testigos de la pureza absoluta de la santidad de Dios, que es Su solo. Sólo la santidad puede existir en tal fuego lento. Por lo tanto, el canto de estos serafines es fuera más dulce y más pura conocida de Dios.
  5. Voces desde el cielo que se escuchan en la tierra, sobre todo de Dios, a veces puede sonar como diferentes voces terrenales, Ezequiel 43.2; Apocalipsis 1.10, 15.
  6. El amor divino, es el fuego del Señor. Es que no se apaga y se imparte sólo por la gracia. Los Discípulos del Señor son para establecer la intensa llama de amor de Jesús como un sello sobre sus corazones, cantar de los cantares 8.6,7. Su amor sostiene a cada uno mientras se somete a la quema de distancia de toda idolatría carnal en el cuerpo y el alma, cantares 8.6; Mateo 3.11,12.
  7. El fuego divino es para todos los discípulos que contarán su viejo yomuerto, con el fin de adoptar plenamente los propósitos de Dios. Buscan la realidad de permanecer en espíritu, con Cristo, en Dios, el Padre, donde fueron colocados por el nuevo nacimiento, Colosenses. 3.1,3. El bautismo con el Espíritu Santo y el fuego que Jesús da, quemará la paja que no es de Cristo en ellos, Mateo 3.11,12; Daniel 12.10. Uno de ellos es a continuación acercado al corazón del Padre y aprende a vivir en el fuego consumidor de su amor, Deuteronomio 4.24,36; salmo 50.3; Daniel 7.9,10.
  8. Un serafín tocó los labios del profeta Isaías con un carbón encendido, Isaías 6.6,7. Dios escogió a la boca, para purificarla, ya que el control por el Espíritu, de la lengua, es la clave para el control de Dios, de la totalidad del cuerpo humano, Santiago 3.2,6. Nadie, ser humano, puede domar la lengua, Santiago 3.8. Sólo Jesús Cristo tiene la autoridad, el derecho, y el poder, para someter todas las cosas a sí mismo, incluyendo la lengua, Mateo 28.18; filipenses 3.21.
  9. La palabra hebrea para la caña aromática especia significa un tallo o caña. Se traduce, bien o vertical, en la Escritura. Cristo Jesús es el único en posición vertical o recta a los ojos de su padre, 2 Corintios 5.21; Romanos 10.3,4.
  10. La raíz principal de la palabra canela, significa, emitir un olor. El nuevo corazón de cada cristiano, es un fragante jardín cerrado y apartado para Cristo. Es para ser formado en la imagen del corazón del Señor Jesús, que es indiviso en su consagración al Padre, 2 Crónicas 16.9; Lucas 10.22.
  11. Dios habló este mensaje a través de un ángel: Jerusalén será habitada sin muros, porque Yo,  declara el Señor, seré un Muro de Fuego alrededor de ella, y yo le seré por Gloria en medio de ella, Zacarías 2.4,5. El Fuego de Dios, es una manifestación de la pureza de su santidad, Levítico 10.1,3. El canto del serafín, proclamó que Dios sería un muro de Fuego a quienes sean instruidos en la santidad. El Espíritu Santo sería la separación y protección para ellos alrededor de sus corazones, sus mentes y sus pies, su conducir o caminar, Filipenses 4.6,7; Gálatas 5.25.
  12. Jesús tomó consigo a Pedro, a Jacobo ya Juan su hermano, y los llevó aparte a un alto montaña por sí mismos. Y se transfiguró delante de ellos, y resplandeció su rostro como el sol, y Sus vestidos se volvieron blancos como la luz, Mateo 17.1,2; Apocalipsis 1.16, 10.1. Un mensajero celestial profetizó que el profeta Daniel acerca de los últimos días: Los entendidos, resplandecerán como el resplandor del firmamento, y los que enseñaron a muchos la justicia, como las estrellas a perpetua eternidad, Daniel 12.3. Jesús dijo que a finales de la época, los justos resplandecerán como el sol en el Reino de Su Padre Mateo 13.43.
  13. Cristianos, ven, perciben, la verdadera realidad del sistema mundial engañosa, con los ojos de su nuevos corazones primero, Colosenses 2.8. Pablo oró por los efesios, para que, los ojos de vuestro corazón sean iluminados, para que sepáis cuál es la esperanza de su llamamiento, cuáles son las riquezas de la gloria de Su herencia en los santos, y cuál es la extraordinaria grandeza de su poder para con nosotros los que creemos, Efesios 1.18,19.
  14. Jesús prometió a los cristianos de la iglesia en Filadelfia, que se harán pilares, en lugares permanentes, en el templo de Dios, Porque Él dijo, no saldrán de ella nunca más, Apocalipsis 3.12.
  15. El celo del amor de Cristo por su Padre, por Su casa, lo consumía, Juan 2.17. Tal amor excede todo conocimiento humano. Está más allá de la comprensión, efesios 3.19.
  16. Puro nardo, es una especia muy costosa, Juan 12.3. La palabra nardo, en el rey, es de la raíz hebrea que significa, luz. La figura del Padre es visible en el cielo por la pura luz increada de su naturaleza, 1 Juan 1.5.
  17. La vida eterna se ofrece gratuitamente a cualquiera que reciba y crezca en Cristo, Juan 3.16. Muchos pueden aceptar la invitación, Mateo 22.10. Sin embargo, las preocupaciones, las riquezas y los placeres de esta vida, impiden la formación de Cristo en algunos de ellos, Lucas 8.14.

AQUÍ TERMINAN LOS COMENTARIOS BIBLICOS DEL CAPÍTULO SEIS.

Capítulo Siete.

EL VALLE DE SOMBRA DE MUERTE.

El Gran Águila Blanca se adentró en la oscuridad. Me aferré a Él con todas mis fuerzas, enterrando mi rostro en sus plumas y manteniendo los ojos bien cerrados. Con todo lo que estaba dentro de mí, me concentré en aferrarme a Él.

Aunque el descenso era tan aterrador, cayendo a millas por un conducto vertical grasoso. El Águila Blanca aterrizó suavemente en el redil de las ovejas en el segundo cielo. Este oscuro reino húmedo y espiritual está lleno de demonios grotescos. Es la sede de satanás.

EL REDIL.

Dentro de este territorio espiritual corrupto, nuestro Señor mantiene un puesto de patrulla: Su Redil. Se trata de un refugio seguro para los suyos. Una pared de piedra encierra esta área protegida. La pared está cubierta de espinas, como podría estar, si realmente fuera un rebaño en el desierto. A cubierto, aunque abierto, hay un refugio y un banco de madera que se encuentra dentro de la pared. Hay una única puerta en esta área protegida. Aunque rodeado de profanaciones y contaminación, el redil se mantiene intacto.

El redil es una manifestación de Su Señorío en el centro de la misma base de operación de satanás de todo el mundo, Efesios 1:20-22; Colosenses 2:15.

LA PREPARACIÓN.

El Águila Blanca se convirtió en Jesús. Extrañamente, no dijo nada. En cambio, Él me dio un par de zapatos de marsopa, teñidos de rojo. Yo me había puesto estos zapatos antes de que el Señor me trajera a este territorio. Ahora me senté en el banco cerca de la puerta y comencé a ponérmelos en mis pies descalzos. Yo estaba perpleja.

La piel de marsopa es repelente al agua. Era la cubierta exterior del tabernáculo en el desierto, Éxodo 26:14.

Jesús también se sentó y comenzó a ponerse un par de zapatos. Mientras se ponía los zapatos, me dijo: Te pregunté una vez antes, Anna, y ahora te pregunto de nuevo: ¿Confías en mí? Sí, señor, le respondí.

Mi respuesta fue dada con menos certeza que la primera vez en que Él me había preguntado. Yo me di cuenta, de que antes, yo no había estado a la altura de mis expectativas. Ahora, por lo menos un grano de humildad había sido refinado en mí desde que obtuve un mayor conocimiento de mi propia fragilidad.

Yo tengo necesidad de ustedes, dijo mientras se ponía de pie. El cayado de pastor apareció en su mano derecha. Con su mano izquierda, él se inclinó para ayudarme a levantarme. Me miró fijamente. Cuando tú estuviste aquí antes, te enseñe a no tocar nada. Ahora te digo que no hables nada. Camina en línea recta, y cuando se requiera, haz sólo lo que te indique. Busca mi rostro. Anna, dijo, sigue cuidadosamente mis instrucciones. Hablo con una intensidad, que sugería que iba a pasar algo grande, tal vez fatal, o peligroso.

El cayado del pastor, fue un emblema de la Autoridad y el Poder de Dios en medio de Moisés, éxodo 4:2-5,17; éxodo 17.8-11.

Asentí con la cabeza. La gravedad de sus palabras hizo en mí, una respuesta audible imposible de expresarla. Cuando abrió la puerta, Él exhaló un suspiro como si Él mismo estuviera centrado ante un juicio. Salimos. La puerta se cerró detrás de nosotros. Yo estaba nerviosa. Seguí sus pasos, aferrándome a la parte de atrás de Su vestidura.

EL DESCENSO.

Yo esperaba ver lo que había visto antes, cuando visitamos este lugar diabólico. Pero no fue así. En su lugar, comenzamos un descenso oscuro.

Podía sentir algo deslizándose más allá de mis pies en el camino. Una primitiva repulsión intento que yo pusiera, los pies fuera del camino. Después de que mis ojos se acostumbraron a la oscuridad, pude ver por la luz que emana de Jesús, víboras deslizándose por toda la pendiente húmeda. Me quedé inmóvil un instante, perdiendo el agarre de la ropa del Señor. No podía llamarlo a Él. Todo lo que podía hacer era seguir adelante. Por su luz, pude ver como las serpientes huyeron de Jesús. Pero ¿iban a huir de mí? Todo dentro de mí se estaba volviendo frágil. Yo sabía que tenía que centrar mi atención en Jesús. Dejé de mirar hacia abajo. En su lugar de eso fijé mis ojos en el Señor.

Ahora no podía ver las serpientes, pero todavía podía sentir como se deslizaban más allá de mí.

Caminé vacilante. Cada parte de mi cuerpo estaba tenso, casi rígido.

PRUEBA DEL ALMA, LAS EMOCIONES.

De repente oí un sonido familiar. Era mi perro, ladrando con entusiasmo, como si hubiera escuchado mi llegada. Habíamos tenido a este perro, desde que era un cachorro. Él era muy amado.

Satanás trata de hacer caer en shock o de asustar a un cristiano para tener acceso a su alma, mente, emociones, y voluntad.

Instintivamente moví la cabeza en la dirección del sonido familiar. Con la misma rapidez, sin embargo, reaccioné de nuevo para fijar mis ojos en Jesús. Yo sabía que la oscuridad y la pendiente resbaladiza me habían desorientado. Estaba tratando de mantener mi atención centrada. Entonces oí el sonido de un vehículo que venía con exceso de velocidad y el sonido de bienvenida de los ladridos del perro. Las ruedas del vehículo chillaron, como para hacer una parada de emergencia. Hubo un golpe, un golpe seco, y luego el sonido del perro aullando como si hubiera sido golpeado. Me detuve de nuevo, recuperé el aliento en jadeos cortos, mis oídos estaban esforzándose por escuchar la localización del sonido. Sonaba como si el perro estuviera llorando de dolor. Pero a causa de su amor por mí, seguía tratando de arrastrarse hacia mí. Se rompió mi corazón. Entonces escuché a mi madre gritar. Su voz sonaba cerca de los aullidos del perro. Ayuda, Exclamó. Mi respiración casi se detuvo cuando me esforcé por escuchar.

No podía llamar al Señor Jesús. Ayuda al perro, Anna, La voz de mi madre gritó.

De repente, mis emociones, que habían sido tan dispersas como un pájaro asustado liberado de una jaula, ahora habían encajado en una lucidez de acero. Satanás había exagerado su intento de distraerme. La voz que había sonado como mi madre me había llamado, Anna. Mi verdadera madre no me habría llamado así, porque en la tierra, mis padres me llamaban Ann. Todo había sucedido tan rápido que no tuve tiempo para pensar. Satanás había anulado mi mente y mis emociones comprometidamente. Pero era una mentira.

RECUPERACIÓN.

Empecé a avanzar de nuevo con pequeños pasos. Con el reconocimiento del engaño, los sonidos cesaron. Pero me sacudió el tener mis emociones sacudidas. Jesús estaba delante de mí, pero la distancia entre nosotros fue ampliándose. Tenía que actuar con mayor rapidez para ponerme al día con Él.

Cuando un creyente sabe la verdad en un asunto en particular y se aferra a ella, el engaño del enemigo es disipado, Juan 8:31,32; 2 Tesalonicenses 2:9,12.

Por dentro, empecé a citar las Escrituras. Si no aborrece a su padre y a su madre, no puede seguir a Jesús, me mencionaba, tratando de moverme con mayor rapidez.

PRUEBA DEL ALMA - LA MENTE.

De repente, las pequeñas serpientes convirtieron en serpientes enormes. Me estremecí en mi interior: Ooh Señor, Yo esperaba que Jesús diera la vuelta. Estas pitones tenían letras en ellas, símbolos o formulas.

Una gigantesca serpiente se levantó para lanzarse hacia  mí, y tumbarme. Yo sabía que si dejaba que me dejara sin aliento, podría envolverme y exprimir la vida fuera de mí.

Adivinación, dije en mi interior. La brujería, la hechicería, la poderosa magia negra. Conmoción y temor revolvieron mi mente. No me atrevía a gritar o esquivar el golpe. La el camino inclinado se había convertido en empinada y resbaladiza. No sabía si podía mantener mi equilibrio. La serpiente se lanzó, casi me alcanza. Luego, tres o cuatro enormes serpientes se levantaron al mismo tiempo para atacarme. Estaba congelada en el camino, aterrorizada. De repente, las mutilaciones horribles destellaron en mi mente en rápida sucesión. Era como si yo estaba siendo desmembrada y destripada. Fotos de horribles torturas me asaltaron, mezcladas con visiones de ser enterrada viva o cayéndome de un avión.

La palabra griega para la adivinación es pitón. Es el nombre de la mítica serpiente que custodiaba el Oráculo de Delfos en la antigua Grecia. La gente pensaba que las verdades secretas fueron reveladas en el oráculo. Satanás trata sobre todo, de desorientar a la gente a través de repentinos pensamientos de terrible de dolor y tragedia.

ÁNGELES DE LUZ.

Rápidamente las imágenes horribles huyeron delante de mis ojos. En su lugar, las enormes serpientes se convirtieron en gigantes, seres demoníacos, ricamente ataviados.

Me hablaron: ¿hay algún poder que haya soñado con poseer?: Poder, dijeron juntos. Puedes tener lo que quieras. Puedes tomar este poder.

Me mostraron las mutilaciones que se producirían si rechazaba la oferta de poder demoníaco.

Yo dije dentro de mí: Me quieren aterrorizar, paralizar mi mente.

Me armé de valor. No voy a tener miedo de ellos. Camine pulgadas hacia adelante. No voy a ser intimidada.

Dentro de mí misma, empecé a repetir, no con ejército, ni con fuerza, sino con mi Espíritu, dice el Señor. Continué en el empinado sendero. Estaba más cerca de ellos. No con ejército, ni con fuerza, sino con mi Espíritu, dice el Señor. Los grandes demonios estaban justo delante de mí. Me preparé y seguí avanzando. Aunque parezca increíble, pasé a través de ellos. Me quedé perpleja.

RECUPERACIÓN.

Son fantasmas, dije dentro de mí. No es verdad en absoluto. Se trata de un truco de la mente.

Yo no quería perder este entendimiento claro, porque satanás había logrado tomar la claridad y la perspectiva de mí, en este lugar. Como yo estaba viendo con mayor claridad, empecé a repetir la palabra de Dios dentro de mí otra vez. Yo avanzaba más rápidamente ahora y la presencia de ánimo había sido restaurada. No me atreví a llamar a Jesús. Tenía que recordar eso.

Sin embargo, Jesús comenzó a avanzar con mayor rapidez de lo que yo podía mantener su ritmo. Estaba desapareciendo en la oscuridad del valle por delante de mí. Quería gritar y correr hacia Él. Pero me acordé de su advertencia. Ciertamente Él sentirá que me he quedado atrás, me dije en mi interior. No dudes, repetí frenéticamente dentro de mí.

PRUEBA DEL ALMA - LA VOLUNTAD.

Seguí colocando un pie delante de otro. Ahora, sin embargo, estaba en total oscuridad, negro, sin luz, sin sonido, nada de nada.

La voluntad está destinada por Dios, para ser la parte más efectiva del alma del discípulo.

La oscuridad es aterradora. Es el tipo de terror que te dan ganas de gritar sólo para aliviar la tensión que se está experimentando.

Sentí que me ahogaba sin escapatoria. El mal pulsaba sobre mí.

Empecé a hablar conmigo misma en mi interior, tratando de aferrarme a una medida de cordura. En cualquier momento voy a ver su luz por delante de mí, pensé. No, aun nada. Yo estaba buscando a tientas con los pies en la peligrosa pendiente. Tuve que permanecer en posición vertical. Estaba sola. Yo no podía sentir su presencia en absoluto. Oré dentro de mí. Las oraciones eran tan pesadas como la piedra. Cité la Palabra dentro de mí. Pero parecía que no tenían poder.

Ooh Dios, pensé, no me dejes. De repente me sorprendí a mí misma. No, dije en mi interior. No voy a acusarlo de dejarme. No me sentiré abandonada.

LA NADA.

Para un hijo de Dios que ama la luz, la oscuridad es una tortura. Para quienes están acostumbrados a Su Presencia, su ausencia es insoportable.

Yo pensé: En la agonía de mi Señor en la Cruz, Él debe haber experimentado esta oscuridad. Sólo Él tenía todo los pecados del mundo sobre Él mismo. Crueles demonios deben haber sido puestos en libertad para torturarlo.

SUPERACIÓN.

Comencé a confesar en mi interior los beneficios de la Sangre de Jesús y las victorias que había ganado a través Su cuerpo roto. Yo declaré en mi interior, para mí, los atributos que se encuentran dentro de Él y las Victorias ganadas por él mismo.

Un cristiano vencedor es aquel en quien el Señor Jesús comparte la superación de todos los enemigos de Dios: Los pecados, el diablo, el mundo, la carne y la muerte, Mateo 16:24; Colosenses 2:15; Juan 8:29; Juan 16:33; romanos 8:3, 8-9.

De alguna manera, deshonrar a Dios me llegó a ser más atroz que perecer. Yo no quería poner al Señor en vergüenza. Yo no lo quería crucificar en mí misma otra vez. Yo no quiero gritar y desobedecer en este lugar donde el enemigo podría ganar una victoria y lo escarnecería de nuevo.

No, dije en mi interior, no más acusaciones. Sin amargura. No más el porqué. No hay más necesidad de ser mimada. Por Su gracia voy a caminar el camino que necesito caminar. Él, no yo. Su honor, no el mío, Su seguridad, Su Gloria, no la mía. Él, Él, Sólo Él es digno. Sólo Él es digno. Ooh Dios mío, sollozaba en mi interior. Te amo tanto. ¿Qué es importante? Aunque me maten, Confío en Ti ¿Qué importa? Si estoy viva o muerta, yo soy tuya. Eso es todo lo que importa. Te amo más allá del peligro o mutilación u oscuridad o la muerte.

AMOR.

De repente, mi corazón se abrió. No pude contener el amor que sentía ahora. Me sentí libre. Era como si el amor que yo sentía por el Señor me había liberado de una prisión, como si me había alejado de la gravedad de la carne. Yo lo amaba. Lo amaba más de lo que quería para mí que ser guardada.

El ser natural no puede ser borrado, pero se puede mantener confinado y sin poder, por el Espíritu de Dios, gálatas 5:16,17; 1 Pedro 4:1,2. Este es el significado de llevar su propia cruz continuamente, como Jesús llevo la suya.

Fue una experiencia extraña y emocionante. Era como si estuviera liberada de mí misma. No es que no me diera cuenta, ya entonces, pero entendí que la cruz sería necesaria aplicarla a la naturaleza de mi carne todos los días para mantenerla en el lugar de la muerte. Pero algo había sucedido: Me había liberado. Ya no sería tan fácil abrazar la carne. Yo tendría que trabajar deliberadamente en contra del empleo de la carne ahora, mientras que antes me había parecido inevitable. Ahora estoy viviendo en la órbita del Hijo de Dios. Ahora podía sentir cómo me movía hacia él más rápidamente. La ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús era la nueva gravedad que me atraía hacia Dios mismo. El amor como un río comenzó a correr a través de mi corazón, el amor sin trabas, imparable, inimaginable.

UN PUNTO DE LUZ.

Rápidamente un diminuto punto de luz apareció en el camino por delante. Hice el cálculo de que si esa luz habría estado un poco hacia la derecha o hacia la izquierda, la oscuridad me habría impedido verla. Seguí moviéndome hacia adelante. Dentro de la luz que emana de Él estaba Jesús.

Él me estaba esperando en el valle. Al acercarme, sonrió y abrió los dos brazos. Me parecía cubrir la distancia entre nosotros sobrenaturalmente y que estaba en sus brazos. Incluso dentro de sus brazos no me atreví hablar, porque Él me había pedido esto. Él mismo no dijo nada. Su abrazo lo decía todo. Él dentro de mí, por el poder del Espíritu Santo, había demostrado su victoria. El enemigo no me enredó en mis emociones, no fue un sacacorchos en mi mente, ni pervirtió mi voluntad. El amor, el amor, triunfó en mí. Había poco tiempo para regocijarse, sin embargo, por encima de su hombro vi un gran edificio negro muy grande en la oscuridad húmeda.

Todos los cristianos son puestos a prueba en el área de los tres componentes del alma humana: nuestros propios pensamientos, deseos y voluntad.

COMENTARIOS BÍBLICOS DEL CAPÍTULO SIETE.

  1. Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, Salmo 23.4.
  2. Todo debe doblar la rodilla ante Cristo Jesús, Filipenses 2.10. Como ovejas, los cristianos son totalmente dependientes del Señor Jesús, el Buen Pastor, Salmo 61.3; 2 Corintios 3.5. Esta verdad se ve dramáticamente, cuando los propósitos de Dios, el Señor, lleva a su rebaño dentro y fuera de la sede del diablo, Salmo 23.5; Juan 10.9, 28.
  3. Nada de la corrupción y de la muerte, en el dominio del diablo, ni siquiera el lodo aguado en el suelo, puede tocar al creyente, 2 Corintios 6.17; 2 Corintios 7.1. Los zapatos son rojos. Significan la sangre derramada de Cristo en la cruz, por la cual Satanás fue derrotado, Apocalipsis 12.10,11; Colosenses 2.15.
  4. David dijo al Señor, el Buen Pastor: Tu vara y tu cayado me infundirán aliento. Usted prepara una mesa delante de mí en presencia de mis enemigos, Salmo 23.4,5; Juan 10.11.
  5. Mientras los cristianos obedecen en la tierra, a la palabra actual del Señor Jesús, el enemigo no tiene derecho legal, para acusarlos y posiblemente obtener permiso para afligir a ellos, Apocalipsis 12.10; Lucas 22.31; Job 2.4,6. El diablo sólo puede tentar a un cristiano obediente, 1 Tesalonicenses 3.5; Hebreos 2.18.
  6. El diablo usa estos medios y otros para abrir el alma. Una vez que el alma ha sido desestabilizada, procede con su objetivo principal. A menudo, las emociones son el primer objetivo, ya que son los más difíciles para regular, ya que evitan la mente. Por lo tanto, la vida del alma humana debe ser probada, tentada y mas probada, una y otra vez, hasta que los cristianos tengan confianza sólo en la vida del alma de Cristo en ellos. El diablo trata de obtener el derecho legal para afligir a un cristiano y lo engaña a aceptar una mentira, en variaciones interminables, y utiliza el mismo método que usó con Eva en el jardín. Por lo tanto, lidera el pecado del discípulo.
  7. El afecto anímico, es el área más difícil de la vida emocional de un cristiano para llevarlo a la cruz. Pedro confesó a Jesús como el Cristo, por revelación de Dios. Inmediatamente después, dejó su santificada

Devoción por el Señor Jesús y permitió que el diablo habla a través de Él, Mateo 16.16,17, 21,23. Dios requiere que le amamos siempre por el Espíritu con todo nuestro ser, y por amor a Él, Mateo 22.37; 2 Tesalonicenses 3.5. Entonces el Espíritu puede gobernar nuestro amor, dando a la gente lo que es de Jesús y para Su amor, Colosenses 1.8; Juan 13.34.

  1. Satanás puede hablar la verdad a medias verdades o mentiras, Juan 8.44. La verdad de las palabras del Padre, capacitó a Jesús para exponer el engaño del diablo en la prueba en el desierto, Mateo 4.4,7, 10,11. La verdad, es la primera pieza de la armadura de Dios, dado a los cristianos para resistir al maligno y sus demonios, Efesios 6.13,14.
  2. La Palabra de las Escrituras, es la defensa que Jesús usó contra el enemigo en las tentaciones en el desierto, Hebreos 4.12; Mateo 4.4. Satanás también usa la Palabra de Dios, pero no es inspirado por el Espíritu. La Palabra de Dios para el presente ensayo es: Si alguno viene a Mí, y no aborrece a su padre y la madre y la esposa e hijos, y hermanos, y hermanas, y aun también su propia, alma, vida, no puede ser mi discípulo, Lucas 14.26. Siempre debemos elegir la obediencia a la Palabra de Dios, en lugar de lo carnal, natural, afecto, Mateo 10. 37,39; Juan 12.25.
  3. A menudo, las fórmulas mágicas, presagios, maldiciones, hechizos y esas cosas, se utilizan para obtener poder y conocimiento del enemigo, Hechos 16.16. Dios prohíbe estrictamente todo tipo de prácticas, Deuteronomio           18.9,12.          Serpientes,   dragones             y          alacranes,     son    los principales símbolos de la Biblia satánica, Apocalipsis 12.9; Lucas 10.19. Los enormes pitones, representan las artes negras, dirigidas contra la mente de los discípulos y causan que pierdan algo de control sobre su forma de pensar. Si una necesidad cristiana, acepta una mentira del diablo, este le da en la tierra, al diablo, derecho legal, para obligar a una parte de la mente de esa persona, génesis 3.4,7,13.
  4. La mente también puede llegar a ser parcialmente paralizada por el miedo, o por otras causas, a través de la pasividad o una mente en blanco. Los malos espíritus, son capaces de insertar intermitentes pensamientos e imágenes en nuestro cerebro. Dios no entra en nuestras formas habituales de pensar de esta manera. Aunque el enemigo suele atacar nuestras emociones en primer lugar, el campo de batalla real está en el pensamiento de la vida del discípulo, 2 Corintios 11.3. Es la parte más débil de nuestro ser, especialmente para los cristianos cuyas mentes no han sido totalmente renovadas, Romanos 12.2; Efesios 4.23. Todas las fortalezas del diablo, como el orgullo, el engaño, la incredulidad y la desobediencia, se derivan de las especulaciones humanas, y deben ser derribadas, 2 Corintios 10.5.
  5. A veces, Satanás se disfraza como ángel de luz, 2 Corintios11.14. En su vida anterior en el cielo, fue llamado, estrella de la mañana, una palabra hebrea que significa, el que brilla, Isaías 14.12. En su estado actual, su luz no es real, sino un engaño, Apocalipsis 12.9. La verdadera luz es de Dios, Juan 1.9; 1 Juan 1.5.
  6. El diablo hizo la oferta del poder y la gloria de su sistema del mundo, a Jesús en el desierto, Mateo 4.8,9. Pero todo el poder pertenece a Dios, Apocalipsis 19.1; Job 1.12; Job 2.6.
  7. El Espíritu trae a la mente la Escritura para ayudarnos a reconocer el engaño. No con ejército, ni con fuerza, sino con mi Espíritu, ha dicho Jehová de los ejércitos, Zacarías 4.6.
  8. El objetivo final del enemigo es de recuperar una parte de la voluntad de los cristianos. Dios mantiene continuamente en nosotros la libertad de la voluntad de escoger a Cristo o rechazarlo en todas las situaciones,

Filemón 14; Apocalipsis 22.17. La luz de Cristo puede penetrar cualquier oscuridad, y la oscuridad no prevalecerá contra ella, Juan 1.5. Por eso Jesús es la verdadera luz dentro de cada ser humano, a la espera para ser elegido, Juan 1.9. La tercera prueba de Satanás, era de la voluntad, la capacidad de elegir. Bajo la autoridad del Espíritu Santo, voluntad santificada es regular a toda la persona.

  1. Y desde la hora sexta hubo tinieblas sobre toda la tierra hasta la hora novena. Sobre la novena hora, Jesús clamó a gran voz, diciendo: Eli, Eli, ¿lama sabactani?, Es decir, Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?, Mateo 27.45,46.
  2. Él mismo, llevó nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia, 1 Pedro 2.24; Isaías 53.5.
  3. Y ellos, los vencedores, le han vencido, a Satanás, por la Sangre del Cordero y por de la Palabra del testimonio de ellos, y menospreciaron sus vidas hasta la muerte, apocalipsis 12.11.
  4. Cristianos, que una vez fueron iluminados y gustaron del don celestial, y fueron hechos partícipes del Espíritu Santo, y asimismo gustaron de la buena palabra de Dios y los poderes del siglo por venir, y recayeron, es imposible renovarlos otra vez para arrepentimiento, crucificando de nuevo para sí mismos al Hijo de Dios, exponiéndole a vituperio, ante sus enemigos, Hebreos 6.4,6. Ser amigo de Dios es ser un enemigo del sistema mundial, Santiago 4.4.
  5. El Espíritu trajo a la mente, las palabras de Job 13.15: Aunque Él me matare, confío en Él. Otros, además de Job, en la Biblia, han llegado al punto de la posible muerte y se dieron cuenta de que amaban a Dios más que sus vidas terrenales, Esther 4.16; Pablo en Hechos 21.13.
  6. Pues si vivimos, vivimos para el Señor, o si morimos, morimos para el Señor, por lo tanto, ya sea que vivamos o que muramos, somos del Señor, Romanos 14.8.
  7. Cuando amamos al Padre, el amor de las cosas del mundo no está en nosotros. No améis al mundo, sistema controlado por Satanás, ni las cosas del mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él. Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos y el jactancioso orgullo de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo, 1 Juan 2.15,16. Cuando el Santo Espíritu llena nuestros corazones con el amor de Dios, el poder del amor de la carne se supera. Porque no hay espacio para amar al yo carnal, cuando esperamos La gloria de Dios que satisface todas las necesidades, Romanos 5.2,5; filipenses 4.19.
  8. El Señor dijo: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, a los no santificados que cuya expresión del alma, es a través del cuerpo, tome su cruz cada día y sígame. Porque todo el que quiera salvar su alma o vida, a través de su propia mente, emociones y voluntad, la perderá, pero quien pierda su alma o vida por causa de MÍ, Él es el único que lo salvará, el que aplica la cruz de la santificación, Lucas 9.23,24. El ojo de la aguja para los discípulos, es llegar al lugar de odiar los propios pensamientos, deseos, voluntad, palabras y acciones, aparte de Dios, Juan 12.25. El Espíritu comienza a verter el amor del Padre por el Hijo, en nuestros corazones, Juan 17.26; romanos 5.5. Se llega a un punto, en donde ya no nos preocupamos, por lo que nos suceda en la tierra, siempre y cuando Cristo es exaltado, filipenses 1.20,21.
  9. La ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús te ha libertado de la ley del pecado y de la muerte, romanos 8.2. Los cristianos saben que esto es verdad para nosotros en Cristo, en el cielo. También debe hacerse realidad en nuestra experiencia de Cristo en nosotros en la tierra.
  10. El primer aspecto de nuestra creciente madurez, completa, en Cristo, es que Él comparte la superación de todos los enemigos de Dios con nosotros, apocalipsis 3.21. Entonces estamos en condiciones de recibir más y más del Amor del Padre por el Señor Jesús, Juan 17.26. Este amor de Cristo nos controla, 2 Corintios 5.14. La capacidad de nuestro nuevo corazón espiritual es ilimitado, ya que está creado a imagen y semejanza del corazón de Jesús, Colosenses 3.10; Efesios 4.24. Sin sufrimiento nos podemos separar del amor del Padre para con nosotros en Cristo, pero en todas estas cosas, tenemos el triunfo por medio de Su Amor Invencible, romanos 8.35,37. No se puede quitar el amor innato por nosotros mismos, ni podremos amar a Cristo, por nosotros mismos, pero el Espíritu Santo puede contener el primero e impartir el segundo en nosotros, gálatas 5.17; 2 Tesalonicenses 3.5.

AQUÍ TERMINAN LOS COMENTARIOS BÍBLICOS DEL CAPÍTULO SIETE.

Capítulo Ocho.

LA SALA DE TROFEOS DE SATANÁS.

Jesús me sostuvo con el brazo extendido, estudiando mi rostro. Él sonrió, se volvió y comenzó la marcha hacia el edificio.

El ambiente en el valle era rojo, como si el edificio tuviera una luz como de un fuego de bosque lejano. Era espeluznante. Se proyectaban largas sombras sobre el valle.

Las sombras viajaban hasta el edificio hasta llegar a dos dragones enormes de mármol negro en la parte superior. Estos dragones estaban frente a frente con las alas levantadas que se tocaban como los querubines sobre el propiciatorio.

El edificio era una burla del arca del pacto. Estaba de un oscuro mortal, como si estuviera hecha de antimateria. El exterior de mármol negro estaba húmedo y la humedad agobiante hacía difícil respirar.

Piedra de mármol blanco (o alabastro) representa la permanencia y la belleza (Ester 1:06).

El color negro es una perversión del simbolismo que Dios usa con el color blanco.

GUERREROS DE LAS SOMBRAS.

Miles de soldados estaban de pie hombro con hombro en los cuatro lados del edificio. Llevaban un estilo antiguo de armadura cuyo diseño yo nunca había visto. Estos guerreros estaban radicados alrededor del edificio, al igual que los levitas fueron instruidos para que acamparán alrededor del tabernáculo del desierto. Ninguno de ellos se movió cuando pasamos a través de sus tropas, ¿Por qué? Me preguntaba. Miré hacia abajo hacia sus filas a ver si podía discernir la razón de su falta de acción. Los rostros dentro de los cascos eran sombras. Pero sus ojos no nos rastreaban.

De repente recordé cómo los dos ángeles que fueron enviados a rescatar a Lot, habían cegado temporalmente a los hombres de Sodoma.

Jesús, pensé, debe de haber vuelto a estos demonios inertes. Estaban alertas, pero eran incapaces de actuar. Mantuvieron sus filas como soldados de arcilla enterrados como los primeros emperadores chinos.

Los levitas eran una barrera entre el juicio de Dios y los desobedientes, para que Dios los perdonara y el juicio no saliera a las otras tribus que estaban siempre rebeldes, Deuteronomio 9:7. En cambio, en el dominio de Satanás, los soldados actúan a la inversa, y están en contra de cualquier cosa que viene de Dios.

EL ACERCAMIENTO.

Después de pasar la mayor parte de las filas de los soldados, Jesús se acercó al edificio. La estructura tenía la apariencia de un gigantesco mausoleo. A medida que nos acercábamos, me di cuenta de que los dragones eran de mármol negro y respiraban. Así también los monos negros de mármol que formaban una decoración alrededor de la parte superior del edificio. Estos lanzaban miradas lascivas hacia nosotros.

Las puertas dobles grandes, estaban sin cerrojo cuando nos acercamos. Ellas se abrieron lentamente. Cada puerta era de gran peso. En ellas tenían fotos de supuestas conquistas de Satanás. Estaban plasmadas en relieves de bronce y eran similares a las puertas de las catedrales europeas que a menudo representan la Vida de Cristo.

Satanás tiene a estos demonios, como los monos marmolados, fuera de su sala, porque desea por encima de todo, ser adorado, Mateo 4:9.

DENTRO.

Las puertas se abrieron hacia fuera para darnos entrada a una gran sala sin ventanas. El olor en la habitación era odioso. La habitación, era como el valle, parecía iluminado como por fuegos lejanos. Mis ojos viajaron hasta una cornisa pesada elevada. Se formó una corona alrededor de la parte superior de la habitación. Un texto se escribió sobre él en una lengua antigua de cuñas y triángulos.

La escritura cuneiforme se remonta a los antiguos sumerios y babilonios. Es la lengua escrita más antigua del mundo en la existencia.

Jesús hizo girar Su mano, y las letras cambiaron de modo que tuve la oportunidad de leer la inscripción. El texto proclamaba a satanás como, el yo quiero, con el que pretende saltar por encima del Trono de Dios y coronarse rey del universo. Me estremecí. Colgando boca abajo de esta cornisa había una mujer mitad murciélago un demonio, los demonios vampiros cazan de noche. Eran repugnantes. Dejé caer mi mirada y vi la razón del mal olor en la habitación: excremento de murciélago.

La frase, El terror de la noche, en el Salmo 91:5 puede referirse a este murciélago vampiro que fue pensado para chupar la sangre de los seres humanos en la oscuridad.

VISUALIZACIÓN.

Había mesas de exposición flanqueadas a ambos lados de la habitación. Estas estaban cubiertas con lo que parecía ser de terciopelo negro.

Los objetos expuestos brillaban con luz interior. Los objetos eran hermosos, y no por mano de obra exquisita, ni porque tenían incrustaciones de piedras preciosas. En cambio, parece que tenían algunas bellezas otorgadas a ellas por Dios. Eran Suyos, y su pueblo los habían utilizado. Ahora se mostraban como recuerdos de guerra. Eché un vistazo rápido a través de los cuadros, con asombro. Esta era una sala de trofeos.

ROBADO DE DIOS.

Cada artículo estaba marcado con un marcador de arcilla. La escritura de cuñas y las formas triangulares fueron escritas con estos marcadores como estaban en la cornisa. Una vez más, Jesús hizo girar Su mano. El lenguaje cambió para que yo pudiera leer las etiquetas.

Se exhibieron en la justa medida, la pandereta de Miriam, los planos de Bezalel para los trabajos de los patrones dados a Moisés en el monte, el tazón de la viuda, diversos instrumentos musicales de diseño antiguo, y así sucesivamente. Pasamos por artículos tras artículos que habían sido usados por Dios de alguna manera extraordinaria y que luego fueron robados. Sólo podía suponer que estos estaban en el campo del enemigo a causa de los pecados del pueblo de Dios.

Los Instrumentos musicales en la Biblia se asocian principalmente con el reinado del rey David,  1 Crónicas 16:5. Se conservaron al menos hasta el momento de Nehemías unos quinientos años después, Nehemías 12:36.

Me animó, sin embargo, ver espacios vacíos en las mesas. Las etiquetas muestran artículos que aparentemente habían sido rescatados para ser utilizados por el pueblo de Dios de nuevo. La Espada de Goliat que fue utilizado por David, había desaparecido. El Arpa de David había sido recuperada. Había un espacio vacío donde antes hubo una pancarta desplegada. Cuando nos acercamos a la parte trasera de la sala de trofeos, vi una túnica blanca bordada que estaba en un negro perchero. Era luminiscente. Satanás lo había mostrado para sí mismo, como si se tratara de su adquisición más preciada.

EL CUADRO.

Más allá de este artículo en la pared del fondo, había un cuadro o fresco, vivaz. Ante el cuadro, había velas negras quemándose, las luces parpadeantes de las velas parecían dar al cuadro una vida propia.

El cuadro comenzaba en su base con recuentos tras recuentos de brutal tortura de algunos del pueblo de Dios. Los torturados aún parecían vivos. El fresco o cuadro era como ninguno que yo hubiera visto en mi vida. Era similar a un holograma. La luz de las velas causaba que las fotos tuvieran una acción progresiva, de modo que los que padecen en las fotos, sufrían de nuevo, así satanás supuestamente lograba la victoria una y otra vez.

Está bien documentado, que los seguidores humanos de Satanás en la tierra hoy en día, utilizan velas negras.

Notas: EL FRESCO: es una pintura realizada sobre una superficie cubierta con dos capas de mortero de cal, la primera (arricio) de mayor espesor, con cal apagada, arena de río y agua, y la segunda (intonaco) más fina formada por polvo de mármol, cal apagada y agua, sobre la que se van aplicando los pigmentos, cuando todavía esta última capa está húmeda, y por jornadas (giornatas), de ahí su nombre.

El término HOLOGRAMA, es un término que se usa normalmente para hacer referencia a un tipo de fenómeno del ámbito visual o de la fotografía mediante el cual el tratamiento que recibe una imagen respecto de la luz hace que parezca tridimensional por contar con varios planos al mismo tiempo.

EL TRONO DE CRÁNEOS.

Mis ojos miraron hacia esta montaña de masacre, la cual se elevaba cerca de un tercio de distancia hasta el techo. Aquí el cuadro comenzó a representar una montaña de cráneos. Este montículo se elevó hasta un trono de cráneos en el que se sentaban uno con piernas, como las de una cabra o de un sátiro.

La criatura se veía entronizada con el torso y los brazos de un ser humano, pero la cabeza y los cuernos eran de una cabra. Esta cabra tenía en su mano izquierda la imagen del mundo. En la otra mano estaba la silueta de dos llaves. El esquema de las dos llaves seguía allí, pero ya no estaban, porque las llaves que son de la muerte y del Hades, habían sido quitadas de su mano.

El cuadro curveado hacia arriba cubrió la primera mitad del techo como un dosel espantoso. Era satanás, semejante a una cabra, entronizado sobre una montaña de cráneos humanos. Él se regodeaba en un esplendor siniestro. Como Dios el Padre está entronizado sobre las alabanzas de su pueblo, satanás tiene su trono sobre sus salvajadas y crueles asesinatos sádicos.

Un escalofrío me recorrió el cuerpo. La vacilante luz de las velas negras causaban que la cara de satanás se moviera, aparentemente cambiaba ante mis ojos. Sus ojos de serpiente parecían mirarme.

La imagen de un sátiro, es apropiado para Satanás. La cabra doméstica sirve a las necesidades del hombre. La cabra salvaje busca lugares altos donde habitar, situándose por encima de los demás, no sirven a nadie, ni se someten a nadie, Salmo 104:18; Isaías 14:13-14.

Nota: sátiro: es un ser mitológico habitante de los bosques, donde persigue a las ninfas, que se representan con pequeños cuernos, el cuerpo cubierto de vello, rabo y las patas de macho cabrío: los sátiros son semidioses de la mitología griega. También, es un hombre que es lascivo, que tiene excesiva tendencia al deseo sexual.

LA TÚNICA BORDADA.

Jesús tocó mi hombro. Me estremecí. Comenzamos a caminar para tomar el objeto que estaba atrás: la túnica bordada.

La túnica bordada era larga y con mangas largas. El diseño de la prenda era simple. Un hombre o una mujer pueden haberlo llevado puesto. Su riqueza radica en el trabajo bordado que fue ejecutado en oro blanco de pureza excepcional. El bordado se levantaba de la bata. El patrón era complicado y de gran belleza. Mientras me movía un poco ante la prenda, todos los colores del resplandor del Padre, parecían jugar a través de su superficie. El peso y el grosor de los distintos hilos de oro parecían simbolizar atributos del Señor. La túnica refleja estos hilos de oro, como si hubieran sido tejidos con la prenda.

EL BORDADO.

No tenía idea de que una prenda pudiera comunicar lo que es el carácter de Cristo. Sin embargo, yo quería moverme un poco ante el bordado, para determinar lo que se tejía en la tela. Recibí la impresión, de un corazón de compasión, bondad, humildad, mansedumbre y paciencia.

La prenda también refleja, el ser tolerantes unos con otros,  y perdonar a los demás. El hilo conductor que tuvo el mayor peso y que fue la más utilizada era el amor. Eran parte del carácter de Cristo que Pablo enumera en Colosenses 3:12. Pablo había dicho al cuerpo vivo de Cristo en ese momento, que se pusieran esta prenda. Si Él les había dicho que se lo pusieran, debían tenerlo en su poder, pero no lo tenían. Deduje que el pecado había permitido finalmente que la prenda les fuera robada a los hijos de Dios, me dije. Tuvimos una gran necesidad de ello.

En otro tiempo, el enemigo debe haber argumentado con éxito ante Dios que tenía derecho legal a tener la prenda de amor fraternal.

Jesús me habló en voz baja: La prenda es para el alma y el corazón. Se trata de una prenda interior que se hace visible a través de acciones, a través de decisiones en este sentido, es la unidad, la unidad en Cristo.

Y continuó: Yo soy el nuevo confeccionista interno en lugar de ustedes  mismos. El otro es Dios, el Padre, él mismo, Sus derechos, Sus necesidades, y Sus deseos ante todo. Yo te he comprado para nuestro Padre. Yo te he lavado y vestido de ropas de santidad y belleza, vestiduras de salvación y la justicia. Anna, vístete en Mí, de vestiduras de salvación para toda tu persona, cuerpo, alma, corazón y espíritu. Vístete de mis atributos de justicia que son hermosos a Dios, el Padre.

Para ser vestido en el Señor Jesús, hemos de ser bellos a los ojos del Padre, Isaías 62:3; Zacarías 9:16-17.

Me di la vuelta para mirar la túnica. Era exquisita. Las Virtudes del Señor tejidas en la prenda, había tenido el cuerpo de Cristo, en el vínculo de la Unidad. Pablo había dicho esto. Cómo lo necesitamos ahora.

Y añadió: La ropa bordada es para ser usado por aquellos que son la novia. Se dejó en herencia a nuestra familia. Los que estaban entrando a una unión más completa conmigo lo tiene que llevar. No hay nada como Él. Pertenece a nuestro hogar.

Mientras miraba el vestido, me di cuenta de que para entrar en una relación más profunda con Cristo, significaba entrar en una alianza más profunda con su cuerpo. Los dos son inseparables.

EL RESCATE.

Escúchenme bien, dijo Jesús suavemente. Quiero que saques la túnica, y luego subas rápidamente sobre mi espalda. Sin dudarlo Él puso su mano sobre la parte superior del estante de la ropa de terciopelo.

No tuve tiempo para pensar. Al instante le obedecí y comencé a sacar la túnica. Cuanto más yo ejercía fuerza para sacar la túnica, mas Jesús presionaba en la parte superior del estante para sacarlo. Supuse que estaba compensando un poco del peso de la gloria en el mismo. Él continuó presionando en la parte superior del bastidor como doblado la túnica bordada para que pudiera ser transportada. Cuando la prenda se había obtenido, miré a Jesús. Él dio el destello de una sonrisa, me guiñó un ojo, y luego retiró la mano del estante.

El ESCAPE.

Los gritos, las sirenas y alarmas de todo tipo, inmediatamente surgieron juntos. Todos los sistemas se retiraron de todo dentro de este reino.

Rápidamente el Señor se convirtió en el Águila Blanca. Nerviosa trepé sobre su espalda.

Los demonios vampiros desplegaron sus alas enormes. Sus ojos rojo sangre, silbaban a través de sus bocas con colmillos. Estaban trastornados por la furia. Las puertas de la parte frontal de la sala de trofeos comenzaron a cerrarse. El Águila Blanca tuvo que volar con sus alas perpendiculares al suelo para pasar a través de la estrecha abertura. Apreté mis brazos y piernas alrededor de Él, presionando el manto entre mi cuerpo y su espalda. Pasamos a través de la apertura como una sola unidad. Con gritos lacerantes, todos: murciélagos, monos, dragones, soldados todos despiertos. Parecía como si toda la zona gritara sobre nosotros en la persecución, chirriante. Chillando, gritando, una cacofonía de sonidos que hiela la sangre, levantada detrás de nosotros. Eran unos frenéticos gigantes.

La palabra cacofonía significa una discordancia espantosa de los sonidos.

Los dragones de mármol se liberaron de la parte superior del edificio con todo el agrietamiento y el desgarro que acompaña a una estructura que está siendo desgarrada. Los monos de mármol negro violentamente arrancados quedaron libres para unirse a la caza.

Los demonios tipo murciélago o Lilith y los guerreros de la sombras, rabiosamente nos perseguían. Con pezuñas, alas, garras, sin volar, o en el aire, nos perseguían. Ellos eran una horda asesina de locura y rabia. Demonios rápidamente en el segundo cielo y en otros lugares se unieron a ellos en la persecución. Todo el segundo cielo sonaba como un peligroso animal herido. Los gritos escalofriantes que subieron de ese lugar, hicieron que se me helara la sangre. Horrible. Me aferré al Águila Blanca. Fue un paseo salvaje. Feroz, pero estimulante. Tiré la cabeza hacia atrás, tragando aire y riendo en silencio. Deja que ruja. Eso era todo lo que era, un rugido. Un espectáculo. Yo estaba con Jesús, y Jesús había ganado la victoria. Déjalos rugir.

AZAFRÁN Y ONYCHA.

De repente hubo una liberación de los aromas de azafrán y onycha. Más costoso que el oro puro, este perfume de azafrán procedente de la prometida del Señor, ya que simboliza fe. Onycha significa, RUGIDO, pero es el rugido de autoridad del León de la tribu de Judá. Estas fragancias invaluables liberadas en el medio del cielo exhibieron la victoria del Señor.

El triunfo de la cruz y de la resurrección del Señor Jesús sobre los enemigos de Dios es la victoria de su fe en el Padre, 1 Juan 5:4; Hebreos 2:13. Fue una victoria muy costosa y por lo tanto está representado por el azafrán, una especia muy cara.

EL VUELO.

El Águila Blanca voló al redil. Mis zapatos de marsopa cayeron de mis pies mientras se precipitó a través de la puerta y empezó a subir hacia arriba. Los demonios fuera de la pared, lloraban de rabia. Serían castigados por permitir que la prenda les fuera quitada. Tanto ellos como nosotros lo sabíamos. El Señor continuó volando hacia arriba. Hubo una gran fuerza en el golpe de sus alas. Los maullidos se volvieron menos claros, ya que se alejó hacia el tercer cielo. Mientras volaba Habló en voz alta a mí para que yo lo oyera: Vas a llevar esta túnica, Anna, ha sido restaurado a la casa de nuestro Padre. Ahora muchos la usarán.

Con gran poder siguió subiendo hacia arriba. Casi riendo Él me gritó, Algo viejo.

COMENTARIOS BÍBLICOS DEL CAPÍTULO OCHO.

  1. Satan utiliza para este edificio negro, una imitación de mármol, que se utilizó para construir el templo de Salomón, 1 Crónicas 29.2. Los dragones son demonios que parecían estar encerrados en un revestimiento de simulación de mármol. El miedo lo impregna todo en el reino de Satanás de tal manera, que nada es meramente decorativo, sino que debe ser útil para el rechazo de cualquier invasor.
  2. Los dos dragones marmolados negros, eran una imitación burlona de los dos querubines de oro, cuyas dos alas se tocaban por encima del arca del pacto, Éxodo 25.18,20.
  3. Hay cuerpos de agua en el dominio de Satanás en el segundo cielo. Este término se explica en la nota 5 del capítulo 2. Todo el suelo está mojado, porque el diablo y su horda, odian los lugares secos. La tierra seca, les recuerda su próximo fin, en el lago de fuego, Mateo 12.43; Apocalipsis 20.10.
  4. Pero los levitas, tribu de Levi, su campamento debería estar alrededor del tabernáculo del testimonio, para que no se encendiera la ira de Dios, en la congregación de los hijos de Israel, Números 1.53. Sólo los levitas atendían las obligaciones del tabernáculo, del santuario de Dios, en nombre del resto de los israelitas, Números 18.2,4.
  5. Ahora, los dos ángeles que fueron a Sodoma por la tarde, cuando Lot estaba sentado a la puerta de Sodoma. Ellos fueron con él y entraron en su casa y golpearon a los malos hombres, que estaban en el puerta de la casa, y los hirieron con ceguera, Génesis 19.1,3,4,11; Deuteronomio 28.28,29. Los hombres de Sodoma, cegados, eran incapaces de hacer la maldad que se proponían. El Señor Jesús ha puesto a los soldados y otras criaturas en el dominio de Satanás en un estado de animación suspendida temporal o inmovilidad.
  6. A la puesta de sol cada día, los antiguos egipcios creían que el dios del sol comenzaba su viaje diario, por el inframundo negro. Ellos observaron que los monos parloteaban efusivamente al atardecer. Ellos suponen que estos animales estaban pagando homenaje al dios sol al entrar en la oscuridad. En consecuencia, algunos de los primeros demonios del dios sol, se reunió en el bajo mundo y se representan como monos que elogian y adoran a satanás.
  7. Satan, sin duda, ayudó a formular este idioma común, para fomentar la rebelión en contra de Dios, Génesis 11.1,4,6,9.
  8. Hay dos relatos bíblicos de la rebelión de un magnífico querubín en el cielo, Isaías 14.12,14; Ezequiel 28.12,18. Fue llamado en hebreo, helel, que significa, el que brilla, y se traduce como, estrella de la mañana, Isaías 14.12. Cinco veces hablaba afirmaciones en su corazón que comienzan con las palabras, yo, subiré al cielo, levantaré mi trono por encima de las estrellas de Dios, los ángeles, y me sentaré en el monte de Dios en los lados del norte, subiré sobre las alturas de las nubes, me haré, seré semejante al Altísimo, Isaías 14.13,14.
  9. La palabra hebrea para este demonio mujer vampiro es lilith. La palabra se traduce como, el monstruo de la noche, en Isaías 34.14.
  10. Dios ordenó a los israelitas: tendrás una medida completa y justa, efa, en hebreo. Un efa era una medida de grano. La profetisa Miriam, la hermana de Moisés, con las otras mujeres celebraron la victoria de Dios sobre el Egipcios en el Mar Rojo, cantando y bailando con panderetas, panderos, Éxodo 15.20,21. Dios designó a Bezalel de la tribu de Judá, para supervisar todas la artesanía en la construcción del tabernáculo en el desierto, Éxodo 31.1,5. Probablemente dibujó los planos en pieles de oveja. En una terrible sequía, la viuda de Sarepta tuvo solamente un puñado de harina y un poco de aceite. Pero ella estaba dispuesta a usar esto para preparar una pequeña torta de pan al profeta Elías. Dios le prometió que comería de la harina y de la jarra de aceite, hasta el día que enviara lluvia, 1 Reyes 17.9,16.
  11. Abimelec, el sacerdote, mantuvo la espada de Goliat en la ciudad de

Nob. Se lo dio a David, quien se la pidió cuando tuvo que huir de Saúl, 1 Samuel 21.8,9.

  1. David era un arpista a quien ungió Dios, 1 Samuel 16.21,23. Su adoración al Señor con el arpa, lo llevó a componer muchos de los salmos, Salmo 144,9.
  2. Un fresco, es una pintura aplicada sobre una superficie de yeso húmedo con los colores de la tierra para arriba en agua o en una mezcla de agua de cal.
  3. La verdadera luz viene de Dios, Juan 1.9. Los que están en pecado aman las tinieblas más que la luz, Juan 3.19. Satanás utiliza velas para que haya tan poca luz como sea posible.
  4. Un holograma, es una imagen tridimensional hecho por medio de un haz de láser en un plato fotográfico. La imagen parece tener acción progresiva de alguien que se movía delante de él.
  5. Desde el comienzo de la raza humana, la gente ha sido consciente de los demonios o espíritus hostiles. Estas criaturas sobrenaturales se consideran más como bestias, porque estaban normalmente representados como peludos y frecuentan lugares desolados, Isaías 34.13,14. Parte hombre y parte cabra, los sátiros son mencionados en 2 Crónicas 11.15. En Levítico 17.7, la palabra es traducida como, demonios cabra, a la que algunos israelitas ofrecían sacrificios.
  6. Todo el mundo, el sistema de la humanidad sin Dios, se encuentra en el poder del maligno, 1 Juan 5.19; Juan 12.31.
  7. Jesucristo, descendió al Hades o Seol, el lugar de los espíritus de la gente hasta ese momento, después que fue resucitado, ascendió como, un espíritu que da vida, 1 Corintios 15.45; Salmo 16.10. Recuperó las llaves de la muerte y del Hades de Satanás, apocalipsis 1.18. Luego predicó el evangelio a los espíritus que están encarcelados en el hades, 1 Pedro 4.6. Toda la Autoridad y el Poder se le había dado a Él, Filipenses 2.9,10.
  8. El resplandor del Padre en Su Trono, se compara con los colores de un magnífico arco iris, Ezequiel 1.28. La gama de colores comienza con un blanco deslumbrante y se mueve a través de la plena luz espectro, apocalipsis 4.3.
  9. Así que, vestíos como elegidos de Dios: santos y amados, de entrañable misericordia, bondad, humildad, mansedumbre y paciencia, Colosenses 3.12.
  10. Soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros, si alguno tiene queja contra otro, tal como el Señor os perdonó, así también hacedlo vosotros, Colosenses 3.13.
  11. Más allá de todas estas cosas vestíos, del Amor Divino, que es el vínculo perfecto, que une todo en armonía, Colosenses 3.14.
  12. Satanás, un legalista experto, acusa principalmente a los creyentes ante Dios, por la desobediencia al mayor mandamiento: amar a Dios, Apocalipsis 12.10; Job 1.9,11; Mateo 22.37. El diablo puede detectar este pecado, a través de la observación de la falta de amor entre los hermanos. La Palabra de Dios dice: El que no ama a su hermano, a quien ve, no puede amar a Dios a quien no ve, 1 Juan 4.20. La falta de amor en el cuerpo de Cristo había llegado a un punto en el que había pocos cristianos en el cual se manifestara el amor de Cristo en todos los santos, Colosenses 1.4.
  13. La prenda, o el manto del cuerpo de Cristo, Su Iglesia, está elaborada por las palabras: Que Cristo habite en sus corazones por la fe, Efesios 3.17. Su Amor llena nuestros corazones y se desborda en la capacidad del alma, en nuestra voluntad firme de optar por amar a los demás, en Su Nombre, para preservar la Unidad del Espíritu, en el vínculo de la paz, Efesios 4.2,3. La prenda se perdió por la desobediencia de su iglesia, al Señor. Sólo se pudo recuperar a través de la obediencia. Cristo Jesús no actúa en la tierra por el Espíritu Santo, aparte de los obedientes miembros de Su cuerpo. Y el Señor Jesús da el Espíritu Santo a los que le obedecen, hechos 5.32.
  14. Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente, Mateo 22.37. No es posible para los seres humanos, amar a Dios, romanos 3.11, 13,15. Sin embargo, cuando un cristiano abraza a Cristo Jesús, como la Única Vida, Él se convierte en la nueva ropa interna de amor, cada vez mayor, para Dios y para los demás, colosenses 3.4; filipenses 1.9; efesios 1.15.
  15. El pastor de la iglesia de Dios es Él, Cristo, la cual compró con Su propia Sangre, hechos 20.28; apocalipsis 5.9. Entonces, Dios, la bañó con agua, Ezequiel 16.9,10; Efesios 5.26. Y harás vestiduras sagradas a Aarón tu hermano, para honra y hermosura, éxodo 28.2; salmo 29.2. Mi alma se alegrará en mi Dios, porque El me ha vestido de ropas de salvación, me ha envuelto con un manto de justicia, Isaías 61.10.
  16. Jesús dice, que la totalidad de nuestro ser, es ser salvado en el cuerpo, alma, corazón y espíritu. La Palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos, y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos del cuerpo, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón, hebreos 4.12; 1 tesalonicenses 5.23. Sólo Dios es justo. Esto significa que la naturaleza divina es perfectamente Justa, justa e imparcial, derecha, verdadera y recta. Los seres humanos fuimos creados, para que nosotros fuésemos hechos, justicia de Dios en Cristo Jesús, 2 corintios 5.21. Los cristianos ponen en el nuevo ser interior, corazón y espíritu, que Dios creó y que es llegará a ser como Cristo, en la justicia y santidad de la verdad, efesios 4.24; colosenses 3.10.
  17. Cristo Jesús es la cabeza, efesios 4.15. Los cristianos son miembros de su cuerpo. Nosotros somos parte de Él y el uno del otro, 1 Corintios 12.27; romanos 12. 5. Esto significa que una persona que está en alianza con la Señor Jesús, también está en alianza con todos los demás creyentes. Todos los cristianos,  son los miembros del cuerpo de Cristo, la cual pertenece a los otros, efesios 4.25.
  18. Gracias sean dadas a Dios, que nos lleva siempre en triunfo en Cristo Jesús, y se manifiesta a través de nosotros el dulce aroma del conocimiento de Él en todo lugar. Porque somos una fragancia de Cristo para con Dios, 2 corintios 2.14,15.
  19. El resucitado, ascendido, Señor Jesús, ha vencido y se le ha dado toda Autoridad y Potencia, Mateo 28.18; filipenses 3.21. Él es el León Conquistador de la tribu de Judá, apocalipsis 5.5. La palabra hebrea de la especia onycha, viene de la raíz que significa, ruido, o, un león. El lanzamiento de esta fragancia en el dominio de Satanás, es un recordatorio para sus habitantes, que su líder ha sido derrotado y que los discípulos de Cristo, comparten su autoridad de hollar serpientes y escorpiones, y sobre toda la fuerza del enemigo en Su Nombre, Lucas 10.19.

AQUÍ TERMINAN LOS COMENTARIOS BÍBLICOS DEL CAPÍTULO OCHO.

Capítulo Nueve.

ALGO PRESTADO, ALGO AZUL.

Rápidamente, el Águila Blanca voló a la Sala del Trono en el tercer cielo. Mientras descendía hacia el mar de cristal, me di cuenta de que no había nadie a la vista, excepto mi Padre celestial. Sabía que los demás tenían que estar allí, pero no podía verlos.

Me bajé de la espalda del Águila Blanca. Al instante, se convirtió en Jesús. Me agarró por la cintura, me agarró y me hiso girar varias veces. Se estaba riendo. Yo también me reía. Estábamos sin aliento por la emoción, entonces me dejó.

LA PRESENTACIÓN DE LA TÚNICA.

Vamos, Él sonrió, haciendo un gesto hacia mi Padre. Él puso su mano izquierda en la parte posterior de mi cintura, para acompañarme hacia adelante. Todavía estaba abrazando la túnica cuando nos acercamos al Trono. Jesús me indicó que debía entregárselo a Él, y lo hice. El Señor la levantó, dejando que se extendiera en toda su longitud, en toda su belleza brillante. Luego la puso sobre el mar de cristal delante de nuestro Padre.

La prenda del pacto ha sido devuelto, Padre, Él dijo.

Nos postramos ante Él.

Estoy muy contento, dijo mi Padre. Ponla en mis manos.

Nos levantamos. Jesús levantó la prenda y la colocó en las manos de nuestro Padre de la luz. Dios Padre lo recibió, ahuecando las dos Manos, como si fuera a recibir un pollito. Sus manos se convirtieron en un láser brillante. Desvié mi mirada. Cuando miré de nuevo, la prenda había desaparecido. Gracias, dijo mi Padre a mí.

ALGO NUEVO.

Ahora, mi hermana, mi novia, dijo Jesús, dando un paso entre mi Padre y yo. Se volvió hacia mí.

Mira a mí, dijo. Yo lo hice. Mi Padre puso sus manos sobre los hombros de la Luz de Jesús.

Entonces Jesús levantó Su Mano derecha en mi frente. Luz fue lanzada de su dedo cuando Él escribió sobre mí. Era una sensación extraña.

Escribo sobre ti mi Nombre nuevo, Él dijo.

Sellado, dijo el Espíritu Santo, quien debe haber estado presente a lo largo de este acto.

Sentí una presión de sellado sobre el área en la que Jesús había puesto Su Nombre. Ahora tenía dos nombres en la frente. Mi Padre había puesto Su Nombre en ella cuando me pidió que fuera Su canciller, secretaria de un rey.

Sellado por el Espíritu Santo, autentifica y registra la obra del Señor Jesús y Su Padre en los anales del cielo, Lucas 10:20; Apocalipsis 20:12.

Jesús me sonrió. Algo nuevo, Él dijo. Ahora usted tiene algo nuevo que va a usar siempre. Está marcada y sellada, mi hermana, mi novia. Mi Padre quitó las manos de los hombros del Señor.

LA SALIDA.

Jesús tomó mi mano derecha entre las suyas. Tengo que irme, dijo. Cuando vuelva, te daré el deseo de tu corazón. Esto, mi amor, sellará tu corazón. Continuó mirándome fijamente a los ojos.

Estaba tan extraordinariamente hermoso, tan hermoso en la santidad, que a veces Él me dejaba sin aliento.

Anna, vengo pronto, dijo. Me besó la mano y me miró a los ojos. Pronto, dijo, y luego desapareció.

CON MI PADRE.

Hubo una pausa, cuando mi Padre me permitió saborear todo lo que el Señor me había dicho.

Finalmente, Dios el Padre dijo: Hija mía, ven aquí. Él me levantó y me puso en el apoyabrazos del Trono.

Anna, eres amada por Mi Hijo, dijo, yo no sólo le alimentaré de Mi parte, pero también debe alimentarse de Mi Corazón. La pureza y la santidad no son palabras que describen mis cualidades. Ellos son tangibles en la Persona de Mi Hijo. No es una sombra o un reflejo, pero Mi Corazón se manifiesta en Él. Y añadió: El Espíritu solo puede entender esto. Porque el espíritu viene de Mí y entiende Su poseer. El Espíritu trasciende todas las fronteras exigidas en la tierra. Su Conocimiento es un Conocimiento puro, ya que, como en la entrega de todos esos dones, el conocimiento puro viene de arriba.

DE SU MANO.

Me tendió la mano. Aquí, Anna, come esto. No es maná de arriba, te alimentaré de Mi Corazón. Su Mano de Luz de Justicia en la Palma de Su Mano, parecía no haber nada. No podía ver nada en Su Mano.

Yo miré hacia su rostro, y luego de nuevo a su mano. De repente, el centro de Su Mano estalló en llamas. El fuego se disparó muy alto, entonces se redujo a un pequeño fuego. Entonces la llama desapareció por completo. En el centro de la mano de luz había pequeñas y ardientes pepitas. Eran luz de carbones ardientes, o si, la luz puede quemar.

Come de mi mano, Él dijo. Me incliné y comí de Su Mano. Mi Padre parecía complacido. Me pregunté por qué le dio tanta alegría.

Las Escrituras repetidamente, hablan de Dios, que las Manos del Padre de Luz, tienen la forma de las manos del hombre, Jeremías 1:9; Apocalipsis 5:1, 6-7.

EL DESEO DEL PADRE.

Él habló: Es mi deseo levantar muchas águilas blancas, Anna, para levantar a una novia que ame a Mi Hijo más que su propia vida del alma. Deseo levantar un sacerdocio que será un incienso en mis narices, para que cuando Yo lo respire como un sacrificio grato, lo exhale para que lleve vida a otros.

Dios llama a los discípulos a tomar tres posiciones: la posición de águilas blancas, de la novia de Su Hijo, y la posición de sacerdote.

Yo Soy tu Padre. El mayor deseo de un Padre es tener hijos a los que se pueda dar todo. Tengo tales hijos en Mi Hijo Unigénito. Pero me tomo mucho tiempo levantar a Mis hijos adoptivos para que se acercarán a mí y no estaré satisfecho con menos. Cuando tal persona anhela comer de mi mano, me da mucha alegría.

LA CASA DE MI PADRE.

Anna, dijo, la vida en esta casa es una simple vida de comidas alrededor de la mesa familiar, la preocupación por los miembros de la familia, la alegría sobre los nacimientos en la familia, las celebraciones de aniversarios, la puesta en común de los trabajos al lado del otro. Muy Simple.

Pensé en las palabras del Señor: Si no os volvéis y os hacéis como niños, no entraréis al reino de los cielos. Era como si tuviéramos que llegar a un punto de saturación en la complejidad, antes de estar dispuestos a dar la vuelta y simplemente buscar al Padre.

Y añadió: El esplendor de Mi Majestad reside en la profundidad de Mi Amor.

PARA ANIDAR ARRIBA.

Sus plumas son de color blanco ahora, hija del Águila, me dijo. Ya está lista para anidar arriba. Hizo un gesto con Su Mano para que yo viera un palacio de marfil en una alta montaña. Esto es suyo, si lo quiere, dijo.

La primera área en la que se entra en el cielo es un gran parque llamado paraíso, Apocalipsis 2:7. Luego está el Monte Sión en la que se construyó la ciudad celestial de Dios. El centro es el Trono de Dios, hebreos 12:22-24.

Es muy bonito, Padre,  dije lentamente, no queriendo parecer desagradecida. Le sonreí con nostalgia, porque yo nunca querría estar allí.

Siempre estaría lejos de casa, porque yo quiero estar cerca de Ti. Eres mi casa, papi, porque Tú eres mi Amado hogar. Me ha tomado mucho tiempo darme cuenta de esto. Pero ahora sé que no hay nada en la tierra ni en el cielo que yo desee. Quiero sólo a mi Padre, quiero a Jesús, y quiero a mi amigo, el

Espíritu Santo. Si se me permitiera vivir donde yo sería el ser más feliz, escogería vivir en medio de las brasas de fuego dentro de Usted. Voy a ser un pilar en el Templo de mi Dios, para nunca más volver a salir.

Mi Padre dio un pequeño grito de alegría pura. Usted ha elegido, dijo.

ÁLOE.

De repente, hubo una liberación de la fragancia de aloes. Sabía que aloes significaba: pequeñas tiendas, llamado así, por la intimidad de la tienda nupcial o cámara. Yo también había elegido intimidad. Había elegido la cercanía a mi Dios. Aspiré el aroma. Así lo hizo mi Padre. Ha sido muy satisfactorio.

El significado de la palabra árabe aloes es, pequeñas tiendas. Esta definición se deriva de la triangular forma de las cápsulas del árbol lignáloes. Su resina proporciona esta especia fragante, cantar de los cantares 4:14.

LA CORONA.

Mi Padre continuó: Anna, hija mía, tendré que pedir prestado su corona para la ceremonia. Lo usarás para esta ocasión especial. Pero no va a ser colocado en sus manos hasta que su servicio en la tierra esté completo.

Una corona de oro vino de mi Padre celestial. Lo sostuvo más alto que mi nivel de los ojos. La corona tenía dos gemas. La esmeralda grande que mi Padre me había dado, estaba en el centro. La esmeralda ligeramente menor que me dio Jesús, estaba a su lado. Tenía impresiones de oro para otras joyas. Sin embargo, no estaban las otras piedras preciosas presentes en este momento.

Y añadió: He añadido a su corona veinticuatro zafiros. Estos aparecieron de inmediato, rodearon la gran esmeralda en el frente.

Gracias, papá, le dije. Me pregunté, ¿cómo me merecí estas gemas?

El número veinticuatro, significa la autoridad delegada en el Reino celestial, Apocalipsis 4:4.

Mi Padre respondió a mis pensamientos: No se puede ganar lo no creado,  dijo. Pero se puede crecer en Cristo, para manifestar lo increado. Algo prestado, añadió, algo azul.

Hay un viejo dicho acerca de las novias: Algo viejo, algo nuevo, algo prestado, algo azul.

LOS ASISTENTES.

Mi Padre continuó: Veinticuatro estrellas (ángeles) asisten a esta corona. Traerán la prenda del pacto, la corona y el velo. Estos la vestirán y la asistirán en la ceremonia.

Vi que la corona tenía veinticuatro puntos alrededor de la parte superior. Me preguntaba si había alguna conexión entre los puntos de la corona y los asistentes angelicales. Pero Él no me dio una explicación.

¿Hay algo que tengo que hacer, papá?, Le pregunté.

Él respondió: Tendrás Alheña en las palmas de las manos y en las plantas de los pies, como un signo externo, de una gracia interna, Mi Hijo viene, dijo: Prepárate.

Veinticuatro ángeles que parecían mujeres jóvenes aparecieron en el mar de vidrio. Vestían de blanco. Mi Padre les entregó la corona, el manto pacto, y el velo. El vestido y el velo también vinieron de Su Propia Persona.

La palabra hebrea para la especia henna o Alheña, se traduce como, alcanfor, en la nueva Versión de King James. Es la misma palabra hebrea para, rescate,  Cantares 4:13; Isaías 43:3. Una novia en el Medio Oriente, aplica la especia en forma de pasta en las manos y los pies, en la noche antes de su boda.

Mi hija, el Padre continuó: Le doy mi bendición. Su gloria procedía de Él y me besó en la frente.

Gracias, papá, le dije.

Él me recogió y me puso delante de los veinticuatro ángeles. Valla con sus asistentes, dijo.

Todos nos inclinamos. Entonces los ángeles abrieron paso para dejarme pasar a través de sus filas. Ellos me acompañaron desde la sala del Trono. En un instante estábamos caminando por el prado en el jardín de Dios.

ALHEÑA.

Caminamos hasta el Árbol de la Vida. Me quedé en silencio. Yo no tenía ganas de hablar. Los ángeles estaban en silencio también. Un muy importante evento se extendía ante mí. Pero yo no sabía qué era ni cómo se vería.

Una vez que llegamos al tronco del Árbol, los asistentes se ocuparon de aplicarme la pasta de ALHEÑA en las palmas de mis manos y en las plantas de los pies. El aire se impregnaba del olor de la especia. Me aferré al árbol que estaba extrañamente cálido. No miraba a los ángeles porque estaba nerviosa, distraída.

Deseando animarme, que uno de los ángeles dijo: La henna o ALHEÑA es la última de las especias. Estaba hablando ligeramente conmigo y me había llevado a través de la preparación de Esther.

Cuando la explicación del ángel se terminó, a través de mi conciencia, yo pensé: Cuánta razón hay de que debemos entrar en el Reino a través de la sangre derramada de Jesús, y ahora ante este importante evento, un signo externo debe ser puesto sobre mí.

Dentro de mí, le di las gracias al Señor por perdonarme. Luego continué en voz alta: Yo pido perdón por cualquier pecado que he cometido, y perdono todos los pecados cometidos en contra de mí.

Miré a los ángeles y les dije: Se dice en la Palabra que confesemos nuestros pecados unos a otros.

Los ángeles parecían desconcertados.

No hay ningún pecado que confesar el uno al otro en el cielo.

Entonces me di cuenta de que los ángeles no se confiesan el uno al otro. Cambié de tema. ¿Alguien sabe lo que voy a hacer aquí en el Árbol de la Vida?

EL DESCANSO.

Descansar, dijo un ángel. Usted ha sufrido mucho.

Me reí con cansancio. Sí, afirmé. Pero estoy muy emocionada y nerviosa.

Descansando en el Árbol de la Vida se fortalecerá, añadió otra. Nosotros la levantaremos en sus ramas, dijo otra.

Antes de que pudiera pensar en ello, me levantaron. Empezaron llevándome hacia arriba. Parecía como si el Árbol me acomodó. En lo alto del árbol, me pusieron en una coyuntura que me acunaba. Fue muy reconfortante descansar en sus ramas.

Vamos a volver cuando haya descansado, dijo un asistente.

Gracias, le sonreí. Se habían ido. Me quedé allí mirando hacia arriba en las ramas del árbol, pensando en mi amante, mi amigo. Las luces suaves de las hojas y los frutos me calmaban. Yo no creí que pudiera descansar. Pero lo hice. Antes de dormirme, levanté mis manos para mirar de nuevo. Hablé en voz baja: Ooh mi Amado, ¿qué es lo que va a pasar?

COMENTARIOS BÍBLICOS DEL CAPÍTULO NUEVE.

  1. El que salga vencedor Yo, Jesús, escribiré en él, Mi nombre nuevo, Apocalipsis 3.12. Cuando Jesús escribe Su Nombre en la frente de un cristiano vencedor, significa su reconocimiento abierto de la relación del uno con su prometida y sacerdote, apocalipsis 14.1. Esa persona le pertenece a Él, 1 Corintios 3.23.
  2. Ejemplo de sellar a los siervos de Dios en sus frentes, está en Apocalipsis 7.2,4 . Hay el sellado que asegura la protección de los santos del Señor. Véase también Apocalipsis 9.4.
  3. En las últimas palabras del capítulo 8, Jesús dijo que el manto recuperado fue, algo viejo. Él da algo nuevo con Su Nombre en la frente. Jesús dijo: Por eso todo escriba docto en el reino de los cielos es semejante a un padre de familia, que saca de su tesoro cosas nuevas y cosas viejas, Mateo 13.52.
  4. De Dios el Padre, son las brasas ardientes de su naturaleza de amor, Deuteronomio 4.24; 1 Juan 4.8. Su parpadear de amor, son brasas de fuego, la llama misma del Señor, cantar de los cantares 8.6. El profeta Ezequiel, vio brasas de fuego, en medio de los cuatro seres vivientes que rodean el Trono de Dios, Ezequiel 1.13. Ezequiel entonces vio el fuego en la parte superior de la figura de Dios en Su Trono, Ezequiel 1.26,28.

La radiación externa de la Gloria de Dios, es un asunto de Su amor ardiente dentro, Éxodo 33.18,19.

  1. Dios le dijo a Ezequiel el profeta que comiera un pergamino con palabras de dolor escrito sobre ella. Así que, Ezequiel, abrió su boca, y Él, Dios, lo alimentó con este rollo, Ezequiel 2.9,10; Ezequiel 3.1,2. En otras partes de la Escritura, Dios dijo: Y se inclinó y les dio de comer, a los hijos de Israel, Oseas 11.4.
  2. Los discípulos participan en el ministerio de Cristo Jesús como el Gran Águila Blanca, como el Novio, y como el Gran Sumo Sacerdote. Cada una de estas tres categorías, implica servir al Padre a través del Hijo. Las águilas Espirituales, representan el manto de profeta. Las águilas cristianas comparten el ministerio profético de Cristo Jesús. Por favor, consulte las notas 19 y 20 del capítulo 2. La novia participa en la unicidad de amor del Esposo con el Padre.

Esa persona manifiesta la gloria del amor divino a otros, Juan 17.22,23; 1

Juan 1.3. Este, compartirá el reinado de Cristo Rey, el cual comienza con Su Reino de mil años en la tierra, Apocalipsis 20.6. El sacerdote, es un ministro de Cristo para el Padre, en la oración, la comunión y la adoración, y manifiesta la vida de Dios a los que están en la tierra, Efesios 6.18; 1 Juan 1.3; filipenses 3.3.

  1. El Señor Jesús dijo estas palabras en Mateo 18.3. Dijo que es necesario que ser humilde y dejar el orgullo mismo, Mateo 18.4. Hemos de recibir el Reino, con la fe sencilla de un niño, Marcos 10.15. En comparación con Dios, nuestro Padre, somos como niños muy pequeños.
  2. El brillo impresionante de la Gloria de Dios, viene de lo más profundo de Quién es el Amor mismo, 1 Juan 4.8; Éxodo 33.18,19; Éxodo 34.6,7.
  3. En la Ciudad Celestial, hay hermosas casas para todos los redimidos que quieren vivir en ellas, Lucas 16.9; Hebreos 11.16.
  4. Jesucristo vive en todo momento en el Corazón de Su Padre, Juan 1.18; Hebreos 12.22,24. Sin embargo, Él es capaz de aparecer en otro lugar en el cielo o en la tierra, Hechos 7.55; Hechos 9. 5, 17. Cuando una persona nace de nuevo en Cristo, recibe un nuevo espíritu, y está por lo tanto también, en el Padre, en el cielo, Colosenses 3.3. Jesús desea que todos lo que el Padre le ha dado, habiten con Él, en el Padre eternamente, Juan 17.24. Esto dependerá de la respuesta de cada creyente a lo largo de los años, en esta posición espiritual en Dios.
  5. Por favor, véase la nota 4 de este capítulo.
  6. Jesús dijo: El que venza, yo le haré columna en el Templo de mi Dios, y no saldrá de ella nunca más, Apocalipsis 3.12. Hay un templo en el presente cielo, Apocalipsis 11.19. Pero no habrá ningún templo en el nuevo cielo. El Señor Dios y el Cordero será nuestro Templo, Apocalipsis 21.22. Podemos comenzar a vivir en espíritu dentro de Dios mismo, durante el tiempo en que caminamos sobre la tierra, Colosenses 3.1,3; filipenses 3.20.
  7. La pequeña tienda de campaña, significa: la tienda de campaña en la azotea, un lugar de intimidad, a veces llamado tienda de novia, 2 Samuel 16.22.
  8. El Padre promete la Corona de la Vida Eterna a los que perseveran en las tribulaciones y se aferran a su amor por Dios y a sus hijos, hasta el final, apocalipsis 2.10; Santiago 1.12. También en Apocalipsis 3.10,11, Jesús parece referirse a la Corona de la Vida por las mismas razones.
  9. El color azul de los zafiros, representa en la Biblia, el cielo. Ver nota 22 del capítulo 4.
  10. Siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en Aquel que es la cabeza, incluso Cristo, Efesios 4.15. La manifestación de Cristo implica llevar siempre en el cuerpo, la muerte de Jesús, para que la vida de Jesús se manifieste en nuestro cuerpo. Para nosotros que vivimos, siempre estamos entregados a la muerte, por causa de Jesús, para que también la vida de Jesús pueda ser manifestada en nuestra carne mortal, 2 Corintios 4.10,11.
  11. Al final del capítulo 8, Jesús proveyó algo viejo en la prenda pacto recuperada. Más tarde Escribió su nuevo nombre en mi frente. Ahora el Padre se permite pedir prestado la Corona de la Vida para la próxima ceremonia. Y añade a ella veinticuatro zafiros azules.
  12. La Biblia llama a los ángeles en el tercer cielo, estrellas, Apocalipsis 1.20; 12.4. El Padre designa veinticuatro ángeles que acompañan a este usuario con la corona de la vida en el cielo.
  13. Para los cristianos las manos, representan trabajo, y los pies, conducta, y son la dulce fragancia de El sacrificio de Cristo en la cruz como nuestro rescate por el pecado, Efesios 5.2; 1 Timoteo 2.6.
  14. Por favor refiérase a la nota 33 del capítulo 2.
  15. Véase la nota 14 del Prólogo y la nota 26 del capítulo 2.
  16. Por lo tanto, confiesen sus pecados unos a otros, y oren unos por otros para que seáis sanados.

AQUÍ TREMINAN LOS COMENTARIOS BÍBLICOS DEL CAPÍTULO NUEVE.

Capítulo Diez.

CONSAGRACIÓN.

Poco a poco mi mente avanzó hacia la conciencia. Abrí los ojos. Bolas de luz intensa se cernían delante de mí. Dentro de estas luces estaban las siluetas de los espíritus, del tamaño de colibríes.

Pensé que estaba demasiada relajada en mi sueño como para ser sorprendida. En su lugar de eso, estaba desconcertada de verlos. Mientras estaba mirando a estos espíritus, ángeles debajo de mí en el jardín comenzaron a cantar. Sorprendentemente, se dirigían a las rocas, colinas, árboles y arroyos del Jardín de Dios.

Un buen espíritu es un ser celestial con un cuerpo más etéreo y transparente que el de un ángel, 1 Reyes 22:19-23. Los ángeles también son llamados, espíritus, Hebreos 1:13-14. Pero por lo general son más grandes y pueden ser tocados y vistos más definidamente.

EL CANTAR DE LOS VEINTICUATRO ASISTENTES.

Ooh, vamos a escuchar cantar a Dios,

Al gran Todopoderoso,

Cuyo fuego que quema es santidad.

Se ve dentro de Su Hijo.

Vamos, colinas antiguas, proclamen,

Y arroyos resuenen,

Las rocas, la hierba y los árboles broten. Juntos vamos a cantar.

Su grandeza más de lo que alguien puedan decir, Aunque antiguos fueren.

Aunque abarquen el tiempo como en un día, Él, es la eternidad.

Pero canten y dejen que ellos digan, Todos ellos también proclamen.

Ellos también aplaudan, también ellos bailen; Ellos también bendigan Su Nombre.

Antiguas colinas Ooh, ¿qué conocen ustedes?

Y los árboles, le cantan.

Y las rocas, ensalzan sus virtudes,

Y los arroyos, trae la sabiduría,

Ooh, escuchemos que adoran a Dios.

Iluminan a través de su alabanza.

A través de su instrucción, pueden también,

Contemplar con mirada firme, Su esplendor de pureza, Su gracia bendita.

Pasó toda la creación, tal como tú,

Nosotros contemplamos Su rostro. Amén.

La canción terminó.

Extendí la mano con mi mano derecha hacia los espíritus dentro de las bolas de luz. Ellos se dispersaron.

Me senté. Anna, un ángel me llamó desde debajo del árbol. Miré hacia abajo. Era uno de los asistentes.

Hemos venido para llevarte a tu consagración.

Los veinticuatro ángeles vestidos de blanco, comenzaron a subir por las ramas. Estaban de pie en el aire, cerca de la unión del árbol donde yo había descansado. Estaban sonriendo.

Hola, les devolví la sonrisa, pensando en lo extraño que era que pudieran soportar flotar en el aire.

Hola, me respondieron, tratando de contener su emoción.  ¿Estás lista para ir?

Sí, le respondí. De pronto, mis manos fueron a mi cara. Este era el tiempo que yo había estado esperando. ¿Pero la espera de qué? Y ¿cómo se puede lograr?

Sí, yo estoy lista, reiteré en voz alta. Yo no quería hacer preguntas. Yo no quería charlar. Esto era demasiado serio y mi amor por Jesús era demasiado intenso. Los ángeles me ayudaron a levantarme.

En un momento, yo estaba de pie en lo alto del Árbol de la Vida, con todas sus hojas brillantes y frutas a mí alrededor.

En un instante estábamos en un templo complejo.

EL TEMPLO.

Recibí sólo una impresión general del templo, pues estaba decidida a solo mirar lo que tenía ante mí. Ni vi las paredes laterales ni el techo, que yo me acuerde. Me pregunté a mi misma, dónde estaba este templo, pero yo no les pregunté a ellos.

LA PISCINA DE INMERSIÓN.

Los ángeles me llevaron a una piscina que contenía agua viviente. El agua fluyó en la piscina de una fuente invisible debajo del suelo y corría de nuevo tan misteriosamente. Se accede por una escalera que se extendía por debajo de la superficie del agua. Los ángeles me llevaron a la parte superior de estas escaleras. Luego rodearon la piscina sosteniendo sobre sus cabezas una larga tela de lino blanco. Esta cortina portátil se extendía desde las manos levantadas hasta los pies, y con eficacia proporcionaba privacidad. ¿Me pregunte lo que esto significaba? me pregunté en mi interior. Yo ya había sido bautizada después de aceptar a Cristo. No era necesario demostrar una vez más que he pasado de la muerte a la vida, ¿verdad?

Esto se observa en los judíos, hombres y mujeres, es un rito llamado mikvah. Se trata de una, limpieza para cada individuo en lo espiritual y dedicación a Dios por la inmersión en una pequeña piscina de agua que fluye. Simboliza la renovación o un nuevo nivel de relación con Dios.

ANTES DEL GRAN EVENTO.

Entonces me acordé de que los que están siendo consagrados, antes de embarcarse en funciones sacerdotales, pasan a través de un lavado. Tal vez, pensé, una purificación precede a todos los eventos importantes en la vida, ya sea que lo sepamos o no.

Al consagrar a los cristianos, según el orden de Melquisedec, Dios sigue la misma secuencia de eventos que Él utilizó para instituir el sacerdocio de Aarón.

A pesar de que yo no lo entendía del todo, quería responder en obediencia a todo lo que yo creía que el Señor quería de mí. Decidí entrar en la piscina.

Cuando comencé a dar mis primeros pasos en la fe, mi bata desapareció. Con cuidado, bajé las escaleras, y entré en la piscina. El agua estaba a la altura del pecho. El líquido era fresco, claro, fluía y me pasaba. Era relajante. Me adentre completamente bajo el agua.

LA BENDICIÓN.

Cuando salí a la superficie, me sentí instada a bendecir al Señor en voz alta. Le dije: Bendito sea el Señor Dios, que nos limpia con el agua de su Palabra.

Sí, dije, absolutamente sorprendida por la revelación dada por este acto de obediencia, que la limpieza es continua.

El principio de la bendición que se habla aquí, son palabras usadas por los Judíos de hoy día, para dar gracias a Dios, y son experiencias nuevas o poco usuales.

Me di la vuelta y subí las escaleras. Los ángeles mantuvieron la tela blanca por encima de sus cabezas. Se acercaron alrededor de mí. Juntos caminamos hacia el Gran Altar del Holocausto. Todavía yo estaba oculta en la tela blanca, mojada.

EL ALTAR DEL HOLOCAUSTO.

Los ángeles dieron la vuelta alrededor del altar de bronce, sosteniendo la tela de lino sobre sus cabezas. Miré a las brasas de fuego debajo de la rejilla. Ellas estaban calientes. Nada se ofrecía sobre este altar, porque nuestro Señor fue el sacrificio de todo el holocausto en la Cruz.

Miré a las brasas. Nadie me dijo lo que debía hacer. Debe ser un rompecabezas, cuya respuesta debía conseguirla:

Ya sé, dije dentro de mí. Me puse a pensar. Si Jesús ya ha pagado el precio completo, entonces el Altar del Holocausto no es algo en el que yo camine a su alrededor. Tienes que ir a través de este.

Tan extraño como lo fue para mí, comencé a caminar hacia adelante. Pasé derecho a través del Altar de Bronce, carbón, calor y todo. ¡Increíble!

EL EXAMEN.

Al otro lado del Altar, la Voz de mi Padre habló audiblemente dentro del Templo. ¿Estás dispuesta a vivir una vida de pureza, santificada para Mí solo?

Sí, le contesté en voz alta, el Señor es mi ayudador.

La ropa interior de lino, dijo mi Padre.

La ropa interior de lino apareció. Me acerqué a ellos. Supuse que eran un signo de la salvación que había sido ganado para mí en la tierra. Los sacerdotes habían usado estos, para cubrir su desnudez.

La ropa interior de lino para cubrir la desnudez del sacerdote Aarón mientras se acercaba al altar, era una cuestión de vida o muerte ante Dios, Éxodo 28:42-43.

Otra vez mi Padre habló:

¿Estás dispuesta a ser dócil, tierna, y justa delante de mí?

Si, Cristo, está en mí, y Él es a través de mí, le dije.

La túnica, dijo mi Padre.

Entonces una túnica de lino cayó sobre mi cabeza desde arriba.

Otra vez mi Padre hablaba en voz alta, ¿Estás dispuesta a serme fiel?

Sí, señor, le respondí.

El cinto, dijo.

Entonces un cinto me rodeó.

Mi Padre continuó: ¿Está usted dispuesta a que toda la cabeza, que representa a un profeta, sea para mí solo: la mente de Cristo, la visión de Cristo, el oído de Cristo, el olor y el sabor de Cristo y la respuesta al tacto de Cristo? ¿Está dispuesta a ser santa a mí solo, con la cubierta de Mi Hijo sobre su cabeza?

Sí, señor, le respondí.

Un vidente o profeta en la Biblia, es un siervo de Dios que no sólo escucha las palabras de Él, como profecías, sino también ve mensajes en visiones, Amos 7:1-13.

El velo, dijo mi Padre.

Entonces un velo de lino blanco envolvió mi cabeza.

Aceite de la unción fue derramado sobre mi cabeza. Corrió por la prenda hasta el dobladillo. De repente, apareció sangre en el lóbulo de mi oreja derecha, en el pulgar derecho, y en el dedo del pie derecho. Tenía que ser la Sangre de Jesús, porque Suya es la Única Sangre en el cielo.

El aceite de la unción fue derramado sobre la cabeza de los sacerdotes Aarónicos, como la primera etapa de su consagración a Dios, Levítico 8:12; Éxodo 40:14-15.

Los ángeles dejaron caer sobre mí, la tela de lino, desapareciendo de sus manos. Los veinticuatro asistentes me indicaron que debía seguir adelante. Ellos no fueron conmigo.

Mientras me movía hacia adelante, el peso de lo que fue ganado por Cristo en el Altar de la Cruz llegó a mis manos, miré hacia arriba. No pude ver nada. Pero lo sentí y levanté las manos para saludar Su Sacrificio ante el Padre.

La palabra hebrea para la ordenación al sacerdocio de Aarón, significa llenar las manos.

Mientras caminaba hacia la entrada del Santuario, oí a los veinticuatro ancianos y los cuatro seres vivientes que comenzaron a cantar.

CANCIÓN DEL CONSEJO CELESTIAL.

Saca a los sacerdotes para nuestro Dios, El que se sienta como Rey.

Desata tu gran poder en la tierra,

Que la tierra como en el cielo puedan cantar.

Santo Dios, nuestro gran deleite,

Trague el pecado en la noche más oscura.

Comienza, por piedad, a la lucha.

Ooh Dios, comienza el final.

Alabado sea el Rey que reina en las alturas, Sion arriba canta.

Tenemos delante de ti cuencos de oración; Su homenaje también traemos.

Suelte el sello y esperen,

Primicias aquí mencionadas,

Sangre lavada en la sangre del Cordero, Dones de su amor infinito.

Nuestras coronas tiramos debajo de tus pies, Eterno Dios de poder.

Todo el poder, el amor y majestad, Son suyos, gran Dios de la Luz.

Aunque todavía en pie sobre la tierra,

Que viva por encima,

Para unirse a nosotros en la alabanza continua, Consumido, por fin, por el amor.

Que anda en carbones mediados de fuego; Escucha, gran Yah, nuestra oración. Deje que el círculo se complete, Ooh, Rey, más allá de comparación.

Vamos a escucharlos y hacerles hablar.

Para santificar Su gran nombre.

Deja que tu Gloria sea visiblemente vista. Establezca su corazón en llamas.

Suelte el Cordero de abrir arriba,

La junta que sella el extremo,

Esa justicia con el más puro amor.

Puede que moren en la tierra de nuevo.

Santo Dios, nuestro gran deleite,

Trague el pecado en la noche más oscura.

Comienza, por piedad, a la lucha. Ooh Dios, comienza el final.

Su canción terminó al yo terminar de cruzar el umbral hacia el Lugar Santo.

El peso de la ofrenda mecida fue levantada de mis manos.

El concilio celestial. Se postraron delante del Cordero, teniendo cada uno arpas, y copas de oro llenas de incienso, que son las oraciones de los santos. Apocalipsis 05:08.

Caminar en medio de carbones de fuego significa tener acceso al corazón del Padre con el Hijo.

EL LUGAR SANTO.

Al pasar junto al Lugar Santo, entendí que simbolizaba a Cristo: la luz del candelabro de oro, así como el pan, el vino y el incienso en la mesa de la proposición.

El incienso puro, se coloca en las barras de pan, para simbolizar la pureza y la fragancia de Cristo, el verdadero pan de Dios, Levítico 24:5-7; Juan 6:32-33. La palabra incienso, es del hebreo que significa, puro o blanco.

EL ALTAR DEL INCIENSO.

Llegué al altar del incienso delante del Lugar Santísimo. Como yo había pasado por el altar de bronce, sentí que tenía que pasar a través de este altar también, la cual simbolizaba el Ministerio de Cristo en la Intercesión. Cuando empecé a recorrer el altar, los aromas del incienso que olía se impregnaron en mí. Seguí adelante, levantando las manos.

Todas las oraciones de los cristianos llegan al Padre a través del Hijo. Colosenses 3:17, Romanos 8:34.

EL SANTO DE LOS SANTOS: EL LUGAR SANTÍSIMO.

Pasé el velo, que había sido rasgado en el momento de la muerte de nuestro Señor, y entré en el Lugar Santísimo. La Sangre rociada del sacrificio de Cristo, ya estaba en el asiento de la misericordia. El humo fragante de su intercesión, llenaba esa cámara.

Las especias no quemadas del incienso, que es muy santo para el Señor, también estuvieron presentes.

Puesto que Cristo ha pagado el precio completo para ganar nuestra entrada al Padre, pasé por el Arca de la Alianza.

El sumo sacerdote Aarón quemaba incienso una vez al año, lo que hacía que una nube de humo cubriera el asiento de la misericordia, para que no muera al entrar en el Lugar Santísimo, Levítico 16:12-13.

CONSAGRACIÓN.

En el otro lado del Arca del Pacto, la Sangre de Cristo, así como el Aceite de la Santa Unción, fueron rociados sobre mí y sobre las vestiduras sacerdotales.

Mi Padre celestial me habló de nuevo: Estás ordenada y consagrada a Mí el día de hoy, Anna, sacerdote para siempre. Hay un tiempo de estar encerrada, antes de asumir sus funciones.

Los asistentes angelicales aparecieron después de la advertencia de mi Padre.

Es lo mismo con los del sacerdocio de Melquisedec de Cristo, todos los cuales tienen que madurar y crecer en Cristo, Efesios 4:13-15.

VESTIRSE PARA LA CEREMONIA.

Como mi Padre había dicho, los veinticuatro asistentes me trajeron la túnica del pacto, el velo y la corona. El casco de un sacerdote se convirtió en interno. La ropa interior, la túnica, y el cinto permanecieron en mí. Cuando los ángeles estaban preparándome para vestirme, un asistente dijo: Tú vienes a esta unión, con nada más que el Hijo, la limpieza de Dios, su sacrificio, su sangre, sus aromas, y su unción.

De pronto, escuchamos el sonido de un shofar distante. Él viene, dijeron los ángeles con mucho entusiasmo.

En el antiguo Israel, el esposo, a menudo venía a la novia por la noche. Sus asistentes siempre debían estar atentos a su llegada para alertar a la novia, para que ella pudiera estar lista, Mateo 25:1-6.

Rápidamente se deslizó la túnica del pacto, por encima de mi cabeza.

La prenda tenía la fragancia de mirra, áloe y casia. Mezclados con estos aromas, están los de las especias del aceite de la santa unción, el incienso santo, y el aroma del jardín. Cada aroma se intensificó cuando la túnica bordada estaba pasando. La fragancia estaba en todas partes.

Me di cuenta de que las palmas de mis manos, aún estaban manchadas de rojo de la henna. Supuse que las plantas de mis pies todavía estaban teñidas también.

Era costumbre en el antiguo Israel para la familia de la novia, usar el velo.

Los ángeles colocaron la corona prestada de la vida, en mi cabeza. Juntos colocaron el velo circular, de cuerpo entero.

Pensé que iba a flotar libremente sobre mí. En lugar de eso, me di cuenta de que mi Padre celestial estaba velando por mí, por el poder del Espíritu Santo.

Mientras descendía, mi Padre habló una bendición sobre mí: Conviértase en millares de millares, hija Mía. De pronto, escuchamos un grito.

Entonces Jesús me llamó desde la distancia, Anna.

Me volví para mirarlo a Él. Él viene, dijeron los ángeles con entusiasmo.

Inmediatamente Jesús salió a la luz. Él montaba el más hermoso corcel blanco que jamás he visto. El caballo iba galopando a toda velocidad. La visión de Jesús me dejó sin aliento. Llevaba una túnica blanca, con una corona de oro sobre su cabeza. Era todo un Rey en cada pulgada de Él, era el deseado de todas las naciones.

En las bodas cristianas, la novia y el novio llevaban coronas por la misma razón. Como cristianos, se les ha avanzado a la realeza, con Él para siempre, Ezequiel 16:13; Apocalipsis 22:5.

EL ARREBATAMIENTO.

Sin permitir que el caballo se detuviera, Él me recogió y me llevó al caballo para sentarme delante de Él. Con su brazo izquierdo me abrazó firmemente a sí mismo. Los asistentes angelicales aplaudieron y saltaron, dando vueltas con alegría. El semental blanco comenzó a subir más y más, sobre el terreno del Paraíso. El galope en las alas del viento, fue glorioso. Cuando llegamos al mar de cristal, el caballo blanco comenzó su descenso. Él se detuvo en la parte posterior de la sala del Trono. Todos reunidos elevaron un gran grito de alegría. Luego a través de la voz de mando, un solitario ángel cerca del Trono se puso a cantar:

Bendito el que viene. Bendito el que viene.

COMENTARIOS BÍBLICOS DEL CAPÍTULO DIEZ.

  1. El verbo consagrar, significa poner a alguien o algo santificado, sagrado, a Dios, para su uso solo, Éxodo 19.22,23. Dios es el que consagra, Éxodo 29.44. También puede utilizar un ser humano para que actúe en Su Nombre, como lo hizo Moisés, Éxodo 29.1. Dios también puede preguntar a las personas si quieren consagrarse, Levíticos 11.44.
  2. Todo, excepto en el dominio de Satanás, tiene su propia manera de sonar o hacer un movimiento para dar gloria a Dios, Salmo 148; Salmo 69.34. Unos pocos ejemplos en la tierra, son las colinas que saltan, Salmo 114.46, el canto de las montañas y los árboles, Salmo 98.8; Salmo 96.12, y los ríos aplauden, Salmo 98.8.
  3. Hay un templo en el presente cielo de Dios, Apocalipsis 14.15,17; Apocalipsis 15.5; Apocalipsis 16.1.
  4. Dios ordenó a Moisés que los israelitas se consagren, bañándose y lavando sus ropas antes de ir a reunirse con Él en el monte Sinaí, Éxodo 19.10,11. Parte del proceso de la boda judía implica una mikve.
  5. Moisés comenzó el ritual de consagración a Aarón y a sus hijos para el sacerdocio, lavándolos con agua, públicamente, Éxodo 29.1,4.
  6. La frase, limpio con el agua de la Palabra, se refiere a Cristo limpieza de la iglesia, Efesios 5.26. En la Biblia, los israelitas a menudo introducirían sus palabras de agradecimiento por alguna bendición especial de Dios, con la frase: Bendito sea el Señor, Dios de Israel, que, 1 Samuel 25.32; 1 Reyes 1.48; 8.15.
  7. Dios, mostró a Moisés el altar de los holocaustos en el tabernáculo del cielo, Éxodo 25.8,9. Fue el primer artículo de los muebles que los israelitas encontraron cuando entraron en el patio del tabernáculo en el desierto, Éxodo 40.6.
  8. Cristo dijo: Por lo cual, entrando en el mundo dice: Sacrificio y ofrenda no quisiste; Mas me preparaste cuerpo. Holocaustos y expiaciones por el pecado no te agradaron. Entonces dije: He aquí que vengo, oh Dios, para hacer tu voluntad, Como en el rollo del libro está escrito de mí. Hebreos 10.5,7. Por la voluntad del Padre, somos santificados por la ofrenda en la cruz, del cuerpo de Jesucristo hecha una vez para siempre, Hebreos 10.10.

Él, Cristo, ofreció un solo sacrificio por los pecados de todos los tiempos, Hebreos 10.12.

  1. Movimiento cristianos más allá de los sacrificios de animales en el altar de los holocaustos del antiguo pacto. Ellos vienen a Cristo Jesús, el Único y Verdadero sacrificio, y salpicados de sangre, en el Padre, Hebreos 12.22,24. El Señor Jesús puede también salvar perpetuamente,  completo y perfectamente, y para todos los tiempos y la eternidad, a aquellos que se acercan a Dios, el Padre, a través de Él, Hebreos 7.25.
  2. Ser desnudados, tiene el significado espiritual, de ser expuesta la naturaleza pecaminosa, génesis 3.10. La humanidad, es carne, en un sentido de corrupción absoluta, génesis 6.3,5. Para los cristianos, los calzones significan, ser vestíos del Señor Jesucristo, y no hacen caso de la carne con respecto a sus concupiscencias, Romanos 13.14. Nuestra naturaleza carnal está bajo la maldición de Dios, Jeremías 17.5.
  3. Dios el Padre, pidió a la novia: ¿Estás dispuesta a estar de pie justamente delante de mí? Esta frase es una verdadera definición de la justicia. La túnica de lino blanco, era la prenda básica de los hijos sacerdotales de Aarón, Éxodo 39.27. La túnica blanca para el sacerdocio de Melquisedec representa, el manto de Cristo, su justicia, en la que nos encontramos delante de Dios, Isaías 61.10; Apocalipsis 19.8. La única justicia que honra al Padre, es Su Hijo, Romanos 10.3,4; 2 Corintios 5.21.
  4. Eliseo le dijo a su siervo, ciñe tus lomos, y pasa rápidamente a hacer un recado urgente para él, 2 Reyes 4.29. El significado físico de la frase era doblar su larga túnica bajo su cinturón o faja, para que pudiera moverse con rapidez. La dimensión espiritual es que su siervo debe ser fiel en obedecer a su amo. La banda usada por los sacerdotes de Cristo, son como un cinturón alrededor de la túnica, Levíticos 8.13. Las Sagradas Escrituras, llama fidelidad, el cinturón alrededor de la cintura de Cristo, Isaías 11.5. Sólo Él es fiel, apocalipsis 1.5.
  5. El Padre pide a la prometida, consagrar todas las funciones de la cabeza para ser de Su Hijo. Dios se comunica con los videntes a través de los cinco sentidos del cuerpo y la mente. Los videntes por lo tanto, el pueblo de Dios, es llamado, la cabeza, Isaías 29.10.
  6. Jesús es la cabeza cubierta de su querida prometida, Efesios 4.15. Caminan bajo su favor, protección y autoridad. Esto es necesario para que sus sentidos y mentes, no sean extraviados de la sincera fidelidad a Cristo, 2 Corintios 11.2,3.
  7. El aceite es un símbolo del Espíritu Santo. El Padre ungió a Jesús conel Espíritu Santo, Hechos 10.38. El Cristo ascendido derrama su unción sobre discípulos obedientes que buscan la plenitud del don del Espíritu Santo, Hechos 10.44,47; Hechos 5.32.
  8. El aceite de la unción del Espíritu Santo a través de Cristo, nuestroSumo Sacerdote, es como el buen óleo sobre la cabeza, el cual desciende sobre la barba, la barba de Aarón, que desciende hasta el borde de sus vestiduras, Salmo 133.2. Parte de esta unción sacerdotal es la preciosa, unidad del Espíritu en el vínculo de la paz, entre los hermanos, Efesios 4.3.
  9. Dios le dijo a Moisés: Tú matarás el carnero, de la ordenación, y tomarás de su sangre y la pondrá sobre el lóbulo de la oreja derecha de Aarón, sobre el lóbulo de la oreja derecha de sus hijos y sobre la los pulgares de sus manos derechas y sobre el dedo pulgar de su pie derecho, Éxodo 29.20. La sangre representa la limpieza del uso injusto, no sólo de las orejas, las manos, y pies, sino también de todo el cuerpo, Hebreos 9.22; 1 Juan 1.9. Sacerdotes de Cristo han de presentar los miembros de sus cuerpos, como instrumentos de justicia para Dios, como, un sacrificio vivo y santo, Romanos 6.13; Romanos 12.1.
  10. El centro de toda la creación, es la sangre rociada de Cristo en el Padre. Cristianos han llegado a Dios, el Padre, a los espíritus de los justos los santos, a Jesús y a la sangre rociada, del nuevo pacto, Hebreos 12.23,24; Colosenses 3.3.
  11. Carne de los animales y el pan, que se ofrecerán en el altar, se colocaron en sus manos para invertirlos con las funciones de la orden sacerdotal, Éxodo 29.22,24. Su función principal en la corte, era presentar sacrificios en el altar. Los cristianos también han nacido en la familia sacerdotal de Dios por su nacimiento espiritual, Apocalipsis 5.9,10. Se trata de manifestar la vida victoriosa del Señor Jesús, el Sumo Sacerdote, sobre todo enemigo, según el orden de Melquisedec, Hebreos 7.15,17.
  12. Los sacerdotes Aarónico levantaron sus manos que estaban llenas de elementos para los sacrificios en el altar. Ellos los trasladaron de un lado a otro delante de Dios como una ofrenda mecida, Levíticos 8.25,27. En una ofrenda mecida por el sacerdote oficiante, en este caso, Moisés, con cita de Dios, recibe más tarde su parte de los sacrificios del altar, Levíticos

8.29. El sacerdocio cristiano presenta al Padre la ofrenda mecida, que es Cristo en la cruz y la resurrección. Porque Él murió y resucitó, mueren y vuelven a subir con Él, Romanos 6.8,13. Ellos están, llevando siempre, en, su cuerpo la muerte de Jesús, y la resurrección, para que la vida de Jesús se manifieste en su cuerpo, 2 Corintios 4.10.

  1. Los cuatro seres vivientes y los veinticuatro ancianos se postraron delante del Cordero y cantaban un cántico nuevo, Apocalipsis 5.8,9. Escritura registra que el consejo celestial de la vida criaturas y los ancianos cantan juntos.
  2. El consejo celestial comienza su canto de alabanza y de oración paraque Dios llame a los sacerdotes eternos de Cristo, los hombres y las mujeres de la tierra, Apocalipsis 5.9,10. Estos sacerdotes se unirán en cantos de alabanza y acción de gracias a Dios.
  3. El final se refiere a los últimos días del planeta tierra tal como la conocemos, 1 Pedro 4.7. Después de un muy oscuro tiempo de tribulación en la tierra, Cristo regresará para establecer Su Reino aquí, Apocalipsis 11.15,17. El Padre es misericordioso para derrocar tanto la regla satánica en la tierra.
  4. El Padre dará a conocer a Jesús a romper el sello que se iniciará el llamado a luz del primicias sacerdotes, Apocalipsis 5.5. Escritura describe lo que será como cuando están en el espíritu con su Sumo Sacerdote, Cristo Jesús, ante el Padre en el cielo, Apocalipsis 14.1, 4. Hay primicias de sacerdotes en cada generación.
  5. Los veinticuatro ancianos llevan coronas de oro que representan su autoridad celestial, apocalipsis 4.4. En ocasiones, echarán sus coronas delante del Trono, para significar su completo amor y sumisión a la autoridad suprema del Padre, Apocalipsis 4.10.
  6. Los cuerpos de estos sacerdotes estarán en la tierra, pero sus espíritusvivirán con Cristo en la Padre que está en los cielos, Colosenses 3.3. Ellos bendicen al Padre con una vida de oración y alabanza, así como Cristo Jesús, el Sumo Sacerdote lo hace con un corazón de amor, Hebreos 7.25; Hebreos 2.12.
  7. Lucifer, el querubín magnífico antes de rebelarse, tenía un lugar en el corazón de Dios, Ezequiel 28.14. El Padre y el Hijo son el templo eterno en el nuevo cielo, Hebreos 12.22,24;, Apocalipsis 21.22. El círculo se completa cuando la dotación completa de primicias de sacerdotes de todas las edades está compartiendo en la adoración de Dios.
  8. Dios llama, primicias, a los sacerdotes de todas las generaciones. Los que aún viven en la tierra revelan Su Gloria Divina en este planeta. Sus corazones se manifiestan con el corazón de Cristo, como una llama de amor al Padre, cantares 8.6; Juan 17.26.
  9. Uno de los veinticuatro ancianos dijeron, El León de la tribu de Judá, la raíz de David, ha vencido para abrir el libro y desatar sus siete sellos, Apocalipsis 5. 5. Jesús, el Cordero rompió uno de los siete sellos, y más adelante comenzó la serie de juicios de Dios que llevó hasta el final, apocalipsis 6.1. La justicia de amor puro, morará en la tierra de nuevo, cuando el Reino del Señor Jesús se establezca aquí, Apocalipsis 11.15.
  10. Aarónico sacerdotes, ante el altar de los holocaustos, levantaban sus manos que estaban llenas de los elementos del sacrificio allí. Ellos movían sus manos de lado a lado como una onda, ofreciéndolo a Dios, Levíticos 8.25,27. La ofrenda del cristiano, es el sacrificio de Cristo en el altar de la Cruz, se deja en el patio exterior. Cuando uno entra en el Lugar Santo, otros aspectos del Ministerio de Jesús deben ser presentados como  una ofrenda.
  11. El candelabro de oro, Jesús dijo: Yo soy la luz del mundo, Juan 8.12;

Génesis 1.3. También dijo de los creyentes, vosotros sois la luz del mundo, Mateo 5.14. Mientras permanecemos en Él y Sus Palabras permanecen en nosotros, nos convertimos en la luz de Dios que brilla a través de nosotros, Juan 15.7. La mesa de la proposición, el pan de la Presencia, en hebreo literal es, cara, llamado, pan de la proposición, la cual es un prototipo del cuerpo de Cristo en la Cena del Señor, Éxodo 25.30. Del mismo modo, el vino sacramental prefigura Su Sangre, 1 Corintios 10.16. El vino está implícito, en Éxodo 25.29, cuando los tazones con la cual se vierten las libaciones, se establecieron en la mesa, libaciones de vino derramado a Dios, Levíticos 23.13.

  1. Dios colocó el altar santísimo del incienso, directamente delante del velo que separa el lugar santísimo, Éxodo 30.1,10. Representaba oraciones perpetuas a Dios, Éxodo 30.8; Efesios 6.18. El altar original del incienso se sigue utilizando ante el Trono de Dios en el cielo, Apocalipsis 8.3,4.
  2. Otro ángel vino y se paró ante el altar del incienso, con un incensario de oro, y mucho incienso se le dio a él, para que lo añadiera a las oraciones de todos los santos sobre el altar de oro que estaba delante del Trono. Y el humo del incienso, con las oraciones de los santos, subió delante de Dios, de la mano del ángel, Apocalipsis 8.3,4.
  3. Los que son sacerdotes primicias, aprehenden la fragancia del incienso que inhalan. Todas las oraciones de los cristianos a través de Cristo Jesús, son un incienso que inhala Dios, y representa su fragancia subiendo al Padre, 2 Corintios 2.14,15.
  4. Un velo separa el lugar santísimo del lugar santo en el desierto del tabernáculo. El santo de los santos contenía, el propiciatorio sobre el arca del testimonio, y las tablas de las leyes de Dios, Éxodo 26.33,34.
  5. Y Jesús, dando un fuerte grito, expiró. Entonces el velo del templo se rasgó en dos, de arriba a abajo, Marcos 15.37,38.
  6. Una vez al año, el sumo sacerdote Aarón, rociaba la sangre de los sacrificios de animales en el asiento de la misericordia, en el lugar santísimo, en el tabernáculo del desierto, Levíticos 16.14,15. Desde la muerte y resurrección de Cristo, Su sangre está sobre el propiciatorio del arca del Pacto en el cielo, Hebreos 9.11,12.
  7. Moisés puso algo del incienso santísimo, delante del arca del pacto que permanece sin quemar, como un símbolo de la dulce fragancia de la intercesión de Cristo al Padre directamente, Éxodo 30.35,36. El incienso quemado, aumenta el humo y representa las oraciones de los creyentes en la tierra, ascendiendo a través de Cristo al Padre, Apocalipsis 8.3,4.
  8. Así que, hermanos, teniendo libertad para entrar en el Lugar Santísimo por la Sangre de Jesucristo, por el camino nuevo y vivo que Él nos abrió a través del velo, esto es, de su carne, en la Cruz, y puesto que tenemos un Gran Sacerdote sobre la casa de Dios, acerquémonos con un corazón sincero, en plena certidumbre de fe, Hebreos 10.19,22.
  9. Moisés roció a Aarón y a sus hijos, y las vestiduras con el aceite de la unción y de la Sangre, desde el altar de bronce para consagrarlos, Levíticos 8.30. Los sacerdotes de Cristo, participan en la unción del aceite del Espíritu Santo que Cristo recibió, Hechos 10.38. Su sangre santifica, consagra a Dios, Hebreos 13.12.
  10. Los cristianos deben ser ordenados sacerdotes para siempre, llenándolos con la muerte victoriosa y la vida de resurrección de Cristo Jesús, que se manifiesta por el Espíritu, 2 Corintios 4.10,11. Véanse las notas 18 y 19. La etapa final de su consagración, es la aspersión con la sangre de Cristo y la unción del aceite del Espíritu Santo. Están apartados como santos a Dios para siempre. Ver el recuadro en la página 228 con respecto a la primera etapa, y la nota 40 con respecto a la etapa final de la consagración.
  11. Después de su ordenación y consagración, los sacerdotes Aarónicos, estuvieron encerrados con Dios, en el santuario durante siete días, Levíticos 8.33. Dios ratificó su sacerdocio a través de la iluminación de Su Palabra, el candelabro de oro, la comunión con Él, el pan de la Presencia, la oración y la alabanza a Él, en el altar del incienso.
  12. ¿Qué tienes que no hayas recibido, por medio de Cristo Jesús? Pero si lo recibiste, ¿por qué te jactas como si no lo hubieras recibido?, 1 Corintios 4.7. Cristo es todo y en todas las cosas, Colosenses 3.11.
  13. La primera instancia de un shofar o cuerno de carnero que salió en las Escrituras, anunció a Dios bajando en el Monte Sinaí para satisfacer a los israelitas, Éxodo 19.13, 16. Cristo volverá por su querida prometida, con un grito, y con trompeta de Dios, 1 Tesalonicenses 4.16.
  14. El autor de Hebreos, afirma que el Salmo 45 se refiere a las bodas del Rey Jesús, Hebreos 1.8,9. Sus prendas, se dice que están perfumadas con mirra, áloe y casia, Salmo 45.8. Hay otras nueve especies que forman el conjunto, de la fragancia de Cristo a Dios, el Padre, 2 Corintios 2.15. Todas las especias se intensifican cuando la novia viste el vestido pacto, porque revela la más profunda, y el más dulce misterio de amor de Cristo hacia el Padre y los demás, Colosenses 2.2,3; Colosenses 3.12,14; Efesios 3.19.
  15. Cuando Rebeca, la novia de Isaac, lo vio por primera vez, ella tomó el velo y se cubrió a sí misma, génesis 24.65. El velo representa la gracia divina, la gracia que rodea los corazones que han sido apartados para el Señor, Salmo 5.12.
  16. Las cinco primeras palabras de esta bendición de la fecundidad, fueron pronunciadas por la familia de Rebeca a ella, Génesis 24.60. Estaba saliendo de su casa para viajar a una tierra extraña para casarse con Isaac, Génesis 24.58,59. Dios bendijo a Adán y Eva antes de su unión, con estas palabras que empiezan: Sed fecundos y multiplicaos, Génesis 1.28.
  17. El novio, en los tiempos bíblicos, daba un grito a su llegada a la casa de la novia: Aquí viene el esposo, Salid a él, Mateo 25.6.
  18. El Espíritu Santo participa en la ceremonia. El poder y la justiciarepresentada por un caballo blanco en la Escritura, es símbolo del Espíritu Santo, Apocalipsis 19.11, 14.
  19. Jesús lleva una corona de oro en la cabeza, Apocalipsis 14.14. En antiguas ceremonias esponsales judías, tanto la novia como el novio, llevaban coronas. Se les trata como a un rey y una reina ese día.
  20. La cantidad de veinticuatro asistentes trae la alegría de la novia y el novio y el conjunto de la familia celestial, Isaías 62.5.
  21. Todo el cielo se regocijará en el día futuro, cuando las bodas del Cordero, hayan llegado y Su esposa, se ha preparado, Apocalipsis 19.7. Dios grita con voz de alegría, Salmo 47.1.
  22. Estas son las primeras cinco palabras del saludo exultante que la granmultitud le dio a Jesús, cuando Él entró en Jerusalén montado en un burro joven: Bendito el que viene en nombre del Señor, el Rey de Israel, Juan 12.12,13. Ahora Él viene a caballo en el cielo como el Rey de la creación, como Señor de todos, Hechos 10.36. Jesús dijo que no regresaría por Su novia hasta que digan las palabras: Bendito el que viene en nombre del Señor, Mateo 23.39.

AQUÍ TERMINAN LOS COMENTARIOS DEL CAPÍTULO DIEZ.

Capítulo Once.

CEREMONIA FORMAL DE CASAMIENTO

Jesús desmontó del caballo blanco. Inmediatamente, se volvió para ayudarme. Sosteniéndome por la cintura, me hiso descender sobre el mar de cristal.

Al pasar por delante de Él, Él aspiró el aroma liberado de la túnica del pacto. Él dijo: Usted ha hecho latir mi corazón más rápido, mi hermana, mi novia.

Por un momento, nos quedamos mirándonos el uno al otro. Entonces, tanto Él como el caballo blanco, desaparecieron.

ASISTENTES ANGÉLICOS.

Los veinticuatro asistentes angelicales aparecieron cerca de mí en el mar de cristal. Ellos se ocuparon de prepararme para la ceremonia. Alisaron la prenda del pacto y me enderezaron el velo. A medida que me arreglaban, sonreían, a veces para tranquilizarme. De repente me di cuenta de que estaba frente a toda la asamblea de los cielos. El esplendor colectivo ante mí, era abrumador.

EL SALÓN DEL TRONO.

El mar de cristal estaba lleno de ángeles y de los redimidos. Los ángeles también llenaron la atmósfera superior.

Todos vestían de blanco. Había miles y miles de personas reunidas. Brillaban como el hielo en un soleado día de invierno. Ellos brillaron. El más brillante de todos ellos era la Gloria de mi Padre. Su Luz Blanca penetrante en el centro del Trono, irradiada hacia un arco iris de colores vibrantes.

Muchos estudiosos creen que los ancianos, son los ángeles mayores que tienen la supervisión de la administración de otros ángeles y del universo de Dios.

Los veinticuatro ancianos señoriales lo rodeaban. Ángeles de Su Presencia, se pusieron junto al altar del incienso delante del Trono. Los cuatro seres vivientes llenos de ojos, lo observaban todo. Los enormes querubines a cada lado del Trono miraban a través de la intensa luz.

Las siete antorchas, simbolizan los atributos del Espíritu Santo que arden aún más brillante delante del Padre. Las siete grandes llamas de fuego o antorchas, son manifestaciones del ministerio séptuple del Espíritu, que se ven en plenitud, en Cristo Jesús, Apocalipsis 3:1; Apocalipsis 5:6; Apocalipsis 4:5; Isaías 11:2.

PLANETAS Y ESTRELLAS.

En medio de este esplendor impresionante, las imágenes de los planetas y de las estrellas estaban pasando ante su Creador. La creación misma iba marchando, en homenaje a su Rey.

Una vez más, un único ángel cantó:

Bendito el que viene.

Bendito el que viene.

DOSEL DE LUZ.

Mi Padre celestial entrelazó los dedos de Sus Manos de Luz. Lentamente estiró los brazos sobre el mar de cristal. Sus manos ahuecadas en una cúpula, formaron un dosel. Entonces Jesús, más hermoso que toda la creación, dio un paso por debajo de este pabellón. Iba vestido de blanco y con una corona de oro sobre Su cabeza.

La palabra hebrea para una cubierta o cámara, es jupá o chuppah. En las ceremonias judías de casamiento el Jupá, es una gran pieza cuadrada de tela sostenida por cuatro postes.

Las imágenes de las estrellas y de los planetas se detuvieron en su lugar. Las siete llamas de fuego dieron la vuelta al círculo del área del dosel o jupa. Ahora, el Padre, Hijo y Espíritu Santo, se manifestaron juntos en la ceremonia.

En las ceremonias de casamiento, Dios es bendecido antes de que sean bendecidos la novia y el novio. Esta costumbre se deriva del hecho de que Melquisedec, sacerdote del Dios Altísimo, bendijo a Dios primero cuando él bendijo a Abraham, Génesis 14:19-20.

Así extraordinariamente emocionante fue ver la poderosa asamblea que estalló en elogios:

Gloria al Cordero.

Gloria al Rey.

Gloria a los tres en uno.

Que repique la exaltación.

LA PROCESIÓN.

Los veinticuatro asistentes comenzaron a avanzar de dos en dos. Había temor en su reverencia. Yo recordé las palabras del Salmo 2:11: Servid a Jehová con temor, y alegraos con temblor.

Cuanto más cerca estos ángeles estaban de las manos de mi Padre, que asían de dosel, más brillantes brillaban. Pude entender por qué mi Padre los llama estrellas. Eran como las lámparas brillantes o antorchas.

Las antorchas simbolizan el fuego de Dios en el Monte Sinaí, donde la entrega de la ley es vista por los Judíos, que representa su compromiso con Dios, Deuteronomio 5:23; Éxodo 19:18.

Dos de estos ángeles permanecieron conmigo para ayudarme a seguir adelante en el momento adecuado.

Cuando los otros asistentes se habían instalado fuera de las siete llamas de fuego, los ángeles me indicaron que ahora debería moverme hacia el dosel. Tragué saliva. Comencé a caminar hacia Jesús, sintiéndome muy pequeña entre este impresionante conjunto. Me maravillé que las estrellas y los planetas serían testigos de la ceremonia también. Entonces toda la reunión se puso a cantar. A medida que alababan a nuestro Dios, perdí mi nerviosismo, y mi corazón se aceleró con la esperanza.

EXALTACIÓN.

Más brillante que mil soles,

Es el Hijo de Justicia,

A través de los cuales se iniciaron todas las cosas. En el cual todas las cosas son bendecidas.

Inclínate ante Su Majestad.

Creador de la tierra,

Gloria a Aquel, aun tres, Glorias a nuestro Dios.

Innumerables, incontables miles, Inclínese delante de Su Trono.

Innumerables, incontables miles, Adoren sólo a Dios.

Él creó los cielos y la tierra, Y el vasto plan de la Eternidad.

Por medio de Su Palabra,

Por medio de su palabra hace nacer, Las bendiciones de Su Mano.

Potencia esconde Él en Su mano, Luz en Su Hijo.

Despliega misericordia como un palmo,

Dios te salve, grande, Tres en Uno. Amén.

Dios tiene rayos intermitentes en Sus Manos, y allí está el escondedero de Su Poder, Habacuc 3:4. La Mano del Padre está representado por el Poder del Espíritu Santo en silencio y discretamente extendido sobre toda la creación para cumplir la voluntad de Dios, Ezequiel 37:1-2 Crónicas 20:6; Lucas 1:64-66.

LA CASA DE MI PADRE TERRENAL.

A medida que continuaba adelante, vi a muchos, a algunos reconocí en la multitud. Algunos eran parientes que habían muerto en los últimos años. Mi padre terrenal estaba entre ellos. Pero mis ojos y mi atención estaban solo sobre DIOS, en quien estaba pensando. Pensé en el Salmo 45:10-11: Olvídate de tu pueblo y de la casa de tu padre, y luego el Rey deseará tu belleza.

Me hizo sentir que estaba siendo trasladada de la casa de mi padre terrenal a la morada de mi marido celestial. También entre los reunidos estaban los ángeles que se me asignaron. Algunos a quienes conocía. Y a algunos que aún no conocía. Pero yo podría decir que estos eran ángeles asignados para ayudarme porque estaban sonriendo ampliamente.

LA CASA DE MI PADRE.

Cuando me acercaba a la pequeña casa de luz creada por las manos de mi Padre, yo quería compartir mi consentimiento. Quería decir: Sí, sí, estoy de acuerdo, a los tres miembros de la Trinidad. Me sentí tan ligera como un soplo de aire. Yo era una montaña de alegría.

Jesús me sonrió mientras pasaba una de las manifestaciones del Espíritu Santo, estacionados alrededor del perímetro del dosel formado por mi Padre.

La ley bíblica requiere que la futura novia dé libremente su consentimiento.

MI CONSENTIMIENTO.

Entonces di un paso por debajo del dosel de mi Padre, no podía contener mi alegría más. Empecé a caminar a través de la aceptación. Los movimientos eran como un baile majestuoso. Di la vuelta a Jesús tres veces, un giro para cada miembro de la Trinidad. Mientras tejía suavemente entre las poderosas linternas del Espíritu Santo, me desbordé de amor por los tres. Al igual que Rebeca, quería decir: Voy a ir con este hombre. Empecé a cantar una nueva canción.

La novia judía, comienza la ceremonia de casamiento bajo la jupá, encerrando en un círculo al novio, tres, o más, veces.

CANCIÓN DE LA NOVIA.

Óyeme, tú gran Redentor bendito,

En lo profundo de mi corazón, Encontrarás el descanso; Tú, que me diste a luz a tu parte.

Me llamaste para proponerme que yo sea tu novia.

Me regocijo en ti solo,

Y tomo su corazón para ser mi casa.

Amante, amigo, Redentor, Hijo,

Eterno marido, hazme una contigo. Amén.

Por el Espíritu, y del agua de la Palabra de Cristo, nacemos de nuevo y al mismo tiempo el Padre nos da al Señor Jesús como nuestro prometido, Juan 3:5; Juan 17:2.

UN MOMENTO PRIVADO.

Cuando el tercer circuito se había terminado, me senté a la derecha de Jesús. Había dado públicamente mi consentimiento ante una multitud de testigos. Él me miró a los ojos y me habló en privado: Ponme como un sello sobre tu corazón, como un anillo de señal sobre tu dedo.

Según la costumbre judía, la novia se encuentra a la derecha del novio bajo el dosel.

BAJO SU CUBIERTA.

Suavemente un talit se asentó sobre nuestras cabezas.

El talit, es un accesorio religioso judío en forma de chal. En algunas ceremonias de casamiento judío, un talit se coloca sobre la pareja, para indicar que el hombre asume la protección y provisión para su futura esposa.

Jesús habló de nuevo, esta vez de una manera pública de testimonio:

Yo te desposaré conmigo para siempre. Te desposaré conmigo en justicia y en derecho, en la misericordia y la compasión, te desposaré conmigo en fidelidad, y tú conocerás a Dios.

UN ANILLO MÁS PRECIOSO QUE EL ORO.

Luego levantó mi velo un poco, tomó mi mano derecha en las suyas. Sostuvo mi dedo índice derecho encerrado dentro de su mano derecha, mientras hablaba: He aquí, que tú eres consagrada para Mí.

La luz de oro abarcaba mi dedo índice derecho. De mi dedo la propagación de la luz recorría sobre todo mi ser.

El dar y el recibir un anillo, o algo de valor conocido, cambia el estado de ambos para las personas casadas.

Las manos de mi Padre de Luz, se convirtieron en un capullo brillante.

Además de Jesús, al único que pude ver fue al Espíritu Santo la cual se manifestó en forma de columnas de fuego. La luz se hizo más y más intensa. Vi a dos blancas águilas dando volteretas.

MAHANAIM.

Luego, lentamente, como en una danza ritual de pájaros, me sentí suspendida dentro de la deslumbrante luz y fuego. Era como que Jesús y yo comenzáramos una estilizada danza de cortejo. Sentí que yo era vapor y que podría ser inhalada, y que el vapor podría irse en el fuego y la luz.

Mahanaim, significa dos empresas  o campamentos. El significado espiritual de las dos compañías, es que el cielo y la tierra se unen.

Esta era la luz que podía ser respirada. Era la luz que estaba viva. Pasó por mí como si yo no estuviera allí en absoluto. Me convertí en uno con la luz en un baile con Él. Era como si dentro de la luz y el fuego, yo también me convertí en luz y fuego. Estábamos vaporosos, mezclados, dando vueltas, estábamos homogeneizados, pero distintos; fundidos, pero separados. Luego los dos nos hicimos totalmente, separados de nuevo.

Este baile implica el Espíritu de Jesús y la prometida. La unión más profunda tiene lugar después que el cristiano madura en el proceso de santificación.

A pesar de que este baile comenzó lentamente, se aceleró a la velocidad de un rayo. La danza era un rayo de fuego y luz glorioso en extremo.

CANCIÓN DE CUNA A LA CREACIÓN.

Entonces, como si de algún silencio suspendido, empecé a escuchar a mi Padre cantar. Fue un sonido creativo, una canción de cuna desde el Corazón de Aquel que canta a su creación, de aquel que sostiene todas las cosas por la Palabra de Su Poder.

El Padre por medio de Cristo, sustenta todas las cosas con la Palabra de Su Poder, Hebreos 1:3. En Cristo, todas las cosas subsisten, Colosenses 1:17.

Él había dado al universo de sus sonidos, para que todos puedan cantar de nuevo a Él. En este raro silencio suspendido, podía oír el sonido singular liberado de toda la creación. Desde lo profundo de Sí Mismo, nuestro Dios, como un Padre meciendo a su hijo, cantó con amor a su universo. Sentí la perfecta Unidad dentro de la Divinidad, Su armonía. Al ser llevada a la Divinidad, comencé a experimentar Su Unidad. Compartí Su Unicidad.

Jesús me estaba dando los deseos de mi corazón. Como Él había jurado, en mayor medida comencé a conocer a Dios.

REGRESANDO A LA CEREMONIA.

Desde este lugar suspendido, fui consciente de nuevo, de la ceremonia. Las Manos mi Padre formando un dosel, las siete antorchas de fuego, Jesús, los asistentes, los ángeles y los redimidos, todo vino de nuevo a mi mente. Estaba una vez más, debajo del dosel con Jesús. Un grito jubiloso provenía de los reunidos. Juntos proclamaron: Consagrada.

Todo el servicio del casamiento se llama en hebreo kiddushin, una palabra que significa consagración. La novia y el novio se distinguen entre sí ante Dios.

CELEBRACIÓN.

El salón del Trono estalló en celebración. Los que estaban bailando empezaron a acercarse a nosotros, y nos desearon lo mejor. Jesús tocó una mano tras otra. Estaba sonriendo, pero un poco aturdido. Jesús me miró. Luego de hablar con afecto a los que estaban llegando hacia nosotros, dijo: Por favor, disculpe. Sonriendo, tomó mi mano y me dijo: Vamos.

COMENTARIOS BÍBLICOS DEL CAPÍTULO ONCE.

  1. En Cantar de los Cantares 4.9, el Señor Jesús llama a su querida prometida, Mis hermana, ya que, son todos hijos de Su Padre; razón por la cual no se avergüenza de llamarlos hermanos, a los hombres y mujeres, Hebreos 2.11.
  2. El Trono del Padre es un magnífico asiento de la luz, en la que Él se sienta, Apocalipsis 4.2,3; Apocalipsis 5.7; Mateo 23.22. Su forma es de blancura incomparable. La luz gloriosa que Jesús manifestó en una ocasión en la tierra era similar a este brillo, Mateo 17.2. El Padre es verdadera luz, 1 Juan 1.5. La Luz Divina es la iluminación en el cielo, Apocalipsis 21.23. Las Escrituras comparan, la mitad superior de la esfera radiante de colores incomparables que rodean al Padre, con un espléndido arco iris, Ezequiel 1.28; Apocalipsis 4.3.
  3. Los veinticuatro ancianos alrededor del Trono del Padre, son los que tienen la autoridad gubernamental y fieles de la antigüedad. Sus leyes delegadas a ellos, se ve en las coronas que llevan que a veces echan ante el Padre, postrándose en adoración, Apocalipsis 4.4,10. También alaban a Dios en el canto y el habla, tocan instrumentos musicales, y presentan algunas de las oraciones de los santos al Padre, Apocalipsis 5.8,9.
  4. Los ángeles de Su presencia, tienen su posición, en las proximidades del Padre, para servir a Él, Lucas 1.19; apocalipsis 8.2. Algunos de ellos ofrecen oraciones de los santos en la tierra para Él, desde el altar del incienso, Apocalipsis 8.3,4. Por favor, véase la nota 2 del capítulo 1.
  5. Rodeando el Trono, están los cuatro seres vivientes, que son una de las formas de los distintos tipos de querubines, Apocalipsis 4.6,8; Ezequiel 10.14,15; Ezequiel 1.5,10. Ellos, dan gloria y honra y alabanza, al Padre, en nombre de toda Su creación, Apocalipsis 4.9. Representan cuatro grandes divisiones de las criaturas: el león, representa las bestias salvajes que viven; el becerro, representa los animales domésticos; el hombre, representa la humanidad; y el águila en vuelo, representa las aves, Génesis 9.8,10. Sus muchos ojos indican la exhaustividad de la percepción espiritual, la comprensión y el aprecio de Dios Padre, en lo que se refiere a las criaturas, 1 Corintios 2.9,10, 14,15.
  6. La raíz hebrea de la palabra querubín significa, sostener algo en su custodia. Dos querubines están estacionados debajo de los brazos del Trono del Padre, Salmo 99.1; Ezequiel 10.1. Sirven como un Guardia de honor para defender la Gloria de Dios Todopoderoso, Ezequiel 10.18,19. Ambos querubines son una combinación de una de las cuatro categorías principales de los seres vivos, porque Dios los creó para que vivieran juntos en armonía, Génesis 2.19,20. Cada querubín tiene la cara de un hombre, las alas de un águila, una parte del cuerpo de un león, y la otra parte la de un buey.
  7. Los planetas y las estrellas son parte de toda la creación que aguardan la manifestación de los hijos herederos de Dios. Toda la creación, incluyendo los cuerpos celestes, serán libertados de la esclavitud y la corrupción, y participarán de la libertad gloriosa de los hijos de Dios, Romanos 8.19, 21. Dios, convoca a los cielos, Salmo 50.4. Cuando, Él llama a una asamblea, ¿qué puede contenerlo Él?, Job 11.10. Las imágenes de los planetas y las estrellas, con el sol y la luna, y están de pie en su lugar, rinden homenaje a Dios que los hizo, los colocó, los cuenta, los nombra, hace que salgan, y los sostiene a cada uno, Génesis 1.14,18; Salmo 147.4; Isaías 40.26.
  8. La jupá, puede representar el lugar en la casa de su padre, que el novio en el antiguo Israel tenía preparado para la pareja, para comenzar la vida juntos. Para los cristianos, nuestro Padre Dios, forma un dosel con las manos, para significar lo que el Señor Jesús está llamado, La casa de mi Padre. Allí Cristo vive dentro de Su Padre y prepara un lugar para sus discípulos, Juan 1.18; Juan 14.2,3; Juan 17.24. Los cristianos deben permanecer en espíritu, a pesar de que caminan y trabajan en la tierra, Juan 15.4; Colosenses 3.3. En los esponsales judíos, las palabras, Bendito el que viene, se cantaba cuando el novio se aproximaba a la jupá. Estas mismas cinco palabras fueron gritadas por la multitud de los discípulos, que le dieron la bienvenida a Jesús en Jerusalén, Mateo 21.9.
  9. En las Escrituras, las vestiduras blancas, representan la pureza, apocalipsis 3.5. Durante el antiguo compromiso de la novia y el novio judío, llevaban ropas blancas. Cristo Jesús se compromete con la novia a en la pureza, los que no han manchado sus prendas de vestir, y, andarán conmigo en vestiduras blancas, dijo el Señor, Apocalipsis 3.4. El apóstol Juan vio a Jesús en el cielo con una corona de oro sobre su cabeza, Apocalipsis 14.14. El griego de la palabra que se usa aquí para la corona, significa honor y bendición en lugar de autoridad. Es como una corona otorgada a los que triunfan. El Señor Jesús entra en la jupá primero, y da la bienvenida a su prometida. Esta costumbre comenzó en la primera boda. Dios le trajo a Eva hasta donde estaba Adán, quien ya estaba en el jardín, génesis 2.22.
  10. La ley bíblica requiere dos o tres testigos para el establecimiento de una cuestión. Esto se aplica en la caso del antiguo compromiso de la novia y el novio, Deuteronomio 19.15. Los dos elementos esenciales constituyen un compromiso judío válido, la cuales son:

1) La entrega de un anillo, o algún objeto de valor reconocible a la novia que lo acepta.

2) Este hecho es atestiguado por dos personas de buena reputación. El Padre de Jesús, ósea Dios, y el Espíritu Santo, el amigo del esposo, son los dos testigos oficiales, así como dos asistentes habituales del Esposo.

  1. Gran elogio estalló en el cielo en este compromiso, donde las tres personas de la Trinidad son ahora manifestadas en el dosel.
  2. La costumbre de que la novia tiene asistentes, se encuentra en la Biblia, 1 Samuel 25.42; Salmo 45.14; Mateo 25.1. Estas damas de honor en la Biblia, eran vírgenes.
  3. Los veinticuatro asistentes, también sirven para el uso antiguo de antorchas o lámparas de escolta para cuando la novia camina hacia el novio. Antorchas para acompañar a la novia también indican alegría. La alegría de los veinticuatro asistentes aumentó a medida que se acercaban a la Trinidad de Dios en la jupá, haciendo que la luz en ellos, brillara más brillante, Salmo 45.14,15.
  4. Este versículo es parte de la canción que acompaña la procesión de la jupá. En las ceremonias judías, es una costumbre tocar música que se elige con mucho cuidado, cuando la novia se dirige al dosel o Jupá. La música exalta a Dios.
  5. Hay una diferencia entre una luz y la otra luz, aunque son la misma luz. Una luz es la luz verdadera de Dios, Juan 1.5, 9. Cristo Jesús dijo: Yo soy la luz del mundo, y cualquier persona, que me sigue no caminará en la oscuridad del pecado y de la muerte, sino que tendrá la luz de la vida, Juan 8.12; Romanos 8.2. Cristo Jesús, es también la luz de la revelación del Padre, Juan 14.9.
  6. La familia de Rebeca, le preguntó si estaba dispuesta a acompañar a la caravana del siervo de Abraham a la tierra de Canaán, para ser la esposa de Isaac. Y Rebeca dijo: Yo iré, Génesis 24.57,58. La Trinidad es la familia eterna de Dios. Esperan a cada cristiano para dar su pleno consentimiento para su compromiso con el Señor Jesús.
  7. Una de las razones bíblicas donde Dios promete que Él desposará a su pueblo consigo mismo, en tres formas, se encuentra tres veces en, Oseas 2.19,20. La prometida aquí rodea al Señor Jesús, tres veces en el reconocimiento de las tres personas de la Trinidad. Estos movimientos expresan el consentimiento a cada uno de ellos.
  8. Véase la nota 16 de este capítulo.
  9. Después de que Cristo murió en la Cruz, un soldado clavó una lanza en Su Corazón. Sangre y agua milagrosamente se derramó de su costado, Juan 19.32,35. La sangre y el agua están presentes en un nacimiento. Espiritualmente el acontecimiento significó, el dar a luz a la novia del Señor Jesús, así como cuando Dios formó a Eva, un tipo de novia, de la parte abierta de Adam, un tipo de Cristo, Génesis 2.21,22; Romanos 5.14. Jesús dijo: De cierto, de cierto os digo que viene la hora y ahora es, cuando los muertos, en sus pecados, oirán la voz del Hijo de Dios, al venir a Él, y los que lo oigan, vivirán, Juan 5.25; Efesios 2.1.
  10. En el Salmo 45, una canción sobre el Rey Jesús y su novia, el versículo 9 dice: En tu mano derecha se encuentra la reina, en oro de Ofir.
  11. El corazón espiritual, es el asiento de la fe y del amor, Romanos 10.10; Romanos 5.5. Para establecer a Cristo como un sello sobre el corazón de la novia, se marca esa facultad, como reservado para Él solo, cantares 4.12; 1 Pedro 3.15. Aquí Jesús cita el hebreo literal del Cantar de los cantares 8.6. En la antigüedad, la gente tenía anillos de sellar, grabado con el sello único de cada uno, un símbolo, una palabra, una letra o figura o símbolo. Ellos utilizaban los anillos, para hacer una impresión en cera o arcilla, para certificar la identidad de uno o autenticar una transacción, Génesis 38.17,18, 25. Para tener a Cristo como el anillo, en el dedo de la novia, significa que todo lo que uno hace lleva la marca que identifica la obra con el Señor Jesús, no con uno mismo, Gálatas 2.20. La prometida discípulo, es escogida y es preciosa ante Dios, como un anillo de sello, Hageo 2.23; Jeremías 22.24.
  12. Números 15.38, es considerado por Judíos, para referirse a su manto de oración, llamado talit. En esta escritura, Dios le dijo a Moisés que le dijera a los hijos de Israel, hicieran para sí mismos flecos en las esquinas de su prendas de vestir, y que le pusiera en el borde de cada fleco, un cordón azul. Azul es el color de la revelación de Dios en el cielo en este caso. Los flecos, eran para recordar a los israelitas, la revelación de los mandamientos de Dios y de su llamamiento a ser santo, Números 15. 39,40. En el compromiso con Cristo Jesús, el talit representa la cobertura del Señor, como el redentor que protege y mantiene a la novia como parte de su familia, Rut 3.9.
  13. En el Antiguo Testamento, Dios prometió a su pueblo, por sí mismo, las mismas promesas de pacto, aquí dichas por el Señor Jesús, Oseas 2.19,20; Ezequiel 16.8. El objetivo del compromiso voto, dichas por Cristo aquí y del nuevo pacto en Su sangre, es el mismo que dijo Dios, Oseas 2.20; Hebreos 8.11. Ambos conjuntos de promesas, son enteramente por la gracia, a través de Cristo Jesús.
  14. En la antigua ceremonia de compromiso, el novio pone un anillo en el dedo índice de la mano derecha de la novia. Es el dedo más fácilmente extendido y visible. Se recita las palabras tradicionales: He aquí que has sido consagrado, apartada a mí con este anillo, de acuerdo con la ley de Moisés, a Israel.
  15. En los esponsales judíos, el novio debe poseer el anillo. Los cristianos deben ser participantes de la naturaleza divina, 2 Pedro 1.4,5. Jesús da algo de Su naturaleza, más valioso que el oro, para la novia. Cristo es la luz verdadera, Juan 1:9. Este anillo de Su luz, es su vida, Juan 8.12.
  16. Mahanaim, es una palabra hebrea que se usa por primera vez en Génesis 32.2. Es el nombre que Jacob dio al lugar donde una compañía de ángeles se reunió en la compañía de su familia y sus bienes.
  17. Desde la eternidad, el Hijo de Dios se despojó de la utilización de sus propias facultades del alma, su mente, emociones y voluntad, para vivir por la mente, las emociones, y la voluntad del Padre, Filipenses 2.7; Mateo 10.38,39. Jesús dijo: Yo no hago nada por mi propia cuenta, Juan 8.28. El cristiano también debe ser vaciado de la vida del alma natural, para vivir por la mente, las emociones, y la voluntad del Señor Jesús. El vacío creado por este vaciado, es llenado por el Espíritu de Cristo, Mateo 16.24,25. Mayor unión con el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo se realiza de este modo en la única prometida: Yo en ellos, y tú, oh Padre, en mí, para que sean perfectos en unidad, con nosotros, Juan 17.23.
  18. Los judíos creen que Dios prometió a Israel, por sí mismo, en el Monte Sinaí, y se manifestó dando la ley. Allí, Dios descendió con el rayo, el fuego, y en una espesa nube, Éxodo 19.16,18; Éxodo 20.21; Deuteronomio 5.22. El hebreo literal del cantar de los cantares 6.13, ha sido traducida como, la danza de las espadas de los dos campamentos. El significado de los dos campamentos, o Mahanaim, se encuentra en la nota 26. La antigua danza de la espada, alrededor de una gran fogata, era espectacular, con las cuchillas que destellaban en la luz del fuego. Este es un ejemplo terrenal de la aparición de la gloriosa danza del Espíritu de Jesús con el espíritu de la novia.
  19. En Hebreos 2.11,12, el autor de este libro, dice que Jesús era el Cristo, hablando del Salmo 22.22. Este versículo dice: Proclamaré tu Nombre, del Padre, a mis hermanos, en medio de la congregación, te adoraré, cantaré tus alabanzas, del Padre, amén. Sabemos por las Escrituras, que Jesús dijo: Yo no hago nada por mi propia cuenta, sino que hablo estas cosas como el Padre me enseñó, Juan 8.28. También dijo: Todo lo que el Padre hace, también las hago de la misma manera, Juan 5.19. Por lo tanto sabemos que si Jesús está cantando alabanzas al Padre, el Padre primero ha estado cantando para Él y para toda la creación por medio de Él, 1 Corintios 8.6.
  20. En el único Dios, hay tres personas: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, y son uno, Isaías 45.21; Mateo 28.18,20; Deuteronomio 6.4. Un ejemplo del trabajo de los tres juntos, se produjo cuando Jesús salió del agua en su bautismo y estaba orando, Lucas 3.21. El Espíritu Santo descendió sobre Él, en forma corporal, como una paloma. Y el Padre habló desde el cielo para reconocerlo como su Hijo amado, Lucas 3.22. No hay sino un solo Dios. Hay tres personas en un solo Dios. El Padre, el Hijo y el Espíritu son cada uno, personas distintas.
  21. Una de las promesas pronunciadas por Dios, a su pueblo, se encuentra en Oseas 2.20: Y conoceréis el Señor. Este conocimiento es la experiencia íntima, en su prometida persona interior del corazón y el espíritu. Es un saber por la infusión espiritual de Dios. La iluminación y la revelación sólo lo puede tener el cristiano al llegar ese momento. Para conocer a Dios, en mayor medida, se requiere una infusión de Dios mismo. La infusión se describe como una danza.
  22. Después de que el novio coloca el anillo en el dedo de la novia, laceremonia judía de noviazgo se completa. Es habitual todos los presentes proclaman con alegría la palabra hebrea, mekudesheth, que significa, consagrado.

AQUÍ TERMINAN LOS COMENTARIOS BÍBLICOS DEL CAPÍTULO ONCE.

Capítulo doce.

EL ESPÍRITU Y LA NOVIA.

En un instante Jesús y yo estábamos caminando en un camino del Paraíso.

Yo estaba un poco abrumada, suspiré con nostalgia: Aquí se reúnen a una velocidad inesperada, yo le sonreí, La gente aparece y desaparece tan rápido aquí.

Jesús se echó a reír. Él puso su brazo alrededor de mi cintura. Yo quería estar con usted en privado antes de su declaración, dijo. Ellos van a entender. Yo quiero estar contigo también, dije.

Su respuesta me hizo sentir muy querida. Apoyé la cabeza en su hombro.

APARTADO PARA CRISTO.

Me di cuenta de que el manto del pacto y la corona de oro que antes llevaba, se habían ido. Una vez más, llevaba una túnica blanca lisa. A pesar de que apenas podía ver el velo, se mantenía en mí. Era más bien una indicación de una presencia notable. Sentí que era una señal de ser separado para Cristo. Supuse que sería visible, después de que estuviéramos totalmente casados.

Las palabras casada y casado, pueden tener significados más amplios que mezclarse entre sí o unirse inseparablemente. Por ejemplo, Dios promete que la tierra de Israel se casará con Él, Isaías 62:4.

LA ROSA DE SHARON.

El camino en el que íbamos a pie, culminó en una colina. A partir de ahí, otras colinas se extendían ante nosotros. Cada una estaba cubierta con la Rosa de Sharon. El terreno ondulado era de un rojo intenso. Caminamos en silencio. Yo podía sentir que algo estaba en su corazón.

COMPARTIR SU CORAZÓN.

Anna, dijo finalmente, divisiones están llegando. Miró por encima de las colinas.

Para aquellos que abrazan el Temor del Señor y siguen Sus preceptos, Su bondad de oro, se vierte sobre ellos.

Pero para aquellos que no abrazan el Temor del Señor, que desprecian Sus preceptos y Sus mandamientos, lo que tienen, se les quitará de ellos. Dios no puede ser burlado, Anna, y las formas de la carne no se tolerarán.

Dios ya ha dejado caer una plomada de albañil desde el cielo a la tierra. Plomada, se usa en sentido figurado en las Escrituras de Dios, para medir la dimensión vertical o rectitud de su pueblo, Amós 7:7-8.

EL BRILLO COMO SOL DE SU CARA.

Y continuó: Pero la luz de su rostro brillará sobre los justos. Él liberará a los cautivos. Él los nutrirá con misericordia, y van a comer la grasa de la tierra. Porque Él es un Padre que tiene misericordia de Sus hijos, y Él no va a ocultar sus ojos de las aflicciones. Él es desde la eternidad y hasta la eternidad, Mi Amor y Su Bondad, se extiende hasta su interminable Presencia.

Aquí, la grasa es un símbolo de la abundancia, es decir, es poseer más allá de lo estrictamente necesario.

LA COMUNIÓN CON DIOS.

Para aquellos que abrazan Sus Preceptos, continuó hablando: Él abrirá todas las puertas de sus depósitos. Ninguna cosa buena Él retendrá. Ellos nadarán, y flotarán en la abundancia de la tierra. Ellos darán grandes pasos de la cima de una montaña a otra montaña, midiendo su herencia y celebrando Su Omnipresente cercanía. Él tomará a estos y los podrá en alto. Se sentarán con Su Hijo y cenarán con Abraham, Isaac y Jacob. Él reunirá a los que temen Su Nombre, y tendrán comunión en

Él.

El Espíritu Santo reúne a los que temen al Señor Dios, para que puedan animarse otros, en Cristo, Hebreos 3:13.

LOS QUE NO SE ARREPIENTEN.

Los que son estafadores y mentirosos, también se encontrarán unos a otros, dijo, y su comunión será con su padre, el diablo. Los que se aman a sí mismos, más de lo que temen al Señor, tendrán su vieja naturaleza como su compañero. La preocupación y la justicia propia será su recompensa. Ellos se enfrentarán a puertas cerradas para la gloria de Dios en cada camino. La Gracia, cerrará las puertas en sus narices. El muro entre ellos y la bondad de Dios, va a ser demasiado alta para subir, y van a pasar sus días buscando a Dios como un ciego anda a tientas en una tierra extranjera.

UN DOSEL DE LA GLORIA.

Y añadió el Señor: Sin embargo, para aquellos que se aferran a los caminos de Dios y temen Su Nombre, un dosel o tienda de bondad será su refugio, un dosel de gloria será su hogar. El que siquiera asome un dedo del pie en Su Camino y camine por debajo de la misericordia, tendrá la bondad del Señor.

Él inclinó la cabeza hacia atrás como para proclamar a las colinas.

La gloria de Dios cubrirá a la gente de Sión y satisfará todas sus necesidades, Filipenses 4:19.

PROCLAMACIÓN.

Alegraos, justos, vuestro Dios viene a ti. Caminarán con Él como en los inicios de la creación, y Él compartirá con ustedes como un hombre comparte con su más querido amigo. Revelará misterios a ustedes y abrirá las puertas del cielo, la cual le permitirá caminar entre las estrellas. Desde siempre y para siempre, Él es. Desde siempre y para siempre, su bondad será saboreada por los que aman al Señor. Alégrate, ooh pueblo de Dios. Él viene a vosotros, a la luz de Su Gloria brilla Su Rostro, ustedes también van a compartir Su bondad con los demás para la gloria de Su Nombre.

Caminar entre las estrellas aquí, significa tener comunión en el Espíritu, con Cristo Jesús y todo el cielo.

Y continuó hablando el Señor: Prepárate, para cuando Él venga, y todos los ojos lo verán en ustedes, su pueblo, y serán ocultos, y envueltos en las alas de su amor, para nunca volver a salir. Los justos se alegran.

VIVIR EN LO ALTO.

Se volvió hacia mí, y dijo: En cuanto a ti, Anna, tú has comenzado a vivir en lo alto. Ya no llamarás a la tierra, tu casa. Al final de cada día, volverá a su Padre, al hogar. Allí podrá descansar.

Vivir en lo alto, de los medios del hombre interior, del corazón y del espíritu del cristiano, es permanecer en Comunión en el Padre y el Hijo, 1 Pedro 3:4; Juan 15:4; 1 Juan 1:3, 5-7.

El Señor me dijo: Vamos a estar juntos, mi amor. Vamos a entrar en los campos que están blancos para la siega y en los viñedos para inspeccionar las viñas.

Su mano se acercó a mí, Mi novia hermosa, mi escogida, dijo.

Tomó mi mano y la besó, y la acercó a su mejilla.

Y continuó: Hay mucho para ver, conocer y entender. Usted sólo ha comenzado, Anna. Vamos a ir más alto, mi amor, cada vez más alto.

En este momento, dijo, su trabajo en la tierra le espera.

Se inclinó y recogió un ramo de la rosa de Sharon. Para ti, mi novia, colocándolos en mi brazo izquierdo. Gracias, dije en voz baja, presionando las flores hacia mí.

EL ESPÍRITU SANTO.

El Espíritu Santo apareció en el camino. Estaba girando suavemente, como una espiral ascendente de humo que va en aumento. El Espíritu Santo ha venido a acompañarla a usted, mi amor, dijo. ¿Estás lista para volver?

Estoy lista, le dije a Jesús. Todavía estaba sosteniendo su mano. Con pena, me soltó. Sin embargo, Él se aferró a mi mano.

Mirándome fijamente a los ojos, dijo: Me robaste el corazón, Mi hermana, mi novia. Me robaste el corazón. Nuestros ojos se llenaron de lágrimas. Me soltó la mano. Di un paso atrás para mostrarle que estaba lista para salir.

El viento que circunda el Espíritu Santo me envolvió. Instintivamente, cerré los ojos.

A través de los giros del sonido, escuché a Jesús llamándome. Tú eres mi amado le respondí: es usted mi amigo. Me estaba ahogando en las lágrimas.

El Espíritu Santo me recogió. De repente, se alejó a través del césped del Paraíso. Yo no quería mirar.

EN LA TIERRA.

Cuando abrí los ojos, estaba de pie en la sala de nuestra casa en Florida. Las flores se habían ido. Pero los cofres de esperanza se apilaban hasta, y a través del techo, como antes.

El Espíritu Santo se arremolinaba a mí alrededor. Sus círculos hacia la izquierda hacían un torbellino de fuego sobrenatural en el suelo. Le extendí mis manos y sentí las lucecitas brillantes que giraban dentro del remolino. Ellos me hicieron cosquillas como las chispas de las luces de bengala.

Ooh, mi amigo, le dijo al Espíritu Santo: vamos a trabajar juntos, ¿verdad que si? La luz dentro del remolino se alegró enormemente en respuesta. Ya lo echo de menos, le confesé. Reflexioné en un momento. La biblia dice, que el Espíritu y la Esposa dicen: Ven. Se unió a mí diciendo: Ven Cristo.

Esto parecía agradarle mucho. Las luces de bengala parecían plumas en un torbellino del fuego de Dios.

El Espíritu Santo, empezó a ascender a través del techo. En cuanto se levantó, el Fuego pasó a través del techo, abriendo todo el piso para el cielo. Lo vi subir. Fue espectacular. Pensé en los hijos de Israel y la columna de fuego de noche. Entonces me di cuenta de que el Espíritu Santo había dejado tras de sí, las llamas de fuego sobre mi cabeza y espalda. Ellos formaron un dosel.

Jesús había hablado de una cubierta de la bondad y de la gloria. ¿Era este dosel de fuego, una unción que recaería sobre aquellos que temen al Señor? ¿Había llegado el momento que su novia lo llame a que regrese? Como el concilio celestial había orado, ¿era el momento para que el Señor comenzara el final?

Una llama de fuego sobre los hombros representa la autoridad del Espíritu Santo en la oración que está sobre el Señor Jesús para abrir o para cerrar, romanos 8:26-27; Isaías 22:22; Apocalipsis 3:7. Él ejerce esa autoridad a través de Su iglesia Mateo 16:19.

Exploté con esperanza y anticipación gozosa. Mirando a los cielos abiertos, afirmé:

DECLARACIÓN.

El peso de la gloria de nuestro Dios, Descansa sobre la cabeza.

Y las llaves mayores de David, Están en sus hombros propagados.

Fuego está ardiendo por encima,

Y el fuego de ambos lados. Bajo este manto de amor, Su Presencia hace acatar.

La gloria de Dios el Padre, es el impresionante esplendor de la bondad de su amor que se manifiesta en Cristo Jesús, Éxodo 33:18-19; Juan 15:9.

LLAMADO DE LA NOVIA.

Regresa, nuestro glorioso Majestad,

Ven, nuestro justo rey,

Desciende en el fuego sagrado,

Una vez más,

Con los redimidos.

Dios descendió por primera vez a la tierra en Su Gloria, en el monte Sinaí, Éxodo 19:11-16. El versículo  dice: que Él había descendido sobre Él en fuego.

Levanté los brazos hacia el cielo abierto y con gran anhelo, lo llamé de nuevo:

Ven, nuestro glorioso Majestad,

Ven, nuestro Rey justo

Desciende en el fuego sagrado, una vez más Con los redimidos. Ven, Señor Jesús.

COMENTARIOS BÍBLICOS DEL CAPÍTULO DOCE.

  1. Las Escrituras llaman a la fase final de la unión de la novia sacerdotal con el Señor Jesús, el matrimonio del Cordero, Apocalipsis 19.7. En ese momento los miembros de la novia corporativa oculta, en cuerpos resucitados, se verán plenamente en su semejanza a Cristo, Colosenses 3.4. Aún no se ha manifestado lo que seremos. Pero sabemos que, cuando Él se manifieste, seremos semejantes a Él, porque le veremos tal como Él es, 1 Juan 3.2.
  2. Se volverá a distinguir entre el justo y el malo, entre el que sirve Dios y el que no le sirve, Malaquías 3.18. El Señor dice que los que le temen serán su especial tesoro, Malaquías 3.16,17.
  3. Jesús habló de las personas a las que el Espíritu Santo le había reveladoa Cristo y su Reino y que habían respondido con temor reverencial y luego pecaron contra Dios por ingratitud.

Dijo que más revelación se daría a ellos. Sin embargo, aquellas personas que no habían percibido el significado de Cristo y Su Reino ni reconocieron Su Señorío, aun lo poco que entendían, sería quitado de ellos, Mateo 13.11,12,19.

  1. Faraón dijo a José que llevara a su padre y todo su hogar, a Egipto. Faraón le prometió que les daría, lo mejor de la tierra de Egipto y que comerían la grosura de la tierra, Génesis 45.18.
  2. Si, pues, habéis resucitado, resucitado en la persona interior, con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios. Poned la mira en las cosas de arriba, no en las cosas que están en la tierra. Porque habéis muerto, al pecado, y tu vida, del espíritu, está escondida con Cristo en Dios, el Padre, Colosenses 3.1,3. Jesús pidió que aquellos que el Padre le había dado a Él en los esponsales, estén con Él donde Él está en cielo, Juan 17.24; Juan 14.3; filipenses 3.20.
  3. Pablo dijo que Dios nos había resucitó con Él, Jesús, y nos hizo sentar en los lugares celestiales, en Cristo Jesús, Efesios 2.6. Esto podría decirse parafraseado, que Dios había resucitado, nacido de nuevo, a los creyentes, en su nueva persona interior del corazón y del espíritu, y los sentó con Cristo Jesús en el cielo, a pesar de que su persona exterior del cuerpo y del alma, todavía caminan sobre la tierra, 1 Pedro 3.4; Colosenses 3.1. Jesús dijo: Vendrán muchos del oriente y del occidente, y se sentarán a la mesa con Abraham, Isaac, y Jacob en el reino de los cielos, Mateo 8.11. Bienaventurados los que son llamados a la cena de las bodas del Cordero, Apocalipsis 19.9.
  4. Entonces los que temían a Jehová, con asombro y veneración  hablaban entre sí, y el Señor prestó atención y oyó, y un libro de memorias fue escrito delante de Él para los que temen deshonrar o profanar el Nombre del Señor y para los que piensan en Su Nombre, Malaquías 3.16.
  5. Jesús dijo a la gente: Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer, Juan 8.44. En esto se manifiestan los hijos de Dios, y los 10 hijos del diablo: todo aquel que no hace justicia, y que no ama a su hermano, no es de Dios. 1 Juan 3.10.
  6. El Señor dijo: Voy a construir un muro contra ella, contra la infiel Israel, para que no encuentre sus senderos.

Moisés le dijo al pueblo de las graves consecuencias de la desobediencia a Dios: El Señor los esparcirá por todos los pueblos. Entre estas naciones no hallarás descanso, porque Jehová le dará desfallecimiento de ojos y desesperación de alma, Deuteronomio 28.64,65. Ellos buscarían inútilmente al Señor entre los paganos, como un ciego busca su camino en una tierra desconocida.

  1. El Señor creará sobre todo lugar del monte Sion y sobre sus asambleas, una nube durante el día, o sea humo y el resplandor de llamas de fuego por la noche; porque sobre toda la gloria de Dios, será un dosel. Habrá un refugio y protección, Isaías 4.5,6. Sión, es un símbolo del pueblo de Dios que le obedece por amor reverencial. Esta profecía acerca del reinado de Cristo, promete plena disposición para aquellos que pertenecen a la Sión espiritual. Será como sus cuidados, durante el viaje por el desierto, en los días de Moisés, Salmo 132.13,14.
  2. Cristo caminó en comunión con Adán y Eva antes de pecar. Ellos sabían del sonido de Su caminar, génesis 3.8. Dios llama a Abraham, Mi amigo, Isaías 41.8. El Señor compartió Su Corazón con Abraham, diciendo: ¿Debo ocultar a Abraham lo que voy a hacer?, Génesis 18.17.
  3. Jesús dijo a sus primeros discípulos: Vosotros veréis el cielo abierto,

Juan 1.51. La Biblia llama a los ángeles de Dios, estrellas, Apocalipsis 1.20; Apocalipsis 12.4. El Señor Jesús se llama a sí mismo, la Brillante Estrella de la Mañana, que surge para anunciar el comienzo de Su Reino, Apocalipsis 22.16. Daniel 12.3, habla de ciertos santos que brillan como estrellas en el cielo. Pablo dijo: Mas nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también, en espíritu, esperamos al Salvador, el Señor Jesucristo, Filipenses 3.20.

  1. El Señor Jesús promete, a los cristianos de la iglesia en Filadelfia que venzan, la cual significa amor fraternal, un permanente lugar, un pilar en el templo de mi Dios. Ellos, no saldrán de ella nunca más, Apocalipsis 3.12. Ese eterno templo es el Padre y el Hijo, Apocalipsis 21.22. Estos santos hacen su hogar en Dios para siempre.
  2. La vida del ser interior de cada creyente nacido de nuevo, ha sido resucitado con el Resucitado Señor, y está escondido con Cristo en Dios el Padre, Romanos 6.13; Efesios 2.5,6; Colosenses 3.3.

Si, pues, habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios. Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra. Porque habéis muerto, y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios, Colosenses 3.1,2.

  1. Jesús dijo: En la casa de mi Padre muchas moradas hay, voy, pues, a preparar lugar para ustedes, para que donde yo estoy, vosotros también estéis, Juan 14.2,3. Jesucristo vive en el corazón de Su Padre, aunque también puede aparecer en otro lugar a la vez, Juan 1.18, Hechos 7.56. Los cristianos son destinados a compartir la Unidad entre el Padre y el Hijo, Juan 17.21,23; 2 Pedro 1.4 .
  2. En el Cantar de los Cantares, la novia le dice a su amado pastor, que representa a Cristo Jesús: Ven, amado mío, salgamos al campo. Levantémonos temprano y vayamos a las viñas, para ver si la vid ha brotado y sus flores se han abierto, Cantar de los Cantares 7.11,12. El Señor Jesús y Su futura esposa ya están juntos en todas las cosas en la tierra. Ellos están atentos a los signos del nuevo crecimiento espiritual y dan frutos en los demás, donde quiera que van.
  3. En el Cantar de los Cantares, el amante pastor, que representa al Señor Jesús, le dice a la doncella, usted ha hecho que mi corazón lata más rápido, mi hermana, mi novia, tú has hecho que mi corazón lata más rápido con una sola mirada de tus ojos, Cantar de los Cantares 4.9.
  4. En el Cantar de Salomón, los testigos de la soltera son otras mujeres a quienes les habla acerca de su querido pastor, un tipo de Cristo. Ella dice: Este es mi amado, tal es mi amigo, Cantar de los Cantares 5.16.
  5. En la Escritura, la oración del Espíritu Santo y la Iglesia es: El Espíritu y la Esposa dicen: Ven. Y el que oye, diga ven, y el que tiene sed, venga; y el que quiera, tome del agua de la vida gratuitamente, Apocalipsis 22.17; Isaías 55.1.
  6. Una llama de fuego se posó sobre la cabeza de todos los cristianos reunidos en el aposento alto en el día de Pentecostés, Hechos 2.3. Esto representó una participación en la unción del Espíritu Santo, que totalmente descansó en el Señor Jesús, Hechos 2.33; Juan 3.34.
  7. Toda verdadera unción incluye, el Temor del Señor, Isaías 11.1,3.
  8. El Padre contesta las oraciones de Su Hijo, que está presente cuandodos o tres miembros de su cuerpo en la tierra, concuerdan en que Su sola voluntad sea hecha en todos los asuntos, Mateo 18.19,20. ¿Quién está más cerca del corazón de Jesús que los miembros de su novia que claman por su venida para ser levantados al cielo en sus nuevos cuerpos para la boda?, 1 Tesalonicenses 4.16,17; apocalipsis 19.7.
  9. Véase la nota 23 del capítulo 10.
  10. Cristo fue fiel como Hijo sobre Su casa, del Padre, cuya casa somos nosotros, Hebreos 3.6. Dios profetizó por medio de Isaías que Eliaquim se convertiría en un mayordomo fiel en el hogar del rey, para reemplazar a Sebna por indigno. Dios dijo: Entonces pondré la llave de la casa de David en el hombro de de Eliaquim. Cuando él abre, nadie cierra. Cuando se cierra, nadie abrirá, Isaías 22.15; Isaías 19.20, 22. Eliaquim es un tipo del Señor Jesús, que dijo las mismas palabras acerca de su autoridad, Apocalipsis 3.7.
  11. Isaías profetizó de un día que viene, cuando la gloria del amor divino se verá bajo una jupá o compromiso bajo el dosel. Por sobre toda la gloria habrá un dosel, Isaías 4.5. Esto apunta verso al tiempo en que el Señor Jesús está presente para desposar a su propio novia, consigo mismo, Oseas 2.19,20.
  12. Ahora ora la novia para una segunda venida a la tierra, de Cristo, para que su Hijo en gloria se manifieste junto con los ejércitos de ángeles, Mateo 16.27.
  13. El último libro de la Biblia se cierra con Cristo Jesús, diciendo: Sí, vengo pronto. Juan entonces ora: Ven, Señor Jesús, Apocalipsis 22.20.

AQUÍ TERMINAN LOS COMENTARIOS BÍBLICOS DEL CAPÍTULO DOCE.

Apéndice A.

GLOSARIO DE LAS PRINCIPALES PALABRAS.

El significado de ciertas palabras claves, se utilizan en las notas de las Escrituras. Son de la siguiente manera:

CREYENTE, CRISTIANO: Es toda persona que ha nacido de nuevo espiritualmente por medio del Espíritu Santo y en agua de la Palabra con respecto a Cristo, Juan 3:3-5; Efesios 5:26; Romanos 10:17.

NACER DE NUEVO, NUEVO NACIMIENTO: es cuando toda persona que cree en las buenas noticias acerca de Cristo Jesús, lo confiesa como Señor, recibiendo Su vida eterna para vivir como una nueva creación de Dios, Romanos 10:9-10; 2 Corintios 5:17; 1 Juan 5:11-12.

ESPOSA DE CRISTO: Es en el momento en que cada persona recibe a Cristo, el Padre dando todo su ser y desposado con Su Hijo, Juan 6:37-39. La eventual unión nupcial, es la unión espiritual más elevada posible para la eternidad, Juan 17:24; Apocalipsis 19:7.

CRISTO EN NOSOTROS: Es el grado del Señor Jesús, que se forma dentro del creyente en la tierra, depende de la medida en que el corazón y el espíritu de uno permanece en Dios en el cielo, Gálatas 4:19; Juan 15:4-5; Colosenses 3:3.

CRUZ DE CRISTO: Hay dos cruces de Cristo en las Escrituras:

En el Calvario, Él murió una vez para obtener el perdón de los pecados y la liberación del poder de la naturaleza pecaminosa, Romanos 6:5-7; 2 Corintios 5:14-15.

Desde la eternidad, Cristo ha negado voluntariamente a su propia auto expresión con el fin de poder revelar el Corazón y el alma del Padre, Filipenses 2:5-7; Juan 12:44-45. Cada discípulo del Señor, debe llevar el mismo tipo de cruz y negar su propia expresión externa, de tal manera que la mente de Jesús, emociones y voluntad puedan ser manifestadas en el alma del creyente, Mateo 16:24-25.

MUERTE: Es el estado espiritual de una persona que está separada de la vida eterna en Cristo, que Dios creó para que uno viva, Efesios 2:1-5.

DISCÍPULO, DE CRISTO: Es un creyente que niega su propia vida del alma para que Jesús pueda vivir Su Vida del Alma en él, Mateo 16:24-25. El discípulo ha dejado a un lado todo lo que es de uno mismo con el fin de tener a Cristo Jesús como un todo, Lucas 14:33; Colosenses 3:11.

ÁGUILAS CRISTIANOS: Estos creyentes reciben revelaciones de Dios para comunicarlo a la gente en la tierra, para su edificación, exhortación, aliento, y consolación, 1 Corintios 14:3. La inspiración divinamente expresada de las Escrituras, a través de un ser humano, se llama profecía, 2 Pedro 1:21.

LA VIDA ETERNA: Es la vida de Dios que se da a los cristianos a través de Cristo Jesús, 1 Juan 5:11.

CARNE: Es la naturaleza humana corrupta con la que nacen todas las personas, Salmos 51:5; Romanos 7:18. Dios dijo que la raza humana es carne, Génesis 6:3. Que la naturaleza estará presente en nuestro cuerpo mientras vivamos en la tierra.

GLORIA DE DIOS: Es el esplendor de la bondad de su amor inestimable, Éxodo 33:18-19.

GRACIA: Es el favor de la buena voluntad de Dios, libremente dada por Cristo a aquellos que están totalmente indignos, Efesios 2:8-9; Juan 1:17.

CORAZÓN: Es la facultad espiritual con nuestra motivación más fuerte, el asiento del carácter y de las cosas que atesoramos, y el lugar donde los dones de fe, esperanza y amor operan, 1 Crónicas 16:9; Mateo 12:34-35.

EN CRISTO: El Espíritu Santo pone al espíritu humano del creyente en unión con el ser humano resucitado de Cristo adentro. La unión está destinada a crecer de manera que los dos espíritus se conviertan en uno, 1 Corintios 6:17.

VIVIR EN LO ALTO: El Espíritu Santo hace posible que el corazón y el espíritu del creyente, el hombre interior, cumpla con Cristo en el Padre, aunque el cuerpo y el alma, de la persona externa, se encuentren en la tierra, Colosenses 3:1-3; Juan 17:24.

LA NATURALEZA HUMANA: Todos nosotros nacemos con la ley del pecado que actúa en los miembros del cuerpo físico y afecta también el alma, mente, emociones y voluntad, Efesios 2:3; Romanos 7:23. Sólo el Espíritu de vida en Cristo Jesús, establece una persona libre del funcionamiento de este principio fijo del mal, Romanos 8:2.

UNIDAD: unión más profunda. El Padre y el Hijo comparten una vida, Juan 10:30. Ellos desean que todos los creyentes nacidos de nuevo, sean perfeccionados en la misma unión con ellos, Juan 17:2123.

VENCEDOR: Un cristiano vencedor, es aquel cuya unión con Cristo Jesús en el intercambio de resultados obtiene la victoria del Señor sobre todos los enemigos de Dios, 1 Juan 4:3-4; Apocalipsis 2:7,11,17, 26-28; Apocalipsis 3:5,12,21.

LOS REDIMIDO: Son los cristianos que ahora viven en el cielo, Efesios 4:30; Hebreos 9:12.

SEGUNDO CIELO: Es el territorio más abajo del cielo de Dios en donde Satanás y sus huestes tienen su sede, hasta el tiempo en que deban ser arrojados a la tierra, Apocalipsis 12:7-9.

NUEVA CRIATURA: Es la persona espiritual interior, corazón y espíritu, que se está formando en la imagen y semejanza de Cristo, Colosenses 3:10; Efesios 4:24.

PECADO: por el pecado estamos destituidos de la gloria de Dios y en Cristo Jesús el Padre nos ha creado para reflexionar sobre esta condición, Romanos 3:23; 2 Corintios 3:18.

ALMA: El alma humana se compone principalmente de la mente, las emociones y la voluntad. El alma natural expresa a través del cuerpo el yo psicológico o la individualidad de la persona que va a ser dejada a un lado, Proverbios 2:10; Salmo 84:2; Mateo 22.37; 1 Corintios 15:45; Efesios 4:22.

ESPÍRITU, HUMANO: es la facultad que el Espíritu Santo da al espíritu humano y lo capacita para conocer las cosas de Dios a través de la adoración, la comunión, la conciencia y la intuición o la revelación, por la detección directa de la verdad independientemente de la influencia externa, Juan 4:23; 1 Juan 1:3; Hebreos 10:23; 1 Corintios 2:9-13.

EL MUNDO: La sociedad humana está planeada por Satanás, 1 Juan 5:19; Efesios 2:2-3. Su reino involucra todos los campos del vivir humano, donde Dios no es honrado y obedecido, Efesios 6:12; Juan 14:30. El engaño fundamental de este sistema satánico es que las personas puedan vivir de manera independiente de Dios, Salmo 10:4.

Apéndice B.

MONTAÑAS DE LOS AROMAS O ESPECIAS.

A continuación hay una lista de las especias y las descripciones usadas para la preparación de la novia. MIRRA: OBEDIENCIA HASTA LA MUERTE.

La mirra, es una especia que proviene de una goma gruesa que fluye de la corteza de un árbol atravesado anudado y espinoso. La goma se endurece y forma gotas rojas llamadas lágrimas. La palabra mirra, viene de la raíz primaria en hebreo, que significa, amargo sufrimiento. Representa los amargos sufrimientos de Jesús como un hombre, en la tierra.

La palabra griega, denota una especia utilizada en el entierro. En el Nuevo Testamento, los Reyes del oriente llevaron regalos al niño Jesús, incluyendo la mirra, un presagio de su sufrimiento y muerte amarga en la cruz, Mateo 2:11. El sentido original de la palabra es la de, destilando gota a gota, un lento proceso de purificación. Cristo vivió una vida de destilación, ya que, aunque era Hijo, aprendió obediencia por lo que padeció, Hebreos 5:8. Jesús se despojó de su propia voluntad, y esto culminó en la obediencia hasta la muerte de cruz, Filipenses 2:7-8.

Del mismo modo, cada hijo de Dios está llamado a oler de la mirra de la destilación, día tras día, para negar la vida de él o ella misma, y caminar en obediencia en la voluntad de Cristo, Mateo 16.24-25; Mateo 6:10.

CANELA: LA SANTIDAD DE CORAZÓN.

La raíz principal de la palabra canela significa, emitir un olor. La especia se cosecha en las canillas de la corteza fragante, interior de un árbol de la familia del laurel. En el Cantar de los Cantares, la canela crece en el jardín cerrado que Jesús dice: es, mi hermana, mi novia, Cantar de los Cantares. 4:12-14. El nuevo corazón de cada creyente es un jardín de especias, un fragante corazón cerrado y apartado solo para el Señor Jesús, así como el corazón de Jesús es uno en su consagración al Padre, 2 Crónicas 16.9; Lucas 10:22.

En Proverbios 7:10, la mujer adúltera, vestida como una ramera y astuta de corazón, había salpicado su cama con especias aromáticas, que también incluyen canela, Proverbios 7:17, una falsificación del corazón de la novia. Ella deja su corazón abierto y acepta toda clase de adulterio espiritual. En ambos casos, la canela emite un olor: o de la consagración en la santidad para el Señor, Levítico 8:12, que es dulce en la nariz de Dios, o el olor corrompido del engaño y la seducción, Proverbios 7:17-19, que es un hedor a Él.

La canela es una de las especias del aceite de la santa unción que se utilizó para apartar personas y cosas, para que sean santas para el uso solo de Dios, Éxodo 30:23-25,30. Jesús y los que en Él viven, son sacerdotes, santos a Jehová, Éxodo 28:36.

CASSIA: HOMENAJE SOLO A DIOS.

Cassia, es también de la familia del laurel, huele y se saborea un poco como la canela, pero se considera inferior a la misma, por eso es considerada una planta más humilde. Dios exalta a este árbol humilde para proporcionar una de las cuatro especias utilizadas en el aceite de la santa unción, Éxodo 30:23-25. Su nombre, representa sus propiedades, ya que viene de una palabra que significa en su raíz, inclinarse,  agacharse, rendir homenaje, que representa la humildad de Cristo ante Su Padre.

Jesús dijo: Yo honro a mi Padre, yo no busco mi gloria, Juan 8:49-50. Aunque como creyentes debemos mostrarnos humildes ante los demás, 1 Pedro 2:17; 1 Pedro 5:5, hemos de inclinarnos en adoración solo a Dios, 2 Reyes 17:35-36; Mateo 4:10. Homenaje es una palabra que significa, mostrar la fidelidad y el respeto reverencial, Éxodo 34:8. Nosotros, como Jesús, reverenciamos a nuestro Padre, con santo temor y veneración, tratándolo como Alguien Sagrado a los ojos de los demás, Números 20:10-12; Ezequiel 36:22-23, y en lo más profundo de nuestros corazones, 1 Pedro 3:15.

CALAMUS O CAÑA AROMÁTICA: RECTITUD.

Calamus, es un aceite aromático derivado de una planta de pantano, conocido como bandera dulce. La palabra hebrea para esta especia significa,  tallo o caña, recto, o en posición vertical. Vemos un significado bíblico de rectitud, en la primera instancia de la palabra hebrea en la Biblia, que se traduce como, recto a la vista de Dios, Éxodo 15:26. El poético nombre de Dios para Su pueblo Israel, era Jeshurún, una palabra que significa, vertical, Isaías 44:2. A los ojos de su Padre, el Señor Jesús era recto en Sí mismo, Salmo 25:8, en sus palabras, Salmo 33:4, y en sus caminos, Isaías 11:4.

El segundo significado bíblico de la posición vertical, incluye también la de ser liso y recto, es decir, sin desviación, un rumbo verdadero y directo. Todo acerca de Jesucristo está en verdadera alineación con lo que es el Padre. No hay una obstrucción o falta de uniformidad en Él para impedir la clara revelación de Dios, Juan 5:30; Juan 14:9. Cristianos, como Juan el Bautista, deben hacer rectos en el camino del Señor, Juan 1:23, para que el Hijo de Dios pueda ser visto y oído a través de él o ella, sin ningún tipo de obstáculo de su carne, Romanos 7:25; Gálatas 6:8.

Isaías clamó: El camino del justo es rectitud; tú, que eres recto, pesas el camino del justo, Isaías 26:7, por lo que su camino es recto delante de Dios. Sólo Cristo es recto o justo a los ojos del Padre, y nosotros en Él, 2 Corintios 5:2; Romanos10:3-4.

HENNA O ALHEÑA: PERDÓN.

Henna, traducida como, flores de alheña, en la Versión King James, proviene de un árbol cuyas hojas producen una tinta utilizada como colorante rojo. La palabra hebrea significa, cubrir, precio de rescate. La raíz principal de la palabra significa, perdonar, Cantares 4:13; Isaías 43:3. Por lo tanto, esta especia fragante significa la sangre derramada de Cristo en el Calvario como nuestro rescate del pecado y de la muerte, 1 Timoteo 2:6. En Oriente Medio, la noche antes de la boda, la novia se ungía con la pasta de henna, las palmas de las manos y plantas de los pies. En el simbolismo cristiano, las manos, son las obras, y los pies, es el andar, el camino.

El creyente, desprende el olor dulce del perdón del Señor y manifiesta la mancha roja de Su Sangre derramada en la cruz. Cristo llama a su novia a caminar continuamente, limpiada a través del perdón que Él, Su Esposo, ganó para ella, 1 Juan 1:9, para que acontezca el perdón a otros, Mateo 6:14-15.

ALOES: INTIMIDAD.

El áloe, esta palabra proviene de una palabra árabe que significa, pequeñas tiendas, descriptivos de la forma triangular de las cápsulas del lignáloe, árbol cuya resina es fragante. La carpa pequeña y puntiaguda, es el tipo que se habla, en 2 Samuel 16:22, es decir, una tienda de placer en la azotea, o una carpa nupcial, un lugar de intimidad. Fuera del campo, Moisés levantó una tienda privada de reunión en la que Dios hablaba con él cara a cara, Éxodo 33:7,9,11.

David también erigió una carpa en el Monte Sión para el arca de la alianza, donde pudiera estar lo más cerca posible de la Presencia del Señor, 2 Samuel 6:17. Jesús tiene perfecta intimidad con su Padre, una intimidad para que el Espíritu Santo nos esté preparando y en la que estamos siendo perfeccionados: Como tú, oh Padre, en mí y yo en ustedes, que ellos también sean uno en nosotros, Juan 17:21-23. Nuestro grito de corazón constante, debe ser la de ir con Él en la intimidad de la tienda nupcial para conocerlo y Él a nosotros, Juan 10:14-15. Sólo a través de la intimidad con Jesús en su Espíritu, iluminará con Su Luz a los hijos espirituales de Su Reino, 1 Juan 1:3; Gálatas 4:19; 1 Corintios 4:15.

NARDO: LUZ.

Nardo puro, es una especia muy costosa y preciada, Juan 12.3. Se produce a partir de los tallos peludos secos de una planta que crece en alturas, hasta trece mil metros, en el Himalaya, en la más pura luz fuerte del sol. La palabra nardo, en la versión King James, viene de la raíz hebrea que significa, luz.

La realidad de Dios en el cielo, es visible por la luz pura, increada de su naturaleza. Él es luz, y no hay ningunas tinieblas en Él, 1 Juan 1:5. Su Hijo, Cristo Jesús, es la luz verdadera del Padre, Juan 1:9, la realidad de Dios, hecho visible en el ser humano, Juan 1:14. No hay oscuridad del pecado en Él, porque Él camina en la luz de Su Padre, Juan 8:29; 1 Juan 1:7. Los cristianos deben ser participantes de la naturaleza divina y manifestar la luz de Cristo, 2 Pedro 1:4; Mateo 5:16, viviendo sus vidas ante Dios y los hombres, en la verdad, siendo la misma persona por fuera, igual a la que está dentro de sus corazones. Debemos tener las lámparas transparentes a través del cual, la luz celestial de Cristo brilla, Romanos 13:12. Como portadores de Su luz, vamos a cooperar con el Espíritu Santo, cuando Él tome su posición en contra de toda la oscuridad dentro de nosotros, Efesios 5:8. Con el tiempo, incluso, nuestras sombras se disipan con la luz de Dios, a medida que pasa, y los enfermos son sanados, Hechos 5:15.

AZAFRÁN: LA FE.

El azafrán, es una especia muy cara. Se recoge de los tres pequeños estigmas de las flores del azafrán sativus, de color rojo anaranjado. Cerca de doscientos veinticinco mil de estos estigmas, deben ser recogidos a mano para producir una libra de azafrán. Esta especia muy valiosa es de color amarillo y se torna en color oro, cuando se seca, y literalmente, vale su peso en oro.

Médicamente fortalece el corazón. Por estas razones, el azafrán es un símbolo de la fe de Cristo Jesús, que celebró en su corazón hacia su Padre celestial, Hebreos 2:13. Su fe en las palabras de Su Padre ha sido probado y perfeccionado, Hebreos 12:2, a lo largo de sus años de ministerio en la tierra, comenzando con la primera tentación en el desierto, Mateo 4:3-4.

El Hijo imparte su fe a sus discípulos, y es por la gracia mediante la fe, que somos salvos, Efesios 2:8. Por la fe es que vivimos, Habacuc 2:4, y la fe que se perfecciona, es la que Cristo está buscando, cuando Él regrese. Sin embargo, cuando el Hijo del hombre venga, ¿encontrará permanencia en la fe en la tierra? Lucas 18:8. Por lo tanto, nos regocijamos en las pruebas, para que, la prueba de nuestra fe, mucho más preciosa que el oro, aunque probado por fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra, cuando sea manifestado en Jesucristo, 1 Pedro 1:7.

INCIENSO: PUREZA.

El incienso, es una resina de goma, que fluye de la madera interior de un árbol, que se asemeja a la ceniza de montaña. La palabra en hebreo, viene de una raíz que significa, puro o blanco, debido a su brillantes, blanco como la leche, donde la resina destila, lágrimas. Estas lágrimas, al quemarse, desprenden un olor fuerte a bálsamo. El mejor incienso contiene incienso puro, subiendo en humo blanco para simbolizar las oraciones que ascienden al Trono de Dios, Apocalipsis 8:3-4.

El incienso era parte del incienso sagrado, utilizado en el tabernáculo del desierto, Éxodo 30:34-35. Representa la pureza de la consagración de la resurrección de Cristo, en su ministerio por nosotros ante el Padre, Romanos 8.34. Nuestro Señor Jesús, se santificó y se puso aparte, Juan 17:19, al Padre, como el santo, inocente, sin mancha, sumo sacerdote, Hebreos 7:25-26, para redimirnos de toda iniquidad y purificar para sí un pueblo para Su propia heredad, Tito 2.14. Cuando Cristo aparezca en gloria, seremos semejantes a Él, porque le veremos tal como Él es. Y todo aquel que tiene esta esperanza en Él, se purifica, así como Él es puro, 1 Juan 3:2-3.

ONYCHA: AUTORIDAD.

La palabra hebrea para Onycha, proviene de la raíz que significa, rugido, o un león. El Señor resucitado, es el León de la tribu de Judá, a quien ha sido dado todo poder en el cielo y en la tierra, Apocalipsis 5:5; Mateo 28:18, con poder, para sujetar todas las cosas a sí mismo, Filipenses 3:21. La autoridad del Padre, a través de Cristo, se simboliza en el rugido del león en Oseas 11:10-11: Van a seguir detrás de Jehová, Él estará rugiendo, como un león rugirá  y sus hijos vendrán en exceso de velocidad, de Egipto, como un pájaro, con exceso de velocidad, vendrán de la tierra de Asiria, como palomas. El olor emitido por Onycha, en el santo incienso no sólo da testimonio de la autoridad de Cristo, Su señorío en la tierra, pero a medida que sube por el medio del cielo, todos los días, se recuerda a satanás que él es un enemigo derrotado. Los cristianos comparten la autoridad de Cristo, pisan todo el poder del enemigo, en Su Nombre, Jesús (Yahushua), Lucas 10:19.

GALBANUM: CULTO, ORACION, ADORACIÓN Y ACCIÓN DE GRACIAS.

La palabra hebrea para el gálbano, proviene de una raíz primaria que significa, grasa o la parte más rica o más selecta, o mejor. La especia es una goma resinosa recogida por corte de los tallos de las plantas de la familia férula. La grasa es una de las dos partes del sacrificio de animal que estaba reservado exclusivamente para Dios, Génesis 4:4; Levítico 3:16-17. Significa la mejor oferta que se podría dar a Él, que está más allá de todo lo demás en complacerlo a Él: adoración gozosa en espíritu y en verdad, Deuteronomio 28:47; Juan 4:23, y la alabanza gozosa y acción de gracias en honor al Padre de Su Hijo y de sus discípulos, Salmo 50:23; Hebreos 2:12; Hebreos 13:15.

Satanás le prometió, los reinos del mundo y su gloria a Cristo a cambio de su adoración, Mateo 4.8-9. El enemigo impulsa a los no creyentes a buscar, la grasa, de esta generación, para poder recibir la alabanza, la adoración, gratitud y adoración por ellos mismos, Juan 5:44. En oposición directa a la Palabra de Dios, Isaías 42:8, muchos en el cuerpo de Cristo, están espiritualmente en sobrepeso por tomar para sí lo que pertenece sólo a Dios: la grasa.

ESTACTE: LA VERDAD DE LA MISERICORDIA.

Estacte, proviene de una raíz, que significa, caer en gotas suavemente, o profetizar palabras de Dios.

Puesto que, el testimonio de Jesús, es el espíritu de la profecía, Apocalipsis 19:10, el incienso santo, de los cuales esta especia es una parte, Éxodo 30:34-35, no solo profetiza de Cristo a Dios, sino que también aterroriza a aquellos que son enemigos de Cristo, Josué 2:9-11. El aroma del incienso sube desde el tabernáculo, y asciende al Trono en el cielo y recorre el campamento. También se podía oler a kilómetros, incluso a través del Jordán por los cananeos, 2 Corintios 2:15-16.

Es el testimonio de la verdad de la salvación en Cristo, Juan 14:6, porque nuestro Padre quiere que todos los hombres sean salvos, 1 Timoteo 2:3-4. La verdad de Cristo, con el estacte, profetizó, cayó en gotas, o suave, gracias a Dios.

Proverbios 16:6 dice: Con misericordia y verdad se corrige el pecado y por el temor de Jehová los hombres se apartan del mal. Rahab la ramera debe de haber sido una de las que olieron este testimonio profético de Jesús, el Camino, la Verdad y la Vida, y temerosa de Dios, creyó en la salvación que Él siempre da, Josué 2:11-13.






Website Builder